Vous êtes sur la page 1sur 10

U.A.

C 2018

INDICE

INTRODUCCION _______________________________________________________ 2
PRESENTACION________________________________________________________ 3
Antecedentes de la penalización a la contaminación y depredación del ambiente. _ 4
TITULO XIII ___________________________________________________________ 4
DELITOS AMBIENTALES _________________________________________________ 4
CAPÍTULO I (DELITOS DE CONTAMINACIÓN) ________________________________ 4
Art. 304.- Contaminación del ambiente. ____________________________________ 4
Objeto y eficacia de las penas que sancionan los delitos ambientales. ___________ 5
Propuesta legislativa. __________________________________________________ 6
No se penaliza el uso de la tierra agrícola para otros fines. ____________________ 7
Efecto de la vigencia de la norma sobre la legislación nacional. _________________ 7
El texto sustitutorio fundamentalmente se sustenta en: _______________________ 7
Aplicación del derecho penal al desastre ambiental petrolero de la Amazonía
peruana _____________________________________________________________ 8
CONCLUSIONES ______________________________________________________ 10

1
U.A.C 2018

INTRODUCCION

La finalidad del presente trabajo es exponer y analizar los instrumentos


jurídicos concernientes al medio ambiente y los recursos naturales, incluyendo
la normativa de diferentes sistemas jurídicos de Latinoamérica y de Europa. La
importancia del tema, con el propósito señalado es contribuir al conocimiento y
a la puesta en práctica del derecho al medio ambiente, para formar una
conciencia personal y colectiva sobre su trascendencia, más que una
disposición sancionatoria se busca la exposición de casos y de la importancia
que cada miembro de la sociedad adopte la conciencia ecológica que permita
el cumplimiento de dicha normativa y de las declaraciones internacionales. La
mayor parte de los temas de este trabajo se desarrollan en torno a instituciones
del derecho ambiental: ordenamiento territorial, contaminación, áreas
protegidas, recursos hídricos, conservación y desarrollo sustentable de la
biodiversidad. Desde el inicio de la investigación apreciamos que resulta un
ámbito extenso y general partiendo de lo que conceptuamos como
biodiversidad, medio ambiente, conservación, preservación, derecho y gestión
ambiental.

2
U.A.C 2018

PRESENTACION

El presente trabajo de investigación formativa lleva por título


“Antecedentes de la penalización a la contaminación y

depredación del ambiente” Se ha tomado en cuenta varios artículos


y trabajos monográficos para poder obtener una idea y de esa manera
ampliar tanto nuestros conocimientos.

Y poder compartir este trabajo con nuestros compañeros, para poder


ampliar sus conocimientos en el estudio del Derecho Ambiental, en este
caso analizar propiamente el Código penal, en el tema concerniente al tema
de “ANTECEDENTES DE LA PENALIZACION A LA CONTAMINACION Y
DEPREDACION DEL AMBIENTE”.

Es un honor para el grupo poder contribuir con el conocimiento de todos los


compañeros del salón y con toda la comunidad universitaria, para que de
esa forma se logre con el propósito de que en esta casa de estudios nos
formemos grandes profesionales nuestro grupo le hace presente el trabajo
con todo lo requerido por usted.

Por ante mano le pedimos una disculpa y consideración si al revisar el


trabajo encontrará algún error, le pediríamos de manera cordial que lo
pueda pasar por alto y nos ayude a poder con el tiempo corregir ese error.

Muchas gracias…

3
U.A.C 2018

Antecedentes de la penalización a la contaminación y


depredación del ambiente.

El deterioro del ambiente de vida se agrava cada vez más, y si éste no es


mitigado producirá, en el mediano o corto plazo, efectos degenerativos de las
condiciones de vida que puede llevar al mundo a situaciones peores que la
escasez y la miseria.

El interés por preservar los recursos naturales como el aire, el agua, los
bosques, el hábitat, los ecosistemas, etc., no sólo es exclusivo de un grupo de
personas o países, sino es preocupación e interés de toda la humanidad, de
cuidar nuestra vida y la vida de las futuras generaciones.

En nuestro país desde hace mucho tiempo se ha venido contaminando y


depredando el ambiente y los recursos naturales; sin embargo, el Estado
recién, en 1984 formalmente toma la decisión de elaborar un cuerpo legal que,
de manera sistematizada, permita proteger, preservar y defender los bienes
citados, esfuerzo legislativo que culminó el ocho de setiembre de 1990, con la
promulgación de Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales.

Este Código en su Capítulo XXI establecía los delitos y las penas para
sancionar a los que transgredían las normas sobre el ambiente, penas que
fueron rebajadas al ser incorporadas en el nuevo Código Penal promulgado el
4 de agosto de 1991.

El ocho de noviembre de 1991 se promulgó el Decreto Legislativo Nº 757, "Ley


Marco para el Crecimiento de la Inversión Privada" que derogó el Capítulo XXI
del Código Del Medio Ambiente, eliminándose la aparente confusión, sobre la
coexistencia de dos cuerpos legales que normaban sobre los mismos
supuestos (C.M.A y el C.P.).Así, desde esa fecha, los delitos contra el
ambiente se encuentran regidos por el Código Penal y el procedimiento.

TITULO XIII

DELITOS AMBIENTALES

CAPÍTULO I (DELITOS DE CONTAMINACIÓN)

Art. 304.- Contaminación del ambiente.

El elemento que determina la tipificación de este artículo era muy genérico: "El que
infringe normas sobre protección del ambiente…." Contra este criterio, se precisan
las normas ambientales cuya violación dan lugar a sanción penal: El que
infringe leyes, reglamentos, límites permisibles, etc. Se admite que esta
especificación podría considerarse restrictiva, ya que aparentemente libera otras
modalidades.

4
U.A.C 2018

Art. 305.- Formas agravadas.

La pena privativa de libertad será no menor de cuatro años ni mayor de siete años y
con trescientos a mil días-multa si el agente incurre en cualquiera de los siguientes
supuestos:

1. Falsea u oculta información sobre el hecho contaminante, la cantidad o


calidad de las descargas, emisiones, filtraciones, vertimientos o radiaciones
contaminantes referidos en el artículo 304°, a la autoridad competente o a la
institución autorizada para realizar labores de fiscalización o auditoría
ambiental.
2. Obstaculiza o impide la actividad fiscalizadora de auditoria ordenada por la
autoridad administrativa competente.
3. Actúa clandestinamente en el ejercicio de su actividad.
Si por efecto de la actividad contaminante se producen lesiones graves o
muerte, la pena será:
1. Privativa de libertad no menor de cinco años ni mayor de ocho años y con
seiscientos a mil días-multa, en caso de lesiones graves.
2. Privativa de libertad no menor de seis años ni mayor de diez años y con
setecientos cincuenta a tres mil quinientos días-multa, en caso de muerte.

Prevé los agravantes para los tipos previstos en el artículo anterior, establecidos
teniendo en cuenta principalmente el bien jurídicamente afectado, como se aprecia en
los incisos a) y b) de la segunda parte de este artículo.

Se advierte también que los entes administrativos vienen delegando a consultores


privados la actividad del control, fiscalización y monitoreo de la aplicación de las
normas ambientales. Por ello, en la nueva propuesta legislativa se incluye como
nuevos agravantes el falseamiento de la información o la obstrucción de la actividad
fiscalizadora, como se aprecia de los incisos 3 y 4 de este artículo.

OBJETO Y EFICACIA DE LAS PENAS QUE SANCIONAN LOS DELITOS AMBIENTALES.

De acuerdo al numeral 22 del artículo 2º de nuestra Constitución Política y la


primera norma del Código del Medio Ambiente, toda persona tiene el derecho
irrenunciable a gozar de un ambiente saludable, ecológicamente equilibrado y
adecuado para el desarrollo de su vida y también a la preservación del paisaje
y la naturaleza.

Sin embargo, estos derechos se han tornado en una mera ilusión, ya que en la
práctica, las penas que prevé el Código Penal para garantizarlos han resultado
ineficaces por su baja penalidad y por la tipificación muy genérica del delito.

A fin de superar la ineficacia de las penas actuales y alcanzar los objetivos


antes señalados, honrando el compromiso de promulgar leyes eficaces para
proteger el ambiente, que el Perú asumió en la Conferencia de Naciones
Unidas, para el Desarrollo y el Medio Ambiente, Brasil, Junio, 1992, se han
presentado los proyectos citados que proponen ajustes legislativos al Título XIII
del Código Penal.

5
U.A.C 2018

PROPUESTA LEGISLATIVA.

En primer lugar, se propuso modificar la denominación del Título XIII del


Código Penal, de "Delitos Contra la Ecología" por la de "Delitos Contra el
Ambiente". Esta modificación se formula considerando, que la Ecología que es
una ciencia o disciplina que estudia las relaciones entre los seres vivos y su
medio, que no es objeto de protección por el derecho penal, sino el ambiente y
los recursos naturales.

En segundo lugar, se propuso sustituir el "Capítulo Único", del Título XIII citado,
denominado "Delitos Contra Los Recursos Naturales, por dos Capítulos. El
Capítulo I denominado "Delitos de Contaminación" y el Capítulo II
denominado "Delitos contra los Recursos Naturales".

La denominación de un capítulo o título de una ley debe referirse al bien


jurídico tutelado. En el presente caso, aun cuando se reconoce que los bienes
jurídicos que se protege son: el agua, el suelo , el bosque, la flora, la fauna,
etc., elementos de un bien jurídico tutelado mayor, denominado ambiente; se
considera conveniente acoger la sugerencia del CONAM y de la Sociedad
Peruana de Derecho Ambiental, de dividir el Capitulo Único.

En tercer lugar, se propuso una tipificación más específica de los delitos


ambientales y el incremento de la penalización, que el Código Penal
comprende en los artículos del 304º al 314º.

Las normas que contemplaban estos artículos, como ya se dijo, tenian una
tipificación muy genérica del delito y baja penalidad que no motiva efectos
intimidatorios, ejemplarizadores y sancionadores. Así, para sancionar a los
casos de extrema gravedad, el máximo de la pena privativa de libertad era
mayormente de cuatro años, que en la práctica no conllevaba la pérdida
efectiva de libertad, por lo que se evidenciaba un notorio incremento de
impunidad.

Entendemos que las sanciones penales no solo deben estar de acuerdo con la
naturaleza del delito y la personalidad del delincuente, si no también que su
tipificación sea adecuada, para evitar la comisión y burla de nuevos delitos, por
ello se propuso una nueva tipificación para los delitos ambientales y un
incremento razonable de las penas privativas de la libertad, de inhabilitación y
del reducido tope de las multas.

De no adoptarse una acción preventiva y punitiva rigurosa, la depredación y


degradación del ambiente se irá incrementando y motivando la formación de
bandas y redes de traficantes, como ocurre en el tráfico de armas y de drogas,
entre las cuales el comercio ilícito de animales silvestre resulta ser el tercero
más lucrativo.

Las penas privativas de libertad establecidas en el Código Penal oscilan


mayormente entre uno y cuatro años lo que permite a sus infractores acogerse

6
U.A.C 2018

a los beneficios penitenciarios, como la suspensión de la ejecución de la pena,


que neutraliza la eficacia de la pena.

La propuesta legislativa eleva la pena privativa de libertad mínima y máxima de


un 30 a 100% y en el caso de penas adicionales de multas mayormente se
duplican y en la de inhabilitación mayormente se duplica el mínimo de esta
pena y se incrementa el máximo hasta un tercio.

NO SE PENALIZA EL USO DE LA TIERRA AGRÍCOLA PARA OTROS FINES.

No se penaliza, a fin de no contravenir la Ley 26505 que en su Cuarta


Disposición Final, deroga las normas que limitan el derecho de propiedad sobre
las mismas. Esta Ley desarrolla el Art. 88 de la Constitución Política del Perú,
que garantiza el derecho de propiedad sobre la tierra.

EFECTO DE LA VIGENCIA DE LA NORMA SOBRE LA LEGISLACIÓN NACIONAL.

Las modificaciones propuestas posibilitan al Estado fortalecer su rol


gestor del ambiente, con instrumentos legales apropiados para
penalizar ilícitos ambientales, tales como la contaminación, el tráfico de
especies, la tala indiscriminada de bosques, etc.

EL TEXTO SUSTITUTORIO FUNDAMENTALMENTE SE SUSTENTA EN:

a. La adecuación de la tipificación a las normas técnicas y administrativas sobre


el aspecto ambiental;
b. La incorporación de nuevas instituciones del derecho ambiental como por
ejemplo el estudio de impacto ambiental, el Programa de Adecuación al Medio
Ambiente y la Declaración de Impacto Ambiental;
c. La diferenciación en la penalidad de los daños que afectan el ambiente, en
relación a los daños que afectan a la salud humana;
d. El perfeccionamiento de la figura agravada.
e. La graduación de la pena.

7
U.A.C 2018

APLICACIÓN DEL DERECHO PENAL AL DESASTRE AMBIENTAL PETROLERO DE LA


AMAZONÍA PERUANA

La empresa petrolera Petroperú ha sido identificada como responsable de


recurrentes derrames de petróleo, las más trágicas y actuales son las ocurridas
el 25 de enero y el 3 de febrero de 2016 por fisuras en el Oleoducto
Norperuano en las microrregiones amazónicas de Chiriaco (provincia de
Bagua, región Amazonas) y Morona (provincia Datem del Marañón, región de
Loreto). Ante el desastre evidente, las denuncias se han hecho públicas por
dirigentes indígenas, políticos, funcionarios públicos y reporteros, pero poco se
ha escrito sobre la necesidad de aplicar el derecho penal. En las siguientes
líneas, lo intentamos plantear.
El desastre por derrame de petróleo no es un desastre ambiental en sí, sino un
desastre humano en sus causas y efectos. De un lado, la causa del desastre
existe por la incapacidad, negligencia, culpa o dolo para prever o controlar el
riesgo de un fenómeno natural o humano (las fisuras del Oleoducto que causan
el derrame del petróleo que se esparce en los ríos). De otro lado, los efectos
del desastre se aprecian en la incapacidad, negligencia, culpa o dolo para
reaccionar, afrontar y controlar la destrucción que produce el fenómeno natural
o humano. Esta destrucción es sobre el medio ambiente o medio de vida de
miles de ciudadanos que viven en la Amazonía cerca al Oleoducto Norperuano:
comunidades nativas o indígenas, principalmente wampis y aguarunas
(Chiriaco), wampis y shapras (Morona) y comunidades mestizas. Se estima
que los afectados son, como mínimo, 8,000 personas, quienes se encuentran
con problemas de alimentación y salud.
El Osinergmin (Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería)
recién ha impuesto una multa de 12’640,000 soles a Petroperú por
incumplimiento en el mantenimiento del Oleoducto Norperuano (18 de febrero
de 2016). El OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental),
limitado por cambios normativos a través de la Ley N° 30230 (12 de julio de
2014), solo ha aplicado medidas correctivas y se encuentra en investigación
administrativa. La ANA (Autoridad Nacional del Agua), principal responsable
del cuidado de nuestro recurso hídrico, aún no se pronuncia públicamente. El
actuar del conjunto de estos organismos muestra las limitaciones del derecho
administrativo y ambiental para afrontar el desastre.

8
U.A.C 2018

¿Qué hacer?

En adición al derecho civil, que nos ayuda a identificar la responsabilidad civil


por los daños materiales ocasionados, es indispensable recurrir al derecho
penal para identificar y calificar los actos humanos responsables de la tragedia.
Al respecto citemos los tipos penales aplicables, los cuales se encuentran
regulados en los artículos 304º y 305º del Código Penal peruano. El artículo
304º del Código Penal tipifica el delito genérico de contaminación ambiental:

Aplicando las normas a este caso, resulta evidente que se ha incurrido en el


delito de contaminación ambiental tipificado en el artículo 304º del Código
Penal. Pero la situación es de catástrofe o desastre, como hemos referido, por
lo que, de comprobarse lesiones graves o muertes en la población, se incurriría
en las modalidades agravadas con penas mayores, como aparece tipificado en
el artículo 305º del Código Penal.

¿Quiénes son los responsables?

Los funcionarios de la empresa Petroperú son, por acción u omisión, los


principales responsables. Esta responsabilidad puede extenderse a los
organismos supervisores si hubo omisión en prevenir y controlar la catástrofe.
Sin embargo, corresponde al Ministerio Público investigar e identificar a los
responsables, y compete al Poder Judicial calificar, interpretar y sancionar. Ello
en coordinación con las autoridades jurisdiccionales de las comunidades
nativas, quienes, en cumplimiento del artículo 149º de la Constitución Política,
están facultadas a intervenir.
El caso es lamentable, trágico y doloroso en perjuicio de niños, mujeres y
familias de comunidades amazónicas. Pero su resolución aparece como una
esperanza para evitar otros desastres semejantes. Se trata de fijar un
precedente, hasta ahora omitido, por nuestro sistema de justicia.

9
U.A.C 2018

CONCLUSIONES

1. El derecho penal del ambiente tiene determinados aspectos particulares que lo


distinguen del derecho penal tradicional, aunque eso no signifique que deje de basarse
en el respeto del principio de legalidad.

2. La configuración actual penal, para delitos de contaminación del ambiente, posee


mayor penalidad que las anteriores normas con el objeto de que no queden impunes
los actos cometidos contra el ambiente que están tipificados, de esta manera, como
también se han solucionado varias confusiones que poseían la anterior norma.

3. Debe distinguirse entre la configuración penal por contaminación, de la situación


generada por la minería informal, por cuanto se refieren a situaciones diferentes, de
tipo penal y administrativo, respectivamente.

4. A nivel penal, el proceso penal requiere la necesidad de contar con el Informe de la


autoridad ambiental sectorial, según el supuesto específico en que se ubique la
actividad minera.

10