Vous êtes sur la page 1sur 3

Fecha: 15-03-17

Universidad nacional experimental politécnica


"Antonio José de sucre" vice-rectorado puerto Ordaz
Asignatura: Teoría electromagnética.

Un aporte más de: JSMA

Tema: Corrientes parasitas y temperatura de curie

Corrientes parasitas

Las corrientes parásita también conocida como "corrientes torbellino",


corrientes de eddy o corrientes de Foucault es un fenómeno eléctrico que se
produce cuando un conductor atraviesa un campo magnético variable, o
viceversa.

Como se aprecia en la figura 1-a. El movimiento relativo de las láminas a


través del campo causa una circulación de electrones, o corriente inducida
dentro de las láminas conductoras. Estas corrientes circulares de Foucault
crean electroimanes con campos magnéticos que se oponen al efecto del
campo magnético aplicado (según la Ley de Lenz). Cuanto más fuerte y
variable sea el campo magnético aplicado, mayor la conductividad del
conductor, o mayor la velocidad relativa de movimiento, mayores serán las
corrientes de Foucault y los campos opositores generados.
Como se indica en la figura 1-b, con B dirigido hacia el interior de la página,
la corriente de eddy inducida va en dirección opuesta a las manecillas del reloj
conforme la placa oscilante entra en el campo en la posición 1, debido a que se
está incrementando el flujo causado por el campo magnético externo hacia el
interior de la página a través de la placa. Por esto, según la ley de Lenz, la
corriente inducida debe proveer su propio campo magnético hacia el exterior
de la página. Lo opuesto ocurre conforme la placa sale del campo en la
posición 2, donde la corriente está en el sentido de las manecillas del reloj.

¿Por qué se laminan los núcleos de máquinas magnéticas como


transformadores y motores?

Como se muestra en la figura 1-c, si se


abren ranuras en la placa, se reducen las
corrientes de Eddy. Se comprenderá lo
anterior al percatarse de que los cortes en la
placa impiden la formación de largas espiras
de corriente.

Con frecuencia, este tipo de corrientes son indeseables, ya que representan


una transformación de energía mecánica en energía interna (calientan el
núcleo por efecto Joule). A fin de reducir esta pérdida de energía, a menudo
las piezas conductoras se fabrican laminadas (figura 3), es decir, con capas
delgadas de material separadas por otro material no conductor, como por
ejemplo las lacas o algún óxido metálico. Esta estructura en capas evita
espiras de corriente grandes y limita de manera efectiva las corrientes a espiras
pequeñas en cada capa individual. Estas estructuras laminadas se usan en los
núcleos de los transformadores y en los motores para minimizar las corrientes
de eddy y, por consiguiente, incrementar la eficiencia de dichos dispositivos.
Temperatura de Curie

Se denomina temperatura de Curie a la temperatura por encima de la cual


un cuerpo ferromagnético pierde su magnetismo, comportándose como un
material puramente paramagnético.

Las propiedades magnéticas cambian en función de la temperatura. En


todos los ferromagnetos, si se aumenta su temperatura, ocurre un descenso de
la magnetización hasta que la temperatura llegaba a un valor crítico, llamada
temperatura de Curie (Tc), donde la magnetización se hace igual a cero; por
encima de la temperatura de Curie, los ferromagnetos se comportan como
sustancias paramagnéticas.

La temperatura de curie del hierro es de aproximadamente 768 ºC.

¿Por qué el núcleo de los equipos magnéticos no debe alcanzar la


temperatura de curie?

Los núcleos de los equipos magnéticos como transformadores y motores


son de material ferromagnético el cual se caracteriza por tener alta
permeabilidad magnética. Cuando estos materiales alcanzan la temperatura de
curie o superiores a ella, adquiere características de material paramagnético.
Un material paramagnético posee una permeabilidad magnética similar a la
del vacío, por ello no conduce óptimamente las líneas de campo magnético
como lo hace un material ferromagnético. A consecuencia de esto el núcleo
dispersa las líneas de flujo magnético y el equipo presenta enormes pérdidas
de energía, sobrecargas e incluso si no tiene mecanismos de protección, la
destrucción total del mismo.