Vous êtes sur la page 1sur 1

CONSTRUCCIONES PELIGROSAS

Iván Andrés Salazar Angarita 2160219

En Colombia, muchas personas sueñan con vivir en un edificio y poder tener su propio
apartamento, por ello se ven motivados a gastar sus ahorros y en ocasiones solicitar un
préstamo al banco para poder pagar estas viviendas, pero comúnmente ven como su inversión
se pierde debido al deterioro que presentan las estructuras por ciertos factores que van desde
un mal diseño estructural hasta el uso de materiales de segunda mano con la intención de
reducir costos y generar más ganancias.
Uno de los principales problemas al adquirir un apartamento es que las constructoras
responsables de estas obras no realizan el acompañamiento adecuado y en ocasiones esto
pone en riesgo la seguridad del proyecto y de quienes lo van a habitar, con el único fin de
generar mayores ganancias. Esta falta de atención puede provocar que el edificio tenga que
ser desocupado y en algunos casos ser derrumbado debido al riesgo que conlleva seguir
habitando el lugar, dejando así a los habitantes sin su vivienda y sin nadie que les responda
por el dinero invertido.
Un ejemplo de esto es el edificio Bernavento ubicado en la ciudad de Medellín. Un proyecto
de apartamentos donde vivían 48 familias, las cuales convivieron en el edificio durante 4
años hasta ser testigos de los problemas que empezaba a presentar la estructura, como las
grandes grietas que se podían observar desde afuera en los muros de los apartamentos y en
los parqueaderos. Los habitantes del edificio se vieron aún más sorprendidos al saber que el
calculista encargado del edificio era el mismo del edificio Space, el cual tuvo que ser
demolido ya que no cumplía con las especificaciones de seguridad. En 2015 el departamento
de gestión de riesgos y desastres realizó una inspección del edificio y al ver inviable que se
pudiera reforzar la estructura se ordenó su demolición total.
Otras de las causas que dan cabida a construcciones peligrosas para sus habitantes son la
obtención de licitaciones falsas, también cuando los constructores usan materiales primarios
de mala calidad o de segunda mano o el uso de acero sin las dimensiones que exigen los
planos, lo que ha provocado en algunos casos que la obra colapse en plena construcción.
Además de esto, la falta de ética profesional de algunos ingenieros para cambiar a
conveniencia los planos de la obra y la falta de seguimiento de las entidades de control han
causado fallas en los edificios que terminan siendo un peligro principalmente para los
constructores y futuros habitantes del edificio.
Como medida contra estas causas se ha implementado un mayor control y seguimiento con
la Ley de Vivienda Segura, la cual busca aumentar los requisitos y la vigilancia a los
constructores por parte de las alcaldías de cada ciudad. Por otro lado, se recomienda a las
personas que piensan en adquirir un apartamento, verificar en la Curaduría que el edificio
cuenta con la licencia de construcción, consultar la reputación de la constructora encargada
en la Superintendencia de Industria y Comercio y revisar los antecedentes de los ingenieros
que participan en el proyecto en el Consejo Profesional de Ingenieros.

Centres d'intérêt liés