Vous êtes sur la page 1sur 7

La Constitución del 23 de enero de 1961 recoge los principios de soberanía

popular, la participación de todos los ciudadanos en la elección de los gobernantes


y la alternabilidad en el poder. Una Constitución rígida que buscaba consolidar las
instituciones del Estado y regular su relación con los ciudadanos.
La Constitución de 1961 fuera elaborada con el acuerdo y respaldo de los tres
principales partidos (Acción Democrática, COPEI y Unión Republicana
Democrática) que apoyaron a la Junta de Gobierno, implantada tras el
levantamiento cívico-militar que tuvo lugar el 23 de enero de 1958 contra el
gobierno del general Marcos Pérez Jiménez y logró dotar al país de un régimen
basado en los principios de la democracia constitucional, liberal y representativa.
El 2 de febrero de 1959 se instauro (con 92% de los votos) el nuevo Congreso
democrático, el cual evidenció el espíritu unitario del 23 de enero de 1958. Este
fue el primer Parlamento democrático que tuvo Venezuela, electo por la voluntad
popular en forma directa y secreta, con participación votante de los mayores de 18
años, sin limitaciones por analfabetismo o sexo. No fue un Parlamento lleno de
apetitos, sino de ideales, de idealistas (valga la redundancia) y de políticos
tolerantes, los cuales concibieron y parieron una Constitución representativa de
toda la nación, abierta y no sectaria, nacional y no representativa de los caprichos
de un caudillo o de una cúpula (por lo cual llegaría a tener 40 años de vigencia).
Fue la primera vez donde el Parlamento conto con la participación de los partidos
políticos representativos de las ideologías del mundo. (Acción Democrática
encarnó la socialdemocracia, Copei el socialcristianimo, URD el liberalismo y el
Partido Comunista las ideas marxistas).

El Senado fue presidido por Raúl Leoni (AD) y Diputados por Rafael Caldera
(Copei). Jefes de fracciones parlamentarias fueron Luis Beltrán Prieto Figueroa
(AD, Senado) y Luis Augusto Dubuc (AD, Diputados), Lorenzo Fernández (Copei,
Senado) y Miguel Angel Landáez (Copei, Diputados), Luis Hernández Solís (URD,
Senado) y Jóvito Villalba (URD, Diputados), Jesús Faría (PCV, Senado) y Gustavo
Machado (PCV, Diputados).

A los pocos días de instalado el Congreso (Bicameral) entró en funciones la


Comisión de Reforma Constitucional. Se tomó la Constitución de 1947 como base
para la nueva Constitución, con lo cual se obviaron las disquisiciones filosóficas y
políticas que con anterioridad ya habían sido dadas en los debates de la gran
Constituyente de 1947, donde tuvieron presencia justamente los tres partidos
signatarios del Pacto de Punto Fijo, integrantes del Gobierno de Coalición
presidido por Rómulo Batancourt.
La Constitución de 1961 estaba dividida en cuatro partes.
El preámbulo donde se invoca la protección de Dios y se exalta al
Libertador Simón Bolívar y a los "grandes servidores de la patria".
La parte dogmática en la cual se establecen como pilares la democracia, la
independencia y el carácter de forma federal del Estado venezolano, entre
otros;
La parte orgánica, que constaba de doce títulos para un total de 252
artículos;
y las disposiciones transitorias compuestas por 23 disposiciones.

Poder Público
El Poder Público Nacional, el poder público estaba integrado por el Legislativo, el
Ejecutivo y el Judicial

 Poder Legislativo ejercido por el Congreso Nacional, que estaba integrado


por la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores. Los Diputados y los
Senadores eran electos por período de 5 años, correspondían dos Senadores
por Estado además de otros dos por el Distrito Federal, mientras que los
Diputados se elegirían, por votación universal y directa, y con representación
proporcional de las minorías según la base de población del 1,1% de la
población total nacional. Los presidentes de la Cámara de Senadores y la de
Diputados serían los Presidente y Vicepresidente del Congreso Nacional
respectivamente. Los que alguna vez ejercieron la presidencia de la República
una vez culminado su período pasaban a ser Senadores vitalicios.
En esta Constitución la Contraloría General de la República era un órgano auxiliar
del Congreso Nacional, estaba dirigido por el Contralor General de la República
elegido para un período de 5 años por el Congreso Nacional.

 Poder Ejecutivo: ejercido por el Presidente de la República en calidad de Jefe


de Estado y del Ejecutivo Nacional o Gobierno, el cual sería electo por período
de 5 años no pudiendo ser reelecto hasta transcurridos 10 años después de
culminar su período. La falta temporal del presidente la suplía un Ministro
designado por el propio presidente. Se definía además a los Ministros como
los órganos directos del Presidente de la República, que reunidos formaban el
Consejo de Ministros.

 Poder Judicial y el Ministerio Público: el Poder Judicial estaba representado


por la Corte Suprema de Justicia y demás tribunales. La Corte Suprema de
Justicia estaba integrada por un mínimo de cinco Magistrados por Sala,
elegidos por el Congreso Nacional por término de 9 años.
En esta constitución el Ministerio Público era un órgano independiente del Estado,
mientras que en la nueva Constitución de 1999 forma parte de un nuevo Poder, el
Poder Ciudadano. El Ministerio Público estaba bajo responsabilidad del Fiscal
General de la República elegido por el Congreso Nacional por período de 5.
Características

 Fue un Estado representativo, centralista, con potestad de gobernabilidad por


decretos presidenciales.
 El Estado venezolano se divide en: Estados, el Distrito Federal, Territorios
Federales y las Dependencias Federales.
 Los Estados se dividen en Distritos y estos en Municipios.
 Por primera vez en la historia constitucional venezolana no se hace mención al
nombre o número de Estados que componen el país, para evitar hacer
reformas constitucionales respecto a éste tema y regirlo por medio de una Ley
Orgánica de división político-territorial.
 Sólo se reconocía como idioma oficial el castellano.
 No existía la doble nacionalidad, por lo tanto el venezolano que obtuviese otra
nacionalidad perdía automáticamente la nacionalidad venezolana.
 Gran estabilidad económica
 Se promulgo la ley de reforma agriaría y la creación del ministerio de minas e
hidrocarburos
 Fue enmendada en 2 oportunidades: La Enmienda núm. 1, sancionada por el
Congreso el 9 de mayo de 1973 y promulgada por el presidente Rafael
Caldera el 11 del mismo mes y año; y la Enmienda núm. 2, sancionada por el
Congreso el 16 de marzo de 1983 promulgada el mismo día por el presidente
Luis Herrera Camping.
 Se establece el principio de inviolabilidad de la Constitución

Podemos resumir la constitución de 1961 como: La representación del modelo


económico y político del Pacto de Punto Fijo, represento al modelo paternalista y
rentista de la Venezuela petrolera. Fue expresión del modelo de Estado Grande e
Intervencionista, representa el modelo político clientelar y de partido

Esta Constitución procuró superar las dos lacras históricas que habían
atormentado el desarrollo normal de la nación: las insurgencias bélicas y las
asonadas militares. Se propuso darle al pueblo su rol de soberano, el único que
puede disponer de su destino.

La Constitución de 1961 persiguió la instauración de la democracia (y la instauró).


Buscó la erradicación de las guerras civiles, de las cuales las guerrillas son su
embrión (y las erradicó, como las veremos ser aplastadas en los años 60). Se
propuso institucionalizar a las Fuerzas Armadas Nacionales para dominar los
golpes militares (y lo logró: todas las tentativas golpistas fueron vencidas por los
gobiernos democráticos al calor de la Constitución de 1961. Pese a fallas e
influencias malignas, las Fuerzas Armadas vivirían un esplendor unitario,
profesional, meritocrático y de equipamiento y logística).
El ascenso político, institucional, educativo, cultural y científico, logrado bajo el
amparo de la Constitución de 1961, no tiene competidor en la historia nacional. La
paz democrática, en tolerancia, en flexibilidad y en condescendencia pluralista,
logradas bajo el amparo de esta Constitución, no tienen ni remotamente
comparación en la historia venezolana. El equilibrio de poderes, el control del
Presidente para no convertirlo en un monarca constitucional, el ascenso del
Parlamento, jamás antes se habían logrado de modo tan positivo y trascendente.

Vendrían errores y vicios, el desgaste al cual es susceptible toda situación


positiva, cayendo en crisis este proyecto por medio de tres hechos históricos, que
marcaron la caída de este modelo de país, como lo fueron:

- El viernes negro (18 de febrero de 1983): Es considerado el punto de


inflexión de este proyecto pais, puesto que se considera que la estabilidad
económica y política se perdió con la fuerte devaluación del bolívar.
Hasta ese día el dólar se cotizó libremente en el país al valor de 4,30
bolívares que había sido establecido en 1961 por el gobierno de Rómulo
Betancourt a través de un Control de Cambio. Desde entones la
devaluación constante del bolívar, la caída de los precios del petróleo, las
complicaciones con el pago de la deuda externa, el acelerado deterioro del
poder adquisitivo y una serie de políticas erróneas causaron la implantación
de un control de cambio llamado "Régimen de Cambios Diferenciales"
(RECADI) –del cual se llegaron a conocer importantes casos de
corrupción– por el gobierno de Luis Herrera Campis, haciendo
desaparecer la estabilidad cambiaria de la moneda venezolana.

- El “Caracazo”. se le conoce a los hechos ocurridos el 27 y 28 de febrero de


1989 bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez cuando un grupo de medidas
económicas implementadas causaron una serie de protestas y disturbios en
Caracas.
Este “Paquete Económico” (medidas económicas implementadas) se debió
al endeudamiento acarreado desde el “boom” petrolero y a la inflación
producida en 1983 (Viernes Negro), la cual no pudo ser sostenido por los
gobiernos de Luis Herrera Campis y de Jaime Lusinchi. Entre las medidas
económicas tomadas que causaron controversia se encuentran; el
incremento gradual de las tarifas de los servicios públicos, el aumento de
los precios de la gasolina, el aumento del transporte público, entre otras.
Estas acciones económicas generaron un violento cambio para las
personas, especialmente aquellas de menores ingresos, creando un gran
rechazo del paquete económico, ya que empeoraba la creciente tasa de
pobreza, originando protestas violentas que terminaron en saqueos,
incendios y muertes, ocurridas cuando fuerzas de seguridad de la Policía
Metropolitana (PM) y Fuerzas Armadas del Ejército y de la Guardia
Nacional (GN) salieron a las calles a “controlar” la situación.

- Golpe de Estado de 1992 (4 de febrero de 1992): Fue un golpe militar


fallido en el intento de derrocar al entonces Presidente de la República,
Carlos Andrés Pérez. La acción fue denominada como “Operación Zamora”
donde estuvieron comprometidas varias asonadas militares en los estados
Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Federal. Los responsables
eran miembros de una agrupación informal dentro de las Fuerzas Armadas,
conocida como Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, liderada por el
comandante Hugo Chávez Frías.
En relación a las razones argumentadas por los oficiales golpistas,
tenemos, el descontento de los sectores medios y bajos de las Fuerzas
Armadas por los hechos de corrupción verificados en los altos mandos
militares; la subordinación de las Fuerzas Armadas a un liderazgo político
que consideraban incapaz y corrupto; la utilización de las Fuerzas Armadas,
en particular el Ejército y la Guardia Nacional, en la represión de los
disturbios del 27 de febrero de 1989, entre otros.
Como consecuencia de esta intentona golpista fallida, los principales
dirigentes de esta acción fueron detenidos, donde se destacaban los
tenientes coroneles Hugo Chávez Frías, Francisco Arias Cárdenas, Joel
Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta Hernández y Jesús Ortiz Contreras.
El 27 de noviembre se lleva a cabo otro intento infructuoso de golpe de
Estado contra el mismo gobierno del entonces presidente
constitucional Carlos Andrés Pérez. En esta ocasión en el golpe
participaron civiles y militares. Los nombres más destacados de este intento
fueron Hernán Grüber Odremán, Luis Enrique Cabrera Aguirre, Luis Reyes
Reyes, Francisco Visconti Osorio; y los partidos políticos Bandera Roja y
Tercer Camino. El objetivo principal de capturar al presidente constitucional
Carlos Andrés Pérez, y de establecer una junta cívico-militar como gobierno
de transición. También estaba planeado liberar a Hugo Chávez,
encarcelado luego de su intentona golpista de febrero.

La Constitución de 1961, en 150 años de vida independiente, fue la número 26 de


las constituciones promulgadas y la más importante que ha tenido en toda su
historia. La República vivió casi todo el siglo 19 y buena parte del siglo 20, entre
asonadas y guerras civiles, con sus secuelas de autocracias y despotismos, que
impidieron estabilizar las normas jurídicas que dieran fisonomía a un Estado
democrática. Ha sido la de mayor estabilidad (la de 1830 permaneció 27 años, la
de 1864 se prolongó por 10 años), esta estuvo en vigencia desde enero de 1961
hasta diciembre de 1999 cuando fue derogada en su totalidad en el gobierno de
Hugo Chávez, que la denominó como “la moribunda” al tomar posesión del cargo
de presidente.
El 23 de enero de 1961, Rómulo Betancourt puso el ejecútese a la nueva
Constitución:
“Esta Constitución que hoy promulgamos –lo he dejado dicho- debe durar y
durará, para que regule jurídicamente las relaciones democráticas entre Estado y
nación, no sólo por el período de gobierno que terminará en 1964 sino por muchos
otros más.
Razones sólidas abonan esta creencia. La elaboraron y sancionaron cuerpos
deliberantes emanados de la directa voluntad popular el 7 de diciembre de 1958.
Ella misma llevó con sus votos a Miraflores a quien es el Presidente de los
venezolanos y ha cumplido ya con el compromiso legal de firmarla, para ejecutarla
y hacerla ejecutar, y, por último –razón última a la que en la escala de prelaciones
le correspondería el primer sitio-, el pueblo de Venezuela en todos sus rangos,
estamentos y profesiones está decidido a que en este país no se retrograde nunca
a formas francas o disimuladas de despotismo, y por eso es válido pensar y
afirmar que esta Constitución de 1961 será un instrumento para regular la vida de
relación nacional por muchos años.
Juro solemnemente, ante el pueblo y ante mi propia conciencia, cumplir y hacer
cumplir esta Constitución; respetar y hacer respetar sus normas, que sancionadas
como han quedado adquieren identidad y categoría de mandato imperativo. Juro
también que por respeto mismo a esta Constitución que hoy nace rodeada de fe
colectiva, y por lealtad a mi propia vida consagrada al establecimiento en
Venezuela de un régimen de libertades públicas, utilizaré los instrumentos que
esta ley fundamental pone en las manos del Presidente de la República para
impedir que el orden público se subvierta, sea cual fuere la bandera esgrimida y
las consignas agitadas por los empresarios del motín; y que impediré, con la
colaboración de quienes me acompañan en el Consejo de Ministros, que las
corrientes hostiles al sistema democrático de Gobierno lo desacrediten,
debilitándolo. Venezuela, como toda otra sociedad moderna y organizada,
necesita y reclama de sus gobernantes respeto a las libertades públicas, y junto
con ese respeto la defensa decidida del Estado de derecho frente a la
conspiración totalitaria, tan repudiable si se exhibe bajo el atuendo de la clásica
autocracia criolla como si se presenta con el ropaje novedoso de doctrinas y
tácticas de importación, que le niegan vigencia al régimen representativo de
gobierno para abrirles el camino a dictaduras de grupos o partidos.
La promulgación de esta Constitución es coyuntura propicia para pedirle a los
venezolanos, sea cual fuere su propia concepción subjetiva de los sistemas de
gobierno y su bandería ideológica, que ajusten su conducta pública dentro de las
normas de respeto a esta Ley de Leyes. Es un llamado que formulo con la mejor y
más sincera buena fe de venezolano y de gobernante. En todo caso el
compromiso está hecho y la indeclinable decisión tomada: como Presidente de la
República no me limitaré a acatar y cumplir las normas de esta Constitución.
También utilizaré todos los recursos que esta misma Constitución pone en mis
manos para garantizarle a los venezolanos que podrán vivir, trabajar, educarse y
alcanzar los más altos niveles de mejoramiento económico y espiritual sin que su
derecho a la vida pacífica sea alterado por la asonada de cuartel o por la sedición
callejera…”
Preámbulo

Requerido el voto de las Asambleas Legislativas de los Estados Anzoátegui,


Apure, Barinas, Bolívar, Carabobo, Cojedes, Falcón, Guárico, Lara, Mérida,
Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo, Yaracuy y
Zulia, Y visto el resultado favorable del escrutinio,
En representación del pueblo venezolano, para quien invoca la protección de Dios
Todo Poderoso; con el propósito de mantener la independencia y la integridad
territorial de la Nación, fortalecer su unidad, asegurar la libertad, la paz y la
estabilidad de las instituciones; proteger y enaltecer el trabajo, amparar la dignidad
humana, promover el bienestar general y la seguridad social; lograr la
participación equitativa de todos en el disfrute de la riqueza, según
los principios de la justicia social, y fomentar el desarrollo de
la economía al servicio del hombre; mantener la igualdad social y jurídica, sin
discriminaciones derivadas de la raza, sexo, credo o condición social; cooperar
con las demás naciones y, de modo especial, con las Repúblicas hermanas del
Continente, en los fines de la comunidad internacional, sobre la base del
reciproco respeto de las soberanías, la autodeterminación de los pueblos, la
garantía universal de los derechos individuales y sociales de la persona humana, y
el repudio de la guerra, de la conquista y del predominio económico como
instrumentos de política internacional; sustentar el orden democrático como único
e irrenunciable medio de asegurar los derechos y la dignidad de los ciudadanos, y
favorecer pacíficamente su extensión a todos los pueblos de la tierra; y conservar
y acrecer elpatrimonio moral e histórico de la Nación, forjado por el pueblo en sus
luchas por la libertad y la justicia y por el pensamiento y la acción de los
grandes servidores de la patria, cuya expresión mas alta es Simón Bolívar, el
Libertador.
 Primordialmente se hace evidente la representación y no la participación
protagónica que puede apreciarse en el preámbulo de nuestra actual carta magna.

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos90/comparacion-constituciones-


venezuela/comparacion-constituciones-venezuela.shtml#ixzz45ZYKabU3