Vous êtes sur la page 1sur 17

PROSOCIALIDAD

UNIDAD 3 - FASE 4 TRABAJO COLABORATIVO 3

PASOS 4- 5- 6- ABP

GRUPO 403010 - 39

Presentado Por:

José Del Carmen Piñerez, Código: 13538355

Lucenith Vega, Código: 1094577843

María Cristina Rodríguez Serrano, Código: 28.156.137

María Doris Martínez Guerrero Código: 28134651

Presentado A:

Dra. Yanet del Rocío Gaviria Mazo

Tutora del Curso

Universidad Nacional Abierta y a Distancia “UNAD”

Escuela de Ciencia Sociales Arte y Humanidades

Programa de Psicología

Noviembre de 2018
INTRODUCCION

Con el desarrollo de este trabajo nos permite brindar mayor conocimiento sobre el tema del
Ciberbullying y la relación directa con la prosocialidad ya que se tienen muy en cuenta las
diferentes lecturas de la unidad y las investigaciones realizadas por cada uno de los integrantes del
grupo, por lo tanto se determinar que la Prosocialidad se demuestra cuando se brinda una gran
ayuda y apoyo a las personas que padecen este gran inconveniente sobre todo los niños, niñas y
adolescentes que por su temprana edad son vulnerables y les puede causar problemas graves
psicológicos igualmente las entidades gubernamentales han estado en consonancia ya que son casos
muy delicados por lo tanto se han instaurado leyes y normas para aplicar las debidas sanciones.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice: el Ciberacoso o ciberbullying


se define como el acoso en el entorno digital que se ve reflejado mediante actuaciones de chantaje,
vejaciones o insultos de niños a otros niños; los colegios cuentan cada año con más casos de este
tipo de acoso a través de redes sociales y servicios de mensajería instantánea como WhatsApp o
Line. “La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta del riesgo de depresión y suicidio como
consecuencia del llamado Ciberbullying, “aunque la investigación sobre el ciberacoso es
relativamente incipiente, se han encontrado vínculos preocupantes claros entre padecer
ciberbullying y resultados negativos en la salud mental como la depresión, la autolesión y los
instintos suicidas”. El mal rendimiento académico, el comportamiento violento, las dificultades
con los compañeros, las prácticas sexuales de riesgo y el consumo de drogas son otras de las
consecuencias de esta nueva forma de acoso escolar a través de las redes sociales”.

Hoy sabemos que las personas que sufren acoso tiene mayor probabilidad de presentar ansiedad
y depresión a corto y largo plazo (cf. Forero et al., 1999; Gladstone, Parker y Malhi, 2006), de tener
bajo desempeño académico e incluso de optar por la deserción escolar. También se evidencia una
correlación negativa entre el joven que ha sido intimidado y su rendimiento en pruebas
estandarizadas como por ejemplo la prueba Saber-11 en Colombia (Chaux, E. 2012). Y si no son
suficientes estos aspectos para movilizarnos a actuar respecto a la problemática, se han presentado
casos extremadamente dolorosos como el mencionado anteriormente en los cuales algunos niños y
jóvenes recurren al suicidio para escapar del dolor que sufren día a día.

OBJETIVOS
Objetivo específico

- Tener claridad en el tema para así resolver el problema, haciendo un listado de lo que
se conoce acerca de dicho problema

Objetivo generales:

- Redefinir el problema
- Complementar y completar el problema si es necesario
- Identificar la información pertinente que sustente el problema
DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD

PROBLEMÁTICA REDES SOCIALES: “EL BULLYING EN LAS REDES SOCIALES”

Paso 4. Hacer una lista de aquello que necesita hacerse para resolver el problema.

El Bullying o acoso escolar se ha convertido en un grave problema en las aulas en los últimos
años y tanto los padres como la comunidad educativa y la sociedad en general, están buscando
alternativas para poder erradicar de una vez este problema. La solución es difícil, pero si se sabe
cómo actuar se puede conseguir que la situación se resuelva pronto y de forma satisfactoria.

Primer Paso: es la Prevención: La primera opción para evitar la aparición del problema del
acoso escolar es enseñar a los niños pautas de conducta que sean sanas. Hay que enseñar a los más
pequeños que ciertas acciones o ciertos comentarios pueden causar daños a otras personas y por
tanto se deben evitar; Pero también hay que explicar a los niños como reaccionar a una situación
de este tipo. Deben saber que si son víctimas de Bullying deben comunicarlos lo antes posible a
sus padres y a los profesores, además deben ser conscientes de que si ven una conducta de acoso
hacia otro compañero deben denunciarla ante los adultos.

Segundo Paso: Proteger a los menores a través de medios tecnológicos: Hoy en día las
nuevas tecnologías de la comunicación se han convertido en un medio para que el acoso siga fuera
de las horas lectivas. Si tu hijo está sufriendo acoso debes bloquear en su teléfono los números
telefónicos de sus acosadores. Muchos teléfonos tienen la opción de bloquear ciertos números,
aunque también hay aplicaciones que tienen esta función. Es importante que estés atento a las redes
sociales a las redes sociales de los menores. Controla que no entren en contacto con desconocidos
y si notas que hay acoso por parte de alguno de sus contactos procede directamente a bloquearlos.

Tercer Paso: Confía en la comunidad educativa: hoy en día muchos colegios e instituciones
tienen ya protocolo de actuación ante los casos de Bullying, si tienes constancia de que tu hijo o
cualquier otro niño está siendo sometido a acoso, pide cita con el director y el tutor de tu pequeño
para tratar el problema cara a cara y conocer los mecanismos de defensa que se pueden adoptar
desde el centro educativo. Es importante que te mantengas informado sobre todas las medidas que
se van a llevar a cabo en el colegio y el resultado que están dando las mismas, para ello puedes
mantener reuniones periódicas con el personal docente.
Si consideras que no se está haciendo lo suficiente, puedes optar por acudir a la inspección del
colegio para que vean que está ocurriendo y en última instancia cambiar a tu hijo de colegio o
instituto para alejarlo de un ambiente que es nocivo para él. Otra opción podría ser acudir a la
inspección del colegio para que vean que está ocurriendo, cambiar el niño del colegio da la
impresión que el problema es el.

Cuarto Paso: Busca ayuda profesional: algunos casos de acoso son tan graves que pueden
causar graves daños psicológicos en los niños, si crees que el apoyo de la familia y los amigos no
es suficiente para que el niño supere el trauma, lo mejor es ponerse en manos de un psicólogo
infantil para que ayude a tu hijo a sobrellevar y superar con éxito la situación.

Quinto paso: Denuncia lo que está ocurriendo: muchas veces si se toma medidas desde el
colegio el acoso suele acabar, pero en caso de que no sea así puedes denunciar la situación ante las
fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Puedes iniciar acciones legales penales contra los
acosadores y también puedes exigir responsabilidad civil al colegio si no ha tomado las medidas
necesarias para acabar con la situación de acoso.

En caso de que se detecte un caso de Bullying hay que:

 En primer lugar identificar la agresión


 Citar a los padres del agresor y del agredido para informar la situación (por
separado)
 Intentar que el agresor se identifique empáticamente con el acosado
 Elaborar con el hostigador un compromiso por escrito de no agresión
 Enseñar técnicas de afrontamiento al hostigado para que pueda afrontar futuras
situaciones conflictivas (mejorar habilidades sociales y de comunicación).

Que no hay que hacer, si un padre detecta que están hostigando a su hijo:

 Ir a hablar con los padres de agresor personal o telefónicamente.


 Ir a protestar agresivamente al colegio, perderá veracidad el hecho
 Incitar a que el niño se defienda, si no lo hace es porque no puede.
Contarlo a alguien: aliente a su hijo a hablar con un adulto de confianza, muchos
preadolescentes y adolescentes callan cuando sufren Bullying, lo que a menudo genera más
Bullying y manda el mensaje a los demás de que es un blanco para el Bullying. Anime a su hijo a
que acuda a usted al detectar el primer signo de Bullying o conflicto online. Monitoree sus círculos
online y evalúe el tono de sus conversaciones online.

Reporte el abuso a la plataforma online, a la escuela y/o a la policía: reporte al agresor a la


red social en la sección de ayuda. Si el agresor es otro estudiante, muestre las pruebas al consejero
de la escuela y/o colegio. Informe el Ciberbullying a la policía o la unidad de ciber-crimenes de su
área si el ciberbullying contiene amenazas, intimidación o explotación sexual.

La mejor defensa contra el ciberbullying es una buena ofensa y eso implica hacer lo que sea
necesario para construir y mantener una comunicación abierta y honesta con su hijo. Aunque
conversar con regularidad puede no prevenir el ciberbullying, les ayuda a enfrentar juntos los
desafíos en la medida en que surjan.

Emprender acción y hacer algo cuando escuchen a alguien haciendo bromas o comentarios
sobre identidad sexual, algún miembro de la familia de una persona, su peso, su manera de vestir,
su color de piel, su acento o sobre su discapacidad.

Pedir a su escuela colocar una urna privada donde los niños que estén sufriendo Bullying
puedan informarlo anónimamente.

Se necesita cambiar el ritmo, aprender a escuchar que dicen las otras personas y ver como
hago para comprender que sucede y como puedo integrar otras maneras de resolver los conflictos.

El gran desafío que tiene la escuela hoy es enseñar a comprender la diversidad, ya no solo
como concepto sino también como experiencia de vida, y esto se hace en contextos donde la
violencia abunda. Es por esto que no es sencillo encontrar soluciones rápidas.

Quizá el aspecto más importante que haya que comprender es que ningún ser humano esta
por encima de otro y que todos los que habitamos el planeta tenemos derecho a ser, con nuestras
costumbres, vivencias y miradas. Esta diversidad nos permite enriquecer nuestra vida, antes que
sesgarla, sin contraponernos.
En caso de que un joven sea Ciberatacado, se recomienda no responder a las provocaciones
para no incrementar la tensión y guardar las pruebas siempre que se puedan por si fuera necesario
denunciar ante las autoridades competentes, además se tiene que informar al centro escolar y la
lucha contra el ciberbullying debe hacerse en grupo.

Además se debe tener en cuenta:

 Establecer una relación basada en la escucha, comunicación y confianza con los hijos
 Informarse acerca de los riesgos de Internet para poder prevenir y educarlos adaptándolos
al siglo XXI
 Hay muchos recursos y profesionales que pueden respaldarlos y ser de gran ayuda.
 No permitir que se conecten, chateen a partir de ciertas horas.
 Es importante que los dispositivos electrónicos estén en un área común de la casa y que los
padres tengan acceso a las cuentas de las redes sociales de sus hijos.

Estas prácticas son positivas, para llevar a cabo con todos los menores, se haya o no confirmado
un problema de acoso, igualmente es importante prevenir este tipo de situaciones tanto en las
victimas como en los acosadores, por lo que se recomienda a los padres de familia:

 Enseñar a los niños y adolescentes a gestionar y controlar las emociones.


 Identificar los propios errores y a disculparse
 Establecer límites de conducta relacionados con su edad y todas las circunstancias que se
deben respetar.
 Es importante conocer sus relaciones sociales y los ambientes por los que se mueve.
 Transmitir valores fundamentales como la solidaridad, humildad, responsabilidad, respeto
entre otro.
 Evitar comportamientos agresivos tales como insultos, amenazas, desprecios, en la
presencia de los niños y adolescentes ya que son ejemplo de convivencia.

Implementar estrategias mediante talleres en las aulas de clases invitando a los padres de los
menores a participar sobre problemáticas graves, en este caso el Bullying en las redes sociales, para
que se socialicen los temas y al mismo tiempo tener claro el nivel de conocimiento de cada
estudiante, de esta manera los progenitores y los adolescentes contaran con la suficiente
información para sobrellevar una situación de estas en sus hogares.
Los padres de familia y docentes son los encargados de velar por el bienestar de los jóvenes que
recién están empezando a desenvolverse en la vida, además e imprescindible que se supervise
mientras el menor utiliza y navega en internet y sobre todo al momento de manipular redes sociales.

Procurar que el tiempo que dedique el menor a internet sea el necesario, ya que al permanecer
mucho tiempo en ellas adquieren conductas propias de internet.

Generar un ambiente de confianza por parte de los padres de familia y que los jóvenes se sientan
libres de expresar lo que les sucede en su entorno y en su diario vivir, para de esta manera sobre
llevar un ambiente tranquilo y saludable para sí mismo.

Paso 5. Redefinir el problema en caso de ser necesario. Complementar, completar,


especificar si se requiere.

El ciberbullying o acoso cibernético ha empeorado. “Dos tercios (66%) de los adolescentes


cibernéticos tienen al menos un factor de riesgo de suicidio, 9% más que aquellos que fueron
intimidados off line (no a través de aparatos o teléfonos) en la escuela; los adolescentes que son
acosados cibernéticamente a menudo dicen que no hay forma de alejarse de sus torturadores, a
diferencia de los agresores en persona, no pueden simplemente evitar a ciertas personas, a menos
que abandonen sus teléfonos por completo, la intimidación continua”.

Los adolescentes no ven las consecuencias reales de las redes sociales, los padres menos, no se
imaginan como esos comentarios pueden repercutir en la vida de otros; no ven que los adolescentes
ponen su vida en eso, advierte Halpern: “cada vez más los adolescentes dependen de los likes para
sentirse queridos y de eso depende su autoestima, entonces les importa lo que digan y se les va la
vida en eso, en circunstancias en que no va a suceder nada si los molestan un rato, pero no lo sabe.
Solo ven que pueden verlo todo el mundo y sienten que la vida se les hace pedazos, no se pueden
escapar”.

Es una problemática social que se da en cultura del silencio, acontece fuera de la mirada de los
adultos, indica Toledo. En los adolescentes existe el temor de que si cuentan lo que les ocurre, van
a estar más expuestos a la agresión. “Temen recibir más agresión y el sistema se perpetua oculto,
por eso no se resuelve con castigar el agresor, lo que hay que cambiar son estas interacciones que
tienen una relación de fuerza, cambiarlas en el espacio social para que cambien en el espacio
virtual.

El acoso escolar ha existido desde que existe la escuela, pero se comenzó a investigar con rigor
a partir de los años 70, los pioneros en identificar esta forma de violencia repetitiva entre pares
fueron Dann Olweus, Psicólogo Noruego de la Universidad de Berger, y su equipo de trabajo. Las
primeras publicaciones aparecieron en 1972 pero el interés científico, académico y político
comenzó después del suicidio de tres estudiantes de 14 años cuya investigación revelo que la causa
principal había sido la agresión permanente de sus compañeros. A partir de ese momento el
Ministerio de Educación no Noruega empezó a implementar campañas de prevención y poco
tiempo después los gobiernos de Inglaterra, Italia, Canadá, Japón, Estados Unidos y Australia entre
otros, reconocieron el acoso escolar como un serio problema de violencia en el marco de la escuela
que era indispensable atender.

Concepto de Acoso Escolar: El fenómeno que se analiza en este trabajo tiene una
denominación única en ingles “ Bullying” y en español tiene variados nombres “Acoso Escolar”
“Hostigamiento Escolar” “Matoneo Escolar” “Agresión Escolar” “Violencia Escolar”
“Intimidación Escolar” “Acoso entre Pares” y “Conflicto Escolar” entre otros. Esta diversidad de
denominaciones está asociada al hecho de que aun no hay tipología común de las variadas
modalidades de violencia que ocurren en el ámbito escolar, ni una caracterización única de esta
forma de violencia escolar.

En Colombia la ley define el acoso escolar como “Conducta negativa, intencional, metódica y
sistemática de agresión, intimidación, humillación, ridiculización, difamación, coacción,
aislamiento deliberado, amenaza o incitación a la violencia o cualquier forma de maltrato
psicológico verbal, físico o por medios electrónicos contra un niño, niña o adolescente por parte de
un estudiante o varios de sus pares con quienes mantiene una relación de poder asimétrica que se
presenta de forma reiterada o a lo largo de un tiempo determinado.

Actores del Acoso Escolar: son las víctimas o agredidos, el victimario o agresor y los
observadores.

Victimas o Agredidos: son los niños, niñas y adolescentes que reciben las agresiones o
humillaciones de acoso escolar, generalmente no tienen claro porque son objeto de este tratamiento
y la mayoría de las veces se sienten agobiados e incapaces de salir de la situación de acoso.
Muestran condiciones de debilidad física psicológica, baja autoestima, discapacidades,
retraimiento, ansiedad o liderazgo pasivo. Pueden distinguirse dos tipos de victimas según su
reacción frente a este acoso: victimas pasivas o sumisas y victimas activas, agresivas o
provocadoras.

Agresores o Acosadores: puede ser un compañero del mismo grupo o nivel educativo o
estudiante mayor que busca a su víctima en los grados inferiores donde encuentra un desbalance
de poder a su favor, en ellos es común la falta de preocupación por las emociones y aflicciones de
la víctima y la ausencia de sentimientos como el remordimiento y la compasión.

Como sociedad nos vemos obligados a desarrollar mecanismos para el control, la prevención y
la reparación en los casos de ciberacoso. Sin duda, las instituciones que mas necesidad tienen de
construir formas para desarticular la problemática son las educativas; pero es evidente que estas no
podrían desarrollar sus planes de prevención y control frente al ciberbullying si no conocen como
se genera, desarrolla y desenvuelve.

Paso 6. Identificar la información pertinente que sustente el problema con base en las
lecturas sugeridas en esta unidad y en las búsquedas bibliográficas que han realizado
alrededor del problema, este se realizará en forma de marco conceptual.

El estudio que engloba a 42 países de Europa y América del Norte y también aborda la
incidencia en la salud de los menores del tabaco, el alcohol o la actividad física, coloca a España
entre los estados donde el ciberacoso está más presente, España se sitúa en séptima posición en el
ranking de países donde los niños de 13 años han recibido amenazas o insultos a través de servicios
de mensajería móvil como WhatsApp o de las redes sociales como Facebook o Twitter, al menos
dos o tres veces al mes, por detrás de países como Lituania, Rusia o Bulgaria. En Colombia una
investigación de la Universidad de Boyacá encontró que el 15,38% de los jóvenes han sido en algún
momento victimas del acoso cibernético, especialmente por WhatsApp y por redes sociales como
Facebook. Claudia Inés Bohórquez, decana de la facultad de Ciencias Humanas y Educativas de
la universidad de Boyacá, hablo con Caracol Radio y dijo que la mayoría de las víctimas tienen
entre 17 y 20 años de edad y el medio que mas usan para este delito es WhatsApp, entre otras
porque el mensaje de presión lo lee más rápido la víctima.

Pese a que las redes sociales son una comunidad virtual que busca agrupar a personas para
interrelacionarse, compartir información e interese comunes, reencontrarse con amigos y hasta
conseguir nuevas amistades, según la Decana estas redes “se han convertido en un medio a través
del cual se propicia el acoso cibernético, puesto que a través de ellas se facilita el anonimato y
existe una menor probabilidad de detección de la persona o personas que ejercen el acoso”. Según
la Decana, preocupa que los jóvenes acosados no denuncien, no inicien acciones contundentes sino
simplemente acuden a un amigo, novio o docente de confianza para contarle la situación sin hacer
nada más al respecto. La mayoría de personas que son informadas del asunto se notan preocupadas
por el teme y brindan apoyo, pero en pocas oportunidades aconsejan denunciar al acosador para
terminar definitivamente con la conducta agresiva de este, señala un comunicado sobre el informe,
y añade que los jóvenes no acuden a sus padres para que los apoyen con la solución de estos
problemas, pues no ven en su progenitores a una figura protectora y de apoyo a la cual acudir en
primera instancia, razón que permite que quizá este sea el factor que ha permitido que el acoso
entre los jóvenes se haya convertido en un fenómeno tan recurrente.

Colombia es uno de los países con mayor número de casos de Bullying donde al menos el 20%
de los niños de todo el país sufren algún tipo de acoso según la Fundación Universitaria de Ciencia
de la Salud, donde uno de cada cinco niños son víctimas de persecución por parte de sus
compañeros. La revista CEPAL de la Comisión Económica para América latina indica que el
51,1% de los estudiantes que cursa sexto grado de primaria recibe insultos, amenazas, golpes y
robos sin existir alguna medida de sanción pertinente para sus compañeros es por eso que cientos
de asociaciones se han reunido en busca en pro de la lucha contra el acoso.

Sanciones penales a los acosadores en Colombia

Por lo cual ante tal masificación de los hechos, el código penal presenta una serie de sanciones
para quienes incurran en este delito:

Injuria: Expresarse deshonrosamente de una persona, catalogándola de algo que resulte


apenante e insultante para la parte afectada, incurrirá en prisión de 1 4,5 años, además de multas
entre 13,3 y 1500 salarios mínimos mensuales vigentes para la fecha, según lo estipulado en el
código penal ley 599 del año 2000 articulo 220.

Calumnia: Inculpar a un tercero sobre una conducta delictiva es un delito completamente


penado por la ley, es decir culpar a una persona de forma directa sobre que es un ladrón, violador,
estafador, entre otra muchas acusaciones, recibirá de 1 a 6 años de prisión además de 13,3 a 1500
salarios mínimos legales, sanción establecida por el código penal, ley 599 de 2000, articulo 221.
Una gran preocupación surgió por parte de los padres y representantes sobre todo cuando refiere a
las sanciones para menores de edad que cometieron algunos de estos delitos por lo que la ley
establece:

Personas menores de 14 años: Se trata de un caso difícil sobre todo al considerar que se trata
de un menor de edad y es por eso que solo se le aplicara medidas de verificación en la garantía de
derechos que deberán co-relacionarse con el proceso educacional además de protección dentro del
Sistema Nacional de Bienestar Familiar, quien observara el cumplimiento de todas las garantías,
sin embargo no serán juzgadas ni declaradas responsables.

El incremento de este tipo de casos ha causado un revuelo social, no solo en los expertos en el
tema sino también por parte de los padres y representante que cada vez denuncian y exponen con
mayor frecuencia y severidad las situaciones a las que son expuestos sus hijos cotidianamente en
busca de ayuda.

Como Trabaja esta Ley?

Una vez perpetrado y divulgado el hecho, se pondrá en conocimiento del asunto a la directiva
del plantel educacional, a los representantes legales de las partes, tanto al agresor como al agredido.

Se crearan mecanismos que solucionen este tipo de situaciones y garanticen la conciliación


entre las partes involucradas, además de prestar el seguimiento adecuado para cada caso, en este
momento se creara un compromiso por parte del agresor a respetar y tolerar al agredido. Si no se
puede resolver el asunto de esta forma se deberá aplicar lo contenido en la Ley 1620 de 2013, en
otras palabras se solicitara la participación de otras instancias o entidades y los involucrados se
trasladaran según sea el caso a las dependencias del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, a
la policía de Infancia y Adolescencia, a la comisaría de la Familia o a la Personería Municipal o
Distrital que son los entes gubernamentales que se encargan de estas situaciones.
Cuando el agresor caiga en la reincidencia de este tipo de conductas, atentando directamente
contra el nombre, honra, integridad y moral del agredido, los representantes legales del menor
pueden dirigirse a la Jurisdicción Penal, dado que estos delitos están contenidos en la Ley 599 del
años 2000 tipificados en los artículos 220 y 222 referentes a conductas punibles que pueden
derivarse a la violencia e intimidación escolar.

El acoso escolar o Bullying es el término empleado para designar situaciones en las que uno o
un grupo de estudiantes intencionalmente agreden a algún compañero de forma sistemática y
repetitiva, donde es evidente la desventaja de poder entre ellos (Fante, C. 2012). Las formas en la
que se presenta son según Acevedo, A. y González, M., (2010):

Bullying Físico: Mediante actos como patear, morder, pellizcar, dar puños, empujones,
cocotazos, cachetadas, poner zancadillas, etc.

Bullying Verbal: mediante apodo o burlas, que descalifican o humillan y acaban con la estima
o imagen de niños y niñas.

Bullying Relacional: Mediante exclusión repetida e intencional dejando de lado a una persona
o grupo de personas de actividades que normalmente realiza y mediante la divulgación de rumores
para dañar la imagen afectando la intimidad y el buen nombre.

Ciberacoso o Ciberbullying: Es un tipo de acoso escolar que se realiza haciendo uso de las TIC
(tecnología de la información y la comunicación). Por lo tanto se da en un espacio en el que se
difunde y multiplica fácilmente la información (la red), dentro de un tiempo sin límites (es decir,
la victima puede acceder a su agresión las 24 horas del día, los siete días de la semana) y donde
existe la posibilidad de portar diversas identidades, incluso la de “no tener identidad” (anonimato).
Este tipo de acoso muy seguramente es mucho más peligroso ya que genera la sensación de
persecución permanente (Agatston, P., Kowalski, R., Limber, S., 2012). Dentro del ciberbullying
se destacan las siguientes conductas:

1- publicación de imágenes y videos: es la acción en la cual se publican, comparten y


envían fotos, o videos comprometedores.
2- Amenazas: se realizan a partir de la advertencia a un individuo de que se cometerá un
acto en contra de su integridad. Algunas veces puede suceder que la amenaza se ejecuta
para que la victima realice una labor deseada por el victimario.
3- Desvelamiento: acción en la cual una persona revela cierta información sobre otro
individuo sin su consentimiento.
4- Exclusión: acción en la cual un individuo o grupo niega a otra persona o grupo la
posibilidad de participar en una determinada comunidad o incluso de una red virtual.
5- Calumnia o Denigración: es la acción de revelar información de un individuo
despectiva o falsa, pero con apariencia de real.
6- Suplantación: es aquella acción en la cual alguien roba o revela información personal
usando el nombre de otra persona o cuenta.
7- Insultos: es toda acción que mediante el uso de palabras soeces intenta hacer daño a una
persona.

CONCLUSIONES ARGUMENTADAS:

 El Bullying o acoso siempre ha existido, y el ciberbullying no es un problema distinto a


esas dinámicas, solo es otro soporte diferente para el acoso, dice la academia de la facultad
de Psicología de la U. Diego Portales, María Isabel Toledo. Gracias a ese soporte, dice,
adquiere nuevas implicaciones que lo agravan, “por una parte se intensifica, porque antes
se iba del colegio y el acoso terminaba, pero en las redes la agresión está permanentemente
presente, y además aumenta la cantidad de potenciales amenazas las que en algunos casos
se hacen de forma anónima, lo que genera un daño mayor”.

 En la actualidad, las peores situaciones que viven y que para un joven de otra generación
podría haber quedado en el anonimato, se graban y difunde. “Y en ese espacio el contenido
intimo es lo que más atención alcanza, lo que likes y comentarios logra, todos quieren se
estrellas de You tuve o Twitter”. El daño que hacen a través de comentarios, tampoco es
medido por los adolescentes en su real magnitud. “Los adolescentes si bien tienen sentido
común muchas veces les falta criterio para actuar, por eso no pueden votar o conducir”.

 Los padres ceden a que desde muy pequeños sus hijos tengan presencia en todas las redes
sociales. “Piensan que el derecho de estar conectados es más importante pero los costos
sobrepasan los beneficios, no ven que las tecnologías sin mediación hacen más mal que
bien es un espacio donde no hay educación en uso de redes sociales”, dice Halpern

 Esto se debe indica Toledo, porque en esta etapa los jóvenes están separándose de la familia
y los padres saben menos de lo que les suceden; eso hace que la agresión se reciba con
mayor sufrimiento y tiene más peso, Porque quieren construirse como sujeto individual y
acercarse a los pares, pertenecer al grupo, señala.

 El ciberbullying es el acoso escolar sufrido a través de redes sociales o servicios de


comunicación instalados en el móvil. Los comportamientos de abuso, que siempre han
existido entre los niños, saltan del ámbito de la escuela para introducirse en el mundo
online. Una situación que antes se acababa a la salida del colegio, ahora se prolonga en las
diferentes plataformas sociales o servicios de mensajería instantánea móvil, como
WhatsApp. Lo preocupante de todo esto es que el niño es incapaz de desconectar y sufre
un acoso continuado.

 Todos somos responsables de prevenir, detener, supervisar y hacer seguimiento a todos los
casos de violencia e intimidación escolar (Bullying, matoneo) en todas sus expresiones,
debido a que este es un flagelo que silentemente afecta a un gran número de estudiantes
colombianos, siendo nuestro deber denunciar y corregir este tipo de conductas.

 En muchas ocasiones, los docentes manifiestan que las causas son eminentemente
personales, familiares o sociales y que por ello no son de su competencia y por lo tanto no
se sienten en obligación o capacidad de intervenir en la situación. Muchos docentes,
carentes de entrenamiento o compromiso, sienten temor de la agresión que podrían
proporcionales los agresores si ellos intervienen en la situación.

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA
 Sara Hernández, Educar y Aprender, Acoso Escolar: Bullying y Ciberbullying, esencial
combatirlo desde la prevención. Abril 4/2017, http://educaryaprender.es/acoso-escolar-
bullying-ciberbullying/

 Pablo G. Bejerano, El diario.es, Diario turing, Ciberbullying: cuando dispositivos y redes


sociales se usan para el acoso, 07/06/2013,
https://www.eldiario.es/turing/cyberbullying_0_140686033.html)

 La opinión A Coruña, La OMS advierte de que España está a la cabeza en Ciberacoso a


menores, https://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2016/03/16/oms-advierte-espana-
cabeza-ciberacoso/1051341.html
 Caracol Radio, El Ciberbullying es una realidad en Colombia, 10/07/2017,
unahttp://caracol.com.co/radio/2017/07/10/regional/1499686270_201237.html

2. Paradigma, ética y gestión Responsabilidad Social

 Caravedo, B. (2010). Paradigma, ética y gestión (a propósito de la responsabilidad


social). Derecho PUCP. Recuperado de,
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?dire
ct=true&db=zbh&AN=52405367&lang=es&site=eds-live