Vous êtes sur la page 1sur 8

Protección de Sistemas de Potencia           Página 1 de 8 

Prof. A. Mayta

FUNDAMENTOS DE ATERRIZAJE DE SISTEMAS 

INTRODUCCIÓN: 

El aterrizaje de sistemas es muy importante, particularmente porque la gran ma‐

yoría de las fallas son a tierra.  En consecuencia el aterrizaje tiene un efecto signi‐

ficativo  en  la  protección  de  todos  los  componentes  del  sistema  de  potencia.    El 

principal propósito del aterrizaje es minimizar los posibles sobrevoltajes transito‐

rios, cumplir con las regulaciones en lo que respecta a la seguridad de las perso‐

nas, y ayudar en la detección rápida y despeje del problema o el área fallada. 

Hay cuatro tipos de sistemas de aterrizaje en uso: 

1. Sistema no aterrizado 

2. Aterrizaje a través de alta impedancia 

3. Aterrizaje a través de baja impedancia 

4. Sistema efectivamente, o sólidamente, aterrizado. 

Cada uno de los sistemas anteriores tiene su aplicación en la práctica, junto con 

ventajas y desventajas.  Las recomendaciones están basadas en prácticas genera‐

les  más  algunas  preferencias  personales.    Debería  reconocerse  que  hay  muchos 

factores en cada sistema específico o aplicación que puede justificar variaciones o 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 2 de 8 
Prof. A. Mayta

un enfoque diferente.  Como la relevación está influenciada altamente por la per‐

sonalidad, así también lo está el método de aterrizaje. 

SISTEMAS NO ATERRIZADOS 

Estos son sistemas de potencia sin aterrizaje intencionalmente aplicado.  No obs‐

tante, están aterrizados por la capacitancia natural del sistema a tierra.  Por con‐

siguiente la corriente de falla es muy baja, de modo que el daño a los equipos es 

mínimo y no es esencialmente necesario que el área fallada sea aislada rápida‐

mente.  Esto es una ventaja, de modo que algunas veces se utiliza en sistemas in‐

dustriales en donde la alta continuidad del servicio es necesaria para minimizar 

costosas interrupciones de los procesos.  Sin embargo, los sistemas no aterrizados 

están sujetos sobrevoltajes transitorios de elevada magnitud, altamente destruc‐

tivos y de este modo representan un peligro potencial para las personas y equi‐

pos.  En consecuencia, generalmente no son recomendados, aunque como ya se 

ha expresado son usados normalmente. 

Las fallas de fase atierra en un sistema no aterrizado significa, esencialmente, el 

desplazamiento del triángulo de voltaje normalmente balanceado, como se mues‐

tra en la Figura 1. 

 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 3 de 8 
Prof. A. Mayta

Figura No. 1: Desplazamiento de voltaje para una falla de la fase “a” a tierra en un 
sistema no aterrizado: (a) Sistema normalmente balanceado; (b) Fase a sólida‐
mente aterrizada. 
 

Las  pequeñas  corrientes  que  fluyen  a  través  de  las  impedancias  serie  causarán 

una muy ligera distorsión del triángulo  de voltajes, pero prácticamente es como 

se muestra en la Figura 7.1b. 

Se muestra un circuito típico en la Figura 2, la cual muestra el flujo de corrientes.  

 Las redes de secuencia se muestran en la Figura 3.  Los valores de la capacitancia 

reactiva distribuida X1c, X2c, y X0C son muy grandes, mientras que los valores de la 

reactancia  serie  (o  impedancia)  X1S,  XT,  X1L,  X0L,  y  otros,  son  relativamente  muy 

pequeños.  Por consiguiente, prácticamente, X1C es puesta en cortocircuito por X1S 

y  X1T  en la red de secuencia positiva, y similarmente lo mismo sucede en la red de 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 4 de 8 
Prof. A. Mayta

secuencia negativa.  A causa de que estas impedancias series son muy bajas, X1 y 

X2 se aproximan a cero con relación al gran valor de X0C.  Por consiguiente: 

I1 = I2 = I0 

VS
I0 
X0C

Y                                                             Ia = 3I0 = 3Vs/X0C 

Estos cálculos pueden ser hechos en por unidad o en amperios, recordando que 

VS y todas las reactancias (impedancias) son cantidades de línea a neutro.  Las co‐

rrientes de las fases no falladas b y c serán cero cuando se determinen utilizando 

los valores de las corrientes de secuencia encontrados arriba.  Esto es correcto 

para la falla misma.  No obstante a través del sistema la capacitancia distribuida 

X1C y X2C están verdaderamente en paralelo con las reactancias serie X1S, XT, de 

modo que en el sistema I1 e I2 no son iguales a I0.  Por consiguiente, Ib e Ic existen y 

son pequeñas, pero son necesarias porque representan la trayectoria de retorno 

para la corriente de falla Ia. 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 5 de 8 
Prof. A. Mayta

Figura 2: Fase a tierra en un sistema no aterrizado 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 6 de 8 
Prof. A. Mayta

En aplicaciones industriales donde los sistemas no aterrizados pueden ser utiliza‐

dos, la X0C es prácticamente igual a X1C = X2C y es equivalente a la capacitancia de 

carga  capacitiva  de  los  transformadores,  cables,  motores,  capacitores  de  supre‐

sión de impulsos de voltaje, generadores locales y otros, en el área del circuito no 

aterrizado. 

   X1C,  X2C,  X0C  son  equivalentes  concentrados  para  la  capacitancia  dis‐
tribuida entre las fases a la red y a la tierra. 
 
Figura 3: Redes de secuencia e interconexión para una falla de la fase “a” a tierra 
en un sistema no aterrizado. 
 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 7 de 8 
Prof. A. Mayta

Varias fuentes de referencia proveen tablas y curvas para los valores típicos de la 

capacitancia de carga capacitiva, por fase, de los componentes del sistema de po‐

tencia,  En un sistema existente, la capacitancia total puede ser determinada divi‐

diendo la corriente de carga capacitiva medida, por fase,  entre el voltaje de línea 

a neutro. 

Note que cuando las fallas ocurren en diferentes ubicaciones del sistema no ate‐

rrizado  X0C  no  cambia  significativamente.    A  causa  de  que  las  impedancias  serie 

son bastante pequeñas en comparación, las corrientes de falla son prácticamente 

las mismas e independientes de la localización de la falla.  Esto hace impráctica la 

localización selectiva de las fallas por los relevadores de protección. 

Cuando una falla de fase a tierra ocurre en un sistema no aterrizado, los voltajes 

de las fases no falladas, con relación a la tierra, son incrementados por un factor 

igual  a    la  raíz  cuadrada  de  3.    Por  consiguiente  le  sistema  requiere  aislamiento 

para voltaje de línea a línea. 

En un  sistema  normalmente  balanceado  Van  = Vag,  Vbn  = Vbg,  y Vcn  = Vcg.   Cuando 

una  falla  a  tierra  ocurre,  los  voltajes  a  neutral  y  los  voltajes  de  fase  a  tierra  son 

bastante  diferentes.    El  neutral  n  o  N  es  definido  como  “el  punto  que  tiene  el 

mismo potencial que el punto de unión de un grupo (tres para un sistema trifási‐

co)  de  resistencias  iguales  no  reactivas  cuyas  otras  terminales,  las  de  cada  una, 
Protección de Sistemas de Potencia           Página 8 de 8 
Prof. A. Mayta

son conectadas a las fases del sistema de potencia” (Std. IEEE 100).  Este es la n en 

la Figura 1b.  De esta figura la caída de voltaje alrededor del triángulo de la dere‐

cha es: 

Vbg  Vbn  Vng  0


 

Y alrededor del triángulo de la izquierda 
 
Vcg  Vcn  Vng  0
 
Además: 
 
Vng  Van  0

De las ecuaciones básicas: 
 

 
Y substrayendo esta última ecuación de la inmediatamente previa y haciendo las 
sustituciones respectivas, tenemos: 
 

 
 
Por  consiguiente  el  desplazamiento  del  neutral  es  igual  al  voltaje  de  secuencia 
cero.