Vous êtes sur la page 1sur 36

ABONOS ORGÁNICOS

1.- IMPORTANCIA DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.


2.- PROPIEDADES DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.
3.- TIPOS DE ABONOS ORGÁNICOS.
4.- ENMIENDAS HÚMICAS.
5.- AMINOÁCIDOS.
1.- IMPORTANCIA DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.

La necesidad de disminuir la
dependencia de productos químicos
artificiales en los distintos cultivos,
está obligando a la búsqueda de
alternativas fiables y sostenibles. En la
agricultura ecológica, se le da gran
importancia a este tipo de abonos, y
cada vez más, se están utilizando en
cultivos intensivos.

No podemos olvidarnos la importancia


que tiene mejorar diversas
características físicas, químicas y
biológicas del suelo, y en este sentido,
este tipo de abonos juega un papel
fundamental.

Con estos abonos, aumentamos la


capacidad que posee el suelo de
absorber los distintos elementos
nutritivos, los cuales aportaremos
posteriormente con los abonos
minerales o inorgánicos.

Actualmente, se están buscando


nuevos productos en la agricultura,
que sean totalmente naturales.

Existen incluso empresas que están buscando en distintos ecosistemas


naturales de todas las partes del mundo, sobre todo tropicales, distintas
plantas, extractos de algas, etc., que desarrollan en las diferentes plantas,
distintos sistemas que les permiten crecer y protegerse de enfermedades y
plagas.

De esta forma, en distintas fábricas y en entornos totalmente naturales, se


reproducen aquellas plantas que se ven más interesantes mediante técnicas
de biotecnología.

En estos centros se producen distintas sustancias vegetales, para producir


abonos orgánicos y sustancias naturales, que se están aplicando en la nueva
agricultura.

Para ello y en diversos laboratorios, se extraen aquellas sustancias más


interesantes, para fortalecer las diferentes plantas que se cultivan bajo
invernadero, pero también se pueden emplear en plantas ornamentales,
frutales, etc.
2.- PROPIEDADES DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.

Los abonos orgánicos tienen unas propiedades, que ejercen unos


determinados efectos sobre el suelo, que hacen aumentar la fertilidad de
este.

Básicamente, actúan en el suelo sobre tres tipos de propiedades:

o El abono orgánico por su color oscuro, absorbe más las


radiaciones solares, con lo que el suelo adquiere más temperatura y
se pueden absorber con mayor facilidad los nutrientes.
o El abono orgánico mejora la estructura y textura del suelo,
- haciendo más ligeros a los suelos arcillosos y más compactos a los
Propiedades arenosos.
físicas o Mejoran la permeabilidad del suelo, ya que influyen en el drenaje
y aireación de éste.
o Disminuyen la erosión del suelo, tanto de agua como de viento.
o Aumentan la retención de agua en el suelo, por lo que se absorbe
más el agua cuando llueve o se riega, y retienen durante mucho
tiempo, el agua en el suelo durante el verano.
o Los abonos orgánicos aumentan el poder tampón del suelo, y en
-
consecuencia reducen las oscilaciones de pH de éste.
Propiedades
o Aumentan también la capacidad de intercambio catiónico del
químicas
suelo, con lo que aumentamos la fertilidad.
3.- TIPOS DE ABONOS ORGÁNICOS.

El extracto de algas, es
normalmente producto
compuesto carbohidratos
promotores del crecimiento
vegetal, aminoácidos y extractos
de algas cien por cien solubles.

Este producto es un bioactivador,


que actúa favoreciendo la
recuperación de los cultivos
frente a situaciones de estrés,
incrementando el crecimiento
vegetativo, floración,
fecundación, cuajado y
rendimiento de los frutos.

Otro tipo de abono orgánico, se


basa en ser un excelente
bioestimulante y enraizante
vegetal, debido a su contenido y
aporte de auxinas de origen
natural, vitaminas, citoquininas,
microelementos y otras
sustancias, que favorecen el
desarrollo y crecimiento de toda la planta.

Este segundo producto es de muy fácil asimilación por las plantas a través
de hojas o raíces, aplicando tanto foliar como radicularmente, debido al
contenido en distintos agentes de extremada asimilación por todos los
órganos de la planta.
Otro abono orgánico, contiene un elevado contenido en aminoácidos libres,
lo cual significa que actúa como activador del desarrollo vegetativo,
mejorando el calibre y coloración de los frutos, etc.
El aporte de aminoácidos libres facilita el que la planta ahorre energía en
sintetizarlos, a la vez que facilita la producción de proteínas, enzimas,
hormonas, etc., al ser éstos compuestos tan importantes para todos los
procesos vitales de los vegetales.

Por último podemos destacar los típicos abonos orgánicos, que poseen gran
cantidad de materia orgánica, por lo que favorecen la fertilidad del suelo,
incrementan la actividad microbiana de este, y facilitan el transporte de
nutrientes a la planta a través de las raíces.

Las sustancias húmicas incrementan el contenido y distribución de los


azúcares en los vegetales, por lo que elevan la calidad de los frutos y flores,
incrementando la resistencia al marchitamiento.

El aporte de distintos elementos nutritivos es fundamental para el desarrollo


fisiológico normal de la planta, ya que alguna carencia en los mismos,
pueden provocar deficiencias en la planta que se pueden manifestar de
diferentes formas.

4.- ENMIENDAS HÚMICAS.

Las enmiendas húmicas favorecen el


enraizamiento, ya que desarrollan y mantienen un
sistema radicular joven y vigoroso, durante todo
el ciclo de cultivo.

El desarrollo radicular, de la planta con aporte de


enmiendas húmicas es enorme, y esto hace que
el desarrollo de la misma sea mucho más rápido,
debido a que absorbe mayor cantidad de
elementos nutritivos, y esto se traduce en mayor
producción.

Este abono orgánico al desarrollar más las raíces,


equilibra también mejor la nutrición de las
plantas, mejora el comportamiento de éstas frente a condiciones salinas y
ayuda a la eliminación de diversas toxicidades.
Las raíces son el pilar básico de una planta, ya que no podemos olvidar que
le sirven de sujeción al suelo. Las raíces de las plantas hortícolas son
fasciculadas, no distinguiéndose un pivote principal. Están constituidas por
una serie de troncos principales que profundizan oblicuamente en el suelo y
de los cuales nacen las raíces secundarias.

La escasez de materia orgánica, y por tanto de ácidos húmicos y fúlvicos de


los suelos, hace necesario el aporte de los mismos al suelo.

Dada las dificultades técnicas, logísticas y económicas de los aportes


masivos de estiércol como fuente de materia orgánica, los preparados
líquidos a base de ácidos húmicos y fúlvicos, se hacen imprescindibles para
mejorar la fertilidad y productividad de los suelos.
La leonardita es un lignito blando en forma ácida, de color pardo y de origen
vegetal. Es la materia prima de las sustancias húmicas, ya que posee un
gran contenido de extracto húmico total.

5.- AMINOÁCIDOS.

Otro elemento fundamental en los


abonos orgánicos, son los
aminoácidos.

Desde 1804 hasta nuestros días, los


fisiólogos vegetales han demostrado
que, además del carbono, hidrógeno y
oxígeno, son trece los elementos
químicos que se consideran
esenciales, para la vida de las
plantas.

De éstos, el más importante con


diferencia es el nitrógeno. La
fertilización tradicional no siempre
consigue su objetivo. Situaciones de estrés hídrico, térmico o fitotóxico,
pueden impedir que las plantas absorban el nitrógeno disponible y lo utilicen
para sus procesos biosintéticos.

Estos problemas pueden solucionarse, valiéndose de los conocimientos más


modernos de fisiología vegetal utilizando elementos básicos de la biosíntesis,
es decir los aminoácidos.

Los aminoácidos constituyen la base fundamental de cualquier molécula


biológica, y son compuestos orgánicos. No puede realizarse proceso
biológico alguno, sin que en alguna fase del mismo intervengan los
aminoácidos.
Estos aminoácidos se fabrican en empresas especializadas, mediante un
recipiente mezclador en el cual se colocarán levaduras, y otros productos.
Posteriormente y mediante diversas hidrólisis y centrifugación, se dispondrá
del abono orgánico.

Las proteínas son sustancias orgánicas nitrogenadas de elevado peso


molecular, y todas están constituídas por series definidas de aminoácidos.

Los aminoácidos son por tanto las unidades básicas de las proteínas. La
mayoría de las proteínas contienen veinte aminoácidos.

Las plantas sintetizan los aminoácidos a través de reacciones enzimáticas,


por medio de procesos de aminación y transaminación, los cuales conllevan
un gran gasto energético por parte de la planta.

Partiendo del ciclo del nitrógeno, se plantea la posibilidad de poder


suministrar aminoácidos a la planta, para que ella se ahorre el trabajo de
sintetizarlos, y de esta forma poder obtener una mejor y más rápida
respuesta en la planta.De esta forma los aminoácidos son rápidamente
utilizados por las plantas, y el transporte de los mismos tiene lugar nada
más aplicarse, dirigiéndose a todas las partes, sobre todo a los órganos en
crecimiento.

Los aminoácidos, además de una función nutricional, pueden actuar como


reguladores del transporte de microelementos, ya que pueden formar
complejos con metales en forma de quelatos.

Pero la calidad de un producto, a base de aminoácidos, tiene relación directa


con el procedimiento empleado para la obtención de dichos aminoácidos.

Todos los abonos orgánicos, se pueden utilizar en cualquier especie vegetal


y su aplicación es normalmente mediante el riego, colocándose una serie de
depósitos auxiliares, a través de los cuales se inyectan en la red de riego, y
en las cantidades que veamos oportuno.
CONCEPTOS ELEMENTALES DE
ABONOS ORGÁNICOS
Texto de Valente Tellez y Coordinado por DESMI, A.C.

• ¿Qué son los Abonos Orgánicos?


• ¿Desde cuándo existen los abonos orgánicos?
• ¿Qué es la composta?
• ¿Que es un abono verde?
• ¿Como se trabaja con los abonos verdes?
• ¿Cuales son las ventajas de los abonos verdes?
• ¿Cuales son las desventajas de los abonos verdes?
• ¿Que alternativas existen para usar los abonos verdes?
• ¿Cómo escoger cuales leguminosas usar como abono verde?
• ¿Cuales leguminosas podemos usar?
• ¿Qué ventajas ofrecen las leguminosas?
• ¿Cómo cultivar leguminosas en parcelas en uso?

¿Qué son los Abonos Orgánicos?


Algunos campesinos, cuando escuchan hablar de abonos orgánicos relacionan el
nombre con compostas, estiércoles, abono natural, hojas podridas e incluso "basura" de
la casa. Esto es correcto pero sólo en parte, pués los abonos orgánicos son todos los
materiales de origen orgánico que se pueden descomponer por la acción de microbios y
del trabajo del ser humano, incluyendo además a los estiercoles de organismos
pequeñitos y al trabajo de microbios específicos, que ayudan a la tierra a mantener su
fuerza o fertilidad.

El abono orgánico lo puede crear la naturaleza o el ser humano con su trabajo. Esto lo
hacen con la ayuda organizada de animalitos como las lombrices, las gallinas ciegas, las
hormigas y de millones y millones de microbios que se llaman hongos, bacterias y
actinomicetos.

Cada animalito al comer los materiales orgánicos,la va desbaratando y suavizando con


sus dientes, su saliva y su estómago. El estiércol que sale de algunos animalitos es el
mejor alimento para otros que hacen lo mismos, después vienen unos microbios, y
otros, y otros más. Todos participan hasta que los materiales orgánicos quedan
convertidos en tierra rica en nutrientes.

En el caso de microbios específicos como las bacterias y hongos, algunos de ellos viven
pegados a las raíces de plantas que tienen vainas, y esta convivencia hace que los
nutrientes que se encuentran en el aire se bajen y fijen en la tierra, dando como
resultado que la tierra tenga una mayor cantidad de nutrientes.
Existen varios tipos de abonos orgánicos, pero todos necesitan casi los mismos
ingredientes:

1. Microbios que están en la tierra fértil. Ellos necesitan su comida bien preparada
con
2. Materiales secos ricos en carbono, como la paja y el zacate; y
3. Materiales frescos ricos en nitrógeno, como eléstiércol, los montes verdes y el
orín. Luego
4. El Agua que debe ir medida, pues si no es suficiente, los microbios tienen sed y
no pueden trabajar; pero si hay mucha agua, entonces les falta
5. El Aire, también se necesita una temperatura alta que se forma con el trabajo de
los microbios cuando tienen todos los materiales para trabajar.

Estos cinco ingredientes deben estar presentes en cada uno de los tipos de abonos
orgánicos, ya que si no lo están es difícil que se puedan descomponer los materiales
orgánicos.

¿Desde cuándo existen los abonos orgánicos?


El uso de los abonos organicos tiene su origen desde que nació la agricultura. Los
abuelos de nuestros abuelos los usaban pues todavía no existían los fertilizantes
químicos. Dicen nuestros padres que cuando empezaron a llegar los fertilizantes
químicos, ellos eran niños o jovenes que no sabían cómo usarlos. La capacitación
técnica del uso de los fertilizantes químicos y de los plaguicidas nunca llegó a las
comunidades.

Ellos aprendieron a usarlos a través de la observación, pués los técnicos sólo llegaban
con el patrón de los ranchos o fincas y casi nunca con los campesinos de las
comunidades.

Cuando vieron que al usar los fertilizantes químicos se aumentaban el tamaño de las
plantas y que las mazorcas eran grandes, buscaron donde vendían la "sal blanca" y allá
fueron y compraron un costal. Con el uso de este fertilizante químico, algunos de
nuestros padres empezaron a dejar de usar los abonos orgánicos que había en la
comunidad y en el monte.

Empezaron a ajustar y cambiar la forma de trabajar la tierra y los cultivos. Esta forma
de trabajar la tierra ha sido pasada de padres a hijos de boca a boca, sólo que algunos
padres olvidaron decirnos que antes de los fertilizantes químicos usaban los abonos
orgánicos o algunos otros padres mezclaron los dos conocimientos.

Los abonos orgánicos que usaban nuestros padres eran:

1. Residuos de Cosecha,
2. Estiércol de Animales,
3. Abono Natural, y
4. Ceniza
La aplicación de estos abonos orgánicos se reforzaba con la asociación e intercalación
de cultivos, rotación de cutlivos; con practicas de labranza mínima, labranza y siembra
en contorno, nivelar la tierra y construcción de terrazas.

Ahora, nosotros estamos recibiendo información de que existen otros tipos de abonos
orgánicos. Estos abonos orgánicos modernos son:

1. Compostas,
2. Abonos verdes,
3. Lombricultura,
4. Biofertilizantes, y
5. Abonos liquídos

Algunos campesinos y asesores piensan que el interés es porque tienen las siguientes
ventajas:

1. Se aprovechan los materiales orgánicos de la comunidad,


2. No hay que comprar los materiales,
3. Dan trabajo a la comunidad,
4. Participa toda la familia,
5. Su manejo es sencillo,
6. Es fácil entender como se hace,
7. Se pueden intercambiar o vender,
8. No dañan la tierra y nuestra salud, y
9. Cambia la costumbre de usar fertilizante químico.

A estas ventajas de trabajar con abonos orgánicos, se le suman las ventajas de su efecto
sobre la tierra, las cosechas y los alimentos:

1. Mantienen y crean la vida de microbios en la tierra,


2. Si la tierra es dura la hace más suave,
3. Si la tierra es arenosa la hace más firme,
4. Ayudan a retener el agua de lluvia,
5. Dan más tipos de nutrientes en un estado en que las raíces los pueden tomar,
6. Aumentan el grueso de los tallos y tamaño de los frutos,
7. Afirman los colores de tallos, hojas y frutos,
8. Aumentan las cosechas,
9. Los nutrientes permanecen por 2 ó 3 años en la parcela,
10. Aumentan y afirma el sabor y el olor de los frutos, y
11. Aumentan la cantidad y calidad de proteínas de los frutos.

¿Qué es la composta?
La composta es un tipo de abono orgánico que se prepara con diferentes materiales
orgánicos, los cuales los podemos encontrar en nuestra misma parcela o comunidad.
A las compostas también las llaman aboneras, y los dos nombres son correctos; sólo que
composta viene del ingles "compost" que significa compuesto de, y, se refiere al efecto
de estercolar, abonar la tierra o engrasar la tierra; abonera, viene del español y se refiere
al cajón donde están los materiales orgánicos o al producto final. Algunos técnicos
dicen que son dos cosas diferentes, pero nosotros pensamos que es un mismo tipo de
trabajo que se puede hacer de dos formas o más.

En las comunidades chiapanecas se está adaptando la palabra composta y se explican y


practican diferentes tipos de composta.

Algunas comuidades hacen sus compostas rústicas, sólo que no las preparan ni les dan
un manejo adecuado, es por esto que su efecto sobre la tierra y las cosechas no se ve
muy claro. Pero lo importantees que existe la experiencia de usar los materiales
orgánicos, lo que en ocaciones hace más fácil el trabajo de capacitación, aunque algunos
compañeros piensan que han tenido experiencias de fracaso con el uso de abonos
orgánicos por lo que dudan en hacer composta.

Los tipos de compostas que se están promoviendo en las comunidades chiapanecas son:

1. De corral o abonera,
2. De pila, y
3. De Pastel.

Cada tipo de composta puede usar los mismos materiales orgánicos, y manejarse de la
misma manera; pero, la diferencia entre uno y otro tipo está en los materiales de
construcción, en la manera de preparar los materiales orgánicos y en la forma del
montículo.

¿Que es un abono verde?


Es un cultivo de cobertera o una planta que cubre la tierra y se siembra para alimentar a
la tierra, no para cosecharse. Las leguminosas son las plantas mas usadas para abonos
verdes porque toman el nitrogeno del aire y lo llevan a la tierra. Un abono organico da
vida a la tierra y mejora la produccion de las cosechas.

¿Como se trabaja con los abonos verdes?


El cultivo se corta una vez que ha crecido, de preferencia en la floracion, momento en
que ha alcanzado su maximo contenido de nutrientes y materia organica. Al cortar se
puede mezclar con la tierra y ahi se descompone muy rapido. Los abonos verdes le dan
muchos nutrientes a la tierra para que las plantas puedan crecer sanas y resistir al ataque
de insectos plagas, tambien aporta alimento a los microorganismos que son parte
importante de la vida de la tierra. Si los abonos verdes se dejan en la superficie de la
tierra, la protege de la lluvia, el aire y el sol. Los abonos verdes son como una cobija
para la tierra, le dan vida y fuerza de forma lenta y por mas tiempo.
¿Cuales son las ventajas de los abonos verdes?
1. Aumentan la materia organica de la tierra,
2. Enriquecen la tierra con mas nutrientes,
3. Evitan la erosion,
4. Mejoran la textura de la tierra,
5. Aumentan el trabajo de los microorganismos,
6. Disminuyen la filtración y perdida de nutrientes,
7. Evitan el crecimiento de malezas,
8. Disminuyen enfermedades y plagas, en algunos casos,
9. Provee forraje suplementario para los animales,
10. Elimina problemas de transporte del abono, ya que se usa en el mismo lugar en
donde se produce,
11. Las plantas abonadas con abonos verdes tienen una apariencia saludable, sin
ataque de plagas o enfermedades,
12. La pràctica es econòmicamente viable para diferentes tipos de campesino,
13. Se ahorra dinero al no usar estiercoles,
14. Se puede realizar una cosecha de los frutos, logrando una ganacia extra.

¿Cuales son las desventajas de los abonos verdes?


1. El uso en descanso de la tierra que hacen los pequeños campesinos quienes
viven de pequeñas parcelas,
2. El uso como planta monocultivo trae consecuencias de aumento de insectos
plaga.

¿Que alternativas existen para usar los abonos verdes?


1. Sembrar mezclas de diferentes plantas leguminosas,
2. Las pueden usar campesinos de cualquier tipo,
3. Experimentar una mezcla de:
8 especies de leguminosas, 2 especies de gramineas, 1 especie de compuesta y
una de poligonácea; de proporciones en peso: 62 % leguminosas, 26%
gramineas, 12% compuestas y poligonàcea. Se siembran 107 Kg/Ha.

¿Cómo escoger cuales leguminosas usar como abono verde?


Las leguminosas que vamos a usar deben tener las siguientes características:

1. Deben ahorrar dinero y mano de obra,


2. Deben tener un tallo leñoso por lo menos durante el primer año de desarrollo,
3. Deben crecer con vigor en los suelos más pobres sin aplicar ningún tipo de
fertilizante,
4. Deben crecer bien con unmínimo de preparación de la tierra y sembrado con
macana o al voleo,
5. Las plantas deben estar libres de plagas y enfermedades,
6. Deben ser resistentes a la sombra para sembrarla intercalada con cultivos básicos
o balo los árboles y resistentes a las sequias o ambos,
7. Debe fijar grandes cantidades de nitrógeno y aumentar los rendimientos de los
próximos cultivos,
8. Identificar especies ideales para disminuir dependencia de monocultivo.

¿Cuales leguminosas podemos usar?


Es necesario que cada campesino experimente diferentes leguminosas para saber cuales
son las que más nos conviene cultivar. Aunque algunos compañeros de otras regiones
de Chiapas y de otros países, han probado seis especies que les han dado buenos
resultados:

1. Canavalia ensiformis (canavalia, canovalia),


2. Stizolopium spp. o Mucuna pruriens (frijol terciopelo, frijol de abono y pica pica
dulce),
3. Dolichos lablad o Lablad purpureus (dólicos, garbanzo),
4. Canavalia gladiata (frijol rienda),
5. Vigna unguiculara (frijol de vaca o caupí),
6. Cajanos cajan (frijol de palo o gandúl).

¿Qué ventajas ofrecen las leguminosas?


Algunos documentos informan que muchos campesinos de otros paises en dónde
existen condiciones de tierra y clima parecidos a los de nuestras regiones de Chiapas,
han probado con éxito la siembra de leguminosas, y han observado las siguientes
ventajas:

1. Dan a la tierra grandes cantidades de nitrógeno, hasta más de 200 Kg/Ha,


2. Dan sombra a la tierra casi todo el año, ventaja importante en climas trópicales,
3. Producen alimentos para consumo humano,
4. Dan un ingreso en efectivo, los campesinos pueden vender a otros campesinos
las semillas y subproductos como la leña,
5. Presionan para que los campesinos abandonen sus practicas de quema.

¿Cómo cultivar leguminosas en parcelas en uso?


Se puede cultivar de cuatro formas:

1. Entre hileras de cultivos, procurando que no existan más de dos cultivos


intercalados al cultivo principal,
2. Intercaladas con granos básicos a mediados o al final de la temporada de cultivo,
3. Sembradas en los tiempos de descanso, y
4. En áreas de café y frutales, se pueden cultivar leguminosas alrededor o debajo de
los árboles.
COMPOSICIÓN QUÍMICA DE ESTIÉRCOLES

Abonos Humedad (%) Nitrógeno % Fósforo (%) Potasio (%)

Vaca 83,2 1,67 1,08 0,56

Caballo 74,0 2,31 1,15 1,30

Oveja 64,0 3,81 1,63 1,25

Llama 62,0 3,93 1,32 1,34

Vicuña 65,0 3,62 2,00 1,31

Alpaca 63,0 3,60 1,12 1,29

Cerdo 80,0 3,73 4,52 2,89

Gallina 53,0 6,11 5,21 3,20

COMPOSICIÓN DE NPK DE LOS PRINCIPALES ABONOS ORGÁNICOS


POR TONELADA COMERCIAL
Kg de N Kg de P2O5 Kg de K2O
Estiércol de vaca 16,7 10,8 5,6

Estiércol de caballo 23,1 11,5 13,0

Estiércol de oveja 38,1 16,3 12,5

Estiércol de llama 39,3 13,2 13,4

Estiércol de vicuña 36,2 20,0 13,1

Estiércol de cerdo 37,3 45,2 28,9

Estiércol de gallina 61,1 52,1 32,0

Compost 13,9 6,7 6,9

Compost-heno de alfalfa 25,0 50,0 21,0

Compost-paja de cereales 5,0 2,0 11,0

Compost-follaje de papas 4,0 1,6 3,0

Compost-pulpa de café 17,0 1,8 20,0


Compost-sarmientos de vid 5,0 4,0 6,0

Compost-corteza de árbol 5,0 3,0 2,0

Comp.follaje de 12,0 8,0 16,0


leguminosas
10,4 15,0 13,0
Compost-mezcla de
rastrojos 15,4 2,1 4,6

Humus de lombriz 0,40 0,4 1,1

Bioabono

EL COMPOSTAJE

1. ¿QUE ES EL COMPOSTAJE?
2. PROPIEDADES DEL COMPOST
3. LAS MATERIAS PRIMAS DEL COMPOST
4. FACTORES QUE CONDICIONAN EL PROCESO DE COMPOSTAJE
5. EL PROCESO DE COMPOSTAJE
6. FABRICACIÓN DE COMPOST
6.1. COMPOSTAJE EN MONTÓN
6.2. COMPOSTAJE EN SILOS
6.3. COMPOSTAJE EN SUPERFICIE
7. TIPOS DE COMPOST
8. APLICACIONES DEL COMPOST
9. BIBLIOGRAFÍA

1. ¿QUÉ ES EL COMPOSTAJE?
El compostaje o “composting” es el proceso biológico aeróbico, mediante el cual los
microorganismos actúan sobre la materia rápidamente biodegradable (restos de cosecha,
excrementos de animales y residuos urbanos), permitiendo obtener "compost", abono
excelente para la agricultura.

El compost o mantillo se puede definir como el resultado de un proceso de humificación


de la materia orgánica, bajo condiciones controladas y en ausencia de suelo. El compost
es un nutriente para el suelo que mejora la estructura y ayuda a reducir la erosión y
ayuda a la absorción de agua y nutrientes por parte de las plantas.

2. PROPIEDADES DEL COMPOST.


• Mejora las propiedades físicas del suelo. La materia orgánica
favorece la estabilidad de la estructura de los agregados del suelo
agrícola, reduce la densidad aparente, aumenta la porosidad y
permeabilidad, y aumenta su capacidad de retención de agua en el suelo.
Se obtienen suelos más esponjosos y con mayor retención de agua.
• Mejora las propiedades químicas. Aumenta el contenido en
macronutrientes N, P,K, y micronutrientes, la capacidad de intercambio
catiónico (C.I.C.) y es fuente y almacén de nutrientes para los cultivos.
• Mejora la actividad biológica del suelo. Actúa como soporte y
alimento de los microorganismos ya que viven a expensas del humus y
contribuyen a su mineralización.
• La población microbiana es un indicador de la fertilidad del suelo.

3. LAS MATERIAS PRIMAS DEL COMPOST.


Para la elaboración del compost se puede emplear cualquier materia orgánica, con la
condición de que no se encuentre contaminada. Generalmente estas materias primas
proceden de:
• Restos de cosechas. Pueden emplearse para hacer compost o
como acolchado. Los restos vegetales jóvenes como hojas, frutos,
tubérculos, etc son ricos en nitrógeno y pobres en carbono. Los restos
vegetales más adultos como troncos, ramas, tallos, etc son menos ricos
en nitrógeno.
• Abonos verdes, siegas de césped, malas hierbas, etc.
• Las ramas de poda de los frutales. Es preciso triturarlas antes de
su incorporación al compost, ya que con trozos grandes el tiempo de
descomposición se alarga.
• Hojas. Pueden tardar de 6 meses a dos años en descomponerse,
por lo que se recomienda mezclarlas en pequeñas cantidades con otros
materiales.
• Restos urbanos. Se refiere a todos aquellos restos orgánicos
procedentes de las cocinas como pueden ser restos de fruta y hortalizas,
restos de animales de mataderos, etc.
• Estiércol animal. Destaca el estiércol de vaca, aunque otros de
gran interés son la gallinaza, conejina o sirle, estiércol de caballo, de
oveja y los purines.
• Complementos minerales. Son necesarios para corregir las
carencias de ciertas tierras. Destacan las enmiendas calizas y magnésicas,
los fosfatos naturales, las rocas ricas en potasio y oligoelementos y las
rocas silíceas trituradas en polvo.
• Plantas marinas. Anualmente se recogen en las playas grandes
cantidades de fanerógamas marinas como Posidonia oceánica, que
pueden emplearse como materia prima para la fabricación de compost ya
que son compuestos ricos en N, P, C, oligoelementos y biocompuestos
cuyo aprovechamiento en agricultura como fertilizante verde puede ser
de gran interés.
• Algas. También pueden emplearse numerosas especies de algas
marinas, ricas en agentes antibacterianos y antifúngicos y fertilizantes
para la fabricación de compost.

4. FACTORES QUE CONDICIONAN EL PROCESO DE COMPOSTAJE
Como se ha comentado, el proceso de compostaje se basa en la actividad de
microorganismos que viven en el entorno, ya que son los responsables de la
descomposición de la materia orgánica. Para que estos microorganismos puedan vivir y
desarrollar la actividad descomponedora se necesitan unas condiciones óptimas de
temperatura, humedad y oxigenación.
Son muchos y muy complejos los factores que intervienen en el proceso biológico del
compostaje, estando a su vez influenciados por las condiciones ambientales, tipo de
residuo a tratar y el tipo de técnica de compostaje empleada. Los factores más
importantes son:

• Temperatura. Se consideran óptimas las temperaturas del


intervalo 35-55 ºC para conseguir la eliminación de patógenos, parásitos
y semillas de malas hierbas. A temperaturas muy altas, muchos
microorganismos interesantes para el proceso mueren y otros no actúan
al estar esporados.

• Humedad. En el proceso de compostaje es importante que la


humedad alcance unos niveles óptimos del 40-60 %. Si el contenido en
humedad es mayor, el agua ocupará todos los poros y por lo tanto el
proceso se volvería anaeróbico, es decir se produciría una putrefacción
de la materia orgánica. Si la humedad es excesivamente baja se
disminuye la actividad de los microorganismos y el proceso es más lento.
El contenido de humedad dependerá de las materias primas empleadas.
Para materiales fibrosos o residuos forestales gruesos la humedad
máxima permisible es del 75-85 % mientras que para material vegetal
fresco, ésta oscila entre 50-60%.

• pH. Influye en el proceso debido a su acción sobre


microorganismos. En general los hongos toleran un margen de pH entre
5-8, mientras que las bacterias tienen menor capacidad de tolerancia (
pH= 6-7,5 )

• Oxígeno. El compostaje es un proceso aeróbico, por lo que la


presencia de oxígeno es esencial. La concentración de oxígeno dependerá
del tipo de material, textura, humedad, frecuencia de volteo y de la
presencia o ausencia de aireación forzada.

• Relación C/N equilibrada. El carbono y el nitrógeno son los dos


constituyentes básicos de la materia orgánica. Por ello para obtener un
compost de buena calidad es importante que exista una relación
equilibrada entre ambos elementos. Teóricamente una relación C/N de
25-35 es la adecuada, pero esta variará en función de las materias primas
que conforman el compost. Si la relación C/N es muy elevada,
disminuye la actividad biológica. Una relación C/N muy baja no afecta al
proceso de compostaje, perdiendo el exceso de nitrógeno en forma de
amoniaco. Es importante realizar una mezcla adecuada de los distintos
residuos con diferentes relaciones C/N para obtener un compost
equilibrado. Los materiales orgánicos ricos en carbono y pobres en
nitrógeno son la paja, el heno seco, las hojas, las ramas, la turba y el
serrín. Los pobres en carbono y ricos en nitrógeno son los vegetales
jóvenes, las deyecciones animales y los residuos de matadero.

• Población microbiana. El compostaje es un proceso aeróbico de


descomposición de la materia orgánica, llevado a cabo por una amplia
gama de poblaciones de bacterias, hongos y actinomicetes.
5. EL PROCESO DE COMPOSTAJE.
El proceso de composting o compostaje puede dividirse en cuatro períodos, atendiendo
a la evolución de la temperatura:

• Mesolítico. La masa vegetal está a temperatura ambiente y los


microorganismos mesófilos se multiplican rápidamente. Como
consecuencia de la actividad metabólica la temperatura se eleva y se
producen ácidos orgánicos que hacen bajar el pH.

• Termofílico. Cuando se alcanza una temperatura de 40 ºC, los


microorganismos termófilos actúan transformando el nitrógeno en
amoníaco y el pH del medio se hace alcalino. A los 60 ºC estos hongos
termófilos desaparecen y aparecen las bacterias esporígenas y
actinomicetos. Estos microorganismos son los encargados de
descomponer las ceras, proteínas y hemicelulosas.

• De enfriamiento. Cuando la temperatura es menor de 60 ºC,


reaparecen los hongos termófilos que reinvaden el mantillo y
descomponen la celulosa. Al bajar de 40 ºC los mesófilos también
reinician su actividad y el pH del medio desciende ligeramente.

• De maduración. Es un periodo que requiere meses a temperatura


ambiente, durante los cuales se producen reacciones secundarias de
condensación y polimerización del humus.

6. FABRICACIÓN DE COMPOST.

6.1. COMPOSTAJE EN MONTÓN.


Es la técnica más conocida y se basa en la construcción de un montón formado por las
diferentes materias primas, y en el que es importante:
A) Realizar una mezcla correcta.
Los materiales deben estar bien mezclados y homogeneizados, por lo que se recomienda
una trituración previa de los restos de cosecha leñosos, ya que la rapidez de formación
del compost es inversamente proporcional al tamaño de los materiales. Cuando los
restos son demasiado grandes se corre el peligro de una aireación y desecación excesiva
del montón lo que perjudica el proceso de compostaje.

Es importante que la relación C/N esté equilibrada, ya que una relación elevada retrasa
la velocidad de humificación y un exceso de N ocasiona fermentaciones no deseables.
La mezcla debe ser rica en celulosa, lignina (restos de poda, pajas y hojas muertas) y en
azúcares (hierba verde, restos de hortalizas y orujos de frutas). El nitrógeno será
aportado por el estiércol, el purín, las leguminosas verdes y los restos de animales de
mataderos. Mezclaremos de manera tan homogénea como sea posible materiales pobres
y ricos en nitrógeno, y materiales secos y húmedos.

B) Formar el montón con las proporciones convenientes.


El montón debe tener el suficiente volumen para conseguir un adecuado equilibrio entre
humedad y aireación y deber estar en contacto directo con el suelo. Para ello se
intercalarán entre los materiales vegetales algunas capas de suelo fértil.

La ubicación del montón dependerá de las condiciones climáticas de cada lugar y del
momento del año en que se elabore. En climas fríos y húmedos conviene situarlo al sol
y al abrigo del viento, protegiéndolo de la lluvia con una lámina de plástico o similar
que permita la oxigenación. En zonas más calurosas conviene situarlo a la sombra
durante los meses de verano.

Se recomienda la construcción de montones alargados, de sección triangular o


trapezoidal, con una altura de 1,5 metros, con una anchura de base no superior a su
altura. Es importante intercalar cada 20-30 cm de altura una fina capa de de 2-3 cm de
espesor de compost maduro o de estiércol para la facilitar la colonización del montón
por parte de los microorganismos.

C) Manejo adecuado del montón.


Una vez formado el montón es importante realizar un manejo adecuado del mismo, ya
que de él dependerá la calidad final del compost. El montón debe airearse
frecuentemente para favorecer la actividad de la oxidasa por parte de los
microorganismos descomponedores. El volteo de la pila es la forma más rápida y
económica de garantizar la presencia de oxígeno en el proceso de compostaje, además
de homogeneizar la mezcla e intentar que todas las zonas de la pila tengan una
temperatura uniforme. La humedad debe mantenerse entre el 40 y 60%.

Si el montón está muy apelmazado, tiene demasiada agua o la mezcla no es la adecuada


se pueden producir fermentaciones indeseables que dan lugar a sustancias tóxicas para
las plantas. En general, un mantillo bien elaborado tiene un olor característico.

El manejo del montón dependerá de la estación del año, del clima y de las condiciones
del lugar. Normalmente se voltea cuando han transcurrido entre 4 y 8 semanas,
repitiendo la operación dos o tres veces cada 15 días. Así, transcurridos unos 2-3 meses
obtendremos un compost joven pero que puede emplearse semienterrado.

6.2. COMPOSTAJE EN SILOS.


Se emplea en la fabricación de compost poco voluminosos. Los materiales se introducen
en un silo vertical de unos 2 o 3 metros de altura, redondo o cuadrado, cuyos lados están
calados para permitir la aireación. El silo se carga por la parte superior y el compost ya
elaborado de descarga por una abertura que existe debajo del silo. Si la cantidad de
material es pequeña, el silo puede funcionar de forma continua: se retira el compost
maduro a la vez que se recarga el silo por la parte superior.

6.3. COMPOSTAJE EN SUPERFICIE.


Consiste en esparcir sobre el terreno una delgada capa de material orgánico finamente
dividido, dejándolo descomponerse y penetrar poco a poco en el suelo. Este material
sufre una descomposición aerobia y asegura la cobertura y protección del suelo, sin
embargo las pérdidas de N son mayores, pero son compensadas por la fijación de
nitrógeno atmosférico.
7. TIPOS DE COMPOST.
El compost se clasifica atendiendo al origen de sus materias primas, así se distinguen
los siguientes tipos:
• De maleza. El material empleado es vegetación de sotobosque,
arbustos, etc., excepto coníferas, zarzas, cardos y ortigas. El material
obtenido se utiliza generalmente como cobertura sobre la superficie del
suelo (acolchado o “mulching”).
• De maleza y broza. Similar al anterior, pero al que se le añade
broza (restos de vegetación muertos, evitando restos de especies
resinosas). Es un compost de cobertura.
• De material vegetal con estiércol. Procede de restos de
vegetales, malezas, plantas aromáticas y estiércol de équidos o de
pequeños rumiantes. Este tipo de compost se incorpora al suelo en
barbecho, dejándolo madurar sobre el suelo durante varios días antes de
incorporarlo mediante una labor.
• Compost tipo Quick-Return. Está compuesto por restos
vegetales, a los que se les ha añadido rocas en polvo, cuernos en polvo,
algas calcáreas, activador Quick Return, paja y tierra.
• Compost activado con levadura de cerveza. Es una mezcla de
restos vegetales, levadura fresca de cerveza, tierra, agua tibia y azúcar.

8. APLICACIONES DEL COMPOST.

Según la época en la que se aporta a la tierra y el cultivo, pueden encontrase dos tipos
de compost:
• Compost maduro. Es aquel que está muy descompuesto y puede
utilizarse para cualquier tipo de cultivo pero para cantidades iguales tiene
un valor fertilizante menos elevado que el compost joven. Se emplea en
aquellos cultivos que no soportan materia orgánica fresca o poco
descompuesta y como cobertura en los semilleros.
• Compost joven. Está poco descompuesto y se emplea en el
abonado de plantas que soportan bien este tipo de compost (patata, maíz,
tomate, pepino o calabaza).
La elaboración de mantillo o compost está indicada en los casos en que la
transformación de restos de cosechas en el mismo lugar es complicada, debido a que:
• Existe una cantidad muy elevada de restos de la cosecha anterior,
que dificultan la implantación del cultivo siguiente.
• Se trata muchas veces de residuos muy celulósicos, con una
relación C/N alta, lo que se traduce en un bloqueo provisional del
nitrógeno del suelo.
• Se trata de suelos con escasa actividad biológica y en los que el
proceso de humificación va a resultar lento.

9. BIBLIOGRAFÍA.
AUBERT, C. 1998. El huerto biológico. Ed. Integral Barcelona. 252 pp.
CANOVAS, A. 1993. Tratado de Agricultura Ecológica. Ed. Instituto de Estudios Almerienses de la Diputación de Almería.
Almería. 190 pp.
CERISOLA, C.I. 1989. Lecciones de Agricultura Biológica. Ed. Mundi-Prensa. Madrid.
GARCÍA, A. 1987. Diez temas sobre agricultura biológica.
GUIBERTEAU, A.; LABRADOR, J. 1991. Técnicas de cultivo en Agricultura Ecológica. Hoja Divulgadora Num. 8/91 HD.
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid. 44 pp.
PORTA, J; LÓPEZ-ACEVEDO, M; ROQUERO, C. 1994. Edafología para la agricultura y el medio ambiente. Ed. Mundi-Prensa.
Madrid. 807 pp.

ABONOS ORGÁNICOS.
1.- IMPORTANCIA
DE LOS ABONOS
ORGÁNICOS.
2.- PROPIEDADES
DE LOS ABONOS
ORGÁNICOS.
3.- TIPOS DE
ABONOS
ORGÁNICOS.
4.- ENMIENDAS
HÚMICAS.
5.-
AMINOÁCIDOS.

1.- IMPORTANCIA DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.


La necesidad de disminuir la dependencia de productos químicos artificiales en los
distintos cultivos, está obligando a la búsqueda de alternativas fiables y sostenibles. En
la agricultura ecológica, se le da gran importancia a este tipo de abonos, y cada vez más,
se están utilizando en cultivos intensivos.

No podemos olvidarnos la importancia que tiene mejorar diversas características físicas,


químicas y biológicas del suelo, y en este sentido, este tipo de abonos juega un papel
fundamental.

Con estos abonos, aumentamos la capacidad que posee el suelo de absorber los distintos
elementos nutritivos, los cuales aportaremos posteriormente con los abonos minerales o
inorgánicos.

Actualmente, se están buscando nuevos productos en la agricultura, que sean totalmente


naturales.

Existen incluso empresas que están buscando en distintos ecosistemas naturales de todas
las partes del mundo, sobre todo tropicales, distintas plantas, extractos de algas, etc.,
que desarrollan en las diferentes plantas, distintos sistemas que les permiten crecer y
protegerse de enfermedades y plagas.

De esta forma, en distintas fábricas y en entornos totalmente naturales, se reproducen


aquellas plantas que se ven más interesantes mediante técnicas de biotecnología.

En estos centros se producen distintas sustancias vegetales, para producir abonos


orgánicos y sustancias naturales, que se están aplicando en la nueva agricultura.
Para ello y en diversos laboratorios, se extraen aquellas sustancias más interesantes,
para fortalecer las diferentes plantas que se cultivan bajo invernadero, pero también se
pueden emplear en plantas ornamentales, frutales, etc.

2.- PROPIEDADES DE LOS ABONOS ORGÁNICOS.


Los abonos orgánicos tienen unas propiedades, que ejercen unos determinados efectos
sobre el suelo, que hacen aumentar la fertilidad de este. Básicamente, actúan en el suelo
sobre tres tipos de propiedades:

- Propiedades físicas.
• El abono orgánico por su color oscuro, absorbe más las radiaciones solares, con lo que
el suelo adquiere más temperatura y se pueden absorber con mayor facilidad los
nutrientes.
• El abono orgánico mejora la estructura y textura del suelo, haciendo más ligeros a los
suelos arcillosos y más compactos a los arenosos.
• Mejoran la permeabilidad del suelo, ya que influyen en el drenaje y aireación de éste.
• Disminuyen la erosión del suelo, tanto de agua como de viento.
• Aumentan la retención de agua en el suelo, por lo que se absorbe más el agua cuando
llueve o se riega, y retienen durante mucho tiempo, el agua en el suelo durante el
verano.
- Propiedades químicas.
• Los abonos orgánicos aumentan el poder tampón del suelo, y en consecuencia reducen
las oscilaciones de pH de éste.
• Aumentan también la capacidad de intercambio catiónico del suelo, con lo que
aumentamos la fertilidad.
- Propiedades biológicas.
• Los abonos orgánicos favorecen la aireación y oxigenación del suelo, por lo que hay
mayor actividad radicular y mayor actividad de los microorganismos aerobios.
• Los abonos orgánicos constituyen una fuente de energía para los microorganismos, por
lo que se multiplican rápidamente.

3.- TIPOS DE ABONOS ORGÁNICOS.


El extracto de algas, es normalmente producto compuesto carbohidratos promotores del
crecimiento vegetal, aminoácidos y extractos de algas cien por cien solubles.

Este producto es un bioactivador, que actúa favoreciendo la recuperación de los cultivos


frente a situaciones de estrés, incrementando el crecimiento vegetativo, floración,
fecundación, cuajado y rendimiento de los frutos.

Otro tipo de abono orgánico, se basa en ser un excelente bioestimulante y enraizante


vegetal, debido a su contenido y aporte de auxinas de origen natural, vitaminas,
citoquininas, microelementos y otras sustancias, que favorecen el desarrollo y
crecimiento de toda la planta.
Este segundo producto es de muy fácil asimilación por las plantas a través de hojas o
raíces, aplicando tanto foliar como radicularmente, debido al contenido en distintos
agentes de extremada asimilación por todos los órganos de la planta.

Otro abono orgánico, contiene un elevado contenido en aminoácidos libres, lo cual


significa que actúa como activador del desarrollo vegetativo, mejorando el calibre y
coloración de los frutos, etc.

El aporte de aminoácidos libres facilita el que la planta ahorre energía en sintetizarlos, a


la vez que facilita la producción de proteínas, enzimas, hormonas, etc., al ser éstos
compuestos tan importantes para todos los procesos vitales de los vegetales.

Por último podemos destacar los típicos abonos orgánicos, que poseen gran cantidad de
materia orgánica, por lo que favorecen la fertilidad del suelo, incrementan la actividad
microbiana de este, y facilitan el transporte de nutrientes a la planta a través de las
raíces.

Las sustancias húmicas incrementan el contenido y distribución de los azúcares en los


vegetales, por lo que elevan la calidad de los frutos y flores, incrementando la
resistencia al marchitamiento.

El aporte de distintos elementos nutritivos es fundamental para el desarrollo fisiológico


normal de la planta, ya que alguna carencia en los mismos, pueden provocar
deficiencias en la planta que se pueden manifestar de diferentes formas.

4.- ENMIENDAS HÚMICAS.


Las enmiendas húmicas favorecen el enraizamiento, ya que desarrollan y mantienen un
sistema radicular joven y vigoroso, durante todo el ciclo de cultivo.

El desarrollo radicular, de la planta con aporte de enmiendas húmicas es enorme, y esto


hace que el desarrollo de la misma sea mucho más rápido, debido a que absorbe mayor
cantidad de elementos nutritivos, y esto se traduce en mayor producción.

Este abono orgánico al desarrollar más las raíces, equilibra también mejor la nutrición
de las plantas, mejora el comportamiento de éstas frente a condiciones salinas y ayuda a
la eliminación de diversas toxicidades.

Las raíces son el pilar básico de una planta, ya que no podemos olvidar que le sirven de
sujeción al suelo. Las raíces de las plantas hortícolas son fasciculadas, no
distinguiéndose un pivote principal. Están constituidas por una serie de troncos
principales que profundizan oblicuamente en el suelo y de los cuales nacen las raíces
secundarias.

La escasez de materia orgánica, y por tanto de ácidos húmicos y fúlvicos de los suelos,
hace necesario el aporte de los mismos al suelo.

Dada las dificultades técnicas, logísticas y económicas de los aportes masivos de


estiércol como fuente de materia orgánica, los preparados líquidos a base de ácidos
húmicos y fúlvicos, se hacen imprescindibles para mejorar la fertilidad y productividad
de los suelos.

La leonardita es un lignito blando en forma ácida, de color pardo y de origen vegetal. Es


la materia prima de las sustancias húmicas, ya que posee un gran contenido de extracto
húmico total.
5.- AMINOÁCIDOS.
Otro elemento fundamental en los abonos orgánicos, son los aminoácidos.

Desde 1804 hasta nuestros días, los fisiólogos vegetales han demostrado que, además
del carbono, hidrógeno y oxígeno, son trece los elementos químicos que se consideran
esenciales, para la vida de las plantas.
De éstos, el más importante con diferencia es el nitrógeno. La fertilización tradicional
no siempre consigue su objetivo. Situaciones de estrés hídrico, térmico o fitotóxico,
pueden impedir que las plantas absorban el nitrógeno disponible y lo utilicen para sus
procesos biosintéticos.

Estos problemas pueden solucionarse, valiéndose de los conocimientos más modernos


de fisiología vegetal utilizando elementos básicos de la biosíntesis........, es decir los
aminoácidos.

Los aminoácidos constituyen la base fundamental de cualquier molécula biológica, y


son compuestos orgánicos. No puede realizarse proceso biológico alguno, sin que en
alguna fase del mismo intervengan los aminoácidos.

Estos aminoácidos se fabrican en empresas especializadas, mediante un recipiente


mezclador en el cual se colocarán levaduras, y otros productos. Posteriormente y
mediante diversas hidrólisis y centrifugación, se dispondrá del abono orgánico.

Las proteínas son sustancias orgánicas nitrogenadas de elevado peso molecular, y todas
están constituídas por series definidas de aminoácidos.

Los aminoácidos son por tanto las unidades básicas de las proteínas. La mayoría de las
proteínas contienen veinte aminoácidos.

Las plantas sintetizan los aminoácidos a través de reacciones enzimáticas, por medio de
procesos de aminación y transaminación, los cuales conllevan un gran gasto energético
por parte de la planta.

Partiendo del ciclo del nitrógeno, se plantea la posibilidad de poder suministrar


aminoácidos a la planta, para que ella se ahorre el trabajo de sintetizarlos, y de esta
forma poder obtener una mejor y más rápida respuesta en la planta.

De esta forma los aminoácidos son rápidamente utilizados por las plantas, y el
transporte de los mismos tiene lugar nada más aplicarse, dirigiéndose a todas las partes,
sobre todo a los órganos en crecimiento.

Los aminoácidos, además de una función nutricional, pueden actuar como reguladores
del transporte de microelementos, ya que pueden formar complejos con metales en
forma de quelatos.

Pero la calidad de un producto, a base de aminoácidos, tiene relación directa con el


procedimiento empleado para la obtención de dichos aminoácidos.
Todos los abonos orgánicos, se pueden utilizar en cualquier especie vegetal y su
aplicación es normalmente mediante el riego, colocándose una serie de depósitos
auxiliares, a través de los cuales se inyectan en la red de riego, y en las cantidades que
veamos oportuno.

Miguel Ángel Cervantes Flores.


Ing. Téc. Agrícola y Profes or Titular del Centro de Formac ión Profes ional Agraria E.F.A. CAMPOMAR

Fuente: http://www.infoagro.com/abonos/abonos_organicos.htm

LOS ABONOS VERDES


DEFINICIÓN
a práctica de los abonos verdes en la agricultura, es el

L cultivo de especies vegetales nativas o introducidas,


perennes o anuales, asociadas o no, en rotación o
sucesión entre los cultivos, con la finalidad de
proteger, recuperar, aportar y mejorar las condiciones
biológicas, físicas y nutricionales de los suelos.
Los abonos verdes y sus compañeras habituales "la buenanzas
espontáneas", mal llamadas malezas, parecen ser uno de los
medios más eficaces y económicos para conseguir conciliar la
disponibilidad permanente y cíclica de los macro y micro
elementos minerales necesarios para los cultivos, sin
arriesgarnos a un exceso o carencia como es el caso al
utilizar un abono mineral soluble.
"Malezas, adventicias espontáneas, malas hierbas, plantas
inútiles, hierbas indeseables" son las denominaciones más
comunes que la agricultura moderna o industrializada le
atribuyen a estas plantas mal conocidas, sin embargo las
mismas son el reflejo de las buenas o las malas prácticas
agrícolas de la fertilización de los suelos.
Las buenazas, como preferimos llamarlas aquí, son plantas
indispensables para la evolución de los suelos y los
cultivos. Son capaces de fijar el exceso de sales minerales
e incrementar los recursos de elementos deficitarios. Por
ejemplo, en el caso de una buenaza como la Stellaria
intermedia, al consumir los excesos de nitratos que se
perderían por lixiviación en los suelos, permite la
liberación del zinc que se encuentra bloqueado y que a otras
plantas, como el maíz les es difícil de extraer.
Así que las buenazas, entre los muchos atributos que
presentan, también se caracterizan por poseer la función de
recuperación y reequilibrio mineral en los cultivos, así
como el promover una mayor eficiencia en el reciclaje de
nutrientes mediante su movilización y solubilización.
Muchos cultivos utilizados como abono verde, por poseer un
sistema radicular profundo y ramificado, son capaces de
retirar nutrientes de las capas más hondas del suelo.
Cuando su biomasa se maneja y descompone en la superficie,
transforma dichos nutrientes en elementos disponibles a
otros cultivos cuyo sistema radicular por ser superficial,
naturalmente no conseguiría movilizar o extraer estos
minerales. Otras plantas, como el Lupinus albus (Lupino),
poseen la capacidad de solubilizar el fósforo no disponible.
Al final de cuentas, en ellas se fundamenta la evolución de
las especies domesticadas para la alimentación humana.
Las buenazas, son los abonos verdes más antiguos y naturales
que siempre han existido reequilibrando y evitando que el
suelo se empobrezca. Ellas ya actuaban en una época en que
la propia ciencia humana ignoraba la existencia y la
importancia de los minerales y otros fenómenos para los
cultivos.
Por otro lado, los "modernos" abonos verdes que en la
actualidad el hombre comienza a cultivar, deberán tener por
función, respetar y reconocer la acción benéfica de las
buenazas en el medio de los cultivos, desarrollando la
diversificación de prácticas para incrementar las reservas
minerales y biológicas. Todo esto bajo los principios de la
agricultura orgánica, para así, compartir sus efectos
nutritivos con las plantas que se quieran cultivar,
aportándoles parte de sus necesidades.
Los abonos verdes cultivados, cuando son bien escogidos,
recuperan los elementos libres, incrementan las reservas de
nitrógeno y proveen al suelo de un elevado grado de vida
microbiana por las raíces. Una alta tasa de humus
microbiológico y de productos transitorios restituyen a los
cultivos siguientes, no solamente lo que han recuperado,
sino que toda su actividad es rica, progresiva y prolongada
si su incorporación y el trabajo en el suelo están bien
adoptados.
De la misma forma que las buenazas tienen las funciones de
fabricar, buscar, recolectar y redistribuir principalmente
la nutrición mineral en los cultivos, este papel es
fundamental para el desarrollo de una agricultura
equilibrada que no se debe desperdiciar en los suelos
tropicales frágiles y pobres.
La elección de un abono verde, el modo de usarlo y la forma
de trabajar su incorporación al suelo, son técnicas que
deben meditarse con cuidado y disciplina antes de
aplicarlos, de otra forma nos podríamos aproximar a un
efecto inverso al deseado.
Son muy pocos o prácticamente inexistentes los trabajos que
las investigaciones oficiales realizan sobre la acción de
las raíces de las plantas en los suelos y sobre otras
plantas. Por el contrario, algunos agricultores, a través
de sus observaciones y experiencia, constatan que las raíces
de varias plantas de la misma especie, en el mismo terreno y
en el mismo tiempo, no desempeñan las mismas funciones en la
fertilización del suelo, si sus estados vegetativos son
diferentes.
Por ejemplo, una planta madura, como son los restos de una
cosecha, proporcionará poca vida al suelo a través de sus
raíces, comparada con una planta en pleno desarrollo. Un
abono verde, en la plenitud de sus fuerzas, dejará un suelo
intensamente abundante en vida, a partir del cual, el
cultivo subsiguiente arrancará con un vigor sorprendente.
Lo ideal sería disponer de varios tipos de raíces
simultáneamente, raíces de plantas cercanas a la madurez y
raíces de plantas en pleno crecimiento. Una estrategia de
los abonos verdes asociados e intercalados, responde a estas
condiciones. De esta misma manera, los abonos verdes son un
poderoso medio para disminuir los períodos de la
reconversión que en muchos casos desespera a los
agricultores.
Los mismos ayudan a transformar el suelo e incrementan la
eficacia del compost, de los polvos de roca y de otras
prácticas necesarias para que el suelo se convierta en los
suficientemente vigoroso como para mantener su autodigestión
y satisfacción biológica.
Fuera de incrementar gratuitamente el potencial nutritivo de
los suelos, los abonos verdes ayudan a corregir los errores
cometidos por las malas prácticas de la agricultura
convencional como son los monocultivos sin rotaciones,
altamente dependientes de insumos solubles y un exceso de
mecanización.
Es decir, donde no se respeta la vocación del complejo
suelo/clima, como un imperativo que nos indica que debe ser
el suelo el que determine la elección de los cultivos y no
nuestros gustos personales para atender una demanda
predeterminada por un modelo de consumo agroindustrial.
Los abonos verdes deben ser utilizados como un medio para
amortiguar los problemas que surgen a partir del actual
sistema de preparación del suelo y para soportar los
impactos de las rotaciones y asociaciones de cultivos no
apropiadas a los mismos.
Los abonos verdes aceleran rápidamente la recuperación de
los suelos enfermos, al tiempo que aumentan su vocación
hacia los cultivos en función de:

• El estímulo continuo del suelo por la presencia de


rizósferas variadas y renovadas continuamente.

• El enriquecimiento del suelo a partir de los materiales


orgánicos en rápida descomposición y al humus microbiano
que se origina, desarrolla y mantiene.
• El trabajo constante que el suelo realiza debido a la
instalación de raíces vivas y por la descomposición de
raíces muertas.

• La movilización del viejo humus de reserva.

• El mejoramiento de la productividad del suelo relacionado


con el efecto de “arado biológico ” ejercido por las
raíces de los abonos verdes, así como la introducción de
la microvida en capas del suelo, aproximadamente hasta un
metro de profundidad.

• El ataque de la roca madre, de donde se genera la


liberación de minerales nutritivos

HABILIDADES TÉCNICAS PARA PRACTICAR EL USO DE LOS


ABONOS VERDES
ntes que nada se debe tener claro que la relación C/N no

A es más que un punto de arribo. Una resultante donde un


suelo normal tenderá siempre a dirigir sus digestiones
de manera que su resultado final proporcione una
relación C/N lo más cerca de su equilibrio natural. Este
equilibrio natural, rige simple y llanamente la vida, la
salud y la productividad de los cultivos.
La relación C/N tiene en todas partes un papel importante y
es por ello que es tan importante captar el pequeño secreto
de esta relación. Según el tipo de materia orgánica vegetal
que hayamos puesto a trabajar, en un principio, el suelo
conseguirá su objetivo por caminos diferentes.
En algunos casos, consumirá toda la materia orgánica
vegetal, produciendo gases y minerales lixiviables, muy poco
o nada de materias orgánicas vegetales nutritivas y muy poco
humus terminal. En otros casos, las materias orgánicas
vegetales de partida presentarán una buena relación entre
sus diferentes componentes como son los glucósidos, las
celulosas y los elementos nitrogenados y las fermentaciones
de descomposición serán en cadenas largas y rápidas, con un
mínimo de pérdida y un máximo de aprovechamiento.
Proporcionarán los apreciados "productos transitorios",
humus microbiano en abundancia, materia orgánica en estado
nutritivo y una cantidad satisfactoria de humus residual,
para más tarde ser movilizado. Habrá poca mineralización y
poca lixiviación.

CONSIDERACIONES TÉCNICAS
• La elección de las especies vegetales que se cultivarán
como abono verde debe considerar las relaciones de
equilibrio entre los glucósidos, las celulosas y los
elementos nitrogenados.
• La siembra de los abonos verdes deberá equilibrar los
residuos dejados en la tierra por el cultivo que se acaba
de cosechar.

• El clima, el suelo, la rotación de los cultivos y las


buenazas presentes nos ayudarán a decidir sobre cuál de
los elementos (glucósidos, carbono, nitrógeno) es el más
importante a obtener en un abono verde.

• Los fermentos del suelo siempre tienen la tendencia a


trabajar de manera que la relación C/N se aproxime lo más
posible al punto de equilibrio para los cultivos.

• Saber incorporar un abono verde condiciona el éxito de los


cultivos que le seguirán y esta incorporación debe
asegurar:

⇒ Una pre-humificación por etapas, al principio sin


mezcla en el suelo, más tarde con mezcla muy leve y
superficial.

⇒ El no rebrote de las raíces de los abonos verdes.

⇒ Un desarrollo abundante de bacterias nitrogenadas y de


microorganismos de sistemas aeróbicos en general.

⇒ El respeto por la capa del suelo ocupada por las


raíces del abono verde por debajo de los 8 a 12
centímetros.
s vital reconocer que según sean las relaciones de

E equilibrio entre los glucósidos, las celulosas y los


elementos nitrogenados de los diferentes materiales
orgánicos puestos a trabajar al principio, el resultado
del cultivo será muy distinto. De hecho, las fermentaciones
no serán las mismas. Unas fabricarán y liberarán enormes
cantidades de fertilizantes en un momento adecuado, y otras
devorarán la materia orgánica y no dejarán más que un poco
de humus, además de consumir las reservas de elementos que
más tarde le harán falta a las plantas.
Por otro lado, también es conocido el caso del efecto
depresivo por el consumo dé nitrógeno, debido al
enterramiento de pajas sobre el suelo. Este no es más que
un tipo de ejemplo, para ilustrar que pueden ocurrir
fenómenos parecidos cada vez que la materia orgánica
aportada no tenga un equilibrio entre los glucósidos, el
carbono y los elementos nitrogenados o que haya sido
enterrada antes de una pre-humificación suficientemente
prolongada en la superficie.
Finalmente, a la luz de los conocimientos de hoy existen
muchos fenómenos naturales que sirven para enriquecer y
potencializar la vida en el suelo. Aproximarnos, querer
saber cómo estos fenómenos funcionan y actuar sobre ellos,
es dar pasos seguros con el propósito de incorporar todos
los procesos naturales de forma más integral y sistemática
en las actividades de la producción orgánica.
Por otro lado, es un mecanismo seguro para eliminar el uso
de insumos y prácticas antinaturales, caras y devastadoras
del medio ambiente. De hecho, los impactos de la
agricultura convencional se vuelven progresivamente más
evidentes y se reflejan principalmente en la erosión de los
suelos, entre otros impactos.
Sin embargo, si adoptamos métodos y prácticas vivificantes
hacia el suelo, este inducirá un proceso de metamorfosis de
auto-enriquecimiento, lento al principio, pero cada vez más
rápido. Esto se logrará a medida que intensifiquemos el
trabajo a lo largo de los primeros años y sepamos escoger el
mejor método para hacerlo, ya sea con la ayuda del compost,
los mulchings de pajas o con los abonos verdes.
Habilidad y perseverancia son requisitos para quienes
quieren participar de la vivificación natural del suelo como
un organismo vivo que es.

PRINCIPALES APORTES DE LOS ABONOS VERDES USADOS EN


LA AGRICULTURA ORGÁNICA COMO COBERTURA
1. Conservan la humedad de los suelos y reducen la
evaporación.
2. Amortiguan los cambios de temperatura.
3. Evitan el impacto directo del agua en el suelo.
4. Impiden la desagregación del suelo y evitan la formación
de costras impermeables superficiales.
5. Protegen los suelos del sol y del viento.
6. Son una fuente constante de materia orgánica.
7. Reducen el escurrimiento superficial del agua.
8. Contribuyen al mejoramiento de la tasa de infiltración y
drenaje de los suelos.
9. Favorecen la bioestructura y estabilidad de los suelos.
10. Aumentan la capacidad efectiva del intercambio catiónico
del suelo.
11. Mejoran la permeabilidad de los suelos, su aireación y
porosidad.
12. Fijan el nitrógeno atmosférico (principalmente las
leguminosas)y promueven su aporte al suelo.
13. Controlan el desarrollo de la población de otras plantas
por su efecto supresor y/o alelopático.
14. Mejoran la capilaridad en los suelos.
15. Sirven para perforar capas compactadas y actúan como un
“ arado biológico ”.
16. Sirven para extraer agua y minerales del subsuelo
aumentando su disponibilidad.
17. Producen sustancias orgánicas fitoestimulantes y
alelopáticas.
18. Auxilian en la formación de ácidos orgánicos,
fundamentales en el proceso de solubilización.
19. Pueden ser utilizados tanto para la alimentación animal
como humana.
20. Son una fuente energética alternativa (leña, carbón,
forraje, otros).
21. Favorecen la colonización del suelo por la macro y
microvida en capas profundas.
22. Sirven como fuente constante de producción de biomasa y
semillas (perennes y anuales).
23. Favorecen la biodiversidad de la fauna y la flora,
contribuyendo a la estabilidad ambiental.
24. Son una fuente de enriquecimiento nutricional del suelo
y de reciclaje.
25. Sirven par a solubilizar nutrientes no disponibles a los
cultivos.
26. Con sus síntesis vegetales mantiene en constante
actividad los ciclos nutricionales en la relación de
suelo/microvida/plantas.
27. Disminuyen la lixiviación de nutrientes hacia las capas
mas profundas del suelo.
28. Favorecen gradualmente el espesor del suelo útil, por el
constante intemperismo de la roca madre.
29. Proporcionan al suelo una alta tasa de humus
microbiológico.
30. Permiten a los agricultores tener mayores opciones
económicas.
31. Su rotación y asociación favorecen el control de
insectos nematodos y microorganismos, particularmente
los que atacan las raíces.
32. Combaten la desertificación, cuando controlan todos los
factores que provocan erosión en los suelos.
33. Contribuyen al logro de cosechas más seguras y
eficientes.
34. Sirven para el control de muchas especies de insectos
con el "efecto trampa", al mismo tiempo que atraen otras
especies benéficas.
os abonos verdes al mismo tiempo son un sistema seguro,

L económico, eficaz y sencillo de obtener la reconversión


de una agricultura convencional hacia una agricultura
orgánica.
Tabla 1.: Distanciamiento y demandas de semillas en la
siembra de abonos verdes.

Distancia Semillas Cantida


entre líneas por metro d kg/ha
Materiales (cm) lineal
Especies de Verano°
Calopongonio 50 40 10
mucunoides
Vigna sinensis 40 20 60-75
Crotalaria 25 25 20
breviflora
Crotalaria grantiana 25 50 8
Crotalaria juncea 25 20 40
Crotalaria mucronata 25 35 10
Crotalaria 25 20 15
spectabilis
Crotalaria striata 25 35 10
Vigna umbellata 40 20 30
Canavalia 50 5 60
brasiliensis
Canavalia ensiformis 50 5-6 150-180
Vigna radiata 40 20 30
Cajanus cajan 50 18 50
Dolichos lablab 50 8 45
Millium effusum 25 310 65
Mucuna deeringiana 50 6-8 80-100
Mucuna pruriens 50 6-8 60-90
Muchuna aterrima 50 6-8 60-80
Stizolobium sp 50 6-8 60-80
°Fuente: Agricultura orgánica: Memoria sobre el Simposio
Centroamericano/Comp.Jaime E. García, Julián Monge.Nejera
San José C.R.: UNED, 1995- 472p; 27 cm

Tabla 2: Fijación biológica de nitrógeno por


leguminosas

Leguminosas N(kg/ha/año) Leguminosas N(kg/ha/año)


Medicago sativa 127 a 333 Cajanus cajan 41 a 90
Arachis 33 a 297 Cyamopsis 37 a 196
hipogoea psoraloides
Calopongoniun 64 a 450 Lens culinaria 35 a 77
mucunoides
Vigna sinensis 73 a 240 Lespedeza 193
stipulsacea
Centrosema 93 a 398 Leucaena 400 a 600
pubescens leucocephala
Crotalaria 150 a 165 Stizolobium 157
juncea L. aterimum
Pueraria 100 Neonotonia 160 a 450
phaseoloides wightii
Desmodium sp. 70 Glycine max 17 a 369
Pisum stivum 81 a 148 Macroptilium 70 a 181
atropurpureum
Vicia sativa 90 Lipinus sp 128
Vicia villosa 110 a 184 Trifolium 128 a 268
repens
Stylosanthes sp 30 a 196 Melilotus alba 9 a 140
Vicia faba 88 a 157 Trifolium 62 a 235
alexandrinum
Canavalia 57 a 190 Trifolium 17 a 191
ensiformis pratense
Galacia striata 181 Trifolium 21 a 207
subterraneum
Cicer arietinum 41 a 270
Adaptado de: Nutman (1969); Buckman & Brady (1979); Malavolta et al.
(1986); Boin (1986); Vernetti (1971); Luthcousky (1982); Burris & Hardy
(1978); Larve & Patterson (1981); Mello (1988); Rottar & Joy (1983);
Carvalho (1986); Franco & Souto (1984); Siqueira & Franco (1988)
Fuente: Agricultura orgánica : Memoria sobre el Simposio
Centroamericano/Comp. Jaime E. García, Julian Monge Najera. San José,
C.R; UNED, 1995. 472PG; 27cm

Tabla 3: Mezclas de abonos verdes para zona tropical


Familia Nombre Latín Nombre kg/ha
Común
(En total
Indispensables (de fácil adquisición) 107
kg/ha)
Gramíneas Zea mays Maíz (porte 24
alto)
Leguminosas Mucuna aterrima Mucuna prieta 16
Leguminosas Canavalia Frijol de 16
brasiliensis puerco
Leguminosas Dolichos lablab Frijol 12
jacinto,
trepador
Leguminosas Cajanus cajan Gandul 10
Compuestas Helianthus annus Girasol 8
Leguminosas Crotalaria juncea Crotalaria 5
Poligonáceas Ricinus communis Higuerilla 5
Leguminosas Vigna unguiculata Frijol 4
catador
Gramíneas 4
Leguminosas Leucaena leucena Leucaena 2
Leguminosas Tephrosia candida Tefrosia 1
Total Gramíneas 26%
Total Leguminosas 62%
Total Compuestas, Poligonáceas... 12%

Opcionales
Leguminosas Canavalia Frijol bravo 8
obtusifolia
Leguminosas Crotalaria Crotalaria 5
ochoroleuca africana
Leguminosas Calopogonium Calopo 4
mucunoides
Gramíneas Sorgo vulgaris Sorgo 4
forrajero
Leguminosas Crotalaria Crotalaria 3
anagyroides grande
Gramíneas Pennisetum Mijo negro 2
Typhoides
Poligonáceas Fagopyron Trigo 2
sagittatum sarraceno
Cucurbitáceas Cucurbita moschata Ahuyama 0.5
Fuente: Experiencias realizadas en el Instituto Biodinámico de
Desarrollo Rural. Configuración de mezclas, siembra, resultados y
conclusiones. René Piamonte Botucatu, Sao Paulo, Brasil.
CARACTERÍSTICAS IDEALES DE UN ABONO
VERDE PARA LOS TRÓPICOS
• Las semillas deben ser baratas, fáciles de conseguir,
cosechar, guardar, reproducir y conservar en lo mínimo por
un período de un año y no deben depender de insumos
externos a la propiedad o comunidad rural.

• Ser de rápido crecimiento y tener una elevada capacidad de


cubrir el suelo en un mínimo de tiempo.

• Resistente y de fácil adaptación a las variaciones


climáticas tropicales.

• Producir gran cantidad de biomasa y material seco,


principalmente para el caso de las gramíneas.

• Producir gran cantidad de biomasa y poseer habilidad para


fijar nitrógeno atmosférico, principalmente para el caso
de las leguminosas.

• Tener un sistema radicular subsolador y recuperar suelos


degradados física, química y biológicamente.

• Fácil de sembrar y manejar como cultivo único o asociado


con otros cultivos.

• Presentar características de múltiple propósito energético


(carbón y leña), forrajero y nutricional para animales y
humanos.

• Representar una opción socio cultural, ecológica y


económica para la propiedad o comunidad campesina.

• Finalmente, en un proceso de transición de una agricultura


convencional hacia una agricultura orgánica con la
práctica de los abonos verdes, toda técnica deberá
considerar:
La Rapidez = La Facilidad = Lo Económico

A. No deberá exigir demasiado tiempo ni esfuerzo.


B. No deberá exigir conocimientos demasiado complicados.
C. No deberá exigir inversiones fuera del lugar.

CONSIDERACIONES
¿CUAL IMPORTANTES
ES LA PLANTA QUE PARA
NO ES ABONO LA
VERDE?
PRACTICA CON ABONOS VERDES
Evitar especies o variedades seleccionadas modernamente por
el sistema agro industrial, pues éstas son:
A. Perezosas para explorar el suelo y el subsuelo
B. Golosas en elementos minerales solubles
C. Dependientes
D. Desequilibradas nutricionalmente (oligoelementos)
E. Frágiles para resistir contra los insectos y
microorganismos
F. Caras
Se recomienda: trabajar con variedades antiguas o
poblaciones de semillas rústicas, nativas o adaptadas a las
condiciones climáticas de cada localidad.