Vous êtes sur la page 1sur 2

Leymah Gbowee, y las mujeres que detuvieron la

guerra
Hace una década Liberia vivía un verdadero infierno. Tras una guerra civil de ocho
años que terminó con la elección de un jefe rebelde como presidente, el país de 3
millones de habitantes rápidamente se vio inmerso en otro conflicto. La violación
como arma de guerra y los niños soldados se volvieron el pan de cada día
mientras caudillos militares, cada uno más sanguinario que el anterior, pugnaban
por hacerse con el control del país y sus recursos minerales.

Hartas de esta situación, un grupo de mujeres formaron un movimiento no


violento que logró detener la guerra. La encargada de organizar este grupo fue
Leymah Gbowee, una trabajadora social que decidió luchar por la paz de su país.
Durante dos años más de dos mil mujeres cristianas y musulmanas realizaron
piquetes silenciosos en las calles, resueltas a impedir que la sangre continuase.

Tal fue la repercusión de este movimiento liderado por Gbowee, que estas mujeres
lograron expulsar a Charles Taylor de su cargo como presidente de Liberia,
sometiéndolo antes a negociaciones para poner fin al conflicto bélico. Más tarde, el
político fue juzgado por crímenes de guerra en el Tribunal de La Haya.

Amira Hass, una israelí entre palestinos


Amira Hass es una periodista israelí y judía que escribe sobre los palestinos que
viven en los campos de refugiados, sobre las restricciones al movimiento o la
importación de alimentos en los territorios palestinos y sobre los atacantes suicidas
y sus familias.

El medio para el que escribe Amira es Haaretz, se trata del periódico israelí más
liberal en un país que ha virado fuertemente a la derecha, donde quienes no
comulgan con la línea dominante de opinión sobre temas como la seguridad o las
colonias en tierras palestinas son tachados de antipatrióticos. Esta periodista
realiza reportajes de denuncia social.

Noticias israelíes para palestinos en las que muestra una realidad que pocos se
atreven a ver. Aunque muchos israelíes la detestan, y a pesar de que ha sido
arrestada en varias ocasiones, Hass también es una mujer respetada por altos
cargos políticos debido a la labor profesional que desempeña: no solo cuenta las
desgracias que ocurren sino que las vive para poder contarlas en primera persona.
Amira Hass fue galardonada con el premio UNESCO a la Libertad de Prensa.

Nurit Peled-Elhanan y la unión de las familias afligidas


Un día de septiembre de 1997, tres jóvenes palestinos se inmolaron en una
concurrida calle del centro de Jerusalén. En el ataque kamikaze murieron cinco
israelíes, incluyendo tres niñas de 14 años. Elhanan era la madre de una de ellas y
a partir de ese momento decidió transformar su dolor en activismo.

Esta israelí creó el Foro de Familias Afligidas, que agrupa a más de 500 familias
israelíes, palestinas, judías, musulmanas, laicas y ortodoxas que creen que la
represión no es una respuesta adecuada a la violencia y luchan por la paz en los
Territorios Palestinos.
Su inciciativa implica inculcar el respeto por todas las culturas e impedir que el
dolor por las muertes causadas por atentados se convierta en razón de enemistad.
Por eso, este grupo de padres y madres organizan seminarios y charlas para
concienciar a la población. Han logrado crear incluso una emisora de radio y un
programa de televisión en los que cuentan historias reales vividas por los
miembros del Foro.

“Creemos que la maternidad, la paternidad y el deseo de salvar a los niños que


están vivos son los únicos denominadores comunes que van más allá de la
nacionalidad, la raza y la religión”, escribió Nurit en su ensayo Los padres afligidos
por la paz.

Las Damas de Blanco y el poder de la movilización


Las Damas de Blanco luchan desde hace años por la liberación de sus esposos,
padres y hermanos detenidos durante una feroz campaña represiva del gobierno
cubano contra la disidencia, que se recuerda como la Primavera Negra. En total,
en marzo de 2003, fueron encarcelados 75 defensores de derechos humanos,
periodistas, profesores y líderes comunitarios. Entre ellos figuraba una mujer: la
activista social Martha Beatriz Roque. La mayoría ha recibido sentencias que van
desde los 13 años de cárcel hasta la pena de muerte por delitos como atentar
contra la integridad del Estado.

Este grupo de protesta opta por la no violencia y actúa mediante piquetes,


marchas silenciosas, cánticos y prendas simbólicas con su unión y
determinación como únicas herramientas de lucha. Estas mujeres han tenido que
enfentarse a amenazas políticas y agresiones de partidarios al régimen castrista, el
cual las ha tachado de mercenarias al servicio de Estados Undios.

Sin embargo, nada les impide que sigan protestando para lograr su fin: el respeto
por los derechos humanos. Otra de estas mujeres luchadoras es Mabel Lozano
a quien tuvimos posibilidad de escuchar en el Foro de Mujeres del Tercer Milenio.
A veces sentimos que la semana se nos hace cuesta arriba. Se nos acumulan
tantas tareas pendientes que desearíamos que el día tuviese más de 24 horas.
Llegadas a este punto es importante que nos detengamos, respiremos hondo y
pensemos. ¿No será que nos exigimos demasiado y cuidamos muy poco de
nosotras mismas? No olvides dedicarte tiempo para descansar, cuidarte, mimar tu
piel, reír, disfrutar de tu tiempo libre, de ti misma y de quienes más te quieren
porque, como proclama L’Oréal Paris: tú lo vales.