Vous êtes sur la page 1sur 8
Contenido Introducetén, Pas La libertad de etegir, Pag 2Quién ests al mando? Pag El principio de Monalisa. Pag? Lazos de unten, Pog Una cultura de intimidad. Pag Dios fos eria.. Pans El tegado de un pequefio gigan- te. Pe Elarte de hacer negocios Pag aa ‘Leader Summaries © 2006, Resumen autorizado de: Titulo del Libro: Small Giants ‘Autor: Bo Burtingham, Fecha de Publicacton: 29 de Diciembre 2005 Editorial: Portfolio Ne Paginas: 256: = (SBN: 1591840037 Intraducci6n Crecer o morir. Como si de un axto- ma se tratara, ta cultura empresa- ‘al actual parece dar por sentado ‘que en cuestién de tamafios, mejor ‘Guanto més grande, ya que no solo se logran economias de escala y se ‘muttiplican los beneficios, sino que también el pez grande termina por ccomerse al chico, Sin embargo, hay empresas que hhuyendo de tas presiones del mer- cado, deciden no seguir la senda ‘més transitada, y se decantan por buscar la excelencia en lo que hacen al tiempo que crean un tractive entomo laboral y contri- bbuyen al bienestar de ia comunidad cen la que se encuentran, Ademés, en ellas (a realizactén personal prima sobre los beneficios econémi- cos. Para definir a este peculiar tipo de ‘empresas, Burlingham ha acufiado {a expresién "pequefios gigantes”. Flegir a aquellas catorce cuyos (ca505 se analizan en Small Giants: Companies that Choose to Be Great Instead of Big (Pequeios Gigantes: Empresas que Eligen Ser Excetentes fen Lugar de Grandes), no ha sido luna tarea facil para el autor, que se hha visto obligado a aplicar con cier. to rigor sus propios criterios de seleccién, Los pequefios gigantes presentan un ‘par de notas en comin. La primera 85 que son empresas pequefias por- Que, Wegado el momenta de hacer- se grandes, han decidide no crecer © han recortado operaciones para volver a su tamafio original, La segunda es poseer esa mezcla de ‘ngredientes a ta que el autor deno- Smatl Gtants por Bo Burlingham, Portfolio © 2006. 0] mina “mojo”, que le da a ta receta tun singular sabor diffeit de conse- uir, La libertad de elegir Anchor Brewing es una pequefia ‘abrica cervecera de San Francisco ‘que produce una cerveza cuyo oF gen se remonta a ia fiebre del oro aliforniana. A consecuenca de su éxito, en ta década de los noventa aleanzé un punto en que el camino se bifurcaba y se vio en ta dlsyuntt- va de crecer o mantenerse en su tamafio. El momento de la verdad ego ot dia en que el director general del NGM Grand Casino de Reno, un gran aficionado a la cerveza Anchor, rea {iz6 un pedido que hubiese sido la alegria de cualquier otro empresa- ‘lo, pera no ta de Maytag, conseje- 0 delegado de Anchor Brewing, @ quien ni siquiera se ie pasé por la cabeza contratar a otra fébrica para evar a cabo la extraordinarla pro- dueccién que se le demandaba, pues- to que ello hubiese restado autent!- dad a la cerveza, En palabras del propio Maytag: “Me di cuenta de que se podia tener un negocio pequefio, prestigioso y que Produjese beneficios, y que no Pasaba nada. Solo porque sea la mejor fcerveza del mercado], no hhay que sentirse obtigado a franquik lar m a expandirse”, Las empresas que aparecen en et libro ofrecen una valiosa lacefén a todos tos que mantan su propio, ‘negocio: si las cosas van bien, tarde ‘9 temprano les tocard decidir hasta donde quieren Wegar y en cudnto tiempo quieren hacerio. De todas partes tegarén sefales que alientan que la empresa crezca tanto como sea posible y con rapicez. Los clien- tes, los proveedores, el contable, el bance e incluso la familfa y os armi- 'g0s afirmaran que cuanto més gran- de, tanto mejor. Sin embargo, otras empresas, como las descritas en este libro, nos demuestran que hay donde elegir y que la recompensa de tomar la senda menos transitada uede ser espléndida. Desgractadamente, muchos empre- sarios Glenen que sufrir una crisis antes de aprender la ocetén por las malas. Para otros, en el iltimo momento se hace (a luz ylogran dar marcha atrés, tal y como le sucedi6 a Erickson, duefo de Clif Bar inc., tuna omprese de Berkeley {Californta) que se dedica aia fabri ‘cacibn de baritas energéticas org’- ices. Cuando estaba a punto de vender su neyocto a un gigante det Sector alimentario, descubrié que el