Vous êtes sur la page 1sur 2

Abrir las ciencias sociales

Vivimos en un tiempo en el que nuestro entorno está en constante cambio,


pues nuestras necesidades van evolucionando conforme hay más avances
científicos y tecnológicos, pero también intelectuales. Los seres humanos estamos
inmersos y propiciamos ese dinamismo, lo cual hace necesario que continuamente
nos replanteemos la realidad como la conocemos. Es por esto que el conjunto de
estudios sobre la sociedad, agrupados en las ciencias sociales, han sido
reestructurados a través de la historia, para poder cubrir las necesidades del
individuo y responder a las nuevas interrogantes que éste se plantea.
¿Qué es la ciencia social? Wallerstein la define como “conocimiento secular
sistemático sobre la realidad que tenga un tipo de validación empírica” 1, sin
embargo su estudio no siempre ha estado muy delimitado. Al principio el
conocimiento se buscaba por igual, sin distinción entre ciencia natural, social o
humanidades, pero la relevancia de la objetividad y exactitud de los estudios
marcó la diferencia. Las ciencias naturales adquirieron una mayor importancia
jerárquica pues eran las que cumplían mayormente con estos requisitos, mientras
que los demás estudios quedaron prácticamente relegados; fue entonces cuando
se consideró la racionalización del cambio social, enfocándose en la formulación
de leyes generales estudiando el pasado, explicando el presente y sentando las
bases para el futuro. Así también, se marcaban las diferencias de objetos de
estudio y metodologías entre las tres esferas del estudio.
El impulso más grande en las ciencias sociales se dio después de la
Segunda Guerra Mundial, con el cambio de estructura política mundial, los
crecimientos demográfico y de capacidad productiva y el aumento de planteles
universitarios. No obstante, el desarrollo de las ciencias sociales desembocó en
estudios de área con carácter multidisciplinario, lo cual puso de relieve los puntos
en común de las tres esferas y el pluralismo universal de éstas, es decir, el sentido
generalizador de los estudios.

1 [ CITATION Wal06 \l 1034 ]


El futuro de las ciencias sociales reside en abrirlas, es decir, renovar los
métodos tradicionales, aceptando la multiculturalidad dentro de éstas, la
cooperación de las tres divisiones, regresando los centros de investigación a las
universidades para generar un conocimiento más organizado, siendo más
tolerantes a diferentes puntos de vista y aceptar la naturaleza de los
investigadores, siendo que estos son también el objeto de estudio.
Sólo así, reformando los conceptos, aceptando los cambios se generará
una ciencia que de verdad pueda dar respuesta a nuestras incógnitas y nosotros
como seres humanos podremos comprender la naturaleza de la sociedad y
plantear soluciones más eficaces a los problemas que se nos puedan presentar
como sociedad.

Bibliografía
Wallerstein, Immanuel. Abrir las Ciencias Sociales. México: Siglo XXI, 2006.