Vous êtes sur la page 1sur 1

Resumen de la Eneida

La Eneida cuenta la epopeya del héroe troyano, Eneas, quien se dirige de Troya a Italia (donde fundará
el linaje romano). Tras siete años de haber salido de su patria, parten de sus naves Eneas y sus hombres
de Sicilia pero Eolo y Juno levantan una gran tempestad y arrojan a los troyanos a las costas de África.
Venus le revela a su hijo que se encuentran en el asentamiento fenicio de Cartago, ciudad gobernada
por la reina Dido. Luego les aconseja que se presenten en el palacio de la reina y ella recibe
amistosamente a los troyanos. Para que Dido se enamore de Eneas y así defenderlo de Juno, Venus
envía a Cupido que adopta la forma de Ascanio.
En los próximos libros Eneas relata a Dido la destrucción de Troya. Eneas fue advertido por Héctor
de la tragedia en sus sueños. Tras contemplar la muerte de Príamo, Eneas se llevó a Anquises, Iulo y
a Creúsa de la ciudad. Pero su esposa se pierde en el camino. Navegaron a las playas de las estrófades
donde encontraron a las arpías. Salvaron varios peligros: Los Cíclopes, Escila y Caribdis. Pero en
Trépano muere su padre Anquises.
Dido confiesa a su hermana Ana su amor por Eneas y lo mucho que le cuesta ser fiel a su difunto
esposo. En un día de caza ambos se refugian de la tormenta en una cueva que le sirve de lecho.
Mercurio se presenta ante Eneas y le manda, por orden de Júpiter, que abandone a Dido para cumplir
su misión: Fundar Roma. En consecuencia la reina se suicida.
Una vez que pierden la tierra de vista las tierras de Cartago se refugian en Sicilia para celebrar los
juegos fúnebres en honor a Anquises. Juno envía a las mujeres troyanas a quemar las naves de los
compañeros de Eneas. Eneas suplica a Júpiter que apague el fuego con una tromba de agua y así
sucede. Luego se le aparece la sombra de su padre que le encomienda ir a visitarlo en el inframundo.
Llegados al templo de Apolo, Eneas entra en la cueva de la Sibila, quien al acompaña en su viaje al
averno. Allí consigue hablar con su padre, en los campos elíseos. Anquises anticipa las victorias de
Eneas sobre los demás ejércitos. Tras su visita a los infiernos, Eneas reemprende el viaje con los
suyos y llegan a Lacio, donde lo recibe el rey Latino y su hija Lavinia. Se acuerda entonces una boda
entre ellos, pero Turno (un príncipe y antiguo pretendiente de Lavinia), influenciado por Juno, se
levanta con sus hombres para enfrentar a Eneas.
Entonces Eneas viaja por el Tiber y llega hasta donde están el rey Evandro y su hijo Palante para
forjar una alianza. Eneas viste su nueva armadura fraguada por Vulcano y busca el apoyo de las
ciudades estruscas. Turno ataca a los troyanos y logra adueñarse de casi todo el campo. En el Olimpo
Júpiter ordena a los dioses que no se entrometan en la guerra. Eneas gana una batalla sobre los rútulos
pero Turno mata a su amigo Palante. Después de un combate personal, Turno es finalmente vencido
y muerto.