Vous êtes sur la page 1sur 3

EFECTO COMPTON

El efecto Compton es un fenómeno por el cual la radiación electromagnética que


incide sobre ciertas superficies sale con una longitud de onda mayor que la de
entrada.

Este fenómeno, observado en 1923 por el físico estadounidense Arthur Holly


Compton (1892-1962) en el curso de investigaciones realizadas sobre la difusión
de los rayos X, sólo puede explicarse a partir de los principios de la mecánica
cuántica. Así, si se considera que la radiación electromagnética está constituida
por cuantos de energía llamados fotones, en su interacción con la materia puede
absorberse parte de estos fotones. En tal caso, la energía global de la radiación
disminuiría, y también su frecuencia, con lo que aumentaría la longitud de onda.

LONGITUD DE ONDA DE COMPTON


El efecto Compton puede cuantificarse dentro del marco teórico ofrecido por Planck
y Einstein acerca de la energía electromagnética. Considerando que la masa de los
cuantos de esta radiación (fotones) es Ef = hn, que también se puede escribir
como Ef = w, siendo = h / 2p, el momento lineal de cada fotón viene definido
por:

Mediante las leyes de conservación del momento lineal y de la energía se obtiene


que la diferencia entre las longitudes de onda de entrada y salida del fotón en la
interacción viene dada por:

siendo q el ángulo de desviación de la trayectoria del fotón y lc una constante


llamada longitud de onda de Compton del electrón, cuyo valor viene dado por:
Efecto de dispersión de radiación incidente. Este efecto surge de la interacción o
choque entre las partículas que inciden sobre una materia y los elementos
atómicos de esta.

Consiste en la transmisión de parte de la energía de la partícula incidente sobre un


electrón, que pasa a una capa de mayor energía o queda libre en el medio y se
crea un segundo fotón con la energía sobrante del choque.

Cuando se analiza la radiación electromagnética que ha pasado por una región en


la que hay electrones libres, se observa que además de la radiación incidente, hay
otra de frecuencia menor. La frecuencia o la longitud de onda de la radiación
dispersada depende de la dirección de la dispersión.

Sea  la longitud de onda de la radiación incidente, y ’ la longitud de onda de la


radiación dispersada. Compton encontró que la diferencia entre ambas longitudes
de onda estaba determinada únicamente por el ángulo  de dispersión, del
siguiente modo

ccos

donde c es una constante que vale 2.4262 10-12 m

Se explica el efecto Compton en términos de la interacción de la radiación


electromagnética con electrones libres, que suponemos inicialmente en reposo en
el sistema de referencia del observador.

HISTORIA
La radiación electromagnética se dispersa al pasar por la materia. En el año 1921
A.H. Compton observó que la dispersión de rayos X en la materia, además de la
radiación espectral de dispersión sin corrimiento, se presenta también una
componente espectral con corrimiento, dependiente del ángulo de dispersión. Este
efecto tiene su explicación considerando el modelo de partículas en procesos de
colisión entre el cuanto X y un electrón de la materia dispersora conservándose la
energía y la cantidad de movimiento.
La variación observada de la longitud de onda sólo depende del ángulo de
dispersión y no del material del cuerpo dispersor. Para el estudio del efecto
Compton son apropiados los materiales con números atómicos pequeños, por
ejemplo, aluminio debido a la absorción reducida en el cuerpo dispersor.

DEDUCCIÓN DEL CORRIMIENTO COMPTON


El efecto Compton puede ser tratado como un choque elástico entre un fotón y un
electrón, en donde es necesario un cálculo relativístico, ya que las energías son
mayores que la de la masa en reposo del electrón.
Se cumple la conservación de la energía

con

y la conservación de la cantidad de movimiento en las direcciones de las coordenadas

De aquí se obtiene

y con

se tiene