Vous êtes sur la page 1sur 1

La felicidad es una de las tantas emociones y estados que

experimentamos los seres humanos en esta vida y esta asociada con una
sensación de plenitud, alegría, goce y realización.
Así como sucede con todas las emociones, la felicidad, tiene una
explicación fisiológica, resultado de una actividad neural fluida en la cual los
factores internos y externos interactúan mutuamente estimulando el sistema
límbico, que es aquel que está conformado por varias estructuras cerebrales
como ser: el tálamo el hipotálamo, hipocampo, amígdala cerebral, séptum,
cuerpo calloso y mesencéfalo y sobre el cual descansa la función la de dar
respuesta a los estímulos emocionales que lo requieran. En este sentido, se
destaca la participación de determinadas sustancias, como la dopamina, un
neurotransmisor involucrado en la mayor parte de los fenómenos que generan
placer, como la propia felicidad y la recompensa. Es por ello que ciertos
fármacos que actúan sobre los circuitos cerebrales conectados mediante la
dopamina se relacionan con el bienestar, como ocurre con la mayor parte de
los antidepresivos modernos.
En tanto, la felicidad no es igual para todos y esto es porque todos los
seres humanos somos únicos e irrepetibles, lo cual nos lleva a tener diferentes
aspiraciones, ambiciones y metas en la vida, las cuales también tendrán mucho
que ver con el logro o el fin al cual tendemos los humanos que no es otro que
alcanzar, en lo que hacemos y junto al entorno afectivo que hayamos elegido,
la felicidad
Muchos son los estudios y las ramas científicas que se han centrado en
analizar en profundidad el concepto de felicidad y es que la misma es el
objetivo que todas las personas buscamos a lo largo de nuestra vida. En
concreto, nos topamos con el hecho de que tanto la filosofía como la
antropología, la sociología o la psicología tienen como elemento de trabajo a
aquella.
Así mientras que la Antropología lo que hace es investigar cómo las
distintas culturas han conocido que la felicidad es una cosa y no otra, la
sociología estudia lo que son los factores sociales que contribuyen no sólo a lo
que cada individuo considere como tal sino también a lograr la misma.
El ser humano suele sentir felicidad cuando alcanza sus objetivos y
cuando logra solucionar los distintos retos que se enfrenta en su vida cotidiana.
En los casos en que esto no se logra, se produce la frustración que lleva a la
pérdida de la felicidad.
Hay quienes creen o sienten que la felicidad está relacionada con los bienes
materiales y con el dinero. Por eso existen frases como “El dinero no hace la
felicidad, pero ayuda”. Es que el dinero es el medio necesario para la
satisfacción de las necesidades materiales humanas; una vez que éstas están
satisfechas, el individuo tiende a buscar productos que le proporcionen mayor
felicidad.