Vous êtes sur la page 1sur 3

¿Qué es el Sueño?

1- El sueño es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite
restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento.

2- El sueño es un proceso neurológico complejo importante para la homeostasis y la supervivencia


que ocupa un tercio de la vida del ser humano. No obstante, su función no es clara y los
mecanismos relacionados con su actividad reparadora no son comprendidos en su totalidad. El
inicio y la duración del sueño están determinados en gran medida por el momento en el cual el
sujeto se dispone a dormir y por el nivel de actividad previa. Asimismo, el ciclo sueño-vigilia se
encuentra bajo la influencia de las señales provenientes del medio ambiente.

Dormir bien y la salud

Dormir bien o mal es tan importante como llevar una buena alimentación. Tanto a nivel físico como
psicológico, un mal descanso tiene consecuencias negativas sobre el cuerpo y el cerebro, además
de que favorece el desarrollo de enfermedades.

A nivel físico, “un descanso nocturno inadecuado provoca cansancio, somnolencia, disminución de
atención y concentración, lentitud de pensamiento, e irritabilidad.”

A nivel psicológico, “la derivación crónica de sueño suele favorecer el desarrollo de enfermedades
como depresión y ansiedad” .Una de las causas más frecuentes de la fragmentación del descanso
nocturno, es la apnea del sueño, “un factor de riesgo importante de sufrir hipertensión arterial,
infarto de miocardio y enfermedades cerebrovasculares.

La calidad del sueño

“Un sueño de calidad es un sueño continuo, sin despertares y sin fragmentación a lo largo de la
noche.

Si no dormimos de forma adecuada, el sistema inmunológico se vuelve más vulnerable a las


infecciones y diferentes enfermedades. También el sistema nervioso se ve afectado por la falta de
sueño, ya que cuando dormimos es el momento de reparación y descanso de las neuronas.

El cerebro, por su parte, también necesita sus horas de descanso. Es uno de los órganos que se
mantiene más activo durante el día, por lo que es necesario reparar el daño celular y generar
nuevas células nerviosas en el cerebro mientras dormimos. Además del cerebro, también hay
muchas hormonas que están programadas para liberarse durante el período de sueño. Un ejemplo
son las hormonas del sueño, por lo que para los niños es de vital importancia el ciclo del sueño.

:
· Todos nos hemos despertado alguna vez irritados, de mal humor, deseando no cruzarnos con
nadie. Después de una noche de desvelo, el cuerpo está más sensible, por lo que nos dejamos
llevar por las emociones y cualquier detalle parece que nos va a afectar durante todo el día.

· Una de las mayores causas y, a su vez, uno de los síntomas más comunes de la depresión, es el
desvelo crónico o el insomnio.

· Según la Highway Traffic Safety Administration, más de 100.000 accidentes de coche son causados
por personas cansadas al volante. Es importante tener en cuenta que una hora menos de sueño
puede llegar a restar un 30% de atención al día siguiente.

Las funciones del sueño

La principal función del sueño es reparar el organismo para poder seguir la vida en condiciones
óptimas. Es una función fisiológica, pero en el sueño aparecen materiales cognitivos de difícil
interpretación y con un alto contenido emocional, a los que se muchas veces se les da muy
diversas interpretaciones. Algunos autores como Hobson lo consideran como un producto
fisiológico que debería ser olvidado cuanto antes, como así sucede en realidad (Hobson, 1997).
Otros autores siguen manteniendo y fundamentando fisiológicamente la teoría de Freud de que
sondeseos reprimidos que surgen en momentos en los que baja la censura (ver modelo de Solms
(1997)).

La función psicológica que más consenso ha despertado ha sido que el sueño REM consolida
nuestra memoria y que la recuperación de nuestros recuerdos es más efectiva después de un buen
sueño. Sin embargo, ni siquiera esta función es aceptada de forma universal (ver por ejemplo
Vertes, 2000) Este autor propone que la función primaria del sueño REM es puramente fisiológica y
consiste en proporcionar al cerebro una estimulación que necesita para recuperarse del sueño
profundo.

Las fases y ciclos del sueño

Fase I o etapa de adormecimiento

Esta primera etapa comprende aproximadamente los primeros diez minutos del sueño, desde que
estamos en período de vigilia hasta que nos adormecemos, una etapa de transición.

Fase II o etapa de sueño ligero

La fase II de nuestro sueño ocupa aproximadamente el 50% de nuestros ciclos de sueño. Es la


etapa en la que el cuerpo va desconectando lentamente de aquello que hay en nuestro entorno, y
tanto nuestra respiración como nuestro ritmo cardíaco se van ralentizando. Dentro de esta fase se
suceden etapas de gran actividad cerebral con otras de menor intensidad, algo que hace que sea
muy difícil despertarnos cuando estamos en ella.
Fase III o etapa de transición

Se trata de una etapa corta, de apenas dos o tres minutos, en la que nos acercamos al sueño
profundo. Durante las fases III y IV del ciclo del sueño es cuando nuestro cuerpo se encuentra en
un estado de relajación profunda y cuando se dan los picos de segregación de hormona del
crecimiento, muy importante para los deportistas.

Fase IV, etapa de sueño profundo o de sueño Delta

La etapa de sueño profundo suele ocupar aproximadamente un 20% del total del ciclo del sueño.
Es la etapa más importante de todas, ya que va a determinar la calidad de nuestro descanso.
Durante esta fase del sueño también es difícil despertarnos: nuestro ritmo respiratorio es muy
bajo, así como nuestra presión arterial, que suele descender entre un 10 y un 30%.

Fase de sueño REM (rapid eye movement) o etapa de sueño paradójico

La etapa de sueño REM ocupa un 25% de nuestro ciclo del sueño, entre 15 y 30 minutos. Se
denomina fase de rapid eye movement debido al movimiento constante de los globos oculares
bajo los párpados. Esta fase se caracteriza por tener una alta actividad cerebral, muy similar a la
que tenemos mientras estamos despiertos: durante la fase de sueño REM la actividad cerebral es
muy alta, pero nuestros músculos se encuentran bloqueados. Es la fase en la que soñamos y
captamos información del exterior.

Referencia

Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) 2002