Vous êtes sur la page 1sur 12

Escuela De Ciencias Jurídicas y Políticas

Asignatura
Derecho penal 2
Facilitador
Fac. Liz Sahdala, M, A.
Fecha
18-01-2019
Zona oriental,
Santo domingo Este.

1. Elabora un cuadro comparativo donde establezca las diferencias de

los atentados a la integridad psíquica y de las personas y sus

penalidades. La República Dominicana es una nación libre,

soberana e independiente. Fue a partir de 1844 cuando la


también conocida como Quisqueya empezó a crear sus leyes,

siendo la primera, la Constitución de la República promulgada el

6 de noviembre de 1844 en San Cristóbal. Desde ahí, cuando ya

teníamos, además de independencia, base legal, muchas de las

familias dominicanas y en especial la mujer sufría en el seno de

de la unión algunos conflictos, violando muchas veces lo que

disponían las leyes y en la mayoría de los casos desconociendo

cuáles eran sus derechos. Caían en un círculo de ignorancia

procesal. El 27 de enero de 1997, es la fecha desde cuando

contamos con una ley que introduce modificaciones a códigos

establecidos hasta la fecha, en mejora de la sociedad

dominicana.

Nos referimos a la actual legislación contra la violencia intrafamiliar,

aunque hoy en día no está tan acorde con el Derecho

Positivo dominicano, puesto que los cambios que produjo fue

directamente a tres códigos, el Penal, el de Procedimiento Criminal y


el de Protección al Niño, Niña y Adolescente, a lo cual sólo el primero

el código penal está vigente (octubre 2006), aunque con la posibilidad

de ser promulgado otro, que dé mejores respuestas a las situaciones

penales cometidas en el país.

Es importante indicar, que para 1997, cuando se puso en vigencia, la

sociedad nacional requería un instrumento legal que protegiera

los derechos de la mujer y la perdurancia de la familia.

La introducción de esta ley, la componen cuatro (4) considerandos, de

los cuales todos argumentan la necesidad de que se tipifique y

sancionen infracciones muy latentes, como la violencia intrafamiliar. Es

alrededor de este aspecto, agresión, acoso y violación sexual, torturas,

barbaries, que describe qué es y cuál es la pena por cometerla.

Las torturas o barbaries, para la referida ley, corresponde al

utilizar métodos que causen a las personas daños o sufrimientos

físicos o mentales.
Se castiga, dependiendo la profundidad, de diez (10) a quince (15)

años por el sólo acto de tortura, de diez (10) a veinte (20) años si es

agresión sexual o tortura.

Un punto, en el cual ratifico la invalidez de las acciones o infracciones

de ser penalizadas, es al analizar los códigos pasados de los

presentes. Por ejemplo, en la primera sección hace alusión a artículos

de la Ley 14-94, como los (126 y 129), los cuales en la actualidad no

hablan de ningún medio de tortura al infante, sino de la adopción.

¿Puede la población dominicana tomar de referencia esta legislación

al momento de que un Niño, Niña o Adolescente ha sufrido tortura o

parte de la barbarie?, pues no, debe de recurrir, en su defecto al

código de protección al menor dominicano, ley 136-03.

Cuando los hechos que se producen en un territorio están por encima

de la regla, de lo establecido, existe la impunidad y debe entonces

tomarse en cuenta la necesidad de lo que pide el pueblo y legislar a

favor de lo planteado.
2. Elabora un mapa mental acerca de los elementos del tipo en la

agresión física y agresión psíquica.

Las distintas modalidades de delitos de lesiones vienen tipificadas en el Titulo III,

del Código Penal, bajo la rúbrica "De las lesiones" (artículos 147 a 156 ter, tras la

modificación operada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo),

distinguiéndose así:

1. Tipo básico

El articulo 147 CP dispone "el que, por cualquier medio o procedimiento, causare a

otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental,

será castigado como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres

meses a tres años, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad,

además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La

simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará

tratamiento médico".

a) Elementos objetivos

Será necesaria la concurrencia de los siguientes:


1º Un daño o menoscabo en la integridad corporal o/y en la salud mental o física

(fractura de un hueso, terror permanente en la victima).

2º Tratamiento médico o quirúrgico, además de una primera asistencia facultativa.

Debe considerarse tratamiento medico o quirúrgico el tratamiento restaurador del

cuerpo, tendente a restablecer o corregir, por medio de operaciones naturales e

instrumentales, sean de cirugía mayor o menor, cualquier alteración funcional u

orgánica causada por una lesión (Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de

octubre de 1994), debiendo excluirse de este concepto, el tratamiento sintomático,

las vacunaciones, la adopción de medidas preventivas como el uso de antibióticos,

la realización de una sutura sencilla, la colocación de esparadrapos o vendajes

elementales así como la simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la

lesión.

b) Elemento subjetivo

Se trata de un tipo doloso. Las formas imprudentes las veremos más adelante.

2. Tipo atenuado

El artículo 147.2 CP dispone, "El que, por cualquier medio o procedimiento,

causare a otro una lesión no incluida en el apartado anterior, será castigado con la

pena de multa de uno a tres meses". Asimismo, el art. 147.3 del Código
Penal prevé el delito leve de maltrato de obra castigando con penas de unos a dos

meses a quien golpee o maltrate de obra a otro sin causarle lesión.

3. Tipos agravados

Dispone el artículo 148 CP que "las lesiones previstas en el apartado 1 del artículo

anterior podrán ser castigadas con la pena de prisión de dos a cinco años,

atendiendo al resultado causado o riesgo producido:

1° Si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, medios,

métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica,

del lesionado.

2° Si hubiere mediado ensañamiento o alevosía.

3° Si la víctima fuere menor de doce años o incapaz.

4° Si la víctima fuere o hubiere sido esposa, o mujer que estuviere o hubiere

estado ligada al autor por una análoga relación de afectividad, aun sin

convivencia.

5° Si la víctima fuera una persona especialmente vulnerable que conviva con el

autor".

4. Lesiones muy graves. Mutilaciones o inutilizaciones


Dispone el artículo 149.1 CP que "el que causara a otro, por cualquier medio o

procedimiento, la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un

sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave

enfermedad somática o psíquica, será castigado con la pena de prisión de seis a

doce años".

La acción típica consistirá en varias conductas, distinguiéndose así:

a) Pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal o de un sentido. Consiste

esta conducta en la mutilar o inutilizar, debiendo entenderse por mutilar, cortar o

amputar un órgano, y por inutilizar, la perdida producida por cualquier medio de la

capacidad funcional del órgano o miembro. Estas acciones deberán dirigirse a un

órgano principal: la Jurisprudencia ha considerado de carácter principal: el brazo,

el antebrazo, la mano, la lengua, la oreja, la nariz e, incluso, el himen. Hay casos

con sentencias contradictorias, como en relación con el bazo, que ha sido

considerado principal y no principal. Y, por último, algún dedo de la mano o del

pie, parte de la piel, etc., son considerados no principales.

b) La causación de la impotencia o esterilidad. Por impotencia se entiende la

imposibilidad del varón o de la hembra de realizar el acto sexual completo,


respecto a la esterilidad será la pérdida o privación de la capacidad de engendrar.

Es también aplicable a los dos sexos.

c) Grave deformidad. La Jurisprudencia ha tenido en relación con este término una

acertada evolución. Durante largo tiempo se consideró que la deformidad debía

analizarse en cuanto a la relación de los demás personas con la víctima, pero no

en lo que hacía a su propia personalidad y a la importancia que el defecto tenía

para sí misma. En la actualidad, ese punto de vista se encuentra abandonado y se

estima que debe examinarse la cuestión teniendo en cuenta el interés de la

persona en su propio cuerpo con independencia de otras consideraciones.

Así pues, la deformidad se entiende como el afeamiento o alteración permanente

de la estética de las partes normalmente visibles del cuerpo humano (ejemplo: la

pérdida parcial del pabellón de una oreja, cicatriz en el cuello, perdida de

incisivos...)

d) Grave enfermedad somática o psíquica. La enfermedad puede ser física o

mental. La gravedad vendrá determinada por la importancia de la misma,

cualquiera que sea el plazo de curación.

5. Lesiones graves
Dispone el artículo 150 CP que "el que causare a otro la pérdida o la inutilidad de

un órgano o miembro no principal, o la deformidad, será castigado con la pena de

prisión de tres a seis años".

6. Lesiones imprudentes

Es preciso distinguir entre las que se cometen por imprudencia grave, imprudencia

profesional e imprudencia menos grave.

• Por imprudencia grave. Conforme al artículo 152.1 CP "el que por imprudencia

grave causare alguna de las lesiones previstas en los artículos anteriores será

castigado, en atención al riesgo creado y el resultado producido:

1º Con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a dieciocho meses,

si se tratare de las lesiones del apartado 1 del artículo 147/

2º Con la pena de prisión de uno a tres años, si se tratare de las lesiones del

artículo 149.

3º Con la pena de prisión de seis meses a dos años, si se tratare de las lesiones

del artículo 150".

• Empleando vehículo de motor, ciclomotor o arma de fuego. Dispone el

artículo. 152.2 CP "si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a


motor o un ciclomotor se impondrá demás la pena de privación del derecho a

conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a cuatro años" . Si las lesiones

se hubieran producido usando arma de fuego, se impondrá además la pena de

privación del derecho al porte o tenencia de armas por tiempo de uno a cuatro

años.

• Por imprudencia profesional. Señala el artículo 152 CP que "si las lesiones

hubieran sido cometidas por imprudencia profesional, se impondrá asimismo la

pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por

un período de uno a cuatro años".

• Por Imprudencia menos grave. Dispone el artículo 152.2 CP "El que por

imprudencia menos grave causare alguna de las lesiones a que se refieren los

artículos 149 y 150 será castigado con una pena de multa de tres meses a doce

meses. Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a motor o un

ciclomotor, se podrá imponer también la pena de privación del derecho a conducir

vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año. Si las lesiones se

hubieran causado utilizando un arma de fuego, se podrá imponer también la pena

de privación del derecho al porte o tenencia de armas por tiempo de tres meses a

un año”.
En todo caso, debe tenerse en cuenta que los delitos previstos en el art. 152.2 del

Código Penal solamente serán perseguibles mediante denuncia de la persona

agraviada o de su representante legal.