Vous êtes sur la page 1sur 3

Viernes, 15 de febrero de 2019 | Bogotá |

Seguridad ciudadana

PUNTO FINAL A ‘EL TACO DE LA MONA’, ESTRUCTURA


SEÑALADA DE CONTROLAR LA VENTA DE DROGAS EN EL
SUROCCIDENTE DE BARRANQUILLA

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Unidad Regional Antinarcóticos del


Caribe, capturó a seis presuntos integrantes de esta organización delincuencial señalada
de instrumentalizar menores de edad para el transporte de estupefacientes y utilizar casa
de familia como expendios.

Barranquilla (Atlántico), 26 de febrero de 2019.

Gracias a las labores investigativas desplegadas contra el tráfico local de drogas en


entornos educativos, la Fiscalía General de la Nación, con el apoyo del Ejército Nacional
desarticuló la estructura delincuencial conocida como El Taco de la Mona’, el más
importante golpe contra las estructuras dedicadas a la venta de estupefacientes al menudeo
en el suroccidente de Barranquilla (Atlántico).

Durante varias semanas, un grupo de investigadores del CTI adscritos a la URA Caribe
de la Fiscalía, se infiltró en corazón de la organización ilegal, conoció sus rutinas y
maniobras ilícitas para intentar engañar a las autoridades, como el uso de casas de familia
para almacenar y agrupar las sustancias ilícitas, instrumentalizar menores de edad para
transportar o entregar las dosis, y ocupar parques y lugares cercanos a los colegios del
barrio El Bosque.

Al conocer la cotidianidad de la organización delincuencial, los funcionarios también


identificaron a todos los presuntos integrantes, entre ellos, la cabecilla y un patrullero de
la Policía Nacional señalado de compartir información privilegiada sobre operativos o
puntos de control.

Con información suficiente, el fiscal de conocimiento obtuvo las respectivas órdenes


judiciales y avaló el desarrollo de la operación Fénix, en la que fueron capturadas siete
personas, seis por orden judicial y una más en flagrancia, que harían parte de ‘El Taco de
la Mona’.

1
Viernes, 15 de febrero de 2019 | Bogotá |

En las diligencias se llegó a un inmueble conocido como ‘La Caleta del Beta’, considerado
uno de los mayores centros de acopio de marihuana en Barranquilla.
Los implicados

Entre los presuntos integrantes de ‘El Taco de la Mona’ detenidos están:

• Pedro José Navarro Castillo, patrullero de la Policía Nacional conocido con el


alias de “el del camión”.
• Elsa Ramos Fontalvo, alias Elsa, hermana de la cabecilla de la organización
sindicada de vender los estupefacientes y manejar la parte financiera.
• Édgar Alexander Barrios Navarro, alias Alex, quien estaría a cargo de una de las
caletas, además de manejar las rentas iliciticas obtenidas por la organización
delincuencial y alertar sobre los movimientos de otras estructuras de microtráfico
o de las mismas autoridades.
• Edwin Anibal Bovea Garces, alias Flaco, expendedor.
• Luis Carlos Angulo Donado, alias Cachaco, expendedor.
• Denny María Anaya Castro, alias Denis, expendedora caleta El Beta.

El material probatorio recopilado permitió establecer que Lorayne María Ramos Fontalvo,
alias La Mona o La Patrona, era la supuesta cabecilla encargada de coordinar las
operaciones de dosificación, camuflaje y venta de sustancias como marihuana y cocaína.
Contra esta mujer y otra señalada de apoyar la venta al menudeo, hay órdenes de captura
las cuales se esperan hacer efectivas en las próximas horas.

Modus operandi

Los testimonios recopilados en el sector dan cuenta de cómo los implicados llevarían más
de cuatro años lucrándose con la venta de sustancias ilegales que eran almacenados en dos
inmuebles del barrio El Bosque.

Hasta esas viviendas, que aparentaban ser casas de familia, llegaban los expendedores
para aprovisionarse de la ‘mercancía’ que era vendida en el sector y en los entornos
educativos. De esta manera, la estructura criminal mantenía el consumo ilegal o
incentivaba el mismo aprovechando la dependencia de consumidores habituales o la
llegada de nuevos clientes, muchos de ellos niños, niñas y adolescentes.

2
Viernes, 15 de febrero de 2019 | Bogotá |

Durante cuatro años la organización comercializó drogas y se convirtió en un foco de


inseguridad que afectó la tranquilidad de 22.208 habitantes del suroccidente de
Barranquilla.

Esta es la primera gran operación prevista en Barranquilla y que sirve como preámbulo
para garantizar la seguridad durante los días de carnaval. Asimismo, reafirma la estrategia
de lucha frontal contra todos los componentes vinculados al tráfico de drogas que, en
2018, permitió capturar 835 personas e intervenir 159 colegios, 30 universidades y 5
institutos.

La Fiscalía publica esta información por considerarla de carácter general.