Vous êtes sur la page 1sur 343

Universidad Autónoma de Baja California

Dr. Felipe Cuamea Velázquez


Rector

Mtro. Ricardo Dagnino Moreno


Secretario general

Dr. Óscar Roberto López Bonilla


Vicerrector Campus Ensenada

Dr. Miguel Ángel Martínez Romero


Vicerrector Campus Mexicali

Dr. José David Ledezma Torres


Vicerrector Campus Tijuana

Dr. Hugo Edgardo Méndez Fierros


Secretario de Rectoría e Imagen Institucional
Universidad Autónoma de Baja California
Esta investigación fue dictaminada por pares académicos.

La acuacultura en el valle de Mexicali : especies y áreas


de cultivo / Ivone Giffard Mena ... [et al.]. – Mexicali, Baja
California : Universidad Autónoma de Baja California, 2014.

340 p. : il. ; 21 cm.--(Selección Anual para el Libro Universitario).


ISBN : 978-607-607-222-6
1.Acuacultura – México – Mexicali (Baja California). 2.
Pesca – México – Baja California. I. Mena Giffard, Ivone. II.
Universidad Autónoma de Baja California. III.s.

SH 231 A28 2014

Las características de esta publicación son propiedad de la


Universidad Autónoma de Baja California.
Departamento de Editorial Universitaria. Av. Reforma 1375.
Col. Nueva. Mexicali, Baja California, México. C.P. 21100.
Teléfono: (686) 552-10-56.
Correo electrónico: editorial@uabc.edu.mx
www.uabc.mx

isbn:978-607-607-222-6
Coordinación editorial: Maricela López Ornelas.
Diseño de portada: José Guadalupe Martínez Alvarado.
Formación: Palmira Gaxiola Espinoza.
Edición: Tomás Di Bella.
Ivone Giffard Mena, Rinah Milkauri González
Barradas, María Concepción Arredondo García,
Fabiola Lafarga de la Cruz, Carlos Granados
Machuca, Lus Mercedes López Acuña y
Conal David True

La acuacultura en el
valle de Mexicali:
Especies y áreas de cultivo
Agradecimientos

Agradecemos la valiosa colaboración de diversas personas que


nos proporcionaron su tiempo para participar con sus opinio-
nes, experiencias e información, así como de su paciencia para
responder todas nuestras dudas, y que por razones de espacio
agregamos en un directorio que se encuentra al final de este libro.
Al mismo tiempo, agradecemos a las instituciones y/o em-
presas a las que pertenecen gran parte de ellos y quienes dieron
el respaldo para compartir la información solicitada: Conagua
en Mexicali; la Subdelegación de Pesca y Acuacultura de Sa-
garpa en Ensenada; la OEIDRUS-BC ubicada en la Sefoa en
Mexicali; la Dirección de Acuacultura y Pesca del gobierno del
estado de Colima; al Cesacol y al Cesaibc; al Sistema-Producto
Camarón de cultivo de B.C. y a los productores acuícolas del
estado de Colima y del valle de Mexicali.
También queremos reconocer a todos aquellos académicos e
investigadores que amablemente nos recibieron en Mazatlán,
Colima y Mexicali, o que dieron respuesta a nuestros correos;
todos ellos nos hablaron de sus trabajos de investigación y nos

7
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

compartieron resultados relevantes o referencias y artículos que


fueron de utilidad. Estos académicos e investigadores pertene-
cen a: la unam-icmyl, ciad Mazatlán, ciad Guaymas, ucol-
Facimar, uas-Facimar, Universidad Marista de Mérida, cicese
y la uabc (Instituto de Investigaciones Oceanológicas, Institu-
to de Investigación en Ciencias Veterinarias, Instituto de Inge-
niería y Facultad de Economía y Relaciones Internacionales).
Particularmente, y como parte del equipo de trabajo, agra-
decemos a: Karen Velázquez y Lourdes Mexicano quienes
apoyaron en el Sistema de Información Geográfica del cual se
obtuvieron los mapas presentados en este trabajo; Karina Lugo
quien organizó y revisó la información de calidad del agua; fi-
nalmente a Jazmín Castro Guevara y María del Carmen Corral
Núñez, estudiantes de la Facultad de Ciencias Marinas, quienes
buscaron la información de las especies acuícolas y ordenaron
su bibliografía.
Este libro es resultado de un proyecto de investigación ela-
borado por la Facultad de Ciencias Marinas de la uabc, y se
realizó gracias al financiamiento de la Sagarpa-Cofupro, pero
principalmente al interés, la gestión y el apoyo de la Sepesca del
gobierno del estado de Baja California.

8
PRÓLOGO

¿Por qué el valle de Mexicali? ¿Por qué la acuacultura?

La acuacultura en México continúa creciendo al igual que en


el resto del mundo, y esto es posible gracias a la generación de
nuevos desarrollos tecnológicos, la expansión de algunas indus-
trias y la diversificación de especies. El estado de Baja California
aporta cantidades significativas de algunos productos acuícolas
que se cultivan principalmente en la costa del Pacífico, pero
no menos importante es la actividad que se desarrolla tierra
adentro, en zonas rurales desérticas. Aquí los pobladores locales
han aprovechado los recursos acuáticos de manera sustentable.
El cultivo de camarón, bagre o tilapia ofrece oportunidades
invaluables a los agricultores que ante la escasez de agua y en-
salitramiento de las tierras, han decidido complementar sus ac-
tividades agrícolas con la acuacultura.
Este libro de texto invita tanto al lector aficionado como al
especializado a conocer la lista de especies con potencial de cul-
tivo en la zona del valle de Mexicali, y explicita las razones y los

9
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

métodos de selección de un limitado número de ellos a partir


de una larga lista de candidatos disponibles a nivel nacional.
Tiene también la intención de proveer a los tomadores de deci-
siones de una herramienta útil para elegir las zonas con mayor
potencial para su cultivo, de modo que se pueda desarrollar esta
actividad de manera racional.
Todo momento actual es producto de sucesos puntuales que
favorecen la coyuntura y con eso la existencia de un instante
vital; por ello se consideró importante documentar los eventos
históricos que han delineado el camino de la acuacultura en el
valle de Mexicali. La obra incluye una búsqueda de informa-
ción y que será de utilidad para cualquier persona interesada en
los antecedentes y condiciones de la zona.
Los esfuerzos individuales de los productores aspirantes a es-
tablecer empresas rentables, parten de una visión muchas veces
basada en experiencias de éxito, por ello también se incluye un
panorama sobre la acuacultura en la zona vecina del Valle Im-
perial (lado estadounidense) y un comparativo con la experien-
cia fructífera del cultivo de camarón blanco en baja salinidad
en el estado de Colima.
En una última sección se plasmaron algunas ideas y propues-
tas generadas en el versado colectivo con el que se convivió en
reuniones de trabajo o bien recordando anécdotas y experien-
cias vividas en las aguas del Río Colorado y su gran delta.

10
1. especies cultivables en el valle de
mexicali

El punto de partida para cualquier productor surge a partir


del cuestionamiento ¿qué especie cultivo? Para responder esta
pregunta presentamos al lector el siguiente capítulo que descri-
be un modelo conceptual de tres fases utilizado para obtener
un listado final de doce especies con mayor potencial para la
acuacultura comercial en el valle de Mexicali.
En el valle de Mexicali la principal especie de cultivo es el
camarón blanco (Litopenaeus vannamei). Sin embargo, en di-
versas ocasiones entre los productores acuícolas ha surgido la
inquietud de cultivar especies de otra región e inclusive de otro
país donde haya sido exitoso su cultivo. Bajo este mismo cues-
tionamiento y con la intensión de fomentar la acuacultura en la
zona, el gobierno del estado apoyó la realización de este trabajo.
En síntesis, la selección de especies propuesta fue generada
a partir de un listado de 38 especies que se han promovido
para la acuacultura en México y en el mundo. Posteriormente,
mediante una metodología de análisis de tres fases, se eligieron
aquellas con factibilidades reales de acuerdo con un protocolo

11
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

objetivo de elección. Aunque lo anteriormente descrito parece


sencillo, los resultados finales fueron obtenidos a través de un
largo y minucioso proceso que a continuación se refiere bre-
vemente por considerarlo de interés para los lectores por su
posible aplicación en otros casos de estudio.

Listado de especies

Existen muchas especies descritas para cultivos acuícolas, y con-


forme avancen las investigaciones científicas, las listas se harán
más extensas año con año; sin embargo, para este particular es-
tudio se eligieron a partir de una fuente oficial, como es la Carta
Nacional Acuícola (dof, 2011), una base de datos ampliamente
reconocida como es la Fishbase1 y se complementaron con inves-
tigaciones realizadas en instituciones del país, así como en bases
de datos nacionales e internacionales (véase figura 1).
El resultado inicial obtenido es un listado que contiene 38
especies (véase cuadro 1), incluyendo como una especie más el
conjunto de peces de ornato que se cultivan en México (véa-
se cuadro 2), debido a que los productores que gustan de la
acuarofilia, requieren de instalaciones apropiadas para estas pe-
queñas especies y difieren de las utilizadas para otros tipos de
cultivos.
El listado de peces de ornato es una combinación de lo que
presenta la Carta Nacional Acuícola (dof, 2011) y Ramírez-
Martínez et al., (2010), quienes en su investigación resaltan
que este comercio promueve una industria multimillonaria

1
http://www.fishbase.org/Country/CountryAquacultureList.php?country=484

12
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

que, a pesar de las crisis económicas, se mantiene en crecimien-


to constante. La acuarofilia incluso fue catalogada como una
industria “resistente a la recesión” por la American Pet Product
Association. Pero como toda actividad, la producción de peces
de ornato debe ser sustentable, es decir, con los mayores bene-
ficios socio-económicos y el menor impacto para los ambientes
donde se desarrolle o la forma de obtención de los ejemplares.
Especial atención amerita el evitar cualquier escape de especies
exóticas que puedan impactar la biodiversidad local (Magal-
hães & Jacobi, 2013).

Figura 1. Fuentes de elección para elaborar listado de especies acuícolas potenciales


de cultivo en el valle de Mexicali.

Carta Nacional
Fishbase
Acuícola 2011
•Especies que se
cultivan en México

Investigación
Investigación documental
en campo •Bibliotecas nacionales: uabc,
cicese, unam, uas, ciad,
•ciad
Cibnor.
•facimar 38 •Bases de datos: isi web of
•Mazatlán
science, Science direct.
especies

13
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 1. Listado de especies cultivadas en México


(comercialmente, en cultivos piloto y en proyectos
de investigación).

Nombre común Nombre científico Nombre en inglés

1 Acocil Procambarus Crayfish


acanthophorus
2 Artemia Artemia franciscana Brine shrimp
3 Atún aleta azul Thunnus orientalis Pacific bluefin tuna
4 Bagre Ictalurus punctatus Channel catfish
5 Basa Pangasius Striped catfish
hypophthalmus
6 Botete diana/pez Sphoeroides Bullseye puffer fish
globo annulatus
7 Cabrilla arenera Paralabrax Spotted sand bass
maculatofasciatus
8 Camarón azul Litopenaeus Pacific blue shrimp
stylirostris
9 Camarón blanco Litopenaeus Pacific white shrimp
vannamei
10 Camarón café Penaeus Brown shrimp
californiensis
11 Carpa Cyprinus carpio Common carp
12 Catán Atractosteus spatula Alligator gar
13 Chano/sabalote Chanos chanos Milkfish
14 Cobia Rachycentron Cobia
canadum
15 Corvina ocelada Sciaenops ocellatus RedDrum
16 Curvina blanca Atractoscion nobilis White seabass
17 Híbrido de lobina M. chrysops vs M. Sunshine bass
saxatilis
18 Jurel Seriola lalandi Gold striped
amberjack
19 Langosta Cherax Red-claw crayfish
australiana quadricarinatus

14
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 1. (continuación).

Nombre común Nombre científico Nombre en inglés


20 Langostino Macrobrachium Giant fresh water
malayo rosenbergii prawn
21 Lenguado Paralichthys California halibut
californicus
22 Lisa/ lisa rayada Mugil cephalus Striped mullet
23 Lobina blanca Morone chrysops White bass
24 Lobina negra o Micropterus Largemouth bass
bocón salmoides
25 Lobina rayada Morone saxatilis Striped bass
26 Pargo flamenco Lutjanus guttatus Spotted rose snapper
27 Pargo lunarejo/ Lutjanus aratus Mullet snapper
raicero
28 Peces de ornato  Ver detalles en Ver detalles en
cuadro 2 cuadro 2 
29 Pejelagarto Atractosteus Tropical gar
tropicus
30 Pescado blanco Chirostoma estor Pescado blanco
31 Puyeque Dormitator latifrons Sleeper goby
32 Rana Rana catesbeiana Bullfrog
33 Robalo blanco/ Centropomus Common snook,
chucumite undecimalis asian seabass
34 Tilapia GIFT Oreochromis Tilapia
niloticus var. GIFT y
Spring
35 Tilapia híbrida Achitralada vs Hybrid tilapia
stirling
36 Tortuga de Apalone spinifera Softshell turtle
concha blanda
37 Totoaba Totoaba macdonaldi Totoaba
38 Trucha arcoíris Oncorhynchus Rainbow trout
mykiss

15
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 2. Peces de ornato cultivados en México.

  Nombre común Nombre científico Origen


1 Carpa dorada* Carassius auratus Asiático
2 Carpa Koi Cyprinus carpio sp. Asiático
3 Guppy* Poecilia reticulada Nacional
4 Moly común Poecilia latipinna Nacional
5 Moly de velo Poecilia velifera Nacional
6 Pez ángel Pterophyllum Sudamericano
scalare
7 Gurami Trinchogaster Asiático
trichopterus
8 Platy* Xiphophorus Nacional
maculatus
9 Danio cebra Brachydanio rerio Nacional
10 Espada* Xiphophorus helleri Asiático
11 Monja Gymnocorymbus Sudamericano
ternetzi
12 Cíclido Johani Melanochromis Africano
johanni
13 Tetra Hemigrammus Sudamericano
caudovittatus
14 Cíclido Haplochromis Africano
fenestratus fenestratus
15 Óscar Astronotus ocellatus Sudamericano
16 Barbo cereza Capoeta titteya Asiático
17 Colisa Colisa lalia Asiático
18 Cíclido limón Neolamprologus Africano
leleupi
19 Plecos* Hypostomus Sudamericano
plecostomus
20 Betta Betta splendens Asiático
*Especies consideradas invasoras. 2

2
http://www.conabio.gob.mx/invasoras/index.php/Especies_invasoras - Peces

16
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Selección de especies

El proceso de selección a partir del total de especies acuícolas


enlistadas para el valle de Mexicali, se basa en la idea de un
modelo de tres fases, el cual fue modificado y adaptado de
Queméner et al., (2002) para este caso de estudio, obteniendo
como resultado los criterios para cada una de las fases como se
presenta en el cuadro 3.

Cuadro 3. Etapas de selección de especies acuícolas para el


valle de Mexicali.

Etapa Descripción
Fase I Objetivo de estudio Características generales
deseables en términos del
desarrollo de la biotecnología
para el cultivo de la especie.
Fase II Condiciones mínimas Características generales que
de cultivo la región proporciona para
realizar cultivos acuícolas.
Fase III Caso geográfico: Características particulares
valle de Mexicali del lugar del cultivo y de la
especie a cultivar.

Es importante resaltar que este modelo considera una re-


lación intrínseca entre las fases con respecto a su contexto es-
pacial (véase figura 2). En las primeras dos fases —que parten
de lo general en un contexto macro y regional—, se descartan
las especies que no cumplen con las características generales
planteadas y, en la última fase, en un contexto local (micro),
se evalúan algunas consideraciones biológicas, ambientales,
tecnológicas, de alimento y mercado. Esta aproximación en la

17
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 2. Relación intrínseca de las fases del método para la selección de especies
con mayor potencial acuícola para el valle de Mexicali.

Particular
Fase III
Caso geográfico Micro
VM
Fase II
Condiciones mínimas Regional
de cultivo
Fase I
Macro General
Objeto de estudio

última etapa fue adaptada a partir de los factores que propone


Baluyut (1989) en Leung et al., (2007) para elegir sistemas y
especies en un contexto particular.
Como resultado de este análisis, las especies se clasificaron
de acuerdo con el estado de desarrollo de la acuacultura que
presentan (modificado de dof, 2011). Esto es, según el nivel
de desarrollo de la biotecnología y su finalidad, por lo que la
clasificación se divide en :
• Acuacultura comercial (ac). Son las especies cultivadas con
tecnologías probadas en México, con el propósito de obte-
ner beneficios económicos.
• Acuacultura de fomento (af ). Son las especies que se cul-
tivan con el propósito de estudiarlas, realizar investigación
científica preliminar y de experimentación orientada a de-

18
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

sarrollar biotecnología, incorporar alguna innovación tec-


nológica, adopción o transferencia de tecnología en alguna
etapa del cultivo de la especie.
• Especies con Potencial Acuícola (epa). Son especies en las
que por sus características se han desarrollado estudios ex-
perimentales o proyectos pilotos con fines de acuacultura,
principalmente en instituciones de investigación del país.

Fase i

En esta fase del método se clasificaron cada una de las 38 espe-


cies enlistadas con base en las definiciones proporcionadas en
el cuadro 2 y se les asignó un valor de acuerdo con el nivel de
desarrollo tecnológico que tienen en cuanto a la reproducción,
la eclosión, el desarrollo larvario y la biotecnia (crecimiento y
engorda), así como la posibilidad de adquirir larvas y alimento
a nivel comercial (véase cuadro 4). La información para cada
especie fue obtenida a partir de una revisión bibliográfica con
al menos cuatro referencias distintas que sustentaron el dato en
cuestión. La evaluación consistió en asignar a cada especie un
valor numérico por cada criterio definido, otorgando el mayor
peso al aspecto más deseable o mejor dominado.
Uno de los aspectos más importantes para el desarrollo de la
acuacultura es que el recurso esté disponible bajo condiciones
de reproducción controladas y que el acuacultor tenga acceso a
las larvas en cantidad y calidad adecuada. Sin embargo, muchas
de las especies potenciales aún se capturan del medio silvestre
(las larvas o los reproductores) o bien la tecnología no está dis-
ponible en el país. El proceso de domesticación no está com-

19
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 4. Valoración del desarrollo tecnológico de la


especie, así como de la disponibilidad en el mercado de
las crías/postlarvas y alimento comercial.

Desarrollo tecnológico Valor


DM Dominio en México 4
NP Nivel piloto. Están en pruebas 3
a pequeña escala, fuera de las
instituciones
DOP Dominio en otros países 2
IN Investigación.- Se realizan 1
estudios controlados dentro de las
instituciones

Disponibilidad en el mercado Valor


DC Disponible comercialmente en 5
México
DMS Disponible en el medio silvestre 4
DI Disponible en instituciones 3
NDM No disponible en México 2
ND No disponible 1

pleto o bien no se ha realizado una transferencia de tecnología


de las instituciones al sector productivo.
Bajo este contexto se aplicó una matriz de valoración distinta
al considerar la disponibilidad de larvas (véase cuadro 5). Se
consideró la cercanía a los sitios de venta del pie de cría y la
fuente de la cual se obtienen.

20
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Para esta fase se definió como objetivo de estudio la acuacul-


tura comercial, en un segundo grupo se consideraron las espe-
cies de fomento y, para continuar con la fase II, se descartaron
las especies con potencial acuícola. Como resultado de este pri-
mer análisis (fase I), se observa en el cuadro 6 que de las 38
especies enlistadas, 15 (39.5%) se agruparon como acuacultura
comercial (ac), 18 (47.3%) como especies de fomento (ef ) y
5 (13.2%) como especies con potencial acuícola (epa). Por lo
tanto, la mayoría de especies son consideradas de fomento. En
conjunto las ef y las epa representan el 60.5%, lo que indica
que mucho del trabajo de investigación aún no ha sido probado
a escala comercial ni ha sido transferido al sector productivo.

Cuadro 5. Matriz de valoración para la disponibilidad de larvas/


juveniles en el mercado.

Larva/juvenil
Disponibilidad Comercial Medio Instituciones
silvestre
Local 18 12 6
Nacional (NW) 15 10 5
Internacional
Regional
(California, 12 8 4
Arizona)
Nacional Resto del país 9 6 3
Internacional Resto del
2
mundo 6 4

No disponible 1 1 1

21
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 6. Resultado de la fase I para la elección de especies


acuícolas comerciales con posibilidad de cultivo en el valle de
Mexicali (ac=acuacultura comercial; ef=especie de fomento y
epa=especie con potencial acuícola).

FASE I . Objeto de estudio

Nivel tecnológico Disponibilidad


Nombre común
Desarrollo
Biotecnia

Reprod. y
Evaluación
larvario

Alimento
p/juvenil
eclosión

juvenil
Larva
1 Acocil IN IN IN IN DC EPA
2 Artemia DM DM DM DC DC AC
3 Atún aleta DM DOP DOP DMS DMS EF
azul
4 Bagre DM DM DM DC DC AC
5 Basa DOP DOP DOP NDM NDM EPA
6 Botete NP DM DM DI DMS EF
diana/pez
globo
7 Cabrilla NP DM DM DI DC EF
arenera
8 Camarón DM DM DM DC DC AC
azul
9 Camarón DM DM DM DC DC AC
blanco
10 Camarón DM DM DM DMS DC AC
café
11 Carpa DM DM DM DC DC AC
12 Catán NP DM DM DI DC EF
13 Chano/ DOP DOP DOP NDM DC EPA
sabalote
14 Cobia DM DOP DOP NDM NDM EF

22
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 6. (continuación).

FASE I . Objeto de estudio

Nivel tecnológico Disponibilidad


Nombre común

Desarrollo
Biotecnia

Reprod. y
Evaluación

larvario

Alimento
p/juvenil
eclosión

juvenil
Larva
15 Corvina DM DM DM DC NDM EF
ocelada
16 Curvina NP IN DOP NDM NDM EF
blanca
17 Híbrido de DOP DOP DOP NDM NDM EF
lobina
18 Jurel DM IN IN NDM DC EF
19 Langosta DM DM DM DC DC AC
australiana
20 Langostino DM DM DM DC DC AC
malayo
21 Lenguado NP DM DM DI NDM EF
22 Lisa/ lisa DOP DOP DOP DMS DC EF
rayada
23 Lobina DOP DOP DOP NDM NDM EPA
blanca
24 Lobina DM DM DM DC DC AC
negra o
bocón
25 Lobina NP DOP DOP NDM NDM EF
rayada
26 Pargo NP DM DM DI DC EF
flamenco

23
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 6. (continuación).

FASE I . Objeto de estudio

Nivel tecnológico Disponibilidad


Nombre común

Desarrollo
Evaluación
Biotecnia

Reprod. y
larvario

Alimento
p/juvenil
eclosión

juvenil
Larva
27 Pargo IN ND IN ND ND EPA
lunarejo/
raicero
28 Peces de DM DM DM DC DC AC
ornato
29 Pejelagarto NP DM DM DC DC AC
30 Pescado NP DM DM DI DC EF
blanco
31 Puyeque DM IN IN DMS DC EF
32 Rana DM DM DM DC DC AC
33 Robalo NP DM DM DI DC EF
blanco/
chucumite
34 Tilapia DM DM DM DC DC AC
35 Tilapia DM DM DM DC DC AC
híbrida
36 Tortuga de DOP DOP DOP NDM NDM EF
concha
37 Totoaba NP DM DM DI NDM EF
38 Trucha DM DM DM DC DC AC
arcoiris

24
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

De este primer análisis surgen catalogadas especies de gran


interés comercial cuya biotecnia ya se domina en otros países
(entre ellas los peces conocidos como basa e híbrido de lobina).
Sin embargo, no se encontró información documentada sobre
su cultivo en el país, lo cual limita su manejo por parte de los
productores e investigadores nacionales. También dificulta la
forma de obtención de larvas o juveniles para su engorda y, en
casi todos los casos, no hay accesibilidad a las dietas comerciales
adaptadas para su engorda. Por estas razones permanecen sólo
como especies con potencial acuícola o en el mejor de los casos
especies de fomento que requieren de pruebas o cultivos piloto
antes de pensar en establecer un cultivo a escala comercial.
Por otra parte, si la especie no se distribuye de forma natural
en México, se deben tomar las medidas necesarias para evitar
que se convierta en una invasora y desplace a las especies nativas.
Además, pudiera ser portadora de patógenos para las especies lo-
cales de México. En vista de las consideraciones anteriores, la
gran pregunta que se plantean los diferentes actores de la activi-
dad es: ¿a quién le corresponde tomar la iniciativa para evaluar el
potencial de las especies a introducir? ¿Al productor, al gobierno
o al sector académico? Estudios a nivel mundial han demostrado
que son los productores quienes impulsan exitosamente el desa-
rrollo de las nuevas biotecnias (Leung et al., 2007).
En México tenemos muchas especies en estatus de investi-
gación, la gran mayoría han quedado archivadas en bibliotecas
o en el mejor de los casos en publicaciones de bajo impacto.
La realidad es que si el sector productivo no toma las riendas
para desarrollar nuevas biotecnias, el gobierno o la academia
difícilmente podrán hacerlo. A su vez, el productor no arriesga
sin tener certeza, en este punto es importante que el produc-

25
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tor consulte a la academia para desarrollar pruebas en pequeña


escala e ir creciendo gradualmente. El otro camino es que si se
ha identificado el potencial de una especie y el investigador o el
gobierno desean promover, entonces deben colaborar con una
empresa que esté dispuesta subvencionar las pruebas.

Fase ii

Esta parte correspondió a la elegibilidad de las especies que se


pueden adaptar a las condiciones mínimas de cultivo a nivel re-
gional, de forma que se deben poder cultivar “tierra adentro” y
en agua de baja salinidad (que son dos requerimientos actuales
para la zona), las especies que no cumplieron ambas condicio-
nes fueron descartadas.
Los resultados se trabajaron paralelamente con dos grupos (ac
y af) y se presentan en el cuadro 7 para la ac, la cual tuvo como
resultado 12 especies que toleran estas condiciones de cultivo y,
en el cuadro 8 para el grupo de ef (que incluye 10 especies).
En esta fase no se descartaron las ef, pues aún se desconoce
su tolerancia o rendimientos en baja salinidad. Además, es im-
portante considerar políticas que apoyen el desarrollo completo
de esas biotecnias. Algunos ejemplos de éstas son el puyeque
(Dormitator latifrons), el botete (Sphoeroides annulatus), la cur-
vina blanca (Atractoscion nobilis) o la totoaba (Totoaba macdo-
naldi), algunas de ellas dependen de reproductores capturados
del medio.
De los resultados obtenidos en especies de acuacultura co-
mercial, la mayoría tienen una distribución fuera de la región
a excepción de la rana toro (Rana catesbiana) que aunque se

26
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 7. Resultados de la fase II en la etapa regional para la


elección de especies AC con posibilidad de cultivo en el valle de
Mexicali (1=se cultiva, 0=no se cultiva).

Fase II. Condiciones mínimas de cultivo

  Nombre Nombre Tierra Baja Evaluación


común científico adentro salinidad

1 Artemia Artemia 0 0 AC
franciscana
2 Bagre Ictalurus 1 1 AC
punctatus
3 Camarón Litopenaeus 1 0 AC
azul stylirostris
4 Camarón Litopenaeus 1 1 AC
blanco vannamei
5 Camarón Penaeus 1 0 AC
café californiensis
6 Carpa Cyprinus 1 1 AC
carpio
7 Langosta Cherax 1 1 AC
australiana quadricarinatus
8 Langostino Macrobrachium 1 1 AC
malayo rosenbergii
9 Lobina Micropterus 1 1 AC
negra o salmoides
bocón
10 Peces de  Varias 1 1 AC
ornato
11 Pejelagarto Atractosteus 1 1 AC
tropicus
12 Rana Rana 1 1 AC
catesbeiana

27
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 7. (continuación).

FASE II. Condiciones mínimas de cultivo

  Nombre Nombre Tierra Baja Evaluación


común científico adentro salinidad

13 Tilapia Oreochromis 1 1 AC
niloticus var.
GIFT y Spring
14 Tilapia Achitralada vs 1 1 AC
híbrida stirling
15 Trucha Oncorhynchus 1 1 AC
arcoíris mykiss nelsoni
AC

considera una especie invasora para el resto del país tiene una
distribución local, y el camarón blanco (L. vannamei) con dis-
tribución regional. Por otra parte, es notorio el pejelagarto
(Atractosteus tropicus) cuyo cultivo se desarrolla principalmente
en el sureste del país, a diferencia del resto de especies que se
cultivan en México como la carpa, bagre, tilapia y lobina negra
que inclusive se presentan en el río Colorado y río Hardy.

Fase iii

Para la última fase de evaluación se consideraron específicamen-


te las condiciones geográficas del valle de Mexicali. En esta se
evaluaron todas las especies resultantes de la fase ii con respecto
a cuatro grupos definidos: 1) consideraciones biológicas y am-
bientales; 2) tecnología; 3) alimento y; 4) mercado, cada uno

28
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 8. Resultados de la fase II en la etapa regional para la


elección deEF con posibilidad de cultivo en el valle de Mexicali
(1=se cultiva, 0=no se cultiva).

Nombre Nombre científico Tierra Baja Evaluación


común adentro salinidad

1 Atún aleta Thunnus 0 0 EF


azul orientalis
2 Botete Sphoeroides 1 1 EF
diana/pez annulatus
globo
3 Cabrilla Paralabrax 0 0 EF
arenera maculatofasciatus
4 Catán Atractosteus 1 1 EF
spatula
5 Cobia Rachycentron 0 0 EF
canadum
6 Corvina Sciaenops 1 1 EF
ocelada ocellatus
7 Curvina Atractoscion 1 1 EF
blanca nobilis
8 Híbrido de M. chrysops vs 1 1 EF
lobina M. saxatilis
9 Jurel Seriola lalandi 0 0 EF
10 Lenguado Paralichthys 1 0 EF
californicus
11 Lisa/ lisa Mugil cephalus 1 1 EF
rayada
12 Lobina Morone saxatilis 1 1 EF
rayada
13 Pargo Lutjanus guttatus 0 1 EF
flamenco

29
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 8. (continuación).

Nombre Nombre científico Tierra Baja Evaluación


común adentro salinidad

14 Pescado Chirostoma estor 1 1 EF


blanco
15 Puyeque Dormitator 1 1 EF
latifrons
16 Robalo Centropomus 1 0 EF
blanco/ undecimalis
chucumite
17 Tortuga Apalone ferox 1 1 EF
de concha
blanda

de los grupos representa elementos importantes al momento de


elegir una especie (véase cuadro 9).
1) En las evaluaciones biológicas y ambientales, la mayoría
de las especies cultivadas en la zona se desarrollan en tempe-
raturas cálidas (a excepción de la trucha y la carpa) y debido a
que el valle tiene climas extremos, consideramos únicamente
dos temporadas; invierno y verano. Los datos de crecimiento
fueron obtenidos de referencias bibliográficas específicas sobre
la especie. La distribución geográfica se consultó en el Fishbase,
en publicaciones y en otras referencias especializadas (libros).
2) Para evaluar el desarrollo del nivel tecnológico se consideró
lo que establece Corbin (2007) donde los estanques rústicos en
tierra están relacionados con bajas densidades, sistemas extensivos
o semintensivos y bajos rendimientos por hectárea; los estanques

30
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de diferentes materiales o raceways utilizan mayor intercambio de


agua, aireación, rendimientos por hectárea y asesoría técnica; los
estanques circulares son utilizados para altas densidades, sistemas
intensivos e hiperintensivos y requieren medidas de bioseguri-
dad para manejar problemas de enfermedades, llevar un control
de entrada y descarga de agua, requiere de mayor inversión y
técnicos capacitados; y el nivel más alto, la implementación de
técnicas y programas de mejoramiento genético.
3) Un aspecto vital para cualquier cultivo acuícola es la exis-
tencia y disponibilidad de alimento desarrollado y probado
para la especie en particular. Cada una tiene ciertos requeri-
mientos particulares de proteínas, ácidos grasos, aminoácidos,
carbohidratos, fibra u otros compuestos que deben incluirse en
cantidades particulares en las dietas (Lim & Webster, 2001).
Una dieta mal diseñada o dar alimento de otra especie diferente
a la que nos interesa, pueden dañar tejidos y órganos de los es-
pecímenes derivando en enfermedades y/o deficiencia del cre-
cimiento. El alimento como el insumo con el mayor costo de
producción, requiere haber sido probado, que esté disponible
en la zona (o en el país) y que tenga los nutrientes adecuados.
Para muchas especies potenciales se ha limitado su expansión
debido a que el alimento no está disponible en México y es
incosteable exportarlo de Estados Unidos, Europa o Japón (co-
municación personal con Lus M. López3 y Conal D. True4).
4) Para evaluar los aspectos del mercado se consideró el nicho
del producto otorgando mayor puntaje a mayores nichos de
3
Dra. Lus M. López Acuña, profesora-investigadora de la Facultad de Cien-
cias Marinas, uabc (diciembre de 2012).
4
Dr. David True Conal, profesor-investigador de la Facultad de Ciencias
Marinas, uabc (diciembre de 2012).

31
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

venta (esto implica mayores alternativas de venta y, por conse-


cuencia, mayor ganancia para el productor). También se realizó
una investigación sobre precios de mercado SNIIM (2012) y
Profeco (Abaroa-Silva, 2012). Se establecieron rangos asignán-
dose mayor puntaje a mayor precio de venta. Las categorías se
asignaron por cuartiles de acuerdo con los precios encontrados.
La valoración de cada especie se obtuvo por la suma de valo-
res de todas estas características (1-4) tomando como referencia
el cuadro 9, finalmente se ordenaron de mayor a menor para
resaltar el orden de importancia, es decir a mayor número, ma-
yores características deseables para su cultivo.
Los resultados para la fase III se muestran en el cuadro 10 y
nos indican que las cinco especies con mayor aptitud para ser
cultivadas en el valle de Mexicali son: camarón blanco, bagre,
carpa, seguido del langostino malayo y tilapia GIFT con la mis-
ma valoración y la rana toro. Estas especies son o han sido culti-
vadas en la zona en algún momento y el presente análisis evalúa
la capacidad y situación tecnológica actual de las especies en
México. Esto implica que son las especies en las que el peque-
ño acuicultor y el gobierno deben enfocar sus esfuerzos para
obtener alimento y producto sin un gran costo, bajos riesgos
y con facilidades de obtener insumos. Para estos casos, aunque
no se requiere de un estudio de impacto ambiental, es necesario
que se implementen programas que eviten la dispersión de más
organismos invasores de los que ya habitan en el Río Hardy y
Río Colorado (carpa común, bagre, lobina, tilapia, etcétera).
En un segundo grupo se ubican especies que si bien no se
han cultivado ampliamente en la zona, presentan un gran po-
tencial y deberían intensificarse los esfuerzos (por parte de los
productores) para establecer granjas de langosta australiana, ti-

32
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 9. Características evaluadas en la fase III para la


selección de especies de cultivo para el valle de Mexicali.

Grupos Descripción Evaluación


Consideraciones biológicas y ambientales
Temperatura Desarrollo de la especie 0 Fuera de los rangos
en los rangos de 1 Dentro de los rangos
temperatura presente en 1 Más de 6-7 meses
el VM.
Crecimiento Tiempo en que alcanza 2 6-7 meses
una talla comercial. 3 3-4 meses
Especie Especie presente en el 0 Invasora
invasora* listado de Conabio, Cites 1 No invasora
o en algún otro listado
internacional.
Distribución Distribución natural de 0 Otra distribución
geográfica la especie: local (VM), 1 Nacional
regional (Pacífico y golfo), 2 Regional
nacional (México) u otra 3 Local
distribución.
Conocimiento Conocimiento sobre 1 0 a 5 publicaciones
científico la especie a través del 2 6 a 50 publicaciones
número de artículos 3 51a 500 publicaciones
científicos en la ISI web 4 501 a 5000
of knowledge y science publicaciones
direct. 5 + de 5000
publicaciones
Portador de Especie identificada 0 Organismo portador
enfermedades como portadora de virus, 1 No portador
bacterias, etcétera que
afecten la salud humana
o de otras especies.

33
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 9. (continuación).

Grupos Descripción Evaluación


Tecnología
Desarrollo Nivel tecnológico 1 Estanques rústicos en
tecnológico aplicado en el sistema tierra
de cultivo de la especie 2 Estanques diversos
(extensivo, semi materiales o raceways.
intensivo, intensivo e 3 Estanques circulares
hiperintensivo). 4 Implementación de
técn. y progr. de
mejoramiento genético
Alimento
Disponibilidad Existencia de alimento 1 Dieta probada y
comercial para la especie disponible
comercialmente
2 Alimento comercial
específico para la
especie
1 + 40% de proteína
Nivel proteico Requerimientos 2 30-39% de proteína
proteínicos de acuerdo 3 20-29% de proteína
con el grado de 4 0-19% de proteína
desarrollo del cultivo.
Mercado
Tipo de Si el producto tiene un Se asigna un punto por
mercado nicho local, regional, cada nicho que tenga la
nacional o internacional. especie.
Precio de El costo por kilo del 1 <$40.00 pesos/kg
mercado producto en fresco y 2 $41-80.00 pesos/kg
entero en la región o en 3 $80-120.00 pesos/kg
su lugar de distribución 4 + $120.00 pesos/kg
Consumo Diversidad en la Se asigna un punto por
presentación para el cada presentación común
consumo del producto. para la especie

* Especie que sobrevive, se establece y reproduce de manera descontrolada fuera de su


ambiente natural, causando daños a la biodiversidad, economía, agricultura o salud
pública (http://www.conabio.gob.mx/invasoras/index.php/Preguntas_frecuentes).

34
Cuadro 10. Especies con capacidad de desarrollo acuícola para el valle de Mexicali resultado de
la faseIII. La columna Evaluación AC es la sumatoria de las características evaluadas e indica las
especies que pueden desarrollarse para AC.

Consideraciones biológicas y
Tecnol Alimento Mercado
ambientales

Nombre común

Tipo de

invasora
mercado

científico
Precio de
Consumo

Desarrollo

geográfica
Portador de
tecnológico

Crecimiento
Distribución

Temperatura
mercado (kg)

Conocimiento
enfermedades
Disponibilidad

Especie listada
Nivel proteínico
EVALUACIÓN AC

Camarón blanco 1 2 0 2 4 0 4 2 3 4 3 4 29
Bagre 1 2 0 3 4 0 4 2 2 4 1 4 27
Carpa 1 1 0 2 4 0 4 2 3 3 1 3 24
Langostino
1 2 0 0 4 0 3 1 3 2 4 3 23
malayo
Tilapia GIFT 1 2 0 0 3 0 4 2 3 3 1 4 23
Rana 1 2 0 3 4 0 2 1 1 3 3 2 22
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Langosta
1 1 0 0 3 0 3 1 3 2 4 3 21
australiana
Tilapia híbrida 1 2 0 0 1 0 4 2 3 3 1 4 21

35
36
bocón

Pejelagarto
Trucha arcoíris
Lobina negra o

Peces de ornato
Nombre común

1
1
1
1

Temperatura
1
2
1
1

Crecimiento
Especie listada
1
0
0
0

invasora
Distribución
1
1
1
2

geográfica
ambientales

Conocimiento
2
1
4
5

científico
Consideraciones biológicas y

Portador de
1
0
1
0

enfermedades
1
3
1
3

Desarrollo
tecnológico
Cuadro 10. (continuación).

1
1
1
2

1 Disponibilidad
1
1
1

Nivel proteínico
Tecnol Alimento

Tipo de

1
3
3
3 mercado
Precio de

2
3
1
1
mercado (kg)
Mercado

2
1
3
2
Consumo
EVALUACIÓN AC

15
17
18
21
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

lapia híbrida, trucha, lobina negra, peces de ornato e incluso


pejelagarto (véase cuadro 11) que es estudiado y producido en
la zona sureste del país.
El desarrollo de cultivos de cualquier especie de este grupo
podría ser realizado a condición de elaborar un manifiesto de im-
pacto ambiental (mia), comúnmente utilizado en otros estados
e inclusive en países de todo el mundo (Apromar et al., 2007),
donde se establezcan claramente las medidas de manejo y pro-
tección al ambiente. Este debería ser exigido y vigilado por la
Secretaría de Pesca del estado en coordinación con la Semarnat.
Cabe reconocer que ninguna de las especies de este listado es
nativa de la zona, todas son y han sido introducidas, por lo que
en teoría todas representan un riesgo para el ambiente, por lo
tanto, a todas debería exigírseles un mia o al menos un informe
técnico detallando el uso que se dará a las aguas que se liberan de
los estanques y la forma de contrarrestar cualquier contingencia.
Hay especies (como la carpa) que han sido introducidas por
la misma Conagua para control de maleza acuática en canales
de riego del distrito 014. Esta maleza es principalmente sarga-
zo (Chara spp.) o muskgrass en inglés (comunicación personal
con Luis Aguilar5) y llega a invadir los estanques para camarón.
El bicultivo sería una alternativa al tratamiento químico para
erradicarla y los acuacultores podrían sembrar camarón y carpa
simultáneamente.
Para cada una de las cinco principales especies en el cua-
dro 10 se elaboró una ficha descriptiva con los siguientes temas
(anexo 1):

5
Ocean. Luis Aguilar Rosas, investigador del Instituto de Investigaciones
Oceanológicas (diciembre de 2012).

37
Cuadro 11. Especies en estatus actual de investigación o en pruebas piloto que pudieran
desarrollarse de manera comercial en el valle de

38
Mexicali resultado de la fase iii. La columna
Evaluación ef es la sumatoria de las características evaluadas para las ef.

Consideraciones biológicas y
Tecnol Alimento Mercado
ambientales

Nombre común

Temperatura
Crecimiento
Especie listada
invasora
Distribución
geográfica
Conocimiento
científico
Portador de
enfermedades
Desarrollo
tecnológico
Disponibilidad
Nivel proteínico
Tipo de
mercado
Precio de
mercado (kg)
Consumo
EVALUACIÓN EF

Catán 1 3 1 1 2 1 3 1 1 1 3 3 21
Botete diana/pez
1 1 1 2 2 1 3 1 1 2 3 2
globo 20
Lisa/ lisa rayada 1 1 1 2 4 0 1 1 3 3 1 2 20
Pescado blanco 1 2 1 1 2 1 2 1 1 2 4 2 20
Curvina blanca 1 2 1 2 2 0 2 2 1 2 3 1 19
Corvina ocelada 1 1 1 1 4 0 1 2 1 3 2 1 18
Tortuga de concha
1 1 1 3 2 0 1 1 1 1 4 2
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

blanda 18
Lobina rayada 1 1 0 1 4 1 2 2 1 1 1 2 17
Puyeque 1 1 0 2 2 1 2 1 2 2 2 1 17
Híbrido de lobina 1 1 0 0 3 0 2 2 1 2 2 2 16
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

1. Características de la especie.
2. Requerimientos de cultivo.
3. Forma de adquisición de las larvas o alevines.
4. Épocas y condiciones en las que podrán engordarse.
5. Comercialización (mercado preferencial y presentación).
6. Ventajas y desventajas.
7. Recomendaciones sobre estrategias de comercialización
más adecuadas.

Se considera que estas fichas facilitarán el acceso a los insu-


mos (larvas ó alimento) y darán mayor certeza a los producto-
res para incursionar en su cultivo. Sin embargo, es sumamente
importante no descartar especies de fomento (véase cuadro 11).
Algunas de estas especies son regionales o están presentes en la
zona y también tienen alto valor comercial (p.e. botete, cur-
vina, tortuga de concha blanda, híbrido de lobina) y podrían
probarse en el valle a nivel de acuacultura comercial. Quedan
en este grupo ya que los alevines y el alimento no está dis-
ponible en México, o bien su tecnología no es muy conocida
o dominada a nivel productivo. En estos casos el productor
interesado deberá abrir los canales necesarios para acceder a es-
tos recursos, amparándose siempre con manifiestos de impacto
ambiental que aseguren la protección del medio natural local.
Es importante reconocer que el análisis se ha hecho con la
información disponible a la fecha, estas listas pudieran modifi-
carse en caso de que se incremente el dominio biotecnológico
de las especies, tal es el caso del camarón café, el cual tiene una
distribución natural en la zona y es cultivado por algunas em-
presas en el Estado y, sin embargo, al no contar con un sistema
de reproducción de ciclo cerrado y controlado para obtener las

39
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

larvas, quedó descartado. El pez basa es otra especie de interés


para los productores, por tal razón se iniciaron algunas prue-
bas en el Instituto de Investigaciones en Ciencias Veterinarias,
para ver la posibilidad de un futuro proyecto (comunicación
personal con José Ángel Olivas6). Otro caso es la totoaba, cuya
reproducción está dominada pero aún se desconoce si crecerá
satisfactoriamente a bajas salinidades. Falta que esta informa-
ción se genere por las instituciones de investigación para deter-
minar su potencial real.

Conclusión

Aparentemente el resultado del análisis del método de tres fases


propuesto es poco revelador, indica que las especies con mayor
potencial son camarón blanco, bagre, carpa, seguido del langos-
tino malayo, tilapia GIFT y la rana toro. Sin embargo, son las
especies cuya biotecnología de cultivo está dominada y existe
alta disponibilidad nacional de larva y alimento. Esto significa
que existe mucha información disponible y que también tienen
mercado, pudiéndose comercializar sin problemas con ganancias
redituables. El productor interesado en incursionar en la acua-
cultura como negocio rentable no debería tener mayores proble-
mas al trabajar con estas especies. El gobierno debiera apoyar en
gestión para facilitar la incursión de pequeños acuicultores rura-
les pero también de empresas de mayor relevancia que pudieran
facilitar el acceso y la distribución de los insumos.

6
Dr. José Ángel Olivas Valdés, investigador del Instituto de Investigaciones
Veterinarias, uabc (noviembre de 2012).

40
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Hay otras especies (langosta australiana, tilapia híbrida, tru-


cha, lobina negra, peces de ornato y pejelagarto) cuya natura-
leza biológica implica un mayor grado de compromiso, mayor
nivel de capacitación técnica y, sin duda, mayores costos de
inversión (en infraestructura, estudios de impacto ambiental,
transporte de larvas y alimento). Sin embargo, estas especies
también tienen potencial comercial con apoyo, orientación y
gestión de la autoridad responsable en el valle de Mexicali.
En un nivel siguiente, quedan especies que por el momento
no pueden ser consideradas para cultivarse a mediano plazo ya
que su biotecnia no está completamente dominada, no se tiene
fácil acceso al recurso (larvas/alimento), se desconocen algunos
aspectos de su biología básica o simplemente no se ha realiza-
do una transferencia tecnológica de las instituciones al sector
productivo. Esas especies quedan en espera de un futuro más
prometedor y de productores visionarios dispuestos a apostarle
a esta actividad.

41
2. zonas óptimas para desarrollar la
actividad

Otro cuestionamiento fundamental para el productor que


busca invertir en la acuacultura es ¿dónde cultivo? En este capí-
tulo se muestra al lector una propuesta de zonas óptimas para
el valle de Mexicali, basada en un modelo de indicadores que
utiliza los módulos de riego como unidades de evaluación.
La elección del lugar “ideal” obedece a elementos que buscan
satisfacer las necesidades de la especie y del negocio acuíco-
la, sin embargo, también es preciso integrar aquéllos que no
forman parte de la actividad directamente, pero que pueden
ser limitantes o promotores de su éxito. En este apartado se
presenta una propuesta que va enfocada a esos factores que sur-
gen de las características del valle de Mexicali. Inicialmente se
describen algunos aspectos distintivos del lugar, para que el
lector tenga un panorama general de su situación y comprenda
más fácilmente la segunda parte que refiere la aportación de
este capítulo, el Índice de Aptitud Potencial Acuícola del Valle
de Mexicali (iapa-vm), representa el resultado de un modelo de
indicadores que ubica en un sistema de información geográfica

43
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

(sig) las zonas con mayor o menor aptitud para establecer cul-
tivos. Es una herramienta sumamente útil para tomadores de
decisiones como el gobierno y los mismos productores.

Área de estudio: particularidades y problemática

El valle de Mexicali se localiza al noreste de la península de Baja


California y al noroeste de Sonora en el delta del Río Colorado.
Tiene como límites al norte la línea fronteriza internacional en-
tre México y Estado Unidos, al este el Río Colorado que marca
la línea internacional entre Arizona, EUA y Baja California,
México, en un tramo de 25 km. Hacia el sur el límite es la costa
del golfo de California y al oeste la sierra Cucapá.
Se caracteriza por un clima desértico, seco y extremoso, con
temperaturas medias de 42°C en verano y 6°C en invierno. La
precipitación pluvial es en promedio de 55.4 mm en 25 años y
la evaporación promedio es de 2,205 mm en 14 años (ERIC,
1999).

El agua en el valle de Mexicali

El agua es el recurso vital para desarrollar la acuacultura, sin


embargo, Baja California se encuentra en una región con muy
baja disponibilidad hídrica de acuerdo con la clasificación de
la Organización de las Naciones Unidas. Del total de agua dis-
ponible en el estado, 82% se concentra en el valle de Mexicali
(Álvarez-Andrade, 2010). Anualmente cuenta con 1 850 mi-
llones de m3 de agua superficial y 897 300 m3 de agua subte-

44
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

rránea (Conagua, 2000). Este valle forma parte del Distrito de


Riego 014 del Río Colorado y cuenta con una superficie regable
de aproximadamente 181 168 has, esta superficie se cubre con
57% del volumen de agua superficial y 43% de agua subterránea
(Ceballos-Solorio, 1996; Ríos-Noriega, 1998; Conagua, 2000).
El agua subterránea se extrae del acuífero Mexicali y se en-
cuentra en veda tipo III, es decir, que la capacidad del acuífero
permite extracciones limitadas y de acuerdo con un estudio de
la Conagua7 no existe volumen disponible para nuevas con-
cesiones. Hay 709 pozos profundos, 489 son pozos federales
(69%) y 220 están concesionados a particulares (31%) (Co-
nagua, 2000). La infiltración de los canales de distribución del
agua superficial representa la principal recarga del agua subte-
rránea. Aparte de la escasa lluvia, hay fuentes de recarga menos
importantes como el Río Gila, el agua de mar atrapada y las
aguas del riego de parcelas (Portugal et al., 2005).
El agua superficial proviene del Río Colorado desde Esta-
dos Unidos de América, cuyo volumen quedó establecido en el
Tratado sobre distribución de Aguas Internacionales entre los
Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América de
19448 y de acuerdo con el Decreto Presidencial en 1955 (dof,
1955). El recurso es canalizado a través de la presa derivadora
José María Morelos (que inició en 1950) ubicada en el límite
del Río Colorado (Bustamante-Redondo, 1999).
La infraestructura hidráulica utilizada para operar y distri-
buir esta agua dividió al Distrito de Riego 014 en 19 módulos

7
ftp://ftp.conagua.gob.mx/SISI1610100117809/DR_0210-mexicali.pdf.
Consultado en enero del 2013.
8
http://www.sre.gob.mx/cilanorte/index.php/tratados-internacionales.

45
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de riego para el valle de Mexicali, B.C. y tres módulos para el


valle de San Luis Río Colorado, Son. Consta de una compleja
red de canales dividida en tres unidades que reciben el agua
através de los canales Independencia, Reforma y Revolución, y
se distribuye entre los productores que desde 1998 han recibi-
do concesiones, los mismos que organizados y autorizados por
la Comisión Nacional del Agua (Conagua) son responsables de
operar y manejar el suministro a través de los módulos (Sán-
chez-López, 2004). Por otra parte, el mantenimiento y servicio
de la distribución del recurso tiene un costo anual administrado
por estos módulos, éste incluye cuotas para la solvencia del mó-
dulo, la operación, conservación y administración (Conagua) y
para el Distrito de Riego (como Sociedad de Responsabilidad
Limitada). Cabe mencionar que del agua concesionada, anual-
mente se realizan transferencias provisionales, que no implican
transferencia de derechos, es decir, si alguien no siembra ese
año, otra persona le “compra” o “renta” sus derechos anuales
siempre que no ocasione saturación o existan problemas para la
repartición del agua.
La distribución de agua se realiza conforme a un plan de
riego elaborado por Conagua a través de una encuesta a los
usuarios en julio. En diciembre, que es cuando se recibe el agua
de eua, se reprograma de acuerdo con las solicitudes de los mó-
dulos, y una vez distribuida, Conagua no tiene un registro de
su uso. Como parte de la problemática que involucra la admi-
nistración del recurso, se identifican tres temas de importancia:
la distribución, la programación y las transferencias provisiona-
les (véase figura 3).

46
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 3. Problemática en la administración del agua en el valle de Mexicali, B.C.

Distribución de agua Programación de Transferencias


agua para los cultivos provisionales

PROBLEMÁTICA PROBLEMÁTICA PROBLEMÁTICA


El acceso al agua para El periodo de entrega es La cesión de derechos
irrigación es desigual en diciembre y los cultivos como una práctica
en calidad y volumen de primavera-verano aún informal ajena a la
(Álvarez, 2010). no están programados autoridad del agua
(Conagua, 2000). (Conagua, 2012b).

RESULTADOS
•Se refleja en la calidad de RESULTADOS
las tierras. RESULTADOS
•Hay una estratificación del sector Ha provocado un mercado
Ocasiona que el servicio no sea no regulado que genera
productivo local
oportuno incertidumbre y acaparamiento
•Incrementa la vulnerabilidad de
los sectores más desfavorecidos.

PROBLEMÁTICA
Conagua no tiene
ACCIONES
registro del sector •Se crean los bancos de agua
acuícola, a excepción (Presidencia de la República,
de Acuamos 2007), que ayudan en la relación
de las prácticas informales para
promover la reasignación eficiente
del recurso e impulsar su manejo
RESULTADOS
integral y sustentable.
•No tienen participación sobre el
uso y programación de su dotación
•Tienen conflictos con “canaleros” y
jefes de módulo por el desfase de la
temporada acuícola con la agrícola

Además de la particularidad del suministro y distribución del


agua, también es necesario abordar parte de su problemática en
la calidad del agua y el suelo. El tema es amplio y controversial
ya que por las actividades agrícolas que se desarrollan y la pre-
sencia de la geotérmica en el valle, existe cierta incertidumbre
entre la población; sin embargo, no es el propósito de este libro
realizar un estudio sobre la contaminación, tan sólo presenta
información recopilada que puede ser útil al lector para una
visión general.

47
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Calidad del agua

Para cualquier cultivo acuícola es preponderante conocer y mo-


nitorear la calidad del agua de la fuente, así como su perfil ióni-
co, este último especialmente al considerar algunos cultivos de
especies marinas que pueden sobrevivir y crecer bien en agua de
baja salinidad, y que dependen de mantener las concentracio-
nes de los principales cationes; en el caso del camarón blanco
(Litopenaeus vannamei) esencialmente de una concentración de
potasio cercana a la del agua de mar (Boyd & Thunjai, 2003;
Boyd et al., 2003) en (Wudtisin & Boyd, 2011).
El perfil iónico y calidad del agua del Río Colorado fueron
reportados por Tanji et al., (1993) en Ceballos-Solorio (1996)
(véase cuadro 12) que coincide con lo reportado por Payne et al.,
(1979).
En el valle hay sitios que se monitorean de manera regular
por la Conagua y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de
Mexicali (cespm). Este último realiza análisis físico-químicos y
bacteriológicos del agua en los afluentes y efluentes de las Plantas
de Tratamiento de Aguas Residuales (ptar) y pueden ser con-
sultados en su página web9. La Conagua cuenta con una red de
monitoreo de aguas superficiales en algunos puntos de la ciudad,
el valle y algunos pozos (véase figura 4). En 2000, la red contaba
con 10 puntos mensuales de muestreo, para 2012 se incrementó
a 15 puntos, al anexar drenes y algunos años inclusive reportó
datos de las ptar Las Arenitas y Mexicali 1 (véase cuadro 13).
La contaminación del agua en ciertas zonas del valle ha sido
documentada en el Atlas de Riesgo del Municipio de Mexicali,

http://www.cespm.gob.mx/publicacionesresultado.php?claveTemaPDF=15
9

48
Cuadro 12. Calidad del agua del Río Colorado (Ceballos-Solorio, 1996 y Ríos-Noriega, 1998).

Parámetros Valor obtenido Parámetros Valor obtenido


Salinidad 0.761 mg/L Boro <0.5 µg/L
Sólidos disueltos totales 805 mg/L Cadmio 3.3 µg/L
Nitrógeno total 3.8 mg/L Cromo 39 µg/L
Nitrógeno orgánico 1.1 mg/L Cobre 25 µg/L
Amonio 0.2 mg/L Fluoruro 726 µg/L
Nitratos 23 mg/L Hierro 300 µg/L
Calcio 68 mg/L Litio 70 µg/L
Magnesio 25 mg/L Plomo 38 µg/L
Sodio 172 mg/L Manganeso 70 µg/L
Potasio 5 mg/L Mercurio 0.1 µg/L
Carbonato 9 mg/L Níquel 6.3 µg/L
Bicarbonato 175 mg/L Platino <2 µg/L
Cloruro 170 mg/L Selenio 1.8 µg/L
Sulfato 164 mg/L Vanadio ND
Arsénico 1.8 µg/L Zinc 17 µg/L
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Bario ND

(µg/L) microgramos por litro= 0.001 mg/L ND= No detectado.

49
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

B.C.10 (Ley-García, 2011). La Conagua define calidad de agua


considerando tres indicadores: sólidos suspendidos totales (sst),
demanda química de oxígeno (dqo) y demanda bioquímica de
oxígeno en 5 días (dbo5). Con base en estos tres indicadores,
ubican al Río Nuevo, dren Internacional, dren Los Santorales,
dren Xochimilco y Río Hardy como sitios contaminados en
materia orgánica. Cabe mencionar que este tipo de contami-
nación es removible mediante un tratamiento primario (sedi-
mentación, clorinación y oxigenación) o secundario del agua
(incluye biofiltros y tambores biológicos rotatorios) (Pescod,
199211), este se podría implementar a la entrada del agua a las
granjas o, de manera ideal, que fuera un servicio a la comunidad
por parte de las instituciones de administración del agua.
Otro contaminante son los plaguicidas que afectan las fuen-
tes de agua y los organismos que ahí se desarrollen, aunque no
existen muchos documentos al respecto Gutiérrez-Galindo et
al., (1988, 1988a) encontró ddt y sus metabolitos en carpa
(C. carpio), tilapia (Tilapia sp.) y en la almeja dulceacuícola
Corbicula fluminea. Los niveles de concentración encontrados
no representaron una amenaza a la salud pública. Montes Pé-
rez (1999) también localizó el analito p,p’-dde (resultado de la
degradación del p,p’-ddt) en el hígado de cuatro especies (M.
cephalus, M. salmoides, D. petenense y A. natalis) en la región del
Río Colorado y Río Hardy, y aunque no eran valores directa-
mente comparables con los límites tolerados para el consumo
humano de acuerdo con la fda (2011) (por ser una análisis en
tejido hepático y no en músculo), el promedio de la concen-

10
http://www.mexicali.gob.mx/transparencia/administracion/atlas/pdf/0.pdf
11
http://www.fao.org/docrep/t0551e/t0551e00.htm#contents

50
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 4. Puntos de muestreo de agua que ha monitoreado la Comisión Nacional


del Agua (2012) con datos de 2000 a 2009 y 2012 para el valle de Mexicali.

(Fuente: Giffard et al., 2013).

51
52
Cuadro 13. Puntos mensuales de muestreo de la red de monitoreo para el periodo 2000-2009 y 2012
(fuente: Conagua, 2012a).

Años
Puntos

2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2012

de muestreo
1 Canal alimentador del ac.
x x x x x x x x x x x
río Colorado-Tijuana
2 Canal Sánchez mejorada x x x x x x x x x x x
3 Canal Sánchez Taboada x x x x x x x x x x x
4 Presa derivadora Morelos x x x x x x x x x x x
5 Río Colorado-Yurimury x x x x x x x x x x
6 Río Nuevo (límite internacional) x x x x x x x x x x
7 Pozo no. r-92 Ej. Hermosillo,
x x x x x x x x x x x
(v. de mexicali)
8 Pozo no. 1 Ockerson, (v. de Mexicali) x x x x x x x x x x
9 Pozo 19 ch (3 nvo. michoacán) x
10 Pozo no. 17 ch. Elías, (v. de Mexicali) x x x x x x x x x x
11 Descarga Río Hardy (río Colorado) x x x x x x x x x
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

12 Dren internacional río Nuevo x x x x x x x x x x


13 Puente Madero (río Nuevo) x x x x x x x x x x
Cuadro 13. (continuación).

Años
Puntos de muestreo

2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2012

14 Río Hardy cruce carr. campo La Mariana x x x


15 Río Hardy cruce carretera Ej. Durango x x
16 Dren colector del norte x x x x x x x
17 Dren Xochimilco x x x x x x x
18 Salida Laguna México x x x x x x x
19 Salida Laguna Xochimilco x x x x x x x x
20 Descarga ptar las arenitas x x x
21 Descarga ptar Mexicali 1 x x x x x x
22 Afluente ptar Mexicali 1 x x x x
23 Río Hardy campo turístico El Mayor x
24 Dren Mexicali (río Nuevo) x
Total puntos muestreados 10 11 12 16 18 18 18 15 22 20 15

Nota: Los espacios en blanco significan que no se tienen datos para ese año.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

53
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tración en M. salmoides rebasó aproximadamente cuatro veces


el límite.
En un estudio sobre Copecs (productos químicos de posible
impacto ecológico) en la zona sur del valle (García-Hernández
et al., 2013) indican que ciertos químicos en agua, sedimentos
y peces de la ciénega de Santa Clara y el Río Hardy representan
un riesgo potencial para la vida acuática y las aves, recomien-
dan hacer evaluaciones para determinar el daño real causado a
las especies ya que no existen estudios integrales en la zona (que
consideren diferentes niveles de la cadena trófica).
Los estudios sobre pesticidas en el valle son escasos, así que no
hay datos suficientes que permitan conocer de manera precisa
cómo se comportan, sus fluctuaciones, etcétera, que coadyuven
para elaborar propuestas que eviten o disminuyan el impacto
negativo que puedan generar; sin embargo, no sólo es México,
sucede lo mismo en otras partes del mundo, por la falta de ins-
talaciones, impureza de los reactivos y altos costos de análisis,
aunado a un problema común que son los niveles de detección
de los aparatos que analizan las muestras (Ongley, 1997).
En un muestreo de pozo profundo en la parte que corres-
ponde a San Luis Río Colorado, se detectó Aldrin, dde, En-
drin, Heptacloro, Clordano y Toxafeno, Clorinados, PCBs y
Orgánico Volátiles con niveles fuera de la norma. A pesar de
todo esto, diversos monitoreos realizados por la Conagua en
agua del Río Colorado, drenes y pozos (agua subterránea) se-
ñalan que los plaguicidas y elementos tóxicos (boro, cadmio,
manganeso y flúor) están muy por debajo de los límites permi-
sibles para uso agrícola, potable y vida silvestre. Sin embargo,
su presencia en el agua subterránea indica que puede haber pro-
blemas de contaminación del suelo o uso excesivo en la agricul-

54
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tura regional (Ceballos-Solorio, 1996 y Ríos-Noriega, 1998).


Estos mismos autores señalan que algunos de ellos pudieran
acumularse en los peces, por lo tanto, sugieren mantener siem-
pre activos los programas de monitoreo, ampliar las zonas de
estudio y promover programas de uso racional de los pesticidas
para evitar que los niveles se eleven.
Una evaluación de metales pesados y pesticidas realizada en
peces de los canales del valle a finales de los noventa por la Di-
rección de Pesca Estatal (comunicación personal con Luis Tiz-
nado) indicó que no encontraron niveles nocivos para la salud,
y consideraron que si un pez de canal expuesto durante periodos
prolongados (años) a estos compuestos no presentó altos nive-
les, las especies que se cultivan están mucho menos expuestas
pues se mantienen sólo unos meses dentro del sistema.
Con respecto a la contaminación por metales pesados, al
igual que los pesticidas, es muy difícil encontrar información
y no se cuenta con datos suficientes, la cespm cuenta con aná-
lisis de muestras simples para el Río Hardy durante 2011. En
algunos muestreos el níquel y el arsénico sobrepasaron la norma
(cespm, 2011), en cambio, en muestreos para febrero y marzo
de 2012 todos los metales muestreados se encontraron dentro
de los límites permisibles (cespm, 2012). En la misma zona pero
durante un muestreo realizado en 2010, se detectaron niveles de
mercurio, arsénico, selenio y cobre que pueden poner en riesgo a
la biota acuática (García-Hernández et al., 2013), sin embargo,
para confirmarlo es necesario realizar estudios específicos.
En el caso de la red de monitoreo de la Conagua, tienen re-
gistrados únicamente tres muestreos en diferentes puntos para
cadmio, zinc, cobre, plomo, cromo, arsénico y cianuro (Cona-
gua, 2012a); de estos datos sólo en 2010 en la presa derivadora

55
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Morelos el cianuro obtuvo un valor por arriba de la norma;


mientras que la cespm obtiene muestras compuestas de cad-
mio, zinc, cobre, plomo, cromo, arsénico, mercurio, níquel y
cianuro en los afluentes y descargas de las plantas de tratamien-
to (ptar), así como muestras simples de algunas estaciones en
el Río Hardy (cespm, 2011 y 2012) valores que no han sobre-
pasado la NOM-001-SEMARNAT-1996, no obstante algunos
de los valores están por arriba de la NOM-127-SSA-1994.

Calidad del suelo

El agua de riego que se recibe del Río Colorado, contiene sa-


les fácilmente solubles (NaCl, MgCl2 y CaCl2), por lo tanto,
durante el riego también se incorpora sal y al no ser despla-
zada provoca “ensalitramiento” y una reducción progresiva en
la capacidad productiva de los suelos. De esta forma, consi-
derando la conductividad eléctrica que se correlaciona con el
porcentaje de sodio intercambiable, se dividen el suelo en seis
clases, de las cuales la 1a y 2da clase ubica los mejores suelos para
la agricultura (Ramírez, 2006). La concentración de sal en el
agua de riego ha cambiado gradualmente a través del tiempo,
desde principios de siglo hasta 1991 se incrementó en 100%
y actualmente limita el tipo de cultivos agrícolas en la zona.
En cuanto al agua de los pozos, también se ha incrementado
la concentración promedio de sólidos disueltos totales, lo que
refleja un proceso de mineralización del acuífero que deteriora
la calidad del agua extraída del subsuelo para uso agrícola. Este
tema ha sido descrito ampliamente en un estudio bibliográfico
de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa, 2009).

56
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Esta situación desfavorable para la agricultura, representa un


valor adicional de utilizar agua de baja salinidad para cultivos
de peces o camarón, ya que puede reutilizarse para cultivos de
plantas tolerantes como el algodón, halotolerantes con valor
económico como Distichlis palmeri o nipa (consumida por ge-
neraciones por los pobladores locales incluyendo los cucapá) o
bien Salicornia bigelovii entre otras que tienen diversos usos de
importancia económica y que ocurren de manera natural en la
zona del delta del Río Colorado (Glenn et al. 1998; Pearlstein
et al. 2012).
Otro elemento que degrada la calidad del suelo, así como se
describió anteriormente en el agua son los plaguicidas. En el valle
han sido fuertemente utilizados para los diferentes cultivos desde
1920 con la aplicación de arseniatos de plomo, cobre y calcio,
posteriormente entre 1948 y 1965 se utilizaron los compuestos
organoclorados como el ddt (Dicloro Difenil Tricloroetano),
después entre 1965 y 1980 se usaron los organofosforados y a la
fecha se emplea una diversidad de plaguicidas organoclorados,
organofosforados y se anexaron piretrinas y piretroides (Moreno
et al., 2005; Arellano et al., 2009). Un claro ejemplo de esto es
el uso de endosulfán, que es un organoclorado persistente utili-
zado principalmente en el cultivo de algodón y tiene una elevada
toxicidad aguda (Ley-García, 2011; Ize-Lema, 2011).
Los plaguicidas continúan representando un riesgo en la salud
pública, Valdez et al. (2000) en su estudio identifica al valle como
una de las zonas agrícolas más contaminadas de México, debido
a su uso excesivo, la falta de una normatividad adecuada y mejor
control por parte de las autoridades sanitarias, así como la falta de
información en la población. Este último punto se ve afirmado
en el estudio de Arellano et al., (2009) quien señala que la pobla-

57
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

ción vulnerable no percibe el riesgo que representa dado el grado


de escolaridad con que cuentan los agricultores y jornaleros.
Por otra parte, la Semarnat y epa (2006) realizaron un estu-
dio de la contaminación en la franja fronteriza, como resultado
en la figura 5 se muestra los volúmenes de plaguicidas utiliza-
dos en la región fronteriza, principalmente de Estados Unidos
y donde el valle de Mexicali está asociado con un alto uso de
plaguicidas. A pesar de la importancia del tema, estos datos
sólo son una referencia debido a la poca disponibilidad de in-
formación. No existen estudios de ecotoxicología para valorar
en que nivel estos compuestos son realmente absorvidos y/o
acumulados en las especies acuícolas en cultivo.

Figura 5. Relación de libras de pesticidas que se utilizan en la franja fronteriza


México-Estados Unidos

Zona de los 100 km


Uso de pesticidas (lbs)
760 000 - 121 000
121 000 - 260 000
260 000 - 650 000
650 000 - 1 300 000
1 300 000 - 2 400 000
2 400 000 - 4 200 000
Sin datos
Estados EU
Estados MX

Fuente: Semarnat-epa, 2006.

58
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Sismos

Otra de las particularidades de Mexicali es que se encuentra en


una zona de alta actividad sísmica, razón por la cual en el Atlas
de riesgos naturales y químicos: ciudad de Mexicali12 (Ley-García,
2011) dedican el primer capítulo a peligros geológicos, donde
presentan a detalle estudios y análisis sobre el área. Ese docu-
mento indica que el valle se encuentra asentado en el sistema de
fallas de San Andrés, afectado principalmente por la falla Im-
perial, la falla Cerro Prieto, la falla Cucapá y la falla Michoacán
(véase figura 6).

Figura 6. Principales fallas activas asociadas a la falla de San Andrés-Golfo (tomado


de Suárez et al., (2001), en Ley-García (2011).

59
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Aunado a lo anterior, a 30 km de la ciudad de Mexicali se


ubica una geotermoeléctrica, segundo campo geotérmico más
grande a nivel mundial, la planta es responsabilidad de la Co-
misión Federal de Electricidad (cfe) y tiene un área de influen-
cia de 230 ha. Estudios recientes han planteado la hipótesis
de que la explotación del Campo Geotérmico de Cerro Prieto
(cgcp), podría estar provocando un aumento en la actividad
sísmica de la región. Además, se ha registrado una subsidencia
en el área entre la falla de Cerro Prieto y falla Imperial con una
velocidad máxima de hundimiento de ~11 cm/año que coinci-
de con el campo de extracción de pozos de producción, lo que
sugiere que también está asociada a la extracción que se realiza
(Glowacka et al., 2010).
Por otra parte, el valle así como el resto de la región se ha
desarrollado sobre suelos formados por sedimentos deltaicos
no consolidados, los cuales están sujetos a experimentar pérdi-
da pasajera de resistencia y estabilidad del suelo, dando como
resultado el posible colapso de edificaciones, así como agrieta-
mientos e inundaciones por afloramiento de agua del subsuelo
como sucedió en el pasado sismo del 4 de abril del 2010 (véase
figura 7).

Modelo de aptitud potencial acuícola

El desarrollo de la acuacultura requiere de ciertas características


del medio que favorezcan su establecimiento y consolidación,
la mayoría de los estudios que definen zonas aptas de cultivo
se realizan considerando los cuerpos de agua (incluyendo los
marinos) y las limitantes de las especies; ejemplo de esto es el

60
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 7. Efectos del sismo del 4 de abril de 2010: a) agrietamiento; b) afloración


y; c) inundación en una zona de cultivo del valle de Mexicali, B.C. (Fotos por:
Dra. Lourdes Mexicano).

61
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

modelo de Silva, Olivarí y Yany (1999) que define la aptitud


integrando capacidad de carga del cuerpo de agua y determi-
nando las unidades a evaluar con factores limitantes para las
especies a través de una evaluación multicriterio y multiobje-
tivo. En otro estudio se diseñó y aplicó el índice de evaluación
ambiental de ecosistemas acuáticos, que evaluaba contamina-
ción, comportamiento sedimentario e incluía criterios para la
sustentabilidad de estos ecosistemas (Ortiz, Hernández & Or-
tega, 2005).
De Pablo y Pineda (1985) definen que para conocer las po-
tencialidades del espacio implica considerar la interacción entre
las unidades territoriales y las características ecológicas del me-
dio incluyendo el uso humano, de esta forma se toma concien-
cia de las limitaciones y posibilidades de uso. Así, un ejemplo
de un modelo integral fue el propuesto por Arredondo et al.,
(2010) en el Ordenamiento Acuícola Estatal de Baja Califor-
nia, donde se evalúan las unidades marinas de acuerdo con la
aptitud de uso acuícola por especie, la calidad del ecosistema,
pero además, incluye la capacidad del sector acuícola como ac-
tividad económica.
Sin embargo, a lo largo del capítulo se ha descrito que el valle
ofrece ciertas particularidades y problemáticas, lo que obliga
a centrar el diseño del modelo en atributos que no están rela-
cionados con el ecosistema como el soporte de las especies, ni
con las mismas especies de cultivo, pero que pueden ser desfa-
vorables para la actividad, por ejemplo, en términos de riesgo
sísmico o por el contrario favorecerla, como el aprovechamiento
de zonas que no entran en conflicto de uso con la actividad agrí-
cola (áreas que no tienen uso aparente o que por ensalitramiento
no son propias de cultivos). De esta forma para definir las áreas

62
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

del valle de Mexicali que muestren una aptitud potencial para el


desarrollo acuícola, se realizó un modelo de indicadores que inte-
gra tres aspectos básicos: el uso de suelo, el medio físico y el agua.
Una vez definidos los atributos a evaluar, el siguiente paso es
determinar las unidades, para ello es necesario explicar que en
la zona la actividad principal es la agricultura. Esta actividad
cuenta con un sistema nacional de Distritos de Desarrollo Ru-
ral (ddr) que constituyen la base de la organización territorial
y administrativa para el desarrollo rural. A su vez, requieren de
unidades menores, los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural
(Cader) que son el vínculo para la gestión y administración de
programas de apoyo al sector. El valle de Mexicali se encuen-
tra en el ddr 02 Río Colorado, conformado por siete Cader:
Cerro Prieto, Guadalupe Victoria, Delta, Hechicera, Benito
Juárez, Valle Chico y Colonias Nuevas. Como se mencionó an-
tes, el valle tiene una situación hidrológica particular porque
depende del afluente controlado del Río Colorado y cualquier
actividad requiere del sistema de administración del agua que
dirige el Distrito de Riego Río Colorado S. de R.L. de I.P. de
C.V. que está integrado por 19 Módulos de Riego (mr), que
coinciden con la mayoría de los límites de los Cader y que a su
vez obedecen a la topografía del lugar.
De esta manera se delimitaron las unidades de acuerdo con
la topografía del lugar, la organización de los usuarios y la ad-
ministración del recurso agua, del tal forma que la sobreposi-
ción de los Cader, los módulos de riego que la componen y
como límite sur el polígono de la Reserva de la Biósfera Alto
Golfo y Delta del Río Colorado, dieron origen a 21 unidades
que se identificaron por la clave del módulo que les correspon-
de (véase figura 8).

63
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 8. Unidades definidas para evaluar la aptitud potencial acuícola en el valle


de Mexicali (M=módulo (de riego), SM=sin módulo) .

Fuente: Giffard et al., 2013.

64
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Estas unidades se evaluaron a través del Índice de aptitud


potencial acuícola para el valle de Mexicali (iapa-vm) confor-
mado por los índices del uso de suelo (us), medio físico (mf ) y
agua (ag), que de manera conjunta presenta un escenario que
permite tomar una decisión fundamentada, de acuerdo con el
siguiente arreglo (véase figura 9).

Figura 9. Modelo de aptitud para la acuacultura en el valle de Mexicali.

Aptitud potencial acuícola del valle de Mexicali (iapa-vm)

•Unidades basadas en Caders y módulos de riego para el ddr 002 Río Colorado

Uso de suelo (US) Medio físico Agua (AG)

Asentamientos Suelos salinos (SSal) Calidad (ICAg)


humanos (UUr) •Tipos de suelo de acuerdo • Base de datos
• Superficie de zona con la conductividad de Conagua con
urbana eléctrica (CE) y el monitoreo de
porcentaje de sodio parámetros de la
intercambiable (PSI) NOM-127-SSA y
Sin uso aparente NOM-01-ECOL-1996
(SUA)
• Superficie de
suelo sin cultivo Riego (IRg)
• Agrietamiento Disponibilidad (IDAg)
• Superficie afectada • Volumen de agua disponible
por agrietamiento por área
• Superficie dañada por • Relación de kilómetros por
• Afloración área
• Gravedad •Pozos
• Desnivel •Proporción del número de
pozos por área
•Usuarios
•Cantidad de usuarios por área

65
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

A partir del esquema anterior se desarrollaron las ecuaciones


de los índices y se utilizaron los datos de uso de suelo y ries-
go proporcionados por el Sistema de Información Geográfico
Agropecuario de Baja California de la oiedrus-bc13 (Sefoa,
2012) y los datos de salinidad del suelo, calidad y disponibili-
dad de agua proporcionados por la Conagua (2012a). A conti-
nuación se presenta el desarrollo del modelo:

índice de aptitud potencial acuícola para el valle de Mexicali (iapa-vm)

us (uso de suelo)
= UUr (Uso urbano) + SUA (Sin uso aparente)

mf (medio físico)

= SSal (Suelos salinos) - IRg (índice de riesgo)

ag (Agua)

= - ICAg (índice de calidad de agua) +IDAg

(índice de disponibilidad del agua) + Infra


(índice de infraestructura)

13
http://www.oeidrus-bc.gob.mx/oeidrus bca/siga.html

66
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En lo que corresponde al índice del mf está compuesto a su


vez por el índice de riesgo (IRg) que integra el área dañada por
agrietamiento y por inundación:

IRg = DAgr (Daño por agrietamiento) + DIn (Daño por


inundación)

En cuanto al índice del ag, también está definido por tres


índices el de calidad, disponibilidad e infraestructura del agua
que tienen el siguiente arreglo:

ICAg = PM (Parámetros muestreados)/ PSN (Parámetros


que sobrepasan la NOM)14
IDAg = VA (Volumen de agua/superficie) + Us (Volumen
de agua/usuarios)
Infra = [CN (canales) + Dr (drenes) + Pz (pozos)] / Sup
(superficie)

El resultado del modelo se dispuso en mapas elaborados con


ArcGis 9.3, que incluyen la ubicación de algunas granjas acuíco-
las15 (véase cuadro 14), con la finalidad de que se visualicen los
resultados con respecto a los lugares donde hay o hubo cultivos.
Las unidades corresponden a los módulos de riego (M04 a
M22) más dos unidades (SM1 y SM2) que no son administradas
por ningún módulo y corresponden a las zonas más allá de la
línea de compactación, donde no se distribuye agua para riego.
14
Parámetros que sobrepasan la NOM-001-ECOL-1996 y NOM-127-SSA-1994.
15
Falta indicar en el mapa la ubicación de 13 granjas actuales por no diponer de las coorde-
nadas geográficas.

67
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 14. Granjas acuícolas del valle de Mexicali


ubicadas en el mapa de unidades de evaluación.

Unidades de producción acuícola


Activas al 2012
1 El Mezquite Ranch
2 El Padrino, S. de P. R. de R. L.
3 Granja Acuícola AAA
4 ACUAMOS, S. de P. R. de R. L.
5 Acuíc. Camarón del Desierto, S. de P.R. de R.L.
6 Acuícola El Sauzal
7 Acuícola Pacar, S. de P. R. de R. L.
8 Granja Acuícola El Caimán
9 Grupo Castro 2000
Inactivas
1 Camaronera Delta del Río Colorado
2 Acuícola La Laguna
3 Acuícola Cortés
4 Integradora Acuícola Cucapah
5 Acuícola Plan de Ayala
6 Granja Acuícola Ramos
7 Acuicultura Intensiva de Baja California, S.A. de C.V.
8 Acuacultura Integral del Valle, S. de P. R. de R. L.

68
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cada una de las unidades fue evaluada de acuerdo al iapa-vm


clasificándose en muy alta aptitud, alta, media o baja y repre-
sentada en el mapa con color que va del oscuro al más tenue en
el mismo orden (véase figura 10). El índice revela que práctica-
mente en todo el valle se pueden desarrollar cultivos acuícolas
(la zona urbana no se evaluó), porque 84.3% de la superficie
total tiene aptitud media a alta. La unidad de evaluación M20
(al noroeste del valle) tiene el mejor resultado de la combina-
ción de características analizadas, es decir, tienen una aptitud
potencial muy alta, en respuesta a un muy alto uso urbano por
la extensión de la ciudad sobre el módulo, una alta superficie de
suelos salinos, una baja superficie dañada asociada a la condi-
ción de riesgo, una alta proporción de infraestructura a pesar de
no existir pozos en la zona, un alto cumplimiento en los pará-
metros bacteriológicos y físico-químicos asociados a la calidad
del agua y una alta proporción de disponibilidad de agua con
respecto al área y el número de usuarios.
En cuanto a las unidades con aptitud alta son el M05, M06,
M10, M11, M15, M16, M17, M18, M19 y M21, las unidades
con aptitud muy alta y alta representa 49.7% del del valle lo
que indica las amplias posibilidades de áreas aptas para acua-
cultura bajo las características del modelo (véase figura 10) so-
bre todo la parte central del valle. De estos valores sólo cabe
resaltar dos casos: el M11 el cual a pesar de haber presentado
daños por inundación y agrietamiento resultó apto porque
sus valores en todos las características excepto en la calidad de
agua, dado que no hay ningún muestreo que sirva de referen-
cia, además, está el M21 que presenta un índice de riesgo alto
pero se ve fuertemente contrarrestado por la disponibilidad e
infraestructura del agua.

69
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 10. Índice de aptitud potencial acuícola en el valle de Mexicali (iapa-vm)


(M=módulo de riego, SM=sin módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

70
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Por otra parte, las unidades M04, M07, M08, M9A, M9B,
M12, M14 y M22 presentan aptitud media y las unidades SM1
y SM2 tienen aptitud baja, estas últimas considerando que la
zona urbana es casi inexistente debido posiblemente a la falta de
agua por la que se caracteriza la zona después del bordo de con-
tención, se desconoce el uso de suelo presente porque aunque
hay 1 600 has regables, proporcionalmente casi no hay agricul-
tura, tiene una baja superficie de suelos salinos, los puntos de
muestreo de la calidad de agua presentan una alta proporción de
parámetros medidos en 5 años que han sobrepasado las normas,
no cuenta con infraestructura para dotación de agua, etcétera.
Esta zona representa 15.7% de la superficie del valle.
También se presentan los resultados para los componentes
principales del índice us, mf y ag. En el mapa del índice de
us (véase figura 11) resaltan en color más oscuro aquellas zo-
nas con mayor superficie de uso urbano, considerándolo como
una ventaja al tener vías de comercialización y abastecimiento
cercanas (M16, M19 y M20); además, también presenta una
mayor superficie sin un uso aparente (M11 y M12), es decir,
son zonas con monte, suelo desnudo, suelo en descanso, sin
actividad o enmontado, que no entran en conflicto por el uso
de suelo para la agricultura.
El mapa del índice MF (véase figura 12) resalta en color más
oscuro las zonas que presentan mayor proporción de suelos sa-
linos (M17, M18 y M20) y que tienen un bajo índice de riesgo.
La mayor parte del valle tiene una aptitud baja debido a que la
proporción de suelos salinos, es decir, la superficie de los suelos
4, 5 y 6 que no es apta para cultivos, es baja con respecto al área
del módulo. Cabe mencionar que todos los módulos presentan
una superficie con estos tipos de suelo donde la unidad que tiene

71
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 11. Índice uso de suelo (us) para las unidades de evaluación del modelo de
aptitud potencial acuícola en el valle de Mexicali (M=módulo (de riego), SM=sin
módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

72
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 12. Índice medio físico (mf ) para las unidades de evaluación del modelo de
aptitud potencial acuícola en el valle de Mexicali (M=módulo (de riego), SM=sin
módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

73
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

la menor superficie es el SM1 con 5 has y la unidad M20 tiene


la mayor superficie con 1 162 has, que representa 12.32% de la
unidad.
El mapa del índice ag (véase figura 13) en cada unidad
muestra la combinación de los índices de calidad, disponibili-
dad e infraestructura del agua, éstos dos últimos cubren todo
el valle excepto las unidades SM1 y SM2, por lo que resaltan
las unidades con baja aptitud, lo que supone un bajo índice de
calidad de agua, es decir, que en un periodo de cinco años los
puntos de muestreo han tenido una alta proporción de paráme-
tros muestreados que sobrepasan las normas oficiales.
En este mapa resaltan los canales principales (red mayor)
que distribuyen el agua de mejor calidad porque la mayor parte
están revestidos, no se pierde agua por filtración, ni arrastran
sedimentos como los canales secundarios que llegan a las parce-
las y que actualmente están en proceso de modernización. Por
otra parte, se aprecia la distribución de los pozos que abastecen
principalmente la zona noreste del valle y también se concen-
tran en la geotérmica de Cerro Prieto.
Además de los principales índices del modelo, por la im-
portancia del tema se presentan los mapas de índice de riesgo
(véase figura 14) e índice de calidad de agua (véase figura 15).
El índice IRg (véase figura 14) considera la proporción del
área afectada durante el sismo de 2010 con respecto al área de la
unidad evaluada. Los valores más altos se encuentran cercanos a
la geotérmica de Cerro Prieto en las unidades M10, M11 y M12,
que corresponde a la zona entre la falla de Cerro Prieto y la falla
Imperial, mientras que las unidades M21 y M22 se localizan so-
bre la falla de Cerro Prieto, además de éstas, las unidades M08,
M9A y M17 también tuvieron daños en un área mayor a 5 km2.

74
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 13. Índice de agua (ag) para las unidades de evaluación del modelo de
aptitud potencial acuícola en el valle de Mexicali, mostrando infraestructura
acuícola (M=módulo (de riego), SM=sin módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

75
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 14. Índice de riesgo (irg) que involucra daño por agrietamiento (dag)
y daño por inundación (dind) para las unidades de evaluación del modelo
(M=módulo (de riego), SM=sin módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

76
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

El índice icag (véase figura 15) concentra los valores más altos
al centro y norte del valle, pero es importante resaltar que hay
unidades no representativas (M05, M06, M9A, M10, y M21)
porque no existen suficientes puntos de muestreos. Este índice se
obtuvo con datos de la red de monitoreo de la Conagua (2012a)
y la caracterización de la calidad del agua se realizó de acuerdo
con los límites permisibles establecidos en las normas mexicanas
que regulan la calidad del agua para uso y consumo humano, la
NOM-127-SSA-1994 (dof, 1994), y de los establecidos para
regular las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacio-
nales, la NOM-001-SEMARNAT-1996 (dof, 1996).
Para ambas normas en total se debieran muestrear 45 varia-
bles, los resultados se concentraron en el anexo 2; sin embargo,
la mayor parte de estas variables no presentan datos (es decir,
que en realidad no se toman muestras). También es de desta-
carse que 16 estaciones del valle (véase figura 4 y cuadro 13)
rebasan el límite permisible establecido para coliformes fecales
y totales (NOM-127-SSA-1994, y Senasica, 2003; 2008), la
única estación (de las 24 monitoreadas) en la que no se anali-
zaron coliformes fue en Río Hardy-campo turístico El Mayor.
Con los resultados del modelo se realizó un análisis de co-
rrelación (véase cuadro 15) entre los principales indicadores de
la ecuación destacando que el iapa vs us y mf presentan una
correlación aceptable (>0.65), es decir, que el modelo está des-
crito principalmente por el uso del suelo y el medio físico. Sin
embargo, con el índice de agua la correlación es baja (0.41),
esto puede ser atribuido a que el modelo (iapa vs ICag) no
cuenta con datos de calidad de agua en todas las unidades y
hay muchos espacios en blanco en el análisis, por otro lado,
la infraestructura hidráulica y la disponibilidad de agua (iapa

77
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 15. Índice de calidad de agua (icag) que involucra los parámetros
muestreados por la Conagua y aquellos que sobrepasaron la norma en los
puntos de muestreo y ubicados dentro de las unidades de evaluación del modelo
(M=módulo (de riego), SM=sin módulo) (Fuente: Giffard et al., 2013).

78
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

vs IDAg, Infra) también influyen en la aptitud acuícola al no


brindar servicios en las unidades SM1 y SM2.
También es particularmente notorio la baja correlación del
iapa y del mf vs IRg, posiblemente se debe a que las afectacio-
nes por agrietamiento o inundación del sismo del 2010 fueron
considerables pero se ubicaron principalmente en cinco unida-
des, en el resto del valle no se ubican daños.

Conclusión

Entre las ventajas de aplicar un modelo de indicadores está


visualizar una problemática espacialmente, lo cual permite la
toma de decisiones mejor sustentadas y proponer políticas o
definir acciones por unidades que tengan características simi-
lares. El modelo aplicado a este análisis, permite visualizar de
manera muy general las zonas que combinan: mejor calidad de
agua y bajo índice de riesgo, simultáneamente con zonas que
tengan una mayor proporción de zona urbana, zonas sin uso
agrícola aparente, suelos salinos, volumen de agua e infraes-
tructura para abastecer el agua.
El modelo tiene limitantes, por ejemplo, el índice de calidad
de agua dispone de pocas estaciones de muestreo y además son
datos puntuales de los cuales se asume que el resto de la unidad
presenta la misma calidad de agua. Esta situación, aunque de-
bilita al indicador, permite identificar áreas donde es necesario
implementar estudios que brinden certeza a las actividades que
se desarrollen.
El modelo estará mejor respaldado en tanto exista mayor in-
formación disponible y tan sólo proporciona las mejores com-

79
80
Cuadro 15. Correlación entre los índices de la ecuación del modelo de aptitud potencial acuícola del
valle de Mexicali (iapa).

Modelo Corr. Corr. Corr.


iapa-us 0.65 iapa-Uur 0.67 US-UUr (uso urbano) 0.83
(uso de suelo) iapa-SUA 0.28 US-SUA (sin uso aparente) 0.69
iapa-mf 0.73 iapa-Ssal 0.69 MF-Ssal (Suelo salino) 0.69
(medio físico) iapa-IRg -0.05 MF-IRg (índice de riesgo) -0.44
iapa-ag 0.41 iapa-ICAg -0.42 AG-ICAg (índice de calidad de agua) -0.91
(agua) iapa-IDAg 0.57 AG-IDAg (índice de dispon. de agua) 0.64
iapa-Infra 0.44 AG-Infra (infraestructura) 0.70
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

binaciones de factores a considerar y, en todo caso, tomar las


precauciones necesarias para mitigar o evitar los factores que no
sean favorables para la zona. Por lo tanto, las unidades que ma-
nifiestan una mayor aptitud potencial para la acuacultura, no
implica que sea igual en toda el área y, por otro lado, tampoco
establece que no sea recomendable utilizar otros lugares menos
favorecidos.
En este capítulo se determinaron las zonas con aptitud po-
tencial para la acuacultura, donde la unidad M20 tiene la ma-
yor aptitud, aunque también tuvo daños en algunas parcelas por
el sismo de 2010 y no tiene disponibilidad de agua a través de
pozos. El centro y este del valle tienen aptitud alta, pero debe
tomarse en cuenta que las unidades M10, M11 y M21 fueron
las áreas mayormente dañadas durante el sismo, inclusive en la
unidad M11 existen unidades de producción acuícola, como la
Integradora Acuícola Cucapah que tuvo pérdidas económicas
por daños a la infraestructura. Por otra parte, en lo que corres-
ponde a la porción norte de esta misma unidad y una parte de
la unidad M10 que está cercana a la geotérmica de Cerro Prieto,
existe otro riesgo debido al hundimiento del área, asociado con
salitre y poca profundidad del manto freático. En esta zona no
se recomienda promover ninguna actividad acuícola. En gene-
ral, la constante actividad sísmica del municipio representa un
riesgo para cualquier actividad que se realice en el valle, aspecto
a considerar para futuros planes de desarrollo. Una alternativa es
contar con algún seguro financiero en caso de desastre.
En el sur del valle las unidades con baja aptitud SM1 y SM2,
no cuentan con agua y tampoco tendrán en un futuro, ya que
los servicios se concentran antes de la línea de compactación.
Aunque la Conagua proporciona agua para 1 600 ha, el resto

81
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de tierras están casi abandonadas; sin embargo la zona pudiera


explotarse si se obtiene agua salina de pozos profundos para
el cultivo de especies marinas. Para lograr esto se deben desa-
rrollar varios estudios, como el de flujo de aguas subterráneas,
y después obtener la autorización de Conagua para perforar.
Situación poco considerada ya que se cree favorecerá la entrada
de agua de mar y elevará la salinidad del suelo en general. En
diversos foros se ha planteado la necesidad de instalar desalado-
ras para impulsar su desarrollo.
Es importante el tema de calidad del agua, especialmente en
metales pesados y pesticidas, pero los datos son escasos a pesar
de tener impacto en la salud. Para el término calidad de agua,
Conagua utiliza tres parámetros, los sst, el dbo5 y el dqo, estos
dos últimos no los analiza en sus muestreos, por esta razón se
utilizaron los datos de la red de monitoreo que la misma institu-
ción realiza y que son representativos del flujo de agua por ser
una muestra compuesta; de estos datos se infiere la necesidad de:
• Estudios de calidad de agua de las fuentes de agua que
utilizan los acuacultores incluyendo el agua de los canales.
• Tratamiento de agua secundario más eficaz al agua (de la
red de monitoreo) para los cultivos.
• Monitoreos más frecuentes del agua de entrada a los cultivos.
• Caracterización del perfil de agua de las zonas de granjas
acuícolas.
Es necesario que cada granja asegure la condición sanitaria de
su fuente de agua, si bien los monitoreos incrementarán los cos-
tos de su producción, será un beneficio a corto, mediano y largo
plazo en la calidad del producto y la salud de los consumidores.
La disponibilidad de agua es el tema determinante para la
actividad, pero toda está asignada a los usuarios del distrito.

82
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Esta situación ha generado el panorama actual de agricultores


que utilizan sólo una fracción de su tierra para acuacultura y
otros que intentan “rentar” el volumen de agua que requiere
cada año, situación cada vez menos accesible por la falta de
excedentes de agua. La situación de cuotas asignadas se pue-
de solucionar con un convenio formal de “renta” o bien con
la cesión parcial o total de derechos a través de un contrato
de compra-venta bajo la normatividad que la ley estipule. Por
ejemplo, si se apoyan proyectos para granjas comerciales, el in-
versionista deberá comprar la cesión de derechos y manifestar
que el uso es acuícola para que el agua pueda ser programada,
con esto se evitaría continuar como agricultores que tienen una
afición por la acuacultura.
Para finalizar es importante que esta escasez incida entre los
acuacultores para que utilicen sistemas con pocos recambios de
agua, rica en bioflocs e implementar el reuso del agua en riego
de plantas tolerantes.

83
3. Análisis de la acuacultura en el valle de
Mexicali

Un acercamiento a la actividad acuícola en el valle de Mexicali


que va desde sus inicios, su trayectoria productiva hasta la con-
dición actual que prevalece, así como algunas consideraciones
legales y recomendaciones que pueden fortalecer la autogestión
y la autosuficiencia.
La acuacultura en el valle es el resultado de un proceso de
años que ha definido el contexto actual en una actividad poco
desarrollada. Cambiar la inercia para potenciar esta zona no es
labor sencilla y este capítulo es una aportación más para definir
estrategias efectivas.
Entender los sucesos actuales, lleva al lector a conocer los
orígenes, los avances en producción, rendimiento y datos téc-
nicos que pueden ser de ayuda, pero además se ponen de ma-
nifiesto dos visiones para atender los requerimientos legales,
estrategias y aspectos de manejo de la actividad.

85
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Inicios de la acuacultura en el valle de Mexicali

En 1984 se sembró por primera vez camarón azul (Litopenaeus


stylirostris) con larvas obtenidas del medio natural en un estan-
que rústico en el valle de Mexicali. La idea fue concebida por la
Cooperativa Alberto Reyes López, instalada en el Indiviso en la
colonia Venustiano Carranza y fundada por Manuel Cisneros
Magaña, junto con sus hermanos (comunicación personal con
Héctor González),16 quienes lograron obtener apoyo de Banru-
ral para sembrar más hectáreas el siguiente ciclo (comunicación
personal con Raúl Yépiz).17
La cooperativa pesquera adoptó el sistema israelita de pre-
cría que establece estanques para las crías que deben traspasarse
a los 2.5 gr., para ello construyeron 5 estanques de 10 ha y
agregaron un estanque de 4 ha junto al Río Colorado (comu-
nicación personal con Luis Tiznado).18 Así, en septiembre de
1985 el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de
la Universidad de Sonora (cictus, actualmente dictus)19 en-
tregó 100 mil poslarvas para probar su crecimiento en estan-
quería que utilizaba agua del Río Colorado, y al siguiente año
elevó la producción a 2 millones 400 mil poslarvas (Ramos,
1989) en (Martínez, 2011). Sin embargo, en 1987, en un ac-

16
Ocean. Héctor González, empresa MaxMar S.A. de C.V. (27 de agosto
de 2012).
17
M.C. Raúl Yépiz Velázquez, catedrático de la Facultad de Ciencias Mari-
nas-uabc (6 de agosto de 2012).
18
Ocean. Luis Tiznado García, consultor pesquero (20 de septiembre de
2012).
19
DICTUS-Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de
la Universidad de Sonora.

86
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

cidente automovilístico, perdieron la poslarva de camarón que


traían de Puerto Peñasco para la siembra, muere el técnico res-
ponsable junto con el hermano del presidente de la cooperativa
y el chofer. A partir de este desafortunado evento y, por malos
manejos administrativos, el gobierno que apoyó con presupuesto
desfasado y otras cosas más, no permitieron la recuperación de
la cooperativa y el banco se quedó con la propiedad como pago
(comunicación personal con L. Tiznado, R. Yépiz, H. González).
Durante el periodo que la cooperativa intentó sacar adelante
el proyecto, el ocean. Luis Tiznado, como director de Pesca (de
la Sedeco, gobierno del estado) los apoyó técnicamente con el
cultivo de camarón azul, quien además experimentó en uno de
los estanques sembrando también camarón blanco (traído de
Nayarit) y observaron que L. vannamei tiene una mayor resis-
tencia (comunicación personal con Luis Tiznado).
Posteriormente, en 1985, se instala en la zona del ejido El
Campestre, muy cerca de la ciudad de Mexicali, una granja
acuícola de bagre (Ictalurus punctatus) de aproximadamente 35
ha, perteneciente a Cástulo Wong (véase cuadro 16). En su
primer ciclo se sembraron alrededor de 50 mil ejemplares traí-
dos de Estados Unidos para su cultivo durante ocho meses en
temporada de frío, la producción obtenida fue dirigida al mer-
cado chino, donde el bagre tiene un valor religioso. Esta granja
también operó pocas veces debido a problemas con las fumi-
gaciones en las proximidades, con las aves y, posteriormente,
el principal inversionista muere y no continúan con el negocio
(comunicación personal con Abraham Huerta).20

20
Ocean. Abraham Huerta Maldonado, Apoyos y financiamientos a las
Mypimes, Sepesca (16 de agosto de 2012).

87
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Entre 1985 y 1986, un grupo de personas de diferentes dis-


ciplinas inician un proyecto en la planta geotérmica de Cerro
Prieto (posiblemente de la cfe), para un policultivo, donde
contaban con hidroponia, ganado y cultivo de especies como
langostino, bagre y tilapias, entre otros. Entre 1989 y 1990
Óscar Bayón en su rancho particular cercano a la carretera Mé-
xico-San Luis Río Colorado, intentó cultivar peces de ornato
con el agua de los canales (comunicación personal con Héctor
González). En 1990 se inició el cultivo de bagre con la engorda
y producción de crías de bagre de canal (Ictalurus punctatus)
Giffard et al., 2002, aprovechando que el organismo habita de
forma natural en la laguna que se encuentra en el campo Mos-
queda al sur del valle. Personal de la empresa capturó varios
organismos para elegir reproductores, los cuales sirvieron para
obtener los tres primeros estanques de alevinaje que posterior-
mente se utilizaron para el cultivo (comunicación personal con
Javier Mosqueda).21 La granja logró un apoyo para habilitar
el laboratorio de alevinaje y acondicionar los estanques para
reproductores. Finalmente hacia 2002 se tenían en operación
5.5 ha de cultivo de bagre.
Posteriormente, en 1996 (gobierno del estado Sedeco en
aquella época) envió personal a Colima para capacitarse sobre
el cultivo de camarón blanco (Litopenaeus vannamei) en agua
de baja salinidad, y se hace una invitación a Javier Mosqueda
para llevar a cabo un cultivo piloto (comunicación personal
con L. Tiznado y J. Mosqueda); pero es hasta 1998 que se lle-
varon a cabo las primeras pruebas con la siembra de camarón
blanco (Giffard-Mena & Martínez, 2003; Jácome Ibarra et al.,

21
Ing. Javier Mosqueda Martínez, propietario (02 de octubre 2012).

88
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

2009), Javier Mosqueda accede a sembrar en un estanque de 10


X 20 m a una densidad de 10 org/m2 (comunicación personal
con Luis Tiznado). En 1999 se lleva a cabo un segundo intento,
pero esta vez en un estanque de 800 m2 en el cual se obtuvieron
buenos resultados (véase cuadro 16).

Cuadro 16. Cronograma de sucesos que dieron origen a la


actividad acuícola en el valle de Mexicali.

Año Suceso
1984 Se lleva a cabo por primera vez un cultivo experimental
(P. stylirostris) en el valle de Mexicali.
1985 El DICTUS entrega 100 mil poslarvas a la Cooperativa
Alberto Reyes López para probar su crecimiento en 50 ha
de estanquería.
Se instala la granja de bagre de Cástulo Wong con 35 ha
de cultivo.
1985-86 Se inicia un proyecto en la planta de Cerro Prieto de
policultivos con hidroponias, ganado y especies como
langostino, bagre y tilapias.
1987 Se accidenta el vehículo con las poslarvas de la
cooperativa, evento que perfiló su bancarrota.
1989-90 En el rancho de Óscar Bayón (carretera México-San Luis
Río Colorado) se intentó cultivar peces de ornato en el
agua de los canales.
1990 Se inicia el cultivo de bagre en el campo Mosqueda.
1996 Personal de la Dirección de Pesca visita Colima para
investigar y aprender sobre el cultivo de camarón blanco
en agua de baja salinidad.
1998 Se realizan las primeras pruebas de camarón blanco
(L. vannamei) en un estanque de 200 m2 en el campo
Mosqueda.
2002 Operaban 15 granjas acuícolas con una superficie de 21.5
ha y una producción de 37.1 ton.

89
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 16. (continuación).

Año Suceso
2005 Se constituye el Comité Estatal de Sanidad Acuícola e
Inocuidad de Baja California (cesaibc) para promover e
implementar campañas sanitarias.
2007 Se crea el Consejo de Productores A.C.
2008 Se forma el Sistema Producto Camarón en Baja
California.
2010 Varias granjas acuícolas se ven dañadas por la fuerte
actividad sísmica en el valle.
2012 Después de seis años de inactividad en el campo
Mosqueda, se reinició el cultivo de camarón blanco
(L. vannamei) con una superficie de 10 ha.

A partir de 2000 la actividad se incrementó considerable-


mente, J. Mosqueda aumenta la superficie de cultivo para ca-
marón blanco a 0.96 ha y obtiene un rendimiento de 3.1 ton a
una densidad de siembra de 23 org/m2. En 2001 incrementa el
área de cultivo de camarón a 2.1 ha a una densidad de siembra
de 74 org/m2 disminuyendo la superficie de cultivo de bagre
para obtener una producción de 15.8 ton de camarón y 11.8
ton de bagre. Para 2002 mantiene la misma superficie de culti-
vo pero incrementa la densidad de siembra entre 73 y 86 org/
m2 obteniendo rendimientos de 22.84 ton que no fue la pro-
ducción esperada debido a una falla eléctrica y muerte de los
camarones por falta de oxígeno (Giffard et al., 2002).
Posterior a 2000 se buscaron zonas de características simila-
res para iniciar nuevos proyectos, tal fue el caso de Grupo Cas-
tro 2000; sin embargo, durante los ciclos 2001 y 2002 la mayor
parte de las granjas tuvieron rendimientos y sobrevivencias muy
bajos y solo dos granjas: Rancho Acuacultural Mosqueda (véase

90
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

figura 16) y El Caimán Dorado aportaron el mayor porcentaje


de producción (Giffard-Mena & Martínez, 2003). Para 2002,
por el interés de varias personas y con el apoyo técnico del per-
sonal de la Dirección de Pesca Estatal (véase figura 17) opera-
ron 15 granjas con 20 estanques con superficie total de 21.5 ha
y una producción de 37.1 ton de camarón.

Figura 16. Rancho Acuacultural Mosqueda, S. de P.R. de R.L. que inició el


cultivo de bagre y posteriormente de camarón blanco. Actualmente Acuamos S. de
P.R. de R.L. (Fotografía proporcionada por: Ivone Giffard).

91
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En 2007 se crea el Sistema Producto Camarón y en 2008


el Consejo de productores A.C. con Juan Francisco Siquei-
ros León como presidente (comunicación personal con Jorge
Anaya).22 En 2009 se publicó el Plan maestro estatal camarón
Baja California (Sagarpa, 2009) donde se hace un análisis de
la cadena productiva y proponen un programa estratégico de
crecimiento para 5 años (2008 a 2013). Si bien las estrategias
planteadas son deseables, no especifica quién o en qué forma
debieran desarrollarse, llegando a la fecha sin cumplir las expec-
tativas y metas planteadas.
Para 2009, el Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Baja
California (Cesaibc, 2009) reporta 20 granjas registradas y 18
operando para el VM y San Felipe con una superficie de 114.92
ha, una siembra de 37 millones de poslarvas y una producción
de 289 ton. A partir de ese ciclo el Cesaibc continúa llevando
un registro de las granjas.
Después de varios años de inactividad en el campo Mosque-
da (actualmente Acuamos) se reiniciaron actividades a partir de
febrero de 2012, con trabajos de desmonte y la construcción de
estanques mejorados técnicamente bajo la responsabilidad del
biol. Aristeo Vizcarra, quien sembró en mayo con una densidad
de 80 org/m2 (comunicación personal con Javier Mosqueda) y
obtuvo una producción de 40.967 ton.

22
Jorge Anaya, gerente del Sistema Producto Camarón en Baja California
(14 de noviembre de 2012).

92
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 17. A) Promotores de la Dirección de Pesca del Gobierno del Estado de


Baja California en el laboratorio de poslarvas de camarón Aremar (Puerto Peñasco,
Sonora). B) Revisión de poslarvas y preparativos para su transporte hacia el valle de
Mexicali (2003) (Fotografías proporcionadas por: Sepesca).

93
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Producción acuícola en el valle de Mexicali

La actividad acuícola predominante desde 1998 ha sido el cul-


tivo de camarón blanco (Jácome Ibarra et al., 2009), pero se tie-
nen registros de producción oficiales a partir de 1999, aunque
la actividad acuícola comienza en 1984. Existen registros de
cultivo de bagre y de tilapia (véase figura 18) (Sepesca, 2012).
Sin embargo, se han cultivado otras especies de forma experi-
mental como trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) (comunica-
ción personal con Joel Núñez)23 y langosta australiana (Cherax
quadricarinatus) (comunicación personal con Alexis Niebla)24
de las cuales no existe registro oficial ante la Sagarpa.

Figura 18. Toneladas de bagre y tilapia producidas en el valle de Mexicali (sepesca,


2012).

Bagre Tilapia
0.15
6

11.7 2008
2000
11.5
2002 2009

23
Joel Espinoza Cruz, promotor de pesca y acuacultura en Mexicali Sepes-
ca-BC (diciembre de 2012).
24
Alexis Niebla Aguiar, director de Camarón Express (octubre de 2012).

94
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

La aportación de la producción acuícola del vm desde 2000


a 2011 representa en promedio una aportación de 1.08% a
la producción acuícola estatal con una aportación máxima de
3.56% en 2002.
A partir del año 2000 se establecieron granjas camaronícolas
“tierra adentro” en el valle de Mexicali; mientras que en agua
de mar se cultiva en el sur con Aonori Aquafarms25 quienes
mantienen bicultivo de camarón café (Penaeus californiensis) y
alga (Ulva calthrata) y en San Felipe, B.C. donde se obtiene la
mayor producción estatal de camarón. En promedio la cama-
ronicultura del VM representa 21.18% del total estatal, en el
2010 Mexicali tuvo su aportación porcentual máxima aunque
en volumen solo fueron 10.9 de las 25.28 toneladas producidas
(véase figura 19).
A partir de varios registros se obtuvo una serie histórica de
producción acuícola de 1999 a 2012 (véase cuadro 17) se de-
tectó un rendimiento promedio de 2.0 ton/ha, sin embargo,
para cada año se registran una producción y una superficie muy
variables.
La densidad de siembra se incrementó de 25 org/m2 en 2001
a 39 org/m2 en 2006 (Jácome-Ibarra et al., 2009) y de 41 org/
m2 en 2011 (Sefoa, 2003); sin embargo, en 2012 el promedio
de siembra se redujo a 28.6 org/m2 (Sepesca, 2012).
En 2010 el temblor afectó la actividad acuícola, presentán-
dose la menor superficie y producción, esto debido a que hubo
daños (bordos y compuertas rotas en algunos canales distribui-
dores de agua e hundimiento de terrenos) dejando sin agua a
varias granjas. La situación se refleja claramente en la figura 20,

25
http://www.aonori-aquafarms.com/home

95
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 19. Porcentaje que representa la producción de camarón en el valle


de Mexicali con respecto a la producción estatal de camarón para los años 2002,
2007, 2009 y 2010. (Fuente: Giffard-Mena y Martínez-Zabathdeny, 2003 y
Sepesca, 2012).

2010

2009

2008

2007

2002

0% 20% 40% 60% 80% 100%

Producción estatal Producción valle de


de camarón (ton) Mexicali (ton)

96
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 17. Serie histórica de la producción acuícola en el valle


de Mexicali.

Año Cantidad Cantidad Superficie Producción Rendimiento


de de (has) total (ton) (ton/ha)
granjas estanques
1999 1 1 0.096 0.175 1.8
2000 2 3 1.06 3.2 3.1
2001 10 15 12.9 25.5 2.0
2002 15 20 21.5 37.1 1.7
2003 15 25 28.8 70.4 2.4
2004 15 24 22.2 42.03 1.9
2005 16 29 39.3 55.4 1.4
2006 14 23 13.94 29.12 2.1
2007 16 28 17.4 32.7 1.9
2008 9 20 13.9 23.8 1.7
2009 16 43 25.4 54.4 2.1
2010 6 16 6.7 10.9 1.6
2011 13 32 18.4 52.6 2.9
2012 11 33 23.13 61.25 2.6

Fuente: Giffard y Martínez (2003), Sefoa (2003), Jácome-Ibarra et al., (2008),


Sepesca (2012). Subrayado se indican los valores máximos y en círculo los mínimos
a excepción de 1999 y 2000.

donde también al analizar el volumen producido por hectárea,


no se manifiesta una tendencia definida, solamente se aprecia
una mejoría los últimos dos años.
La acuacultura en el vm ha sido apoyada por la Dirección
de Pesca del gobierno estatal (Sedeco, Sefoa y actualmente
Secretaría de Pesca y Acuacultura) desde sus inicios a través

97
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 20. Serie histórica en el valle de Mexicali de 1999 a 2012 de


A) producción acuícola con la superficie cultivada, el número de estanques y de
granjas; B) producción acuícola con la superficie cultivada y el rendimiento anual.

Toneladas/hectárea

B Producción total (ton) Superficie (ha) Rendimiento (ton/ha)

98
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de asesoría técnica, apoyos económicos y financiamiento para


infraestructura e insumos, capacitación, etcétera. Para obtener
un panorama del estado financiero, se analizaron los datos pro-
porcionados por la Secretaría de Pesca y Acuacultura del estado
de Baja California (Sepesca, 2012) del periodo 2002 a 2011
que reúne los valores de la producción, costo y utilidad, así
como los apoyos recibidos de programas como Alianza para el
Campo, Fonaes (Fondo Nacional de Apoyo para Empresas en
Solidaridad), Activos Productivos y otros considerados apoyos
o créditos a “fondo perdido”.26 Estos datos están basados en
un supuesto valor de venta de la producción a 50 pesos por
cada kilo de camarón, mientras que el costo de producción fue
ajustado a dos estándares, el primero como gastos de operación
de un estanque de una hectárea para cultivo extensivo de ca-
marón, y el segundo para un cultivo semintensivo de camarón.
Durante el periodo 2002-2011 el valor promedio anual de
la producción fue de 1 803 500 pesos con un costo promedio
anual de 1 196 280 pesos y una utilidad bruta promedio anual
de 607 220 pesos, la cual representa 33.67% de ganancias del
valor total (véase cuadro 18).
En el cuadro 19 se presentan los datos para cada año, destaca
2005 con la mayor producción, 2008 con la proporción más
alta de costo de producción (67.85%), 2011 con la propor-
ción de los costos más baja (62.9%) y, por lo tanto, fue el año
con el porcentaje de utilidad bruta más alto (37%), también se

26
“Fondo perdido” es un término utilizado para denominar una subvención
(transferencia de dinero del sector público al sector privado con el pro-
pósito de ayudar, proporcionado generalmente por entidades guberna-
mentales en un porcentaje de 75% apoyo y 25% recursos del productor).

99
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 18. Resumen de datos financieros de 2002 a 2011 sobre el


cultivo de camarón en el valle de Mexicali.

  Promedios Totales
Producción (ton) 36.07 360.7
Valor de la producción $ 1,803.50 $18,035.00
(miles de pesos)
Costo de la producción $ 1,196.28 $11,962.80
(miles de pesos)
Utilidad bruta (miles de pesos) $ 607.22 $ 6,072.20
Apoyo (miles de pesos) $ 1,801.66 $18,016.63
Granjas 9 Max/año 20
Granjas apoyadas 5 52
Socios 47 Max/año 76
Superficie (ha) 14.1 Max/año 22.65

Fuente: Elaboración propia con datos de Sepesca (2012).

apoyó económicamente al mayor número de granjas (13); sin


embargo, se desconoce si el dinero se utilizó en ese mismo ci-
clo productivo debido a que los apoyos otorgados se autorizan,
pero la entrega queda desfasada con el ciclo productivo o en las
fechas requeridas para poder utilizarlo.
En el análisis anterior se incluyeron varios apoyos (véase fi-
gura 21); sin embargo, no se consideraron los créditos prove-
nientes de fira (Fideicomisos Instituidos en Relación con la
Agricultura), Fogabac (Fondo de Garantías Complementarias
y Créditos Puente) u otras bancas. En algunos casos las granjas
recibieron apoyos de distintas instituciones en un mismo año.
Cabe mencionar que los apoyos no indican de qué programas
provienen, aunque se sabe que los primeros programas fueron
los de Alianza para el Campo de Sagarpa.

100
Cuadro 19. Datos financieros anuales 2002-2011 sobre el cultivo de camarón en el valle de Mexicali
(subrayado los valores máximos, y en círculo los mínimos).

Valor de Costo de Utilidad Granjas


Apoyo
produc. produc. bruta que Total Produc. Superf.
Año (miles de Granja
(miles de (miles de (miles de recibieron socios (ton) (ha)
pesos)
pesos) pesos) pesos) apoyo $
2002 $ 410.00 $ 275.60 $ 134.40 $ - 7 0 42 8.2 11.24
2003 $ 1,965.50 $ 1,311.50 $ 654.00 $ - 9 0 50 39.31 14.54
2004 $ 2,101.50 $ 1,388.10 $ 713.40 $ 60.00 9 1 51 42.03 14.9
2005 $ 2,732.50 $ 1,812.90 $ 919.60 $ 705.76 11 3 54 54.65 16.27
2006 $ 1,426.00 $ 965.80 $ 460.20 $ 631.98 9 4 43 28.52 10.61
2007 $ 1,400.00 $ 940.40 $ 459.60 $ 892.99 10 3 40 28 13.15
2008 $ 2,602.50 $ 1,765.90 $ 836.60 $6,084.50 8 10 50 52.05 13.72
2009 $ 2,564.50 $ 1,703.46 $ 861.04 $ 1,870.75 14 8 76 51.29 22.65
2010 $ 542.50 $ 356.74 $ 185.76 $ 2,303.06 6 10 35 10.85 9.53
2011 $ 2,290.00 $ 1,442.40 $ 847.60 $5,467.59 8 13 29 45.8 14.39
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

101
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 21. Apoyos económicos a la acuacultura en el valle de Mexicali de 2002 a


2011.

Otros
Apoyo apoyos
Conapesca-Sepesca 50%
40%
Apoyo
Fonaes
8%

Apoyo
municipio
2%

Otro aspecto notable es que el apoyo otorgado en 2008 y


2011 está por arriba del valor de la producción; pero además,
el apoyo proporcionado durante el periodo 2002-2011 es casi
el mismo que el valor total de la producción para ese mismo
periodo. En la figura 22 se observa el comportamiento de los
indicadores financieros (valor de la producción, costos y utili-
dad bruta) con respecto a los apoyos de “fondo perdido”, des-
tacan los años 2008 y 2011 con un apoyo de más del doble del
valor de la producción. Cabe mencionar nuevamente que en
2010 por el temblor el valor de la producción, costo y utilidad
presentan valores bajos.
Los volúmenes de producción y sus demás indicadores no
reflejan una tendencia clara, por lo que se analizó la situación a
nivel de granjas para entender mejor lo que ha estado sucedien-

102
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 22. Valor económico de la producción acuícola vs. apoyos gubernamentales


en el valle de Mexicali durante el periodo 2002-2011.

7 000.00

6 000.00

5 000.00

4 000.00

3 000.00

2 000.00

1 000.00

$-
2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011

Apoyo Valor de Costo de Utilidad


(miles de producción producción bruta
pesos) (miles de (miles de (miles de
pesos) pesos) pesos)

do con la acuacultura en el valle (véase cuadro 20). La empresa


Acuamos (antes Rancho Acuacultural Mosqueda) destaca en la
producción y superficie promedio utilizada en estos años, se-
guido por Pacar en la producción, sin embargo, en cuanto a la
densidad de siembra es Camarón Express (Sosa, S.A. de C.V.)
que utiliza mayor número de organismos/m2 seguido de Acuí-
cola Progreso (62 y 50 org/m2 respectivamente). En cuanto a

103
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 20. Producción y superficie promedio por unidad acuícola


(años 2003, 2010, 2011 y 2012) y densidad de siembra promedio
(años 2003, 2011 y 2012) (subrayado los valores máximos y en
círculo los mínimos).

Unidad de Producción Producción Superficie Densidad


Rural (ton) (has) de siembra
(UPA) (org/m2)
Acuamos 29.31 6.05 48
Acuícola AAA 2.10 0.69 45
Acuícola Colorado # 4 3.20 2.04 31
Acuícola El Caimán 6.02 3.80 19
Acuícola El Mezquite Ranch 4.23 2.94 16
Acuícola El Padrino 0.67 0.31 21
Acuícola El Sauzal 1.26 0.59 40
Acuícola Frausto 1.12 0.50 40
Acuícola Ibarra 0.22 0.50 30
Acuícola Pacar 8.25 2.83 36
Acuícola Progreso 5.05 0.50 50
Acuícola Promar 57 1.62 0.65 24
Acuícola Romo 4.53 1.09 46
Camarón del Desierto 1.56 1.37 29
Grupo Castro 2000 0.57 0.40 33
Sosa S.A. de C.V. 0.73 0.09 62

Fuente: Compilación propia de Sefoa (2003), Sepesca (2012).

104
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

valores mínimos de producción está Acuícola Ibarra, El Padrino


en superficie mínima (0.31 ha) y para la densidad de siembra
más baja El Mezquite Ranch (16 org/m2). No se incluyen Acui-
cultura Intensiva de Baja California y Granjas Unidas del Valle
por tener datos únicamente un año. Las correlaciones deberían
ser directas para la gran mayoría de granjas; a mayor densidad de
siembra mayor producción, pero esto no ocurre así.
Las diferencias a lo largo del tiempo para cada granja tam-
bién son notables (véase figura 23), el rango de producción de
las granjas va de >1 ton hasta 40.9 ton que produjo Acuamos
en 2012; en algunos casos como las granjas El Caimán y Pacar
no presentan ninguna tendencia o bien parece una tendencia
negativa, como el Grupo Castro 2000. Lo esperado sería te-
ner incrementos productivos con el paso de los años aun en la
misma superficie, lo cual reflejaría un mejor dominio técnico,
ya que la densidad de siembra, como se mencionó antes, sí ha
aumentado. Se reconoce que para un análisis más detallado de
las problemáticas en cada granja se requieren los datos comple-
tos de la serie temporal y anexar otra información importante,
como por ejemplo parámetros físico-químicos de agua, factor
de conversión alimenticia o las biometrías semanales, datos de
cosechas y precosechas, sin embargo, esta información en mu-
chos de los casos no está disponible (no hay bitácoras o no hay
acceso a la información).
De acuerdo con esta información, es posible catalogar cuatro
grupos según su nivel de producción (véase figura 24):
• Grupo 1, >15 toneladas
• Grupo 2, 10 - 15 toneladas
• Grupo 3, 5 - 10 toneladas
• Grupo 4, < 5 toneladas (resto de las granjas)

105
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 23. Datos de producción acuícola (ton) por granja en el valle de Mexicali
para los años 2003, 2010, 1011, 2012.

40.967
15
producción (ton)

10

0
#4

es o
r

00
co e R n
uí Acu Col AAA

V.
rra

om so
El ino

Ac Fr al

7
co os

to
ch

uí la P aca

lD m
á

co r 5
st

C.
la uz

Ca ier

20
Ac zqu aim

Pr re
m

de Ro
uí Iba
an

uí au
co Pad
ad

a
P
Sa

la rog
ua

de
a

ro
C
l

la
la
or

Ac la
Ac

st

A.
co
co
l

l
E

it
Ac a E
uí cuí

S.
la

m cuí
co
a

Ac íco
A

la ícol

l
a

po

sa
ón

co

Ca A
e
l
co

u
M

Ac

So

ru
ar
Ac

G
El
Ac

co

2003 2010 2011 2012


Ac

Fuente: Sefoa, 2003; Sepesca, 2012.

Esta clasificación da una idea de la situación en el valle, don-


de destaca Acuamos, que después de varios años de inactividad
actualmente pudiera considerarse como granja modelo, donde
se construyeron estanques, mejoró la infraestructura y contra-
tó a un técnico de tiempo completo, lo que dio como resultado
la producción de 4.1 ton/ha en 2012.
Algunos productores en el vm también han recibido apoyo
de fira y estos créditos fueron en aumento cada año (véase
cuadro 21).

106
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 21. Créditos otorgados por fira para la acuacultura del


valle de Mexicali.

Acuacultura Crédito

Avío Refaccionario
2008 Semintensiva $ 52,020.00  
Intensiva $ 52,020.00  
2009 Semintensiva   $ 165,089.93
Intensiva $ 82,400.00  
2012 Semintensiva $ 693,272.96 $ 805,113.70
Totales $ 879,712.96 $ 970,203.63
Total $ 1,849,916.59

Fuente: fira (2013).

Es importante tener referencia del impacto generado por la


actividad en cuanto a los empleos. Durante 2009-2011 (Arre-
dondo et al., 2009 y 2011) había 17 granjas activas que gene-
raron 296 empleos. Al 2012 sólo continuaron laborando 10
granjas con un total de 146 empleos (véase figura 25). Cabe
mencionar que la mayoría de los casos son empresas familiares,
por lo tanto, los empleos fijos pueden corresponder también a
los socios.
Se realizó un análisis financiero de las granjas (véase cuadro
22) retomando el valor de la producción, el costo, la utilidad
bruta y los apoyos a “fondo perdido” (Fonaes, 2006-2012;
Sepesca, 2010; Sepesca, 2011) sin incluir la aportación del
productor (no fue proporcionada en los instrumentos de eva-
luación o se desconoce). Destaca con el mayor valor de produc-
ción, el mayor costo y la mayor utilidad bruta la granja acuícola

107
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 24. Clasificación de las granjas acuícolas de acuerdo con la producción:


a) mayor a 15 ton; b) entre 10 y 15 ton; c) menor a 5 ton y; d) entre 5 y 10 ton.

50.0
41.0
50.0
Acuamos
0.0
2003 2010
2011
2012
a

14.3
15.0 9.3
10.0 4.5 Acuic. El Caimán
4.9
5.0 11.3
6.0 Acuic. Pacar
0.0 2.7 4.1
2003 2010
2011 2012
b

9.5
10.0 6.4
2.7
5.0 6.2 Acuic. Progreso
2.3 Acuic. El Mezquite Ranch
0.0
0.6 Acuic. Romo
2003 2010
2011
c 2012

4 2003

2 2010
0 2011
A

Ac El S rino
c. Pad 4

Ac Fra l
Ac Col . AA

a
Ac E do #

Ca cui ic. sto

ón rom rra
l D 57

ro rto

2012
c. auz

d
00

V
u
m c. P Iba

e
c

de ar

C.
ui ora

20
Ca esi
ui
ui Ac

de
u
c.

st
ui

A.
ui
c.

S.
po
Ac

sa
ar
A

So
ru
G

108
Cuadro 22. Datos financieros totales por granja para el periodo 2002-2011 en el valle de Mexicali
(subrayado los valores máximos y en círculo los mínimos).

Valor de la Costo de Apoyo


Utilidad bruta
producción producción recibido
Empresas (miles de
(miles de (miles de (miles de
pesos)
pesos) pesos) pesos)
Acuamos $ 2,295.00 $ 1,560.60 $ 734.40 $ 1,150.72
Acuíc. El Caimán $ 2,315.00 $ 1,389.00 $ 926.00 $ 1,003.41
Acuíc. El Mezquite Ranch $ 752.50 $ 451.50 $ 301.00 $ 963.89
Acuíc. El Padrino $ 205.00 $ 123.00 $ 82.00 $ 263.01
Acuíc. El Pandeón --- --- --- $ 80.08
Acuíc. Granjas Unidas del $ 285.50 $ 194.14 $ 91.36 $ 200.00
Valle
Acuíc. Grupo Castro 2000 $ 444.50 $ 302.26 $ 142.24 $ 284.58
Acuíc. José Páramo $ 132.50 $ 90.10 $ 42.40 ---
Acuíc. Pacar $ 3,690.00 $ 2,509.20 $ 1,180.80 $ 3,040.56
Acuícola AAA $ 285.00 $ 187.00 $ 98.00 $ 475.22
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Acuícola Cortes $ 290.00 $ 197.20 $ 92.80 ---


Acuícola El Sauzal $ 795.00 $ 533.80 $ 261.20 $ 313.21
Acuícola Memo --- --- --- $ 1,500.00

109
Cuadro 22. (continuación).

110
Valor de la Costo de Apoyo
Utilidad bruta
producción producción recibido
Empresas (miles de
(miles de (miles de (miles de
pesos)
pesos) pesos) pesos)
Acuícola PROMAR 57 $ 35.00 $ 23.80 $ 11.20 $ 400.00
Acuícola Ramos $ 320.00 $ 217.60 $ 102.40 $ 49.00
Acuícola Romo $ 2,041.50 $ 1,362.62 $ 678.88 $ 751.19
Acuicultura Intensiva de B.C. $ 2,325.00 $ 1,581.00 $ 744.00 $ 4,500.00
Camarón del Desierto $ 1,138.50 $ 774.18 $ 364.32 $ 426.98
Integradora Acuícola Cucapah $ 515.00 $ 350.20 $ 164.80 $ 2,205.29
Sosa SA de CV $ 170.00 $ 115.60 $ 54.40 $ 409.49

Fuente: Elaboración propia con datos de Fonaes, 2006-2012; Sepesca, 2010; Sepesca, 2011
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 25. Empleos generados por la actividad acuícola en el valle de Mexicali.

2009-2011 2012

29.7 27.4
42.5 46.6

27.7 26

Socios Socios

Empleos fijos Empleos fijos

Empleos temporales Empleos temporales

Pacar, sin embargo, es la granja Acuicultura Intensiva de Baja


California la que ha recibido el mayor apoyo. Por el contrario,
el mínimo valor de producción, costo y utilidad bruta lo pre-
senta la granja acuícola Promar 57, quien comenzó activida-
des en 2011. Las granjas El Pandeón (2008) y Acuícola Memo
(2011) recibieron apoyos sin producir; por el contrario Acuí-
cola Cortés y José Páramo en ninguna ocasión los recibieron.
Tres granjas han recibido el mayor porcentaje de apoyos res-
pecto del resto en el periodo 2004 - 2011, estas son Acuicultura
Intensiva de Baja California (28%), Acuícola Pacar (19%) e Inte-
gradora Acuícola Cucapah (14%), para las demás granjas se dis-
tribuye en un porcentaje igual o menor a 7% (véase figura 26).

111
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 26. Porcentaje de los apoyos otorgados a las granjas acuícolas del valle de
Mexicali durante el periodo 2004-2011.

El Caimán 6%
Acuamos 7%
Integradora Acuícola Cucapah 14%
El Mezquite Ranch
Camarón del desierto 6%

Acuicultura Intensiva
de B.C. 28% El Padrino 2%

El Pandeon 0%

Granjas
Unidas del
valle 1%

Acuícola Romo 5% Grupo


Castro 2000 2%
Acuícola Ramos 0%
José Páramo 0%
Acuícola Promar 57 2%
0% Acuícola AAA 3%
Acuícola El Sauzal Acuícola Pacar 19%
Acuícola Cortes
Acuícola Memo

La frecuencia de los apoyos durante el periodo 2004-2011 se


puede observar en la figura 27, que no tiene integrada la infor-
mación del Acuicultura Intensiva de Baja California y que des-
taca por haber recibido el mayor apoyo otorgado en 2008. Las
granjas El Mezquite Ranch, Pacar, El Sauzal, Acuícola Romo,
Camarón del Desierto, Integradora Acuícola Cucapah y Cama-
rón Express (Sosa, S.A. de C.V.) han sido apoyadas frecuente-
mente, algunas de ellas consecutivamente varios años.
Hay una marcada diferencia entre los apoyos recibidos para
algunas granjas como Pacar e Integradora Acuícola Cucapah
en varias ocasiones y como Acuamos y Acuícola Memo en una
ocasión, aquí también entra Acuicultura Intensiva de Baja Ca-
lifornia pero no se incluyó en la gráfica. Es notable que en los

112
Figura 27. Distribución de los apoyos “a fondo perdido” por año para cada granja acuícola en el valle de Mexicali de 2004 a 2011.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

113
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

últimos años el monto de los apoyos incrementó y se distribuyó


entre más granjas.
En el año 2011 el mayor apoyo fue para Acuícola Memo que
en 2012 no tuvo producción. A pesar que los apoyos fueron
distribuidos en 13 granjas, 2008 fue el año que se entregó más
recurso distribuido en 10 granjas de las cuales una obtuvo 74%
de ese apoyo (véase figura 28).
Con base en el análisis comparativo de apoyos otorgados con
el valor de la producción, los costos y la utilidad bruta (con-
siderando un precio de venta de 50 pesos/kg de camarón), se
estimó que la actividad está subsidiada (véase figura 29a). En

Figura 28. Distribución de los apoyos en 2008, año que más dinero “a fondo
perdido” se aportó a la acuacultura en el valle de Mexicali.

Acuícultura intensiva de B.C. 74%

Acuícola AAA 1%

Acuícola Pacar 17%

Camarón del
Acuícola Grupo Castro 2000 1%
desierto 2%

Acuícola El Pandeón 1%
Integradora
Sosa S de Acuícola Cucapah
RL de CV 1% 2%
Acuícola El Mezquite Ranch 1%

114
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 29. Ejercicio financiero de la acuacultura vs. apoyos: “a) fondo perdido”
del 2004 al 2011 con un precio de venta de a) $50.00 pesos/kg de camarón y;
b) $80.00 pesos/kg de camarón.
A zq Ca os
Ac anj cuíc c. E Ra n
c. U l ad h
á
M El am

uí as . E l p nc

Ac po s d de o
G A cu uit im

uí C el on

sé 2 e
ru a n n

Ac Pá 000

Ac uíc Pá o
Ac uíc ola car
Jo tro all
G nid Pa ri
El uíc. Acu

la C A
Ac uíc. am

M l
uí ol AA
c. as V

o
co ola uza
Ac E orté

7
em
e

gr Cam ens la R s
r

de o
Ac ola r 5

.
a om
a

uc to
in íco am
uí l S

ah
a

B.

So la C ier
co a

uí om

R
e

SA ap

V
í
Ac

C
Ac Pr

co De
c

de
la

iv
c

l
Ac de
c.

u

n
Ac

or aró

sa
Ac
r


ra
c.

ltu

a
cu
Ac

ad
ui
Ac

te
In

A B
C D

os án h
m c o
c ua aim an rin on lle 00 o r
A l C te R ad nde Va 20 am ca AA és
E i l p a el r á t al o
c. qu E P d tro á . P a A or uz m 57 os
uí ez íc. El as as sé P uíc col a C l Sa Me ar m
o
C.
c
A l M cu íc. nid o C Jo Ac cu col E í l a om Ram Ro B. rto ah
E A u U p . A í l a c o r a a e sie p
í c. c
A jas Gru uíc c u
c
í
o cu a P ol o l
a
d
D e ca CV
u n . c A uí A col uíc cuíc siv el Cu de
Ac ra uíc A A c
u í A c A n d l a A
G c
Ac te ón co S
c. A in ar uí sa
uí ra Ac
Ac l tu a m
a So
cu C r
ui do
Ac ra
t eg
In

A B
C D

115
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

la mayoría de los casos, especialmente en las granjas que más


producen excepto Acuamos (que dejó de producir seis años)
los apoyos representan casi el valor de la producción o están
por arriba de ella (máxime si se incluyera la aportación del pro-
ductor). Ahora bien, si el precio de venta del camarón fuera
de 80 pesos/kg (véase figura 29b), la utilidad bruta promedio
quedaría por arriba de los costos de producción. Es notable que
a pesar de esto los apoyos para varias granjas continúen con
valores similares al valor de la producción o por arriba de ellos,
sólo se explicaría la subsistencia de estas granjas con un precio
de venta mayor a 100 pesos/kg.

Comité Estatal de Sanidad Acuícola e Inocuidad de


Baja California

Los Comités Estatales de Sanidad Acuícola (csa) constituyen


una figura organizativa y representativa formada por los pro-
ductores acuícolas en cada entidad. Es reconocida como orga-
nismo auxiliar de sanidad acuícola de la Sagarpa y funge como
instancia ejecutora de las campañas sanitarias y componentes
de apoyo, basándose en el programa de trabajo validado por el
Senasica.
El estado de Baja California cuenta con áreas propicias para
una acuacultura diversa, por lo que resulta importante dar se-
guimiento a cualquier problemática sanitaria que se presente y
que pueda poner en riesgo una de las actividades más importan-
tes del estado. De esta manera, en abril de 2005 se constituye
el Comité de Sanidad Acuícola e Inocuidad de Baja California,
A.C. (Cesaibc) y abre sus puertas en mayo de 2006 para co-

116
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

nocer y hacer frente a los problemas sanitarios y prácticas de


manejo del sector.27 Su objetivo es:

Promover e implementar campañas sanitarias en materia de


acuacultura, así como fomentar la aplicación de buenas prác-
ticas de manejo en los cultivos acuícolas del estado, para evitar
condiciones que favorezcan la presencia de agentes patógenos
y su diseminación.

Entre los servicios que presta el Cesaibc se tienen los siguientes:

Muestreo para Vigilancia Epidemiológica

Se monitorea in situ las zonas de cultivo, incluyendo muestras


de agua, sedimento, producto, larvas, semillas, etcétera (véase
cuadro 23). También proporcionan asistencia técnica y reco-
mendaciones en materia de sanidad acuícola.

Capacitación

Se proporcionan cursos a los productores en materia de sani-
dad acuícola, con el objetivo de que identifiquen las condicio-
nes sanitarias actuales y lleven a cabo acciones con respecto a
la problemática que se les presente para obtener una mejora en
las buenas prácticas de cultivo.

27
Comité Estatal de Sanidad Acuícola e Inocuidad del estado de Baja Cali-
fornia. 2012 Fuente: http://www.cesaibc.org

117
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 23. Principales análisis para el seguimiento de la actividad


acuícola en Baja California por parte del Cesaibc.

Cultivo Tipo de análisis Tipo de muestra

Moluscos Bacteriológico (pmsmb) Agua


Producto
Ácido domóico y okadáico (pmsmb) Producto
Metales pesados (pmsmb) Producto
Histopatológico Larvas y semillas
Adultos
Plaguicidas (pmsmb) Producto
Camarón pcr Poslarvas
Juveniles y adultos
Bacteriológico Agua y sedimento
Producto
Histopatológico Juveniles y adultos
Contaminación Agua
Peces Bacteriológico Agua
Producto
Identificación y conteo de Agua
fitoplancton
Programa Mexicano de Sanidad de Moluscos Bivalvos. (pmsmb).

Divulgación

El Cesaibc se encarga de difundir a través de la página web,


los informes técnicos mensuales, producto de las acciones sa-
nitarias contempladas, invitaciones, galería de fotografías, vi-
deos, padrón de productores e información bibliográfica, entre
otros. Así mismo, los coordinadores sanitarios realizan visitas

118
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

periódicas a cada unidad de producción acuícola en donde se


les entrega de manera personal los resultados del monitoreo,
invitaciones y acontecimientos que se presenten.

Coordinación y seguimiento

El Cesaibc presenta mensualmente ante los representantes del


gobierno federal y estatal a través de la Comisión de Regulación
y Seguimiento (crs), el informe de los avances físicos para cada
acción sanitaria contemplada, así como el balance financiero.
En los estudios realizados por el comité (Cesaibc, 2009;
2011) no se han detectado patógenos virales en B.C., man-
cha blanca (wssv), síndrome del Taura (tsv), enfermedad de
cabeza amarilla (yhv) o necrosis hipodérmica hematopoyética
infecciosa (ihhnv); sin embargo, para garantizar el éxito de los
cultivos, los productores deben adoptar la cultura de la preven-
ción y minimizar riesgos de enfermedades.28
El papel que juega esta figura es soporte fundamental para
el fortalecimiento de las actividades acuícolas estatales, es nece-
sario que se mantenga la comunicación y estreche cooperación
con los productores.

Procedimientos y vías legales para lograr su cultivo

La acuacultura es una actividad regulada por la Ley General


de Pesca y Acuacultura Sustentable (lgpyas) y su nuevo regla-
28
Cesaibc-Conapesca-Sagarpa. Protocolo de sanidad para el cultivo de cama-
rón blanco en el estado de Baja California. 42 pp.

119
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

mento cuyas atribuciones son ejercidas por la Sagarpa, quien


para realizar las acciones que le competen en materia de pesca
y acuacultura, creó en 2001 la Comisión Nacional de Pesca y
Acuacultura (Conapesca), una entidad administrativa respon-
sable de la regulación, fomento, coordinación y desarrollo de
políticas referentes al uso y explotación sostenible de los recur-
sos pesqueros y acuícolas. En casos excepcionales, la respon-
sabilidad de aplicar la lgpyas y su reglamento corresponde al
Instituto Nacional de Pesca (inapesca) o al Servicio Nacional
de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).
Además de la lgpyas existen otras disposiciones legales aplica-
bles que requieren la intervención de otras dependencias a nivel
federal, como son la Semarnat, la Conagua y la Secretaría de
Salud (ss), así como instituciones a nivel estatal como son la Se-
pesca, Secretaría de Protección al Ambiente (spa), entre otras.
Desarrollar la actividad requiere cumplir requisitos de ca-
rácter legal que dependerán de la finalidad que tenga, ésta
puede ser para comercializar, investigar/experimentar o capa-
citar-enseñar, que dan lugar a la acuacultura comercial, de
fomento y didáctica respectivamente. Sin embargo, de acuer-
do con la recapitulación histórica de la actividad acuícola en
el valle y con el análisis de las zonas y especies potenciales
de cultivo, podemos plantear el desarrollo de la acuacultura
desde dos perspectivas muy diferentes: acuacultura comercial
y acuacultura rural
Cada una de estas formas usualmente conlleva percepciones
opuestas, desde el punto de vista de las instituciones involucra-
das en fomentar su desarrollo y del propio productor o acua-
cultor. Sin embargo, en ambos casos es necesario que para el
uso de predios privados, el acuacultor tenga los documentos

120
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

probatorios de propiedad de la tierra o bien tener al día su con-


trato de arrendamiento.
Los productores interesados en incursionar en la actividad
como comercializadores del producto, deben contar con servi-
cios básicos de luz y agua para poder sostener sistemas con ma-
yor tecnificación (para uso de aireadores y posibles recambios
de agua emergentes). Su permiso de riego (para uso de agua
agrícola) debe estar registrado para uso acuícola ante la Cona-
gua, para ello requiere notificar y solicitar un nuevo número de
matrícula. Los acuicultores rurales usualmente tienen múltiples
actividades (agricultura, ganadería, avicultura u otras) por lo
que hacer un cambio de uso probablemente no sea la mejor
estrategia, a menos que toda su actividad se concentre en la
acuícola. Por ello, los sistemas de cultivo rurales deben ser de
bajo riesgo y bajo costo, lo que implica que la actividad no será
económicamente rentable, pero sí sustentable. Es decir, que
este tipo de sistemas dependerán de cierto subsidio y podrían
generar algunos ingresos extras para las familias, pero sobre
todo serían fuente de alimento y arraigo.
En ambos casos es necesario registrarse en el rnpa en Sagar-
pa. Aquí se reporta la producción obtenida por cada unidad de
producción acuícola. Estos trámites son gratuitos y ayudan a
los programadores de agua y de recursos económicos e insumos
(larvas y alimento) a planificar el futuro y tomar consideracio-
nes dependiendo del número de usuarios y de los volúmenes de
producto que se generen por la actividad acuícola. El propor-
cionar datos de siembra y de cosecha es obligatorio por ley,29

29
Art. 92 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable.

121
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pero además es muy valioso para generar estadísticas y poder


precisar si la actividad se desarrolla adecuadamente o si por el
contrario requiere atención y en cuáles áreas. Es importante re-
marcar que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (shcp)
no tiene nada que ver con ninguno de estos trámites y que
aquello que el productor reporta es únicamente informativo
(comunicación personal con Tania Nassar).30
Los acuicultores rurales probablemente dependan de la larva
o semilla proporcionada por los gobiernos o las ong, por lo
que deberían ser especies de bajo impacto al ecosistema y, por
ello, probablemente no requieren de estudios de impacto am-
biental o proyectos especiales, sin embargo, la realidad es que
la mayoría de las especies utilizadas son catalogadas invasoras y
el cultivo de carácter rural ha colaborado a la introducción de
las mismas en los ecosistemas. Por otro lado, un acuicultor co-
mercial que desee introducir otras especies o hacer un uso más
intensivo del ecosistema está obligado a programar sus activida-
des y plantear un proyecto ejecutivo con su plan de desarrollo
así como su estudio de impacto ambiental, siempre que pueda
poner en peligro la preservación de una o más especies o cau-
sar daños a los ecosistemas.31 Si bien este no ha sido requerido
legalmente cuando se trata de propiedades privadas en un área
ya modificada como el valle, es deseable que en una zona tan
cercana y con influencia directa hacia una reserva de la biósfera
(anp del alto golfo y delta del Río Colorado), la Sepesca junto

30
Ocean. Tania Nassar Prado, jefa del Depto. de Acuacultura, Subdelega-
ción de Pesca-BC-Sagarpa (enero de 2013).
31
Art. 28 fracc. xii de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección
al Ambiente.

122
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

con la spa, trabajen conjuntamente con los productores para


mantener una mayor vigilancia.
Aparte de las cuestiones legales, existen asuntos de manejo y
de estrategias que deben de considerarse para que esta actividad
despegue, por lo que es importante que se establezca la uni-
dad de manejo acuícola (Umac) definida en el Ordenamiento
Acuícola del estado para el valle de Mexicali, pues de acuerdo
con los lineamientos que marca la ley,32 cada unidad deberá
contar con un plan de manejo que incluya organización y ad-
ministración, mecanismos de participación de los acuacultores,
acciones de protección y aprovechamiento sustentable de los
recursos naturales, cumplimiento de las disposiciones legales,
programa de prevención y control de contingencias, de moni-
toreo, entre otros. Para ello se requiere de la acción coordinada
de las diferentes dependencias involucradas en su desarrollo y
el primer paso es definir la visión para orientar las estrategias
apropiadas tratando de responder las siguientes preguntas; ¿qué
tipo de acuacultura es apta para el valle?, ¿qué sector sería el
más favorecido?, ¿de qué forma se le puede impulsar? Ante tales
cuestionamientos, tratamos de proporcionar algunas opciones
en las siguientes secciones.

Factores para fortalecer la autogestión y


autosuficiencia

Para el caso de la acuacultura rural, se requieren estrategias bien


definidas por los gestores de la actividad hacia los productores
de pequeña escala. Los acuicultores comerciales en muchos as-
32
Art. 86 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable.

123
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pectos son más independientes, y aunque las políticas de desa-


rrollo de la región son importantes para acelerar su crecimiento
empresarial, suelen no ser limitantes cuando una empresa con-
sidera establecerse en cierto lugar (a reserva de cumplir con las
leyes y reglamentos establecidos para tal fin).
Para atender al sector rural del valle de Mexicali, primero se
requiere de acuerdos institucionales innovadores que incluyan
la participación de los tres niveles de gobierno, las ong, asocia-
ciones civiles, la gente y patrocinadores. A nivel mundial, las
instituciones que atienden al sector pesquero y acuícola tradi-
cionalmente se orientan hacia los aspectos técnicos y enfren-
tan serios problemas de presupuesto y limitaciones de personal
(Friend & Funge-Smith, 2002). Comúnmente los métodos de
extensionismo son definidos por políticas nacionales, que ge-
neralizan la problemática y las necesidades del sector agrope-
cuario en programas impulsados e implementados a través de
la Sagarpa, en los cuales generalmente los proyectos acuícolas
tienen apoyo limitado; actualmente es la Conapesca quien im-
plementa los programas relacionados con el sector pesquero y
acuícola, pero no recibe la misma atención que la proporciona-
da a la agricultura.
Es importante que las instituciones den oportunidades de
espacio para estas áreas y que este tipo de habilidades sean va-
loradas y respetadas al seno de las mismas instituciones. El no
identificar las necesidades de la población local plantea un ries-
go significante, exacerbando las diferencias entre los más y los
menos favorecidos, aumentando la marginación y el conflicto
social. Algunas formas de pensar que podrían tener un impacto
significativo en la acuacultura son:

124
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

• Poner mayor énfasis en enfoques integrados, más que en


enfoques sectoriales.
• Identificar oportunidades diferentes al sector primario
(como comercializadoras o procesadoras).
• Asegurar que las tecnologías sean las apropiadas (bajo ries-
go y accesibles).
• Asegurar acceso al mercado, y los mercados para los pro-
ductos generados.
• Permitir que los involucrados participen en los planes de
desarrollo.

Se han desarrollado estrategias claras y definidas para atender


al sector rural y que implican entre otras cosas: integrar la agri-
cultura con la acuacultura, diversificar la producción, imple-
mentar tecnologías de bajo costo y riesgo, en casos extremos no
basarse en sistemas de estanques sino usar jaulas y aprovechar
los embalses naturales, explotar las especies autóctonas, descen-
tralizar la producción de larvas, llevar a cabo programas de en-
trenamiento práctico en los sitios de cultivo, promover visitas
de intercambio, mejorar la nutrición, focalización efectiva de la
mujer, entre otros (Friend & Funge-Smith, 2002).
Debido a que los métodos de cultivo varían mucho en cada
granja, entre sistemas y especies es importante considerar el tra-
bajo con grupos heterogéneos. Cuando se considera la acuacul-
tura comercial es necesario destacar que el éxito de los grupos no
depende de dominar las zootecnias, eso es algo que se aprende y
hay tecnología suficiente para lograr producciones más o menos
interesantes. El dilema es convertirlo en un negocio y entender
que hay otras áreas a considerar para mantener a las empresas en
el mercado. Desarrollar estas habilidades o capacidades tiene más

125
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

que ver con formación académica y experiencia global, liderazgo,


actitudes y aptitudes empresariales, trabajo en equipo y confian-
za entre los miembros del grupo y hacia los líderes del mismo
(comunicación personal con Carlos G. Hernández).
Los negocios y las empresas de éxito tienen más que ver con
las personas y los mercados, que con los métodos de cultivo o
las bondades climatológicas. Para que se alcance el dinamismo
requerido de producir miles de toneladas de peces o crustáceos,
se requiere Capital social, éste se basa en tres fuerzas principa-
les; confianza, reciprocidad y acción social. Es decir, se basa en
sociabilidad de un conjunto humano y aquellos aspectos que
permiten que prospere la colaboración y el uso individual de
las oportunidades que se generan (De la Llave et al., 2012).
Representa la posibilidad de que los productores acuícolas ac-
tuales y los que se incorporarán en el futuro, puedan resolver
diferencias entre sí, se pongan de acuerdo, confíen unos en los
otros, y sean capaces de utilizar debidamente todos los demás
recursos disponibles para propiciar este desarrollo.
Se ha analizado a fondo la acuicultura en Baja California,
específicamente en el valle de Mexicali (Alcalá-Álvarez, 2009).
En esta zona la investigación no está vinculada a dar solución a
problemáticas. Los productores compran cada uno por su lado,
no comparten información ni estrategias que permitan aho-
rros por la compra en volumen, se disputan el mercado local/
regional (repartido entre pescaderías, restaurantes, comercia-
lizadoras y consumidor final) que reduce su precio de venta
afectando rentabilidad. En lo que respecta al capital intelectual,
hay personas con tradición pesquera y profesionistas entre los
productores, además de algunos técnicos especializados, pero
es necesaria la integración de funciones primarias y de apoyo.

126
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Para solventar la falta de vinculación, la Sagarpa fomentó la


creación del sistema producto camarón (Sagarpa, 2009), que
en el valle requiere desarrollar una cultura de trabajo colabo-
rativo. El conocimiento de la situación actual, la tendencia del
mercado e intereses de la región y los productores, se planteó
por Alcalá-Álvarez (2009) en una propuesta integradora (véase
figura 30) dividida en tres partes; 1) proveedores y organizacio-
nes gubernamentales y no gubernamentales; 2) productores y
académicos y; 3) clientes y distribuidores.

Recomendaciones para consolidación de la cadena


productiva

Un aspecto que si bien no es limitante para el desarrollo de la


actividad acuícola en el valle de Mexicali (incluso en el estado
de Baja California) pero que podría detonarla, es el contar con
laboratorios de producción de peces o camarón. Cuando me-
nos una naupliera o centro de acopio que tuviera disponibili-
dad de organismos para venta directa a los productores rurales
que compran bajas cantidades y a quienes les es complicado
organizarse con productores empresariales o de mayor tama-
ño. Una característica común a todas las zonas que han ex-
perimentado un crecimiento en la acuacultura, es contar con
abastecimiento de larva; ya sean instalaciones adecuadas para
recibirlas en etapas larvales o bien poderlas adquirir pasadas las
etapas críticas. Un análisis de costos-beneficios para la zona es
requerido en este punto.
Es esencial contar con una planta productora de alimento
que cubra las necesidades para la particularidad de especies que

127
Figura 30. Sistema producto del camarón en Baja California (modificada de Alcalá-Álvarez, 2009).

128
Promoción
Comité Nacional de Sistema-Producto Organizaciones Consumo
Gobiernos
de Camarón de Cultivo, A.C. Sistema-Producto Camarón extranjeros, tratados,
Baja California OMC y otros

Asociación de Acuicultores de Sistema


Gobierno federal Baja California legal
Sagarpa- Autoridades
internacionales y
Conapesca,
nacionales de regulación
Conagua de alimentos FDA,
Banca privada: créditos
Senasica
Fira, Firco, Productores Certificación Regulación
Mercado de exportación

Bancomext y verificación
Promoción
Empaquetado y
Gobierno del Consumo
etiquetado
Estado-Sepesca Proceso de siembra
Fogabac
y producción de
Capacitación, Proveedores
camarón Distribuidores,
larvas, primarios ferias y
laboratorios,
concursos
financiamiento,
infraestructura,
soporte,
incentivos, Tiendas de
subsidios, etc. Minorista Mayoristas autoservicio
México

Proveedores Investigación, desarrollo y


Estados
de empaque tecnología, soporte técnico,
Unidos
formación de recursos humanos, etc. Mercado interno
Proveedores
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de servicios CESAIBC
Proveedores Camaronicultura
de equipo UABC CICESE
C. Marinas, IIO, Div. Oceanología
Restaurantes Consumo Festival del
Proveedores Inst. Inv. Veterianas Depto. Acuicultura
y hoteles del hogar camarón
de tecnología
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

se producen en el estado y para las cuales no se dispone de ali-


mento adecuado en cantidades industriales (ejemplo, totoaba,
lenguado, híbrido de lobina rayada, jurel, entre otras). Actual-
mente la importación de alimento de Canadá, Europa o Japón,
hacen económicamente inviable la producción de dichas espe-
cies de fomento que pudieran tener un estatus de comerciales,
a no ser por esta situación. El servicio de una planta de este tipo
no sólo daría capacidad de producir estas especies, sino que
reduciría los elevados costos en este rubro.
El punto crítico de la acuacultura en el valle de Mexicali
radica en definir claramente cuál es el estatus sanitario del agua
para uso acuícola. La investigación realizada sobre las leyes,
normas, reglamentos, muestreos y estudios en la zona, reflejan
una gran brecha en lo que se refiere a toma de muestras, conti-
nuidad y monitoreo de metales pesados y pesticidas. Todos los
entrevistados (gobierno, investigadores, productores, las ong)
coinciden en que “hay zonas aptas, donde la calidad del agua
permite el desarrollo de la fauna acuática”; sin embargo, a través
de las cadenas tróficas ocurre bioacumulación y magnificación
de compuestos químicos. Aunque también existen procesos
hidrogénicos complejos de deposición y co-precipitación que
pudieran incorporar metales pesados y otros elementos traza en
las arcillas (Riley & Chester, 1989).
A la fecha se desconoce cuál es la calidad del agua y de los
organismos (peces, crustáceos, anfibios, etcétera) del sistema
de canales del Río Colorado, e incluso de los productos en las
granjas acuícolas o de aquellos provenientes del delta de Río
Colorado. Los escasos informes que hay al respecto son even-
tuales, varían en función de la temporada del año, de la zona de
muestro y están limitados por el equipo de diagnóstico (usual-

129
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

mente fuera de los límites de detección técnicos), son muy


puntuales en tiempo y espacio. Por lo que para definir el nivel
de calidad del agua en el valle de Mexicali hace falta un trabajo
integral que incluya monitoreos continuos (durante el año),
que abarque diversas zonas, que utilice equipo altamente sen-
sible (hplc o cromatografía de gases) y considere varios niveles
tróficos. Lamentablemente este tipo de estudios son demasiado
costosos. Lo más recomendable por el momento, es incorporar
en cada granja tecnología que permita tratar el agua antes de
ingresarla a los estanques, reutilizarla en acuaponia o humeda-
les (reforestación) o bien recircularla para que el proceso sea
redituable económicamente.
Existen en la zona pocos productores capaces de procesar su
producto acuícola y/o darle un valor agregado (procesarlo, con-
gelarlo y almacenarlo) para las mejores temporadas de compra-
venta. En todo caso, las vías de comercialización actuales no
son gestionadas en grupo (ni por organización de los mismos
productores, ni por las estructuras gubernamentales) lo cual
ocasiona un caos en tiempos y precios de venta. Si los produc-
tores lograsen mantener un precio de venta fijo y elevado, pro-
bablemente la situación financiera de la actividad sería positiva.
El otro problema es que ni siquiera se conoce con precisión
cuál es la estructura de costos real de las empresas.
De las especies con potencial de cultivo elegidas, se deben
desarrollar estudios de mercado. Determinar los mejores pre-
cios de venta y presentación de los productos, y apegarse a ellos
fomentaría el desarrollo de empresas económicamente saluda-
bles. Este aspecto es indispensable si se va a fomentar alguna
especie en particular.

130
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Existe una superficie en el valle de Mexicali que no puede ser


explotada ni por la agricultura (suelo ensalitrado) ni por la acua-
cultura (imposibilidad de abastecimiento de agua por canales de
riego). ¿Sería posible desarrollar un parque acuícola en la zona
sur del valle de Mexicali después de la línea de compactación
o en la laguna salada aprovechando el agua salina subterránea
mediante pozos profundos? Esta pregunta causa controversia;
por un lado, los productores y habitantes desfavorecidos de esas
zonas contarían con un medio de subsistencia aprovechando sus
tierras ociosas y aparentemente inutilizables, por otro lado, las
autoridades encargadas de la distribución del agua estiman que
se corre el riesgo de causar una intrusión salina. Las ong aclaman
el riesgo ambiental hacia el anp del drc, sin embargo, socialmen-
te la acuacultura puede ser una actividad sustentable si se maneja
adecuadamente y reduciría la presión pesquera en el alto golfo
aliviando la pérdida de especies, como la vaquita marina y la to-
toaba entre muchas otras; además, existe la posibilidad de obte-
ner un producto secundario como las plantas halófilas con valor
comercial. Específicamente existe un documento para desarrollar
sustentablemente la zona sur del valle de Mexicali, donde ya se
incluye la acuacultura como actividad económica rentable para
la zona (Pronatura, 2012). Valdría la pena realizar un estudio
especial sobre estas opciones.

Papel que deben jugar los productores e instituciones


involucradas en esta actividad productiva

Magallón-Barajas et al., (2007) en su estudio a nivel nacional


sobre el desarrollo de la acuacultura en México, detalla las ac-

131
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tividades específicas que corresponden a cada una de las insti-


tuciones, por lo que no las referiremos nuevamente aquí. Más
aún, deseamos remarcar que los análisis de casos de éxito a nivel
mundial indican que el sector privado es el responsable del de-
sarrollo de la acuacultura en cada país,  de manera significativa
en aquellos lugares donde el gobierno tiene poca intervención
(Nash & Fairgrieve, 2007).
Con base en estos estudios podemos aseverar que correspon-
de al productor organizarse al interior de su propia empresa y
con otros productores (sistema producto, Asociación de Acui-
cultores del Valle de Mexicali) para tener acceso a los recursos;
cursos de capacitación, fondos económicos, obtención de agua
e insumos como alimento y larvas entre otros.
Es posible lograr el éxito en esta actividad si los individuos
que trabajan para el gobierno se encuentran activamente invo-
lucrados en la actividad a pesar de las sucesiones electorales, y
son personas eficaces y con conocimientos para entenderla. Por
el contrario, la falta de visión y dedicación por parte de oficia-
les incapaces de valorar la complejidad del nuevo sector puede
plantear serias limitaciones para su desarrollo.
A continuación, simplemente retomamos algunas de las re-
comendaciones hechas por Nash y Fairgrieve (2007) para que
los gobiernos tengan mayores logros en el futuro dentro de esta
industria:

Partamos del hecho que la acuacultura es importante porque


provee peces y mariscos directamente para consumo humano
(prueba de su desarrollo es que la producción global se duplicó
en la década de 1994 al 2003). También proporciona produc-

132
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tos terminados para otros usos no alimenticios; medicamentos,


cosméticos, pieles, turismo, acuarofilia, para investigación o es-
tudios medioambientales entre otros. Es una actividad que está
fuertemente ligada a sus progenitores (la pesca comercial y re-
creativa), incluso muchas especies se han cultivado tan sólo para
ser liberadas mediante programas de repoblamiento o bien para
pesca deportiva. La acuacultura no tiene una identidad simple
debido a su integración con una variedad de sectores domésti-
cos, a su propia complejidad al poder cruzar las barreras entre
agua dulce y salada. Por ello, en la mayor parte del mundo no es
reconocida como actividad con sus propios derechos y en conse-
cuencia las acciones públicas, organizacionales y administrativas
o los servicios de soporte tienen un desarrollo limitado.

Por esto corresponde al gobierno plantear objetivos de corto


y largo término enfocados a crear empleos o aumentar la pro-
ducción con base en la economía y aspectos socio-ambientales
de cada país. Se requiere dinero para seguir el plan, no sólo
palabras, por ello, los objetivos planteados deben ser realistas.
Para conocer el alcance logrado es necesario medir su impor-
tancia mediante estadísticas verídicas, por ejemplo, con censos
regulares cada 5-7 años.
Deben ser creados algunos servicios de soporte, se refieren a
agencias que proveen entrenamiento y extensión o figuras que
puedan manejar zonas o parques para escalar desarrollos in-
dustriales (parques acuícolas), servicios relativos al mercadeo
(transporte, almacenamiento, campañas de venta organizadas,
pago de impuestos, situación de los canales o tendencias del
mercado, nuevos estándares de calidad e higiene, códigos inter-
nacionales y su cumplimiento).

133
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En Baja California, la Sepesca funge como la autoridad in-


termediaria, gestora y facilitadora entre el productor y el resto
de instituciones. Su función es orientar al productor y propor-
cionarle información para que éste pueda navegar entre la com-
pleja trama de interacciones inter-institucionales académicas,
gubernamentales y no gubernamentales.
Académicas: uabc, cicese, ciad, Cibnor, Universidad de
Sonora, Universidad de Arizona, etcétera. Los académicos y
especialistas adscritos pueden abordar temáticas o problemáti-
cas sumamente diversas y especializadas. Su función primordial
debería ser proveer soluciones a problemas técnicos o sociales,
dar opciones con bases sólidas a los gobiernos o a los produc-
tores, sin embargo, la reducción de los presupuestos para in-
vestigación y las propias actividades de carga educativa limitan
enormemente su involucramiento con el sector productivo. Por
lo que la participación de este sector requiere de la acción coor-
dinada del gobierno y los productores.
Gubernamentales: cespem, Sepesca, Cesaibc, spa, Sagarpa,
conagua (módulos de riego), ssa, Profepa, Conapesca, Inapes-
ca, Senasica, Semarnat, cila. La función de estas dependencias
respecto a la acuacultura es la de regular la actividad, vigilar el
estado de salud de la zona, verificar la calidad del agua y del
producto, facilitar permisos, programar el uso de los recursos
(agua, suelo), supervisar y en su caso amonestar a los infracto-
res, otorgar permisos y concesiones fundamentadas. Efectuar
acciones coordinadas entre dependencias e  instituciones. Los
principales problemas que viven los acuacultores es la falta de
coordinación, de información certera y de agilidad para realizar
algún trámite. El valle de Mexicali es una zona muy intrincada,
siendo una superficie tan vasta (>2 600 km2) con características
y gente muy diversa resulta en la práctica poco gobernable.

134
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Algunas organizaciones no gubernamentales con representa-


ción en el valle: Pronatura, Sonoran Institute, Aeurhyc, cedo,
isa. Su función es la de observar, trabajar los aspectos sociales y
cuidados del medio ambiente (calidad). Realizan básicamente ac-
ciones de conservación y educación de las comunidades locales.
En el capítulo siguiente tratamos de identificar factores que
puedan acelerar el desarrollo de la actividad, para eso nos basa-
mos en la experiencia de los productores del valle de Mexicali,
pero también en la experiencia adquirida los últimos 10 años
por los productores del estado de Colima.

135
4. CoNTRASTE DEL estado actual de la
producción acuícola del Valle de
Mexicali con OTRAS ZONAS DE CULTIVO
EN BAJA SALINIDAD

Las condiciones extremas en el valle no son una limitante para


los cultivos acuícolas, tal es el caso del Valle Imperial, eua;
mientras que el cultivo de camarón “tierra adentro” ha sido un
éxito en Colima. Un análisis comparativo permite evidenciar el
potencial de estas zonas.
A pesar de su contribución positiva a la sociedad y a la eco-
nomía, el desarrollo de la acuicultura en México aún no alcanza
su pleno potencial para incrementar la producción en forma
sostenida (fao, 2012b).33 Su desarrollo a la fecha ha sido lento
como resultado de una serie de factores, entre los que destacan:
• Políticas sectoriales de desarrollo mal enfocadas.
• Cambios sucesivos gubernamentales y de las instituciones
involucradas.
• Carencia de información.
• Uso inadecuado de conocimientos básicos científicos y tec-
nológicos.
33
http://www.fao.org/fishery/countrysector/naso_mexico/es Consulta en
línea el 11 de enero del 2012.

137
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

• Carencia de disponibilidad de recursos para el desarrollo.


• Carencia de un marco legal adecuado que garantice la te-
nencia legal de la tierra y que facilite el suministro de ser-
vicios (agua, luz, carreteras).

Como se pudo constatar en el capítulo anterior, el valle de


Mexicali no ha sido una excepción. En la zona se han realizado
intentos por desarrollar la acuacultura desde hace más de dos
décadas. Diversas dependencias gubernamentales (Conapesca-
Sagarpa, Secretaría de Pesca y Cesaibc) han intensificado es-
fuerzos los últimos 10 años, sin embargo, la actividad aún no
se ha consolidado a pesar de su gran potencial y de acciones
aisladas por parte de algunos productores y secretarías.
Hablar de acuacultura en Mexicali es también cuestionar lo
que ha sucedido con esta actividad en el Valle Imperial, que se
ha desarrollado bajo condiciones socioeconómicas y adminis-
trativas distintas, pero por sus características geológicas e hi-
drológicas similares, es significativo describir algunos aspectos
relevantes del tema.
Por otra parte, siendo el camarón blanco L. vannamei la es-
pecie más trabajada en el valle desde la década del año 2000,
resulta interesante comparar la situación actual entre Mexicali
y el estado de Colima, dos regiones de México que apostaron
al cultivo de camarón en agua de baja salinidad o “tierra aden-
tro”. Colima al contrario que Mexicali, ha logrado consolidarse
como industria. En un intento por identificar los factores clave
de su éxito, en la sección final trasladamos al lector a esa región
en busca de algunas respuestas.

138
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Acuacultura en el Valle Imperial

La municipalidad de Mexicali se encuentra en una llanura del-


taica compartida por dos valles agrícolas, creados desde el siglo
pasado como zona de riego orientada a la exportación de pro-
ductos: el valle de Mexicali (México) y el Valle Imperial (eua)
(Rojas-Caldelas et al., 2013). El Salton Sea y el Valle Imperial al
sur de California (eua), son reconocidos como zonas de desa-
rrollo geotérmico desde hace décadas; en este oasis del desarro-
llo existe otra industria geotérmica de la que poco se informa,
la acuacultura.
Para 1999 existían aproximadamente 15 granjas acuícolas
alrededor del Salton Sea que operaban con fluidos geotérmi-
cos (véase figura 31) para controlar la temperatura del agua
de los cultivos y producir peces más grandes en menor tiem-
po y obtener producto durante invierno que de otra forma
no sería posible. Los peces se engordan en el agua geotérmica
oxigenada para cubrir las demandas de producción (Rafferty,
1999). La granja más grande (Kent Sea Farm) producía hsb
(hybrid striped bass) que se transportaba congelado al mer-
cado. El mayor productor de tilapia en la zona (Pacific Aqua
Farms) enviaba al mercado de Los Ángeles. Fish Producer´s
fue una de las primeras empresas del ramo (finales de los
años sesenta) y líder en producción de bagre. La mayoría de
la granjas (véase cuadro 24) operaba su propio laboratorio
para asegurar la disponibilidad de larvas o alevines (incluyendo
tanques para reproductores, colecta de huevos y manejo de lar-
vas y juveniles). Las granjas medianas contaban con su propio
camión para transportar peces vivos a los restaurantes locales
o hasta el mercado chino en San Francisco. Algunos lo hacían

139
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 31. Localización de granjas acuícolas y plantas geotérmicas del Valle


Imperial (la numeración corresponde al cuadro 1). (Tomado de Rafferty, 1999).

MECCA
6
5
10
7
14
9 11
8 13 12
Condado de Riverside
2
1 Condado de Imperial
Condado de San Diego

Mar deSalton
Niland
3

Calipatria
Planta
Geotérmica
del Mar Salton

Westmorland

Brawley

Holtville
Imperial 4

El Centro

Heber Planta
Planta
Geotérmica Geotérmica
de Heber de East Mesa

MÉXICO

140
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 24. Granjas, especies y datos de producción anual


estimada (libras) en elValle Imperial (tomado de Rafferty, 1999)

Núm. Granja Especies Prod. Anual Años


1 California Desert Fish T 390,000 7
Farm
2 Pacific Aqua Farms T 1,000,000 12
3 Fish Producers B 1,300,000 30
4 Valley Fish Farm B 600,000 12
5 Kent Sea Farms HSB 3,000,000 12
6 Blue Aquarius B 125,000 10
7 Dashun Fisheries T 320,000 13
8 Coachella Valley Fish B 450,000 ND
Farm
9 Arbia Farm ND En inicio Nuevo
10 Desconocido ND En inicio Nuevo
11 Oceanridge T 300,000 4
12 H&T T 150,000 5
13 Hsiang Niching B,T 200,000 2
14 S S Vong T 225,000 15

T=tilapia, B=bagre , HSB=híbrido de lobina. nd= No disponible.

mediante intermediarios. Se tienen informes que para 1995 el


cultivo de peces contribuía con 3.1% del valor económico de
los cultivos, ocupando el 4to. lugar en rentabilidad por hec-
tárea de los 34 tipos de cultivos totales en el área.
Para el año 2003 se desarrollaron en el Valle Imperial 10
nuevos proyectos acuícolas que utilizaban energía geotérmica
para sus operaciones de cultivo en tanques y estanques de tie-

141
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

rra, anualmente producían 3 660 ton/año de tilapia, bagre e


hsb, éstos fueron enviados vivos a los mercados de Los Ángeles
y San Francisco (Rafferty, 1999; Boyd & Lund, 2003).
Actualmente aún existen muchas de estas granjas en el Valle
Imperial, sumándose otras dedicadas al cultivo de carpa, mi-
croalgas para la industria alimenticia (Spirulina sp.) y algas para
biocombustibles (Treece, 2011).
El Río Colorado es la principal fuente de agua, el distrito de
riego del Valle Imperial opera 2 253 km de canales, 1 700 km
de tuberías y suministra 182 186 ha de tierra desértica irrigada,
siendo el principal proveedor de vegetales de todo eua. Tan
sólo la empresa Pacific Aqua Farms produce 900 ton/año de
tilapia roja, carpa plateada, hsb y bagre distribuidos a mercados
en Los Ángeles y San Diego.34
Hacia la zona de Desert Hot Springs (California, eua) la em-
presa Blue Beyond Fisheries engorda bagre, langostino, lobinas
de varias especies y tilapia, muchas de ellas introducidas de ma-
nera accidental al Río Colorado (Moyle, 1976). La informa-
ción detallada sobre la acuacultura en California es sumamente
difícil de obtener pero se estima que el valor de la acuacultura
es de 100 millones de dólares / año (Treece, 2011).
La acuacultura es sobrerregulada en eua, sin embargo, en
esta zona la tierra es más barata y el productor puede obte-
ner precios especiales en tarifas eléctricas e impuestos, pero el
factor más importante es la descarga de aguas; las granjas exi-
tosas tienen integrados sus efluentes para reuso en riego agrí-
cola, esto diluye el costo por bombeo, diversifica los ingresos,
distribuye los costos de mano de obra y equipo entre ambas
34
http://www.pacificaquafarms.net/

142
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

operaciones y ahorra en gastos de fertilizantes. El Estado úni-


camente permite el desarrollo de empresas acuícolas a compa-
ñías privadas (Treece, 2011), y es patrocinador del programa
de mercadeo para pescados y mariscos.35 El Estado incluso
publicó la lista blanca (especies permitidas y de fomento)36
en lugar de lista negra (especies prohibidas).

Inicios de la acuacultura en Colima

La acuacultura en el estado de Colima comienza en 1973 con el


cultivo de tilapia (Castillo-Soriano et al., 2010). A inicios de los
ochenta arranca el laboratorio de producción de poslarva de lan-
gostino, que no tuvo gran éxito porque sólo producía alrededor
de 300 kg/ha; esta especie, muy territorialista, no permitía au-
mentar la densidad de siembra, así que no era económicamente
rentable (comunicación personal con Miguel Ávila).37
Particularmente durante los años noventa se realizaron los
primeros cultivos de camarón en agua salada, pero a mediados
de esta década iniciaron pruebas de cultivos en baja salinidad
(Patiño-Barragán et al., 2008). Así, en 1996 Aquagranjas del
Pacífico produjo sus primeras poslarvas de camarón aclimata-
das a baja salinidad (comunicación personal con Miguel Ávila)
y en 1997 da inicio el cultivo de camarón tierra adentro en
estanques con agua de baja salinidad, (Castillo-Soriano et al.,

35
www.dfg.ca.gov
36
http://aqua.ucdavis.edu/Special_topics/Selected_species.htm
37
Miguel Ávila Tamayo, dueño y productor del laboratorio Acuagranjas del
Pacífico. (25 de octubre de 2012).

143
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

2010). Para 1999 este laboratorio ya producía poslarvas todo el


año, aunque sólo cumplía con la función de naupliera.
El cultivo de camarón en diferentes salinidades también
recibió atención del sector académico, por lo que en 1998 se
presenta la primera tesis de maestría de la Facultad de Ciencias
Marinas de la Universidad de Colima con el tema: Efecto de
la salinidad sobre el crecimiento y sobrevivencia de poslarvas y
juveniles de camarón blanco bajo condiciones de laboratorio,
donde se concluye que los organismos tuvieron mejores resulta-
dos de crecimiento y sobrevivencia en 11 gr/l y que en 0 gr/l no
sobreviven (Rivera, 1998). Hasta el año 2000 se presenta otra
tesis de maestría con el tema de: Efecto de cuatro densidades de
siembra sobre el crecimiento de camarón blanco cultivado en
estanques rústicos, donde se determina que los rendimientos
y sobrevivencia fueron directamente proporcionales a la den-
sidad de siembra, y el crecimiento en peso y longitud tuvieron
valores inversamente proporcionales (Manzo-Delgado, 2000).
Para 2001, Colima producía aproximadamente 30 tonela-
das de producto entre todos los acuicultores (comunicación
personal con Carlos Hernández);38 para 2004 se expandió la
actividad y se practicaba principalmente en los municipios de
Coquimatlán, Cuauhtémoc, Tecomán (véase figura 32) y Man-
zanillo, con especies como camarón, tilapia, bagre y rana toro.
En esta etapa de desarrollo de la acuacultura en Colima, exis-
tían aproximadamente 32 granjas registradas, sin embargo, la
actividad aún era incipiente, con problemas en la aplicación de

38
Carlos G. Hernández Solórzano, presidente de Cesacol, presidente na-
cional del Sistema Producto Camarón y presidente de la Asociación de
Acuacultores de Colima, A.C. (26 de octubre de 2012).

144
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 32. Estado de Colima y los municipios de Tecomán, donde se cultiva


principalmente el camarón blanco, y Villa de Álvarez donde se cultiva tilapia
(Google Earth, 2012).

La Huerta ♦
Cultivos de Tilapia ♦
Villa de  Alvarez ♦ ♦ Univ. de Colima
Colima ♦
Facimar ♦
Central Autobuses ♦ COLIMA
Manzanillo ♦

Tecomán ♦

Cultivos de camarón

técnica del cultivo y de la normativa, presencia de parásitos,


escaso apoyo del gobierno (Patiño-Barragán et al., 2008).
Entre 2004 y 2005 se forma el Comité Estatal de Sanidad
Acuícola del Estado de Colima (Cesacol) organizado por los al-
gunos acuacultores debido a ciertos problemas de sanidad que
presentaban las granjas.
En 2005 tres granjas reciben un fuerte apoyo de Conapes-
ca, lo que permitió que mejoraran y se ampliaran. Para 2006
Colima dio un fuerte avance, de producir 400 ton produjeron
1 000 ton y actualmente tienen una producción a la par de So-
nora y Sinaloa (proporcional a la superficie de cultivo) (comu-
nicación personal con Carlos Hernández) (véase cuadro 25).

145
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 25. Cronograma de algunos sucesos del inicio de la


actividad acuícola en Colima.

Año Suceso
1973 Se lleva a cabo por primera vez un cultivo con tilapia.
Ochenta Auge del cultivo de langostino.
Noventa Se inician cultivos de camarón en agua salada.
1996 Se obtienen las primeras poslarvas de camarón blanco
(L. vannamei) en baja salinidad en el laboratorio de
Colima.
1997 Inician los cultivos de camarón blanco (L. vannamei)
tierra adentro y en baja salinidad.
1998 Primera tesis de maestría de la Univ. de Colima con el
tema relacionado a condiciones de baja salinidad y sus
efectos sobre postlarvas y juveniles de camarón blanco
(L. vannamei).
1999 El laboratorio de poslarva en Colima ya produce todo el
año.
2000 Segunda tesis de maestría relacionada con el tema de
densidades de siembra de L. vannamei en estanques
rústicos.
2004 La acuacultura ya se encuentra dispersa en cuatro
municipios principalmente (Coquimatlán, Cuauhtémoc,
Tecomán y Manzanillo).
2004-2005 Se constituye el Comité Estatal de Sanidad Acuícola
de Colima (Cesacol) para promover e implementar
campañas sanitarias.
2005 Conapesca otorga un fuerte apoyo económico a tres
granjas.
2006 Colima duplica su producción.
2012 Tiene una producción a la par de Sonora y Sinaloa
relativamente.

146
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Producción acuícola en Colima

En 2003 Colima tuvo una producción aproximada de 1 180.76


toneladas de 32 granjas acuícolas registradas, que contaban
con un total de 170 ha, 90% de ellas establecidas en terrenos
agrícolas, donde se cultivaba camarón (Litopenaeus vannamei),
tilapia (Oreochromis mosambicus y O. niloticus var. stirling), ba-
gre (Ictalurus punctatus) y rana toro (Rana catesbiana). De las
granjas 41% era de camarón, 37% de tilapia, 18% ambas espe-
cies y sólo una granja de rana toro.
Una característica importante de la zona es la amplia dis-
ponibilidad de agua, la fuente puede ser pozo, manantial, ojo
de agua o incluso se puede desarrollar el cultivo en la laguna
misma, pero en general, el cultivo de camarón en agua “dulce”
se favorece por las elevadas concentraciones de carbonatos e
hidróxidos con alcalinidades de 150 a 200 ppm. Además de
agua dulce también utilizan agua salobre (o baja salinidad) con
salinidades entre 3 y 8 psu.
El cultivo de camarón se desarrolló principalmente en Teco-
mán, cuyo suministro de agua proviene de la laguna de Amela. Se
realizaban principalmente dos cosechas, en verano con cultivos
de 3 meses y en invierno cultivos de 5 meses para alcanzar ejem-
plares con talla de 12-16 gr, con un peso promedio de cosecha
de 14 gr. Los principales proveedores de poslarva son de Nayarit
(Prolomar y Timex) y Colima (Aquagranjas del Pacífico).
En general, para 2004 los cultivos se realizaban en estanques
rústicos, rectangulares en su mayoría, y la superficie variaba
de 0.5 a 2.5 ha con un metro de profundidad. La producción
también variaba de 2 a 5 ton/ha con un rendimiento promedio
de 4.3 ton/ha, la granja más grande producía 303.68 ton/año

147
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

y la menor 8.8 ton/año. Además, los cultivos semiintensivos


sembraban con una densidad de 30 hasta 60 org/m2 con un
promedio de 37 org/m2 y una supervivencia de 60%. El costo
de producción promedio era de 25.51 pesos/kg, mientras que
el precio promedio de venta era de 57 pesos/kg y una utilidad
promedio de 55%.
Aunque la actividad ya era rentable para muchas granjas, se
daban casos de pérdida porque los costos de producción eran
muy altos o por otras situaciones como depredadores (ninfas
o libélulas), robo o variables circunstanciales del cultivo, sin
embargo, se mantenían firmes si en algunos ciclos las cosechas
eran óptimas.
En cuanto a sus dificultades, 40% de las granjas tenía pro-
blemas con bajas concentraciones de oxígeno al final del cultivo
o en periodos de lluvia; en estanques con agua dulce o salinida-
des muy bajas había presencia de Najas guadalupensis (Spreng)
Magnus o “romerillo”, planta considerada como plaga, ya que
genera problemas en la distribución del alimento para las espe-
cies y bajas concentraciones de oxígeno en el agua, provocando
grandes pérdidas. También se presentaron enfermedades en al-
gunas granjas. La técnica de cultivo era homogénea y con erro-
res de aplicación como el azolve de los estanques, los descuidos
por evaporación o filtración y estratificación térmica.
Los principales depredadores de los cultivos desde el inicio
de la actividad hasta la actualidad son el cormorán (Phalacroco-
rax olivaceus), gaviotas, zanates, garzas, halconcillos, serpientes
y la larva de la libélula (Orthemis ferruginea), para evitar esta
última, todas las granjas contaban con un tanque de acondicio-
namiento y preengorda protegido con malla sombra (Patiño-
Barragán et al., 2008).

148
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En 2009, se registraron sólo 10 granjas de camarón que se


ubicaban en dos municipios, Coquimatlán (20%) y Tecomán
(80%). Todas las granjas contaban aún con estanques rústicos
rectangulares, dos de ellas con estanques rústicos cubiertos con
liners en el área de engorda y para la aclimatación y/o precría,
utilizan tanques circulares prefabricados de geomembrana, sólo
una granja tenía su estanque de precría de concreto. Estas gran-
jas en conjunto abarcaban una superficie de 269 ha con aproxi-
madamente, 127 estanques y con un espejo de agua de 138.25
ha (véase cuadro 26).
Los estanques contaban con infraestructura hidráulica para
regular la entrada, la salida y el nivel del agua. El abasteci-
miento y distribución del agua era por gravedad, por bombeo
o combinado, 9 granjas utilizaban agua de pozo profundo, el
flujo del agua variaba en cada granja de 64 a 330 litros/seg. El
drenaje de los estanques se hacía por gravedad, aunque algunas
granjas lo hacían por bombeo. El destino del agua de salida era
para cultivos agrícolas (20%) y en su mayoría se incorporaba al
dren agrícola (70%).
La mayoría de las granjas contaban con infraestructura de
apoyo como bodegas (para el alimento, equipo, químicos, ge-
neral), oficina, caseta de vigilancia, casa, cercado, vestidores,
baños, energía eléctrica y sólo Acuacultivos del Real contaba
con laboratorio de análisis de calidad de agua; en la mayor par-
te de los casos cumplieron con las condiciones y características
requeridas. Además, las granjas están cercanas a poblaciones,
bien comunicadas y sin problemas de acceso. Para 2012 no
contaba con un área específica para el procesamiento del pro-
ducto o valor agregado y solo una granja tenía capacidad para
congelar 10 ton de producto durante seis meses máximo.

149
Cuadro 26. Infraestructura presente en las granjas de camarón registradas

150
en el estado de Colima para 2009.

Estanques
Superficie total Superficie de
Nombre de la granja Etapa del Superficie
del terreno (ha) cultivo (ha) Tipo #
cultivo (ha)

Rústico 14 Engorda 0.5


Acuacultivos del real
34 15
S.A. de C.V. Rústico 8 Engorda 1
Concreto 4 Precría 80 m3

Rústico 20 Engorda 0.6-1.1


Aqua frutas S. de P.R.
45 20
de R.L. Liner 4 Engorda 0.5-0.7
Liner 3 Precría 80 m3

Rústico 7 Engorda 0.6-3.5


Estanques, praderas y
25 17
flores S.P.R. de R.L.
Liner 4 Precría 80 m3
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Estanques, praderas y Rústico 11 Engorda 0.8-3.5


32 24
flores S.P.R. de R.L.
Liner 3 Precría 80 m3
Cuadro 26. (continuación).

Rústico 29 Engorda 0.75


Agroindustrias Rafer
50 33.75
S.A. de C.V. Rústico 2 Engorda 1.5
Rústico 4 Engorda 2.25
Apiza camarones S.A.
42 16 Rústico 10 Engorda 0.5-2
de C.V.
Granja acuícola
16 3 Rústico 6 Engorda 0.5
Lacoste

Acuícola el bagre
7 4.5 Rústico 8 Engorda 0.25-0.45
S.P.R. de R.L.

Cultivos de camarón de Rústico 4 Engorda 1.25


18 5
méxico, S.A. de C.V.
Liner 3 Aclimatación 50 m3

Fuente: García-Olea, C.J. y Singler-Chávez, Y., 2009.


La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

151
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En cuanto a empleos generados, para la producción se utili-


zaban 75 empleados 100% permanentes, es importante men-
cionar que 14.7% desarrollaban funciones como gerentes de
producción y técnicos (ingenieros biotecnólogos acuícolas,
biólogos, oceanólogos, etcétera), 70.6% realizaba actividades
operativas (obreros y otros) y 14.7% desempeñaba labores ad-
ministrativas (contadores, veladores, secretarias).
El destino de producción era 5% local, 5% municipal, 22%
estatal y 68% nacional. En cuanto a los insumos, los produc-
tores utilizaban alimentos balanceados de las siguientes marcas:
INVE, Silver Cup, Previtep, NASSA y Vimifos, y los costos
variaban de 9.5 pesos/kg (Previtep) a 17.12 pesos/kg (NASSA)
(García-Olea, C.J. & Singler-Chávez, Y., 2009).
Dado que el camarón es uno de los negocios con mayor ren-
tabilidad en el mundo, como parte del estudio realizado en
2009 para el Sistema Producto-Camarón en el estado de Coli-
ma, se determinaron algunos datos de rentabilidad del eslabón
(véase cuadro 27), donde el cultivo efectivamente obtuvo un
alto margen de beneficio.
Una de las estrategias que identificaron los productores fue
la implementación de policultivos, específicamente de camarón
con tilapia a muy baja densidad, para mejorar las condiciones
sanitarias, y disminuir el crecimiento de plantas acuáticas que
generaban grandes problemas durante todo el ciclo de cultivo
y pérdidas en las cosechas. Además, identificaron los siguientes
elementos claves para dar un impulso inmediato a la actividad:
abasto de poslarvas y reproductores a granjas y laboratorios;
aspectos sanitarios durante el proceso de producción, protec-
ción al medio ambiente y primordialmente la adición de valor
y comercialización (García-Olea & Singler-Chávez, 2009).

152
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 27. Datos de rentabilidad del eslabón de acuacultura


en Colima.

Tecnología Completamente dominada en todas sus


etapas.
Producto final Camarón entero fresco con peso promedio de
15 a 28 grs.
Venta A pie de granja o por contratos con
comercializadoras.
Precio Aprox. $ 90.00 Kg. según talla y presentación.
Inversión diferida Entre $350,000.00 y $900,000.00
Inversión inicial Entre $100,000.00 y $140,000.00 por ha.
Costos de operación Varía entre $120,000.00 y $180,000.00
dependiendo del tipo de granja.
Alternativas de Capital privado en la mayoría de los casos y/o
financiamiento con instituciones financieras.
Utilidad neta por De $120,000.00 a $140,000.00
hectárea
Margen de beneficio De 40 % a 50 %
tir De 25 % a 35 %

Fuente: García-Olea, C.J. y Singler-Chávez, Y., 2009.

En cuanto a los apoyos del gobierno, de 2006 a 2010 les


otorgaron subsidios del gobierno federal y estatal a 25 proyec-
tos productivos, por un monto total de 7.3 millones de pesos.
Además, para prevenir contingencias sanitarias, los productores
fueron apoyados con un millón de pesos en 2009. También las
granjas acuícolas recibieron como apoyo del gobierno federal
50 % de subsidio en sus tarifas eléctricas.39  

39
http://www.panoramaacuicola.com/noticias/2010/10/28/es_colima_lider_productor_en_la
_engorda_de_camaron.html Consultado el 18 de diciembre de 2012.

153
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En cuanto a la producción histórica de camarón para Coli-


ma no se cuentan con muchos datos, especialmente aquellos
que reflejen el “brinco” que describen los productores en 2005,
aún con esto, es notorio el incremento en la producción en
años recientes y es más notable la diferencia de 2007 con res-
pecto a 2009 (véase cuadro 28).

Cuadro 28. Producción de camarón en Colima.

Año Producción (ton) # Granjas


2007 766.00 ND
2009 1066.85 ND
2010 1259.48 11
2011 1130.37 14
2012* 1404.87 14

*Datos de ciclo incompleto


Fuente: Inforural, 2009.40 Gobierno del estado de Colima, 2012.

A continuación se presenta la producción de camarón des-


glosada por granjas para los años 2010-2012 (véase figura 33).
Al analizar estos datos es interesante observar cómo son consis-
tentes en su producción, a excepción de Agroindustrias Rafer
que tiene un incremento muy notable en 2012, pero que se
explica por las mejoras graduales que ha tenido a partir de 2010
que reportan haber crecido al doble.
También se presenta la producción por meses para los mis-
mos años (véase figura 34) la cual describe que Colima tiene
planeada su producción de forma escalonada para tener ca-
marón todo el año, como lo mencionan los productores, lo
40
http://www.inforural.com.mx/spip.php?article64471.

154
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Figura 33. Producción camaronícola de Colima para los años 2010, 2011 y 2012
(los datos de 2012 son parciales)

700,000
600,000
Producción (kg)

500,000
400,000
300,000
200,000
100,000
l

S. L
te ind El B a

.
G rad n M tas

L
a

rn oz cam
M . P es

z
ea

C r

ac z

.L
ra SPR os

illo

el e R
e
im

ci

do ére

R
nq c Aq lim

as éxic
. A str agr

e
. d Raf

C
Ju oel uíc flor
lr

en
do óm
p ró ru

n
ol

de

os
o

H
ñ ro

en n P

Am d
de

f
C

m
ue am ua

C
cu ias

za

a,
de

Pl
e
os

er

de r S
m
la

H
v

Jo ran er
ra

so ma
r
a
lti

co

íc

ch Ca
u

so
u
N Ac

ja
ltu

ar
cu

Va yc
M
ue
cu
ua

se ja

l
Ac

de
ro

R
oa
Be

G
ta de
ua

s
Ac

Ag

cn

ía
Ac

an
Es os

ar

O
tiv

PP
ta
Al

ul

SC
C

Producción 2012 Producción 2011 Producción 2010

Fuente: Gobierno del estado de Colima, 2012.

Figura 34. Producción mensual de camarón para el Estado de Colima de 2010-2012


(los datos de 2012 sólo están hasta octubre).

350,000
300,000
Producción (kg)

250,000
200,000
150,000
100,000
50,000
0
Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic

2010 2010 2010

Fuente: Gobierno del estado de Colima, 2012.

155
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 29. Relación de granjas acuícolas del estado de Colima y


su estado legal para 2009.

Nombre de la Estudios Proyecto Concesión


MIA
granja previos ejecutivo de agua
1 Acuacultivos del Sí Sí Sí Sí
Real S.A. de C.V.
2 Aqua Frutas S. de Sí Sí Sí Sí
P.R. de R.L.
3 estanques, Sí Sí Sí Sí
praderas y flores
s.p.r. de r.l.
4 Estanques, Sí Sí Sí Sí
Praderas y Flores
s.p.r. de r.l.
5 agroindustrias No No Sí Sí
Rafer s.a. de c.v.
6 Ochoa Mendoza NR NR nr nr
Hnos. s.p.r. de
r.l.
7 Apiza Camarones Sí No Sí Sí
s.a. de c.v.
8 Granja Acuícola Sí Sí Sí Sí
Lacoste
9 Acuícola El Bagre No No Sí Sí
s.p.r. de r.l.
10 Cultivos de No Sí Sí Sí
Camarón de
México, s.a. de
c.v.
% 60 60 90 90

NR= No registrado

156
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

que permite cubrir la demanda del producto en los periodos


de veda o mayor consumo. Los periodos de mayor producción
corresponden a abril-junio y noviembre-diciembre.
Otro aspecto importante es el tema de la normatividad y en
Colima, el gobierno del estado con el apoyo de Cesacol, la Aso-
ciación de Camaronicultores y el Sistema-Producto Camarón
ha realizado una fuerte campaña para su cumplimiento.
En 2004, algunas granjas trabajaban sólo en época de lluvias
debido a la presión de los permisos, licencias y tarifas indus-
triales por servicios de electricidad y agua. Pocos producto-
res (20%) contaban con el Manifiesto de Impacto Ambiental
(mia), solo dos granjas estaban incorporadas al Programa Na-
cional de Auditoría Ambiental Voluntaria de la Procuraduría
Federal y de Protección al Ambiente (Profepa) para obtener
su certificado ambiental y el producto se vendía sin garantía
sanitaria. A partir de 2009, de las granjas 75% cumplían con la
normatividad correspondiente (véase cuadro 29), esto es, que
60% de las granjas realizaron estudios previos a su instalación y
desarrollaron un proyecto ejecutivo, 90% presentaron un mia
y realizaron el trámite de concesión de agua (García-Olea &
Singler-Chávez, 2009). Actualmente la mayoría de las granjas
cuentan con todos los trámites, ya que es requisito a fin de
poder recibir todos los beneficios del mismo gobierno y las aso-
ciaciones importantes en el estado.

Comité Estatal de Sanidad Acuícola del estado de


Colima

El Comité Estatal de Sanidad Acuícola del Estado de Coli-


ma, A. C. (Cesacol) pretende ser la estructura organizativa y

157
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

técnica para la defensa sanitaria en la prevención de las enfer-


medades  vigentes y futuras en Colima, pero además busca de-
sarrollar una acuacultura social y ambientalmente sustentable
con el apoyo, involucramiento y vinculación de las institucio-
nes académicas y científicas tendientes a prevenir y resolver los
problemas sanitarios y de inocuidad, así como la participación
de los sectores gubernamentales, financieros y productivos,
para el desarrollo de la industria acuícola.
En relación con lo anterior, el Comité define como su obje-
tivo principal lo siguiente:
Detectar, prevenir y controlar la dispersión de enfermedades
de alto impacto en las actividades productivas relacionadas al cul-
tivo de camarón y peces en estanquería, así como la implantación
de buenas prácticas de producción que minimicen los riesgos de
contaminación de los productos de las granjas acuícolas.
Incluso desarrolla acciones de    divulgación y difusión    de
métodos de prevención de las principales enfermedades, así
como prácticas de buen manejo  para la prevención y control
de agentes infecciosos. Utilizan los medios de comunicación
para transmitir la información al acuicultor conforme a los li-
neamientos del Senasica y/o Conapesca.41
El Cesacol surge por iniciativa de algunos acuicultores que
vieron la necesidad de aprender sobre sanidad en beneficio de
sus granjas. Fue un proceso que inició en Nayarit al aprender
sobre monitoreo sanitario, que generó experiencias propias al
adaptar lo aprendido a un clima tropical. En un inicio no con-
taba con apoyo y fue financiado por las granjas, en la actualidad

41
Cesacol, 2012. Comité Estatal de Sanidad Acuícola del Estado de Coli-
ma. Consultado el 25 de enero de 2012 en: http://www.cesacol.com.mx/

158
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

se sostiene con dinero federal, estatal y un fondo revolvente de


800 pesos mensuales por productor (sin importar el número de
hectáreas de cultivo) para poder participar en las campañas sa-
nitarias. Los excedentes del fondo se utilizan para la compra de
equipo que todos utilicen (comunicación personal con Carlos
Hernández).
Actualmente Cesacol maneja tres programas: sanidad, ino-
cuidad y administración, que ofrecen los siguientes servicios:

Muestreo (vigilancia epidemiológica)

Las acciones sanitarias varían de acuerdo con las necesidades


de cada especie cultivada, pero principalmente se basan en el
monitoreo que realiza el personal autorizado y calificado. Las
muestras corresponden a agua, sedimentos y producto que se
les realizan análisis en fresco, bacteriológico, pcr y presuntivos
(Cesacol, 2012).
En la campaña de sanidad se hacen cinco pruebas por sorteo
al mes de análisis en fresco, pcr e hispatológico; mientras que la
campaña de inocuidad se hace dos veces al año con análisis de
pesticidas en las granjas y una vez al año en animales silvestres,
incluye perfil del agua y muestras de sedimento (comunicación
personal con Carlos Hernández).

Capacitación

Proporcionan asistencia técnica y realizan recomendaciones de


sanidad e inocuidad acuícola para cada granja, tanto al perso-

159
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

nal que labora en las granjas acuícolas como a los directivos


que estén interesados en conocer las buenas prácticas de pro-
ducción acuícola. Se dan cursos, además de otros eventos de
capacitación, para que estén debidamente informados sobre las
condiciones sanitarias actuales y las acciones de mejoras para
destacar su producción, sanidad e inocuidad.

Divulgación

Trabajan con el personal de la granja para que las acciones sa-


nitarias se implementen, además, los mismos productores se
convierten en promotores al aplicar medidas de sanidad e ino-
cuidad en sus productos. De esta forma hay una constante par-
ticipación de las granjas y se lleva a cabo un control por medio
de visitas programadas, además, el comité difunde algunos in-
formes y bibliografía por medio de su página web.

Coordinación estatal y federal, seguimiento

A través de la SubComisión Estatal Operativa  (Subceo) se in-


forma de las acciones y metas desarrolladas, acciones sanitarias
contempladas, así como informes técnico-financieros. Para el
cumplimiento de sus programas el Cesacol define ciertas estra-
tegias que a continuación se describen:
• Realizar reuniones con los productores adheridos al sistema
producto de camarón y de tilapia, donde se establecen acuerdos
de fechas y densidades de siembra, y seguimiento puntual de
protocolos sanitarios que permitirán prevenir la presencia de
enfermedades y mejorar su productividad; implementar tecno-

160
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

logías de producción, monitoreo, diagnósticos sanitarios, así


como la aplicación de normatividad sanitaria que establezca el
Senasica.
• Alcanzar acuerdos para que utilicen insumos (larvas y ali-
mentos) producidos por laboratorios y empresas certificadas y
aprobadas por el Senasica.
Se pugna por implementar  medidas de bioseguridad  a ni-
vel unidad de producción, principalmente en lo que tiene que
ver con la buena preparación de los estanques, sistemas de fil-
tración, equipo de bombeo en buenas condiciones, análisis de
calidad de suelos para su posterior tratamiento, etcétera, tareas
que son desarrolladas por el Cesacol a través del monitoreo de
las unidades productivas.
El Cesacol en coordinación con los Comités de Sanidad
Acuícola de Sonora, Sinaloa, Nayarit, y Baja California Sur, ve-
rifica las condiciones sanitarias de los reproductores que darán
origen a las postlarvas que serán sembradas en las unidades de
producción en el país. En este sentido, los productores de post-
larva de camarón de dichos estados participan con gran interés
y personal técnico de los comités, acuden para verificar la toma
de muestras y ellos mismos se encargan de hacerla llegar a los
laboratorios de diagnóstico acreditados por la Sagarpa.
Gracias a este tipo de acciones promovidas por el Cesacol
y con la colaboración de los productores, se ha mantenido la
Sanidad Acuícola en Colima, evitando el ingreso a la entidad
de enfermedades virales como la Mancha Blanca y el Síndrome
de Taura.

161
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Comparación del cultivo de camarón en Colima vs.


valle de Mexicali

Con la finalidad de comparar y analizar los factores que fa-


vorecen o afectan la camaronicultura entre Colima y el valle
de Mexicali, se utilizó el modelo de campo de fuerzas (Lewin,
1951), utilizado para diagnosticar situaciones de las organiza-
ciones, que vistas como “sistemas” trabajan con fuerzas en di-
recciones opuestas estableciendo un equilibrio temporal.
Es una herramienta que define las fuerzas que intentan pro-
mover el cambio:  las fuerzas impulsoras, y las que procuran
mantener el status quo:  las fuerzas represoras. Para que ocu-
rra cualquier cambio, las fuerzas Impulsoras deben  exceder las
fuerzas que refrenan, modificando el equilibrio (status quo).
Para Colima, la información utilizada se obtuvo del docu-
mento Programa Maestro del Comité Sistema Producto Ca-
marón (García-Olea; Singler-Chávez, 2009) y las entrevistas a
actores clave. Para tener un punto de comparación, esa misma
información se investigó para el valle de Mexicali y se agregaron
factores expuestos por productores locales y entrevistas a acto-
res clave involucrados.
Para validar el modelo de campo de fuerzas y que fuera re-
presentativo, se evaluaron los puntos planteados por algunos
actores clave de ambos lugares, dando como resultado 55 fac-
tores para Colima y 53 para el valle de Mexicali que para una
mejor organización fueron separados en aspectos biofísicos, de
producción, de economía, de mercado, social e institucional.
Los campos de fuerzas contienen factores relevantes del culti-
vo de camarón de Colima y del valle de Mexicali, están organiza-
dos de la siguiente forma: al centro del esquema se encuentra el

162
Cuadro 30. Esquema de campo de fuerza utilizado para comparar el desarrollo de la
acuacultura en Colima y el valle de Mexicali.

Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali


Factor 1-Colima Factor 1-valle de Mexicali
+10 -5
Factor 2-Colima Factor 3-Colima
+10 -10

Factor 3-valle de Mexicali Factor 2- valle de Mexicali

+15 -5

Biofísicos
Factor 4- Colima Factor 4- valle de Mexicali
+10 -15

Desarrollo de la acuacultura
Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras
Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Valor total Colima = F1 (10) + F2 (10) + F3 (-10) + F4 ( 10 ) = +45


Valor total valle de Mexicali = F1 (-5 ) + F2 (-5 ) + F3 ( 15 ) + F4 (-15) = -10

163
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

status quo, es decir, la situación definida que para este caso es el


desarrollo de la acuacultura, del lado izquierdo se encuentran las
fuerzas impulsoras. Estas fuerzas pueden tener un impacto bajo,
medio o alto en el status quo y están representadas por flechas
naranjas; del lado derecho se encuentran las fuerzas represoras
que estarán representadas por flechas verdes, además en letras
verdes estarán los factores que corresponden a Colima y en letras
café los factores para el valle de Mexicali (véase cuadro 30).
Además para este análisis se le asignó un valor en múltiplos
de cinco a las fuerzas (impulsoras y represoras) para cuantificar
el impacto que generan. Así, las fuerzas tendrán un valor de 15
puntos cuando es alto, 10 cuando es medio, 5 cuando es bajo
y será un valor positivo si es una fuerza impulsora, y negativo
si es una fuerza represora. Esto con la finalidad de realizar una
sumatoria que permita determinar la situación para cada lugar
por separado, como resultado de la comparación entre los fac-
tores identificados que los fortalecen o los debilitan.
En el esquema anterior el factor 1 representa para Colima
una fuerza impulsora media (+10), mientras que para el valle
es una fuerza represora baja (-5), así sucesivamente para ambos
casos, hasta que la sumatoria indica que Colima tiene una si-
tuación favorable pero que se puede mejorar con acciones sobre
el factor 3 y para el valle la situación es desfavorable porque
dominan las fuerzas represoras, lo que no permite alcanzar el
status quo deseado, por lo que tendría que modificar el factor 4
y 3 para mejorar el equilibrio.
Como resultado del análisis de campos de fuerza en el si-
guiente cuadro (véase cuadro 31), se resume el puntaje obteni-
do para cada campo en los diferentes aspectos (véase anexo 3).
De manera general, este análisis indica que Colima presenta

164
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

una situación favorable para el desarrollo de la acuacultura, el


único aspecto que está en equilibrio y que tendrán que forta-
lecer es el mercado. En el valle dominan las fuerzas represoras
que no permiten este desarrollo, solamente en los aspectos de
mercado e institucional presentan una condición favorable,
mientras que la producción y la economía son los valores más
alejados del status quo.

Cuadro 31. Resumen del puntaje de los campos de fuerza para el


desarrollo de la acuacultura en Colima y el valle de Mexicali.

Aspectos Colima Valle de Mexicali


Biofísicos 20 -35
Producción 120 -85
Economía 125 -90
Mercado 0 30
Social 70 -40
Institucional 85 20
Total 420 -200

Conclusión

Los campos de fuerza presentados permitieron visualizar algu-


nos aspectos importantes, en los resultados del análisis se detec-
tó que el estado biofísico de Colima no es su mayor fortaleza,
pero existen similitudes con el valle que podrían tomarse como
ejemplo y aplicar las medidas necesarias para mejorar. Un caso
que resalta como fuerza represora es la disponibilidad del agua,
para lo cual se requiere que los acuacultores programen sus ac-
tividades varios meses antes del arranque y tengan representa-

165
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

ción ante la Conagua. De ser necesario, contar con reservorios


que sirvan en caso de alguna eventualidad. Debe ser primordial
mantener una calidad del agua óptima. No deben considerarse
cultivos con agua de los drenes, o bien implementar opciones
de tratado de agua que no incrementen considerablemente los
costos del cultivo, para ello es importante el acercamiento con
las instituciones de investigación regionales (uabc, cicese entre
otras) que cuentan con especialistas en el tema del agua y con
la Conagua. Cabe recalcar que estas dependencias responden
con mejores resultados ante peticiones específicas del sector a
través de grupos organizados.
En cuanto al aspecto productivo, Colima, comparativamente
con el valle, es prácticamente opuesto, las fuerzas son en su ma-
yoría impulsoras, lo que fortalece el planteamiento que, después
de 14 años continuos de cultivos en el valle las cosas podrían
funcionar de mejor manera. Ha sido poco práctico subsidiar la
actividad sin un sector de respaldo que utilice esos recursos para
equiparse, para crecer y fortalecer su empresa. Es indispensable
conocer el costo de producción, mantener altas sobrevivencias
y rendimientos, así como aclimatar las PL antes del transporte;
estos aspectos básicos aún se deben mejorar y asegurar en Mexi-
cali. Adicionalmente, no todos los productores cuentan con el
conocimiento técnico ni el equipamiento mínimo indispensa-
ble (radios, oxímetros, aireadores, charolas, redes, etcétera) para
mantener la comunicación y a los organismos en condiciones
adecuadas. A pesar de todas estas vicisitudes, los peces y cama-
rones encuentran en el agua del Río Colorado un medio natu-
ral ideal para crecer y desarrollarse robustamente.
Los aspectos económicos para el estado de Colima parecen
ser de gran peso; aquellos factores que los productores iden-

166
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tifican como favorables denotan un sentido empresarial con


un fuerte vínculo con el gobierno que los apoya. De manera
opuesta, los productores del valle consideran represores esos
mismos factores y dependen constantemente de los apoyos y/o
créditos del gobierno para subsistir y mantenerse produciendo.
A estas fechas, los posibles nuevos empresarios locales en Mexi-
cali desconfían del éxito de la actividad y los pequeños acua-
cultores se sienten limitados por la falta de coherencia entre
los eslabones que deben instaurar las dependencias relaciona-
das. Esto se visualizó en el capítulo II donde la mayoría de los
productores practican un sistema de tipo “acuacultura rural”
o “cultivos de autoconsumo”. Para pasar de esta categoría a la
empresarial, es indispensable que los productores hagan planes
de negocios con sus granjas y optimicen todos los recursos a su
alcance para poder incidir en esta actividad, reconocida por su
alta rentabilidad y potencial impacto para la alimentación. Si
los gobiernos desean mantener ambos niveles de producción
(rural y empresarial) entonces se deben desarrollar estrategias
específicas para cada uno pero que beneficien a ambos sistemas
y eviten la afectación mutua.
El aspecto de mercado tiene muy pocos factores evaluados de-
bido a la carencia de información oficial en ambas regiones, sin
embargo, es el único aspecto que favorece al valle. En Colima se
concentran en estudiar su mercado para programar su siembra
y poder aprovechar sus fortalezas, los volúmenes de venta gene-
rados, la talla de cosecha y presentación del producto; mientras
que la visión de los acuacultores en Mexicali consideran tener
un amplio mercado local y regional. Si la actividad se establece,
será reconocida y avalada por las dependencias (certificada y con
apelación de origen controlado), logrará atraer mayores inversio-

167
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

nes y podrá consolidar su producción, entonces se exportaría al


mercado americano, principal consumidor mundial de camarón
localizado a unos cuantos kilómetros del valle.
El principal factor que Colima reconoce como determinante
es el social, que va relacionado con la presencia de un líder. Los
empresarios/productores de Colima consideran la acuacultura
como su principal actividad, viven de ella, los directivos de las
empresas tienen estudios universitarios y trabajan en equipo,
aseguran que estos factores son suficientes para que cualquier
empresa funcione bien. En la contraparte tenemos a la gran
mayoría de los productores del valle aislados, con apatía, con
desacuerdos, sin personal especializado que labore en sus gran-
jas (excepto por las asesorías eventuales de Cesaibc y las que
ofrece el sistema-producto camarón), pero sobre todo, sin un
líder que los organice y promueva el éxito del grupo. En Mexi-
cali, más que cuidarse entre ellos, los productores se ganan los
clientes o simplemente se ocupan de obtener ganancias de su
actividad secundaria ya que la agricultura sigue siendo su prin-
cipal actividad, por eso sus cultivos acuícolas no son constan-
tes, no dependen de ellos para subsistir.
Modificar el comportamiento hacia el mercado requiere de
establecer vínculos más sólidos entre productores, establecer
canales de comunicación, manejar intereses comunes que be-
neficien a todos. Es indispensable que al menos tres granjas
cercanas puedan trabajar juntas, que colaboren y se apoyen
mutuamente ante las eventualidades, con honestidad y ética las
cosas deben funcionar y poco a poco se integrarán otros con el
mismo sentido común. La falla recurrente deberá ser sanciona-
da en común acuerdo y de manera justa.
Finalmente, el aspecto institucional merece una pequeña ob-
servación. En Colima, la presencia del Cesacol es muy fuerte,

168
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pero además tienen una asociación de acuacultores que opera


con objetivos y funciones distintas a las del sistema-producto
camarón, ya que este último está centrado en la integración y
fortalecimiento de la cadena productiva42 y limitado a los pla-
nes estratégicos establecidos por Sagarpa. En Mexicali también
existe una relación importante con el Cesaibc pero no es tan
fuerte debido a la distancia y la manera de interactuar, pues los
productores frecuentemente no toman en cuenta las recomen-
daciones del asesor técnico. Es posible fortalecer esta relación
instaurando una oficina local (en el valle) que fuera correspon-
sabilidad de los productores, de esta forma el beneficio sería
múltiple (asegurar sanidad, asesoría técnica para varias especies
y fortalecer la producción en general).
Los beneficios que puede generar el desarrollo de la actividad
acuícola en el valle son numerosos; fuente de alimentos, uso
de tierras agrícolas e infraestructura hidráulica en desuso, em-
pleo e integración familiar, arraigo de la población local, entre
otros (Edwards, 2000; fao, 2000). Actualmente se cuenta con
la tecnología desarrollada para el cultivo de diversas especies de
organismos acuáticos dulce-acuícolas y salobres que se pueden
implementar en la zona con un plan de manejo detallado, bien
analizado y dirigido al valle.

42
http://www.sagarpa.gob.mx/agricultura/Publicaciones/SistemaProducto/
Paginas/default.aspx. Consultado en marzo 2013.

169
V. PERSPECTIVA INTEGRAL DE LA SITUACIÓN
EN EL VALLE DE MEXICALI

La situación histórica y actual de la acuacultura en el valle de


Mexicali revela que los acuacultores pioneros comenzaron con
cultivo de camarón azul y bagre hace casi 30 años. Actualmen-
te es una actividad de tipo rural, en su mayoría subsidiada y
enfocada al cultivo de camarón blanco (Litopenaeus vannamei).
La falta de planeación a corto y mediano plazo, sin metas ni
políticas bien definidas, la ausencia de proveedores estatales
de los principales insumos (larva y alimento) o estrategias de
adquisición adecuadas, limitan el crecimiento potencial de la
zona, por lo que es importante que las instituciones correspon-
dientes hagan una planificación con mayor énfasis en enfoques
integrados.
Al comparar la situación actual del desarrollo de la actividad
acuícola en el valle de Mexicali con el estado de Colima, resal-
tan aspectos económicos que son de gran peso y cuyos factores
los productores identifican como favorables, éstos denotan un
sentido empresarial con un fuerte vínculo con el gobierno que
los apoya. De manera opuesta, los productores del valle con-

171
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

sideran represores esos mismos factores y dependen constan-


temente de los apoyos y/o créditos del gobierno para subsistir
y mantenerse produciendo. A estas fechas los posibles nuevos
empresarios locales en Mexicali desconfían del éxito de la ac-
tividad y los pequeños acuacultores se sienten limitados por la
falta de coherencia entre los eslabones que deben instaurar las
dependencias implicadas para desarrollar una actividad de tipo
rural. El principal factor que Colima reconoce como determi-
nante es el social, que va relacionado con la presencia de un
líder. En Mexicali, más que cuidarse entre ellos, los producto-
res se ganan los clientes o simplemente se ocupan de obtener
ganancias de su actividad secundaria ya que la agricultura sigue
siendo su principal actividad, por eso a veces siembran y otras
no, no dependen de la acuacultura para subsistir, pero sobre
todo carecen de un líder que los organice y promueva el éxito
del grupo. De manera que para que la actividad alcance el di-
namismo requerido para producir toneladas de peces o crustá-
ceos, se requiere en realidad capital social, que se basa en tres
fuerzas principales: confianza, reciprocidad y acción social.
Para las zonas óptimas de cultivos acuícolas, el modelo de
aptitud potencial acuícola (iapa) proporciona las mejores com-
binaciones de factores a considerar (calidad y disponibilidad
del agua, salinidad del suelo, riesgo y usos del suelo). Existen
zonas con alto potencial de cultivo acuícola en el noroeste y
la parte central del valle, pero en todo caso se deben tomar las
precauciones necesarias para mitigar o evitar los factores que
no sean favorables para la zona. No se recomienda promover
ninguna actividad acuícola cercana a la geotérmica de Cerro
Prieto, existe el riesgo debido al hundimiento, asociado a un
área con salitre y poca profundidad del manto freático, así

172
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

como presencia de algunos compuestos tóxicos. Es necesario


que cada granja asegure la condición sanitaria de su fuente de
agua, si bien los monitoreos incrementarán los costos de su
producción, será un beneficio a corto, mediano y largo plazo al
asegurar la calidad del producto y la salud de los consumido-
res. La disponibilidad de agua es el tema determinante para la
actividad. Ciertamente se dispone de agua de calidad, que cada
año se recibe de acuerdo con el tratado internacional, pero toda
está asignada a los usuarios del distrito; sin embargo, el agua
puede adquirirse mediante cesión de derechos de usuarios que
no utilizan su agua para agricultura. En todo caso, los siste-
mas deben manejarse con pocos recambios de agua, favorecer
bioflocs y reutilizar el agua en riego de plantas tolerantes como
Salicornia o Nipa.
La evaluación de 38 especies de peces y crustáceos de rele-
vancia nacional resultantes del modelo, indica que las especies
con mayor potencial son el camarón blanco, el bagre, la carpa,
seguido del langostino malayo, la tilapia GIFT y la rana toro.
Son las especies cuya biotecnología de cultivo está dominada y
existe alta disponibilidad nacional de larva y alimento. Esto sig-
nifica que existe mucha información disponible y que también
tienen mercado, pudiéndose comercializar sin problemas con
ganancias redituables. Hay otras especies (langosta australiana,
tilapia híbrida, trucha, lobina negra, peces de ornato y pejela-
garto) cuya naturaleza biológica implica un mayor grado de
compromiso, mayor nivel de capacitación técnica y, sin duda,
mayores costos de inversión (en infraestructura, estudios de
impacto ambiental, transporte de larvas y alimento). Sin em-
bargo, estas especies también tienen potencial comercial con
apoyo, orientación y gestión de la autoridad responsable en el

173
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

valle de Mexicali. En un nivel siguiente, quedan especies que


por el momento no pueden ser consideradas para cultivarse a
mediano plazo ya que su biotecnia no está completamente do-
minada, no se tiene acceso fácil al recurso (larvas/alimento),
se desconocen algunos aspectos de su biología básica o sim-
plemente no se ha realizado una transferencia tecnológica de
las instituciones al sector productivo. Esas especies quedan en
espera de un futuro más prometedor y de productores visiona-
rios dispuestos a apostarle a esta actividad. En cualquiera de los
casos, si se considera fomentar la acuacultura rural puede ser
detonante para la actividad contar con laboratorios de produc-
ción de peces o camarón, una naupliera o centro de acopio que
tuviera disponibilidad de organismos para venta directa a los
productores rurales que compran bajas cantidades.
La acuacultura en el valle de Mexicali es viable y puede ser
altamente rentable si se maneja con apego a las condiciones
técnicas de las especies y con responsabilidad hacia y con el
medio ambiente.

perspectivas

Derivados de nuestra investigación vislumbramos algunos es-


pacios que han incidido de forma determinante en la situación
actual de la acuacultura en el valle de Mexicali y que deben ser
cubiertos en el futuro cercano para poder facilitar o impulsar el
desarrollo de la actividad:
Continuar y mejorar los registros de la actividad acuícola de
forma homogénea ciclo tras ciclo para poder verificar mejoras
o retrocesos.

174
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Vinculación del apoyo a las granjas con el cumplimiento


de aspectos que le permitan su fortalecimiento (por ejemplo,
logros obtenidos, recomendaciones del Cesaibc, continuidad,
entrega de datos productivos por ciclo al gobierno, no adeudos,
etcétera).
Planeación a corto, mediano y largo plazo para los dos gru-
pos identificados: el empresarial (grupo 1) y los grupos de acua-
cultura rural o de autoconsumo (grupos 2, 3 y 4) para el valle.
Mayor vinculación del sistema-producto camarón con el
Cesaibc a razón de coordinarse para una mejor atención a los
productores en Mexicali.
Retomar los planes de trabajo que propone el sistema-pro-
ducto camarón, pero con el apoyo y vinculación de gobierno
del estado.
Reactivar el consejo de productores que les permitirán tener
un campo más amplio de acción y resolución que el sistema-
producto camarón.
Análisis de sanidad, calidad y caracterización del perfil de
agua para uso acuícola en el valle de Mexicali (monitoreos más
frecuentes de agua y producto, antes y después de un ciclo de
cultivo).
Tecnología que permita el uso de agua limpia y reciclaje del
agua, la biorremedación de los suelos de baja calidad, acuapo-
nia, reducción de volúmenes de agua mediante bioflocs o siste-
mas semi-cerrados.
Paquete técnico financiero para que el productor determine
con claridad su estructura de costos y pueda garantizar un uso
de recursos más adecuado.
Estudios de mercado para las especies con potencial de de-
sarrollo.

175
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Establecer la Unidad de Manejo Acuícola (Umac) definida


en el ordenamiento acuícola del estado para el valle de Mexica-
li, acompañado de su plan de manejo correspondiente.
Desarrollo de parque acuícola en la zona sur del valle de
Mexicali, con posibilidad de hacer pozos profundos para utili-
zar agua de mar, después de la línea de compactación.
Directorio de productores acuícolas, principalmente de pro-
veedores de larvas.
Procesado de alimentos adecuados para las especies acuícolas
que se cultivan en el estado.

176
bibliografía

Abaroa-Silva, S.I. (2012). Especial de precios de pescados y mariscos.


Procuraduría Federal del Consumidor. Informes y boletines.
Abdo-de la Parra, M.I., García-Ortega, A., Martínez-Rodrí-
guez, I., González-Rodríguez, B., Velasco-Blanco, G., Her-
nández, C. & Duncan, N. (2010). An intensive hatchery
rearing protocol for larvae of the bullseye puffer, Sphoeroi-
des annulatus (Jenyns). Aquaculture Research, 41(10): 554–
560.
Abdo-De la Parra, M.I., Rodríguez-Ibarra, L.E., Campillo-
Martínez, F., García-Aguilar, N. & Álvarez-Lajonchère,
L.S. (2010). Efecto de la densidad de siembra sobre el
crecimiento y supervivencia larval del pargo lunarejo Lu-
tjanus guttatus. Revista de Biología Marina y Oceanografía,
45(1):141– 146.
Abdo-De la Parra, M.I., Rodríguez-Ibarra, L.E., Hernández,
C., Hernández, K., González-Rodríguez, B., Martínez-Ro-
dríguez, I. & García-Ortega A. (2010). Efecto de diferen-
tes niveles de proteína y lípidos totales en la dieta sobre el

177
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

crecimiento y supervivencia de juveniles de pargo lunarejo


Lutjanus guttatus. Revista de Biología Marina y Oceanogra-
fía, 45(3): 433–439.
Aguilera, C., Mendoza, R., Iracheta, I. & Marquez, G. (2012).
Digestive enzymatic activity on tropical gar (Atractosteus
tropicus) larvae fed different diets. Fish Physiololgy Bioche-
mistry, 38 (3):679–691.
Alcalá-Álvarez M.C. (2009). Potenciales de desarrollo de redes
de conocimiento en el campo de la biotecnología marina en
Baja California. México. Universidad Autónoma de Baja
California, Editorial Universitaria. Mexicali, BC, 277 pp.
Alday-Sanz, V. (2010). The shrimp book. EUA. Nottingham
University Press. Nottingham, 220 pp.
Almeida, M. & Rodríguez, M. (2007). Estudio de la produc-
ción del cultivo de trucha (Oncorhyncus mykiss) en piscinas,
Tumbaco, Pichincha. Rumipamba, 31(1): 1-7.
Álvarez-Andrade, A. (2010). Las interacciones agricultura-agua
y la modificación de los ambientes rurales: el caso del valle
de Mexicali. Mesa Redonda: Gestión, políticas y cultura del
agua. RECCI-El Colegio de San Luis. 13 pp.
Álvarez, F., López-Mejía, M., Pedraza-Lara, C. (2010). Procam-
barus acanthophorus. In: IUCN 2012. IUCN Red list of
threatened species. Version 2012.2. www.iucnredlist.org
Álvarez-Lajonchère, L. (2006). Nutrición de reproductores de
peces marinos. En: E. Cruz-Suárez, E., D. Ricque-Marie,
M. Tapia-Salazar, M. G. Nieto-López, D. A. Villareal-
Cavazos, A. C. Puello-Cruz, & A. García-Ortega, (Eds.).
Avances en nutrición acuícola VIII. VIII Simposium Inter-
nacional de Nutrición Acuícola. 15-17 Noviembre. Mon-
terrey, México: Universidad Autónoma de Nuevo León.

178
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Álvarez-Lajonchère, L., Tsuzuki & Mónica, Y. (2008). A re-


view of methods for Centropomus spp. (snooks) aquaculture
and recommendations for the establishment of their cultu-
re in Latin America. Aquaculture Research, 39(7): 684–700.
Álvarez-Mendoza, F.J., Montemayor-Leal, J.& Tamez-Cantú,
E.M. (2012). Hematología del catán (Astractosteus spatula),
colectados en el noreste de México. Revista Iberoamericana
para la Investigación y el Desarrollo Educativo, 9(2):1-15.
Amador-Del Ángel, L.E., Cabrera–Rodríguez, P. & Gómez-
Mendoza, G.E. (1998). Cultivo del robalo blanco Centro-
pomus undecimalis (Bloch, 1729) en estanques rústicos de
manto freático en la Isla del Carmen, Campeche, México.
Proceedings of the 50th Gulf and Caribbean Fisheries Institu-
te: 531 – 523.
Amaral-Junior, H., Garcia, S. & Capozza-Tebaldi, P. (2009).
Reproducción natural controlada del black bass Micropterus
salmoides. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, 10
(9):1-8.
Anónimo. Cultivo de mojarra Castarrica (Chichlasoma uropthal-
mus), pejelagarto (Atractosteus tropicus) y robalo blanco
(Centropomus undecimalis) en estanques de nivel freático.
Manifestación de Impacto Ambiental, Modalidad Particu-
lar (Las Sinnias de Puerto Rico S.C. de R.L de C.V), Sector
Acuícola-Pesquero. 86 pp. [En línea]:23 de noviembre de
2012. http://sinat.semarnat.gob.mx/dgiraDocs/documen-
tos/camp/estudios/2007/04CA2007PD020.pdf
Anónimo. (1994). Manual de capacitación: La carpa y su mane-
jo. México, D.F. : Secretaría de Pesca. 37 pp.
Apromar, Vela, S., Ojeda, J. (2007). Acuicultura: la revolución
azul. Observatorio Español de Acuicultura. Consejo Supe-

179
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

rior de Científicas, Ministerio de Agricultura, Pesca y Ali-


mentación. 363 pp.
Aparecida-Moreira, A., Marques-Moreira, H.L. & Silva-Hils-
dorf, A.W. (2005). Comparative growth performance of
two Nile tilapia (Chitralada and Red-Stirling), their crosses
and the Israeli tetra hybrid ND-56. Aquaculture Research,
36(11): 1049 – 1055.
Arana, M.F. (1974). El cultivo de la lobina negra Micropterus
salmoides Lacepede en el altiplano mexicano. En: FAO La
Acuicultura en América Latina, Informes de Pesca, 1, 159.
Araneda, M., Pérez, E. & Gasca-Leyva, E. (2008). White
shrimp Penaeus vannamei culture in freshwater at three
densities: Condition state based on length and weight.
Aquaculture, 283 (1-4): 13-18.
Arellano, E., Camarena, L., Von, C. & Daesslé, W. (2009).
Percepción del riesgo en salud por exposición a mezclas de
contaminantes: el caso de los valles agrícolas de Mexicali y
San Quintín, Baja California, México. Rev. Fac. Nac. Salud
Pública; 27 (3):291-301.
Arredondo, M.C, Ortiz, S., Rivera, H., Seingier, G.& Delga-
do, O. (2009). Programa de Ordenamiento Acuícola del
Estado de Baja California. Fase de Diagnóstico. Informe
inédito. Informe técnico Conapesca. Facultad de Ciencias
Marinas-uabc. 126 pp.
Arredondo, M.C, Rivera, H., Seingier, G., Delgado, O., Fer-
mán, J.L., Espejel, I., González, R.M., Velázquez, K. &
Santa Rosa, M.A. (2011). Programa de Ordenamiento
Acuícola Estatal de Baja California: Modelo de aptitud.
Informe inédito. Informe técnico Conapesca-Sepesca. Facul-
tad de Ciencias Marinas-UABC. 365 pp.

180
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Avilés, A., Mazón, M. & Castelló, F. (2008). El cultivo de jurel:


apuesta mexicana para el desarrollo económico de la pisci-
cultura marina. Industria Acuícola, 4(6):24-30.
Avilés-Quevedo, A. (2005). Protocolo para el cultivo de pargos en
jaulas flotantes. Instituto Nacional de la Pesca. 29 pp.
Avilés-Quevedo, A. & Castelló-Orvay, F. (2004). Manual para
el cultivo de Seriola lalandi (Pisces: Carangidae) en Baja Ca-
lifornia Sur, México. México, Distrito Federal. Instituto
Nacional de la Pesca. Dirección General de Investigación
en Acuacultura. 47 pp.
Bailey, J., Alanärä, A. (2006). Mapping the demand feeding of
hatchery rainbow trout. Aquauculture, 254(1-4): 355 – 360.
Barman, H.K., Patra, S.K., Das, V., Mohapatra, S.D., Jaya-
sankar, P., Mohapatra, C., Mohanta, R., Panda, R.P. &
Rath, S.N. (2012). Identification and characterization of
differentially expressed transcripts in the gills of freshwater
prawn (Macrobrachuim rosembergii) under salt stress. Scien-
tific World Journal, 149361.
Beltrán-Álvarez, R., Sánchez-Palacios, J., Farías-Sánchez, A. &
Ramírez-Lozano, J.P. (2012). Aspectos reproductivos de la
lobina negra (Micropterus salmoides) en la presa José López-
Portillo, El Comedero, Sinaloa, México. Ciencia Pesquera,
20(1): 65-75.
Biotecnología Marina de México, S.A. de C.V. (Biotecmar).
Acuicultura de peces marinos en la bahía de La Paz.
(2002). Manifestación de impacto ambiental, modalidad
Particular. [En línea]: 23 de noviembre de 2012. http://
sinat.semarnat.gob.mx/dgiraDocs/documentos/bcs/
estudios/2002/03BS2002PD041.pdf
Biswas, B.K. Seung-Cheol, J., Biswas, A.K. & Seoka, M.
(2009). Dietary protein and lipid requirements for the pa-

181
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

cific blue fin tuna Thunnus orientalis juvenile. Aquaculture,


288(1-2):114 – 119.
Biswas, G., Dea, D., Thirunavukkarasub, A. R., Natarajanb,
M., Sundaraya, J.K., Kailasamb, M., Kumarb, P., Ghosha-
la, T.K., Ponniahb, A.G. & Sarkarc, A. (2012). Effects of
stocking density feeding fertilization and combined fertili-
zation feeding on the performances of striped grey mullet,
M. cephalus in pond systems. Aquaculture, 338-341: 284
– 292.
Borlongan, I.G. (1992). Dietary requeriments of milksifh ju-
veniles for total aromatic aminoacids. Aquaculture, 102(4):
309 – 317.
Borlongan, I.G. (1995). Growth and production of milkfish in
brackishwater ponds: effects of dietary protein and feeding
levels. Aquaculture, 132(3-4): 273 – 283.
Borlongan, I.G. (2000). Development to larval diets for milk-
fish. Journal of Applied Ichthyology, 16 (2):68-72.
Boudreaux, P.J., Ferrara, A. M. & Fontenot, Q.C. (2007).
Acute toxicity of ammonia to spotted gar, alligator gar and
paddlefish. World Aquaculture Society, 38(2):322 – 325.
Boyd, T.L. & Lund, J. W. (2003). Geothermal heating of gre-
enhouses and aquaculture facilities. Internatioal Geother-
mal Conference, Reykjavík. 29, S14.
Boza-Abarca, J., Calvo-Vargas, E., Solis-Ortiz, N., Komen, J.
& Boza-Abarca, J. (2008). Desove inducido y crecimiento
larval del pargo manchado, Lutjanus guttatus, en la estación
de biología marina de Puntarenas, Costa Rica. Ciencias
Marinas, 34(2): 39–252.
Brown, T.G., Runciman, B., Pollard, S. & Grant, A.D.A.
(2009). Biological synopsis of largemouth bass (Micropterus

182
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

salmoides). Canadian Manuscript Report of Fisheries and


Aquatic Sciences 27, 2884.
Bustamante-Redondo, J. (1999). La Comisión Internacional de
Límites y Aguas entre México y los Estados Unidos. Colección
Sin Fronteras. Universidad Autónoma de Juárez. 619 pp.
Cárdenas, S. (2011). Acuicultura mundial de corvinas. En:
Anuario de Acuicultura 2011 (Ed. Fundación Observatorio
Español de Acuicultura) p.136-141. Disponible en Internet:
http://www.ambientum.com/pdf/anuario_2011_web.pdf
Cargill. (2012). Alimento para acuacultura. [En línea]: 23 de
noviembre de 2012.
Carmona-Osalde, C. Olvera-Novoa M.A. Rodríguez-Serna M.
& Flores-Nava, A. (1996). Estimation of the protein re-
quirement for bullfrog tadpoles and its effects on metamor-
phosis ratio. Aquaculture, 141(3-4):223-231.
Castelló-Orvay, F. (1993). Acuicultura marina: fundamentos
biológicos y tecnología de la producción. Ciencias experimen-
tals I matematiques. Publicacions de la Universitat de Bar-
celona. 4, 739 pp.
Castillo-Soriano, F.A., Ibarra-Junquera, V., Olivos-Ortiz, A.,
Barragán-Vázquez, F.J. & Meyer-Willerer, A.O. (2010). In-
fluence of water supply chemestry on white shrimp (Lito-
penaeus vannamei) culture in low-salinity and zero-water
exchange ponds. Pan-American Journal of Aquatic Sciences,
5(3): 376-386.
Castro, T., Sandoval, H., Castro, A., Castro, J., Castro, G., De
Lara, R. & Hernández, L.H. (2009). Monthly assessments
of proteins, fatty acids and amino acids in Artemia francis-
cana cultivated in ‘Las Salinas de Hidalgo’, state of San Luis
Potosí, México. Aquaculture Nutrition, 15(2):123 – 128.

183
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Castro-Mejía, J., Espindola-Ronquillo, Y., Castro-Mejía, G.


& Cremiux-Grimaldi, J.C. (2009). Efecto de dos dietas
protéicas en el crecimiento y sobrevivencia de prejuveni-
les de Atractosteus tropicus Gill 1863 (Pejelagarto). Biocyt,
2(8):77-88.
Castro-Rivera, R., Aguilar-Benítez, G. & Hernández-Girón,
J.D. (2005). Conversión alimenticia en engordas puras y
mixtas de Popoyote (Dormitator latifrons Richardson) en
estanques de cemento. AquaTIC, 23, 45-52.
Ceballos-Solorio, M.G. (1996). Estudio general de calidad del
agua en el distrito de riego 014 Río Colorado, Baja California
y Sonora. Mexicali, Baja California. Jefatura de Ingeniería de
riego y drenaje del distrito de riego 014, Río Colorado. 52 pp.
Cervantes-Santiago, E., Hernández-Vergara, M. P., Pérez-Ros-
tro, C. I., & Olvera-Novoa, M. A. (2010). Protein lipid
ratio for the growth and survival of juvenile crayfish Pro-
cambarus acanthophorus (Hobbs 1972) reared under con-
trolled conditions. Aquaculture Research, 41(9):62–71.
Reproductive performance of the crayfish Procambarus
acanthophorus under controlled conditions. Aquaculture,
308(1-2):66-70.
Cesaibc. (2009). Resumen técnico de sanidad. Informe Técnico
General. Comité de Sanidad Acuícola e Inocuidad de Baja
California, A.C. 11 pp.
Informe técnico de actividades. Comité Estatal de Sanidad
Acuícola e Inocuidad de Baja California AC.
cespm. (2011). Resumen de análisis físico-químicos de afluente
y efluente de PTARS para los meses de enero, febrero, junio,
julio, septiembre y noviembre. Subdirección de Agua y Sa-
neamiento. Departamento de Control de Procesos.

184
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Resumen de análisis físico-químicos de afluente y efluente de


PTARS para los meses de febrero, marzo, mayo, junio, julio,
agosto, septiembre y noviembre. Subdirección de Agua y Sa-
neamiento. Departamento de Control de Procesos.
Chapa-Aguirre, F. (1994). Manual de capacitación: cultivo de ba-
gre en jaulas flotantes. México, D.F. Secretaría de Pesca. 22 pp.
Chávez-Sánchez, M.C. & Higuera-Ciapara, I. (2003). Manual
de buenas prácticas de producción acuícola de camarón para
la inocuidad alimentaria. Sinaloa, México. Senasica. ciad-
Mazatlán, 95 pp.
Cheng, Z., Buentelloa, A. & Gatlin, M.D. (2011). Effects of
dietary arginine and glutamine on growth performance,
immune responses and intestinal structure of red drum,
Sciaenops ocellatus. Aquaculture, 319(1-2): 247-252.
Civera, R., Ortiz, J.L., Dumas, S., Nolasco, H., Álvarez, A.,
Anguas, B., Peña, R., Rosales, M., Carrasco, V., García,
R. & Goytortúa, E. (2002). Avances en la nutrición de la
cabrilla arenera (Paralabrax maculatofasciatus). En: L.E.
Cruz-Suárez, D. Ricque-Marie, M. Tapia-Salazar, M.,
M.G. Gaxiola-Cortés, N. Simoes, N. (eds.). Avances en
nutrición acuícola vi. Memorias del VI Simposium Interna-
cional de Nutrición Acuícola. 3 al 6 de Septiembre del 2002.
Cancún, Quintana Roo, México.
Clay, T.A., Suchy, M.D., Ferrera, A.M. & Fontenot, Q.C.
(2011). Early growth and survival of larval alligator gar
Atractosteus satula, reared on artificial floating feed with or
without a live Artemia spp. supplement. Journal of World
Aquaculture Society, 42(3):412-416.
Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca. (2011). Centros
Acuícolas del Gobierno Federal. Mazatlán, Sinaloa: Sagar-

185
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pa, México. [En línea]: http://www.conapesca.gob.mx/wb/


cona/cona_ubicacion_de_centros_acuicolas.
Conapesca. (2011). Infografía de acuacultura 2006-2011. Vo-
lumen de la producción de acuacultura en peso vivo. [En
l http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/infogra-
fia_acuacultura_2011
Conagua. (2000). Estrategias de gran visión para el abastecimien-
to y manejo del agua en ciudades y cuencas de la frontera norte
en el periodo 1999 – 2025. 27 pp.
(2012a). Base de datos de la red de monitoreo de agua para
Baja California los años 2000-2009 y 2012. Gerencia de
Saneamiento y Calidad del Agua.
(2012b). Bancos de agua en México. Semarnat. 56 pp.
Conklin, D. E. & Piedrahita, R. (2010). California Halibut.
En: H. V. Daniels & W. O. Watanabe (Eds.). Practical Flat-
fish Culture and Stock Enhancement. Oxford, UK: Wiley-
Blackwell, 392 pp.
Corbin, J.S. (2007). Hawaii aquaculture development: twenty
five years and counting. Lessons learned. En: P.S. Leung,
C.S. Lee, & J.P. O’Bryen (Eds). Species and system selection
for sustainable aquaculture. Jonh Wiley & Sons. p. 209-224.
De la Llave, C., Durán, L. & Rángel-Dávalos, C. (2012).
Capital social. Panorama acuícola, noviembre-diciembre,
18(1):6.
De Pablo, C., & Pineda, F. (1985). Análisis multivariante del
territorio para su cartografía ecológica. Ensayo preliminar en
la provincia de Madrid. (U. Complutense, Ed.) Anales de
Geografía de la Universidad Complutense , 5.
De Silva, S. (2012). Carps. En: S.J. Lucas & C.P. Southga-
te, (Eds.). Aquaculture, farming aquatic animals and plants.
Iowa eua: Wiley-Blackwell, p. 294-312.

186
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

DeWalt, B.R., Ramírez, J.R., Noriega, L. & González, R.E.


(2002). Shrimp aquaculture: the people and the coastal en-
vironment in coastal Mexico. Food and Agriculture Organi-
zation of the United Nations (FAO), World Bank Group,
World Wildlife Fund (WWF) and Network of Aquacultu-
re Centres in Asia-Pacific (NACA). 75 pp.
Diana, J. S. (2012), Is lower intensity aquaculture a valuable
means of producing food? An evaluation of its effects on
near-shore and inland waters. Reviews in Aquaculture, 4:
234–245.
Díaz, F., Re A.D., González, R.A., Sánchez, L.N., Leyva, G. &
Valenzuela, F. (2007). Temperature preference and oxygen
consumption of the largemouth bass Micropterus salmoides
(Lacepede) acclimated to different temperatures. Aquacul-
ture Research, 38, 1387 – 1394.
Díaz-Jiménez, L., Hernández-Vergara, P. Pérez-Rostro, C.I.
(2012). Evaluación de aspectos reproductivos en una línea
de selección del acocil P. acanthophorus cultivado en labora-
torio. VII Reunión Nacional Alejandro Villalobos. Puerto
Ángel, Oaxaca, México. Octubre 2012. 84 pp. [En línea]:
http://www.ibiologia.unam.mx/barra/congresos/Alejan-
do%20villalobos%20viii/Cuaderno%20resumenes%20
VIII%20RNAV.pdf
dof. (1955). Decreto que establece normas y especificaciones
para el aprovechamiento de aguas en el Distrito de Riego
del Río Colorado. Diario Oficial de la Federación. Viernes
16 de diciembre de 1955. p. 15-16.
(1994). NOM-127-SSA1-1994. Salud ambiental, agua
para uso y consumo humano-límites permisibles de calidad
y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabi-

187
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

lización. Secretaría de Salud. 7 pp. [En línea]: http://www.


economia-noms.gob.mx/noms/detalleXNormaAction.do
(1996). NOM-001-SEMARNAT-1996. Que establece
los límites máximos permisibles de contaminantes en las
descargas de aguas residuales en aguas y bienes naciona-
les. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
15 pp. [En línea]: http://www.economia-noms.gob.mx/
noms/detalleXNormaAction.do
(2000). Decreto por el que se expide la Ley General del
Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Diario Ofi-
cial de la Federación. 7 de enero del 2000.
(2002). Índice nacional de precios al consumidor. Red de
Publicaciones Oficiales Mexicanas. Diario Oficial de la Fede-
ración. México, Distrito Federal. [En línea]: http://dof.gob.
mx/nota_detalle.php?codigo=722490&fecha=30/08/2002
(2007). Decreto por el que se expide la Ley General de
Pesca y Acuacultura Sustentable. Diario Oficial de la Federa-
ción. Primera Sección, Martes 24 de julio del 2007. 40 pp.
(2011). Carta Nacional Acuícola. Diario Oficial de la Fe-
deración. Primera sección. p. 38-85.
Dunning, R. (2001). Aquaculture in North Carolina, hybrid
striped bass: inputs, outputs and economics. North Carolina
Department of Agriculture and Consumer Services. Aqua-
culture and Natural Resources. North Carolina, 20 pp.
EcoCostas. (2006). El cultivo de chame (Dormitator latifrons) en
el estuario del Río Cojimíes. Centro Regional para el Manejo
de Ecosistemas Costeros, EcoCostas.Guayaquil, Ecuador.
19 pp.
Edwards, P. (2000). Aquaculture, poverty impacts and liveli-
hoods. The Overseas Development Institute, Natural Re-
sources Perspectives, 56, 1-4.

188
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Egna, H. S. & Boyd, C. E. (1997). Dynamics of pond aquacul-


ture. CRC Press, 437 pp.
ERIC. (1999). Extractor rápido de información climatológica.
IMTA, México.
EWOS. (2012). Alimento para peces. [En línea]: 25 de no-
viembre de 2012. http://www.ewos.com/wps/wcm/con-
nexct/ewos-content-group/ewos-group
Faisal, M., Schulz, C., Eissa, A. & Whelan, G. (2011). High
prevalence of buccal ulceration in largemouth bass, Mi-
cropterus salmoides from Michigan Island lakes associated
with Myzobdella lugubris. Parasite, 18, 79-84.
FAO. (1989). Primera parte nutrición y alimentación de peces
y camarones cultivados manual de capacitación 1. Nutrien-
tes esenciales. En: A. Tacon, (Ed.). Nutrición y alimentación
de peces y camarones cultivados manual de capacitación. Do-
cumento de campo No. 4.
(2000). Small ponds make a big difference. Roma-New-
York. Food and Agriculture Organization of the United
Nations. 29 pp.
(2012a). Programa de información de especies acuáticas,
Sciaenops ocellatus (Linnaeus, 1766). [En línea]: http://www.
fao.org/fishery/culturedspecies/Sciaenops_ocellatus/es
(2012b). Visión general del sector acuícola nacional; Méxi-
co. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura
y la Alimentación. [En línea]: http://www.fao.org/fishery/
countrysector/naso_mexico/es (11 de enero del 2012.)
(2012c). Cultured aquatic species fact sheets, Mugil
cephalus (Linnaeus, 1758). [En línea]: http://www.fao.org/
fishery/culturedspecies/Mugil_cephalus/es

189
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Faulk, C. K., Kaiser, J.B. & Holt, G.J. (2007). Growth and
survival of larval and juvenile cobia Rachycentron canadum
in a recirculating raceway system. 270, 149-157.
FDA. (2011). Fish and fishery products hazards and controls
guidance. Fourth edition. eua: Department of Health and
Human Services, Food and Drug Administration. 468 pp.
FIRA. (2013). Base de datos de créditos o apoyos otorgados
para la acuacultura en Mexicali. Oficio AE/003/2013 con
fecha 14 de febrero del 2013. Agencia Ensenada.
Fischer, W., Krupp, F., Schneider, W., Sommer, C., Carpenter,
K. E. & Niem V.H. (1995). Guía FAO para la identificación
de especies para los fines de la pesca. Pacífico Centro-Orien-
tal. Volumen III. Vertebrados-Parte 2. Departamento de
Pesca de la FAO e Instituto de Investigación Senckenberg.
1201-1813.
Flores, W. (1994). Procesamiento y control de calidad de pro-
ductos acuícolas. En: fao Informe de Pesca. Roma, fao,
476:153.
Flores-Nava, A., Olvera-Novoa, M. A. & Gasca-Leyva, E.
(1994). A comparison of the effects of three water-circula-
tion regimes on the aquaculture of bullfrog (Rana catesbeia-
na Shaw) tadpoles. Aquaculture, 128(1-2): 105-114.
Fonaes. (2006). Listado de beneficiarios por tipos de apoyo Fo-
naes. Periodo: de enero a septiembre de 2006). 119 pp.
(2007a). Listado de beneficiarios del programa (benefi-
ciarios de los intermediarios). ejercicio 2007. Periodo ene-
ro-diciembre 2007. Secretaría de Economía. 94 pp.
(2007b). Listado de beneficiarios de Fonaes. Periodo enero-
diciembre de 2007. Apoyo para la capitalización al comer-
cio, la industria y servicios. 396 pp.

190
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

(2008). Listado de beneficiarios 2008. Coordinación Ge-


neral del Programa Nacional de Apoyo para las Empresas
de Solidaridad. 271 pp.
(2009). Informe trimestral de programas con reglas de ope-
ración. Listado de beneficiarios del programa (beneficiarios de
los intermediarios). Secretaría de Economía. 378 pp.
(2010). Informe trimestral de programas con reglas de ope-
ración. Listado de beneficiarios del programa (beneficiarios de
los intermediarios). Secretaría de Economía. 141 pp.
(2011). Informe trimestral de programas de subsidios. Pa-
drón de beneficiarios 2011. Secretaría de Economía. 600 pp.
(2012). Base de datos del informe trimestral de programas
de subsidios. Padrón de beneficiarios 2012. Secretaría de Eco-
nomía.
Friend, R. F. & Funge-Smith, S. J. (2002). focusing small-scale
aquaculture and aquatic resource management on poverty
alleviation. Bangkok, Thailand. fao Regional Office Asia
and the Pacific, 24 pp.
Froese, R. & Pauly, D. (2011). FishBase. World Wide Web
electronic publication. [En línea]:www.fishbase.org
Galaviz, M.A., García-Gasca, A., Drawbridge, M., Álvarez-
González, C. A. & López, L. M. (2011). Ontogeny of the
digestive tract and enzymatic activity in the white sea bass
larvae. Aquaculture, 318, 162-168.
García-Aguilar, N., Ibarra-Soto, A., Abdo-De la Parra, M., Ro-
dríguez-Ibarra, E. & Velasco-Blanco, G. (2010). Creación
de un banco de reproductores de botete diana. Reporte de pro-
yecto. Mazatlán, Sinaloa. Fundación Produce A.C. 25 pp.
García-Guerrero, M., Hendrickx, E. & Villarreal, H. (2003).
Description of the embryonic development of Cherax qua-

191
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

dricarinatus based on the staging method. Crustaceana,


76(3):269-280.
García-Hernández, J., Glenn, E. & Flessa, K. (2013). Identi-
fication of chemicals of potencial concern (COPECs) in
anthropogenic wetland of the Colorado River delta. Ecol.
Eng. (En impresión).
García-López, V., Rosas-Vázquez, C. & Brito-Pérez, R. (2006).
Effects of salinity on physiological conditions in juvenile
common snook Centropomus undecimalis. Comparative
Biochemistry and Physiology, Part A 145(3):340-345.
García-Macías, J.A., Núñez-González, F. A., Chacón-Pineda,
O. & Espinosa-Hernández, M. R. (2004). Calidad de canal
y carne de trucha arcoíris, Oncorhynchus mykiss (Richard-
son), producida en el noroeste del estado de Chihuahua.
Hidrobiológica, 14(1):19-26.
García-Olea, C.J. y & Sigler-Chávez, Y. (2009). Programa maes-
tro del comité sistema producto camarón del estado de Co-
lima. Sagarpa-conapesca. Universidad de Colima. 298 pp.
García-Ortega A. & Calvario-Martínez. (2008). Manual de
buenas prácticas de producción acuícola de bagre para la
inocuidad alimentaria. Sagarpa. [En Línea]: http://www.
cesamich.org/recursos/descargas/manuales/Manual_
Bagre_15_Sep_2008_final%5B1%5D(1).pdf
(2004). Desarrollo y evaluación de alimentos balanceados
para optimizar los procesos de reproducción y engorda en el
cultivo de botete diana Sphoeroides annulatus. Centro de
Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).
Hermosillo, Sonora.
(2009). Nutrition and feeding research in the spotted rose
snapper (Lutjanus guttatus) and bullseye puffer (Sphoeroides

192
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

annulatus), new species for marine aquaculture. Fish Phy-


siology and Biochemistry, 35, 69–80.
Hernández, C., Abdo-De la Parra, I. & González-Rodrí-
guez, B. (2002). Advances in the nutrition and feeding of
the bullseye puffer Sphoeroides annulatus. En: Cruz-Suárez,
L. E., D. Ricque-Marie, M. Tapia-Salazar, M. G. Gaxiola-
Cortés, N. Simoes, N. (Eds.). Avances en nutrición acuícola
VI. Memorias del VI Simposium Internacional de Nutrición
Acuícola. 3 al 6 de septiembre de 2002. Cancún, Quintana
Roo, México.
Giffard Mena, I., Lafarga-De la Cruz, F. & Martínez Zaba-
tdeny, L.C. (2002). Reporte técnico de la mortalidad de
camarón blanco causado por una falla en el suministro de
energía eléctrica en la producción de camarón blanco Litope-
naeus vannamei en la granja Acuacultural Mosqueda, ciclo
2002. Dirección de Pesca. Secretaría de Fomento Agrope-
cuario. Gobierno del Estado de Baja California. 24 pp.
Giffard-Mena, I. & Martínez-Zabathdeny, L.C. (2003). Desa-
rrollo del cultivo de camarón “Tierra adentro” en el valle
de Mexicali, Baja California, México. Panorama Acuícola,
8(5):14-16.
Glenn, E.P., Brown, J.J. & O’Leary, J.W. (1998). Irrigating
crops with seawater. Scientific American, p. 76-81.
Glowacka, E., Sarychikhina, O., Suárez, F., Nava, F.A. & Me-
llors, R. (2010). Anthropogenic subsidence in the Mexica-
li Valley, Baja California, Mexico, and slip on the Saltillo
fault. Environmental Earth Sciences, 59(7):1515-1524.
Gobierno del Estado de Colima. (2012). Base de datos de la pro-
ducción de las granjas camaronícolas para los años 2010-2012.

193
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Gobierno del Estado de Nayarit. (2005). Manual para el culti-


vo de rana toro (Rana catesbeiana). Tepic Nayarit, México.
Secretaría de Desarrollo Rural, Dirección de Pesca, 39 pp.
Gómez-Puentes, F.J., Reyes-López, J.A., López, L.D. & Bel-
monte-Jiménez, S. (2012). Modelación geoquímica del
agua subterránea en un sitio de disposición final de resi-
duos sólidos urbanos. Revista Internacional Ambiental,
28(1):125-131.
González, M., Mendoza, R. & Aguilera, C. (2008). Control
reproductivo del catán (Atractosteus spatula). Ciencia uanl
XI, 4, 352-365.
González-Elías, J.M., Ramírez-Abarca, O., Figueroa-Hernán-
dez, E. & Loera-Martínez, J. (2011). Evaluación finan-
ciera de producción de pejelagarto (Atractosteus tropicus):
Caso cooperativa de producción pesquera acuícola “El pe-
jelagarto”, S.C. de R.L. Revista Mexicana de Agronegocios,
15(29):704-718.
González-Sánchez, R. F., Urcelay-Gutiérrez, E. & Sigler-
Chávez, Y. (2007). Programa maestro del comité sistema
producto tilapia del estado de Colima. Sagarpa, Conapesca,
Universidad de Colima, 256 pp.
Gutiérrez-Galindo, E.A., Flores-Muñoz, G., Villa-Andrade,
M. y Villaescusa-Celaya, J.A. (1988). Insecticidas organo-
clorados en peces del Valle de Mexicali, Baja California,
México. Ciencias Marinas, 14(4): 1-22.
Gutiérrez-Galindo, E.A., Flores-Muñoz, G., Villa-Andrade,
M. & Villaescusa-Celaya, J.A. (1988a). Hidrocarburos clo-
rados en moluscos del valle de Mexicali y Alto Golfo de
California. Ciencias Marinas, 14(3): 91-113.
Guzmán-Arroyo, M., Rojas-Galaviz, J. & Vera-Herrera, F.
(1978). Crecimiento y aspectos poblacionales de la lobina

194
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

negra Micropterus salmoides Lacepede en el lago de Camé-


cuaro Michoacán (Pisces: Centrarchidae). Anales del Centro
de Ciencias del Mar y Limnología. [En línea]: 12 de noviem-
bre de 2012. http://biblioweb.tic.unam.mx/cienciasdel-
mar/centro/1979-1/articulo57.html
Hernández, M.M., Mares, B.G., León, M.G., Sabanero, M.S.,
De la Cruz, G.F.J., Arredondo, V.E. & … Hernández,
M.D. (2011) Cultivo de pescado blanco Chirostoma estor
en estanquería rústica. En: Memoria de la II Reunión Na-
cional de Innovación Acuícola y Pesquera, León, Guanajua-
to 2011. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales,
Agrícolas y Pecuarias. 45 pp.
Hernández-Martínez, M. (2002). Reunión nacional de trucha.
Inapesca. 15-16 agosto. Toluca, Estado de México, 203 pp.
Hernández-Vergara M.P. & Pérez-Rostro I.C. (2012). Advances
in domestication and culture techniques for crayfish Pro-
cambarus acanthophorus, Aquaculture. Dr. Zainal Muchlisin
(Ed.), InTech, Available from: http://www.intechopen.com/
books/aquaculture/advances-in-domesticationand-culture-
techniques-for-crayfish-procambarus-acanthophorus
Holt, G.J., Faulka, K.C. & Schwarzb, H. M. (2007). A review
of the larviculture of cobia (Rachycentron canadum) a warm
water marine fish. Aquaculture, 268, 181-187.
Huong, T.T.D., Wang, T., Bayley, M. & Phuong, T.N. (2010).
Osmoregulation, growth and moulting cycles of the giant
freshwater prawn (Macrobrachium rosenbergii) at different
salinities. Aquaculture Research, 4(9):135-143.
Ibarra, A.M., Racotta, I.S., Arcos, F.G. & Palacios, E. (2007).
Progress on the genetics of reproductive performance in
penaeid shrimp. Aquaculture, 268, 23-43.

195
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ibarra-Castro, L., Alvarez-Lajonchère, L., Rosas, C., Palomi-


no-Albarrán, I.G., Holt, G.J., Sanchez-Zamora, A. (2011).
GnRHa-induced spawning with natural fertilization and
pilot-scale juvenile mass production of common snook,
Centropomus undecimalis (Bloch, 1792). Aquaculture, 319,
479–483.
Lizarraga-Osuna, C. R., Gómez-Gil, B. & Alvarez-La-
jonchère, L. (2012). Tratamientos profilácticos para desin-
fectar la superficie de huevos del pargo flamenco Lutjanus
guttatus. Revista de Biología Marina y Oceanografía, 47(1):
155-160.
INP (2011) Instituto Nacional de la Pesca. [Comunicado en
línea] http://www.inapesca.gob.mx/portal/sala-de-prensa/
boletines/106-promueven-inapesca-y-conapesca-el-apro-
vechamiento-y-desarrollo-sustentable-de-los-recursos-ma-
rinos-del-pais. (11 de enero de 2012).
Ize-Lema, I. (2011) Diagnóstico de la situación del endosulfán en
México. ine-Semarnat. 34 pp.
Jácome-Ibarra, M., Alcalá-Álvarez, M.C. & Rosales-Castro,
J.A. (2009). La acuicultura en el desarrollo. En: M.C. Alca-
lá-Álvarez, M. C. (coord.). Potenciales de desarrollo de redes
de conocimiento en el campo de la biotecnología marina en
Baja California. p. 87-148 .
Kevin, R. S., Keller, M. & Drawbridge, M. (2010). Efficacy
of formalin and povidone-iodine disinfection techniques
on the eggs of three marine finfish species. Aquaculture Re-
search, 41, 838-843.
Lane, R. & Kohler, C. (2007). Overview of hybrid striped bass
culture manual. NCRAC Culture Series 104. North Cen-
tral Regional Aquaculture Center. [En línea]: www.ncrac.
org/hsb manual/

196
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Lanier, J.M. & Scharf, F.S. (2007). Experimental investiga-


tion of spatial and temporal variation in estuarine growth
of age-0 juvenil red drum (Sciaenops ocellatus). Journal of
Experimental Marine Biology and Ecology, 349(1):131-141.
Lazo, J. P., Mendoza, R., Holt, G.J., Aguilera, C. & Arnold,
C.R. (2007). Caracterization of digestive enzyme during
larval development of red drum Scienops ocellatus. Aquacul-
ture, 265(1-4): 194-205.
León, A. & Moll, B. (2013) Aonori aquafarms: la nueva forma
de cultivar camarón. Industria Acuícola, 9(2): 26-29.
Leung, P.S. & Engle, C. (2006). Shrimp culture: economics, mar-
ket and trade. Iowa, eua. Wiley-Blackwell Publisher. 335 pp.
Leung, P.S., Lee, C.S. & O’Bryen, P.J. (2007). Species and
system selection for sustainable aquaculture. Jonh Wiley &
Sons. 506 pp.
Lewin, K. (1951). Field theory in social science: selected theoreti-
cal papers. Harper publisher. 346 pp.
Ley-García, J. (2011) Atlas de riesgos naturales y químicos: ciu-
dad de Mexicali, Baja California. Sedesol, Gobierno del Es-
tado de Baja California, XX Ayuntamiento del Municipio
de Mexicali.
Lim, C., Webster, C.D. (2001). Nutrition and fish health. N. Y.
Haworth Press. Inc. Binghamton, 365 pp.
López-Acuña, L. M. & Durazo-Beltrán, E. (2008). Guía para
la nutrición y cultivo de corvina blanca. Facultad de Ciencias
Marinas, Universidad Autónoma de Baja California. 65 pp.
Lucas, S.J., Southgate, C.P. (2003). Aquaculture: farming aqua-
tic animals and plants. Wiley-Blackwell. 512 pp.
Luke A. R., Gregory N. W. & William C. W. (2012). Demons-
tration of blue crab culture in inland low-salinity waters of

197
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

West Alabama, North America. Journal of Aquaculture, 74,


4, 453.
Lunger, A. N., Craig S.R. & McLean, E. (2006). Replacement
of fish meal in cobia (Rachycentron canadum) diets using
an organically certified protein. Aquaculture, 257(1-4):393
– 399.
Magalhães, A., & Jacobi, C. (2013). Asian aquarium fishes in a
neotropical biodiversity hotspot: impeding establishment,
spread and impacts. Biological Invasions, 15(10), 2157-
2163.
Magallón-Barajas, F.J., Villarreal-Colmenares, H., Arcos-Or-
tega, F., Avilés-Quevedo, S., Civera-Cerecedo, R., Cruz-
Hernández, P. & Pérez-Urbiola, J.C. (2007). Orientaciones
estratégicas para el desarrollo sustentable de la acuicultura en
México. México. Publicaciones especiales del Centro de
Investigaciones Biológicas del Noroeste, S. C. Cámara de
Diputados, LX Legislatura. 263 pp.
Manzo-Delgado, H. (2000). Efecto de cuatro densidades de
siembra sobre el crecimiento de camarón blanco Litopenaeus
vannamei, (Boone, 1931) cultivado en estanques rústicos,
en Manzanillo, Colima. Tesis de Maestría en Ciencias en
Acuacualtura. Facultad de Ciencias Marinas, Universidad
de Colima. 53 pp.
Mariscal-Lagarda, M. M. & Páez-Osuna, F. (2014) Mass ba-
lances of nitrogen and phosphorus in an integrated culture
of shrimp (Litopenaeus vannamei) and tomato (Lycopersicon
esculentum Mill) with low salinity groundwater: A short
communication. Aquacultural Engineering, 58, 107.
Páez-Osuna F.,Esquer-Méndez J.L., Guerrero-Monroy I.,
Romo-Del Vivar A., Brito-Solano K.Y., López-Pérez D. &

198
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Alonso-Rodríguez R. (2014). Water quality in an integra-


ted culture of white shrimp (Litopenaeus vannamei)-tomato
(Lycopersicon esculentum) using low salinity groundwater in
Sonora, México. Experimental Agriculture, 50, 02, 306.
Martínez-Brown, J.M., Medel-Narváez, J.D., Hernández-Iba-
rra, N.K. & Ortíz-Galindo, J.L. (2012). Evidencia de la
estabilidad cariotípica durante la divergencia evolutiva en-
tre Paralabrax maculatofasciatus y P. nebulifer (Perciformes:
Serranidae). Cicimar. Oceánides, 27(1):25-34.
Martínez-Córdova, L.R. (1999). Cultivo de camarones peneidos;
principios básicos y prácticas. AGT Editor SA. 283 pp.
Martínez-Montaño, E. & Lazo, P. (2012). In vitro protein di-
gestibility of dietary ingredients throughout ontogeny of
california halibut Paralicththyd californicus larvae. Journal
of the World Aquaculture Society, 43(1):51-61.
Martínez-Palacios, A.C., Toledo-Cuevas, M. Racotta-Di-
mitrov, E. Ríos-Durán, M.G., Palacios-Metchenov, E.,
Fonseca-Madrigal, J., Campos-Mendoza, A., Ross, L.G.
(2006). Aspectos nutricionales del pescado blanco de Pátz-
cuaro (Chiristoma estor estor; Jordan, 1879). En: Cruz
Suárez, L.E., Ricque-Marie, D. Tapia-Salazar, M., Nieto-
López, G.M., Villarreal-Cavazos, A.D., Puello-Cruz, C.A.
& García-Ortega, A. Avances en nutrición acuícola VIII.
VIII Simposium internacional de Nutrición Acuícola. 15-
17 Noviembre. Universidad Autónoma de Nuevo León,
Monterrey, México.
Martínez-Palacios, C.A. & Lindsay G. R. (2005). Pátzcuaro hoy:
rescate del pez blanco. Ciencia y Desarrollo, 30(180):24-29.
Comas-Morte, J., Tello-Ballinas, J. A., Toledo -Cuevas.,
M. & Ross, L.G. (2004). The effects of saline environments

199
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

on survival and growth of eggs and larvae of Chirostoma es-


tor estor (Jordan, 1879). (Pisces: Atherinidae). Aquaculture,
238(1-4): 509-522.
Ríos-Durán, M.G., Campos-Mendoza, A., Toledo-Cue-
vas, M. & Ross, L.G. (2002). Avances en el cultivo del
pescado blanco de Pátzcuaro Chirostoma estor estor. En: L.
E. Cruz-Suárez, D. Ricque-Marie, M. Tapia-Salazar, M.
G. Gaxiola-Cortés, N. Simoes, (Eds.). Avances en nutrición
acuícola VI. Memorias del VI Simposium Internacional de
Nutrición Acuícola. 3 al 6 de septiembre de 2002. Cancún,
Quintana Roo, México.
Martínez Rascón, C. (2011). Acuicultura en Sonora. Portales.
Boletín del Colegio de Sonora. Año 10-Núm. 388. [En
línea]: http://portalescolson.com/boletines/388/ (16 de
agosto del 2012).
Martins, M. L., Xu D. H., Shoemker, C. A. & Klesius P. H.
(2011). Temperature effects on immune response and
hematological parameters of channel catfish I. punctatus
vaccinated with live theronts of I. multifiliis. Fish Shellfish
Immunollogy, 31(6): 774-80.
McBride, P. & Waterman, J. (2007). The Colorado River:
flowing through conflict. Boulder, Colorado. Westcliffe Pu-
blishers. 160 pp.
McDonough, J.C & Wenner, A.C. (2003). Growth, re-
cruitment and abundance of juvenile striped mullet (Mu-
gil cephalus) in South Carolina estuaries. Fishery Bulletin,
101(2): 343-357.
McGee, M. (2011). Pangasius for western aquaculture. Indus-
tria Acuícola, 7(3): 13-16.
McPeak, H.R. (2000). Amphibians and reptiles of Baja Califor-
nia. Sea Challengers editor. 99 pp.

200
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Medina-Alfaro, R., Aguilera-González, C. & Ferrara, A.M.


(2008). Gar biology and culture: status and prospects.
Aquaculture Research, 39(7):748-763.
Mendoza, R. & Aguilera, C. (2001). Bases fisiológicas del de-
sarrollo de larvas de Atractosteus spatula y perspectivas para
su cultivo. Ciencia UANL, 4(2):161-168.
& Aguilera, C. (2008). Estrategias de alimentación para
el cultivo de larvas de catán (Atractosteus spatula). Ciencia
UANL, 4(4): 366-376.
Aguilera, C., Carreon, L., Montemayor, J. & González, M.
(2008). Weaning of alligator gar Atractosteus spatula larvae to
artificial diets. Aquaculture Nutrition, 14(3):223-231.
Mendoza-Alfaro, R., Aguilera-González, C. Montemayor-Leal,
J. (2010). Biología, ecología y avances en el cultivo del ca-
tán Atractosteus spatula. Universidad Autónoma de Nuevo
León. 233 pp.
Mendoza-Rodríguez, R. (2006). Aislamiento de Vibrio spp. a
partir de órganos internos de Dormitator latifrons (Richar-
son, 1844) silvestres – Reporte preliminar. Revista Electró-
nica de Veterinaria REDVET, 7(6):353-355.
Miao, W. & Yuan, X. (2007). The carp farming industry in
China: an overview. En: P. S. Leung, S.S. Lee, P. J. O´Byen
(Eds.). Species and system selection for sustainable aquacultu-
re. Iowa, Blacwell Publishing, eua. P. 373-387.
Minjárez-Osorio, C., González-Félix, M.L. & Pérez-Velazquez,
M. (2012). Biological performance of Totoaba macdonal-
di in response to dietary protein level. Aquaculture, 362-
363:50-54.
Miranda, I. Valles, J.L. Sánchez, R. & Álvarez, Z. (2010). Cul-
ture of Marine Shrimp Litopenaeus vannamei (BOONE,
1931) in Freshwater. Revista Científica Scileo, 20(4).

201
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Molony, B. (2001). Environmental requirements and tolerance


of rainbow trout (Oncorhynchus mykiss) and brown trout
(Salmo trutta) with special reference to Western Australia:
A review. Government of Western Australia. Fisheries Re-
search Report Western Australia, 130, 1-28.
Montes-Pérez, M.I. (1999). Hidrocarburos clorados en cuatro es-
pecies ícticas de la región Río Colorado-Río Hardy, Baja Cali-
fornia, México. Tesis de Maestría en Manejo de Ecosistemas
de Zonas Áridas. Facultad de Ciencias. uabc. 90 pp.
Moreno-Mena, J.A. & López-Limón, M.G. (2005). Desarrollo
agrícola y uso de agroquímicos en el valle de Mexicali. Estu-
dios Fronterizos, 6(12): 119-153.
Morris, T. (2011). Marine fish culture. Global Aquaculture Ad-
vocate, 1, 76-77.
Moyle, B.P. (1976). Inland fishes of California. Berkeley, CA,
eua. University of California Press. 405 pp.
Prapaiwong, N. & Boyd, C.E. (2012). Water temperature in
inland, low-salinity shrimp ponds in Alabama. Journal of
Applied Aquaculture, 2012, 24, 4, 334
& Boyd, C.E. (2012). Effects of major water quality va-
riables on shrimp production in inland, low-salinity ponds
in Alabama. Journal of the World Aquaculture Society, 43, 3
Naranjo-Páramo, J., Hernández-Llamas, A. & Villarreal, H.
(2004). Effect of stocking density on growth, survival, and
yield of juvenile redclaw crayfish Cherax quadricarinatus
(Decapoda: Parastacidae) in gravel-lined commercial nur-
sery ponds. Aquaculture, 242(1-4):197-206.
Nash, C.E. & Fairfrieve, W.T. (2007). Policies and the role of
government in achieving aquaculture development. En:
P.S. Leung, C.S. Lee, P.J. O´Bryen, (Eds). Species and sys-

202
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tems selection for sustainable aquaculture. Blackwell Publis-


hing. p. 19-42.
OIE. (2006). Informe de la reunión del grupo ad hoc de la OIE
encargado de las enfermedades de los anfibios Organización
Mundial de Sanidad Animal. París, 21 pp.
OEIDRUS. (2012). Reporte de producción pesquera y acuícola
del estado de Baja California. Sepesca Dirección de Acua-
cultura, Baja California. Sagarpa.
Ongley, E.D. (1997). Lucha contra la contaminación agrícola
de los recursos hídricos. Estudios FAO Riego y Drenaje-55.
GEMS/Water Collaborating Centre Canada Centre for In-
land Waters Burlington, Canada. [En línea]: http://www.
fao.org/docrep/W2598S/W2598S00.htm
Organización Mundial de Sanidad Animal. Manual de prue-
bas de diagnóstico para los animales Aquáticos (2012) [En
línea]: 20 de noviembre 2012. http://www.oie.int/es/nor-
mas-internacionales/manual-acuatico/acceso-en-linea/
Ortega-Salas, A.A. & Arana-Magallón, F. (2006). Survival of
postlarvae Macrobrachium rosenbergii at two temperatures.
North American Journal of Aquaculture, 68, 34-35.
Ortiz, S., Hernández, A. & Ortega, A. (2005). Diseño, con-
trucción y aplicabilidad del Índice de Evaluación Ambien-
tal de Ecosistemas Acuáticos (IEAEA). Interciencia, 30,
126-133.
Ortiz-Viveros, D. (1999). Regulación iónica y osmótica de los ju-
veniles de Totoaba macdonaldi ante cambios de salinidad. Te-
sis de maestría, Facultad de Ciencias Marinas, uabc. 67 pp.
Páez-Osuna, F. (2001). Camaronicultura y medio ambiente. Mé-
xico. Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, Programa
Universitario de Alimentos y El Colegio de Sinaloa. 452 pp.

203
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

(2011). Metales en camarón de cultivo y silvestre: importan-


cia, efectos y transferencia trófica. Serie Lagunas Costeras de
Sinaloa 5. unam, El Colegio de Sinaloa. Universidad Poli-
técnica de Sinaloa (Upsin) y Centro de Estudios Superiores
del Estado de Sonora (Cesues). 438 pp.
Patiño-Barragán, M., Meyer, A.O., Liñan, M.A., Herrera, A.
& Cervantes, C. (2008). Diagnóstico de la acuicultura en
el estado de Colima. Revista Iridia, 3(5):98-108.
Payne, B.R., Quijano, L. & Latorre, D.C. (1979). Environmen-
tal isotopes in a study of origin of salinity of groundwater
in Mexicali Valley. Journal of Hidrology, 41(3-4):201-215.
Pearlstein, L., Felger, R.S., Glenn, E.P., Harrington, J., Al-
Ghanem & K.A., Nelson, S.G. (2012). Nipa (Distichlis
palmeri): A perennial grain crop for saltwater irrigation.
Journal of Arid Environments, 82:60-70.
Pérez-Robles, J., Re A.D., Giffard-Mena I. & Diaz, F. (2012).
Interactive effects of salinity on oxygen consumption, am-
monium excretion, osmoregulation and Na+/K+-ATPase
expression in the bullseye puffer (Sphoeroides annulatus,
Jenyns 1842). Aquaculture Research, 43, 1372-1383.
Pérez-Velázquez, M., Allen D.D., Luke A.R. & González-Félix,
M.L. (2012). Effects of water temperature and Na+:K+ ra-
tio on physiological and production parameters of Litope-
naeus vannamei reared in low salinity water. Aquaculture,
13. 342-343.
Pescod, M.B. (1992). Wastewater treatment and use in agricul-
ture - FAO irrigation and drainage paper 47. Food and Agri-
culture Organization of the United Nations Rome. 169 pp.
Pham, D., Charmantier, G., Wabete, N., Boulo, V., Broutoi,
F., Mailliez, J-R. & Charmantier-Daures, M. (2012). Sali-

204
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

nity tolerance, ontogeny of osmoregulation and zootech-


nical improvement in the larval rearing of the caledonian
blue shrimp, Litopenaeus stylirostris (Decapoda, Penaeidae).
Aquaculture, 10-17. 362-363.
Ponce-Palafox, J. T., Arredondo-Figueroa, J. L., Esparza-Leal,
H. M. & García-Ulloa-Gómez, M. (2009). Biología, eco-
logía y producción de la langosta de agua dulce. Universidad
Autónoma del Estado de Morelos. AGT Editor. 190 pp.
Portugal, E., Izquierdo, G., Truesdell, A. & Álvarez, J. (2005).
The geochemistry and isotope hydrology of the southern
Mexicali valley in the area of the Cerro Prieto, Baja Califor-
nia (México) geothermal field. Journal of Hydrology, 313,
132-148.
Prapaiwong N. & Boyd C.E. (2012). Water temperature in
inland, low-salinity shrimp ponds in Alabama. Journal of
Applied Aquaculture, 24, (4), 334.
Boyd, C.E. (2012). Effects of major water quality varia-
bles on shrimp production in inland, low-salinity ponds in
Alabama. Journal of the World Aquaculture Society, 43, (3).
Pronatura. (2012). Plan rector municipal de desarrollo rural sus-
tentable de la zona sur del valle de Mexicali, Baja California.
Pronatura Noroeste. Dirección de Conservación Sonora.
XVIII Ayuntamiento del municipio de Mexicali. 113 pp.
Quéméner, L., Suquet, M., Mero, D. & Gaignon, J.L. (2002).
Selection method of new candidates for finfish aquaculture:
the case of the French Atlantic, the Channel and the North
Sea coasts. Aquat. Living Resour. 15 (2002) 293–302.
Rafferty, K. (1999). Aquaculture in the Imperial Valley - A
Geothermal Success Story. Geo-Heat Center Quarterly Bu-
lletin. Klamath Falls, OR. 20 (1): 1-4.

205
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ramírez, H. J. (2006). Una visión de la problemática ambiental


de Mexicali y su valle. Mexicali, Baja California: Universi-
dad Autónoma de Baja California.
Ramírez-Martínez, C., Mendoza-Alfaro R. & Aguilera-Gon-
zález, C. (2010). Estado actual y perspectivas de la pro-
ducción de peces de ornato en México. México. Inapesca/
uanl. 116 pp.
Ramos, J.E. & Martínez, L.R. (1985). Culture of blue shrimp
Penaeus stylirostris in Sonora, México. En: Y. Taki, J.H.
Primavera, J.A. Llobrera, J.A. (Eds.). Proceedings of the
first international conference on the culture of penaeid
prawns/shrimps, 4-7 December 1984, Iloilo City, Philip-
pines. p. 163.
Ramos, M.A. (1995). Culture of Sciaenops ocellatus L. Ma-
rine aquaculture finfish species diversification. Zaragoza:
Ciheam. Cahiers Options Méditerranéennes, 16, 157-161.
Reyes-Hernández, I.C., Díaz-Herrera, F., Re-Araujo, A.D.
& Pérez-Robles, J. (2011). Behavioral thermoregulation,
temperature tolerance and oxygen consumption in the
Mexican bullseye puffer fish, Sphoeroides annulatus Jenyns
(1842), acclimated to different temperatures. Journal of
Thermal Biology, 36(3):200-205.
Reyes-Moreno, J. (2012). Amigo acuicultor, ¿conoces tu es-
tructura de costos? Panorama Acuícola, 17(2):67.
Riley, J.P. & Chester, R. (1989). Introducción a la química ma-
rina. México, D.F. AGT Editor S.A. 459 pp.
Ríos-Noriega, O. (1998). Estudio general de calidad del agua en
el Distrito de riego 014 Río Colorado (metales pesados y pestici-
das). Jefatura de Ingeniería de riego y drenaje del distrito de
riego 014, Río Colorado. Mexicali, Baja California. 87 pp.

206
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Rivera Rodríguez, M.C. (1998). Efecto de la salinidad sobre el


crecimiento y sobrevivencia de postlarvas y juveniles de cama-
rón blanco Penaeus vannamei (Boone, 1931), bajo condiciones
de laboratorio. Tesis de Maestría en Acuacultura. Facultad de
Ciencias Marinas, Universidad de Colima. 43 pp.
Rodríguez-González, H. & García-Ulloa Gómez, M. (2009).
Producción de tilapia en invierno en el norte de Sinaloa: Una
guía práctica para productores. Colección Resultados de Pro-
yectos. Fundación Produce Sinaloa, A.C., Sagarpa, Gobier-
no del Estado de Sinaloa. 35 pp.
García-Ulloa, M., Hernández-Llamas, A. & Villarreal,
H. (2006). Effect of dietary protein level on spawning and
egg quality of redclaw crayfish Cherax quadricarinatus.
Aquaculture, 257(1-4): 412-419.
Rodríguez-Montes de Oca, G.A., Medina-Hernández, E.A.,
Velázquez-Sandoval, J., López-López, V.V., Román-Reyes,
J.C., Dabrowski K. & Haws, M.C. (2012). Producción de
larvas de Chame (Dormitator latifrons, Pisces: Eleotridae)
usando GnRHa and LHRHa. Revista Colombiana de Cien-
cias Pecuarias, 25(3):422-429.
Rodríguez-Serna, M., Olvera-Novoa, M.A. & Flores-Nava,
A., Carmona-Osalde, C. (1996). Growth and production
of bullfrog Rana catesbeiana shaw, 1802, at three stocking
densities in a vertical intensive culture system. Aquaculture
Engineering, 15(4):233-242.
Rojas, C.P.M. & Fuentes, C.D. (2003). Historia y avances del
cultivo de pescado blanco. México, D.F. Instituto Nacional
de la Pesca, Sagarpa, 290 pp.
Rojas-Caldelas, R., Peña-Salmón, C., Corona-Zambrano, E.,
Arias-Vallejo, A. & Leyva-Camacho, O. 2013. Environ-

207
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

mental sustainability agenda: Metropolitan Area of Mexi-


cali, Baja California, México. En: C.A. Brebbia, (Ed.).
Sustainable development and planning VI. p. 267-278
Rojas-Carrillo, P.M. (2005). El pescado blanco. Revista Digital
Universitaria, 6(8):2-18Rueda-López, S., Lazo-Corvera, J.
P., Correa-Reyes J.G. & Viana-Castrillón, M.T. (2011).
Effect of dietary protein and energy levels on growth, survi-
val and body composition of juvenile Totoaba macdonaldi.
Aquaculture, 319(3-4): 385-390.
Roy, L. A., Davis, D. A., Saoud, I. P., Boyd, C. A., Pine, H. J.
& Boyd, C. E. (2010), Shrimp culture in inland low salini-
ty waters. Reviews in Aquaculture, 2: 191–208.
Ruiz-Campos, G., Ramírez-Valdez, A. & Reyes-Valdez, C.
(2007). Colección ictiológica de la Universidad Autónoma
de Baja California. Informe técnico del proyecto Conabio
DC007, Ensenada, B.C. 55 pp.
Sagarpa. (2003). Historia y avances del cultivo de pescado blan-
co. En: Rojas-Carrillo, P., Fuentes-Castellanos, D. (Eds.).
Instituto Nacional de la Pesca. Dirección General de Inves-
tigación en Acuacultura. Ciudad de México, 290 pp.
Programa Maestro Estatal Camarón, Baja California. De-
sarrollo Solidario Sustentable (Dess). Conapesca. 130 pp.
Salgado-García, R.L., Martínez-Palacios, C.A., Racotta-Dimi-
trov, I.S., Campos-Mendoza, A. & Ross, L.G. (2006). El
efecto de la salinidad en huevos, larvas y juveniles de pez
blanco Chirostoma promelas. I Latin American Conference
on Aquaculture of Native Fishes, Morelia y II Congreso
Estatal de Ciencia y Tecnología. Zamora Mich, Mex. nov.
Sánchez, M., Álvarez-Lajonchère, L., De La Parra, M. & Agui-
lar, N. (2008). Advances in the culture of the Mexican

208
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

bullseye puffer fish Sphoeroides annulatus, Jenyns (1842).


Aquaculture Research, 39(7):718-730.
Sánchez-López, E. (2004). Agricultural Policy in Mexicali and
San Luis Río Colorado. En: K. Collins, P. Ganster, C. Ma-
son, E. Sánchez-López, M. Quintero-Nuñez, (Eds). Impe-
rial-Mexicali Valleys: development and environment of the
U.S. Mexican border region. San Diego State, University. p.
237-251.
Satoh, S. (1991). Common carp, Cyprinus carpio. In: P.R. Wil-
son, (Ed.). Handbook of nutrient requirements of finfish.
CRC Press, Boston. 208 pp.
Schulz, U.H., & Leal, M.E. (2005). Growth and mortality
of black bass, Micropterus salmoides (Pisces, Centrachidae;
Lacepede, 1802) in a reservoir in southern Brazil. Brazilian
Journal of Biology, 65(2):363-369.
Sefoa. (2003). Cultivo de camarón blanco Litopenaeus vannamei
en agua de baja salinidad en el valle de Mexicali. Informe de
resultados de la Dirección de Pesca. Gobierno del Estado
de Baja California.
(2009). Estudio bibliográfico sobre la salinidad del valle de
Mexicali. Gobierno del Estado de Baja California-Sagarpa.
27 pp.
(2012). Sistema de Información Geográfico del Sector
Agropecuario de Baja California. OIEDRUS-BC. [En lí-
nea]: http://www.sefoa.gob.mx:85/bajacalifornia/sig/map.
phtml
Semarnat-Conagua (2002). Calidad de agua del Río Colorado
conforme a parámetros físicos, químicos y biológicos 1990-2001.
Semarnat-epa. (2006). Situación ambiental en la región fronte-
riza. Frontera 2012: Programa Ambiental México-Estados
Unidos. Reporte de indicadores 2005. 20 pp.

209
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Seoka, M., Kurata, M., Tamagawa, R., Biswas, A.K., Biswas,


B.K., Yong, A.S. K., Kim, Y.S., Ji, S.C., Takii, K., Ku-
mai, H. (2008). Dietary supplementation of salmon roe
phospholipid enhances the growth and survival of Pacific
bluefin tuna Thunnus orientalis larvae and juveniles. Aqua-
culture, 275(1-4): 225-234.
Sepesca. (2010). Relación de proyectos aprobados para el ejer-
cicio 2010. Componente Pesca y Acuacultura. Programa
de adquisición de activos productivos. Conapesca-Sepesca.
(2011). Relación de proyectos aprobados para el ejercicio
2011. Componente Acuacultura y Pesca 2011, para el esta-
do de Baja California. Programa de apoyo a la inversión en
equipamiento e infraestructura. Conapesca-Sepesca.
(2012). Base de datos de los productores acuícolas del valle
de Mexicali. Dirección de Acuacultura. Secretaría de Pesca
y Acuacultura. Gobierno del Estado de Baja California.
Shukei, M., Takayuki, T. & Yoshitaka, S. (2011). A review of
the broodstock management and larviculture of the Pacific
northern bluefin tuna in Japan. Aquaculture, 315(1-2):2-8.
Silva, G., Olivarí, M. R., & Yany, G. (1999). Determinación
de distritos de aptitud acuícola mediante la aplicación de
sistemas de información geográfica. Investigaciones Mari-
nas, 27, 93-99.
sniim. (2012). Sistema Nacional de Información e Integración
de Mercados. Precios de Mercados Pesqueros. [En línea]:
http://www.economia-sniim.gob.mx/nuevo/
Sorgeloos, P., Lavens, P., Lè, P., Tackaert, W. & Versichele, D.
(1986). Manual para el cultivo y uso de Artemia en acui-
cultura. Programa Cooperativo Gubernamental FAO-Ita-
lia. Documento de Campo No. 10.

210
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Soto-Rodríguez, S. (2010). Calidad del agua y bacterias presen-


tes en tilapia cultivada. Reporte de proyecto: Investigación
en presas de Sinaloa. Fundación Produce A.C. Mazatlán,
Sinaloa. 29 pp.
Spanopoulus-Hernandez, M., Martínez-Palacios, C.A., Vane-
gas-Pérez, R.C. & Ross, L.G. (2005). The combined effects
of salinity and temperature on the oxygen consumption of
juvenile shrimps Litopenaeus stylirostris (Stimpson, 1874).
Aquaculture, 244(1-4):341-348.
Suchy, M.D. (2007). Effects of salinity on growth and survival of
larvael and juvenile alligator gar Atractosteus spatula and on
plasma osmolality of non Teleostei actinopterygii fishes. Thesis
of master of science in marine and environmental biology,
North Dakota State University. 95 pp.
Sumiarsa, G. S. & Manomaitis, L. (2012) Fish aquaculture
production with regards to feed and feeding management
in Bali, Indonesia. United Soybean Board & American
Soybean Association. [En línea]: 20 de noviembre de 2012.
https://www.was.org/documents/MeetingPresentations/
AP2009/AP2009_0203.pdf
Takebe, T, Kurihara, T., Suzuki, N. Ide, K., Nikaido, H., Tanaka,
Y., Shiozawa, S., Imaizumi, H., Masuma, S. & Sakakura, Y.
(2012). Onset of individual growth difference in larviculture
of Pacific bluefin tuna Thunnus orientalis using fertilized eggs
obtained from one female. Fisheries Science, 78(2):343-350.
Teshima, S.I., Koshio, S., Ishikawa, M., Alam, M.S. & Her-
nandez-Hernandez, L.H. (2006). Protein requeriments of
the freshwater prawn Macrobranchium rosenbergii evalua-
ted by the factorial method. Journal of the World Aquacul-
ture Society, 37(2):145-153.

211
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Torres-Hernández, P. (2003). Uso de la lisa cabezona (Mugil


cephalus) como forrajero de sedimentos enriquecidos en un
área de cultivo en jaulas flotantes. Revista Ciencia y Mar,
21, 33-42.
Torres-Morales, M. (2011). Condición, estructura y relación tró-
fica de la lobina negra Micropterus salmoides (Lacepede) en la
presa Rodrigo Gómez, La Boca, Santiago, Nuevo León, Mé-
xico. Tesis de Maestría, Universidad Autónoma de Nuevo
León, Nuevo León. 108 pp.
Treece, G. (2011). An overview on desert aquaculture in the
United States of America. In V. Crespi & A. Lovatelli, eds.
Aquaculture in desert and arid lands: development cons-
traints and opportunities. FAO Technical Workshop. 6–9
July 2010, Hermosillo, Mexico. FAO. Fisheries and Aqua-
culture Proceedings, No. 20. Rome, fao. pp. 159–185.
Troxel, J. (2010). Parasites of Largemouth Bass (Micropterus sal-
moides) in Northern California. Tesis de maestría en recur-
sos naturales, Universidad del Estado de Humboldt. 59 pp.
True, C.D., López-Acuña, L., Sandoval-Garibaldi, G., Monay-
Díaz, I.& Castro-Castro, N. (2007). Manual de avance tec-
nológico para el desarrollo de la biotecnología del cultivo de
Totoaba macdonaldi. Conapesca-Gobierno del Estado de
Baja California-uabc. 52 pp.
Uetz, P. & Hallermann, J. Apalone spinifera (LE SUEUR,
1827). The reptile database. Zoological Museum Hamburg
(new species and updates) [En línea]: 20 de noviembre de
2012. http://www.reptile-database.org/
Valderrama, D. & Anderson, J. L. (2011). Shrimp production
Review. Global Outlook for Aquaculture Leadership 2011.
Global Aquaculture Alliance. November 6-9, Santiago, Chile.

212
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Valdez, B., García, E.I., Cobo, J.M. & López, G. (2000). Im-
pacto de los plaguicidas en la salud de los habitantes del
Valle de Mexicali, México. Rev. Ecol. Lat. Am. 6(3): 15-21.
Valdez-Muñoz, C., Aragón-Noriega, E. A., Ortega-Rubio, A.,
Salinas-Zavala, C. A., Arreola-Lizárraga, J. A., Hernández-
Vázquez, S. & Beltrán-Morales, L. F. (2010). Distribución y
abundancia de juveniles de totoaba, Totoaba macdonaldi y la
salinidad del hábitat de crianza. Interciencia, 35(2):136-139.
Vega-Heredia S., Mendoza-Cano F. & Sánchez-Paz A. (2012).
The infectious hypodermal and haematopoietic necrosis
virus: a brief review of what we do and do not know. Trans-
boundary and Emerging Diseases, 59(2):95-105.
Vela-Vallejo, S. & Ojeda González-Posada, J. (2007). Acui-
cultura: la revolución azul. Madrid. Observatorio de Acui-
cultura, Consejo Superior de Investigaciones Científicas,
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.
363 pp.
Vidal-López, J., Álvarez-González, A., Contreras-Sánchez,
W.M., Patiño, R., Hernández-Franyutti, A.A. & Hernán-
dez-Vidal, U. (2012). Feminización de juveniles del Roba-
lo Blanco Centropomus undecimalis (Bloch 1792) usando
17β-Estradiol. Revista Ciencias Marinas y Costeras, 4, 83-93.
Villarreal, H., (2002). Avances en la nutrición de Cherax qua-
dricarinatus. En: L.E. Cruz-Suárez, D. Ricque-Marie, M.
Tapia-Salazar, M.G. Gaxiola-Cortés, N. Simoes, N. (Eds.).
Avances en nutrición acuícola VI. Memorias del VI Simpo-
sium Internacional de Nutrición Acuícola. 3 al 6 de Sep-
tiembre. Cancún, Quintana Roo, México.
Vivanco-Aranda, M., Martínez-Cordero, F. J. & Taddei-Brin-
gas, I. C. (2010). Análisis de competitividad de cuatro

213
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

sistema-producto estatales de tilapia en México. Estudios


Sociales, 18(35): 165-208.
Wickins, J.F. & Lee, D. O’C. (2002). Crustacean farming:
ranching and culture. Oxford, England. Blackwell Scien-
ce. 446 pp.
Wudtisin, I., & Boyd, C. E. (2011). Possible potassium and
magnesium limitations for shrimp survival and produc-
tion in low-salinity, pond waters in Thailand. Journal of the
World Aquaculture Society, 42 (6), 766-777.
Yuichi, T., Sakamoto W., Yamamoto, S. & Murata, O. (2012).
Effect of environmental fluctuations on mortality of juve-
nile Pacific bluefin tuna, Thunnus orientalis, in closed life-
cycle aquaculture. Aquaculture, 330-333:142-147.
Zamora-Balbuena, G., Vásquez-Peláez, C.G., Berruecos-Villa-
lobos, J. M. & Soto-Ruiz, L. (1999). Estimación de algu-
nos efectos genéticos de la trucha Arcoiris a partir de un
cruzamiento dialélico completo de dos Líneas. II. Creci-
miento y producción. Veterinaria México, 30, 235-241.

214
Anexos
AnExO 1.

Foto por Ivone giffard Mena.

CAMARÓn BLAnCO

nombre común: Camarón blanco


Litopenaeus vannamei
(Boone, 1931)
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Varios laboratorios
Disposición de alimento: Fácil
Mercado: nacional e internacional

217
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

D atos específicos sobre las características de


la especie

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares;


Eukaryota; Opisthokonta; metazoos; Eumetazoa; Bilateria;
Protostomia; Ecdysozoa; Panarthropoda; Artrópodos; Man-
dibulata; Pancrustacea; crustáceos; Malacostraca; Eumalacos-
traca; Eucarida; Decapoda; Dendrobranchiata; Penaeoidea;
Penaeidae; Litopenaeus.

Origen: Es nativo de la costa oriental del océano Pacífico.

Distribución geográfica: El camarón blanco es nativo de la costa


oriental del océano Pacífico, desde Sonora, México al norte,
hacia Centro y Sudamérica hasta Tumbes en Perú, en aguas
cuya temperatura es normalmente superior a 20 °C durante
todo el año.

Hábitat: Se encuentra en hábitats marinos tropicales. Los


adultos viven y se reproducen en mar abierto, mientras que la
poslarva migra a las costas a pasar la etapa juvenil, la etapa ado-
lescente y pre-adulta en estuarios, lagunas costeras y manglares.

Hábitos alimenticios: Su alimentación se basa principalmente


en partículas orgánicas de origen animal o vegetal. Se supone
que en el mar abierto la alimentación del camarón está forma-
da por residuos o detritus de prácticamente todas las formas
marinas tales como: moluscos, peces, algas, crustáceos, anéli-
dos y demás fauna marina. Debido a sus hábitos de nadadores
demersales (viven cerca del fondo), están más relacionados con

218
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

la fauna bentónica demersal. Por lo tanto, por el nicho eco-


lógico de estos peneidos (es decir, la función de nutrición del
animal dentro de la comunidad) se clasifican como omnívoros.
En condiciones controladas, se suministra fitoplancton en la
etapa protozoea y zooplancton (Artemia) en la etapa mysis y
poslarval.

Descripción: Su coloración es normalmente blanca translúcida,


pero puede cambiar dependiendo del sustrato, la alimentación
y la turbidez del agua. Talla máxima a la edad adulta ~23 cm.
Comúnmente las hembras crecen más rápidamente y adquie-
ren mayor talla que los machos. Alcanzan la etapa de juvenil
después de una transición metamórfica en fases que consiste de
6 etapas Nauplio, 3 Zoea (ó protozoea), 3 Mysis y varias etapas
pos-larvales o PL (refiriéndose al número de días después de
la metamorfosis). Usualmente a partir de 1 g ya se consideran
juveniles.

Ciclo de vida: Son organismos de vida corta (de uno a dos


años), cuyo ciclo consiste en fases de huevo y larvas oceánicas,
los Nauplios, Zoea y Mysis son principalmente estnohalinas y
a partir de PL eurihalinos. Las poslarvas de camarón y juveni-
les con hábitos bentónicos, suelen desarrollarse adyacentes a la
costa y entran en las lagunas litorales, regiones estuarinas, perma-
necen allí de 2 a 4 meses para migrar de regreso a aguas marinas,
adquiriendo hábitos oceánicos. En mar adentro los organismos
alcanzan la fase adulta (maduran sexualmente, se rerproducen y
desovan). La fecundación de los huevos es externa. Se ha estima-
do que una hembra puede producir de 500 000 a 1 000 000 de
huevecillos en el desove (Linder & Cook, 1970). En unidades

219
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de producción usualmente se obtienen entre 80 000 y 180 000


nauplios por puesta natural (Juárez et al., 2010).

Requerimientos de cultivo

La producción de camarón blanco Litopenaeus vannamei se
puede realizar mediante diferentes métodos, que pueden ir des-
de forma extensiva sembrándose pocos animales (1-5 orgs/m2),
pasando por el semi-extensivo (5-20 orgs/m2), semi-intensivo
(20-80 orgs/m2) hasta llegar a la forma intensiva (con 80-200
org/m2). La más utilizada en producción en nuestro país es la
semi-intensiva, niveles mayores tienen requerimientos técnicos
muy específicos en cuanto a calidad del agua y manejo, además
corren altos riesgos por enfermedades bacterianas o virales.
Para su cultivo se requiere de un suministro seguro de pos-
larvas saludables y libres de patógenos. Contar con terrenos
adecuados, de preferencia que presenten un alto contenido de
arcilla para evitar las pérdidas por filtración (sin usar lonas),
además de contar con condiciones ambientales adecuadas, es-
pecialmente temperatura (27-30 °C). Los sistemas más utiliza-
dos varían desde 1 hasta 20 hectáreas de superficie. Se puede
realizar en estanques rectangulares, circulares o incluso en jau-
las flotantes o cercos. La preferencia es que tengan fondo en
forma de “V” ó “U” que faciliten su limpieza.
Es importante contar con agua suficiente y de buena calidad
durante todo el ciclo de cultivo. Además de lo anterior, es ne-
cesario contar con el suministro seguro de alimento balanceado
de buena calidad.

220
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Forma de adquisición de las larvas o alevines



El éxito de una granja, así como la viabilidad de una industria
regional, están condicionados entre otros factores a la dispo-
nibilidad de una fuente confiable de poslarvas. La producción
masiva de poslarvas de alta calidad y viabilidad, es la clave para
una acuicultura moderna de camarón. Asegurar la obtención
de poslarvas saludables y vigorosas, es una condición funda-
mental para un buen inicio del ciclo de cultivo.
Actualmente el cultivo de camarón blanco en México es de
ciclo completo, lo que significa que se conoce todo su ciclo de
cultivo, desde la producción de poslarvas hasta su engorda. Se
dispone de PL durante casi todo el año. Existen muchos labora-
torios de producción de PL en México que se pueden consultar
en el Directorio Nacional de Acuacultura de la Conapesca, sin
embargo, algunos de los más cercanos y con posibilidades de
distribuir al valle de Mexicali se localizan en La Paz, B.C. o
Puerto Peñasco, Sonora (véase cuadro 1 anexo).

Épocas y condiciones en las que podrán engordarse

Debido a que el camarón requiere temperatura superior a 23°C,


la época de engorda en el valle de Mexicali será desde abril hasta
de octubre. A continuación se presentan los parámetros ade-
cuados de calidad del agua para lograr con éxito el cultivo del
camarón blanco Litopenaeus vannamei (véase cuadro 2 anexo).

221
Cuadro 1 anexo. Laboratorios productores de poslarvas de camarón blanco Litopenaeus vannamei que

222
abastecen al valle de Mexicali.

Nombre de la empresa Estado Localidad Contacto


Acuacultura Mahr Baja California La Paz pinedagus@yahoo.com
SA de CV Sur
Acuacultores de la Paz SA Baja California La Paz Lagranja1@prodigy.net.mx
de CV Sur
Acuacultores de la Península Baja California La Paz acuapeninsula@prodigy.net.mx
SA de CV Sur
El Camarón Sureño SPR Baja California La Paz Granmar_bajasur@hotmail.com
de RI Sur
Organic Shrimp SA de CV Baja California La Paz pinedagus@yahoo.com.mx
Sur
Larvas Génesis, S.A. Sonora Ciudad Obregón larvasgenesissa@
de C.V. hotmail.com
Genitech, S.A. de Sonora Ciudad Obregón acuanom@cob.m
C.V. egared.net.mx

Fuente: Directorio Nacional de Acuacultura (2007) y PMEcBC (2009).


La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 2 anexo. Condiciones ideales para el cultivo de camarón


blanco.

Parámetro Intervalo ideal


Temperatura ( C)
o
23-30
Oxígeno disuelto (mg/L) 5-10
Dióxido de Carbono (mg/L) < 20
Salinidad (ppm) 5*-35
pH 8.1-9.0
Alcalinidad (mg/L CaCO3) 100-140
Transparencia (cm) 35-45
Amonio Total (mg/L) 0.1-1.0
Amoniaco no-ionizado (mg/L) <0.1
Sulfuro de Hidrógeno total (mg/L) <0.1
Sulfuro de Hidrógeno no ionizado (mg/L) <0.005
Nitritos (N-NO2, mg/L) <0.05
Nitratos (N-NO3, mg/L) 0.4-0.8
Nitrógeno total inorgánico Nitritos (mg/L) 0.5-2.0
Silicatos Nitritos (mg/L) 02-Abr
Fósforo reactivo (PO4, mg/L) 0.1-0.3
Clorofila a (microgramos) 50-75
Sólidos totales en suspensión (mg/L) 50-150
Potencial redox en el fondo (mV) 400-500

*Cuando se trabaje con agua salobre es importante que el ion Na esté presente
dentro de la salinidad registrada.

223
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Comercialización (mercado preferencial y presentación)

Uso principal del recurso: Alimentación humana.

Otros usos del recurso: Alimentación de peces de ornato.

Presentación del producto: Fresco, congelado (entero y sin cabe-


za). Hay muchas otras posibilidades que no se explotan en el
valle de Mexicali actualmente.

Volumen de producción: La producción registrada en Baja Ca-


lifornia por acuacultura para 2011 fue de 298 toneladas (Se-
pesca, 2012).

Precios del producto: Fluctúa a lo largo del año y entre años, lo


cual puede ser debido a la baja de capturas en el medio natural,
o a la presencia de virus en los principales países productores
de camarón, incluyendo México. Según el Sistema Nacional
de Información e Integración de Mercados (sniim, 2012), en
el mercado nacional en 2011, el precio promedio del camarón
chico con cabeza fue de $67 pesos/kilo; camarón chico sin ca-
beza fue de $75 pesos/kilo; camarón mediano con cabeza fue
de $92 pesos/kilo; camarón mediano sin cabeza fue de $107
pesos/kilo; camarón grande con cabeza fue de $127 pesos/kilo;
y camarón grande sin cabeza fue de $125 pesos/kilo.

224
Cuadro 3 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo de L. vannamei.

Características Ventajas Desventajas


Tasa de crecimiento Alcanza tallas comercializables Su tasa de crecimiento se reduce
chicas en 3 meses, medianas o al alcanzar los 20 g, haciendo más
grandes en 6 dependiendo de la lenta la producción de camarón
densidad de siembra. más grande.
Densidad de siembra Es más fácil de cultivar que otras Muy altas densidades de siembra
especies en muy altas densidades requieren de alto control en
(típicamente 60-400/m2). las prácticas de manejo de
los estanques/tanques y son
estrategias de alto riesgo.
Tolerancia a la salinidad Tolera un amplio rango de Ninguna.
salinidades (0.5-40 ppm) y es posible
realizar cultivos tierra adentro.
Tolerancia a la temperatura Tolerante bajas temperaturas Ninguna.
(<15 °C) permitiendo su cultivo en
estaciones frías.
Requerimientos de proteína en Requiere alimento bajo en proteína Ninguna.
la dieta (20-35 %) resultando en una
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

reducción en los costos de operación


y manejo en sistemas heterotróficos
cerrados. Tasa de conversión

225
alimentaria (TCA) de 1.2.
226
Cuadro 3 (continuación).

Características Ventajas Desventajas


Resistencia a enfermedades Aunque es susceptible a WSSV, Es altamente susceptible y
Asia no está teniendo problemas portador de virus (TSV, WSSV,
actualmente con este virus. YHV, IHHNV y LOVV) y bacterias.
Facilidad de crianza y de Disponibilidad de reproductores Los animales SPF a veces tienen
domesticación capturados en estanques; capacidad alta mortalidad en medio ambiente
de conducir la domesticación y con abundantes patógenos.
trabajo genético de selección: hay
líneas SPF y SPR disponibles.
Estadios larvales Altas tasas de sobrevivencia en la Ninguna.
producción de crías.
Características pos-cosecha Si enhiela rápidamente se evita la Ninguna.
melanosis (o presencia de manchas
negras).
Comercialización El camarón blanco es generalmente Ninguna.
preferido en el mercado de los
Estados Unidos sobre el camarón
tigre debido al sabor. La producción
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de carne es alta en L. vannamei


(66-68%).
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

La presentación en el mercado del camarón es muy fluctuante,


ya que durante el mes de julio las importaciones de camarón
con cascara sin cabeza y camarón pelado, incluyendo los pro-
ductos de fácil pelado se incrementan. Las importaciones de
camarón cocido descendieron drásticamente en julio. Tradi-
cionalmente, las importaciones de este producto comienzan a
repuntar en junio-julio, teniendo su tope en octubre debido a
las compras de temporada navideña (Barry, 2012).
Lo importante en la comercialización es hacer una revisión
constante de los precios del camarón hacia los Estados Unidos
y cosechar el producto de acuerdo con el precio de camarón por
tallas y comercializarlo de acuerdo con la presentación donde
mejor precios se tenga.

Bibliografía

Barry, Urner. (2013). Reporte del Mercado de Camarón. 2 de


abril del 2013. Panorama Acícola Magazine. En línea: http://
www.panoramaacuicola.com/urner_barry/2013/04/02/
reporte_del_mercado_de_camaron.html CICTUS. 1986.
El cultivo de camarón azul (Penaeus stylirostris Stimpson).
Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la
Universidad de Sonora. Hermosillo Sonora. 126 pp.
Conapesca. (2007). Directorio Nacional de Acuacultura. Coor-
porativo Desarrollo Económico SA de CV. México, DF.
184 pp.

227
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

fao. (2013). Organización de las Naciones Unidas para la Ali-


mentación y la Agricultura. Departamento de
Pesca y Acuicultura. En línea: http://www.fao.org/fishery/es
Infofish. (2012). Puchong, Selangor. En línea: http://www.in-
fofish.org/
Juárez, L.M., Moss S.M & Figueras, E. (2010). Maturation and
larval rearing of the Pacific white shrimp, Penaeus vanna-
mei. In: The srimp book (Alday-Sanz, V. Ed.). Nottingham
University Press. p. 305-352.
Lindner, M.J. & Cook, H.L. (1970). Synopsis of biological
data on the white shrimps Penaeus setiferus (Linnaeus,
1767). Proceedings of the World Scientific Conference on
the Biology and Culture of Shrimps and Prawns, Mexico.
FAO Fish. Rep., 57(4):1439–69
ncbi. (2009). National Center for Biotechnology Information,
October, 2009 ed. U.S. National Library of Medicine, US.
Pmecbc. (2009). Programa Maestro Estatal para el cultivo de ca-
marón en Baja California. Desarrollo Solidario Sustentable.
Mexicali, Baja California. 132 pp.
Sackton, J. (2012). Seafood News com. Lexington, MA. En
línea: http://www.shrimpnews.com/index.html
Sepesca. (2012). Reporte de producción acuícola y pesquera de
Baja California. Enero-diciembre de 2011. Sistema Nacio-
nal de Información para el Desarrollo Rural Sustentable.
Oficina Estatal de Información para el Desarrollo Rural
Sustentable. Pesca y Acuacultura Baja California. Publica-
do el 20 de Abril 2012. 8 pp.

228
BAgRE

nombre común: Bagre de canal


Ictalurus punctatus
(Rafinesque, 1818)
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Comercial
Disposición de alimento: Comercial
Mercado: Local, regional, nacional,
internacional

229
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Datos específicos sobre las características de la especie

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares; eu-


karyota; opisthokonta; metazoos; eumetazoa; bilateria; deuteros-
tomia; chordata; craniata; vertebrata; gnathostomata; teleostomi;
euteleostomi; actinopterygii; actinopteri; neopterygii; teleósteos;
elopocephala; clupeocephala; otocephala; ostariophysi; otofisios;
siluriphysi; siluriformes; ictaluridae; ictalurus.

Origen: Especie nativa de México y estados cercanos al golfo


de México, y también de estados aledaños al Rio Mississipi en
Estados Unidos.

Distribución geográfica: Esta especie se ha introducido en di-


ferentes regiones de Estados Unidos y del mundo. Se han en-
contrado ejemplares en los canales del valle de Mexicali y se ha
cultivado anteriormente en la zona.

Hábitat: El bagre de canal tiene una gran adaptabilidad, pu-


diéndose encontrar preferentemente en ríos de agua clara, pero
igualmente se adapta a lagos y canales de climas subtropicales.
Este pez suele tener mayor actividad durante la noche, por lo que
durante el día utiliza escondites protegidos con troncos y rocas.

Hábitos alimenticios: Poseen la capacidad de alimentarse de va-


rios recursos a la vez, en su medio natural se alimentan en los
fondos de los cuerpos de agua. Su dieta en el medio natural
incluye insectos bentónicos, cangrejos, moluscos, crustáceos,
plantas y otros peces. En el medio natural puede tardar de dos
a cuatro años para alcanzar medio kilo, su crecimiento varía

230
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

según la disponibilidad de alimento y la temperatura del agua.


Organismos mayores a los 50 cm se alimentan exclusivamente
de peces.

Descripción: Se tienen registros que el bagre de canal I. puncta-


tus, puede llegar a medir 132 cm y pesar 26.3 kg. Tiene un
cuerpo cilíndrico, sin escamas, con puntos a los costados, colo-
ración azul-olivácea y vientre blanco. Cuenta con ocho barbi-
llas en la cabeza; dos frente a los ojos, cuatro debajo la boca y
dos en los extremos bucales superiores. Tienen aletas adiposas,
la caudal está bifurcada y la anal curva.

Reproducción: El bagre madura sexualmente entre los dos y tres


años de edad, presenta dimorfismo sexual en el poro urogeni-
tal y realiza fecundación externa. Desova entre los meses de
abril-julio, con temperaturas de 25.5-26.6 °C (véase cuadro 4
anexo). En su medio natural el macho excava y custodia el te-
rreno arenoso en donde la hembra colocará sus huevos, una vez
fertilizados por el macho el periodo de incubación es de 5-10
días, con un desarrollo larval de 5 a 16 días. Cada hembra pue-
de poner de 6 000 a 8 000 huevos por cada kilo que pese. La
edad máxima reportada es de 24 años.
Un aspecto clave para la reproducción es la temperatura, ya
que eventos cálidos inducen el desove, mientras que tempera-
turas frías (en invierno) son necesarias para lograr la gameto-
génesis. El bagre crece de manera rápida si el estado de salud y
las condiciones medioambientales son las adecuadas, este pez
tiene la capacidad de adaptarse fácilmente a condiciones sub-
óptimas, sin embargo, su crecimiento disminuye.

231
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 4 anexo. Características reproductivas del bagre de canal.

Parámetros Características reproductivas


Peso adulto 1.5 – 4.5 kg
Madurez sexual >2-3 años machos, >2 años
hembras
Número de desoves 1 vez/año
Temperatura de desoves 25.5- 26.6 °C
Número de huevos/hembra/ 6000-8000 por kilo de peso
desove
Vida útil de reproductores 2-12 años
Tipo de incubación Externo, en nido
Tiempo de incubación 5-10 días
Proporción de siembra entre 1:1 – 1:4
hembras y machos
Densidad de siembra de <1,344 kg/ha
reproductores
Ración alimenticia reproductores 1.3 % de su peso corporal
diariamente
Tiempo de cultivo 8-10 meses: 500 g

La puesta se produce de forma natural cuando la temperatu-


ra del agua está entre 22 y 30 °C, excepto en los reproductores
jóvenes (2 años) en los cuales debe ser inducida mediante un
tratamiento hormonal con gonadotropina coriónica humana
(1 000 – 1 600 UI/kg). Es necesario que los peces hayan pasado
por un proceso invernal con temperaturas frías (15 °C) por más
de un mes, esto estimula la gametogénesis. Inicialmente los pe-
ces que serán destinados a reproductores deberán colocarse a
una densidad de 672-896 kg/ha para tener una ganancia de
50% de peso por año.

232
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Se practican dos técnicas de puesta: en estanque y cercado.


Para la puesta en estanque se colocan en el fondo refugios de
madera de 40. Durante la reproducción sexual, macho y hem-
bra forman una pareja y habitan el refugio en donde ponen
y fertilizan los huevos. Estos forman una masa esponjosa que
reposa en el fondo. Cuando la puesta ha terminado, el macho
repele a la hembra fuera del refugio y él permanece encima de
los huevos agitando sus aletas pelvianas para asegurar una bue-
na oxigenación. La duración de la incubación varia de cinco
(30 °C) a diez (22 °C) días.
Para controlar mejor la puesta, las cestas de anidación deben
ser colocadas en cercos (cada pareja en un cerco o área de repro-
ducción aislada dentro del mismo estanque). Los refugios de-
ben ser inspeccionados y los huevos fertilizados, trasladados a
incubadoras separadas. Por lo que respecta al método de puesta
en cercado, consta de cercos de 2 x 3m en el estanque, cada cer-
co debe estar equipado con un refugio que recibirá un macho
y una hembra. La puesta y la incubación se realizan como se
describió previamente.
Las ventajas de la operación en cercado son las siguientes:
• Selección del macho y hembra específicos.
• Control del momento de la puesta separando a la pareja.
• Protección de la pareja de otros reproductores como even-
tuales intrusos.
La cantidad de ovas que produce una hembra depende de su
edad; hembras jóvenes pueden producir más de 8 000 huevos/
kg, mientras que hembras más maduras pueden producir hasta
5 000 huevos/kg. Los huevos pueden ser tratados con verde
malaquita al 2% para prevenir enfermedades e incubados en
canaletas durante siete días.

233
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Obtención de alevines: Los huevos del bagre eclosionarán en


5-7 días, esto dependerá de la temperatura. Cuando los huevos
están por eclosionar su coloración se torna cada vez más roji-
za, una vez eclosionados, los alevines de 4-5 días empezarán a
nadar de arriba a abajo, lo cual indica que ya están en busca
de alimento. Se puede utilizar alimento comercial de 52 % de
proteína, hasta obtener una talla de 2.5 - 4 cm y 1 g de peso
(tardan unos 15 días). A este alimento se le conoce como ali-
mento de iniciación, es importante suministrarlo para que el
alevín empiece a adaptarse al alimento formulado. El alevín se
termina su saco vitelino a los 45 días después de la eclosión.
De las canaletas son transferidos a estanques de cría de 1 000
m hasta que alcancen la talla de 10-12 cm y un peso de 30-40
2

gramos en 2-2.5 meses. A su vez estos organismos son transferi-


dos a jaulas de 4x4x2.5m2 donde pueden ser engordados hasta
alcanzar 30 cm de longitud y un peso de 200-350 g a los 4 a 8
meses a partir del nacimiento.
Es importante que los estanques de producción se encuen-
tren bien fertilizados antes de transferir los peces, por lo menos
de 2 a 3 semanas previas, para generar productividad y alimen-
to vivo que ayude a mantener a los alevines siempre con ali-
mento. Generalmente en esta etapa se recomienda administrar
alimento formulado correspondiente a 4 o 5% de la biomasa
con un porcentaje de proteína de 45 %; se deberá dividir la
ración y suministrar 10 veces al día. El consumo de alimento se
reducirá en temporada de frío.
Una vez que los peces tengan un tamaño de 10 a 15 cm, el
alimento será de 32 % de proteína y se alimentará con 3-5%
de la biomasa repartida en dos raciones diarias. La talla de co-
secha se alcanza a los 50 cm de longitud y un peso de 750 g

234
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

en 18 meses de cultivo, peso que se alcanza después de que los


juveniles son redistribuidos en un mayor número de jaulas de
las mismas dimensiones.
Durante su engorda se requiere diferentes porcentajes de
proteína en los diferentes estadios. Cuando el pez pesa 0.02-
0.25 g requiere un porcentaje de proteína de 52 %, mientras
que un pez que pesa 20 g o más de 40 cm, requiere de alimento
con 32 % de proteína.
Los alevines trasladados a los estanques se irán desdoblando
en función de la talla para obtener la densidad correcta para
el crecimiento y se irán alimentando proporcionalmente (ver
tamaño de alimento por talla en El Pedregal, 2013 y Morris,
1993). Se debe procurar que la densidad de crías de bagres no
sea mayor de 2 500 kg organismos/ha.

Requerimientos de cultivo

Los cultivos intensivos se realizan en estanques rectangulares de


5 a 10 ha con profundidad de 1 a 3 m el método de engorde
comienza en primavera con una densidad de 3 000 – 6 000
peces/ha y se cosechan en otoño vaciando el estanque, con
una producción de 1800 kg /ha ó entre 1 680 – 5 600 kg/ha,
dependiendo de la sobrevivencia (entre 70-80% se considera
rentable). En cultivos extensivos se maneja un rendimiento de
1 a 2 ton/ha, es bajo, pero representa una fuente de ingresos
óptima cuando se maneja como policultivo. Se requiere de re-
cambio de agua al menos una vez cada dos semanas, esto debi-
do a la evaporación del agua y a la propagación de maleza, lo
ideal será tener un flujo de 168 litros/min/ha al día en sistema

235
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de engorda en estanques. Se cosechan con malla y tractores que


circulan sobre los diques obteniendo producciones de 15 000
peces/ha y 4 000-7 000 kg/ha. El periodo de cultivo tarda de
18 a 24 meses para llegar a talla comercial desde la producción
de huevos supervivencia de 75 %.
Los alevines de 5 pulgadas tardan de 50 a 200 días de engorda
para crecer 2-3 kg, en estanques sembrados con 10 000 a 15 000
peces/ha. Un pez de 680 gramos consume una ración de 1.3 %
de su peso corporal. Un juvenil de 10 g alcanza 500 g en seis
siete meses en una temperatura por encima de los 23 °C.
En los cultivos comerciales se pueden obtener alevines de 20
cm en sistema de cultivo en estanque con densidad de 25 000
peces/ha durante 120 días, trasladados en junio pueden alcan-
zar un peso medio de 50 g.
Los cultivos en jaulas se realizan en lagunas, si se requiere
producir bagres de 570 a 680 gramos en jaulas, deberá introdu-
cir juveniles de 20 cm con una densidad de 0.23 – 0.28 peces/
m3 durante 189 días. Con una tasa de alimentación de 1-3 %
sin sobrealimentar con más de 75 kg/ha. En cultivos en jaulas
sin aireación no se deberá pasar de 3 750 a 5 000 peces /ha.
El oxígeno es parte fundamental de cualquier cultivo, ya que
su carencia pone en riesgo la producción. Disminuye después
de la alimentación o cuando los peces son sometidos a flujos
fuertes en los que tengan que nadar. Depende de la biomasa
presente y, sobre todo, de la temperatura del agua (afecta su di-
solución). En cultivos en jaulas sin aireación no se deberá pasar
de 600 a 8 000 peces/ha. Es importante mantenerlo en 5 mg/l
con aireación adecuada, aunque el bagre pueda sobrevivir con
tan sólo 2 mg/l, sin embargo, los huevos expuestos a concen-
traciones de oxígeno de 2 a 3 mg/l pueden morir.

236
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Forma de adquisición de las larvas o alevines

Existen muchas empresas en México dedicadas a la venta de


alevines. Algunas de ellas son los centros acuícolas federales de
la Conapesca (Sagarpa, 2011) y en unidades de producción
acuícolas (UPA) particulares. La carta nacional acuícola 2012,
reporta que hay 13 estados que producen bagre en los centros
acuícolas La Rosa, Valle Guadiana e Ing. Jualián Adame, son
productores de bagre en operación.
En el sistema producto de bagre en Michoacán —uno de los
estados con mayor producción de bagre con un total de 19 gran-
jas acuicolas— registraron una producción 280 000 alevines; tan
sólo la granja Esperanza SPR de RL obtuvo una producción de
35 000 crías. En dicho estado existen tres empresas que están
empleando el mejoramiento genético (El Ciénega SPR de RL, El
miedo SPR de RL y El Chinela SPR de RL). Por otra parte en el
estado se ha implementado la certificación en materia de sanidad
e inocuidad. El costo de venta del bagre en Michoacán es de
$0.50 pesos por organismos con talla de 2.5 cm.

épocas y condiciones en las que podrán engordarse

Sus requerimientos específicos, en cuanto a parámetros físico-


químicos, se resumen en el siguiente cuadro.

Comercialización (mercado preferencial y


presentación)

Mercado: local, regional y nacional. Se cultiva en 14 estados


mayormente de manera extensiva y semi-intensiva en la repú-

237
Cuadro 5 anexo. Requerimientos para el cultivo de bagre

238
Parámetro Rangos y óptimos
Temperatura ideales Mínima: 10°C Ideal: 29.4°C Máxima: 32°C
Oxígeno disuelto Mínimo: 2 mg/l Ideal: 5-15 mg/l Máxima: 15 mg/l
Salinidad 0.5 – 3 ppm óptimo, tolera <0.1 – 8 ppm, 6-8 ppm deja de crecer 11-14ppm
pH 6.0- 9.0
Bióxido de carbono (CO2) < 20 mg/l, depende de la concentración de oxigeno
Dureza total 20-400 mg CaCO3/l muy tolerantes a aguas duras
Alcalinidad 0.1-0.2 mg/l
Amonio tóxico < 0.02 mg NH3 (ionizado) /l
Nitrito (NO2-N) 0 mg/l, depende de la concentración de cloro
Sulfuro de hidrógeno < 0.01 ppm
Flujo de agua 2-10 l/seg
Agua Libre de insecticidas, detergentes, cloro y coliformes totales y fecales
Infraestructura de cultivo Corrales y jaulas flotantes (en arroyos, ríos, presas, estanques), Raceway
(Estanques de concreto), Sistemas de recirculación, Estanques en tierra
Terreno (requerimiento mínimo) 0.4 – 2.0 ha, 4 – 8 ha para cultivo comercial
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Requerimiento mínimo de agua El porcentaje de recambios de agua varía del 5 al 20% según la etapa y
de buena calidad sistema de cultivo.
Densidad de siembra Sistema intensivo: 100- 130 peces/m3
Continuación (cuadro 5).

Parámetro Rangos y óptimos


Rendimientos < 1680 kg/ha Extensivo; 1680-5600 kg/Ha Intensivo
Peso organismo para siembra 1-5 g
Porcentaje de sobrevivencia Extensivo: 75-80%; Semi-intensivo e intensivo: 80-95%
Tiempo de cultivo 1 ciclo/año de 8-10 meses (promedio), ciclo completo 18 meses a 24
meses
Peso de cosecha 500 g
Alimentación Sistema extensivo: fertilizantes orgánicos (excretas de aves, cerdos o
vacunos) para favorecer la productividad primaria y uso de subproductos
agrícolas (arroz o trigo como complemento).
Sistema semi-intensivo e intensivo: uso de alimento peletizado o
extruido flotantes (de 30 a 35% de proteína dependiendo de la fase de
producción).
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

239
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

blica mexicana, los mayores productores de la república son


Michoacán, Guerrero y Tamaulipas.

Puntos de venta: Se comercializa a pie de granja, mercados y


restaurantes locales. En las grandes ciudades el producto sólo
alcanza a abastecer los requerimientos del mercado local.

Presentación del producto: Entero fresco eviscerado, entero con-


gelado eviscerado y en filete fresco o congelado.
Talla promedio de presentación: 500 g.

Volumen de producción: México en 2011 registró un volumen


de producción de 4, 434 toneladas de las cuales 31.73 % son
provenientes de acuacultura en sistemas controlados, de éstos
34.32 % proviene de acuacultura extensiva.
Precios del producto: Según el sistema de información agroali-
mentaria y pesquera (siap) el kilo de bagre tiene un precio que
va $23 a 32 pesos.
Costos de producción: $16 pesos/kg.

240
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ventajas y desventajas de la especie

Cuadro 6 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo de


bagre de canal.

Ventajas Desventajas
• Cualidades: adaptación al
cautiverio y a una amplia gama • Son especies con alto riesgo
de alimentos. ecológico (como especie
• Atributos importantes para invasora) donde se cultivan.
el mercado: carne blanca de • Otro riesgo potencial es que
buena calidad, buen sabor, poca son vector de enfermedades
espina, buena talla, producto con y parásitos exóticos para las
aceptación y precio accesible. especies locales.
• Fácilmente reproducibles en • Crecimiento relativo.
cautiverio.
• Adaptados al alimento
balanceado: crece rápidamente
con alimentos balanceados de
bajos contenidos de proteína
y tolera mayores niveles de
carbohidratos que muchas otras
especies carnívoras cultivadas.
También toleran alimentos con
mayor porcentaje de proteína
vegetal.
• Fácil cultivo de manera
extensiva.
• Relativamente resistente a baja
calidad de agua.
• Poseen alta tolerancia a
condiciones y factores extremos:
baja concentración de oxígeno,
de pH, manejo, transferencias,
cosechas, etcétera.

241
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

Excelente para acuacultura extensiva, principal productor de


bagre en el mundo es eua. Para mercado nacional lo más re-
comendable sería darle un valor agregado en presentaciones
(precocidos congelados, en tiras, en escabeche, en nuggets,
etcétera) destinadas a prepararse en horno de microondas)
con una marca propia y comercializarlo en las cadenas de au-
toconsumo.

Bibliografía

Barnabe, G. (1991). Acuicultura: cría de crustáceos, el cama-


rón de río Macrobrachium. Barcelona, España. Editorial
Omega. p. 453- 478.
Cardoza Martínez, G. F., Estrada-Rodríguez, J. L., Alonzo
Rojo, F., Mar-Tovar, C. L. & Gelwick, F. (2011). Espectro
trófico del bagre Ictalurus punctatus (Siluriformes: Ictaluri-
dae), en la presa Lázaro Cárdenas, Indé, Durango, México.
Hidrobiológica, 21(2): 210-216.
Compesca. (2013). Comisión de pesca del estado de Mi-
choacán. En línea:
http://codigo.michoacan.gob.mx/tramite.php?id=603&tr=
D o n a c i % C 3 % B 3 n % 2 0 y % 2 0 Ve n t a % 2 0 d e % 2 0
Cr%C3%ADas%20de%20Tilapia%20y%20Bagre.%20
Comité Sistema de Producto Bagre. (2012). Plan rector sistema
de producto bagre Michoacán, A.C. Sahuayo, Michoacán.
102 pp. En línea:

242
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

http://www.oeidrus-portal.gob.mx/oeidrus_mic/docs/Plan_
Rector_Bagre_2012.pdf
Conapesca (2011). Anuario estadístico de acuacultura y pesca.
En línea: http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/
anuario_estadistico_de_acuacultura_y_pesca_2011
Czinkota, M.R. Ronkainen, I.A. & Moffet, M. H. (2007). Ne-
gocios internacionales. 7ma ed. Thompson. 816 pp.
El Pedregal. (2013). Alimentos de alta calidad El Pedregal SA
de CV. Toluca, Edo. de México. En línea:
http://www.el-pedregal.com/pdf/tablabagre/alimentbagre.pdf
FAO, Food and Agriculture Organization of the United Na-
tions:
http://www.fao.org/fishery/culturedspecies/Ictalurus_puncta-
tus/es
Froese, R. & D. Pauly. Editors. (2011). FishBase. World Wide
Web electronic publication.
www.fishbase.org, versión En línea: http://www.fishbase.org/
summary/Ictalurus-punctatus.html
Kelly, A.M. (2004). Channel catfish broodfish management. srac
Publication. USDA, eua. 7 pp
https://srac.tamu.edu/index.cfm/event/getFactSheet/whi-
chfactsheet/152/
Lucas, J.S. & Southgate, P.C. (2003). Aquaculture; farming
aquatic animals and plants. Oxford, UK. Blackwell publis-
hing. 502 pp.
MSU. (2010). Commercial catfish production. Missisipi State
University. En línea:
http://msucares.com/aquaculture/catfish/production.html
Morris, J. E. (1993). Pond culture of channel catfish in the North
Central Region. lowa State University. 6 pp.

243
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

NCBI (2009). National Center for Biotechnology Information,


october 2009 ed. U.S. National Library of
Medicine, US.
Pillay T.V.R. & Kutty, N.M. (2003). Aquaculture: principles
and practice, 2nd Ed. Blackwell publisher. 624 pp.
Sagarpa (2011). Ubicación de Centros Acuícolas
http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/cona_ubica-
cion_de_centros_acuicolas
Sagarpa-Inapesca. (2012). Carta nacional acuícola. DOF 6
de junio de 2012. www.inapesca.gob.mx/portal/.../2011/
06062012%20SAGARPA.pdf
siap, Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera. En
línea: http://www.siap.gob.mx/index.php?option=com_co
ntent&view=article&id=33&Itemid=339
Tucker, C.S. & Robinson, D.H. (1990). Channel catfish far-
ming handbook. NY. eua. Chapman & Hall. 454 pp.
Tucker, C.S. & Hargreaves, J.A. (2004). Biology and culture of
channel catfish. Amsterdam, Holanda. Elsevier. 676 pp.

244
CARPA COMÚn

nombre común: Carpa común


Cyprinus carpio
(Linnaeus, 1758)
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Comercial
Disposición de alimento: Comercial
Mercado: Local, regional

245
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Datos específicos sobre las características


de las especies

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares;


eukaryota; opisthokonta; metazoos; eumetazoa; bilateria; deu-
terostomia; chordata; craniata; vertebrata; gnathostomata;
teleostomi; euteleostomi; actinopterygii; actinopteri; neoptery-
gii; teleósteos; elopocephala; clupeocephala; otocephala; osta-
riophysi; otofisios; cypriniphysi; cypriniformes; cyprinoidea;
cyprinidae; cyprinus.

Origen: Es la especie domesticada más antigua (1 200 después


de nuestra era), nativa de china.

Distribución geográfica: Actualmente esta especie se encuentra


presente en cultivos en toda Asia, en la mayor parte de Europa,
incluyendo Rusia, en menor escala en África y Latinoamérica.
En México es considerada una especie invasora nivel E, estable-
cida y con cultivos en casi todo el país (Conabio, 2010).

Hábitat: Ambientes lacustres y embalses.

Hábitos alimenticios: Es una especie detritívora que tiene régi-


men alimenticio bentófago.

Descripción: De cuerpo ovoide, arqueado dorsalmente cubierto


por escamas cicliodes grandes. Se presenta una variedad de co-
lores que van del café verdoso, amarillo, gris verdoso a oscuro.
Vientre amarillento, nariz obtusa, boca estrecha con dos barbi-
llas. Puede medir 1.3 m y pesar hasta 20 kg.

246
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 7 anexo. Características reproductivas de la carpa común.

Parámetros Características reproductivas


Madurez sexual Hembras de 18 meses, Machos
de 6 – 12 meses En lugares
subtropicales y tropicales.
Número de desoves 1 vez por año,
Temperatura de desoves 18.0 -22.0°C
Número de huevos/hembra/ 50,00 – 150,000 por kilo de hembra
desove
Tipo de incubación Externo
Tiempo de incubación 2 – 3 días (23-27 °C)
Proporción de siembra entre 3:2
hembras y machos
Densidad de siembra de 0.16 – 0.6 org/m2
reproductores
Ración alimenticia 1.5 al 19 % según la temperatura y
reproductores tamaño de pez
Tiempo de cultivo 12 meses en sistema extensivo
6-10 meses en sistema semi-
intensivo

Ciclo de vida: La maduración de las carpas se presenta en distin-


to tiempo entre machos y hembras, los machos dentro del ran-
go de 6 a 12 meses, mientras que las hembras maduran entre
los 18 meses y tres años. La carpa presenta dimorfismo sexual
por su poro genital, la cual en la hembra es cónica y enrojecida.
Presenta fecundación externa.
La reproducción natural ocurre en los meses calurosos del
año, generalmente las carpas prefieren lugares de desove en
donde tengan resguardo, la hembra desova y el macho los fer-

247
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tiliza. Las ovas al estar en contacto con el agua se aglomeran,


forman una masa pegajosa con la que en su medio natural se
adhieren a las plantas acuáticas, cuando eclosionen será un lu-
gar idóneo para encontrar alimento.

Requerimientos de cultivo

Para la reproducción es necesario que los adultos maduros sexual-


mente se coloquen en estanques especiales tipo Dubish, ya que
las carpas no desovarán si hay otros peces. Algunas hembras pue-
den desovar sin estímulo alguno e incluso sin que haya machos
presentes, desovan sólo una vez, aunque en ocasiones pueden
llegar a ser dos por temporada, generalmente lo hacen después de
que son colocadas en los tanques de reproducción, se recomien-
da que los tanques tengan un tamaño de  25 – 30 m2.
Cada hembra puede contener de 50 000 a 150 000 huevos
por cada kilo que pese. La carpa requiere durante invierno agua
fría para el desarrollo óptimo del óvulo.
En el caso de empresas que se dediquen a la reproducción de
carpas, para la obtención de larvas, alevines o juveniles, es ne-
cesaria la predicción y reproducción efectiva de los ejemplares
en tiempo. Existen tres métodos para la inducción al desove:
• Reproducción natural: esperar épocas de desove (primave-
ra) para obtener crías
• Inducción al desove por tratamiento hormonal: se utili-
za gonadotropina coriónica humana (hgc) u hormona lutei-
nizante (lhrha), suministradas a la hembra: 10-50 µg/kg de
lhrha o 250 – 2 000 IU/kg de hcg.
• Inducción al desove: Manejo artificial del fotoperiodo, la
temperatura, y uso de hormonas. Consiste en la utilización de

248
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

un cambio gradual de temperatura (de 10 a 20 °C) con un


fotoperiodo de 12-14 horas de luz, y la implementación de un
tratamiento hormonal en hembras.
En la mayoría de carpas los huevos tienen cierta capacidad
de flotación. En el caso de la carpa común los huevos crean
una masa gelatinosa, una vez producido el desove, los huevos
se incuban de 2-3 días a una temperatura entre 23-27°C en
un jarras tipo Zoug con un diámetro de entre 13 a 60 cm o
bien en tanques de 3-4 m de diámetro con 1 m de profun-
didad, con un flujo de 0.2 de 0.2-0.3 m/s y una densidad de
700 000 – 800 000 huevos/m3. La fertilización de los huevos
en el laboratorio tiene un periodo de 72-96 horas.
Después de la eclosión, las larvas no se alimentaran sino hasta
el tercer día, puesto que el saco vitelino les proveerá de energía.
Las larvas tendrán un comportamiento vertical, nadarán de arriba
abajo, a diferencia de adultos con movimiento horizontal, lo cual
indica que se preparan para la ingesta de alimento particulado.
El cultivo larval de la carpa consta de dos fases:
• Cría de poslarva a alevín: por lo general se  lleva a cabo
en estanques de cría o en hapas (cajas de malla fina) suspendidas
en estanques o canales.
• Cría de alevín a juvenil: más efectivamente realizado en
estanques de cría bien fertilizados.
Las larvas se mantienen a una densidad de 1.5 x 106 larvas/
ha, posteriormente las poslarvas son herbívoras voraces, por lo
que se debe mantener bien fertilizado el estanque o suministrar
alimento peletizado molido (véase tamaño de alimento por ta-
lla en El Pedregal, 2013).
Generalmente son considerados juveniles a partir de 15-20 g
(>10-12 cm) una vez que estos peces lleguen a los 100 g (6-12

249
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

meses de edad) se deberán desdoblar los cultivos a estanques


mayores de 1 ha a densidad de 5 000 peces/ha.
Para la engorda, los cultivos de carpa se pueden realizar de la
siguiente manera:
• Sistemas semi-intensivos
• Policultivos
• Bicultivos (con arroz)
• En estanques de tierra, raramente en jaulas y raceway.

Forma de adquisición de las larvas o alevines

Existen empresas privadas dedicadas a la venta de alevines. Tam-


bién se pueden adquirir alevines en centros acuícolas federales
del país en los estados de Aguascalientes, Coahuila, Durango,
Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala. Tan sólo La Rosa, en Coahui-
la, tiene una producción promedio de 1 400 837 crías/año.

Épocas y condiciones en las que podrán engordarse

Sus requerimientos específicos, en cuanto a parámetros físico-


químicos se resumen en el siguiente cuadro.

250
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 8 anexo. Requerimientos para el cultivo de carpa común.

Parámetro Rangos y óptimos


Temperatura ideales Mínima: 8.4°C Ideal: 18-28°C
Máxima: 39.7°C
Oxígeno disuelto Mínimo: 2 mg/l Ideal: >2 - 6 mg/l
Máxima: 15 mg/l
Salinidad 0 - 11.5 psu
pH 7.0 -8.0
Dureza total 20-400 mg CaCO3/l muy tolerantes
a aguas duras
Alcalinidad 20 – 200 mg/l
Amonio tóxico < 0.03 mg NH3 (ionizado) /l
Transparencia/turbidez 30 - 45 cm
Flujo de agua 120 a 130 l/min/Ha cada 15 a 30
días
Agua libre de insecticidas, detergentes,
cloro y coliformes totales y fecales
Infraestructura de cultivo Sistemas de recirculación, estanques
en tierra para engorda, para cría de
alevines se utilizan jarras tipo Zoug,
tanques de concreto y geomembrana
y tanques dubish para reproducción.
Terreno (requerimiento 0.2 – 2.5 ha
mínimo)
Requerimiento mínimo de El porcentaje de recambios de agua
agua de buena calidad varía del 5 al 20 % según la etapa y
sistema de cultivo
Densidad de siembra Larvas 1.5 x 10 6 larvas/ha y
Alevín 15 – 420 org/m2
Engorda 1-8 org/m2 y
Reproductor 0.16-0.6 org/m2
Rendimientos 1,730-14 830 kg/ha/año
Peso organismo para siembra 2-5 gr

251
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 8 anexo. (continuación).

Porcentaje de sobrevivencia 75-80%


Tiempo de cultivo Un ciclo por año con una duración de
6 a 10 meses
Peso de cosecha 300-500 g, 250-300 g
Alimentación Sistema extensivo: fertilizantes
orgánicos para favorecer la
productividad primaria y uso de
subproductos agrícolas (arroz o trigo
como complemento).
Sistema semi-intensivo e intensivo:
uso de alimento peletizado (25 al
38%, de proteína del dependiendo
de la fase de producción.

Comercialización (mercado preferencial y


presentación)

Mercado: Local, regional y nacional.

Puntos de venta: Se comercializa a pie de granja, mercados y


restaurantes locales. En grandes ciudades el producto alcanza a
abastecer los requerimientos del mercado local.

Presentación del producto: Entera fresca eviscerada y en filete


fresco.

Talla promedio de presentación: 300-500 g.

Volumen de producción: Los principales estados con producción


de carpas son el estado de México, Hidalgo, Jalisco y Tamauli-

252
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pas. El total de producción en la república es de 30 241 Ton de


las cuales 6 976 ton provienen del estado de México.

Precios del producto: Según el sistema de información agroali-


mentaria y pesquera siap el kilo de carpa tiene un precio que
va $13 a $18 pesos.

Costos de producción: 20 – 25 % de ganancia.

Ventajas y desventajas de la especie

Cuadro 9 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo de la


carpa común.

Ventajas Desventajas
• Cualidades: comportamiento no agresivo, puede • Precio en el
cultivarse con otras especies (animales y plantas) mercado deja
• Atributos importantes para el mercado: precio poco margen
accesible. de ganancia.
• Fácilmente reproducibles en cautiverio.
• Adaptados al alimento balanceado: crece
rápidamente con alimentos de bajos contenidos
de proteína y tolera mayores niveles de
carbohidratos que muchas especies carnívoras
cultivadas. También toleran alimentos con mayor
porcentaje de proteína vegetal.
• Fácil cultivo de manera extensiva.
• Relativamente resistente a baja calidad de agua y
enfermedades.
• Poseen alta tolerancia a condiciones y factores
extremos: baja concentración de oxígeno, de pH,
manejo, transferencias, cosechas, etcétera.
Especie considerada en México como
establecida.

253
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

Esta especie es ideal para cultivo en zonas marginadas debido a


su fácil manejo técnico. Su precio en el mercado es bajo, por lo
que se vería beneficiada la población al consumir este producto.
Producción de autoconsumo o consumo local preferentemente.
Es recomendable cultivar esta especie con otras como langosti-
no malayo en policultivo con el fin de aprovechar el agua y además
porque esta especie es muy adaptable a condiciones de manejo, se
usa como control biológico de malezas y plantas acuáticas.
Es necesario para este pez realizar un proceso de depuración
en los tanques antes de la cosecha del producto, con el fin de
eliminar el sabor a lodo que puede presentar esta especie. Con
este tratamiento su sabor mejora sustancialmente.
La carpa se puede vender en filete sin espinas con un valor
agregado como empanizado o especiado en paquetes congelados

Bibliografía

Chatterjee, N., Pal, A.K., Manush, S.M., Das T. & Mukherjee,


S.C. (2004). Thermal tolerance and oxygen consumption
of Labeo rohita and Cyprinus carpio early fingerlings ac-
climated to three different temperatures. Journal of Thermal
Biology, 29:265–270.
Conabio. (2010). Comisión Nacional para el Conocimiento y
Uso de la Biodiversidad
El Pedregal. (2013). Alimentos de alta calidad El Pedregal SA
de CV. Toluca, Edo de Mex. En línea:

254
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

http://www.el-pedregal.com/pdf/alimentciprinidos/alimentci-
prinidos.pdf
Lucas, J.S. & Southgate, P.C. (2003). Aquaculture; farming
aquatic animals and plants. Oxford, UK. Blackwell publis-
hing. 502 pp.
ncbi. (2009). National Center for Biotechnology Information,
october, 2009 ed. U.S. National Library of
Medicine, US.
Pillay, T.V.R. & Kutty, N.M. (2003). Aquaculture; principles and
practice. 2nd Oxford, UK. Ed. Blackwell publisher. 624 pp.
Piotr Hliwa, Piotr Gomułka, Maciej Kwiatkowski, Sławomir
Krejszeff, Jacek Perkowski, Dariusz Kucharczyk & Katar-
zyna Targońska. (2008). Reproductive parameters of com-
mon carp (Cyprinus carpio L) spawners during natural
season and out-of-season spawning. Society for Biology of
Reproduction, 8(3):285
Sagarpa. (2011). Ubicación de Centros Acuícolas
http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/cona_ubica-
cion_de_centros_acuicolas
siap. Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera. En
línea: http://www.siap.gob.mx/index.php?option=com_co
ntent&view=article&id=33&Itemid=339
Woynarovich, E. & L. Horváth. (1981). Propagación artifi-
cial de peces de aguas templadas: manual para extensionistas.
FAO, Doc.Téc.Pesca, (201) : 187 p.
http://www.fao.org/docrep/005/AC908S/AC908S10.htm

255
LAngOSTInO MALAYO

nombre común: Langostino malayo


Macrobrachium rosenbergii
(De Man, 1879)
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Comercial
Disposición de alimento: Comercial
Mercado: Local, regional, nacional,
internacional

256
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Datos específicos sobre las características de las especie

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares; eu-


karyota; opisthokonta; metazoos; eumetazoa; bilateria; protos-
tomia; ecdysozoa; panarthropoda; artrópodos; mandibulata;
pancrustacea; crustáceos; malacostraca; eumalacostraca; eucari-
da; decapoda; pleocyemata; caridea; palaemonoidea; palaemo-
nidae; macrobrachium.

Origen: Sur y sudoeste de Asia, norte de Oceanía, islas al oeste


de Pacífico.

Distribución geográfica: Introducida en México (Veracruz, Tabasco,


Guerrero, Campeche, Nayarit, Colima, Tamaulipas, Michoacán,
San Luis Potosí, Chiapas, Hidalgo, México, Morelos, Oaxaca, Pue-
bla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Yucatán) otros países.

Hábitat: Vive en aguas tropicales dulces con influencia de áreas


con agua salobre, donde desarrolla su fase larvaria. General-
mente prefiere aguas claras, aunque podemos encontrarla en
aguas turbias.

Hábitos alimenticios: Larvas son planctófagas, los juveniles y


adultos son omnívoros, los estudios de nutrición señalan que
los requerimientos proteicos son bajos y que pueden utilizar
perfectamente proteína vegetal. En alimento artificial o peleti-
zado se requiere que contenga esteroles y ácidos grasos insatu-
rados de cadena larga debido a su deficiencia en sintetizarlos.

257
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Descripción: Cuerpo alargado color variado de gris a azul. Su


cuerpo consta de tórax y cefalotórax (el cual equivale a la mitad
de su cuerpo), los machos tienen pinzas muy desarrolladas.

Ciclo de vida: Generalmente los individuos de alto crecimien-


to pueden madurar a los 5-6 meses. Su reproducción consta en
que el macho deposita el esperma en la zona ventral del cefalo-
tórax de la hembra (cerca del orificio genital) cuando ésta acaba
de mudar, de tal manera que se fertilicen los óvulos cuando son
liberados por el oviducto.
Los huevos son transportados por la hembra en una cáma-
ra incubadora en sus pleuras abdominales desde 15 a 21 días.
En el medio natural, las hembras descienden hasta el límite de
las aguas salobres de los estuarios y marismas costeras donde
eclosionan las larvas. La fecundidad es de 500-600 huevos por
gramo de hembra joven (de entre 8 a 10 gr), mientras que se
reduce a 300 – 400 huevos en hembras de 60 gr.
Para la eclosión de larvas requiere de agua salobre, cuando el
huevo está madurando en la cámara incubadora, la tonalidad de
los huevos va cambiando según el estado de desarrollo, en un
principio cuenta con una tonalidad amarilla y posteriormente
marrón y gris, el cual indica una inminente eclosión. En sistemas
de producción, las hembras que contengan huevos en su abdo-
men son capturadas y se colocan en estanques cuya salinidad sea
de 6-7 ppm. La eclosión tiene lugar tres a cuatro días después.
Después de eclosionar, la larva pasa por once estadios hasta
la etapa crítica de metamorfosis. Las larvas se consideran planc-
tónicas ya que suelen nadar en la columna de agua salobre,
son omnívoras. En ausencia de alimento vivo son capaces de
alimentarse de partículas suspendidas. Asimilan proteínas vege-

258
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tales perfectamente, mientras que los juveniles (10 – 15 mm y


de 8 a 14 mg) son bentónicos y remontan al agua dulce.

Cuadro 10 anexo. Características reproductivas del langostino


malayo.

Parámetros Características reproductivas


Peso 8 – 10 g jóvenes y 60 g hembras
grandes
Madurez sexual 5-6 meses
Número de desoves 2 al año mínimo
Temperatura del desove Desde 22 ° pero ideal a 27 – 32 °C
Número de huevos/hembra/ 500 – 600 por gramo de peso
desove
Vida útil de reproductores 2 años
Tipo de incubación Cámara de incubación abdominal
Tiempo de incubación 15 a 21 días
Proporción de siembra
hembras:machos 10:2-3
Densidad de siembra de 1.13- 1.4 org/l (adulto de 17 gr)
reproductores
Ración alimenticia 20, 8 y 4 % de su biomasa, de inicio a
reproductores fin de cultivo
Tiempo de cultivo 5 - 12 meses se logran tallas de 30-50 gr

Comportamiento: En general el langostino es activo cuando la


luz está atenuada. Durante el día permanece semienterrado
o en un resguardo. Es notable la dispersión de tallas en estos
organismos y depende de la capacidad de alimentación y de
la fuerza y agresividad de los individuos. Los machos son los
que suelen ser agresivos, sobre todo a partir de la pubertad.
Los machos grandes incomodan a los pequeños machos que

259
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

se encuentren cerca de sus pinzas, puesto que de esta forma


delimitan una zona que materializa por la excavación donde
las hembras se refugiarán durante el periodo de muda. Si la
hembra no cuenta con protección en la muda, será atacada pu-
diéndole ocasionar la muerte.

Requerimientos de cultivo

Anteriormente los cultivos de langostino consistían en capturar


juveniles del medio natural y engordarlos hasta talla comercial.
Esta técnica depende en gran medida de los stocks en el medio
natural, por lo que al realizar investigaciones de reproducción
y crianza larvaria se pudo hacer que se desarrollara el cultivo de
esta especia a una escala mayor de una forma estandarizada y
planificada. El desarrollo larvario requiere de cuidados y mé-
todos de laboratorio, ya que estos organismos cambian de un
ambiente salobre a dulceacuícola.
Para la producción de larvas, las hembras con carga se colo-
can en un tanque de reproducción, una vez que los huevos es-
tán maduros (gris), las hembras se aclimatarán a una salinidad
de 6 a 7 ppm. La eclosión será dentro de los próximos 3 a 4
días. Las larvas se recuperan mediante la utilización del sifón y
luz, ya que tienen fototactismo positivo.
La técnica más antigua para la cría de larvas es considerada de
agua verde (semi-intensivo), la cual consiste en agua enriquecida
con fitoplancton que se renueva cada 24 a 48 horas, con una baja
densidad de siembra que va de 20 a 40 larvas/l, generalmente se
realiza en estanques de hormigón de 10 a 20 m3.
Otra técnica es la de agua clara (intensivo) el cual consta
de agua con aireación, elevada densidad de organismos (100 a

260
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

400 larvas/L), calentadores, sistema de recirculación en tanques


cilíndricos-cónicos de 1 a 5 m3 con paredes oscuras.
Generalmente los cultivos larvarios se realizan en tanques de
1 a 10 m3, para minimizar consumo de agua, algunas granjas
utilizan tanques de 1 a 3 m3, con un recambio de 20 a 30% los
primeros 7 días, posteriormente se realizan recambios de 40 a
50% cada 2 a 3 días.
La alimentación de larvas no ocurre hasta el periodo de
larvas, ya que durante los primeros 4 días posteriores a la de
eclosión, utilizan sus reservas energéticas. Entre los primeros
5 a 7 días su alimentación consta principalmente de nauplio
de Artemia, con una concentración que varía de 5-50 nau-
plios/larva/día. (Para la obtención de nauplios de Artemia,
es importante destacar que se requiere de 2-5 gr de quistes
por litro, en agua de mar a 35-40 ppm saturada de oxígeno a
>5 mg/L min y 25 °C. Luz y aireación constante durante 24
horas. Será necesario desencapsular con hipoclorito de cloro.
Esa cantidad de quistes tendrá un rendimiento de aproxima-
damente 500 000 nauplios de Artemia dependiendo la cali-
dad y el porcentaje de eclosión. En un tiempo de diez meses
los machos pueden llegar a pesar de entre 60 a 80 e incluso
centenas de gramos, mientras que las hembras alcanzan un
peso de 35 a 40 g.

Enfermedades reportadas: Son portadores de diversos patógenos


virales y bacterianos que afectan otros cultivos de peces y ca-
marón: Leucothrix sp., Moraxella sp., Flavobacterium sp., Lage-
nidium sp., Fusarium sp., Saprolegnia sp., Epistylis sp., Vorticella
sp., Zoothamnium sp., Acineta sp. Y Probopyrus spp. Particular-
mente importante es la enfermedad de la cola blanca (WTD)
producida por un Nordavirus MrNv.

261
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Los agentes certificables para el langostino malayo son: Ae-


romonas sp., Vibrio sp.

Forma de adquisición de las larvas o alevines

En México, las crías son producidas en el centros acuícolas fe-


derales de la Conapesca, localizados en Veracruz (El Carrizal)
(Sagarpa, 2011). También hay empresas dedicadas a la venta de
poslarva en unidades de producción acuícolas (upa) particulares.
Los estados con mayor producción de langostino son Vera-
cruz, Tabasco, Guerrero y Campeche. En México los cultivos
se realizan en agua verde y agua clara (monocultivo) y en su
mayoría policultivo, de 60 a 70%.
El rendimiento del cultivo en México va de 0.7 a 1.5 ton/
ha/año, lo que comparado con los rendimientos de otros paí-
ses nuestros sistema de cultivo se encuentra entre el extensivo
y semi-intensivo. El costo de las postlarvas es de 3-8 dlls/mil
organismos. Por otra parte, los juveniles de 5.0 a 7.5 cm tie-
nen un costo de 60 – 61 dlls/1000 (New & Valenti, 2000).
En Morelos en 2011, 1 PL tenía un costo de 0.35 centavos de
peso mexicano (pam, 2010) que equivale a lo mencionado (25
dlls/1000 organismos) por Barnabe en 1991.

épocas y condiciones en las que podrán engordarse

Sus requerimientos específicos, en cuanto a parámetros físico-


químicos se resumen en el cuadro 11 anexo.

262
Cuadro 11 anexo. Requerimientos para el cultivo de langostino malayo.

Parámetro Rangos y óptimos


Temperaturas ideales Mínima: 18°C Ideal: 25.0 – 30.0°C Máxima: 35°C
Oxígeno disuelto Mínimo: 3 mg/L Ideal: 5 mg/L Máxima: 7mg/L
Salinidad 0-25 ppm adultos y 6-15 ppm larvas y juveniles
pH 7 – 8.5
Bióxido de carbono (CO2) 0 mg/L
Dureza total 30 - 150 mg CaCO3/l
Alcalinidad 20 – 60 mg/l
Amonio tóxico 0.1 – 0.3 mg NH3 ( no ionizado) /l
Nitrito (NO2-N) 0.1 – 1-17 mg/l
Fosfatos 0.4 – 0.6 mg/l
Cloruros < 2.50 mg/l
Sulfatos 0.1 – 26.0 mg/l
Transparencia/turbidez 25- 40 cm
Sólidos suspendidos <500 mg/l
Flujo de agua 10- 12 l/seg/ha
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Agua libre de insecticidas, detergentes, cloro y coliformes totales y fecales


Infraestructura de cultivo Estanques en tierra, tanques de fibra de vidrio, tanques con

263
geomembrana
jaulas de nylon 2-6 m2
Cuadro 11 anexo. (continuación).

264
Parámetro Rangos y óptimos
Requerimiento mínimo de terreno 0.07 – 0.2 ha incluso 10 ha
Requerimiento mínimo de agua de El porcentaje de recambios de agua varía de 5 a 20% según la
buena calidad etapa y sistema de cultivo.
Densidad de siembra Extensivo: 1-4 post larva m2
Semi-intensivo: 5 – 20 post larva m2
Agua verde: 20-40 larvas/l y agua clara: 100-400 larvas /l
Intensivo: 162 juveniles/m2
Rendimientos Extensivo: 200-300 kg/ha
Semi-intensivo: 1500 – 2500 kg/ha
Intensivo: 4860 kg/ha
En Mexico: 0.7-1.5 ton/ha/yr
Peso organismo para siembra 8-14 mg
Porcentaje de sobrevivencia 50 - 60 %, en el mejor de los casos 90%
Tiempo de cultivo Un ciclo por año con una duración promedio de 5 a 12 meses
Peso de cosecha 30-50 g
Alimentación Sistema extensivo: uso de fertilizantes orgánicos como excretas de
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

aves, cerdos o vacunos para favorecer la productividad primaria y


uso de subproductos agrícolas (arroz o trigo como complemento).
Sistema semi-intensivo e intensivo: uso de alimento extruido
con porcentaje de proteína de 40% dependiendo de la fase de
producción.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Comercialización (mercado preferencial y


presentación)

Mercado: Local regional y nacional.


Puntos de venta: Se comercializa a pie de granja, mercados y
restaurantes locales.
Presentación del producto: Fresco, congelado, pelado.
Talla promedio de presentación: 30 - 50 g.
Volumen de producción: El anuario de estadística de pesca y
acuicultura registró una producción de 2 803 toneladas de lan-
gostino (Conapesca, 2011).
Precios del producto: Según el siim, el peso promedio de langos-
tino en 2011 fue de 157 pesos/kg y se incrementó hasta 400
pesos/kg en cuaresma.
Costos de producción: En eua el costo de producción es de 2.92
dlls/kg. En México en 2010 se reportaron costos de producción
35 pesos/kg.

265
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ventajas y desventajas de la especie

Cuadro 12 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo del


langostino malayo.

Ventajas Desventajas
• Cualidades: Dominio • Organismos omnívoros
biotecnología y del cultivo en agresivos y territorialistas.
su fase de engorda, acepta una • Se reproducen con gran
amplia gama de alimentos, se facilidad, por lo que puede ser
puede cultivar en policultivo. una especie invasora si se libera
• Puede llegar a alcanzar talla al medio amiente natural. Por ello
comercial en 5 meses. hay que extremar precauciones
• Atributos importantes para para su cultivo.
el mercado: buen precio en el • Otro riesgo potencial es que son
mercado de 165 – 400 pesos/kg. vector de enfermedades para las
• Los costos de producción son especies locales.
menores en comparación al • Suelen crecer con disparidad
camarón, e incluso tiene mejor de tallas, por lo que se deben
precio en el mercado. realizar cosechas periódicas
• Adaptados al alimento por tamaño para mantener el
balanceado: crece rápidamente crecimiento.
con alimentos balanceados de
bajos contenidos de proteína,
proteína de origen vegetal
y tolera niveles altos de
carbohidratos.
• Cultivo exitoso de manera
intensiva.
• Especie de ciclo de vida corta,
por lo que fácilmente se puede
implementar mejora genética.

266
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

El interés científico y productivo sobre el cultivo de langostino


malayo ha disminuido a nivel mundial, sin embargo, es un pro-
ducto altamente demandado. Hay pocos distribuidores de pos-
larvas pero es una actividad económica y técnicamente viable.
Es posible realizar un policultivo de langostino con especies
de peces proliferas como la tilapia (separadas en jaulas). Se po-
drían realizar los cultivos de manera planificada para colocar la
producción en cuaresma, aprovechando así la subida de los pre-
cios. Colocar producto cuando esté en veda la langosta, aunque
no sean el mismo mercado. Un estudio de mercado y una agre-
siva promoción publicitaria para su consumo asegurarían aún
más la posibilidad de su ingreso a un mercado potencial, lo que
significa cumplir con algunos de los aspectos que representan
los factores culturales. Tales conceptos no son nuevos, represen-
tan conclusiones inherentes —en este momento— a cualquier
evento relacionado con la acuacultura.

Bibliografía

Conapesca (2011). Anuario estadístico de acuacultura y pesca.


http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/anuario_esta-
distico_de_acuacultura_y_pesca_2011
Barnabe, G. (1991). Acuicultura: Cría de crustáceos, el camarón
de río Macrobrachium. Barcelona España. Editorial Omega.
p. 453- 478.
Czinkota, M.R., Ronkainen, I.A. & Moffet, M. H. (2007).
Negocios internacionales. 7ma ed. Thompson. 816 pp.

267
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Sagarpa, (2011). Ubicación de Centros Acuícolas.


http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/cona_ubica-
cion_de_centros_acuicolas
Sagarpa-inapesca (2012). Carta nacional acuícola. DOF 6 de
junio de 2012. www.inapesca.gob.mx/portal/.../2011/
06062012%20SAGARPA.pdf
siap Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera. En
línea: http://www.siap.gob.mx/index.php?option=com_co
ntent&view=article&id=33&Itemid=339
sniim, Sistema Nacional de Información e Integración de Mer-
cados. En línea: http://www.economia-sniim.gob.mx
ncbi. (2009). National Center for Biotechnology Informa-
tion, oct., 2009 ed. U.S. National Library of Medicine.
New, M. B. & Valenti, W. C. (2000). Freshwater prawn culture;
the farming of Macrobachium rosenbergii. Malden USA.
Blackwell Publishing Ltd. 443 pp.
pam. (2003). El cultivo de langostinos en México, actividad
en decadencia. Panorama Acuícola Magazine. 16 de octu-
bre de 2003. En línea: http://www.panoramaacuicola.com/
noticias/2003/10/16/el_cultivo_de_langostinos_en_mexi-
co_actividad_en_decadencia.html
pam. (2010). Apuestan a la producción de langostinos en Mo-
relos, México. Panorama Acuícola Magazine. 23 de septiem-
bre de 2010. En línea: http://www.panoramaacuicola.com/
noticias/2010/09/23/apuestan_a_la_produccion_de_lan-
gostinos_en_morelos_mexico.html
Wickins, J.F & Lee, D. O´C. (2002). Crustacean farming:
Ranching and culture. 2nd edition. Londres, UK. Blackwell
Science. 446 pp.

268
Foto por: Ivone giffard Mena.

TILAPIA gIFT

nombre común: Tilapia del nilo


Oreochromis niloticus
(Linnaeus, 1758),
variedad gift
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Comercial
Disposición de alimento: Varias marcas comerciales
Mercado: Local, regional y nacional

269
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Datos específicos sobre las características de la especie

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares;


eukaryota; opisthokonta; metazoos; eumetazoa; bilateria; deu-
terostomia; chordata; craniata; vertebrata; gnathostomata;
teleostomi; euteleostomi; actinopterygii; actinopteri; neop-
terygii; teleósteos; elopocephala; clupeocephala; euteleostei;
neognathi; neoteleostei; eurypterygii; ctenosquamata; acantho-
morpha; euacanthomorpha; holacanthopterygii; acanthoptery-
gii; euacanthopterygii; percomorpha; perciformes; labroidei;
cichlidae; cíclidos africanos; pseudocrenilabrinae; oreochromi-
ni; oreochromis

Origen: El proyecto de mejoramiento genético de tilapia cul-


tivada (gift, por sus siglas en inglés: Genetically Improved
Farmed Tilapia) fue llevado a cabo por WorldFish Center y
asociados durante el periodo de 1988 a 1999 producida origi-
nalmente a partir de 8 líneas de tilapias silvestres del Nilo
recolectadas en África (originarias de Egipto, Ghana, Kenia
y Senegal) y tilapias cultivadas de Israel, Singapur, Taiwán y
Tailandia como poblaciones fundadoras. Después de exhaustivos
programas de crianza y 5 generaciones de selección llevados a
cabo en Filipinas, en las instalacio­nes de ICLARM (hoy el World
Fish Center o wfc), se produjo una nueva línea; la tilapia gift,
ésta mejoró el crecimiento en más de 64 a 85% comparado con
la población base. Después fue distribuida a nivel global. El wfc
se ha muda­do a Penang, Malasia, y el progra­ma de crianza se
lleva a cabo en ambos países (Zimmermman, 2012a).
Los derechos comerciales de una nueva línea gift fueron
ven­didos a Genomar (una compañía de Norwegian Venture

270
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Capital Genetic Improvement) hace algunos años y ahora la


línea es comercializada en el mundo como tilapia suprema Ge-
nomar (gst, por sus siglas en inglés) y el pescado procesado
como Tilapia, con una completa trazabilidad genética de los
productos. Desde ese entonces, en Filipinas se ha seguido con
una línea propia con mejoras genéticas de gift y se lanzó la
línea gift Excel. Estas líneas están basadas en los stocks origi-
nales recolectados en África. Actualmente, la línea de tilapia
gift ha sido diseminada en 11 países en las regiones de Asia y
Pacífico (por ejemplo Bangladesh, China, Filipinas, Tailandia,
Vietnám, Fiji, Indonesia, India), así como en Latinoamérica
(Brasil y Costa Rica).
Otro stock conocido es el de la línea Chitralada, muy popular
en Tailandia; fue creada como un regalo al rey de Tailandia por
el emperador de Japón en 1965, y su pureza fue mantenida en
el Palacio Real de Chitralada en Bangkok, antes de ser distri-
buida en el país por el Departamento de Pesquerías, en 1967.
Desde allí su línea ha sido mejorada a través de programas de
crianza selectiva y actualmente se cultiva en Latinoamérica,
particu­larmente en México y Brasil.
La única otra línea genética de tilapia usada a nivel mundial
es la YY Supermachos, desarrollada por Fishgen en el Reino
Unido. También se basa en la tilapia del Nilo, pero su principal
diferencia con las otras líneas es que no se necesitan hormonas
para la reversión sexual de los alevines, dado que los superma-
chos YY han sido criados para producir sólo machos.
Se asigna el nombre de tilapias a los peces de origen africano
que incluyen la tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus), la tila-
pia azul (O. aureus) y la tilapia Mozambique (O. mossambicus)
entre otras. Las tilapias de los géneros Oreochromis spp. y Tila-

271
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pia spp. (Tilapia zillii y Tilapia rendalli), fueron introducidas


en México desde 1964 y se cultivan actualmente en 31 estados
de la república mexicana (cna, 2012).

Distribución geográfica: Son organismos tropicales dulceacuíco-


las principalmente, originarios de África, los cuales debido a la
facilidad de adaptación se encuentran actualmente distribuidos
en la mayoría de los países tropicales y subtropicales (América
Central, sur del Caribe, sur de Norteamérica y el sudeste asiáti-
co y medio oriente y África) con fines de cultivo.

Hábitat: La tilapia del Nilo (O. niloticus) tiene una gran adap-
tabilidad, pudiéndose encontrar en hábitat dulceacuícolas
(ríos, lagos y canales). Esta especie es la menos tolerante al frío,
prefiere climas subtropicales y tropicales. Sin embargo, tolera
amplias variaciones en la temperatura y los niveles de oxígeno.

Hábitos alimenticios: Es un pez omnívoro, consume algas ben-


tónicas, fitoplancton, pequeños invertebrados, huevos y larvas
de otras especies de peces, principalmente. También desechos y
capas bacterianas asociadas al detritus.

Descripción: O. niloticus, también conocida como tilapia plateada,


puede llegar a medir hasta 60 cm y pesar 4 kg. Es fácilmente
reconocible debido a su cuerpo comprimido, a las líneas verti-
cales separadas de color oscuro y a la barra en la aleta caudal. En
época reproductiva el color de las aletas se vuelve rojizo.

Ciclo de vida: Las tilapias poseen sexos separados, con clara dife-
renciación entre machos y hembras por coloración o tamaño

272
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

corporal; siendo los machos generalmente de mayor talla y peso


que las hembras. En estanques, la madurez sexual la alcanza a
la edad de 5 ó 6 meses. El desove inicia cuando la temperatura
llega a los 24 °C.
El proceso de reproducción comienza cuando el macho esta-
blece un territorio, excava un nido a manera de cráter y vigila
su territorio. La hembra madura desova en el nido y tras la fer-
tilización por el macho, la hembra recoge los huevos en su boca
y se retira. La hembra incuba los huevos en su boca y cría a los
pececillos hasta que se absorbe el saco vitelino. La incubación
y crianza se completa en un período de 1 a 2 semanas, depen-
diendo de la temperatura.
Cuando se liberan los pececillos, estos pueden volver a entrar
a la boca de la madre si les amenaza algún peligro. Siendo una
incubadora bucal materna, el número de huevos de una ovo-
posición es mucho menor en comparación con la mayoría de
otros peces de cultivo. El número de huevos es proporcional al
peso del cuerpo de la hembra. Un pez hembra de 100 g deso-
vará aproximadamente 100 huevos, en tanto que una hembra
con peso de entre 600 y 1 000 g podrá producir entre 1 000 y 1
500 huevos. El macho permanece en su territorio, cuidando el
nido, y puede fertilizar los huevos de varias hembras.
Si no se presenta una temporada de frío por la que se suprima
un desove, la hembra puede desovar continuamente. Mientras
está incubando, la hembra come muy poco o no come nada. La
tilapia del Nilo puede vivir más de 10 años y alcanzar un peso
de hasta 5 kg.

273
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 13. Características reproductivas de tilapia.

Parámetros Características reproductivas


Peso adultos 1-3 kg
Madurez sexual Machos: 4-6 meses; hembras: 3-5
meses
Número de desoves 5-8 veces por año
Temperatura de desoves 25-31 °C
Número de huevos/hembra/ Bajo condiciones idóneas > 100
desove
Vida útil de reproductores 2-3 años
Tipo de incubación Bucal
Tiempo de incubación 3-6 días
Proporción de siembra entre
hembras:machos 2-3:1
Densidad de siembra de 0.3-0.7 kg/m2
reproductores
Ración alimenticia reproductores 0.5-2% de su peso corporal
diariamente
Tiempo de cultivo 6 meses: 250 g y 12 cm
7-8 meses: 300 g
meses: 500 g y 15 cm

Requerimientos de cultivo

La biotecnología de cultivo está dominada por completo, se en-


cuentran desarrolladas todas sus etapas: reproducción, crianza
y engorda. De hecho el cultivo de estos peces puede ser muy
versátil ya que lo mismo crece en jaulas como en estanques rús-
ticos o de concreto, sin embargo, es necesario determinar desde
el principio qué tipo de cultivo se va a utilizar, pues cada uno
tiene recomendaciones y características propias. Para que la en-

274
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

gorda de la tilapia se lleve a cabo adecuadamente, es necesario


realizar un cultivo mono-sexo, es decir, poblaciones compuestas
exclusivamente por individuos de un solo sexo, principalmente
machos, que no inviertan energía en desarrollo gonadal, en la
reproducción o el cuidado parental y con esto reducir su creci-
miento. Este tipo de poblaciones se pueden obtener mediante
un sexado manual (selección de los machos), reversión sexual de
las crías mediante alimentos hormonados o transgénicos, cruza
entre especies para producir híbridos machos y producción de
súper machos YY mediante programas de selección génica.

Forma de adquisición de las larvas o alevines

Una limitante técnico-biológica de la actividad es el abasteci­


miento de reproductores con calidad génica y sanitaria en
México. Sin embargo, existen empresas dedicadas a la venta de
alevines de ciertas variedades. Por ejemplo, fundada en 1995,
la empresa Acuacultura Planeada S. de R. L. (www.acuaplan.
com), ubicada en el estado de Tabasco, es productora comer-
cial de alevines de tilapia masculinizados. En dicho laborato-
rio además se están desarrollando líneas de tilapia mejoradas
para tolerancia a aguas de alta salinidad y aguas tropicales (más
frías). La especie de tilapia que comercializaba esta empresa era
O. niloticus Var. Stirling, sin embargo, a través de una iniciativa
en colaboración con una universidad del sureste de México, im-
portaron un lote de reproductores de América del Sur y por los
resultados obtenidos cambiaron por completo a la línea gift.
El costo de venta de las tres tallas principales de alevines son:
60 centavos/pza de 1 gr, 90 centavos/pza de 3 gr y 1.20 pesos/

275
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

pza de 8 gr más el costo de transporte a Mexicali, que puede


reducirse si son pedidos >100 mil peces x viaje, de otro modo,
el costo de flete o envío encarece el producto.
Otras empresas como Acuicultivos del Valle localizada en
Topolobampo, Mochis, Sinaloa (www.acuacultivosdelvalle.
mex.tl) ofertan alevines de tilapia gift (1 000-5 millones) con
certificados de sanidad acuícola, libres de hongos, bacterias y
ectoparásitos.
La empresa distribuidora de alevines de tilapia más cercana
al valle de Mexicali (Grupo Covra) se localiza en ejido Las
Adelitas en San Luis Río Colorado, Sonora (http://grupocovra.
com/). Es una empresa certificada por el comité de sanidad
acuícola de ese estado y cuenta con sus propios reproductores y
laboratorio de producción.
Una opción más es la empresa Granja acuícola de occidente
(localizada en San Buenaventura, Armeria, Colima) tiene larga
tradición en manejo de reproductores. Ofrece híbridos de Chi-
tralada y Stirling de carne blanca que resisten temperaturas de
hasta 34 °C y salinidades de hasta 17 ppm. Vende alevines de a
50 centavos de peso/pieza de 0.5g o de 1 peso/pieza de 5-8 g.
El productor se encarga del embarque (http://sanbuenaven-
tura308@yahoo.com).
De las diferentes especies de tilapias que se cultivan en Méxi-
co, las crías nacionales son producidas en centros acuícolas de
la Conapesca (Sagarpa, 2011) y en unidades de producción
acuícolas (UPA) particulares. Asimismo, en 2010 se reportó la
importación de 10 000 alevines procedentes de Cuba y 10 000
juveniles del Reino Unido.
En los años ochenta, en América Latina de cerca de 80% de la
tilapia cultivada era tilapia roja (híbridos de 1-hembra mutante

276
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

naranja-roja de O. mossambicus y un macho gris de O. niloticus;


2 hembra gris de O. hornorum y macho de O. mossambicus do-
rado-rojo; 3- O. niloticus roja mutante y un tipo silvestre de O.
aureus; u otras cruzas), sin embargo, nunca ninguna población
artificial híbrida de tilapia roja ha podido compararse con las ca-
racterísticas zootécnicas naturales de una nilótica, especialmente
en términos de factor de conversión alimenticia, proliferación,
velocidad de crecimiento ni rendimiento de filete. Las demandas
del mercado y la profesionalización de las cadenas productivas
de tilapia en los años noventa e inicio de 2000 han invertido la
situación en América Latina y, hoy en día, la nilótica es la más
utilizada en 80-90% de los cultivos y representa 95% de la pro-
ducción mundial de este pez. (Zimmermman, 2012b).
La Carta nacional acuícola 2012, reporta que hay 17 centros
acuí­colas productores de tilapia en operación. Mientras que en el
Anuario estadístico de acuacultura y pesca 2011 se reporta la produc-
ción de 20 millones de alevines de tilapia en la república mexicana.

Épocas y condiciones en las que podrán engordarse

Sus requerimientos específicos, en cuanto a parámetros físico-


químicos se resumen en el cuadro 14 anexo.

277
Cuadro 14 anexo. Requerimientos para el cultivo de tilapia.

278
Parámetro Rangos y óptimos
Temperatura ideales Mínima: 22-24 °C Ideal: 28-30 °C Máxima: 32 °C
Oxígeno disuelto Mínimo: 3 mg/l Ideal: 8-10 mg/l Máxima: 16 mg/l
Salinidad 0-10 ppm
pH 6.5- 8.5
Bióxido de carbono (CO2) 40-80 mg/l
Dureza total 50-350 mg CaCO3/l muy tolerantes a aguas duras
Alcalinidad 0.1-0.2 mg/l
Amonio tóxico 0.01-0.1 mg NH3 (ionizado) /l
Nitrito (NO2-N) < 0.1 mg/l
Fosfatos 0.6-1.5 mg/l
Cloruros < 5 mg/l
Sulfatos < 18 mg/l
Transparencia/turbidez 25-30 cm
Sólidos suspendidos < 70 mg/l
Flujo de agua 0.25-0.5 l/seg
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Agua Libre de insecticidas, detergentes, cloro y coliformes totales y fecales


Infraestructura de cultivo Corrales y jaulas flotantes (en arroyos, ríos, presas, estanques)
Estanques rústicos (excavado en tierra) y estanques de concreto
Cuadro 14 anexo. (continuación).

Parámetro Rangos y óptimos


Terreno (requerimiento mínimo) 5000 m2
Requerimiento mínimo de agua de El porcentaje de recambios de agua varía de 5 a 20% según la etapa y
buena calidad sistema de cultivo.
Densidad de siembra Sistema extensivo: 0.5-3 peces/m2
Sistema semi-intensivo con aireación: 100-150 peces/m2 (siembra);
20-50 peces/m2 (pre-engorda); 10-30 peces/m2 (engorda)
Sistema semi-intensivo sin aireación: 4-15 peces/m2
Sistema intensivo: 80-150 peces/m3 (90 kg/m3)
Rendimientos Sistema extensivo: 4-10 ton/ha/año
Sistema semi-intensivo: 20-50 ton/ha/año
Sistema intensivo: 20-40 ton/m3/año
Peso organismo para siembra 1-5 g
Porcentaje de sobrevivencia Extensivo: 75-80%; Semi-intensivo e intensivo: 80-95%
Tiempo de cultivo Un ciclo por año con una duración promedio de ocho a nueve meses
Peso de cosecha 300-350 g
Alimentación Sistema extensivo: fertilizantes orgánicos (excretas de aves, cerdos
o vacunos) para favorecer la productividad primaria y uso de
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

subproductos agrícolas (arroz o trigo como complemento).


Sistema semi-intensivo e intensivo: alimento peletizado o extruido

279
flotantes, con niveles de proteína de 30 a 35%, dependiendo de la fase
de producción.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Comercialización (mercado preferencial y presentación)

La producción mundial de tilapia continúa creciendo año tras


año, superando en el 2010 los 3.2 millones de toneladas. Chi-
na es el mayor productor y consumidor mundial de tilapia, y
actualmente ha aumentado significativamente sus exportacio-
nes hacia eua y México, y abierto nuevos mercados en África,
Rusia y Polonia, entre otros. Por otra parte, eua es el mayor
importador mundial de tilapia, siendo un mercado que con-
tinúa en crecimiento. En 2010, la demanda de tilapia en eua se
incrementó en 20% y posicionó a este recurso como el cuarto
en la preferencia de los consumidores, gracias a su carne blanca,
firme y su continua disponibilidad en el mercado. Su amplio
consumo es un atractivo para la expansión de la industria de
la tilapia en los años venideros. En cuanto a las importaciones,
México importó tilapia 22% procedente de China como prin-
cipal proveedor de tilapia congelada, pero también de Hondu-
ras y eua (aep, 2011).

Uso principal del recurso: Alimentación humana.

Otros usos: Pesca deportiva, piel para bolsas, zapatos y accesorios.

Mercado: Local, regional, nacional e internacional. La acuacul-


tura aporta 91% de la producción de tilapia en México. Se cul-
tiva en todo el país, siendo los mayores productores Chiapas,
Tabasco, Guerrero, Edo. de México y Veracruz. En Baja Cali-
fornia (Sepesca, 2010) se reporta el cultivo para autoconsumo
siendo la producción menor a una tonelada.

280
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Puntos de venta: Se comercializa a pie de granja, en mercados y


restaurantes locales. En las grandes ciudades el producto sólo
alcanza a abastecer los requerimientos del mercado local.

Presentación del producto: Entera fresca eviscerada, entera con-


gelada eviscerada y en filete fresco o congelado.

Talla promedio de presentación: 250-300 g.

Volumen de producción: México registró un volumen de produc-


ción de 48 731 ton con un valor de 150.8 millones de dólares.

Precios del producto: Según el Sistema Nacional de Información


e Integración de Mercados (sniim, 2012), en el mercado na-
cional, el precio promedio semanal, en los últimos 10 años ha
variado de 14 a 40 pesos por kilo, dependiendo de la talla y
procedencia. En general, en noviembre de 2010, los precios de
tilapia chica de 14-25 pesos/kg , mediana de 22-38 pesos/kg, y
grande de 34-40 pesos/kg.

Costos de producción: La tilapia se produce más económicamente


en los países tropicales y subtropicales por tener temperaturas
favorables para su crecimiento. Estos países alcanzan costos de
producción tan bajos como 0.55-0.65 dólares/kg, lo que facilita
el comercio con el principal importador que son los eua.

281
Ventajas y desventajas de la especie

282
Cuadro 15 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo de tilapia gift.

Ventajas Desventajas
• Extraordinarias cualidades: crecimiento acelerado, tole­ • Organismos omnívoros oportunistas.
rancia a altas densidades poblacionales, adaptación al • Reproductores precoces, por lo que
cautiverio y a una amplia gama de alimentos, alta resisten- reducen su tasa de crecimiento dirigiendo
cia a enfermedades. la energía ingerida a la producción de
• Atributos importantes para el mercado: carne blanca de gametos.
buena calidad, buen sabor, poca espina, buena talla, pro- • Se reproducen con gran facilidad, por lo
ducto de amplia aceptación y precio accesible. que se da un sobrepoblamiento en los
• Presenta mayores tasas de crecimiento (80% más ele­ estanques de cultivo y un efecto negativo
vadas que las líneas base). en las tasas de crecimiento.
• Ganancia génica acumulada en comparación con po- • Son especies con alto riesgo ecológico
blación base del 64-85% (7-17% de ganancia por gene­ (como especie invasora) donde se
ración). cultivan, dado que las introducciones ac-
• Crecimiento más rápido sin deterioro de la tasa de su- cidentales o deliberadas son frecuentes,
pervivencia (al ser comparada con las mejores líneas de y debido a su resistencia, voracidad y
tilapias de los países participantes presentó un 18-58% elevada tasa de crecimiento son com-
mayor peso corporal). petidores de otras especies de peces
• Alcanza peso comercial en menor tiempo. endémicas en las regiones donde son
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

• Otros caracteres incluidos en la mejora: calidad de carne, introducidas.


producción de filete, resistencia a enfermedades. • Otro riesgo potencial es que son vector
• Fácilmente reproducibles en cautiverio. de enfermedades y parásitos exóticos
para las especies locales.
Cuadro 15 anexo. (continuación).

Ventajas Desventajas
• Producción de organismos monosexuados (machos prefe­
ribles para cultivo; machos crecen el doble que hembras).
• Adaptados al alimento balanceado: crece rápidamente con
alimentos balanceados de bajos contenidos de proteína y
tolera mayores niveles de carbohidratos que muchas espe-
cies carnívoras cultivadas. También toleran alimentos con
mayor porcentaje de proteína vegetal.
• Fácil cultivo de manera intensiva.
• Relativamente resistente a baja calidad de agua y enfer-
medades.
• Poseen alta tolerancia a condiciones y factores extremos:
baja concentración de oxígeno, de pH, manejo, transferen-
cias, cosechas, etcétera.
• Alta conversión alimenticia.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

283
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

Si consideramos que México importa actualmente 22% de la


tilapia que se consume en el país, un objetivo estratégico sería
abastecer el mercado local, regional y nacional, lo que implica-
ría menores costos de transporte y el fortalecimiento del merca-
do nacional. Para ello, se deberán crear campañas de consumo
de tilapia resaltando los beneficios nutricionales de estos peces
y la facilidad de su preparación.
Asimismo, la presentación de los productos puede ser varia-
da, incluyendo pescado entero congelado, filetes congelados y
frescos. Se deberá fortalecer también la elaboración de nuevos
productos con valor agregado (por ejemplo, dedos de pesca-
do empanizados, etcétera) para incrementar su consumo. Un
componente importante de la creciente industria de tilapia es
la proliferación de presentaciones del producto. Actualmente
el filete fresco o congelado se puede obtener en diferentes ta-
maños y paquetes, con piel, sin piel, congelados individual-
mente, ahumado y en grado sashimi; reciben tratamiento de
inmersión en monóxido de carbono o en ozono. Aún se pue-
de obtener tilapia entera o eviscerada, pero en estas formas se
vende principalmente en mercados locales. Recientemente han
surgido interesantes subproductos tales como artículos de piel
para ropa y accesorios, gelatina de su piel para medicamentos
de lenta liberación y arreglos florales elaborados con escamas
secas y teñidas de colores.
Además, tomando en cuenta la cercanía con el mayor im-
portador mundial de tilapias (eua) y otro mercado potencial
donde la demanda de este producto está en crecimiento, (Ca-

284
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

nadá) creemos que, estos dos mercados pueden ser potenciales


para el crecimiento a largo plazo de la industria de tilapia en
Baja California. Algunas de las cadenas de restaurantes de co-
mida informal en eua ofrecen tilapia, que constituye un menú
ideal para sus precios moderados, la posibilidad de ofrecerlo
durante todo el año, su exquisito sabor y la flexibilidad para
su preparación. Por otra parte, la mayoría de países europeos
apenas están “descubriendo” la tilapia, por lo que existe un alto
potencial para la expansión de su mercado en Europa.
Tomar la decisión sobre cuál línea de tilapia se usará en un
proyecto nuevo puede ser abrumador, ya que hay muchos stocks
comerciales disponibles en el mundo. La ubicación de la granja
es decisiva pues hay restricciones de importación de algunas lí-
neas en varios países para tratar de minimizar las enfermedades
y proteger la biodiversidad.

Bibliografía

Conapesca, (2011). Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca.


http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/anuario_esta-
distico_de_acuacultura_y_pesca_2011
Castillo-Campo L.F. (2010). Exportaciones de tilapia al merca-
do de Estados Unidos de América.
http://www.mundotilapia.es.tl/Tilapia-Gift-strain.htm
http://www.mundotilapia.es.tl/MERCADO-MUNDIAL-
TILAPIA-2012.htm
fao. Food and Agriculture Organization of the United Nations:
http://www.fao.org/fishery/es
http://www.fao.org/figis

285
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

http://www.fao.org/fishery/culturedspecies/Oreochromis_
niloticus/es
El estado mundial de la pesca y la acuicultura 2012
ncbi (2009). National Center for Biotechnology Information,
October, 2009 ed. U.S. National Library of Medicine, US.
Sagarpa (2011). Ubicación de Centros Acuícolas
http://www.conapesca.sagarpa.gob.mx/wb/cona/cona_
ubicacion_de_centros_acuicolas
Sagarpa-Inapesca (2012). Carta Nacional Acuícola. DOF
6 de Junio de 2012. www.inapesca.gob.mx/por-
tal/.../2011/06062012%20SAGARPA.pdf
Sincoagro S.C. Manual de producción de tilapia con especifica-
ciones de calidad e inocuidad. 144 pág.
http://www.funprover.org/formatos/cursos/Manual%20
Buenas%20Practicas%20Acuicolas.pdf
sniim, (2012). Sistema Nacional de Información e Integración
de Mercados http://www.economia-sniim.gob.mx
Til-Gen LA S.A. Unidad de producción Latin Americas. Costa
Rica
http://home.tiscali.nl/bmi/Download/Brochure%20Til-
Gen.pdf
USDA National Nutrient Database for Standard Reference,
Release 22. Nutrient Data Laboratory Home Page: U.S.
Department of Agriculture, Agricultural Research Service
http://www.nal.usda.gov/fnic/foodcomp/search/
Zimmermman, S. (2012a). Líneas genéticas de tilapia y tecno-
logías de incubación. Revista Panorama Acuícola. 4 de julio
2012.
(2012b). ¿Dónde subsiste la tilapia roja de los años 80?.
Revista Panorama Acuícola. 31 de agosto 2012.

286
Foto por: Ivone giffard Mena.

RAnA TORO

nombre común: Rana toro


Rana catesbeiana o
Lithobates catesbeianus
(Shaw, 1802)
nivel de dominio de la
biotecnología: Completa
Estado de cultivo: Comercial
Disposición de larvas: Comercial
Disposición de alimento: Varias marcas comerciales
Mercado: nacional e internacional

287
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Datos específicos sobre las características de la especie

Linaje taxonómico completo (NCBI): Organismos celulares; eu-


karyota; opisthokonta; metazoos; eumetazoa; bilateria; deuteros-
tomia; chordata; craniata; vertebrata; gnathostomata; teleostomi;
euteleostomi; sarcopterygii; tetrapoda; amphibia, batracios, anu-
ra, neobatrachia; ranoidea; ranidae; rana; aquarana.

Origen: Nativa del norte de eua, introducida en Baja California


y tres oasis de Baja California Sur (McPeak, 2000).

Distribución geográfica: Sur de Canadá (Ontario y Quebec),


eua y noroeste de México.

Hábitat: Vive cerca de cuerpos de agua, preferiblemente en


aguas someras, tranquilas (poca corriente) y cálidas (lagos y
pantanos) con abundante vegetación emergente y flotante.

Hábitos alimenticios: En fase de renacuajos son principalmente


fitófagos (se alimentan de vegetación) y ocasionalmente caní-
bales. En la etapa de rana son omnívoros y depredadores acti-
vos; se alimentan de insectos, peces pequeños y otros anfibios.

Descripción: Es una rana de gran tamaño, la más grande de


Norteamérica, mide de 100-175 mm pudiendo llegar hasta
460 mm de longitud. Pesa hasta 1 kg. Su color varía de café a
diferentes tonos de verde, frecuentemente presenta manchas o
parches de color más obscuro en el dorso. El macho presenta
coloración amarilla en garganta y pecho que se intensifica du-
rante la temporada reproductiva; la hembra, por el contrario,

288
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

tiene un mentón color blanco sucio, moteado de color café


claro, este es uno de los rasgos que presentan para su diferen-
ciación visual entre machos y hembras.

Ciclo de vida: Las ranas son anfibios que presentan cambios muy
marcados en su ciclo de vida (metamorfosis), sufriendo transfor-
maciones que les permiten adaptarse de un ambiente totalmente
acuático (etapa de renacuajo) a un ambiente semi-terrestre (de ra-
nitas juveniles hasta adultos maduros). El comportamiento sexual
incluye cortejo y formación de parejas (amplexo, abrazo sexual).
La reproducción es sexual con fertilización externa. La masa de
huevos puede alcanzar de 10-20 mil, permanecen flotando du-
rante el primer día y posteriormente, se sumergen en el fondo
del estanque hasta el nacimiento de los renacuajos (eclosión 3-10
días, dependiendo de temperatura de incubación). Los renacua-
jos se alimentan de su saco vitelino por 2-3 días, y posteriormente
pasan a un régimen alimenticio fitoplanctónico (microalgas, pro-
tozoarios, huevos de peces e insectos, larvas, etcétera).

Requerimientos de cultivo

La producción de rana se realiza mediante el denominado siste-


ma de confinamiento intensivo/hiperintensivo bajo invernadero;
sin embargo, en menor escala también se lleva a cabo su cultivo
en sistemas semi-intensivos. Para su cultivo, se requieren mó-
dulos integrados en áreas pequeñas y, en general, con poco uso
de agua. Dado su ciclo de vida, se requieren instalaciones que
incluyan: estanques para acondicionamiento de reproductores,
estanques para la crianza de renacuajos hasta su metamorfosis, e

289
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

invernaderos con estanques de concreto para la engorda de juve-


niles; donde los requerimientos de espacio y agua varían.
Los terrenos a usar deberán ser impermeables con drenajes y
buena dotación de agua corriente lenta, constante y limpia. Se
debe poner cuidado especial en las instalaciones para evitar el
escape de organismos, por lo que deberán aislarse y confinarse
con infraestructura adecuada.
Las rana toro es territorial, y por ello, en los espacios de
área húmeda usados para el cortejo y reproducción únicamente
puede habitar un macho; cada pareja de reproductores requiere
1 m2 de superficie inundada y 0.5 m2 de terreno de vegetación.
Por el contrario, en el área seca, la especie puede alimentarse
en grupos sin agredirse. Los requisitos mínimos de terreno son
de 500 m2, con un volumen mínimo de agua de buena calidad
de aproximadamente 20 000 litros semanales. El mayor creci-
miento y adaptación se presenta donde el agua es abundante y
estancada, con vegetación acuática circundante en el estanque,
así como follaje alrededor de éste pero sin llegar a cubrirlo to-
talmente. Este hábitat permite atraer insectos para la alimenta-
ción y proporciona zonas sombreadas para su refugio.

Forma de adquisición de las larvas o alevines

En la actualidad, el cultivo de rana es cerrado, lo que significa


que se manejan los reproductores para la obtención de rena-
cuajos y juveniles para su engorda en cautiverio bajo condiciones
controladas. En México, los estados donde se cultivan ranas son:
estado de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco. Tan sólo en el es-
tado de México, principal productor, se cuenta con 11 unidades

290
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

de producción acuícola autorizadas (Sagarpa, 2012). Por lo que,


los organismos adultos reproductores (pie de crías) para iniciar la
actividad son de origen nacional. Por otra parte, algunas de estas
empresas proveen asesorías para la transferencia de la biotecnolo-
gía del cultivo de ranas, rama conocida como ranicultura.
En 2009 se reporta una producción nacional de 911 000 crías,
mientras que en 2010 se redujo a 616 500 crías (Sagarpa, 2012).
Así que, potencialmente, también se pueden adquirir renacuajos
o juveniles para su cultivo. La empresa Aquanimals S. de R.L. de
C.V. (www.aquanimals.com.mx), ubicada en el estado de Queré-
taro, es productora de rana desde 2006, ofrece cursos de capaci-
tación intensiva en ranicultura (costo 20 000 pesos + iva) y venta
de organismos en diferentes etapas de desarrollo (renacuajos de
20-40 días de edad, 1 peso/pieza y de 41-75 días de edad 2 pesos/
pieza en pedidos mínimos de 10 000 organismos; reproductores
de 1.5 años de edad, 1 000 pesos/pareja.
El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo AC
(ciad) unidad Mazatlán, también puede proveer pies de cría.

Épocas y condiciones en las que podrán engordarse

En general, durante los meses de primavera y verano se da la


madurez gonadal y el mayor número de desoves se presenta
entre marzo y agosto. La temporada de reproducción está aso-
ciada al aumento de la temperatura ambiental de 25 a 30°C y
la del agua de 20 a 25°C.
Sus requerimientos específicos, en cuanto a parámetros físi-
co-químicos se resumen en el cuadro 16 anexo.

291
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 16 anexo. Requerimientos para el cultivo de rana toro.

Parámetro Rangos y óptimos


Temperatura 25 °C (rango 15-30 °C)
Oxígeno disuelto 6 mg/l (rango 3-12 mg/l)
Salinidad Dulce a ligeramente salina-No hay datos
precisos
pH 6.0- 8.0
Dureza total 200 mg CaCO3/l
Alcalinidad 100 mg CaCO3/l
Amonio < 0.1 mg NH3 (ionizado) /l
Nitrito < 0.1 mg/l
Transparencia > 35 cm
Sólidos suspendidos < 70 mg/l
Flujo de agua 0.25-0.5 l/seg
Agua Libre de insecticidas, detergentes, cloro y
coliformes fecales
Ambiente acuático 65% de la superficie despejada de
vegetación
35% de superficie cubierta por plantas
acuáticas (lirio, Elodea, maleza artificial –
mechones/pompones de rafia)
Ambiente semi-seco Continuas a las charcas es aconsejable
aledaño cultivar plantas con flor, para atraer insectos
que servirán de alimento vivo.
Poca vegetación ribereña (evitar exceso que
pudiera ser perjudicial).
Requerimiento mínimo 500 m2
de terreno
Requerimiento mínimo 20 000 litros semanales
de agua de buena
calidad

292
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 16 anexo. (continuación).

Parámetro Rangos y óptimos


Densidad de siembra Renacuajos: 500-1000 org/m3
(sistema intensivo) Ranas: 100-300 org/m2
Densidad de siembra Renacuajos: 1-2 org/l
(sistema semi- Ranas: inicial 15-100 org/m2; final 10-70 org/
intensivo) m2
Talla de siembra Renacuajos de 1.5-9 cm
Porcentaje de 75%
sobrevivencia
Tiempo de cultivo Acondicionamiento reproductores: 4 meses
Incubación: 3-4 días (24-27°C)
Metamorfosis: 3-4 meses (21-27°C)
Pre-engorda y engorda: a 25°C requiere
de 4-5 meses para alcanzar 200 g y de 6-8
meses para 300 g.
Peso de cosecha para 180-230 g
comercialización
Alimentación Saco vitelino por 2-3 días y posteriormente
renacuajos pasan a un régimen alimenticio
fitoplanctónico, consumiendo microalgas,
protozoarios, huevecillos de peces e
insectos, larvas, etcétera.
Alimento para engorda Se utiliza exitosamente alimento balanceado
para trucha

293
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Comercialización (mercado preferencial y


presentación)

Uso principal del recurso: Alimentación.

Otros usos del recurso: Educación e investigación. Piel para bol-


sos, zapatos y otros artículos.

Mercado: Nacional y extranjero, principalmente eua. Sin em-


bargo, otros países como Francia, Canadá, Bélgica, Italia y Es-
paña demandan este recurso.

Presentación del producto: Para alimentación, normalmente se


comercializan ancas de rana congeladas y empaquetadas indi-
vidualmente en bolsas de polietileno al vacío; así como vivas; y
para fines educativos y científicos se comercializan ranas vivas
principalmente.

Volumen de producción: Para 2008, se reporta la mayor produc-


ción de rana con 90 ton, disminuyendo a 62 ton en 2010 (Sa-
garpa-inapesca, 2012). En 2010, México reportó ante fao, un
total de 51 ton con un valor aproximado de 336 000 dólares, de
esta producción 13 ton corresponden a rana toro y 38 ton a otras
especies de ranas identificadas como Rana spp. (fao, 2012).

Precios del producto: Según el Sistema Nacional de Información


e Integración de Mercados (sniim, 2012), en el mercado na-
cional, el precio promedio semanal, en los últimos 10 años,
ha variado de 30 a 100 pesos por kilo de ancas. Sin embargo,
a partir de los valores de la producción de fao en 2010, se

294
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

calcula que el precio promedio fue de 6.6 dólares, lo que equi-


valdría a un valor actual de 85.6 pesos por kilo. Sin embargo,
en el mercado internacional, Indonesia y Taiwán, principales
productores por captura y acuicultura, son quienes determinan
los precios, fluctuando de 3.9-10.1 dólares/kg. Los precios de
rana entera para alimentación fluctúan entre 2.2-3.8 dólares/
kg dependiendo del tamaño de los organismos; mientras que,
el precio de ranas vivas para fines educativos y de investigación
varía de 1.3-3.2 dólares cada una.

Costos de producción: Por otra parte, según la fao, el costo de


producción, contemplando alimentación y mano de obra, es
de 1.9 dólares/kg, es decir, alrededor de 24.4 pesos/kg.

295
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ventajas y desventajas de la especie

Cuadro 17 anexo. Ventajas y desventajas del cultivo de rana toro.

Ventajas Desventajas
• Se adaptan bien a ambientes • El abastecimiento de
antropizados. reproductores para la
• Se tiene completamente producción constante y de
dominada su biotecnología de mejor calidad génica es
cultivo, y existen empresas que limitada.
proveen capacitación técnica • Se considera como una
para la ranicultura. especie altamente invasora
• Presenta un mercado y perjudicial en áreas donde
internacional creciente (alta ha sido introducida/liberada al
demanda). medio ambiente intencional o
• Producto con bajo nivel de accidentalmente (carnívora,
colesterol y alto contenido altamente agresiva y territorial).
vitamínico. Catalogada como especie
• Rápido desarrollo y crecimiento invasora E por Conabio.
en climas templados o calientes, • Se considera especie exótica
con aguas que fluctúan entre en algunas áreas de México
los 20 y 33 °C. (desierto de Sonora, península
• Elementos clave para su cultivo de Baja California y Tamaulipas)
son la elevada temperatura y está incluida en la lista de 100
y buena calidad de agua, especies exóticas invasoras
principalmente contenido de más dañinas del mundo de
oxígeno. la Unión Internacional para la
• Origen del pie de cría nacional, Conservación de la Naturaleza.
con organismos domesticados • Mercado de consumo limitado
por varias generaciones. dado el poco conocimiento
• Oferta de renacuajos del público en general de las
de diferentes edades y cualidades de la carne de rana
reproductores, producidos a (valor nutritivo y alimenticio).
nivel nacional. • Falta desarrollar dietas
específicas para su
alimentación en cautiverio.

296
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 17 anexo. (continuación).

Ventajas Desventajas
• Existen medidas y tratamientos • Vector de patógenos y
para el control de algunas enfermedades para otros
enfermedades reportadas. organismos acuáticos (por
ejemplo hongo chytrid).

Recomendaciones: estrategias de comercialización más


adecuadas

Al considerar la cercanía con el mayor consumidor mundial de


ancas de rana, eua y otro mercado potencial donde la deman-
da de este producto está en crecimiento, Canadá, creemos que
estos dos mercados deben ser los objetivos preferenciales. Sin
embargo, se deben explorar los mercados nacionales y la posibi-
lidad de fortalecerlos. Desafortunadamente las estadísticas del
mercado nacional de ranas son escasas, descontinuadas y poco
confiables.
Asimismo, debido a los márgenes de ganancia y los volú-
menes de demanda, debe contemplarse tener la capacidad de
producir al menos tres presentaciones de productos: 1) ancas
de ranas congeladas; 2) ranas enteras congelas y; 3) ranas vivas,
para abastecer estos mercados con fines de alimentación, edu-
cación e investigación. Asimismo, se deben buscar opciones de
uso de los subproductos generados en el procesamiento de este
recurso, como la piel y vísceras (por ejemplo producción de
harinas, etcétera).

297
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Bibliografía

Bahamonde G. F. (2005). Factibilidad de la producción pro-


cesamiento y comercialización de ancas de rana toro (Rana
catesbeiana). Proyecto para obtener el título de ingeniero
en agroempresas, Colegio de Agricultura, Alimentos y Nu-
trición de la Universidad San Francisco de Quito, Ecuador.
114 p.
Dirección de Pesca, Secretaria de Desarrollo Rural, Gobierno
del Estado de Nayarit. (2005). Manual para el cultivo de
rana toro (Rana catesbeiana). Tepic, Nayarit, México. 39
pp. www.industriaacuicola.com
fao, Food and Agriculture Organization of the United Nations
http://www.fao.org/fishery/culturedspecies/Rana_cates-
beiana/es
http://www.fao.org/figis
Lowe, S., Browne, M., Boudjelas, S.& De Poorter, M. (2000).
100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo. Una
selección del Global Invasive Species Database. Publicado
por el Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI),
un grupo especialista de la Comisión de Supervivencia de
Especies (CSE) de la Unión Mundial para la Naturaleza
(UICN), 12pp. Primera edición, en inglés, sacada junto
con el número 12 de la revista Aliens, Diciembre 2000.
Versión traducida y actualizada: Noviembre 2004.
Sagarpa-Inapesca. (2012). Carta Nacional Acuícola.
dof 6 de junio de 2012. www.inapesca.gob.mx/por-
tal/.../2011/06062012%20SAGARPA.pdf
sniim, Sistema Nacional de Información e Integración de
Mercados

298
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

http://www.economia-sniim.gob.mx
http://alimentos.org.es/ancas-rana
Teixeira, R.D., Pereira, Mello, S.C.R. & Lima Dos Santos,
C.A.M. (2001). The world market for frog legs. Rome: FAO/
GLOBEFISH Research Programme, v. 68. 44 p.
McPeak, R.H. (2000). Amphibians and reptiles of Baja Califor-
nia. Monterrey, CA, eua. Sea Challenges Ed. 99 pp.
ncbi (2009). National Center for Biotechnology Information,
October, (2009) ed. U.S. National Library of Medicine, US.
U.S. Department of Agriculture, Agricultural Research Service.
USDA National Nutrient Database for Standard Refer-
ence, Release 22. Nutrient Data Laboratory Home Page:
http://www.nal.usda.gov/fnic/foodcomp/search/
http://www.recipetips.com/usda/food-nutrition/t--80200/
frog-legs-raw.asp

299
Anexo 2

Estaciones de muestreo de Conagua en el valle de Mexicali.

1 Canal Alimentador Río 9 Dren Xochimilco


Colorado-Tijuana
2 Presa Derivadora Morelos 10 Salida Laguna México
3 Pozo No. 92 Ejido 11 Salida Laguna Xochimilco
Hermosillo
4 Pozo No. 1 Ockerson 12 Descarga PTAR Mexicali 1
5 Pozo No. 17 Ch. Elías 13 Afluente PTAR Mexicali 1
6 Río Colorado-Yurimi 14 Descarga PTAR Las Arenitas
7 Descarga Río Hardy 15 Río Hardy- Campo La Mariana
8 Dren Colector del Norte 16 Río Hardy- Ejido Durango

301
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 18. Parámetros muestreados por Conagua de 2000 a 2003,


2009, 2010 y 2012.

Parámetros # veces # de muestras % por arriba de


muestreados muestreado por arriba de la la NOM
NOM
1 PH 58 14 24.1
2 TEMP 57 0 0.0
3 C- FECAL 56 46 82.1
4 C- TOTAL 40 32 80.0
5 SS 24 1 4.2
6 SDT 47 39 83.0
7 SST 54 14 25.9
8 SO4 18 5 27.8
9 DBO 40 3 7.5
10 ARSENICO 9 0 0.0
11 CADMIO 9 1 11.1
12 CIANURO 9 1 11.1
13 CLORURO 33 22 66.7
14 COBRE 9 0 0.0
15 CROMO-T 8 0 0.0
16 DUREZA-T 33 16 48.5
17 NITRITO 13 4 30.8
18 N-AMONIA 18 5 27.8
19 PLOMO 9 0 0.0
20 ZINC 9 0 0.0

302
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. Resumen de los datos de CONAGUA para el Valle de Mexicali


(2000-2003, 2009, 2010, 2012) (CONAGUA, 2012).

Grasas y aceites (mg/l)

Huevos de Helminto
Coliformes fecales

Coliformes totales

Sulfatos (mg/ml)
Materia flotante

SS (ml/l)
T °C

SDT

SST
PH

NOM-127-SSA 6.5-8.5 0 UFC 2 UFC 1000 400

NOM-01- PM 40 15 Aus. 1 100


ECOL-1996 PD 40 25 2 175

Canal Alimentador
9-2 Pres. 732-
del acueducto Río 8-8.7 <40 3-750 SD SD 0-SD 0 0
400 2/3 1018
Colorado-Tijuana

Canal Sánchez 3- 93 - Aus. 1112- 12-


<8.5 <40 SD SD 0 SD-992
Mejorada 2400 11000 2/3 1584 298

Canal Sánchez <3 - <3 - Aus. 1242- <100-


<8.6 <38 SD SD 0-1 SD-992
Taboada 1100 44000 2/3 3092 298

Presa Derivadora 15- 43- Pres. 690- SD-


0-8.6 <39 0-<25 SD-0 0 >175
Morelos >1100 2400 2/3 1140 <400

Río Nuevo (Límite <3 - 1100- SD- SD- >1000- <100-


<8.5 <40 SD SD >400
Internacional) 1100 24000 >25 >2 3744 210

Pozo No. R-92 Ejido >1000-


<8.5 <40 <3-23 <3-93 SD SD SD SD <175 SD-559
Hermosillo 2190

Pozo No. 1 815- SD-


<8.5 <40 <3-23 <3-93 SD SD SD SD <175
Ockerson 1205 <400

Pozo No. 17 896- 06- SD-


<8.5 <40 <3-43 <3-43 SD SD SD SD
Ch. ElÍas 1395 1937 <400

Dren Internacional 0.43- 46- SD- Aus. SD- >1000- 32-


<8.5 <40 SD SD-612
Río Nuevo 11000 24000 172.5 2/3 >2 1348 111

Puente Madero 0.24- 1100- SD- SD- >1000- 28- SD-


<8.5 <40 SD Aus.
(Río Nuevo) 24000 75000 116.8 <0.2 3910 234 822.5

Río Colorado- 1.0- SD- Pres. SD- 920- <100- SD-


<40 <3-23 SD-43 SD
Yurimury 8.74 39.3 2/3 <0.2 18744 300 2209

303
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Cromo total (mg/ml)


Cloro residual libre
Aluminio (mg/ml)

Arsénico (mg/ml)

Cadmio (mg/ml)

Cobre (mg/ml)
Bario (mg/ml)

Dureza total
Cianuros

Cloruros
DBO

0.2-
NOM-127-SSA 0.2 0.05 0.7 0.01 0.07 250 2 0.1 500
1.50

NOM-01- PM 100 0.1 0.1 2 4 0.5


ECOL-1996 PD 200 0.2 0.2 2 6 1

Canal Alimentador
del acueducto Río 0 SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Colorado-Tijuana

Canal Sánchez SD-


0 SD SD SD SD SD SD SD SD-837
Mejorada 808

Canal Sánchez SD-


0 SD SD SD SD SD SD SD SD SD-885
Taboada 808

Presa Derivadora SD- SD- SD- SD- SD- SD-


>200 SD SD-0.7 SD SD-<6
Morelos <0.05 <0.005 <0.07 <250 <1 <500

Río Nuevo (Límite >250- >500-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
Internacional) 1457 1078

Pozo No. R-92 Ejido SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Hermosillo 472 1004

Pozo No. 1 Ock- SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
erson 288 <500

Pozo No. 17 Ch. SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
ElÍas 369 <500

Dren Internacional 12 - SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD-500
Río Nuevo 1948 453

Puente Madero (Río SD- SD-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
Nuevo) 1556 1253

Río Colorado- SD- SD-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
Yurimury 8220 2919

304
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Nitrógeno amoniacal (mg/l)


Fluoruros (como F-)

Nitratos (mg/L)
Fierro (mg/ml)

Aldrín (µg/L)
Manganeso

Clordano
Mercurio
Fenoles

Dieldrín
Nitritos
Niquel
0.50
NOM-127-SSA 0 0.3 1.5 0.2 0 10 0.05 0 0 0.3
pH

NOM-01- PM 0.01 2
ECOL-1996 PD 0.02 4

Canal Alimentador
<0.01-
del acueducto Río SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
0.16
Colorado-Tijuana

Canal Sánchez SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mejorada 0.12 <0.5

Canal Sánchez SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Taboada 0.12 6.33

Presa Derivadora SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Morelos <0.02 <4

Río Nuevo (Límite SD- >0.5-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Internacional) 0.11 8.32

Pozo No. R-92 Ejido SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Hermosillo >0.5

Pozo No. 1 Ock-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
erson

Pozo No. 17 Ch.


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
ElÍas

Dren Internacional SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Río Nuevo 0.178 26.37

Puente Madero (Río SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Nuevo) 0.154 5.48

Río Colorado- SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Yurimury 0.05 0.82

305
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Trihalometanos totales
Heptacloro y epóxido de
Gamma-HCH (lindano)
Hexaclorobenceno

Plomo (mg/ml)

Sodio (mg/ml)

Zinc (mg/ml)
Metoxicloro
heptacloro

2,4 - DD

(SAAM)
DDT

NOM-127-SSA 1 2 0 0.03 20 50 0.03 200 0.5 0.2 5

NOM-01- PM 0.2 10
ECOL-1996 PD 0.4 20

Canal Alimentador
del acueducto Río SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Colorado-Tijuana

Canal Sánchez
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mejorada

Canal Sánchez
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Taboada

Presa Derivadora SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Morelos <0.4 <20

Río Nuevo (Límite


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Internacional)

Pozo No. R-92 Ejido


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Hermosillo

Pozo No. 1 Ockerson SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Pozo No. 17 Ch. ElÍas SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Dren Internacional
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Río Nuevo

Puente Madero (Río


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Nuevo)

Río Colorado-
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Yurimury

306
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Grasas y aceites (mg/l)

Huevos de Helminto
Coliformes fecales

Coliformes totales

Sulfatos (mg/ml)
Materia flotante

SS (ml/l)
T °C

SDT

SST
PH

6.5- 0 2
NOM-127-SSA 1000 400
8.5 UFC UFC

NOM-01- P.M. 40 15 Aus. 1 100


ECOL-1996 P.D. 40 25 2 175

<6.5- 0.23- 0.23- SD- SD- 3140- <100- SD-


Descarga Río Hardy <40 SD Aus.
>8.5 240 460 <25 <0.2 6600 >175 1171

Dren Colector del SD- <100-


<8.5 <40 <3-23 SD SD Aus. SD >1000 SD
Norte 43 >175

<6.5- SD- Pres. <100-


Dren Xochimilco <40 <3-23 SD SD SD >1000 SD
>8.5 43 2/3 >175

Salida Laguna SD-


<8.5 <40 <3-23 SD SD Aus. SD >1000 <175 SD
México 43

Salida Laguna SD-


<8.5 <40 <3-23 SD SD Aus. SD >1000 <175 SD
Xochimilco 43

Descarga PTAR Pres.


<8.5 <40 >23 >43 SD SD SD >1000 <175 SD
Mexicali 1 2/3

Afluente PTAR SD- SD- <100-


<8.5 <40 >23 >43 SD-0 <2 SD SD
Mexicali 1 <25 Aus. >175

Descarga PTAR Las <6.5- SD- Pres. SD- <100-


<40 >23 >43 SD-0 >1000 SD
Arenitas >8.5 >25 1/4 >2 >175

Río Hardy - Campo SD- <100-


>8.5 <40 >23 SD SD Aus. <2 >1000 SD
La Mariana 43 >175

Río Hardy - Ejido


>8.5 <40 >23 >43 SD SD Aus. SD >1000 >175 SD
Durango

Río Hardy - Campo


SD <40 SD SD SD SD SD SD SD SD SD
turíst. El Mayor

PM= Promedio mensual PD=Promedio diario

307
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Cromo total (mg/ml)


Cloro residual libre
Aluminio (mg/ml)

Arsénico (mg/ml)

Cadmio (mg/ml)

Cobre (mg/ml)
Bario (mg/ml)

Dureza total
Cianuros

Cloruros
DBO

0.2-
NOM-127-SSA 0.2 0.05 0.7 0.01 0.07 250 2 0.1 500
1.50

NOM-01- P.M. 100 0.1 0.1 2 4 0.5


ECOL-1996 P.D. 200 0.2 0.2 2 6 1

SD- SD-
Descarga Río Hardy <200 SD SD SD SD SD SD SD SD
2664 1557

Dren Colector del SD- SD-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
Norte >250 >500

SD- SD-
Dren Xochimilco <200 SD SD SD SD SD SD SD SD
>250 >500

Salida Laguna SD- SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD
México <200 >250 >500

Salida Laguna SD- SD-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
Xochimilco >250 >500

Descarga PTAR
<200 SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mexicali 1

Afluente PTAR SD- SD- SD- SD- SD- SD- SD-


<200 SD SD SD
Mexicali 1 <0.2 <0.7 <0.2 <0.07 <1.50 <6 <1

Descarga PTAR SD- SD- SD- SD- SD- SD- SD-


SD SD SD SD
Las Arenitas >200 <0.2 <0.7 >0.2 <0.07 <6 <1

Río Hardy - Campo SD- SD-


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD
La Mariana >250 <500

Río Hardy - Ejido


<200 SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Durango

Río Hardy - Campo


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
turíst. El Mayor

UFC/100 ml (unidades formadoras de colonias X 100 ml).

308
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Nitrógeno amoniacal (mg/l)


Fluoruros (como F-)

Nitratos (mg/L)
Fierro (mg/ml)

Aldrín (µg/L)
Manganeso

Clordano
Mercurio
Fenoles

Dieldrín
Nitritos
Niquel
0.50
NOM-127-SSA 0 0.3 1.5 0.2 0 10 0.05 0 0 0.3
pH

NOM-01- P.M. 0.01 2


ECOL-1996 P.D. 0.02 4

SD- SD-
Descarga Río Hardy SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
0.16 >0.5

SD-
Dren Colector del Norte SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
>0.05

Dren Xochimilco SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Salida Laguna México SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Salida Laguna
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Xochimilco

Descarga PTAR
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mexicali 1

Afluente PTAR
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mexicali 1

Descarga PTAR Las


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Arenitas

Río Hardy - Campo La SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mariana >0.05 >0.5

Río Hardy - Ejido


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Durango

Río Hardy - Campo


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
turíst.El Mayor

NMP/100 ml (núm. más probable X 100 ml).

309
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 19. (continuación).

Trihalometanos totales
Gamma-HCH (lindano)

Heptacloro y epóxido
Hexaclorobenceno

Plomo (mg/ml)

Sodio (mg/ml)
de heptacloro

Zinc (mg/ml)
Metoxicloro

2,4 - DD

(SAAM)
DDT

NOM-127-SSA 1 2 0 0.03 20 50 0.03 200 0.5 0.2 5

NOM-01- P.M. 0.2 10


ECOL-1996 P.D. 0.4 20

Descarga Río Hardy SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Dren Colector del


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Norte

Dren Xochimilco SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Salida Laguna México SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD

Salida Laguna
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Xochimilco

Descarga PTAR
SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mexicali 1

Afluente PTAR SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mexicali 1 <0.4 <20

Descarga PTAR Las SD- SD-


SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Arenitas <0.4 <20

Río Hardy - Campo La


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Mariana

Río Hardy - Ejido


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
Durango

Río Hardy - Campo


SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD SD
turíst.El Mayor

SD= Sin dato. Variable no analizada.

310
Anexo 3

El primer campo de fuerzas corresponde a los aspectos biofísi-


cos del cultivo (véase cuadro 18 anexo) donde se observa como
las fuerzas represoras son más que las impulsoras para el Valle
de Mexicali. Al realizar la sumatoria se tiene un valor de -21,
en cambio para Colima es un valor de 20 lo que indica una
situación favorable.

311
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Cuadro 20 anexo. Campo de fuerzas de los aspectos biofísicos


para el desarrollo de la acuacultura en Colima y
el valle de Mexicali.

Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali


Clima estable, oscila entre Clima extremoso, mayo-oct
16 y 28°C 29.7°C y nov-abril de 15.4°C
prom

Agua de pozo, sin metales ni Agua de pozo pobre en O2,


dióxido de carbono, P y Mg

Agua dulce y salobre Calidad de agua de drenes y
Río Hardy
Desarrollo de la acuacultura

Disponibilidad de agua Disponibilidad de agua


Biofísicos

flujos de 100 lts/seg programada

Zona libre de enfermedades Depredadores y competidores


del camarón

Agua salobre Maleza acuática

Calidad de agua de canales Tienen problemas en


de riego temporada de huracanes

Tormentas de aires y vientos


muy fuertes

Temblores e inundaciones

Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras


Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15

312
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

En el cuadro 21 anexo, se muestran los factores de produc-


ción para ambos lugares y es muy notorio que la mayor parte de
las fuerzas impulsoras son para Colima y las represoras corres-
ponden al valle, la sumatoria es más evidente con un valor de
-35 para el valle, mientras que Colima, que obtuvo un puntaje
de 20, debido a una mayoría de impactos medios y altos para
las fuerzas impulsoras. En este aspecto se requiere mayor tra-
bajo para lograr un cambio favorable en la situación del valle
ya que tiene más fuerzas represoras que impulsoras, y con un
impacto medio y alto.
En el cuadro 20 anexo, que corresponde a los factores de la
economía, las fuerzas presentes en Colima nuevamente son en
su mayoría impulsoras y el impacto que generan es principal-
mente alto por lo que logra un valor de 120. Por otro lado, el
valle tiene una situación similar pero con las fuerzas represoras
y obtiene un valor de -85. Es importante resaltar que una fuer-
za represora para el valle representa una fuerza impulsora para
Colima, por ejemplo, el hecho de que no solicitan créditos para
la compra de insumos en Colima, en el valle consideran que
faltan créditos de avío.
Para los factores de mercado, el valle sólo presenta dos y am-
bos son positivos logrando un valor de 30, en cambio Colima
presenta cinco factores que logran un valor de 0, es decir, la
situación está en status quo. En ambos casos los factores no son
muy representativos del mercado, pero pueden dar una pers-
pectiva distinta, ya que Colima maneja diferentes volúmenes
de venta y la ubicación geográfica define su mercado y com-
petencia.
El cuadro 21 anexo describe el aspecto social para Colima y
presenta siete factores con un impacto en su mayoría alto, con

313
Cuadro 21 anexo. Campo de fuerzas de los aspectos de producción para el desarrollo de la
acuacultura en Colima y el valle de Mexicali.

314
Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali

Tres ciclos de siembra Un ciclo de siembra

Densidades de siembra entre 60 y 100 org/m2 Costo de producción promedio 32.8 (pesos)

Sobrevivencia variable de 65-90% Sobrevivencia de 43-65%, promedio de 55%

Cosechan organismos entre 8-10gr, 12-13 gr, Densidades de 120 org/ha problemas con

P r o d u c c i ó n
12-15gr, de acuerdo con el mercado bacterias y cianofitas (30% de sobrevivencia)

Producción programada de acuerdo con el mercado No cuentan con procesadora/congeladora

Desarrollo de la acuacultura
Llenado y drenado de estanques subterráneo Falta equipo para monitoreo biológico

Utilizan aireación, remediación y probióticos Faltan aereadores

Rendimiento 3.33 ton/ha, organismos de 10-11gr y Rendimiento promedio de 2 ton/ha por año
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

rendimientos de 5 ton/ha con organismos de 15 gr

Mayoría usa método de precría con PL12 No uso de precría, ni aclimatadores adecuados
para la siembra de poslarva
Cuadro 21 anexo. (continuación).

Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali

Fertilizan con fosfato de amonio Falta maquinaria para dar mantenimiento a


estanques

Recambios total de agua cada ciclo Se considera que el camarón de Colima ha


perdido propiedades organolépticas

Granjas con equipo e infraestructura necesaria Infraestructura de las granjas mínima

Algunos monitorean microalgas, nitritos y nitratos Malas vías de comunicación

Cuenta con laboratorio de producción de No cuentan con un laboratorio productor de


poslarvas durante todo el año larvas en el estado.

Cosecha variable entre 14 y 25 gr Costo de producción 25.00-37.00 (pesos)

Recambio de agua total para cada ciclo

Densidad entre 11 y 62 org/m2, promedio 32 org/m2


La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras

315
Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15
Cuadro 22 anexo. Campo de fuerzas de los aspectos de economía y mercado para el desarrollo de la
acuacultura en Colima y el valle de Mexicali.

316
Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali

No solicitan créditos para compra de insumos Todos los ciclos requieren apoyos o créditos

Mayoría de granjas con fuerte inversión privada Alto costo de insumos

Granjas aportan dinero para beneficiarse de Faltan créditos de avío


apoyos del gobierno, campañas del Comité de
Sanidad, etcétera.

Mayoría de granjas tiene más de 10 ha, por lo La mayoría de las granjas son menores a 10 ha
tanto viven de la acuacultura y no han crecido mucho desde que iniciaron

Apoyos de gobierno fueron esenciales para Algunos productores no pagan los apoyos de
crecer los fondos para acuacultura

E c o n o m í a
Aireadores e instalación eléctrica de Faltan créditos refaccionarios
manufactura local, menor costo
Desarrollo de la acuacultura
Se ponen de acuerdo en el precio para vender Costos altos por la energía eléctrica
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Tienen tarifa acuícola para la electricidad Aplican multas por uso de electricidad en
horario restrictivo
Cuadro 22 anexo. (continuación).

Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali

Disminuyen costos de insumos pagando de Algunas granjas están endeudadas por


contado ampliación o mejoras

Negocian precio de mayoreo al comprar entre


varios

Mayoría de granjas tiene mucha inversión


gubernamental

Mercado local mínimo, Guadalajara, Mazatlán y Competencia de Guatemala y Belice


Nayarit

M e r c a d o
La clave en el mercado es que saben cuándo Hay intermediarismo local
sembrar y de qué tamaño cosechar

Desarrollo de la acuacultura
Venta de camarón fresco y congelado, con Venden sólo camarón entero fresco
cabeza y descabezado
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Mercado local y regional

Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras

317
Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15
Cuadro 23 anexo. Campo de fuerzas del aspecto social para el desarrollo de la acuacultura en

318
Colima y el valle de Mexicali.

Cultivo de camarón colima vs. valle de mexicali


Personal técnico y administrativo capacitado Las granjas no tienen personal especializado

Los productores viven de la acuacultura La mayoría de productores tienen otras


actividades y trabajos

Directivos con alto nivel de estudios Robos (cable, transformador, producto, etcétera)

Todos son un equipo dentro de cada granja Apatía de los productores

A todo acuacultor se le integra a las asociaciones Falta fortalecer la asociación (no aportan
para protegerse entre todos cuotas)

S o c i a l
Presencia de líderes para lograr el éxito Deslealtad entre productores

Existe comunicación y apoyo entre la mayoría de Desarrollo de la acuacultura Desacuerdos entre productores
los productores
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Personal familiar Zona de riesgo por narcotráfico


Cuadro 23 anexo. (continuación).

Cultivo de camarón colima vs. valle de mexicali


Buena organización interna Programas de gobierno son un riesgo al generar
la baja de precios por cultivar todos lo mismo

Interés de los productores por desarrollar la

Social
actividad

acuacultura
Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras

Desarrollo de la
Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

319
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

un valor de 70, mientras que en el valle son 12 factores que en


su mayoría son considerados como una fuerza represora, por
lo que tiene un valor de -40. Cabe mencionar que durante las
entrevistas, en Colima se resaltó este tipo de factores como algo
muy importante para obtener los logros actuales, inclusive más
allá de los aspectos productivos.
El cuadro 22 anexo corresponde a lo institucional, y es im-
portante ya que es otro aspecto que en el valle define una si-
tuación favorable con un valor de 20, a pesar de que Colima
presenta el mismo número de factores que el valle, logra un
valor de 85, lo que indica que inclusive en las situaciones favo-
rables, puede mejorarse.

320
Cuadro 24 anexo. Campo de fuerzas del aspecto institucional para el desarrollo de la acuacultura en
Colima y el valle de Mexicali.

Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali


El Comité de Sanidad tiene ubicación local y los Escasa relación con el sector académico local
apoya una vez por semana

El Comité de Sanidad hace PCR en fresco e Desinterés en el desarrollo de la acuacultura en


hispatológico cada semana y pesticidas dos el valle de Mexicali (Sagarpa)
veces/año

El productor cumple con el Comité de Sanidad, Procesos burocráticos complicados y tardíos


Asociación de Acuacultores y gobierno del estado

Buena relación Asociación de Acuacultores- Falta vinculación de instituciones académicas y


gobierno del estado de investigación con los productores

I n s t i t u c i o n a l
Además del Sistema Producto, tienen una El Comité de sanidad se ubica fuera de la zona
Asociación de Acuacultores que funciona bien Desarrollo de la acuacultura y realiza visitas mensuales
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

El Comité de Sanidad recibe apoyo mensual de


los productores como un fondo revolvente

321
Cuadro 24 anexo. (continuación).

322
Cultivo de camarón Colima vs. valle de Mexicali
Buena relación productor-gobierno del estado

El Comité, previo a iniciar una granja, hace


estudios de pesticidas y metales pesados de
agua y también ocasionalmente

El Comité de Sanidad hace pruebas de PCR en


fresco e hispatológico cada ciclo

Mayoría de productores asociados al sistema


producto camarón

Fuerzas impulsoras Fuerzas represoras


Alto Medio Bajo Bajo Medio Alto
+15 +10 +5 -5 -10 -15
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo
anexo 4.
Cuadro 25. DIRECTORIO

Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono


Bertoldo García Amparano Dueño de granja acuícola Promar 57 granja.acuicola.promar57@gmail. Cel. (686) 174-8510 y
com (686) 120- 2364
Biol. Joaquín Campos Productor de crías de tilapia Granja San Buenaventura joaquin.campos@conapesca. (314)3367102, casa
Arciniega gob.mx (314) 1245227
sanbuenaventura308@yahoo.
com
Biol. Adolfo Castellanos Técnico acuícola Agroindustrias RAFER, S.A. cedallo@yahoo.com.mx (313) 108-7489
Monroy de C.V.
Biol. Lerman Joel Espinoza Promotor de pesca y SEPESCA-Mexicali lespinoza@baja.gob.mx (686) 5517328
Cruz acuacultura
BP. Manuel Felipe Blanquet Agente FIRA-Ensenada mfblanquet@fira.gob.mx (646) 176-6211
Cabrera y 176-6132
C. Dr. Javier Péres Robles Estudiante de doctorado Facultad de Ciencias jperez45@uabc.edu.mx
Marinas-UABC
Dr. Alexis Ángel Niebla Aguiar Dueño de granja acuícola Camarón Express camaronexpress@hotmail.com (686) 569-2879

Dr. Aramis Olivos Ortiz Director FACIMAR- Manzanillo aramis.olivos@gmail.com


La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Dr. Federico Páez Osuna Investigador ICMYL-UNAM Mazatlán paez@ola.icmyl.unam.mx Cel. 6691 165262
Metales pesados en
organismos acuáticos y

323
ecosistemas
directorio (continuación)

324
Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono
Dr. Gustavo A. Rodríguez Profesor-investigador FACIMAR-UAS garm73@gmail.com (669)180 98 27
Montes de Oca Cultivo, reproducción y Cel. (669) 920 17 54
fisiología de peces
Dr. Jesús Adolfo Román Profesor-Investigador Instituto de Ciencias jromanc@uabc.edu.mx (686) 523-0079 Ext.
Calleros Agrícolas-uabc
Dr. José Ángel Olivas Valdez Profesor-investigador Instituto de Investigación en olivasja@uabc.edu.mx (686) 563-6906
Ciencias Veterinarias-uabc Ext. 134
Cel.( 686)170-7794
Dr. Juan Pablo Lazo Corvera Investigador cicese jplazo@cicese.mx (646) 175-0500
Nutrición y alimentación de Ext. 24484
organismos acuáticos
Dr. Leonardo Ibarra Castro Investigador ciad- Mazatlán leonardo.ibarra@ciad.mx (669) 989 87 00
Reproducción y cultivo de Ext. 242
peces marinos. Fax: (669) 989 8700
Dr. Marco Liñán Cabello Investigador FACIMAR-Manzanillo linanm@ucol.mx (314) 331 12 05
Biotecnología acuática linanmarco@hotmail.com Ext. 53232
Dra. Jaqueline García Investigadora ciad-Guaymas jaqueline@ciad.mx (622) 225-2826
Hernández Ecotoxicología, restauración
de ecosistemas.
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Dra. Ma. Socorro Romero Jefa del Laboratorio de Instituto de Ingeniería - sromero@uabc.edu.mx (686) 566-4150
Hernández Química Ambiental uabc romero@iing.mxl.uabc.mx Ext. 119
directorio (continuación)

Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono


Dra. María del Carmen Alcalá Profesora-investigadora Facultad de Economía y alcala@uabc.edu.mx
Álvarez Relaciones Internacionales-
uabc

Dra. Maria Soledad Morales Profesora-investigadora ciad-Mazatlán marisol@ciad.mx (669) 989-8700


Covarrubias Acuacultura y manejo Ext. 275
ambiental
Dra. Mariel Gullian Klanian Profesora-investigador Universidad Marista de mgullian@marista.edu.mx (999) 942-9700
Sanidad e inocuidad agro- Mérida
acuícola
Dra. Marisela Flores Ibarra Profesora-investigadora Instituto de Investigación floresi@uabc.edu.mx
en Ciencias
Veterinarias-uabc
IBA. Claudia Johana Directora de pesca y Pesca y Acuacultura- caliux@hotmail.com
García Olea acuacultura Secretaría de Desarrollo
Rural del Estado de
Colima
IBA. Melesio Espinosa Productor Acuacultivos del Real melez@hotmail.com (312)3203918
Barreto
Ing. Antonio Rodríguez Secretario de Fomento Secretaría de Fomento (686) 551-7300
Hernández Agropecuario Agropecuario gob-bc Ext. 7331
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ing. Arturo Espinoza Dir. Tec. Calidad de agua conagua-Mexicali antonio.espinoza@conagua. (686)5516400
Fuentes (Jefatura de proyecto) gob.mx Ext. 1532

325
directorio (continuación)

326
Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono
Ing. Dinorah Arcia Llerena Socia de granja acuícola Camarón Express dinoraharcia@yahoo.com.mx (686) 216-7545
Ing. Francisco Nieto Director de Fomento Dir. Gral. de fnietos@conapesca.gob.mx (669) 9156900
Sánchez acuícola y pesquero en Organización y Ext. 58603
Mazatlán Fomento- Conapesca
Ing. Javier Mosqueda Dueño de granja Acuamos, SA de CV fj.mosqueda@acuamos.com
Martínez acuícola j.mosqueda@acuamos.com
Ing. Jesús Flores López Jefe de Distrito 014 Conagua-Mexicali (686)5516400
Conmutador
Ing. José Luis Zavala R. Jefe de 2do. Y 3er. Conagua-Mexicali jlzavala02@gmail.com (686) 5516400
Distrito de riego jose.zavala@conagua.gob. Ext. 2315
mx
Ing. José Melesio Encargado de Ingeniería Conagua-Mexicali Jose.figueroac@conagua. (686)5516400
Figueroa Vargas de riego y drenaje del gob.mx Ext. 2340
distrito 014-Río Colorado
Ing. Mario Paredes Vallejo Director de Conagua-Mexicali (686)5516400
Infraestructura Ext. 1401
Hidroagrícola
Ing. Teresa de Jesús Sol Jefa de Proyecto Calidad Conagua-Mexicali teresa.sol@conagua.gob.mx
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Uribe de Agua
Isidra Domínguez Representante de granja Grupo Castro 2000 rafael2870@hotmail.com (686) 145-3730 y
Pacheco acuícola acuacastro@yahoo.com.mx (686) 181-7111
directorio (continuación)

Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono


Jorge Anaya Gerente operativo Sistema producto anayajorge@hotmail.com (686) 564-4975
Camarón en BC Cel. (686) 157-5002
Lic. Ismael Grijalva Dir. Gral. De Organismo Conagua-Mexicali carlossandez@cna.gob.mx 551-6400
Palomino de Cuenca Península (asistente) Ext. 1001
de B.C. fax. 554-0790
M.C. Claudia Cabrera Jefa del Departamento Conapesca-Mexicali claudia.cabrera@conapesca.
de Estadística gob.mx

M.C. Edith Santiago Coordinadora de oficina Sonoran Institute esantiago@sonoraninstitute. (686)582 5431
Serrano en Mexicali Programa México, A.C. org Cel. (686)1578113
Delta Río Colorado
M.C. Luz Estela Investigadora ciad-Mazatlán eibarra@ciad.mx (669) 989 87 00
Rodríguez Ibarra Acuicultura y manejo Ext. 252 y 241
ambiental *
M.C. Mauricio Moreno Empresario Ocean Baja Labs ocean.mma@gmail.com
Alva
M.C. Raúl Yépiz Catedrático Universidad Autónoma ryepiz@uabc.edu.mx (646) 174-4570
Velázquez de Baja California Ext. 149
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

M.C. Tania Nassar Prado Jefa de Acuacultura Conapesca- (646)1759214


Subdelegación
Ensenada

327
directorio (continuación)

328
Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono
M.P.A. Noemí García Investigadora ciad-Mazatlán garciaaguilar@ciad.mx (669) 989 8700
Aguilar Reprod. de organismos Ext. 243
acuáticos y producción
de rana toro
Ma. Guadalupe Peraza Facturación de libros ciad-Mazatlán lperaza@ciad.mx
Cruz
María Clara Ramírez Responsable de ICMyL-unam Mazatlán biblio@ola.icmyl.unam.mx (669)9852845-48
Jáuregui biblioteca “Dra. María Fax:(669)9826133
Elena Caso”
Mariana Gómez Gerente Administrativo Agroindustrias RAFER, marianagomez_h@hotmail. (333) 808-2630
Hernández SA de CV com

MBL. Carlos Gabriel Presidente Cesacol y del Comité aquafrutas@yahoo.com.mx


Hernández Nacional Sistema
Producto Camarón de
cultivo.
Miguel Ávila Tamayo Director general Aquagranjas del aquavila@hotmail.com (313)324-2297
Pacífico
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Ocean. Abraham Huerta Apoyos y financiamiento SEPESCA Gobierno ahuerta@baja.gob.mx (646) 172-3080
Maldonado a las Mypimes del Estado de Baja Ext. 3269
California
Ocean. Alfonso Fajer Coordinador técnico de Cesaibc cesaibc@yahoo.com.mx (646)152-1656
Zamora crustáceos.
directorio (continuación)

Nombre Área Lugar/institución E-mail Teléfono


Ocean. Carlos Gómez Representante de Conagua-Ensenada (646)1751610
Arias Conagua en Ensenada Ext. 1000
Ocean. Francisco Javier Gerente de Cesacol Cesacol javierpreciado81@hotmail. (313) 3252526
Preciado Gómez com

Ocean. Héctor González Responsable de oficina Maxmar Mariscos, S.A. hgbc1955@hotmail.com (646) 177-3768
en Baja California. de C.V.
Ocean. Luis Aguilar Rosas Investigador Instituto de aguilarl@uabc.edu.mx (646) 174-4601
Ecología y taxonomía de Investigaciones Ext. 174
macroalgas. Oceanográficas-uabc
Ocean. Luis Tiznado Consultor pesquero (646) 179-4468
García
Ocean. Ricardo Salcedo Pesca -Mexicali ricardo.salcedo@conapesca. (686)553-6140
González gob.mx Ext. 73266
152*14*69179
P. Ocean. Luis Antonio Estudiante de FACIMAR FACIMAR- uas tonyjimenez80@gmail.com
Jiménez Salcedo en proyecto de puyeque,
tilapia y biofloc
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

* Puede dar informes sobre la biblioteca del ciad-Mazatlán

329
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Siglas utilizadas

Asociación Ecológica
Diario Oficial de la
AEURHYC de Usuarios del Río DOF
Federación
Hardy y Colorado, A.C.
Centro de Apoyo de Demanda Química de
CADER DQO
Desarrollo Rural Oxígeno
CE Conductividad Eléc- DRC Delta del Río Colorado
trica
Centro Intercultural de
CEDO Estudios de Desiertos ECOL Ecológica
y Océanos
CESACOL Comité Estatal de ERIC Education Resources
Sanidad Acuícola del Information Center
Estado de Colima
Comité Estatal de
Sanidad Acuícola e Estados Unidos de
CESAIBC EUA
Inocuidad de Baja América
California
CESPM Comisión Estatal de FACIMAR Facultad de Ciencias
Servicios Públicos de Marinas (Colima)
Mexicali
Organización de las
Campo Geotérmico de Naciones Unidas para
CGCP FAO
Cerro Prieto la Alimentación y la
Agricultura
CIAD Centro de Investi- FDA Food and Drug Admi­
gación en Alimentación nistration
y Desarrollo
Centro de Investiga- Fideicomisos Institui-
CIBNOR ciones Biológicas del FIRA dos en Relación con la
Noroeste Agricultura
CICESE Centro de Investiga- FOGABAC Fondo de Garantías
cion Científica y de Complementarias y
Educación Superior de Créditos Puente
Ensenada

331
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Siglas utilizadas (continuación).

Centro de Investiga-
Fondo Nacional de
ciones Científicas y
CICTUS FONAES Apoyo para las Em-
Tecnológicas de la
presas en Solidaridad
Univ. de Sonora
CILA Comisión Internacional GIFT Genetic Improvement
de Límites y Aguas of Farmed Tilapia
Convention on Interna-
tional Trade in Endan-
CITES HSB Hybrid Striped Bass
gered Species of Wild
Fauna and Flora
COFUPRO Coordinadora Nacional HPCL Cromatografía Líquida
de las Fundaciones de Alta Eficacia
Produce
Comisión Nacional
para el Conocimiento Índice de Aptitud
CONABIO IAPA
y Uso de la Biodiver- Potencial Acuícola
sidad
CONAGUA Comisión Nacional del IHHNV Necrosis Hipodérmica
Agua y Hematopoyética
Infecciosa
Comisión Nacional de Instituto Nacional de
CONAPESCA INAPESCA
Pesca y Acuacultura Pesca
COPECs Productos Químicos ISA Instituto de Sanidad
de Posible Impacto Acuícola
Ecológico
Comisión de Regu- Institute for Scientific
CRyS ISI
lación y Seguimiento Information
CSA Comité Estatal de LGPYAS Ley General de Pesca
Sanidad Acuícola y Acuacultura Susten­
table
Demanda Bioquímica
Manifiesto de Impacto
DBO5 de Oxígeno a los 5 MIA
Ambiental
días
DDE Diclorodifenildicloro- MR Módulos de Riego
etileno

332
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Siglas utilizadas (continuación).

Distrito de Desarrollo Norma Oficial Mexi-


DDR NOM
Rural cana
DDT Diclorodifeniltricloro- OEIDRUS Oficina Estatal de
etano Información para el
Desarrollo Rural Sus-
tentable
Depto. de Investiga-
ciones Científicas y Organización No
DICTUS ONG
Tecnológicas de la Gubernamental
Univ. de Sonora
PCR Reacción en Cadena SPA Secretaría de Protec-
de la Polimerasa ción al Ambiente
Secretaría de Salubri-
PL Postlarva SSA
dad y Asistencia
PMSMB Programa Mexicano de SSal Suelos Salinos
Sanidad de Moluscos
Bivalvos
Procuraduría Federal Sólidos Suspendidos
PROFECO SST
del Consumidor Totales
PROFEPA Procuraduría Fed- SUA Sin Uso Aparente
eral de Protección al
Ambiente
Porcentaje de Sodio Sub Comisión Estatal
PSI SubCEO
Intercambiable Operativa
PTAR Planta de Tratamiento TIR Tasa Interna de
de Agua Residual Retorno
Registro Nacional de Síndrome del Virus del
RNPyA TSV
Pesca y Acuacultura Taura
SAGARPA Sria. de Agricultura, UAS Universidad Autónoma
Ganadería, Desar- de Sinaloa
rollo Rural, Pesca y
Alimentación
Secretaría de Desa­ Universidad Autónoma
SEDECO UABC
rrollo Económico de Baja California

333
La acuacultura en el valle de Mexicali: especies y áreas de cultivo

Siglas utilizadas (continuación).

SEFOA Secretaría de Fomento UMAC Unidad de Manejo


Agropecuario Acuícola
Secretaría del Medio
Universidad Nacional
SEMARNAT Ambiente y Recursos UNAM
Autónoma de México
Naturales
SENASICA Servicio Nacional de US Uso de Suelo
Sanidad, Inocuidad y
Calidad Agroalimen-
taria
Secretaría de Pesca y
SEPESCA UUr Uso Urbano
Acuacultura
SHCP Secretaría de Haci- VM Valle de Mexicali
enda y Crédito Público
Sistema de Infor- Síndrome del Virus de
SIG WSSV
mación Geográfica la Mancha Blanca
SM Sin Módulo YHV Virus de la Cabeza
Amarilla
Sistema Nacional de
Información para el Síndrome del Virus de
SNIDRUS WSSV
Desarrollo Rural Sus- la Mancha Blanca
tentable
SNIIM Sistema Nacional
de Información de
Mercados

334
Índice

Agradecimientos.................................................................... 7
Prólogo.................................................................................. 9
1. Especies cultivables en el valle de Mexicali....................... 11
Listado de especies........................................................... 12
Selección de especies........................................................ 17
Fase i.............................................................................. 19
Fase ii............................................................................ 26
Fase iii........................................................................... 28
Conclusión.......................................................................... 40
2. Zonas óptimas para desarrollar la actividad...................... 43
Área de estudio: particularidades y problemática............. 44
El agua en el valle de Mexicali......................................... 44
Calidad del agua.............................................................. 48
Calidad del suelo............................................................. 56
Sismos............................................................................. 59
Modelo de aptitud potencial acuícola.............................. 60
Conclusión...................................................................... 79
3. Análisis de la acuacultura en el valle de Mexicali.............. 85
Inicios de la acuacultura en el valle de Mexicali............... 86
Producción acuícola en el valle de Mexicali...................... 94
Comité Estatal de Sanidad Acuícola e
Inocuidad de Baja California......................................... 116
Muestreo para Vigilancia Epidemiológica...................... 117
Capacitación ................................................................ 117
Divulgación .................................................................. 118
Coordinación y seguimiento ......................................... 119
Procedimientos y vías legales para lograr su cultivo........ 119
Factores para fortalecer la autogestión
y autosuficiencia............................................................ 123
Recomendaciones para consolidación de
la cadena productiva...................................................... 127
Papel que deben jugar los productores e instituciones
involucradas en esta actividad productiva...................... 131
4. Contraste del estado actual de la producción
acuícola del valle de Mexicali con otras
zonas de cultivo en baja salinidad.................................. 137
Acuacultura en el Valle Imperial........................................ 139
Inicios de la acuacultura en Colima................................... 143
Producción acuícola en Colima......................................... 147
Comité Estatal de Sanidad Acuícola del
estado de Colima............................................................... 157
Muestreo (vigilancia epidemiológica)................................. 159
Capacitación..................................................................... 159
Divulgación....................................................................... 160
Coordinación estatal y federal, seguimiento....................... 160
Comparación del cultivo de camarón
en Colima vs. valle de Mexicali.......................................... 162
Conclusión........................................................................ 165
V. Perspectiva integral de la situación ................................ 171
En el valle de Mexicali....................................................... 171
Perspectivas....................................................................... 174
Bibliografía........................................................................ 177
Anexo 1. ........................................................................... 217
Camarón blanco................................................................ 217
Datos específicos sobre las características
de la especie......................................................... 218
Requerimientos de cultivo..................................... 220
Forma de adquisición de las larvas o alevines. . ......... 221
Épocas y condiciones en las que
podrán engordarse. . ............................................... 221
Comercialización (mercado preferencial
y presentación)..................................................... 224
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 227
Bibliografía.. ......................................................... 227
Bagre................................................................................. 229
Datos específicos sobre las características
de la especie......................................................... 230
Requerimientos de cultivo .................................... 235
Forma de adquisición de las larvas o alevines . . ........ 237
Épocas y condiciones en las que
podrán engordarse. . ............................................... 237
Comercialización (mercado preferencial
y presentación) .................................................... 237
Ventajas y desventajas de la especie. . ....................... 241
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 242
Bibliografía.. ......................................................... 242
Carpa común.................................................................... 245
Datos específicos sobre las características ............... 246
De las especies...................................................... 246
Requerimientos de cultivo..................................... 248
Forma de adquisición de las larvas o alevines. . ......... 250
Épocas y condiciones en las que
podrán engordarse . . .............................................. 250
Comercialización (mercado preferencial
y presentación)..................................................... 252
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 254
Bibliografía.. ......................................................... 254
Langostino malayo............................................................ 256
Datos específicos sobre las características
de las especie........................................................ 257
Forma de adquisición de las larvas o alevines . . ........ 262
épocas y condiciones en las que
podrán engordarse. . ............................................... 262
Comercialización (mercado preferencial
y presentación) .................................................... 265
Ventajas y desventajas de la especie. . ....................... 266
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 267
Bibliografía.. ......................................................... 267
tilapia gift........................................................................ 269
Requerimientos de cultivo..................................... 274
Forma de adquisición de las larvas o alevines. . ......... 275
Épocas y condiciones en las que
podrán engordarse. . ............................................... 277
Comercialización (mercado preferencial
y presentación)..................................................... 280
Ventajas y desventajas de la especie. . ....................... 282
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 284
Bibliografía.. ......................................................... 285
Rana toro.......................................................................... 287
Datos específicos sobre las características
de la especie ........................................................ 288
Requerimientos de cultivo..................................... 289
Forma de adquisición de las larvas o alevines. . ......... 290
Épocas y condiciones en las que
podrán engordarse. . ............................................... 291
Comercialización (mercado preferencial
y presentación) .................................................... 294
Ventajas y desventajas de la especie. . ....................... 296
Recomendaciones: estrategias de
comercialización más adecuadas............................. 297
Bibliografía.. ......................................................... 298
Anexo 2............................................................................. 301
Anexo 3............................................................................. 311
La acuacultura en el valle de Mexicali: Especies y
áreas de cultivo se terminó de imprimir en octubre
de 2014 en Artificios Media, Abelardo L. Rodrí-
guez 747, col. Maestros Federales, Mexicali, Baja
California. C.P. 21370. La edición estuvo al cui-
dado del Departamento de Editorial Universitaria
de la Universidad Autónoma de Baja California.
En la composición tipográfica se utilizó Adobe
Garamond Pro. El tiraje consta de 300 ejemplares.