Vous êtes sur la page 1sur 9

DINAMITA

Diagrama de la dinamita. Contenido y forma de utilización: A. Serrín (u otro tipo de material absorbente) empapado de
nitroglicerina B. Recubrimiento protector alrededor del material explosivo C. Detonador D. Cable del detonador.

La dinamita es un explosivo muy potente compuesto por nitroglicerina, una sustancia explosiva
líquida a temperatura ambiente y muy inestable que al ser absorbida en un medio sólido
(inicialmente, caparazones silíceos de diatomeas), se convierte en un explosivo más estable. La
dinamita fue inventada por Alfred Nobel en 1867, sustituyendo rápidamente a la nitroglicerina para
aplicaciones industriales, minería, y armamento. Desempeña un papel muy importante en trabajos
como la excavación de montañas, la construcción de carreteras, demoliciones y en general cualquier
obra pública que requiera el movimiento de masas rocosas.
La dinamita, como todos los explosivos potentes, es muy peligrosa y por ello es una sustancia de uso
restringido, si bien ha sido extensivamente sustituida por explosivos plásticos en los que la sustancia
explosiva se estabiliza mezclándose con un plastificante en lugar de tierra de diatomeas. La base de
nitroglicerina ha sido en gran parte sustituida por dinitroglicol (Goma-2 ECO) o trinitrotolueno
(Tytadine). Para uso industrial también se encuentra muy extendido el uso de la ciclonita, también en
forma de explosivo plástico, bajo los nombres de C-3 y C-4 según formulación.
Originariamente, se mezclaba la nitroglicerina con un tipo particular de arena de dióxido de silicio
denominada diatomita o tierra de diatomeas. La diatomita, que proviene de fósiles de
microorganismos marinos, tiene una gran superficie específica y absorbe la nitroglicerina haciéndola
manejable e impidiendo que detone por accidente.
1. Historia
Fue inventada por Alfred Nobel en 1866 y patentada en 1867, lo que unido a la explotación
de los campos petroleros de Bakú (Azerbaiyán) le hizo ganar su gran fortuna, base del
Premio Nobel.
Alfred Bernhard Nobel nació en la ciudad sueca de Estocolmo en 1833. Estudió Química en
Estocolmo y en San Petersburgo. También se formó en Rusia y en los Estados Unidos; luego
regresó junto a su padre para ayudar en el negocio familiar (la fabricación de explosivos) y
allí trabajó en el campo de los explosivos y también en el de la explotación de yacimientos
petrolíferos.
La nitroglicerina, descubierta en 1847 por el químico italiano Ascanio Sobrero, era un
explosivo muy potente, demasiado inestable y difícil de manipular y de transportar para la
guerra y muy peligroso para aplicaciones civiles.
En 1864 una explosión de nitroglicerina mató a cinco personas, entre ellas, su hermano
pequeño. A raíz de esta tragedia se concentró en la tarea de conseguir un método para
manipular con seguridad la nitroglicerina, que a mediados del siglo XIX era el explosivo más
utilizado; que es un líquido muy sensible a los golpes, que hace muy difícil su manejo y
además provocaba muy a menudo graves accidentes.
En 1867 Nobel consiguió fabricar la dinamita, mezclando la nitroglicerina con un material
absorbente (la tierra de diatomeas), y así obtuvo un polvo que se podía percutir e, incluso,
quemar al aire libre sin que explotara. Sólo explotaba cuando se utilizaban detonadores
eléctricos o químicos. Así nació la dinamita, un explosivo más estable y manejable que la
nitroglicerina, líquido a la temperatura ambiente.
El invento de la dinamita hizo que tareas pertenecientes al mundo de la construcción y la
minería, progresaran a una gran velocidad en la historia, aunque también fue de una gran
utilidad en la fabricación de explosivos para el armamento.
Las patentes más importantes de Nobel fueron en 1875, la dinamita goma, una dinamita
moldeable, semejante a los explosivos plásticos actuales y luego, en 1884, un método para la
destilación continua del petróleo. Por último, en 1887, fabricó la balistita, una mezcla de
nitroglicerina y nitrocelulosa, consiguiendo un gran explosivo sin humo.

2. Producción y componentes
La dinamita se solía fabricar mezclando nitroglicerina y tierra de diatomeas con un alto
contenido de dióxido de silicio. Esta última actuaba como una especie de esponja,
absorbiendo y estabilizando la nitroglicerina, haciendo su uso como explosivo más seguro y
práctico. Se solía vender en forma de tubos de cartón llenos con el compuesto, que medían
entre 10 cm y 15 cm de largo por 2,5 cm de diámetro.

COMPONENTES:
1.- Ácido Nítrico
2.- Ácido Sulfúrico
3.- Glicerina
4.- Bicarbonato Sódico
5.- Papel Tornasol (es un papel que mide los ácidos)
6.- Algodón
7.- Pólvora
8.- Arena
3. Tipos de Explosivos: dinamitas
 AMONGELATINA 60%
Es una dinamita amoniacal, de alta eficiencia para romper rocas tenaces y de gran
dureza. Sobresalen sus propiedades de alta densidad, alta velocidad de detonación y su
excelente resistencia al agua, lo que da como resultado un producto de alta energía
para producir un óptimo efecto rompedor en cualquier tipo de terreno o faena, a
excepción de minas de carbón.

 TRONEX PLUS
Es una dinamita de tipo semigelatina, especialmente diseñada para trabajos de
superficie y faenas subterráneas (excepto minas de carbón), en roca sin agua. Esta
semigelatina posee una alta velocidad de detonación, incluso en condiciones de
confinamiento deficiente, por lo que tiene especial aplicación como carga principal en
tunelería y desarrollo de galerías y como iniciador de Anfo en diámetros pequeños.

 SOFTRON
Es un explosivo de bajo poder rompedor, especialmente diseñado para trabajos
de tronadura controlada en tunelería, donde es necesario obtener un perímetro
parejo con un mínimo de sobre-excavación. Permite minimizar el fracturamiento
de la roca, más allá de la línea de contorno. Por sus características, los cartuchos
de SOFTRON deben ser acoplados perfectamente entre sí, para lo que se
presenta en tubos rígidos acoplables de polietileno.
 PERMICARB
La dinamita permisible PERMICARB ha sido formulada especialmente para ser
usada en la minería del carbón. La característica fundamental de estos
explosivos es que al detonar producen una llama de muy corta duración y no
desarrollan altas temperaturas, lo que permite que puedan ser usados en minas
de carbón, lugares en que suele producirse mezclas explosivas de gas grisú y
aire.

 SAMSONITA
Es una dinamita de seguridad para la minería del carbón; es una dinamita
pulverulenta de bajo poder rompedor, especialmente diseñada para ser utilizada
en la extracción de tosca adyacente o que cubre los mantos carboníferos,
siempre que la presencia de gas grisú sea nula. El producto genera al detonar
una llama de bajo volumen, corta duración y baja temperatura. Su bajo poder
rompedor la hace también adecuada para trabajos de tronadura controlada.
4. Usos, propiedades
Por su alta estabilidad, la dinamita reemplazó rápidamente a la nitroglicerina en aplicaciones
como las demoliciones y la minería, y como relleno explosivo en los proyectiles de artillería y
cargas de demolición militares. La dinamita es además químicamente más inerte que la
nitroglicerina pura, lo que hace posible su almacenamiento seguro, aunque sólo a medio
plazo, ya que con el paso del tiempo y con una temperatura de más de 30 °C la nitroglicerina
se escurre del dióxido de silicio y la dinamita “suda” nitroglicerina, que se concentra en gotas
muy sensibles al movimiento, al calor y a la descomposición química en productos químicos
más inestables. La dinamita es tan estable, que generalmente los cartuchos de dinamita
nuevos y en buenas condiciones no explotan aunque se expongan al fuego, siendo necesario
utilizar un detonador y fulminante para hacerlas estallar.

Debido a la constante mejora en los explosivos y técnicas de demolición, así como los
problemas que plantea el almacenamiento y producción de nitroglicerina para su elaboración,
ésta ha sido reemplazada comercialmente por otros explosivos como el trinitrotolueno (TNT).

PROPIEDADES

5. Peso y medidas
6. Características Físico - Químicos
A. Combustión
 Puede definirse como tal a toda reacción química capaz de desprender calor
pudiendo o no, ser percibida por nuestros sentidos, y que presenta un tiempo de
reacción bastante lento.

B. Deflagración
 Es un proceso exotérmico en el que la transmisión de la reacción de
descomposición se basa principalmente en la conductividad térmica. Es un
fenómeno superficial en el que el frente de deflagración se propaga por el
explosivo en capas paralelas, a una velocidad baja, que generalmente no supera
los 1 000 m/s.
 La deflagración es sinónimo de una combustión rápida. Los explosivos más
lentos al ser activados dan lugar a una deflagración en la que las reacciones se
propagan por conducción térmica y radiación.

C. Detonación
 Es un proceso físico-químico caracterizado por su gran velocidad de reacción y
por la formación de gran cantidad de productos gaseosos a elevada
temperatura, que adquieren una gran fuerza expansiva (que se traduce en
presión sobre el área circundante).
 En los explosivos detonantes la velocidad de las primeras moléculas gasificadas
es tan grande que no ceden su calor por conductividad a la zona inalterada de la
carga, sino que los transmiten por choque, deformándola y produciendo
calentamiento y explosión con generación de nuevos gases.
 El proceso se repite con un movimiento ondulatorio que afecta a toda la masa
explosiva y que se denomina “onda de choque”, la que se desplaza a
velocidades entre 1500 a 7000 m/s según la composición del explosivo y sus
condiciones de iniciación.
 Un carácter determinante de la onda de choque en la detonación es que una vez
que alcanza su nivel de equilibrio (temperatura, velocidad y presión) este se
mantiene durante todo el proceso, por lo que se dice que es auto sostenida,
mientras que la onda deflagrante tiende a amortiguarse hasta prácticamente
extinguirse, de acuerdo al factor tiempo entre distancia (t/d) a recorrer.

 En resumen, deflagración y detonación son fenómenos de óxido-reducción,


siendo la deflagración de carácter subsónico, pues las ondas de compresión o
dilatación de baja densidad se propagan con una velocidad menor o igual que la
del sonido dentro de los gases resultantes como producto de la combustión
rápida.
 Mientras que la detonación es de carácter supersónico, pues las ondas de
compresión se propagan a velocidad mayor que la del sonido con respecto al
medio gaseoso resultante.
 En ambos casos la turbulencia de los productos gaseosos dará lugar a la
formación de la “onda de choque” y la región de esta onda donde la presión
aumenta rápidamente se denomina “frente de choque”, que es precisamente
donde transcurren las reacciones físico-químicas que transforman
progresivamente a la materia explosiva en sus productos finales.

En general, respecto a la velocidad, los explosivos son considerados como:

a) Deflagrantes: cuando la velocidad está por debajo de los 1 000 m/s.


b) Detonantes de bajo régimen: de 1 000 a 1 800 m/s (transición entre deflagración y
detonación).
c) Detonantes de régimen normal; con velocidades entre 1 800 y 5 000 m/s (categoría a la
que pertenecen casi todos los explosivos de uso industrial).
d) Detonantes de alto régimen: cuando la velocidad está por encima de los 5 000 m/s (es
el caso de los altos explosivos de uso militar). Desde el punto de vista de aplicación en la
voladura de rocas, la reacción de detonación se traduce en un fuerte efecto de impacto
triturador, mientras que en una deflagración este efecto es muy limitado.