Vous êtes sur la page 1sur 395

para cursos con enfoque

por competencias

MXL114956
C o m p e t e n c ia s
Al finalizar el presente capítulo, el estudiante habrá desarrollado las siguientes compe­
tencias específicas: , „

Comprender el concepto de química, su relación con otras ciencias y su apli­


cación en la investigación, la tecnología, ,1a industria y el desarrollo sus-
tentable de su entorno a partir de la elaboración de investigaciones, cues­
tionarios y mapas conceptuales que muestren la relación de la química con
otras ciencias y las aportaciones de la misma a estas ramas.
Reconocer el concepto de materia y la clasificación de la m ism a en sustam
cias puras y mezclas a partir de la descripción de conceptos' com o átomo,
molécula, elementos, compuesto, sustancia pura y mezcla. El alumno tam ­
bién reconocerá y aprenderá los símbolos de los elem entos químicos por
medio de la elaboración de organizadores gráficos..
Analizar la 'estructura del átomo e identificar las partículas subatómicas que
la conforman y sus diversas interacciones para describir las bases de la reac­
tividad química.
Enunciar las diversas teorías atómicas que anteceden a la teoría atómica
moderna y relacionarlas con las aplicaciones científico-tecnológicas descu­
biertas a partir de las investigaciones de la naturaleza del átom o.
Identificar las partículas subatómicas y su ubicación dentro del átomo, y
describirlas desde la configuración electrónica de los átomos; D e esta forma,
el estudiante podrá inferir la capacidad de un átomo para ceder, ganar o com ­
partir electrones en sus interacciones con otros átomos. 1-
Establecer la relación entre la naturaleza de la luz y el com portam iento de los
diversos materiales con diversas aplicaciones tecnológicas, considerando
los aspectos ético-científicos de su em pleo, ■

A la vez, el estudiante debe fortalecer las siguientes competencias genéricas:

► Capacidad de aprender y actualizarse permanentemente


► Capacidad de análisis y síntesis de información
►. Capacidad de trabajar en equipo _ _ ,
► Capacidad para aplicar los conocim ientos en la práctica
► Habilidad para trabajar de forma autónoma ::
► Compromiso con la preservación del m edio ambiente ¡;
► Compromiso con la calidad y búsqueda del logró
m f im ik : ■ ■ ......................-•- ... -. - .• c .:■ ■• 1 A > w w ■; ' ' " -
- - - u i- w
' A Á '.W '

ACERCA DE LOS AUTORES ¿?!,.'LLs'£í • ■Ws:::i!Ü,7 j- ,.V

THEODORE L. BROWN recibió su doctorado de la Universidad Estatal de M ichigan en 1956. Desde entonces,
ha sido m iem bro de la facultad de la Universidad de Illinois, en U rbana-C ham paign, donde actualm ente es profesor
' emérito de química. Se desem peñó como vicerrector de investigación y decano del Colegio de G raduados, de 1980 a
1986, y como director fundador del A rnold and Mabel Beckman Institute for Advanced Science and Technology, de 1987
a 1993. El profesor Brown fue becario de Alfred P. Sloan Foundation Research, y ha sido galardonado con la beca Guggen-
heim. En 1972 fue galardonado con el American Chemical SocietyAward for Research in Inorganic Chem istry y recibió
el American Chemical Society Award p or el servicio distinguido en el avance de la quím ica inorgánica en 1993. Ha sido
m iem bro de la American Association for the Advancement o f Science, de la Am erican Academy o f A rts and Sciences y de
la American Chemical Society.

H. EUGENE LE MAY, JR., recibió su grado de licenciado en ciencias químicas p o r la Universidad Pacific Luthe-
ran (Washington) y su doctorado en química en 1966 p or la Universidad de Illinois, en U rbana-C ham paign. Entonces se
incorporó a la facultad de la Universidad de Nevada, Reno, donde actualm ente es profesor em érito de química. Ha sido
profesor visitante de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, en el College o f Wales en Gran Bretaña y en la
Universidad de California, Los Ángeles. El profesor LeMay es un maestro m uy querido y eficaz, quien ha im partido clase a
miles de estudiantes durante más de 40 años de docencia universitaria. Conocido por la claridad de sus clases y su sentido
del hum or, ha recibido varios premios por su labor docente, incluyendo el University D istinguished Teacher of the Year
Award (1991) y el primer prem io Regents’ Teaching, otorgado p o r la Junta de Regentes del Estado de Nevada (1997).

BRUCE E. BURSTEN recibió su doctorado en ciencias químicas p o r la Universidad de W isconsin en 1978. Des­
pués de dos años como m iem bro postdoctoral de la National Science F oundation en la Universidad A&M de Texas, se in­
corporó a la facultad de la Universidad Estatal de Ohio, donde se le otorgó el reconocim iento de Profesor Distinguido de
la Universidad. En 2005, se trasladó a la Universidad de Tennessee, en Knoxville, com o Profesor D istinguido de Química
y decano del College of Arts and Sciences. El profesor Bursten ha sido académ ico en la Camille and H enry Dreyfus Foun­
dation y miembro de la Alfred P. Sloan Foundation Research, y es m iem bro tan to de la A m erican Association for the Ad­
vancem ent of Science como de la American Chemical Society. En el estado de O hio recibió el University Distinguished
Teaching Award en 1982 y 1996, el Arts and Sciences Student Council O utstanding Teaching Award en 1984, y el Univer­
mimiM:--m:: sity Distinguished Scholar Award en 1990. Recibió el Spiers M em orial Prize y la m edalla de la Real Sociedad de Química
en 2003; tam bién se le otorgó la Morley Medal df the Cleveland Section o f the A m erican Chemical Society en 2005. Fue
presidente de la American Chemical Society en 2008. Además de su actividad docente y de servicios, el program a de in­
vestigación del profesor Bursten se centra en compuestos de metales de transición y elem entos actínidos.

CATHERINE J. MURPHY obtuvo dos licenciaturas, una en quím ica y otra en bioquím ica p o r la Universidad de
Illinois, Urbana-Champaign, en" 1986. Recibió su doctorado en .ciencias quím icas p or la Universidad de Wisconsin en
1990. Fue miembro postdoctoral de la National Science Foundation y de los National Institutes of H ealth en el California
Institute o f Technology de 1990 a 1993. En 1993, se incorporó a la facultad de la Universidad de Carolina del Sur, Colum-
bia, donde se le otorgó el reconocimiento Guy F. Lipscomb Professor of C hem istry en 2003. En 2009 se trasladó a la Uni­
versidad de Illinois, Urbana-Champaign, ocupando la cátedra de Peter C. and G retchen Miller M arkunas Professor of
Chemistry. La profesora M urphy ha recibido los siguientes cargos honoríficos p o r su labor docente y de investigación:
Camille Dreyfus’ Teacher-Scholar, miembro de la Alfred P. Sloan Foundation Research y Cottrell Scholar of the Research
C orporation. Además, recibió el National Science Foundation CAREER Award y el NSF Award for Special Creativity. Tam­
bién ha recibido el reconocimiento USC M ortar Board Excellence in Teaching Award, el USC G olden Key Faculty Award
for Creative Integration o f Research and U ndergraduate Teaching, el USC Michael J. M ungo U ndergraduate Teaching
Award, y el USC O utstanding Undergraduate Research M entor Award. Desde 2006, la profesora M urphy ha trabajado
como editora en jefe del Journal of Physical Chemistry. En 2008 fue elegida m iem bro de la A m erican Association for the
Advancement o f Science. El program a de investigación de la profesora M urphy se centra en la síntesis y en las propiedades
ópticas de los nanomateriales inorgánicos, y en la estructura local y dinám ica de la doble hélice de ADN.

PATRICK M. WOODWARD recibió el grado de licenciado en quím ica y en ingeniería en la Universidad Estatal
de Idaho en 1991. Recibió su grado de maestría en ciencia de los m ateriales y el de d octor en ciencias químicas p o r la U ni­
versidad Estatal de Oregon en 1996. Pasó dos años como investigador postdoctoral en el D epartam ento de Física del
Brookhaven National Laboratory. En 1998, se incorporó a la facultad del D epartam ento de Q uím ica de la Universidad Es­
tatal de Ohio, donde actualm ente im parte cátedra. Ha sido profesor visitante en la U niversidad de Burdeos en Francia y
en la Universidad de Sydney en Australia. El profesor W oodward ha sido m iem bro de la Alfred P. Sloan Foundation Re­
search y ganador del National Science Foundation CAREER Award. A ctualm ente se desem peña com o editor asociado del
Journal o f Solid State Chem istry y como director del program a O hio REEL, u n centro financiado p o r la NSF, cuyo obje­
tivo es realizar auténticos experim entos de investigación en los laboratorios de las clases de quím ica de prim er y segundo
años en 15 colegios y universidades del estado de Ohio. El program a de investigación del profesor W oodward se centra en
la com prensión de los vínculos entre los enlaces, la estructura y las propiedades de los m ateriales funcionales inorgánicos
en estado sólido. . j
C ontenido :
1.1 ¿POR QUÉ ESTUDIAR QUÍMICA? 1.9 ESTRUCTURA ELECTRÓNICA DE LOS ÁTOMOS:
NATURALEZA ONDULATORIA DE LA LUZ
1.2 PERSPECTIVA ATÓMICA Y MOLECULAR DE LA
QUÍMICA 1.10 ENERGÍA CUANTIZADA Y FOTONES
1.3 CLASIFICACIONES DE LA MATERIA 1.11 ESPECTROS DE LÍNEAS Y EL MODELO DE BOHR
1.4 PROPIEDADES DE LA MATERIA \ 1.12 COMPORTAMIENTO ONDULATORIO DE LA MATERIA
1.5 TEORÍA ATÓMICA DE LA MATERIA 1.13 MECÁNICA CUÁNTICA Y ORBITALES ATÓMICOS ■
1.6 DESCUBRIMIENTO DE LA ESTRUCTURA ATÓMICA 1.14 REPRESENTACIÓN DE ORBITALES :

1.7 CONCEPCIÓN MODERNA DE LA ESTRUCTURA 1.15 ÁTOMOS POLIELECTRÓNICOS


ATÓMICA
1.16 CONFIGURACIONES ELECTRÓNICAS
1.8 MASAS ATÓMICAS

http://goo.gl/p1j5SY

IMAGEN CAPTADA POR EL TELESCOPIO ESPACIAL


HUBBLE de la nebulosa Omega, un remanente en
expansión, con un ancho de 15 años luz, de una estrella
supernova que explotó. Los restos destrozados de la
estrella están compuestos principalmente de hidrógeno,
el elemento más simple y abundante en el Universo. El
hidrógeno se presenta como moléculas en las regiones
frías de la nebulosa, como átomos en las zonas calientes
y como iones en los lugares aún más calientes. Los
procesos que ocurren dentro de las estrellas son
responsables de la creación de otros elementos químicos
a partir del hidrógeno.

INTRODUCCIÓN
¿ALGUNA VEZ SE HA PREGUNTADO p o r qué b rillan las estrellas? ¿Por q u é en o to ñ o las
hojas cam bian de color? o ¿cómo u n a batería genera electricidad? ¿Se h a p re g u n ta d o p o r
qué los alim entos que se conservan fríos reta rd a n su d escom posición y có m o es que n u estro
cuerpo utiliza los alim entos p ara vivir? La quím ica responde a estas y m u c h a s otras
p reguntas similares.

La quím ica estudia la m ateria y los cam bios que experim enta. U n o de los atractiv os de
ap ren d er quím ica es ver cóm o los p rincipios quím icos se aplican a to d o s los aspectos
de nuestras vidas, desde las actividades cotidianas, com o cocinar la cena, h a sta los procesos
m ás com plejos, com o el desarrollo de m ed icam en to s p a ra c u rar el cáncer. Los p rin cip io s
quím icos tam b ién se aplican en los confines de n u estra galaxia (fotografía d e p resentación
de este capítulo), así com o en n u estro ento rn o .
La in fo r m a c ió n q u e se analizará en este ca p ítu lo es la siguiente:

T E O R IA C U A N T IC A
Y E ST R U C T U R A A T Ó M IC A i
r .
I T o d o lo q u e ex iste está fo rm a d o p o r:

M a te ria j

Q u e p u e d e p re s e n ta rs e en fo rm a de:

f
E lem en tos C o m p u e sto s f
i
M ezclas

J
Los cuales e stá n in te g ra d o s po r:

El átom o y s u s p artícu las su b a tó m ica s 1

r
Q u e se d e sc u b rie ro n en d iv e rso s e x p e rim e n to s:

Electrón: Protón: D escu b rim ien to ;


rayos catódicos j rayos an ó d ico s d e l neutrón
_ >
j
í
i

A p a rtir d e los cu ales se

1
T eorías atóm icas: P rin cip ios
D a lto n , T h o m so n , R utherford, de d u a lid a d y
Bohr, S o m m erfeld d e incertid u m b re

J
Q u e d ie ro n lu g a r a:

f
T eoría cuántica y T eoría m ecán ico cuántica j
c o n fig u ra ció n electrónica : on d u latoria (Schródinger) ¡

^ L a cual re fie re a c tu a lm e n te :
P rin cip io de ex clu sió n de P au li
El com p ortam ien to j Y d iv e r sa s a p lic a c io n es d e j
P rin cip io de au fb au
d e la m ateria í" la estructura atóm ica en la
P rin cip io d e m áxim a in v e s tig a c ió n , la tec n o lo g ía i
m u ltip lic id a d d e H u n d ■- y lo s p ro c e so s
SECCIÓN 1.1 ¿Por qué estudiar química?

1.11¿POR QUE ESTUDIAR QUIMICA?


La quím ica tiene un gran im pacto en nuestra vida diaria. De hecho, la q u ím ica es el centro de
m uchas cuestiones de interés público: el m ejoram iento de la aten ció n m édica, la conservación
de los recursos naturales, la protección del m edio am b ien te y el sum in istro de nuestras n e ­
cesidades diarias en cuanto a alim ento, vestido y vivienda. P or m edio de la q uím ica hem os
descubierto sustancias farm acéuticas que fortalecen n u estra salud y p ro lo n g an n u estra vida.
H em os a u m en tad o la p roducción de alim entos m ed ian te el uso de fertilizantes y plaguicidas
y hem os desarrollado la síntesis de plásticos y otros m ateriales que utilizam os en casi todas las
facetas de n u estra vida, que van desde el equipo electrónico incluido en los aparatos que nos
ayudan a ejercitar el cuerpo hasta m ateriales de construcción. Por desgracia, algunas su stan ­
cias quím icas tam bién tienen el potencial de d añar n u estra salud o el m edio am biente. C om o
' ciudadanos y consum idores educados, es conveniente que co m p ren d am o s los p ro fu n d o s efec­
tos, ta n to positivos com o negativos, que las sustancias quím icas tienen en n u estras vidas; solo
así p o d rem o s en co n trar un equilibrio inform ado sobre su uso.

La química y ia industria química


La quím ica esíá en todas partes. Muchas personas están
familiarizadas con ios productos quím icos com unes de
uso dom éstico, com o los que se m u estran en la
> FIGURA 1.1, pero pocos estamos conscientes de las
dimensiones y ia im portancia de la industria quím i­
ca. Las ventas mundiales de productos quím icos y
otros relacionados que se fabrican en Estados Unidos representan
aproxim adam ente $550 mil millones anuales. La industria química
emplea a más del Kfl/o de todos los científicos e ingenieros, y contribuye
de m anera im portante en la economía estadounidense.
Cada año se producen grandes cantidades de sustancias quím i­
cas, las cuales sirven como materia prim a para diversos usos, como la
m anufactura y el procesamiento de metales, plásticos, fertilizantes,
farmacéuticos, combustibles, pinturas, adhesivos, plaguicidas, fibras
sintéticas, chips microprocesadores y muchos otros productos. La ¡►FIGURA 1.1 Sustancias
V TABLA 1.1 presenta una lista de las ocho sustancias quím icas más quím icas de uso dom éstico.
producidas en Estados Unidos.

¡S ■vt-."\r ES33E B S l S S I i i IE lOS I S I

P ro d u cció n en 2008
Lugar Sustancia quím ica F ó rm u la (m iles de m illones de libras) Usos finales prin cip ales •

1 Ácido sulfúrico h 2s o 4 71 Fertilizantes, plantas


químicas
2 Etileno c 2h 4 50 Plásticos, anticongelante
3 Cal CaO 44 Papel, cem ento, acero
4 Propileno C3H 6 33 Plásticos
5 Amoniaco nh3 21 Fertilizantes
6 Cloro Cl2 21 Blanqueadores, plásticos,
purificación de agua
7 Ácido fosfórico h 3p o 4 20 Fertilizantes
8 H idróxido de sodio N aO H ■16 Producción de alum inio,
jabón

aLa m ayoría de los datos provienen de Chemical and Engineering News, 6 de julio de 2009, pp. 53 y 56. El dato de la cal procede
del Servicio G eológico de Estados U nidos (U.S. G eological Survey, USGS).
6 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura átomica

N o obstante, la m ayoría de los lectores estudian quím ica no solam ente p a ra satisfacer su
cu rio sid ad o para convertirse en consum idores o ciudadanos in form ados, sin o p o rq u e es u n a
p arte esencial de su plan de estudios.
Quizás usted cursa la licenciatura de quím ica o tal vez estudie la carrera de biología, inge­
niería quím ica, bioquím ica, industrial, electrónica, farmacología, agricultura, m ateriales o al­
guna otra relacionada. ¿Por qué tantos cam pos tienen u n vínculo esencial con la quím ica? La res­
puesta es que la quím ica es la ciencia central, ya que nos perm ite el enten d im ien to fundam ental
de otras ciencias y tecnologías. Por ejemplo, nuestras interacciones con el m u n d o m aterial ge­
n eran preguntas básicas sobre los materiales que nos rodean. ¿Cuáles son sus com posiciones y
propiedades?, ¿cómo interactúan con nosotros y con el entorno?, ¿cómo, cu án d o y p o r qué ex­
p erim en tan un cambio? Estas preguntas son im portantes, ya sea que el m aterial form e parte de
una celda solar, de un pigm ento utilizado p o r u n p in to r renacentista o de u n a criatu ra viva.
Al estudiar quím ica, aprenderem os a utilizar el poderoso lenguaje y las ideas que se h an
desarrollado para describir y m ejo rar nuestra com prensión de la m ateria. Adem ás, co m prender
la quím ica nos perm ite enten d er m ejo r otras áreas de la ciencia, la tecnología y la ingeniería
m odernas.

A R EFLEXI ÓN
¿ C o m p re n d o la im p o rta n cia de ia quím ica c o m o cie ncia ce n tra l?
¿ Tengo la c a p a c id a d de d e s c rib ir las c o m p e te n c ia s qu e m e b rin d a la q u ím ic a p a ra e l
e stu d io de m i carrera p ro fe s io n a l?

A . PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Responda al siguiente cuestionario redactando un ensayo de una cuartilla (im preso, sin
faltas de ortografía y citando referencias), donde describa el interés po r a p re n d e r.
quím ica y ei im pacto que tiene en su perfil profesional.
1. ¿Qué es la química y cuál es la utilidad de esta ciencia?
2. ¿Por qué química es una asignatura básica para un gran número de licenciaturas
e ingenierías?

1.2 PERSPECTIVA ATOMICA Y MOLECULAR


DE LA QUÍMICA
La q u ím ica estudia las p ro p ied ad es y el co m p o rta m ien to de la m ateria. La materia es el m a ­
terial físico del Universo; es to d o lo que tiene m asa y ocupa espacio. U na propiedad es
cualq u ier característica que nos p e rm ita reconocer u n tipo p articu lar de m a te ria y d istin ­
guirla de o tro s tipos. In n u m erab les experim entos h an d em o strad o que la e n o rm e v ariedad
de m ateria de nuestro m u n d o se debe a com binaciones de solo ap ro x im a d a m e n te 100 sus­
tancias llam adas elementos.
Los átomos son los b lo q u es de co n stru cció n infinitesim alm ente p e q u e ñ o s de la m a te ­
ria. C ada elem ento se c o m p o n e de u n solo tipo de áto m o s. Veremos que las p ro p ie d ad es de la
m ateria se relacionan ta n to con el tip o de áto m o s que contiene (su composición) com o con el
arreglo de estos (su estructura).
Los áto m o s se p u ed en co m b in a r p a ra fo rm a r moléculas en las que dos o m ás áto m o s se
u n e n en form as específicas. A lo largo de este libro represen tarem o s las m o lécu las con esferas
p a ra m o stra r cóm o se enlazan e n tre sí sus áto m o s constituyentes (► F IG U R A 1.2 ). Las es­
feras rep resen tan u n a fo rm a sencilla y conveniente de d istinguir los á to m o s de diferentes
elem entos. P or ejem plo, observe q u e las m oléculas del etanol y del etilenglicol de la figura 1.2
tien en diferentes com posiciones y estru ctu ras. El etan o l solo contiene u n á to m o de oxígeno.
En contraste, el etilenglicol tiene dos áto m o s de oxígeno.
Incluso las diferencias a p aren tem en te p equeñas en la com posición o e stru c tu ra de las
m oléculas p u eden o casionar g randes diferencias en sus propiedades.
P or ejem plo, el etanol, ta m b ién conocido com o alcohol de grano, es el a lco h o l d e las be­
b idas com o la cerveza y el vino, m ie n tra s que el etilenglicol es u n líq u id o viscoso q u e se
utiliza en los autom óviles com o anticongelante. Las p ropiedades de estas d o s sustancias d i­
fieren en m u ch o s sentidos, al igual que sus actividades biológicas. El e ta n o l se con su m e
a lrededor del m u n d o , p ero nunca se debe co n su m ir etilenglicol d eb id o a q u e es altam ente
tóxico. U no de los retos q u e los q uím icos en fren tan es alterar la co m p o sició n o e stru c tu ra de
las m oléculas de form a c o n tro lad a p a ra crear nuevas sustancias con p ro p ie d a d es diferentes.
SECCIÓN 1.3 Clasificaciones de la materia 7

IM AG IN E ..
¿Cuántos átom os de carbono hay
en una molécula de aspirina?

O x íg en o

E ta n o l
http://goo.gl/Gx8Dbk

< F IG U R A 1 .2 Modelos
moleculares. Las esferas
representan átomos de hidrógeno,
carbono y oxígeno.
D ió x id o d e c a rb o n o E tilen g lico l A s p irin a

Todo cam bio en el m u n d o observable, desde el agua en ebullición hasta los cam bios que
ocurren cuando nuestros cuerpos com baten los virus invasores, se basa en el m u n d o no obser­
vable de los átom os y las m oléculas. Así, conform e avancem os en nu estro estudio de la quím ica,
nos encontrarem os p ensan d o en dos reinos: el reino macroscópico de objetos de ta m a ñ o o rd i­
nario ( macro = grande) y el reino submicroscópico de átom os y m oléculas. Efectuam os nuestras
observaciones en el m u n d o m acroscópico pero, para com prender ese m u n d o , debem os visua­
lizar el co m portam iento de los átom os y las moléculas en el nivel subm icroscópico. La quím ica
es la ciencia que busca co m p ren d er las propiedades y el co m p o rtam ien to de la m ateria m e ­
diante el estudio de las propiedades y el com portam iento de los áto m o s y las moléculas.

1.3 I CLASIFICACIONES DE LA MATERIA


C om encem os n u estro estu d io de la q u ím ica an alizan d o algunas fo rm as fu n d a m e n tale s en las
que se clasifica la m ateria. D os fo rm as principales de clasificar la m ateria son de acu erd o con
su estado físico (com o gas, líq u id o o sólido) y de acuerdo con su c o m p o sició n (com o ele­
m ento, com puesto o m ezcla).

Estados de la m ateria
U na m u estra de m ateria p u ed e ser u n gas, u n líquido o u n sólido. Estas tres fo rm as de m ateria
se conocen com o estados de la m ateria y difieren en algunas de sus p ro p ied ad es observables
m ás sencillas. U n gas n o tiene vo lu m en n i fo rm a fijos; en cam bio, o cu p a el vo lu m en y to m a la
form a del recipiente que lo contiene. U n gas p uede com prim irse p a ra que o cupe u n v olum en
más pequeño, o puede expandirse p ara que ocupe u n o m ás grande. U n líquido tien e u n v o lu ­
m en definido, in d ep en d ien te de su recipiente, pero n o tiene fo rm a específica. U n líq u id o to m a
la form a de la p arte que o cupa del recipiente. U n sólido tiene ta n to fo rm a com o v olum en
definidos. N i los líquidos n i los sólidos p u ed en co m prim irse de m a n e ra apreciable.
Es posible co m p re n d e r las p ro p ied ad es de los estados de la m a te ria en el nivel m o lecu lar
(► F IG U R A 1.3). En u n gas, las m oléculas están m u y separadas y se m u ev en a altas veloci­
dades; adem ás, colisionan rep e tid a m e n te en tre sí y con las p ared es del recipiente. Al
co m p rim ir un gas, d ism in u y e el espacio entre las m oléculas y se in c re m e n ta la frecuencia de
las colisiones entre ellas, p e ro n o se altera el ta m a ñ o n i la fo rm a de estas. E n u n líq u id o , las
m oléculas están m ás cercanas u n as de otras, p ero a ú n se m u ev en ráp id a m e n te . Este ráp id o
m o v im ien to p erm ite q ue se deslicen u n as sobre otras; p o r eso, u n líq u id o fluye co n facilidad.
En u n sólido, las m oléculas están firm em en te u n id as entre sí, p o r lo general en arreglos
definidos den tro de los cuales solo p u e d e n m overse ligeram ente de sus posicio n es fijas. P or lo
tanto, las distancias en tre m oléculas son sim ilares en los estados líq u id o y sólido, p e ro los dos
8 ' CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

H ielo
, IMAGINE Oto,
¿En cuál estado del agua están más distantes sus
moléculas?

http://goo.gl/arIKn9

► F IG U R A 1.3 Los tres estados físicos del agua: vapor de agua,


agua líquida e hielo. Vemos los estados líquido y sólido del agua, pero
no podemos ver el estado gaseoso (vapor). Lo que vemos cuando
observamos vapor o las nubes, son pequeñas gotitas de agua líquida
dispersas en la atmósfera. Las flechas con doble dirección indican que los
tres estados de la materia .son reversibles.

estados se diferencian en el grado de lib ertad que tien en las m oléculas p a ra m overse. Los
cam bios de tem p e ra tu ra y /o presión p u ed en co n d ucir a la conversión de u n estado d e la m a ­
teria a o tro; así sucede en procesos com unes com o la fusión del hielo o la co n d en sació n del
v ap o r de agua.

Sustancias puras
Una sustancia pura es m ateria que tiene p ropiedades definidas y una co m p o sición q ue no
varía de una m uestra a otra. El agua y la sal de m esa com ún (cloruro de so d io ), que so n los
com p o n en tes principales del agua de m ar, son ejem plos de sustancias pjiras.
Todas las sustancias son elem entos o com puestos. Los elem entos so n sustancias q ue no
p u ed en descom ponerse en sustancias m ás sim ples. En el nivel m olecular, cada elem en to se
co m p o n e de solo u n tipo de áto m o s [Y F IG U R A 1.4o) y b)]. Los com puestos so n su sta n ­
cias que contienen dos o m ás elem entos, es decir, dos o m ás tip o s de á to m o s [figura 1.4c)].

IMAGINE
¿Cómo difieren las moléculas de un compuesto de las moléculas de un elemento?

® .í- á£L

® ® % 0

a) Á to m o s d e u n e le m e n to b) M o lécu las d e u n c) M o lé c u las d e u n d) M e z c la d e e le m e n to s


■e lem en to c o m p u e sto y u n c o m p u e s to

http://goo.gl/i2t1wG
En cualquier elemento, solo hay un tipo de átomos. Los compuestos deben tener
al menos dos clases de átomos.

▲ F IG U R A 1.4 Comparación molecular de elementos, compuestos y mezclas.


SECCIÓN 1.3 Clasificaciones de la materia

Por ejem plo, el agua es u n c o m p u esto constituido p o r dos elem entos: h id ró g en o ' y Oxígeno.
La figura lA d ) m u e stra u n a m ezcla de sustancias. Las mezclas son co m b in acio n es de dos o IM AGINE
m ás sustancias en las q u e cada u n a m an tie n e su p ro p ia id en tid ad quím ica. ¿Puede mencionar dos diferencias
significativas entre la composición
Elementos elemental de la corteza terrestre y la
En la actualidad se con o cen 118 elem entos, los cuales varían am p liam en te en su abundancia.
del cuerpo humano?
Por ejem plo, ta n solo cinco elem en to s (oxígeno, silicio, alum inio, hierro y calcio) co n fo rm an A lu m in io
m ás del 90% de la corteza te rrestre (incluidos los océanos y la atm ó sfera), y ta n solo tres ele­ H ie rro 7 .5% O tro s
m entos (oxígeno, c a rb o n o e h id ró g e n o ) constituyen m ás del 90% de la m asa del cuerpo
•hum ano (► F IG U R A 1.5).
La T TABLA 1.2 lista alg u n o s elem ento.s'com unes, ju n to con los símbolos quím ico s usa­
dos p ara denotarlos. El sím b o lo de cada elem ento está co n stitu id o p o r u n a o dos letras, con
la p rim era de ellas en m ayúscula. E n general, estos sím bolos co rresp o n d en a los n o m b res en
español de los elem entos, p e ro a veces se derivan del n o m b re en o tro id io m a (ú ltim a
colum na de la tabla 1.2). T endrá q u e conocer estos sím bolos y a p ren d er los d em ás conform e
se en cuentren en el libro.

TABLA 1 .2 Algunos elementos comunes y sus símbolos C o rte z a te rre s tre

Carbono C A lum inio Al Cobre Cu (de cuprum) O tro s


Flúor F Brom o Br Hierro Fe (deferrum ) 7%
Hidrógeno H Calcio Ca Plom o Pb (de plum bum )
Yodo I Cloro C1 Mercurio Hg (de hydrargyrum)
Nitrógeno N Helio He Potasio K (de kalium)
Oxígeno 0 Litio Li Plata Ag (de argentum)
Fósforo- P M agnesio Mg Sodio Na (de natrium )
Azufre S Silicio Si Estaño Sn (de stannum )

C u e rp o h u m a n o
Todos los elem ento s co n o cid o s y sus sím bolos se listan en u n a tabla que se conoce com o
A F IG U R A 1.5 Abundancia relativa de
tabla periódica. En dich a tab la los elem entos están aco m o d ad o s en colum nas, de tal m an era
elementos. Porcentaje en masa de elementos
que los elem entos m u y relacio n ad o s, con p ro p ied ad es sim ilares, se ag ru p an . M ás adelante
en la corteza terrestre (incluyendo los océanos
describirem os co n m ay o r detalle la tab la p eriódica y co n sid erarem o s las p ro p ie d a d e s de los y la atmósfera) y en el cuerpo humano.
elem entos que se rep ite n de fo rm a p eriódica.

Com puestos *
La m ayoría de los elem en to s p u e d e n in te ra ctu ar con otros p a ra fo rm a r co m p u esto s. Por
ejem plo, considere que c u a n d o el h id ró g e n o gaseoso arde en oxígeno, estos dos elem entos se
co m b in an p ara fo rm a r el co m p u esto agua. De m an e ra inversa, el agua p u ed e desco m p o n erse
en sus elem entos co n stitu tiv o s c u a n d o se hace pasar u n a co rrien te eléctrica a través de ella
(▼ F IG U R A 1.6). El agua p u ra , in d e p en d ie n te m e n te de su fuente, consiste en 11% de
hidrógeno y 89% de oxígeno en m asa. Esta co m p o sició n m acro scó p ica c o rre sp o n d e a la
com posición m olecular, la cual consiste en dos á to m o s de h id ró g e n o c o m b in a d o s con u n
átom o de oxígeno:

http://goo.gl/KTktKC
íg g j A to m o d e h id r ó g e n o Á to m o d e o x íg en o | M o lé c u la d e a g u a

(e x p re sa d o c o m o H ) (e x p re sa d o com o O ) (e x p re sa d a c o m o H 2O )

Los elem entos h id ró g e n o y oxígeno, p o r sí m ism o s, existen en la n a tu ra le z a com o


m oléculas diatóm icas (es decir, de dos átom os):

M o lé c u la d e o x íg e n o (e x p re sa d a c o m o 0 2)

http://goo.gl/vBBFWX

M o lé c u la d e h id ró g e n o (e x p re sa d a c o m o H 2)
10 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

I M A G I N E ...;.;; -
¿Cuál es la conexión entre los volúmenes de gas relativos recolectados
en los dos tubos y el número relativo de moléculas de gas en los tubos?

http://goo.gl/bpPkfn

A g u a , H 20 H id ró g e n o g aseo so, H 2

A F IG U R A 1.6 Electrólisis del agua. El agua se descompone (o se separa) en sus elementos componentes, hidrógeno y oxígeno, cuando
a través de ella pasa una corriente eléctrica directa. El volumen del hidrógeno, que se colecta en el tubo derecho de! aparato, es el doble del
volumen del oxígeno.

C o m o se observa en la V TABLA 1.3, las p ro p iedad es del agua n o se parecen a las


p ro p ie d a d es de sus elem entos co m p o n en tes. El h idrógeno, el oxígeno y el agua son s u s ta n ­
cias ú n icas com o consecuencia de que sus respectivas m oléculas son ú nicas.

TABLA 1.3 Comparación del agua, hidrógeno y oxígeno

Agua H idrógeno O xígeno

Estado3 Líquido Gas Gas


Punto de ebullición norm al 100 °C -25 3 °C - 1 8 3 °C
Densidad3 1000 g/L 0.084 g/L 1.33 g/L
Inflamable No Sí No

aA te m p eratu ra am biente y presión atm osférica estándar.

La observación de que la co m p o sició n elem ental de u n com puesto siem p re es la m ism a


se conoce com o ley de la com posición constante (o ley de las proporciones definidas).
El q u ím ico francés Joseph Louis P ro u st (1754-1826) fue el p rim e ro en p ro p o n e r esta ley
alred ed o r de 1800. C uando dos m ateriales difieren en su com posición y p ro p ied ad es, sabe­
m os que están form ados p o r co m puestos diferentes o que difieren en g ra d o de pureza.

Mezclas
La m ayor p arte de la m ateria que co n o cem o s consiste en m ezclas de d iferentes sustancias.
C ada sustancia de u n a mezcla conserva su p ro p ia id en tid ad q u ím ica y sus propiedades. En
c o n traste con u n a sustancia p u ra q u e tien e u n a com posición fija, la c o m p o sició n de u na
m ezcla p u e d e variar. Por ejem plo, u n a taza de café endulzado p u ed e c o n te n e r poca o m uch a
azúcar. Las sustancias que c o n fo rm a n u n a m ezcla (com o el azú car y el agua) se conocen
com o componentes de la mezcla.
1 SECCIÓN 1.3 Clasificaciones d e la m ateria 11

http://goo.gl/UR1hTG

•< F IG U R A 1.7 Mezclas, a) Muchos


materiales comunes, incluidas las rocas, son
heterogéneos. Esta fotografía del granito
muestra una mezcla heterogénea de dióxido
de silicio y otros óxidos metálicos, b) Las
mezclas homogéneas se conocen como
disoluciones. Muchas sustancias, incluido el
sólido en polvo que aparece en esta
fotografía (sulfato de cobre), se disuelven en
b)
agua para formar disoluciones.

A lgunas m ezclas n o tien en la m ism a co m p o sició n , p ro p ied ad es y a p a rie n c ia en to d o s


sus p u n to s. P o r ejem p lo , la te x tu ra y ap arien cia de las rocas y de la m a d e ra v arían en
cu alq u ier m u e stra típ ica. Tales m ezclas son heterogéneas [ A F IG U R A 1 .7 a )]. A quellas
m ezclas que son u n ifo rm e s en to d o s sus p u n to s son homogéneas. El aire es u n a m ezcla
h o m o g én ea de n itró g e n o , oxígeno y p eq u eñ as cantidades de o tro s gases. El n itró g e n o en el
aife.tiehe todas las p ro p ied a d e s del n itró g e n o p u ro , ya que ta n to la su stan cia p u ra com o la
m ezcla co n tien en las m ism as m o lécu las de n itró g en o . La sal, el azúcar y m u ch a s o tra s su s­
tancias se disuelven en agua p a ra fo rm a r m ezclas hom ogéneas [figura 1.7b)]. Las m ezclas
h o m o g én eas ta m b ién se co nocen com o disoluciones. A unque el té rm in o disolución nos
trae a la m en te la im ag en de u n líq u id o , las disoluciones p u e d en ser sólidas, líq u id as o
gaseosas.
La T F IG U R A 1.8 resum e la clasificación de la m ateria en elem entos, co m p u esto s y
m ezclas.

M ateria

T
NO ¿Es u n ifo r m e en SI

f
M ezcla
to d o s su s pu n tos?

H o m o g én ea
h etero g én ea

r
7
NO ¿T iene u n a SI
co m p o sic ió n
variable?
i
M ezcla
S u sta n cia pura
hom ogénea
(d iso lu c ió n )
I

f
NO ¿ P u ed e separarse SI
en su sta n cia s

E lem en to i
m ás sim p le s?
i
C o m p u esto j
■< F IG U R A 1.8 Clasificación de la
materia. Toda la materia se clasifica
en última instancia ya sea como
elemento o compuesto.
12 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

EJERCICIO RESUELTO 1.1 C ó m o d ife re n c ia r e le m e n to s , co m p u e s to s


y m e zclas

El “oro blanco”, utilizado en joyería, contiene oro y otro metal “blanco” como el paladio. Dos
muestras distintas de oro blanco difieren en las cantidades relativas de oro y paladio que con­
tienen. Ambas muestras son uniformes en la com posición en todos sus puntos. C on base en la
figura 1.8, clasifique el oro blanco.
• T T .yz " ' ■- i ■ CT
S O L U C IÓ N
Puesto que el material es uniforme en todos sus puntos, es hom ogéneo. Como su composición
difiere en las dos muestras, no puede ser un compuesto. Por lo tanto, debe ser una mezcla h o ­
mogénea.

E J E R C I C I O DE P R Á C T I C A
La aspirina está compuesta por un 60.0% de carbono, 4.5% de hidrógeno y 35.5% de oxígeno
en masa, sin im portar su fuente. Con base en la figura 1.8, clasifique la aspirina.
R e sp u esta : Es un compuesto, ya que tiene una composición constante y puede separarse en
varios elementos.

Á P O R T A F O L I O DE E V I D E N C I A S
*.

C onteste las siguientes preguntas y a partir de la inform ación generada, realice un


mapa conceptual titula do “ M ateria” .
1. De acuerdo con lo revisado hasta el m om ento, ¿cóm o describiría a la materia?
¿Cuál es la diferencia entre sustancias puras y mezclas? ¿En qué difieren un ele­
m ento y un com puesto, si am bos son sustancias puras?
2. Con apoyo de una tabla periódica, escriba el sím bolo quím ico o el nom bre de los
siguientes elementos, según corresponda: a) azufre, b) oro, c) potasio, d) cloro,
e) cobre, f) U, g) Ni, h) Na, /') A l,/) Si.
3. Investigue en diversas fuentes, ¿cuál es el origen d é lo s nombres de los elemen­
tos mencionados en la pregunta anterior?
4. Las mezclas se dividen en hom ogéneas y heterogéneas. ¿Cuál es la diferencia
entre ambas?
5. Clasifique cada uno de los siguientes incisos com o sustancia pura o mezcla.
SI se trata de una mezcla, indique si es hom ogénea o heterogénea: a) arroz con
leche, b) agua de mar, c) magnesio, d) hielo picado.
6. Realice el m apa conceptual solicitado, de bidam ente estructurado y sin faltas de
ortografía.

1.4 [ PROPIEDADES DE LA MATERIA


C om o h em o s revisado hasta el m o m en to , to d a sustan cia tiene u n co n ju n to único de p r o ­
piedades que nos p erm ite distinguirlas u n as de otras. Las p ro p ied ad es de la m ateria p u e d e n
clasificarse com o físicas o quím icas. P o d em o s d escrib ir a las propiedades físicas com o
aquellas que no alteran la id en tid ad y co m p o sició n de la sustancia. Estas p ro p ied ad es in ­
cluyen color, olor, densidad, p u n to de fusión, p u n to de ebullición y dureza. Las propiedades
químicas describen la form a en que u n a sustancia p u ed e cam biar o reaccionar, p ara fo rm a r
o tras sustancias. Una p ro p ied ad quím ica c o m ú n es la inflam ab ilid ad , que es la capacidad de
u n a sustancia de arder en presencia de oxígeno.
A lgunas propiedades com o la te m p e ra tu ra , el p u n to de fusión y la d en sid ad se d e n o m i­
n a n propiedades intensivas. Estas n o d e p en d e n de la can tid ad de la m u e stra ex am inada y
son p articu larm en te útiles en la quím ica, ya que m u ch a s de ellas p u ed en utilizarse p ara iden­
tificar sustancias. Las propiedades extensivas de las sustancias dependen de la can tid ad de
la m uestra; dos ejem plos son la m asa y el v o lu m en . Las p ro p ied ad es extensivas se relacionan
con la cantidad de sustancia presente.

Cam bios físicos y quím icos


Los cam bios que ex p erim en tan las sustancias p u e d e n clasificarse com o físicos o q uím icos.
D u ran te u n cambio físico, u n a su stan cia cam b ia su ap arien cia física, pero n o su co m p o si­
ción (es decir, es la m ism a sustancia antes y después del cam bio). La ev ap o ració n del agua es
1
4 SECCIÓN 1.4 Propiedades de la m ateria 13

u n cam bio físico. C u a n d o el ag u a se evapora, cam bia del estado


líquido al gaseoso, p e ro sigue c o m p u esta p o r m oléculas de agua
com o ilustram os antes en la figura 1.3. Todos los cambios de es­
tado (p o r ejem plo, de líq u id o a gas o de líq u id o a sólido) son
cam bios físicos.
En u n cam bio q uím ico (ta m b ién conocido com o reacción
quím ica), u na sustan cia se tra n sfo rm a en o tra quím icam ente
diferente. Por ejem plo, c u a n d o el h id ró g en o arde en el aire expe­
rim en ta un cam bio q u ím ico , ya q u e se combÚTa.pon el oxígeno
para fo rm ar agua (► F IG U R A 1.9).
Los cam bios q u ím ic o s p u e d e n ser drásticos. En el siguien­
te relato, Ira R em sen, a u to r de u n conocido libro de quím ica
p ublicado en 1901, d escrib e sus p rim era s experiencias con las
reacciones quím icas. La reacció n que él observó se ilustra en la
T F IG U R A 1.10.
H ,0
M ientras leía u n libro de quím ica, m e encontré con la frase “el
ácido nítrico actúa sobre el cobre”, y decidí investigar lo que A F IG U R A 1.9 Una reacción química.
esto significaba. E n co n tré u n poco de ácido nítrico; solo me faltaba saber qué significa­
ban las palabras “actúa sobre”. En aras de alcanzar este conocimiento, incluso estaba dis­
puesto a sacrificar una de las pocas m onedas de cobre que tenía. C oloqué una de ellas http://goo.gl/xn6Cnx
sobre la mesa, abrí u n frasco etiquetado como “ácido nítrico”, vertí algo del liquidó sobre
el cobre y me preparé p ara efectuar una observación. Pero, ¿qué maravilla contemplaba?
La m oneda ya había cam biado, y no era un cam bio mínimo. Un líquido azul verdoso
espum aba y.desprendia h u m o sobre la m oneda y la mesa. El aire se volvió de color rojo
oscuro. ¿Cómo p o d ía detener esto? Intenté sujetar la m oneda y lanzarla p o r la ventana.
A prendí algo más: el ácido nítrico tam bién actúa sobre los dedos. El dolor me llevó a
realizar otro experim ento n o prem editado. Froté mis dedos contra m i pantalón y des­
cubrí que el ácido n ítrico actuaba tam bién sobre la tela. Ese fue el experim ento m ás im ­
presionante que realicé. Incluso ahora lo sigo relatando con interés. Fue una revelación
para mí. Resulta claro que la única m anera de aprender tipos de acciones tan extraordi­
narias es ver los resultados, experim entar y trabajar en el laboratorio.

¿á- R E F L E X I O N
¿ D e scrib o la d ife re n c ia e n tre c a m b io s físicos y q u ím ico s de la m a teria?

A F IG U R A 1.10 Reacción química entre un centavo de cobre y ácido nítrico. El cobre http://goo.gl/DKvKqx
disuelto produce una disolución azul verdosa, que se asienta en la parte inferior de la figura
de la derecha, mientras que por encima de la moneda se acumula el dióxido de nitrógeno.

/
14 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

A C T IV ID A D

1. Realice un análisis de form a individual y explique cuál es la diferencia entre


cam bios físicos y cambios quím icos en la materia.
2. Con base en lo anterior, ¿cuál de los siguientes incisos es un ca m b io físico
y cuál un cambio químico? Explique su respuesta.

a) Las plantas utilizan dióxido de carbono y agua para producir azúcar.


b) En un día frío, el vapor de agua en el aire form a escarcha.
c) Un orfebre funde una pepita de oro y la estira para form ar un alambre.

Separación de mezclas
Podem os separar u n a m ezcla en sus c o m p o n en tes si ap ro v echam os las
diferencias en sus p ro p ied ad es. Por ejem plo, u n a m ezcla h eterogénea
de lim aduras de h ierro y de o ro p o d ría separarse co n base en las d ife­
rencias de color en tre am b o s elem entos. U n m é to d o m en os ted io so
sería utilizar u n im á n p a ra a tra e r las lim ad u ras de h ie rro y dejar las de
oro. También p o d em o s ap ro v ech ar u n a im p o rta n te diferencia q u ím ica
entre estos dos m etales: m u c h o s ácidos disuelven el h ie rro , pero n o el
oro. Entonces, si colocam os n u estra m ezcla en el ácid o a p ro p iad o , este
disolvería al hierro , p ero n o al o ro sólido. D espués p o d ría m o s s e p a r a r - ,
los por filtración (•< F IG U R A 1.11). T endríam os q u e u tilizar otras
reacciones quím icas, que ap ren d erem o s m ás ad elan te, p ara tra n s fo r­
m ar el h ierro disuelto de nuevo en m etal.
Un m éto d o im p o rta n te p ara sep arar los co m p o n e n te s de un a
mezcla h o m o g én ea es la destilación, u n proceso q u e dep ende de las
diferentes capacidades de las sustancias p a ra fo rm a r gases. Por ejem ­
plo, si calentam os u n a d iso lució n de sal y agua, esta ú ltim a se evapora,
A F IG U R A 1.11 Separación por
form ando u n gas, m ie n tra s que la sal perm anece. El v ap or d e agua
filtración. La mezcla de un sólido y un
líquido se vierte a través de papel filtro. pu ed e convertirse de nuevo en líq u id o sobre las paredes de u n co n d en sad o r, co m o m u e stra el
El líquido pasa a través del papel, mientras ap arato de la T FIG U R A 1.12.
que el sólido se queda en el papel. Las diferentes capacidades de las sustancias de adherirse a las superficies ta m b ién se
p u ed en utilizar para separar mezclas. Esta capacidad es la base de la cromatografía (que literal­
m ente significa “la escritura de los colores”), u n a técnica que se ilustra en la ► F IG U R A 1.13.
http://goo.gl/ZdOsFc

g El agua se condensa y
| Al hervir la disolución, luego se colecta en el
se evapora el agua matraz de recepción

A g u a salad a -

i Después de que el agua se ha evaporado, A g u a p u r a en el


permanece el cloruro de sodio puro m a tra z d e rec ep ció n

A F IG U R A 1.12 Destilación. Aparato para separar una disolución de cloruro de sodio


(agua salada) en sus componentes.
/

SECCIÓN 1.4 Propiedades de la m ateria 15

http://goo.gl/LzvQVS

< F IG U R A 1.13
Separación de una tinta en
sus componentes mediante
la cromatografía en papel.

A P O R T A FO LI O D E E V I. D E N C I A S
Realice un cuadro com parativo de propiedades físicas y químicas de la materia, en la
que ejem plifique los cam bios m encionados a partir del siguiente ejem plo. En el proceso
de intentar caracterizar una sustancia, un químico hace las siguientes observaciones:
es un m etal blanco plateado y lustroso. Se funde a 649 °C y hierve a 1105 °C. Su den­
sidad a 20 °C és 1.738 g /c m 3. La sustancia arde en el aire produciendo una intensa luz
blanca. Reacciona con cloro para form ar un sólido blanco quebradizo. La sustancia se
puede m artillar para form ar lám inas delgadas, o bien, estirarse para form ar alam bres;
es buena con du cto ra de electricidad.

'« i « i rt <■ASÍJlí >4 4 » ' ¿ í « :

UNA MIRADA DE CERCA


EL METODO CIENTIFICO Sin embargo, no es tanto que la m ateria obedezca las leyes de la n atu­
raleza, sino que estas leyes describen el com portam iento de la m a­
Aunque dos científicos rara vez estudian un problema teria. C onform e avancemos en el libro, pocas veces tendrem os la
exactamente de la misma manera, utilizan lineamien- o p o rtu n id ad de com entar las dudas, los conflictos, las diferencias de
fff tos para la práctica de la ciencia, los cuales se conocen personalidades y los cambios de percepción que condujeron a nues­
como método científico. Corno se muestra en la tras ideas actuales. D ebemos ser conscientes de que el hecho de que
► FIGURA 1.14, comenzamos nuestro estudio podam os presentar los resultados de la ciencia de m anera concisa y
recabando inform ación, o datos, mediante la nítida en los libros, no significa que el progreso científico sea apaci­
observación y la experimentación. Sin embargo, la recolección de ble, certero y predecible. Algunas de las ideas que presentam os en este
información no es el objetivo final; más bien, se trata de encontrar un libro necesitaron siglos para desarrollarse e im plicaron a m uchos
patrón o sentido de! orden en nuestras observaciones y comprender científicos. A dquirim os puestra visión del m u n d o natural apoyán­
el origen de ese orden. donos en los científicos que nos precedieron. Aprovechemos esta
C onform e se reúnen más datos, podemos observar patrones que visión. C uando estudie, ejercite su im aginación. No tem a hacer pre­
puedan llevarnos a una explicación tentativa, o hipótesis, la cual nos guntas audaces cuando le vengan a la mente. ¡Podría fascinarle lo que
guiará en la planeación de experim entos adicionales. Una caracterís­ descubra!
tica clave de una buena hipótesis es que propone un mecanismo que
subyace en nuestras observaciones y se puede utilizar para realizar
, predicciones acerca de nuevos experimentos. Si una hipótesis es sufi­ Recolectar inform ación j
p or observación
cientemente genera! y efectiva de m anera constante para predecir los y experim entación
resultados de futuros experimentos, se convierte en una teoría, esto
es, una explicación de las causas generales de ciertos fenómenos, con evi-
■ dcncias o hechos considerables que la apoyar,. Por ejemplo, la teoría de Encontrar
la relatividad de Einstein fue una forma revolucionaria de pensar D esarrollar p atrones y
aceren dei espacio y el tiempo. Sin embargo, fue más que una simple la teoría tendencias
repetibles
hipótesis, ya que perm ite hacer predicciones que pueden probarse de
manera experimental. Los resultados de estos experimentos, por io
;í general, coincidían con las predicciones de Einstein y no podían cx-
. _ - J IZ .
Form ular y som eter
f plicarse con teorías anteriores. a p ru eb a la hipótesis
A pesar de los evidentes logros de la teoría de Einstein, los cien- para explicar patrones
y tendencias
tíficos nunca pueden decir que se ha “probado" la teoría. Una teoría
que tiene un poder predictivo excelente hoy tal vez no funcione tan
A FIGURA 1.14 El método científico. El método científico es un
bien en el futuro, conform e se cuente con más datos y se desarrolle
enfoque general par? resolver problemas que implica hacer
.fj; mejor el equipo científico. Así, la ciencia está en continuo progreso.
observaciones, confirmar que estas son reproducibles, buscar
En algún m om ento, podrem os relacionar un gran núm ero de
patrones en las observaciones, formular hipótesis para explicarlas y
yí observaciones en una ley científica, un enunciado verbal conciso o
someter a prueba ésas hipótesis con experimentos adicionales.
| una ecuación matemática que resume una amplia variedad de observa­ Aquellas hipótesis que superan tales pruebas y demuestran su utilidad
ciones y experiencias. Tendemos a pensar en las leyes científicas como para explicar y predecir un comportamiento se conocen com o teorías.
las reglas básicas que subyacen en el funcionam iento de la naturaleza.
16 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

K M III W K .ü -

1. ¿Cuál es la diferencia entre una hipótesis y una teoría?


2. Explique la diferencia entre una teoría y una ley científica. ¿Cuál de ellas se
refiere al com portam iento de la m ateria y cuál a las causas de ese com p or­
tam iento?
En am bos casos, justifique sus respuestas y susténtelas con referencias bibliográficas.

1.5 i TEORÍA ATÓMICA DE LA MATERIA


O bserve a su alrededor la gran variedad de colores, texturas y otras p ropiedades en los m ate­
riales de su entorno: los colores en un jardín, la tex tu ra de la tela en su ropa, la solubilidad del
azúcar en una taza de café o la transparencia y la belleza de u n diam ante. Los m ateriales en
nuestro m u n d o exhiben una variedad so rp ren d en te y aparen tem en te infin ita de propiedades,
pero, ¿cómo entenderlas y explicarlas?
¿Qué hace que los d iam antes sean tran sp aren tes y d u ro s, m ie n tra s q u e la sal de m esa es
quebradiza y se disuelve en agua? ¿Por qué el papel se q u em a y p o r qué el agua extingue al
fuego? La estru ctu ra y el c o m p o rtam ien to de los á to m o s son la clave p a ra en te n d e r ta n to las
propiedades físicas com o las propiedades qu ím icas de la m ateria.
A pesar de que los m ateriales en nuestro m u n d o v arían de form a considerable en cuanto
a sus propiedades, to d o está fo rm ad o de ap ro x im ad am en te 100 elem entos y, p o r lo tan to , de
alrededor de 100 tipos de átom os distintos desde el p u n to de vista quím ico. En cierto sentido,
los átom os son com o las 27 letras que integran el alfabeto del español, las cuales se u n en en
diferentes com binaciones para fo rm ar u n a in m en sa can tid ad de palabras en nuestro idiom a.
Pero, ¿con qué reglas se com binan los átom os en tre sí? ¿C óm o se relacionan las propiedades de
una sustancia con los tipos de áto m o s que contiene? De hecho, ¿cóm o es u n átom o? y ¿qué
hace que los átom os de un elem ento sean diferentes de los de o tro elem ento?

Átom os
Los filósofos de la A ntigüedad especularon sobre la n atu raleza del “m a te ria l” fundam ental
con el que estaba fo rm ad o el m u n d o . D em ó crito (460-370 a.C.) y otros filósofos griegos de la
A ntigüedad pensaban que el m u n d o m aterial debía estar fo rm a d o de p e q u e ñ a s partículas in ­
divisibles a las que llam aron átom os, que significa “indivisible”. Sin em b arg o , m ás tarde,
Platón y A ristóteles p ro p u sieron la idea de que n o p o d ía h a b er p artícu las indivisibles, y así
la perspectiva “ató m ica” de la m ateria se desvaneció p o r m u ch o s siglos, d u ra n te lo s cuales la
filosofía aristotélica d o m in ó la cu ltu ra occidental.
El concepto de átom o resurgió en E uropa d u ra n te el siglo xvn. C u a n d o los científicos
in ten taro n m ed ir las cantidades de elem entos q u e reaccio n ab an en tre sí p a ra fo rm ar nuevas
sustancias, se estableció lá b a s e p a ra u n a teoría a tó m ic a que vin cu lab a la idea de elem entos
con la idea de átom os. La teoría nació del trab ajo de John D alton d u ra n te el periodo de 1803
a 1807. ► F IG U R A 1.15.
La teo ría de D alton explica varias leyes de c o m b in a c ió n q uím ica q u e se conocían en su
época, incluyendo:

• La ley de la composición constante, basada en el p o stu la d o 4:


En un compuesto dado, son constantes los núm eros relativos y los tipos de átomos.

• T am bién explica la ley de la conservación de la m asa, que se apoya e n el p o stu lad o 3:


La masa total de los materiales presentes, después de una reacción quím ica, es la mism a
que la masa total antes de la reacción.

■U na b u en a teoría explica hechos co nocidos y predice nuevos eventos. D alton utilizó


su teoría p ara d ed u cir la ley de las proporciones múltiples:
Si dos elementos A y B se com binan para form ar m ás de un compuesto, las masas de B que
se pueden combinar con una masa dada de A están en razón de pequeños números enteros.

P odem os ilu strar esta ley c o n sid eran d o agua y p e ró x id o de h id ró g e n o , los cuales están
fo rm ad o s p o r los elem entos h id ró g e n o y oxígeno. P ara fo rm a r agua, 8.0 g d e oxígeno se com ­
b in a n con 1.0 g de hidrógeno. P ara elab o rar p e ró x id o de h id ró g en o , 16.0 g de oxígeno se
com b in an con 1.0 g de hid ró g en o . Así, la ra z ó n de la m asa de oxígeno p o r g ram o de
SECCIÓN 1.6 D escubrim iento de la estructura atóm ica

Teoría atómica de D a lto n

1 . C a d a e le m e n to está fo rm a d o p o r p a rtíc u la s e x tre m a d a m e n te p e q u e ñ a s lla m a d a s á to m o s.

U n á to m o d el e le m e n to o x íg en o U n á to m o del e le m e n to n itró g e n o

2 . T odos lo s á to m o s d e u n e le m e n to d a d o so n id é n tico s e n tre sí, p e ro los á to m o s d e u n ele m e n to


s o n d ife re n te s a los á to m o s d e o tro s elem en to s.

O x íg e n o N itró g e n o
Q q Q • • •
3. L os á to m o s d e u n e le m e n to n o se p u e d e n tra n sfo rm a r en á to m o s d e o tro e le m e n to m e d ia n te
reaccio n es q u ím ic a s; lo s á to m o s n o se cre an n i se d e s tru y e n e n re a c c io n e s q u ím ic a s.

O x íg e n o 0 0 )* ^ N itró g e n o

4. Los co m p u e s to s se fo rm a n c u a n d o los á to m o s d e m á s d e u n e le m e n to se
c o m b in a n ; u n co m p u esto d a d o sie m p re tie n e el m is m o n ú m e r o re la tiv o
y tip o d e átom os.

http://goo.gl/Fp27I5

E le m e n to s C o m p u e s to

▲ F IG U R A 1.15 Teoría atómica de Dalton. John Dalton (1766-1844), hijo de un humilde tejedor inglés,
comenzó a dar clases a la edad de 12 años. Pasó la mayor parte de su v|da en Manchester, donde impartió clases
tanto en la escuela elemental como en la universidad. Su permanente interés por la meteorología lo llevó a estudiar
el comportamiento de los gases, después química y, finalmente, la teoría atómica. A pesar de su humilde origen,
Dalton obtuvo una fuerte reputación científica durante toda su vida.

h id ró g en o p ara estos co m p u esto s es 2:1. C on base en la teoría ató m ica de D alto n , se c o n c lu ­


ye que el peróxido de h id ró g en o con tien e el doble de átom os de oxígeno p o r cada á to m o de
h id ró g en o eifc o m p a ra c ió n con el agua.

ACTI VI DAD
Escriba la respuesta debidam ente fundam entada a las siguientes preguntas:
1. D escriba ios cuatro postulados de la teoría-de Dalton por medio de una rueda
de atributos.
2. ¿Cóm o explica la teoría atóm ica de Dalton el hecho de que al de scom p one r
1.000 g de agua en sus elementos, se obtiene 0.111 g de hidrógeno y 0.889 g
de oxígeno, independientem ente de la fuente de la que proviene el agua?
3. Si el com puesto A tiene igual número de átom os de oxígeno y de carbono,
¿qué se concluye sobre la com posición del com puesto B?
4. Un quím ico descubre que 30.82 g de nitrógeno reaccionarán con 17.60 g,
35.20 g, 70.40 g u 88.00 g de oxígeno para form ar cuatro com puestos
diferentes, a) Calcule la masa de oxígeno por gramo de nitrógeno en cada
com puesto, b) ¿De qué m anera los resultados del inciso a) apoyan la teoría
atóm ica de Dalton?

1.6 DESCUBRIMIENTO DE LA ESTRUCTURA


ATÓMICA
D alton llegó a sus con clu sio n es sobre los átom os basándose en las observaciones q u ím icas
realizadas en el lab o rato rio . N i él ni quienes le sucedieron d u ra n te el siglo p o ste rio r a la p u ­
blicación d e su trab ajo c o n taro n con evidencia directa de la existencia de los á to m o s. Sin
4

18 CAPÍTULO 1 Teoría cu á n tic a y estru ctu ra a tó m ica

em bargo, en la actu alid ad es posible m edir las p ro p ie d ad e s de átom os individuales e-incluso


ver im ágenes de ellos (-< FIG U R A 1.16).
C onform e los científicos desarrollaron m é to d o s p a ra sondear la n atu raleza de la m a te ­
ria, el átom o, que se sup o n ía indivisible, com enzó a d a r señales de tener u n a estructura m ás
com pleja; ahora se sabe que los átom os se c o m p o n e n de partículas subatóm icas. A ntes
de resum ir el m odelo actual, se considerarán b rev em en te algunos de los descubrim ientos
im p o rtan tes que llevaron a ese m odelo. Se verá q u e el átom o está parcialm ente com puesto
p or partículas con carga eléctrica: algunas tien en u n a carga positiva y o tras u n a carga nega­
tiva. A m edida que se explique el desarrollo de n u e stro actual m odelo del átom o, tenga
A F IG U R A 1.16 imagen de la superficie
presente este hecho: las partículas con la m ism a carga se repelen entre sí, m ientras que las
del silicio. Esta imagen se obtuvo mediante
una técnica llamada microscopía de efecto partículas con cargas diferentes se atraen.
túnel. Cada esfera es un átomo de silicio.
Rayos catódicos y electrones
http://goo.gl/tcIrjw A m ediados del siglo xix, los científicos co m e n z a ro n a estudiar la descarga eléctrica a través
de un tu b o de v id rio p arcialm en te al vacío (▼ F IG U R A 1.17). C uando se aplicó u n alto
voltaje a los electrodos del tu b o , se p ro d u jo u n a rad iació n entre los electrodos. Esta ra ­
diación, conocida com o rayos catódicos, se o rig in ó en el electrodo negativo y viajó al
electrodo positivo. A unque los rayos en sí n o p o d ía n verse, su presencia se detectó porqu e
ocasionan que ciertos m ateriales sean fluorescentes o em itan luz.
Los experim entos m o stra ro n que los rayos cató d ico s eran desviados p o r cam pos eléctri-
cos-o m agnéticos de m an era consistente com o u n flujo de carga eléctrica negativa. El cien­
tífico b ritán ico J.J. T h o m so n (1856-1940) observó q u e la naturaleza de los rayos catódicos es
la m ism a, in d ep en d ien tem en te dé la id en tid ad del m aterial del cátodo. En u n artículo p u b li­
cado en 1897, T h o m so n describió los rayes cató d ico s com o u n haz de partícu las con carga
negativa. D icho artículo se considera com o el “d e sc u b rim ien to ” de lo que después se conoció
com o el electrón.
T h o m so n construyó u n tu b o de rayos catódicos con un orificio en el á n o d o p o r el cual
pasaba u n haz de electrones. Las placas eléc tricam en te cargadas y el im án se p o sicio n aro n en
form a p e rp e n d ic u la r al haz de electrones, y en u n extrem o se colocó u n a p antalla fluores­
cente (► FIG U R A 1.18). El cam p o eléctrico desvió los rayos en uña dirección, y el cam po
m agnético lo hizo en la dirección opuesta. T h o m so n ajustó las m agnitudes de los cam pos de
m an era que los efectos se eq u ilib raran en tre sí, p e rm itie n d o que los electrones viajaran en
línea recta hacia la pantalla. C o n o cien d o las m a g n itu d e s de los cam pos que p erm itían el
m ovim iento rectilíneo fue posible calcular un v alo r de 1.76 X 108 coulom bs p o r g ram o para,
la razón de la carga eléctrica del electrón con resp ecto a su m asad

X'- I M A G I N E
¿Cómo se sabe que los rayos catódicos viajan del cátodo ai ánodo?

http://goo.gl/ukr5qp a) L os e le c tro n es se d e s p la z a n d el b) Los ra y o s son d e sv ia d o s p o r u n


c á to d o (electro d o n e g a tiv o ) al á n o d o im án .
(ele ctro d o p o sitiv o ). El tu b o c o n tie n e
u n a p a n ta lla d e v id rio (co lo cad a
d ia g o n a lm e n te re sp e c to al h a z d e
► F IG U R A 1.1 7 Tubo de rayos e lec tro n es) flu o re sc e n te , q u e m u e s tra
catódicos. la tra y e c to ria d e los ra y o s c a tó d ico s.

*E1 coulomb (C) es la unidad del SI para la carga eléctrica.


SECCIÓN 1.6 D escubrim iento de la estructura atóm ica 19

¿ É fr I M A G I N E
¿Solamente los campos magnéticos desvían el haz de electrones
del campo eléctrico?

P a n ta lla
flu o re sc e n te

Á n o d o (+)

C á to d o (■ ■4 F IG U R A 1.18 Tubo de rayos


catódicos con campos eléctrico y
magnético perpendiculares. Los rayos
El haz de electrones no se catódicos (electrones) se originan en el cá­
desvía si las magnitudes de los todo y son acelerados hacia el ánodo, que
campos eléctrico y magnético tiene un orificio en su centro. Un delgado tíáz
se equilibran entre sí de de electrones pasa a través del orificio y
manera exacta. viaja hacia la pantalla fluorescente. Se
ajustan las magnitudes de los campos
Los campos eléctrico y magnético eléctrico y magnético de tal manera que sus
desvían el haz de electrones. efectos se cancelen entre sí, permitiendo
que el haz viaje en línea recta.

Al conocerse la razó n entre carga y m asa del electrón, m e d ir la carga o la m asa de u n


electrón co nduciría al valor de la o tra cantidad. En 1909, R obert M illikan (1868-1953) de la
U niversidad de C hicago logró m ed ir la carga de u n electró n realizando el ex p erim en to
descrito en la ▼ F IG U R A 1.19. Entonces calculó la m asa del electrón u tilizan d o su v alo r
experim ental p ara la carga, 1.602 X 10” 19 C, y la razó n entre carga y m asa de T h o m so n ,
1.76 X 108 C /g : ^

1-602 X 10_19C ,»
M asa del electrón = = 9.10 X 10 g
1.76 X 108 C /g

Este resultado concuerd a bien con el valor a ctu alm en te aceptado p ara la m asa del elec tró n ,
9.109 38 X 10 - 28 g. Esta m asa es ap ro x im ad am en te 2000 veces m ás p e q u e ñ a que la del
hidrógeno, el áto m o m ás ligero.

F IG U R A 1.19 Experimento de las


O rificio en
gotas de aceite que Millikan utilizó para
la p la c a
medir la carga del electrón. A pequeñas
gotas de aceite se les permitió caer entre
placas eléctricamente cargadas. Las gotas
adquirieron electrones adicionales debido a
F uente de del la irradiación de rayos X y, así, quedaron
ra yo s X m ic ro sco p io cargadas negativamente. Millikan midió
cómo la variación del voltaje entre las placas
afectaba la rapidez de caída. Con esos datos
determinó la carga negativa de las gotas.
Como la carga de cualquier gota siempre era
P lacas algún múltiplo entero de 1.602 x 1CT19 C,
e lé c tric a m e n te Millikan dedujo que este valor era la carga de
c a rg a d a s un electrón individual.
20 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

á PORTAFOLIO D I cE V I D E N C I A S
Realice las siguientes actividades a mano, en hojas blancas debidam ente persona­
lizadas, con buena caligrafía y ortografía.
1. Elabore un diagrama de flujo donde describa la serie de resultados experim en­
tales y evidencias em pleados por J.J. Thom son para argum entar que los rayos
catódicos consisten en partículas de carga negativa, y por M illikan para determ i­
nar la carga de los mismos.
2. Una partícula desconocida se mueve entre dos placas cargadas eléctricamente,
com o se ilustra en la figura 1.22. Su trayectoria se desvía en la dirección opuesta
por una m agnitud más pequeña que la de una partícula beta. ¿Qué concluye en
relación con la carga y la masa de esta partícula desconocida?
3. ¿Cómo interpretó Rutherford las siguientes observaciones realizadas durante sus
experim entos de dispersión de partículas a ? a) La mayoría de las partículas a no
sufrieron una desviación apreciable al atravesar la lam inilla de oro. b) Unas cuan­
tas partículas a se desviaron en ángulos grandes, c) ¿Qué diferencias esperaría
usted si en el experim ento de dispersión de partículas a se utilizaran laminillas de
berilio en lugar de oro?
4. Millikan determ inó la carga del electrón estudiando las cargas estáticas de las
gotas de aceite que caen en un cam po eléctrico (figura 1.19). Un estudiante
realizó este experim ento utilizando varias gotas de aceite para sus mediciones
y calculó la carga de las gotas. O btuvo los siguientes datos:

G ota C a rg a c a lc u la d a (C)

A 1.60 X 10~19
B 3.15 X 10-19
C 4.81 X 10“ 19
D 6.31 X 10“ 19

a) ¿Qué significa que las gotas lleven cargas diferentes? b) ¿Qué conclusión
podría obtener el estudiante a partir de estos datos con respecto a la carga del
electrón? c) ¿Qué valor (y con cuántas cifras significativas) debería reportar para
la carga electrónica?

Radiactividad
En 1896 el científico francés H en ri B ecquerel (1852-1908) d escu b rió q u e un com puesto
de u ran io em itía esp o n tán eam en te rad iació n de alta energía. Esta e m isió n espontánea de
radiación se conoce com o radiactividad. A sugerencia de Becquerel, M arie C urie (-4 FIG URA
1 .20) y su esposo, Pierre, iniciaron ex p erim en to s p a ra aislar los co m p o n e n te s radiactivos del
com puesto.
E studios posteriores sobre la n atu raleza de la rad iactiv id ad , p rin c ip a lm e n te los del cien­
tífico b ritán ico E rnest R u therford (▼ F IG U R A 1 .2 1 ), revelaron tres tip o s de radiación:
alfa ( a ) , b eta (j3) y gam m a (-y). Las trayectorias de las rad iacio n es a y ¡3 se desvían p o r un
cam po eléctrico, a u n q u e en direcciones opuestas; la rad iació n y n o se ve afectada p o r el cam ­
p o (► F IG U R A 1 .2 2 ).

A F IG U R A 1.20 Marie Sklodowska


Curie (1867-1934). Cuando Marie Curie ► F IG U R A 1.21 Ernest Rutherford
presentó su tesis doctoral, esta se consideró (1871-1937). En 1895, Rutherford fue
la mayor contribución individual de cualquier galardonado con un puesto en la Universidad de
tesis doctoral en la historia de la ciencia, Cambridge, Inglaterra, donde trabajó con J.J.
En 1903 Henri Becquerel, Marie Curie y su - Thomson. En 1898 se incorporó a la Universidad
esposo, Pierre, fueron galardonados con el McGIII en Montreal, donde realizó su investigación
Premio Nobel de Física por su Importante sobre la radiactividad que le permitió obtener el
trabajo sobre la radiactividad (un término qué Premio Nobel de Química en 1908. En 1907
ella acuñó). En 1911 Marie Curie ganó un Rutherford regresó a Inglaterra para unirse al
segundo Premio Nobel, esta vez en química, cuerpo docente de la Universidad de Manchester,
por su descubrimiento de los elementos donde en 1910 efectuó sus famosos
polonio y radio. experimentos de dispersión de partículas a. En
1992 su país natal, Nueva Zelanda, lo honró
imprimiendo su imagen en los billetes de $100. ü
■fl/qefc central
MEX/CALI
SECCIÓN i .6 D e scu b rim ie n to d e la e s tru c tu ra atóm ica 21

J :# IMAGINE
¿ C u á le s d e lo s tr e s t ip o s d e r a d ia c ió n m o s tr a d o s e s tá n fo r m a d o s
p o r e le c tr o n e s ? ¿ P o r q u é e s o s ra y o s se d e s v ía n m á s q u e lo s o tro s ?

Los rayos ¡3 están cargados


n eg ativ am en te
Bloque de plom o
Los rayos y n o tienen carga
eléctrica
Los rayos a están cargados
p o sitiv am en te

Placas cargadas Placa fotográfica


eléctricam ente
Sustancia
rad iactiv a

▲ F IG U R A 1 .2 2 Comportamiento de los rayos alfa (<*), beta [p) y gamma (y) en un


campo eléctrico.

R utherford dem o stró que tan to los rayos a com o los ¡3 consisten en partículas de rápido
m ovim iento. D e hecho, las partícu las [3 son electrones de alta velocidad y pued en considerarse
el equivalente radiactivo de los xgyos catódicos; u n a placa con carga positiva los atrae. Las
partículas a tienen carga positiva y son atraídas hacia u n a placa negativa. En unidades de carga
del electrón, las partícu las ¡3 tienen u n a carga de 1 —, y las partículas a u n a carga de 2 + . Cada
partícula a tiene u n a m asa de aproxim adam ente 7400 veces la de un electrón. La radiación
gam m a es u n a rad iació n de alta energía sim ilar a los rayos X; n o consiste en partículas y no
tiene carga.

M odelo nuclear del átom o


Con la creciente evidencia de que el átom o está co m p u esto de partícu las aún m ás pequeñas, se
puso atención a cóm o se relacionaban dichas partículas. A p rin cip io s del siglo xx, T h o m so n
razonó que p uesto q u e los electrones solo contribuyen con u n a fracción m u y p eq u eñ a a la
masa de u n áto m o , p ro b ab lem en te serían responsables de u n a fracción ig u alm ente peq u eñ a
del ta m a ñ o del áto m o . E ntonces p ro p u so que el áto m o era u n a esfera de m ateria con carga
positiva u n ifo rm e en la cual los electrones estaban in cru stad o s com o las pasas en u n p u d ín o
las sem illas en u n a san d ía (► F IG U R A 1.23). Este m odelo, tam b ién conocido co m o p u d ín con d is trib u id a en
pasas, p o rq u e reco rd ab a al trad icio n al postre inglés, tuvo una aceptación m u y breve. la e sfe ra
En 1910 R u th e rfo rd estu d iab a los ángulos de desviación o dispersión de las p artícu las a , A F IG U R A 1.23 Modelo del “pudín con
a m edida que p asab an a través de u n a delgada lam in illa de o ro (V F IG U R A 1.2 4). D es­ pasas” del átomo de J.J. Thomson. Ernest
cubrió que casi to d as las p artícu las a pasaban d irec ta m en te a través de la lam inilla sin Rutherford demostró que este modelo era
erróneo.
desviación, m ie n tra s q u e un as cu an tas partículas se desviaban ap ro x im ad am en te u n grado,
lo que era co n g ru en te con el m o d elo del p u d ín con pasas de T h o m so n . P ara estar seguros p o r
com pleto, R u th erfo rd sugirió q u e E rnest M arsden, u n estu d ian te u n iv ersitario que trab ajab a
en el la b o rato rio , bu scara evidencia de dispersión en án g u lo s grandes. P ara sorpresa de
todos, se observó u n a p e q u e ñ a can tid a d de partícu las q u e se d isp ersab an en ángulos grandes,
en ta n to que algunas p artícu las se dispersaban hacia atrás en la dirección de d o n d e p ro ­
venían. Estos resu ltad o s n o e n c o n tra ro n una explicación evidente de in m ed iato , p ero eran
claram ente in co n g ru en te s con el m o d elo del p u d ín co n pasas de T h o m so n .
R utherford explicó los resultados postulando el modelo nuclear del átom o, un m odelo en
el cual la m ayor p arte de la m asa de cada átom o de oro y to d a su carga positiva residen en una
región m u y pequeña y extrem adam ente densa a la que llam ó núcleo. D espués, postuló que casi
todo el volum en de u n áto m o es espacio vacío en el que los electrones se m ueven alrededor del
núcleo. En el experim ento de dispersión de partículas a , la m ayoría de las partículas pasaron sin
dispersarse a través de la lam inilla debido a que no e n co n traro n el d im in u to núcleo de algún
átom o de oro. Sin em bargo, de vez en cuando, una partícula a se acerca a u n núcleo de oro. La
repulsión entre la elevada carga positiva del núcleo de o ro y'la carga positiva de la partícula a fue
lo suficientem ente fuerte p ara desviar la partícula, com o se m u estra en la figura 1.24.
E x p erim en to s p o sterio res c o n d u jero n al d esc u b rim ien to de p artícu las positivas (p ro ­
tones) y partícu las n e u tra s (neutrones) en el núcleo. Los p ro to n e s fu ero n descu b ierto s en
1919 p o r R u th erfo rd y los n e u tro n e s en 1932 p o r el científico b ritá n ic o James C hadw ick
(1891-1972). Así, el á to m o está c o m p u esto de electrones, p ro to n e s y n eu tro n es.
§ m M i
22 CAPITULO 1 Teoría c u á n tic a y e s tru c tu ra ató m ica

. IMAGINE
¿Cuál es la carga de las partículas que forman el haz?

E xperim ento In terp retación

P artícu las
a in c id e n te s

p a rtíc u la s a
N úcleo
http://goo.gl/RTJu7e

► F IG U R A 1.24 Experimento de
Rutherford sobre la dispersión
de partículas a. Cuando las partículas a
pasan a través de la laminilla de oro, la —
mayoría de ellas no sufre desviación, pero
unas cuantas se dispersan, algunas Inclusive P a n ta lla
en ángulos grandes. De acuerdo con el flu o rescen te
modelo del átomo de pudín con pasas, las circu lar
partículas solo deberían experimentar muy Unas cuantas partículas
pequeñas desviaciones. El modelo nuclear a se dispersan debido
del átomo explica por qué unas cuantas a la repulsión del
La mayoría de las partículas minúsculo núcleo
partículas a se dispersan en ángulos grandes.
a no sufren dispersión positivo.
La mayor parte del espacio alrededor del núcleo
porque la mayor parte
está vacía, excepto por los minúsculos
del átomo está vacía.
electrones que se mueven a su alrededor.

ACTIVIDAD

Responda lo siguiente.
1. ¿Qué tipo de carga tienen las partículas a l
2. ¿Qué le ocurre a la mayoría de las partículas a que golpean la lam inilla de oro
en el experim ento de R utherford?
3. ¿Qué dem uestra este com portam iento?

1.7- CONCEPCION MODERNA


DE LA ESTRUCTURA ATÓMICA
V o lu m e n o c u p a d o
N ú c le o con Desde la época de R utherford, conform e los físicos h an aprendido m ás y m ás sobre los núcleos
p o r lo s e le c tro n e s
p ro to n e s atómicos, la lista de partículas que fo rm an el núcleo ha crecido y continúa haciéndolo. Sin em ­
y n e u tro n e s bargo, com o quím icos se puede ad o p tar u n a visión sencilla del átom o p orque solo tres partículas
subatómicas, el protón, el neutrón y el electrón, se relacionan con el co m p o rtam ien to quím ico.
Ya se señaló que la carga de u n electrón es —1.602 X 10“ 19 C. La de u n p ro tó n es igual
en magnitud* + 1.6 0 2 X 10-19 C. La can tid a d 1.602 X 10“ 19 C se conoce c o m o carga elec­
trónica. Por conveniencia, las cargas de las p artícu las atóm icas y su b ató m icas generalm ente
se expresan'com o m ú ltip lo s de esta carga, y n o en coulom b?. Así, la carga del electrón es 1 —
y la del p ro tó n es 1 + {Nota: Las u n id a d e s de estos valores son u n id ad es a tó m icas). Los n e u ­
trones son eléctricam ente n e u tro s (de ahí su n o m b re ). Todo átom o tiene igual núm ero de
A F IG U R A 1.2 5 Estructura del átomo. electrones y protones; p o r lo tanto, los átom os no tienen carga eléctrica neta.
Una nube de electrones que se mueven con Los p ro to nes y n e u tro n e s resid en en el m in ú scu lo núcleo del átom o. La m ayor parte del
rapidez ocupa la mayor parte del volumen
vo lu m en de u n áto m o es el espacio d o n d e resid en los electrones (-^ F IG U R A 1.2 5). Los elec­
atómico. El núcleo ocupa una minúscula
trones son atraídos p o r los p ro to n e s del núcleo m ed ia n te la fuerza electro stática que existe
región en el centro del átomo, y contiene
protones y neutrones. En el núcleo está entre las partículas de carga eléctrica opuesta. En cap ítu lo s posteriores verem o s que la m ag­
prácticamente toda la masa del átomo. n itu d de las fuerzas atractivas e n tre los electrones y el núcleo p uede utilizarse p ara explicar
m uchas de las diferencias en tre elem entos.
24 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

i PORTAFOLIO DE E VI D E N C I A S
Resuelva correctam ente el siguiente ejercicio.
Un cubo de oro de 1.00 cm por lado tiene una masa de 19.3 g. Un so lo átomo
de oro tiene una masa de 197.0 urna, a) ¿Cuántos átomos de oro hay en el cubo?
b) A partir de la inform ación dada, estime el diám etro en Á de un solo áto m o de oro.
c) ¿Cuáles suposiciones hizo para llegar a la respuesta del inciso b )? ‘

, <, .v. ará*■


—i
UNA MIRADA DE CERCA
FUERZAS BASICAS donde Qj y Q2 son las magnitudes de las cargas de las dos partículas,
d es la distancia entre Sus centros, y k es una constante determ inada
j En la naturaleza se conocen cuatro fuerzas básicas: por las unidades para Q y d. Un valor negativo para la fuerza indica
jj^ 1. gravitacional, 2. electrom agnética, 3. nuclear fuerte atracción, m ientras que un valor positivo significa repulsión.
y 4. nuclear débil. Las fuerzas gravitacionales son Todos los núcleos, excepto los de los átom os de hidrógeno, con­
fuerzas atractivas que actúan entre todos los ob­ tienen dos o más protones. Como cargas semejantes se repelen, la
jetos en p roporción de sus masas. Las fuerzas repulsión eléctrica haría que los protones se apartaran entre sí, pero
gravitacionales entre átom os o entre partículas sub­ la fuerza nuclear fuerte se encarga de m antenerlos juntos. Esta fuerza
atóm icas son tan pequeñas que carecen de im portancia química. actúa entre partículas subatómicas, como en el núcleo. A esta distancia,
Las fuerzas electromagnéticas son fuerzas atractivas o repulsivas la fuerza nuclear fuerte atractiva es más intensa que la fuerza eléctrica
que actúan entre objetos cargados eléctrica o magnéticamente. Las repulsiva entre las cargas positivas, y así el núcleo perm anece unido.
fuerzas eléctricas son im portantes para entender el comportam iento La fuerza nuclear débil es m ucho m enos intensa que la fuerza
quím ico de los átom os. La m agnitud de la fuerza eléctrica entre dos eléctrica, pero más intensa que la fuerza gravitacional. Su existencia
partículas cargadas está dada p o r la ley de Coulomb: F = kQ iQ 2/ d 2, se manifiesta en ciertos tipos de radiactividad.

Realice el siguiente ejercicio y describa lo que significa el resultado ob tenido :


Utilice la ley de Coulom b, F = kQ-^Qz/d2, para calcular la fuerza e léctrica en un
electrón (Q = - 1 . 6 X 1CT19 C) ejercida por un protón, si las partículas están sepa­
radas p o ru ñ a distancia de 0.53 x 10_1° m. La constante k en la ley de Coulom b es
9.0 x 109 N • m2/C 2. (La unidad abreviada N es el newton, la unidad del SI para la
fuerza).

D ebido a que el d im in u to n ú cleo con tien e la m ay o r p arte de la m asa del átom o en tan
p eq u eñ o v o lu m en , tie n e u n a d e n sid a d aso m b ro sa, del o rd e n de 1013 a 1 0 14 g /c m 3. U na
caja de cerillos llena de u n m a te ria l de tal d e n sid a d p esaría ¡m ás de 2500 m illones de
toneladas!
Los electrones d ese m p e ñ an la fu n ció n m ás im p o rtan te en las reaccio n es quím icas. El
significado de rep resen tar la reg ió n que contiene a los electrones com o u n a n u b e difusa se
com p ren d erá en los siguientes tem as, cuan d o se consideren las energías y los arreglos espa­
ciales de los electrones.

Números atóm icos, números de masa e isótopos


Lo que hace que u n á to m o de u n elem ento sea diferente de u n áto m o de o tro elem ento es
que los áto m o s de cada elem en to tien en u n núm ero característico de protones. De hecho,-
el nú m ero de p ro to n es en u n áto m o de cualquier elem ento en p artic u la r se conoce com o el
número atóm ico de este. Ya que u n áto m o n o tiene carga eléctrica n eta, el n ú m ero de elec­
tro n es que contiene debe ser igual al n ú m ero de p ro to n es. P or ejem plo, to d o s los átom os de
carb on o tien en seis p ro to n e s y seis electrones, m ien tras que to d o s los á to m o s de oxígeno
tienen ocho p rotones y ocho electrones. Así, el n ú m e ro ató m ico del c a rb o n o es 6, m ientras
que el n ú m ero atóm ico del oxígeno es 8. El n ú m e ro ató m ico de cada e lem en to aparece con
su n o m b re y su sím bolo en la seg u n d a de forros de este libro.
Los áto m o s de u n elem en to d eterm in ad o p u ed en d iferir en el n ú m e ro d e n eu tro n es que
co ntienen y, com o consecuencia, en su m asa. Por ejem plo, la m ay o ría de los áto m os de car- .
b o n o tienen seis n e u tro n es, au n q u e algunos tien en m ás y otro s m en o s. El sím b o lo ’gC (se lee
“c arb o n o doce”, c a rb o n o -12) rep resen ta al áto m o de carb o n o q u e co n tie n e seis p rotones y
SECCIÓN 1.7 Concepción moderna de la estructura atómica 25

seis n eu tro n es. El n ú m e ro ató m ico está representado p o r el subíndice; el superíndice, c o n o ­


cido com o núm ero de m asa, es el n ú m e ro de pro to n es m ás n eu tro n es en el átom o:

N úm ero de m asa (número


de protones más neutrones) ’
r ■S ím bolo d e l elem e n to

N úm ero atómico (número


de protones o de electrones)

C om o to d o s los átom os' de u n elem ento determ in ad o tien en el m ism o n ú m ero atóm ico,
el subíndice es re d u n d a n te y con frecuencia se om ite. Así, el sím bolo del c a rb o n o -12 p uede
representarse sim p le m e n te com o 12C. C om o u n ejem plo m ás de esta notació n , los áto m o s
de carb o n o q u e co n tie n e n seis p ro to n e s y ocho n eutrones tien en u n n ú m ero de m asa de 14,
se rep resen tan com o XgC o 14C, y se conocen com o c a rb o n o -14.
Los áto m o s co n n ú m e ro s atóm icos idénticos, pero con n ú m ero s de m asa diferentes (es
decir, igual n ú m e ro d e p ro to n es, pero diferente n ú m ero de n eu tro n es) se conocen com o isó­
topos. La ▼ TABLA 1.5 p resen ta varios isótopos del carbono. En general, se u tilizará la
n o tació n con su p erín d ic e s solo al hacer referencia a u n isótopo p articu lar de u n elem ento.

TABLA 1 .5 Algunos isótopos del carbono’

Símbolo N úm ero de protones Número de electrones Número de neutrones

"C 6 6 5
12C 6 6 6
13C 6 6 7
14C 6 6 8

•Casi el 99% del ca rb o n o en c o n trad o en la naturaleza es 12C.

EJERCICIO RESUELTO 1 ,3 C álculo del núm ero d e p artícu las


s u b a tó m ic a s en los á to m o s

¿Cuántos protones, n eutrones y electrones hay en a) un átomo d e . ■Au, b) un átom o de es-


troncio-90? .

S O L U C IÓ N
a) El superíndice: 197 es el núm ero de masa (protones + neutrones). De acuerdo con la lista de
elementos en la segunda de forros, el oro tiene u n número, atóm ico de 79. En consecuencia,
un átom o de 197Au tiene 79 protones, 79 electrones y 197 — 79 = 118 neutrones, b) El núm ero
atóm ico del estroncio (listado en la segunda de forros) es 38. Así, todos los átom os de este ele­
m ento tienen 38 protones y 38 electrones. El isótopo del estroncio-90 tiene 90 — 38 = 52
neutrones. 7
.
E J E R C IC IO S D E P R A C T IC A
1. a) .Defina los térm in o s núm ero atómico y núm ero de masa, b) ¿Cuál de estos puede variar
sin m odificar la iden tid ad del elemento?
' 2. ¿Cuántos protones, electrones y neutrones existen en: a) un átom o de I;38Ba, b) un átom o de
fósforo-31? v
Respuesta pregunta 2: o] 56 protones, 56 electrones y 82 neutrones; -b) 15 protones, 15 elec­
trones y 16 n e u t r o n e s . i Sf c Mí i

E JER C IC IO RESUELTO 1.4 U so d e sím b o lo s p ara los á to m o s

El m agnesio tiene tres isótopos con núm eros de masa 24, 25 y 26. a) Escriba el sím bolo
quím ico com pleto (superíndice y subíndice) de cada uno de ellos, b) ¿Cuántos neutrones hay
en u n átom o de cada isótopo? ó"'

S O L U C IÓ N
a) El magnesio tiene u n núm ero atómico de 12, así'que todos los átomos de magnesio con­
tienen 12 protones y 12 electrones. Por lo tanto, los tres isótopos se representan como ffM g,
tÜMg y n M g ■b) El núm ero de neutrones en cada isótopo es el núm ero de masa m enos el
; núm ero de protones'. Entonces, los núm eros de neutrones en un átom o de cada isótopo son 12, \
13 y 14,'respectivam ente.' r- - ' ' ' :
' SECCIÓN 1.8 M a s a s a tó m ic a s 27

Por ejem plo, el carb o n o p resen te en la naturaleza está com puesto p o r 98.93% de 12C y 1.07%
de 13C. Las m asas de esos isótopos son 12 urna (exactam ente) y 13.00335 u rn a, respectiva­
m ente, lo que constitu y e la m asa atóm ica del carbono:

(0.9893)(12 urna) + (0.0107)(13.00335 urna) = 12.01 u rn a

Las m asas atóm icas de los elem entos se presentan tan to en la tabla p e rió d ic a co m o en la tabla
de elem entos en la seg u n d a de fo rros de este libro.

^ P IÉ N S E L O UN POCO
Un áto m o p a rticu la r de cro m o tiene una m asa de 52.94 urna, m ie n tra s qu e la m asa
a tó m ica del c ro m o es d e 5 L 9 9 '.um a .iE xpliqu e la diferencia entre las d o s m asas.

EJERCICIO RESUELTO 1 .5 Cálculo de la masa atómica de un elemento


a partir de las abundancias isotópicas
El cloro que se encuentra en la naturaleza es 75.78% de 35C1 (masa atóm ica de 34.969 urna) y
24.22% de 37C1 (m asa atóm ica de 36.966 urna). Calcule la masa atóm ica del cloro.

S O L U C IÓ N
Se puede calcular la masa atóm ica si la abundancia de cada isótopo se m ultiplica p or su masa
atómica y, después, se sum an esos productos. Como 75.78% = 0.7578 y 24.22% = 0.2422, se
tiene que
Masa atóm ica = (0.75781(34.969 urna) + (0.2422)(36.966 urna)
= 26.50 urna -f 8.953 urna
= 35.45 urna
Esta respuesta tiene sentido: la masa atómica, que en realidad es la masa atóm ica prom edio, se
ubica entre las masas de los dos isótopos y está más cerca del valor del Cl, que es el isótopo
más abundante.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
En la naturaleza existen tres isótopos del silicio: 28Si. (92.23% ), con m asa atóm ica de
27.97693 urna; 29Si (4.68% ), con masa atóm ica de 28.97649 urna; y 30Si (3.09% ), con masa
atóm ica de 29.97377 urna. Calcule la masa atóm ica del silicio.
R e sp u esta : 28.09 urna

Á PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. Escriba el sím bolo correcto, incluyendo tanto el superíndice co m o el subíndice,
para cada uno de los siguientes isótopos: a) el isótopo del p latin o que contiene
118 neutrones, b) el Isótopo del kriptón con número de m asa 84, c) el isó to po del
arsénico con núm ero de masa 75, d) el isótopo de m agnesio que tien e el m ism o
núm ero de pro to ne s que de neutrones.
2. Una de las form as m ediante las cuales se puede com prender la e vo lu ción de la
Tierra com o planeta es m idiendo la cantidad de ciertos isó to po s en las rocas.
Una cantidad m edida recientem ente es la razón entre 129Xe y 130Xe en algunos
minerales. ¿De qué m anera estos dos isótopos difieren entre sí? ¿En cuáles
aspectos son iguales?
3. a) ¿Cuál es el isó to po que se utiliza com o estándar para e sta b le ce r la escala
de la masa atóm ica? b) La masa atóm lca/del boro se reportó c o m o 10.81; sin
em bargo, ningún átom o de boro tiene una masa igual a 10.81 urna. Explique
po r qué. r

1
28 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

fivtfLfSfejsSgffa— <«3^g5aggj&?S3¡«fej& -A. >-<*i óñk&Sigí&hxé s&SÜt¿*fvi

UNA MIRADA DE CERCA


EL ESPECTROMETRO DE MASAS A la gráfica de la intensidad de la señal del detector co n tra
la masa atóm ica de la partícula se le llama espectro de masas
El m edio más exacro para determinar masas atómicas (► F IG U R A 1.27). El análisis de un espectro de masas proporciona
■||fe es el espectrómetro de masas (▼ F IG U R A 1.26). tanto las masas de las partículas cargadas que llegaron al detector
IftÉfe- Unai muestra gaseosa se introduce por A y es bom- como sus abundancias relativas, las cuales se obtienen de las in ten si­
bardeada en B por un flujo de electrones de alta dades de la señal. Conociendo la masa atómica y la abundancia de
_ a„ energía. Las colisiones entre los electrones y los cada isótopo, se puede calcular la masa atómica de un elem ento,
átom os o las moléculas del gas producen partículas car­ como se vio en el ejercicio resuelto 1.5.
gadas positivamente que, entonces, se aceleran hacia una rejilla carga­ En la actualidad, los espectrómetros de masas se utilizan a
da negativamente (C). Después de que las partículas pasan a través menudo para identificar compuestos químicos y analizar mezclas de
de la rejilla, se encuentran con dos ranuras que solo permiten el paso de sustancias. Cualquier molécula que pierde electrones se puede sepa­
un delgado ha?, de partículas. Luego, este haz pasa entre los polos de un rar para form ar u n arreglo de fragmentos cargados positivam ente. El
im án, el cual desvía las partículas en una trayectoria curva. Para espectróm etro de masas m ide las masas de esos fragm entos, y p ro ­
partículas con la misma carga, la magnitud de la desviación depende duce una “huella” quím ica de la molécula que proporciona pistas
de la masa: cuanto más masiva sea la partícula, menor es la desviación. sobre cóm o estaban conectados los átomos en la m olécula original.
Por lo tanto, las partículas se separan de acuerdo con sus masas. Al Así, un quím ico podría emplear esta técnica para determ inar la es­
modificar la fuerza del campo magnético o el voltaje acelerador en la tructura molecular de un compuesto recién sintetizado, o bien, para
rejilla, se pueden seleccionar partículas cargadas con masas diferentes identificar un contam inante en el ambiente.
para que entren al detector.

R e jilla de aceleración Im á n

D etector
F ila m e n to
ca lie n te

H az de
iones R anura ■< F IG U R A 1.26 Espectrómetro de masas. Los
p o s itiv o s átomos de Cl se introducen por A y se ionizan para form ar
iones Cl+ , que se dirigen a través de un campo
H a z de H a cia la Separación de iones magnético. Las trayectorias de ios iones de los dos
electrones b o m ba basada en las isótopos del Cl divergen ai pasar por el campo.
io n iz a n te s de vacío diferencias de masa

i P O R T A F O L I O DE E V I D E N C I A S
1. Con los temas estudiados hasta ahora, genere un mapa conceptual de bidam e nte
estructurado y jerarquizado de la evolución en la concepción del átom o.
2. Realice una rueda de atributos del átom o en el que indique todas las cara cte rísti­
cas del mismo, descubiertas hasta el m om ento.
3. El siguiente diagram a es una representación de 20 átomos de un elem ento fic ti­
cio, ai que llamaremos nevadio (Nv). Las esferas negras son 293Nv, y las esferas
grises son 295Nv. a) S uponiendo que esta m uestra es estadísticam ente represen­
tativa del elemento, calcule el porcentaje de abundancia de cada elem ento, b) Si
la masa de 293Nv es 293.15 urna y la de 295Nv es 295.15 urna, ¿cuál es la masa
atóm ica del Nv?

© © ® ©
® @ @
http://goo.gl/ujolvF
• ®0 *
©®

i S REFLEXI ON
¿ C o m p re n d o la e vo lu ció n de lo s m o d e lo s q u e com ienzan a p la n te a rla e s tru c tu ra d e l
á to m o ? ¿Visualizo la d ife re n cia e n tre is ó to p o s de un m ism o elem e nto?
SECCIÓN 1.9 Estructura electrónica de los átom os: naturaleza ondulatoria de la luz 29

ACTI VI DAD
35C1
Investigue e n d ive rsa s fuentes la espectrom etría de masas y conteste de la form a más ra
iC
OI
com pleta posible las siguientes preguntas. in
1. a) ¿De qué m anera fundam ental se relaciona la espectrometría de masas con 23
0)
los experim entos de rayos catódicos de Thom son? b) ¿Qué significan los rótu­ •o
los de los ejes de un espectro de masas? c) Para m edir el espectro de masas T)
(0
de un átom o, este prim ero debe perder uno o más electrones. ¿Por qué razón? T3 37C 1
’ül
-KPiíP& ig ) Mpp, cjeigs^com ponentes del espectróm etro de masas en la figura 1.26 es C J
•••• iií'ül OJ
un imán. ¿Cuál es el propósito del imán? b) La masa atóm ica del Cl es 35.5
urna. Sin em bargo, el espectro de masas del Cl (figura 1.27) no m uestra un
pico en d ic h a masa. Explique por qué. c) Un espectro de masas de átom os de ,
fósforo (P) m uestra solam ente un pico en una masa de 31. ¿Qué concluye a 34 35 36 37 38.
partir de esta observación? M asa a tó m ic a (urna)
3. El magnesio tiene los siguientes isótopos que se presentan naturalm ente, con
A F IG U R A 1.27 Espectro de masas
las siguientes abundancias:
del cloro atómico. Las abundancias
fraccionarias de los isótopos 35CI y 37CI
Is ó to p o A b u n d an cia M a s a a tó m ic a (urna) están indicadas por las Intensidades de la.
señal relativas de los haces que llegan al
24Mg 78.99% 23.98504 detector del espectróm etro de masas.
25Mg 10.00% 24.98584
26Mg 11.01% 25.98259

a) ¿Cuál es la masa atóm ica prom edio del Mg? b) Trace el espectro de masas
del Mg.
4. La espectrometría de masas se aplica con mayor frecuencia en moléculas que en
átomos. El espectro de masas del H2 se tom a en condiciones que evitan la
descomposición en átomos de H. Los dos isótopos del hidrógeno que se presen­
tan naturalmente son 1H (masa atómica = 1.00783 urna; abundancia 99.9885%) y
2H (masa atóm ica = 2.01410 urna; abundancia 0.0115%). a) ¿Cuántos picos ten­
drá el espectro de masas? b) Indique las masas atómicas relativas de cada uno
de estos picos, c) ¿Cuál de estos picos será el más grande y cuál el más
pequeño?

1.9 ESTRUCTURA ELECTRONICA DE LOS


ÁTOMOS: NATURALEZA ONDULATORIA
DE LA LUZ
¿QUÉ SUCEDE C U A N D O ALGUIEN enciende u n a luz de neón? Los electrones de los
átom os de neón se excitan hacia u n nivel de energía m ás alto p o r m ed io de la electricidad.
U n electrón puede p e rm a n e c e r en u n estado de m ayor energía p o r m u y poco tiem p o , y
em ite luz cuando regresa a u n nivel de energía m ás bajo. El re sp la n d o r resu ltan te se explica
m ediante uno de los d escu b rim ien to s m ás revolucionarios del siglo xx, la teoría cuántica,
que explica gran p a rte del co m p o rta m ien to de los electrones en los áto m o s.
G ran parte del cono cim ien to actual sobre la estru ctu ra electrónica de los áto m o s pro v in o
del análisis de la luz que em iten ó absorben las sustancias. P or lo tanto, p a ra co m p ren d er la
estructura electrónica debem os ap ren d er u n poco m ás sobre la luz. La luz que percibim os con
nuestros ojos, la luz visible, es u n ejem plo de radiación electrom agnética. Puesto que esta
tra n sp o rta la energía a través del espacio, tam bién se le conoce com o energía radiante.
Existen m uchos tip o s de ra d ia c ió n electrom agnética adem ás de la luz visible. Estas
diferentes form as — co m o las o n d as de rad io que llevan la m ú sica h asta n u estro s a p arato s de
radio, la radiación in fra rro ja (calor) de u n a ch im enea ard ien te y los rayos X— tal vez p a re z ­
can m u y diferentes e n tre sí, p ero co m p arten ciertas características fu n d am en tales.
Todos los tipos de ra d ia c ió n electrom agnética se m u ev en a través del vacío a u n a veloci­
dad de 3.00 X 108 m / s , la velocidad de la luz. Todos tien en características o n d u lato rias
parecidas a las de las o n d as que se m ueven en el agua. Las o n d a s en el agua resu ltan de la
30 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

, '■&*>*' - JVV
Vi '■ *'•>.! V :
L o n g itu d
de onda C resta d e
la o n d a

V alle d e la o n d a

A F IG U R A 1.28 Ondas en el agua. El


A F IG U R A 1.29 Ondas de agua. La
movimiento de un barco en el agua forma
longitud de onda es la distancia entre dos
ondas que se alejan de la embarcación.
crestas adyacentes o dos valles adyacentes.
%

energía que se le tran sm ite, tal vez p o r lan za r u n a p ie d ra o p o r el m o v im ien to de u n b arco en


I MAGI NE la superficie del m ar ( A FIG UR A 1.2 8). Esta energía se m anifiesta en form a de m o v im ien to s
hacia arrib a y hacia abajo en el agua.
¿Si la onda a) tiene una longitud de
La sección transversal de u n a o n d a de agua (A F IG U R A 1.29) m u e stra su c o m p o r­
onda de 1.0 m y una frecuencia
tam iento periódico, lo que significa que el p a tró n de las crestas y valles se rep ite a intervalos
de 3.0 x 108 ciclos/s, ¿cuál es la
regulares. La distancia entre dos crestas adyacentes (o entre dos valles adyacentes) se conoce
longitud de onda y la frecuencia
com o longitud de onda. El n ú m ero de lo n g itu d es d e o n d a com pletas, o ciclos, q u e pasan p o r
de la onda b)1
un p u n to d eterm in ad o cada segundo es la frecuencia de la onda.
L o n g itu d Al igual que en el caso de las o n d a s de agua, se p u e d e asignar u n a frecuencia y un a lo n ­
gitud de o n d a a las ondas electrom agnéticas, com o se m u estra en la < F IG U R A 1.30. Estas y
todas las dem ás características de la o n d a de la ra d ia ció n electrom agnética se d eben a las os­
cilaciones periódicas de las intensidades de los cam p o s eléctricos y m agnéticos asociados con
la radiación.
La velocidad de las ondas de agua p u ed e v ariar d ep en d ie n d o de cóm o se generan; p o r
ejemplo, las ondas producidas p o r u n a lan ch a veloz viajan m ás rápido que las producidas
p o r u n bote de rem os. En contraste, to d a la rad iació n electrom agnética se m ueve co n la
A m ism a velocidad, 3.00 X 108 m /s, la velocidad de la luz. C om o resultado, la lo n g itu d de o n d a
y la frecuencia de la radiación electrom agnética siem pre se relacionan de la m ism a m anera. Si
la longitud de onda es grande, h a b rá m e n o s cíelos de la o n d a que pasan p o r u n p u n to cada se­
gundo, y la frecuencia será m enor. D e fo rm a inversa, u n a o nda con alta frecuencia, debe ten er
una longitud de o nda corta. Esta relación inversa e n tre la frecuencia y la lo n g itu d de o n d a de
la radiación electrom agnética p uede expresarse m ed ia n te la ecuación
A F IG U R A 1.30 Ondas
electromagnéticas. Al Igual que las ondas c = Xv [1.2]
de agua, la radiación electromagnética se
d onde c es la velocidad de la luz, A (la m b d a ) es la lo n g itu d de o n d a, y v (nu) es la frecuencia.
caracteriza por una longitud de onda.
¿Por qué las distintas form as d e ra d ia c ió n electro m ag n ética tien en p ro p ied ad es d iferen ­
Observe que cuanto más corta es la longitud
de onda, A, mayor es la frecuencia, v. La tes? Sus diferencias se deben a sus d istin tas lo n g itu d es de onda. La ►- F IG U R A 1.31 m u estra
longitud de onda en b) es la mitad que en el los distintos tipos de rad iació n electro m ag n ética en o rd e n creciente de lo n g itu d de o nda, u n a
caso a), y la frecuencia de la onda en b) es, visualización llam ada espectro electromagnético. O bserve que las lon g itu d es d e o n d a abarcan
por lo tanto, el doble de la frecuencia en a). u n am plio intervalo. Las lon g itu d es de o n d a de los rayos gam m a son sim ilares a los d iám e­
tros del núcleo de u n átom o, m ien tras q u e las lo n g itu d es de o n d a de las o n d as de rad io
pueden ser m ás largas que las d im en sio n es de cam p o de fútbol. O bserve ta m b ié n que la luz
visible, que corresponde a longitudes de o n d a entre 400 y 750 n m (4 X 10-7 m a 7 X 10~ 7 m ),
son una parte extrem adam ente p eq u e ñ a del espectro electrom agnético. La u n id a d de lo n g itu d
generalm ente elegida p ara expresar la lo n g itu d de o n d a depende del tip o de rad iación, com o
se m uestra en la V TABLA 1.6.

TABLA 1.6 * Unidades comunes de longitud de onda para la radiación


*!?'(¡rjity fjji ■*-)i '{■ electromagnética >

Unidad Símbolo Longitud (m) Tipo de radiación

Angstrom A io - 10 Rayos X
Nanómetro nm 10~9 Ultravioleta, visible
M icrómetro jrm 10~6 Infrarrojo
Milímetro mm 10“ 3 M icroonda
Centímetro cm 10~2 M icroonda
Metro" m 1 TV, radio
Kilómetro km 1000 Radio

I
SECCIÓN 1.9 Estructura electrónica de los átom os: Naturaleza ondulatoria de la luz 31

A R E F L E X I Ó N
¿ C o m p re n d o la ra d ia c ió n e le c tro m a g n é tic a y s o y capaz de d e scrib irla ?

IMAGINE
¿Cómo se comparan la longitud de onda y la frecuencia de los rayos X
con las de la luz roja de un letrero de neón?
Longitud de onda ( m ) -----------------------------------------------------------------------------------
10" 10 “ 10 “ 10 - 5 10 - 3 10 “ 101 10J

I I ... http://goo.gl/1Rw4vA
Rayos ' „ v 'Ultra-
„ 1 Rayos X 1. , , Infrarrojo 'Microondas' Frecuencia de radio
gam m a i 3 ivioleta

—r
11 i
1 0,20
' 1018 1011 I lio1' 10L 1011 io 8 10b 104 M F IG U R A 1.31 Espectro
I l_
- Frecuencia (s ) electromagnético. Las longitudes de onda
del espectro oscilan desde los rayos gamma
Región visible que son muy cortas, hasta las ondas de
radio que son muy largas. La reglón visible
(de 400 a 750nm) corresponde a los siete
colores del arcoíris (de izquierda a derecha):
violeta, índigo, azul, verde, amarillo, naranja
400 500 600 700 750 nm y rojo.

La frecuencia se expresa en ciclos p o r segundo, u n a u n id a d ta m b ién conocida com o


hertz (H z). C om o se en tie n d e que hay ciclos im plicados, las u n id ad es de frecuencia en ge­
n eral se expresan sim p le m e n te co m o “p o r seg u n d o ”, lo que se d e n o ta co m o s -1 o /s . Por
ejem plo, un a frecuencia de 820 k ilo h ertz (kH z), que es co m ú n p a ra u n a estación de radio
AM, p o d ría escribirse co m o 820 kH z, 820,000 H z, 820,000 s_1, o b ien, 820,000/s.

EJERCICIO RESUELTO 1.6 C o n c e p to s d e longitud d e o nd a y fre c u e n c ia

Al m argen se presentan dos ondas electromagnéticas, a) ¿Qué onda tiene mayor frecuencia?
b) Si una onda representa la luz visible y la otra representa radiación infrarroja, ¿cuál es cuál?
SOLUCIÓN
a) La onda que se ilustra en la p arte inferior tiene m ayor longitud de onda (una distancia
mayor entre las crestas). A m ayor longitud de onda, m enor frecuencia [v = c¡A). Por lo tanto,
la onda inferior tiene m en o r frecuencia y la superior tiene mayor frecuencia.
b) El espectro electrom agnético (figura LSI) indica que la radiación infrarroja tiene una lon­
gitud de onda mayor que la luz visible. Entonces, la onda inferior corresponde a la radiación
infrarroja.

EJERCICIO DE P R Á C T IC A
Si una de las ondas al m argen representa luz azul y la otra luz roja, ¿cuál es cuál?
R e sp u e sta : El pie de la figura 1.31 nos indica que la luz roja tiene una longitud de onda
mayor que la luz azul. La onda inferior tiene longitud de onda m ayor (m en o r frecuencia), por
lo que sería la luz roja.

i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Resuelva los siguientes planteam ientos.
1. ¿Cuál es la relación que existe entre la frecuencia y la longitud de onda?
2. ¿Cuáles son las unidades básicas del SI para: a) la longitud de onda de la luz,
b) la frecuencia de la luz, c) la velocidad de la luz?
3. C lasifique cada uno de los siguientes enunciados com o falso o verdadero. Corrija
aquellos enunciados que sean falsos, a) La luz visible es una form a de radiación
electrom agnética, b) La luz ultravioleta tiene una longitud de onda m ayor que la
luz visible, c) Los rayos X viajan más rápido q u e las m icroondas, d) La radiación
electrom agnética y las ondas sonoras viajan a la m ism a velocidad. Explique
32 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

cóm o se relaciona el espectro de líneas con el concepto de estados de energía


cuantizada de los electrones en los átomos.
4. Organice los siguientes tipo s de radiación electrom agnética en orden ascendente
de longitud de onda: a) los rayos gamm a producidos por un núclido radiactivo
empleado en las imágenes con fines m édicos; b) la radiación de una estación
de radio de FM a 93.1 MHz en el selector; c) una señal de una estación de
radio de AM a 680 kHz en el selector; d) la luz amarilla de las lám paras de vap or
de sodio del alum brado público; e) la luz roja de un diodo emisor de luz, com o
en la pantalla de una calculadora.

EJERCICIO RESUELTO 1.7 C álculo de la fre cu en cia de la lon g itu d de o n d a

La luz amarilla emitida por una lám para de vapor de sodio para alum brado público tiene una
longitud de onda de 589 nm. ¿Cuál es la frecuencia de esta radiación?

SOLUCIÓN
Análisis Se nos da la longitud de onda, A, de la radiación y se nos pide calcular su frecuencia, v.
E strate g ia La relación entre la longitud de onda y la frecuencia está dada p o r la ecuación
1.2. Podemos despejar v y utilizar los valores de A y c para obtener una respuesta num érica.
(La velocidad de la luz, c, es una constante fundam ental cuyo valor es 3.00 X 108 m /s).
Solución Al resolver la ecuación 1.2 para determ inar la frecuencia, obtenem os v = c/A.
Cuando sustituim os los valores de c y A, observamos que las unidades de longitud de estas dos
cantidades son diferentes. Podemos convertir la longitud de onda de nanóm etros a m etros p a­
ra que las unidades se eliminen:
c ( 3.00 X 108 m / s \ / 1 n m \ ,4
p = - = [ ----------------------— = 5.09 X 1014s L
A V 589 nm / VI O m/

C o m p ro b ació n La alta frecuencia es razonable debido a la corta longitud de onda. Las


unidades son adecuadas, ya que la frecuencia tiene unidades “p o r segundo” o s _1.

EJE R C IC IO DE P RÁ CT IC A
a) Un láser utilizado en cirugía de los ojos para unir las retinas desprendidas produce u na ra ­
diación con una longitud de onda de 640.0 nm . Calcule la frecuencia de esta radiación, b) Una
estación de radío FM transm ite radiación electrom agnética a una frecuencia de 103.4 M H z
(megahertz; MHz = 106 s_1). Calcule la longitud de onda de esta radiación. La velocidad de la
luz es 2.998 X 108 m /s , con cuatro cifras significativas.
R esp u e sta s: a) 4.688 X 10u s-1 , b) 2.899 m

UNA MIRADA DE CERCA


Desde la época de Rom er se han utilizado técnicas cada vez más
LA RAPIDEZ DE LA LUZ complejas p ara m edir la velocidad de la luz. Por ejemplo, en 1927,
A.A. M ichelson (1852-1931) instaló un espejo giratorio en la cima del
Jl& a, ¿Cómo sabemos que la luz tiene una velocidad finita y Monte W ilson en California. El espejo rebotaba la luz en la cima
llIp S que no se mueve infinitam ente rápido? del M onte San A ntonio, a 22 millas de distancia, donde otro espejo re­
fflB L A finales del siglo xvu, el astrónom o danés Ole botaba de regreso la luz hacia el M onte Wilson. Michelson fue capaz
’jw , - j Rom er (1644-1710) midió las órbitas de varias de modificar la velocidad del espejo giratorio y m edir pequeños des­
'LA “ &&&& lunas de Júpiter. Estas lunas se mueven mucho plazamientos en la posición del punto reflejado. El valor para la
más rápido que la nuestra; completan sus órbitas en velocidad de la luz (en el aire), de acuerdo con este experimento, es de
lapsos de 1 a 7 días y son eclipsadas por la som bra de Júpiter en cada 2.9980 ± 0.0002 X 108 m /s. La principal fuente de error es la distan­
revolución. D urante m uchos meses, R am er m idió discrepancias de cia entre los espejos, el cual se calculó en menos de un quinto de
hasta 10 m inutos en los tiem pos de estas órbitas. Llegó a la conclusión pulgada en 22 millas.
de que las discrepancias se debían a que Júpiter se encontraba más En 1975, el valor m edido fue aún más preciso, 2.99792458 ±
lejos de la Tierra en diferentes m om entos del año. Entonces, la luz del 0.00000004 X 108 m /s (en el vacío); el error se debe sobre todo a la
Sol, la cual se reflejaba en Júpiter y finalm ente en su telescopio, tenía incertidum bre en la longitud del metro. En 1983, el m etro se re-
que viajar más lejos en diferentes épocas del año, lo que implicaba que definió sobre la base de la distancia que recorre la luz en el vacío en
la luz viaja con u na velocidad finita. Los datos de Ram er condujeron un segundo. C om o resultado, el valor de la velocidad de la luz se con­
a la prim era estim ación de la velocidad de la luz, 3.5 X 108 m /s. virtió en una cantidad fija y exacta, c = 2.99792458 X 108 m /s.
SECCIÓN 1.10 Energía cuantizada y fotones 33

1
¡ ' i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
I Realice los siguientes ejercicios sin o m itir operaciones ni el análisis dim ensional.
| 1 .a ) ¿Cuál es la frecuencia de la radiación que tiene una longitud de o n da de
10 /u.m, con respecto al tam año de una bacteria? b) ¿Cuál es la longitud de onda
( de la radiación que tiene una frecuencia de 5.50 x 1014 s -1 ? c) ¿Las radiaciones
| en los incisos a) y b) serían visibles al ojo humano? d) ¿Cuál es la distancia que
L viaja la radiación electrom agnética durante 50.0 ¿is?
; 2. a) ¿Cuál es la frecuencia de la radiación cuya longitud de onda es 5.0 x 1CT5 m?
f b) ¿Cuál es la longitud de onda de la radiación que tiene una frecuencia de
2.5 X 10 8 s ~ 1? c) ¿Las radiaciones de los incisos a) y b) podrían identificarse
i m ediante un de tector de rayos X? d) ¿Cuál es la distancia que viaja la radiación
: /e le ctro m a g n é tica durante 10.5 fs?
3. Es posible convertir energía radiante en energía eléctrica medíante el uso de ce l­
das fotovoltaicas. Suponiendo úna eficiencia de conversión igual, ¿cuál producirá
m ayor energía eléctrica po r fotón: la radiación infrarroja o la ultravioleta?

I.10 ENERGÍA CUANTIZADA Y FOTONES , IMAGINE

A unque el m odelo o n d u la to rio de la luz explica m uchos aspectos de su c o m p o rta m ie n to , ¿Cómo se asocia el color con las
este m o d elo n o logra explicar o tro s fenóm enos. Tres de estos s o n p a rtic u la rm e n te relevantes variaciones de temperatura?
para e n te n d e r cóm o in te ra ctú an la radiación electrom agnética y los áto m o s: 1. la em isión ¿Qué área de la fotografía
de luz p o r objetos calientes (referid a com o radiación de cuerpo negro debido a que los objetos corresponde a la tem peratura
estudiados se ven negros antes de calentarse); 2 . la em isión de electrones de superficies más alta?
m etálicas en las que incide luz (efecto fotoeléctrico); y 3. la em isión de luz de los á to m o s de gas
electrónicam ente excitados (espectros de emisión). Revisemos algunos de estos aspectos a
continuación.

Los objetos calientes y la cuantización de la energía


C uando los sólidos se calientan, em iten radiación, com o se aprecia en el resp lan d o r ro jo de los
q uem adores de u n a estufa eléctrica, o bien, en la luz blanca brillante de u n a b o m b illa de
tungsteno. La d istrib u ció n de la lo n g itu d de onda de la radiación depende de la te m p e ra tu ra ;
un objeto caliente al rojo vivo, p o r ejem plo, tiene m e n o r tem peratura que u n o de to n a lid a d
am arilla o blanca (► F IG U R A 1.32). A finales del siglo xix, varios físicos estu d iaro n este
fenóm eno tra ta n d o de en ten d e r la relación entre la tem p eratu ra, la in tensidad y las lon g itu d es
de o n d a de las radiaciones em itidas. Las leyes de la física que prevalecían entonces n o p o d ía n
explicar tales observaciones.
E n 1900 u n físico alem án, llam ado M ax Planck (1858-1947), resolvió el p ro b le m a su ­
p o n ien d o que la energía p odía ser em itida o absorbida p o r los átom os en “p aq u ete s” discretos
fundam entales. Planck dio el n o m b re de cuanto (lo que significa “cantidad fija”) a la can tid ad
m ás p eq u eñ a de energía que p u ed e em itirse o absorberse com o radiación electrom agnética.
A F IG U R A 1 .3 2 Color y temperatura.
P ropuso que la energía, E, de u n solo cuanto fuera igual a una constante m ultip licad a p o r la fre­ El color y la intensidad de la luz emitida por
cuencia de la radiación: un objeto caliente, tal com o en el caso del
acero fundido, dependen de la temperatura
E = hv - [1.3] del objeto.

La con stan te h se conoce com o constante de Planck y tiene u n valor de 6.626 X ÍC T34
jou les-seg u n d o (J-s). http://goo.gl/MnMcGs
De acuerdo con la teoría de Planck, la m ateria puede em itir o absorber energía solo en
m últiplos enteros de h v, tales com o hv, 2 hv, 3hv, y así sucesivamente. Por ejem plo, si la c a n ti­
dad de energía em itida p o r u n áto m o es 3hv, decim os que se em itieron 3 cu an to s de en er­
gía. C om o la energía p u ed e liberarse solo en cantidades específicas, decim os que las energías
p erm itid as están cuantizadas, esto es, sus valores están restringidos a ciertas cantidades. Se
d em o stró que la p ro p u esta rev olucionaria de Planck de que la energía está cu an tiz a d a era
correcta y, en 1918, se le oto rg ó el Prem io N obel de Física p o r su trab ajo sobre la teo ría
cuántica.
34 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

'Wd'--
W

F IG U R A 1.33 Cambio cuantizado La e n e rg ía p o te n c ia l d e la p e rso n a La e n e rg ía p o te n c ia l d e la p e rs o n a


contra cambio continuo en la energía. q u e su b e p o r las escaleras a u m e n ta su b ie n d o la ra m p a a u m e n ta d e
e n fo rm a g ra d u a l, c u a n tiz a d a . m a n e ra u n ifo rm e y c o n tin u a .

Si la idea de energías cuantizadas parece extraña, p o d ría ser útil p la n te ar u n a analogía


en tre u n a ra m p a y u n a escalera (A F IG U R A 1.3 3). C u an d o usted sube p o r u n a ram pa,
su energía p o tencial se in crem en ta de-form a u n ifo rm e y co n tin u a. C u an d o su b e p o r u na es­
T IMAGINE calera, solo p u ed e subir sobre escalones individuales, n o entre ellos, p o r lo q u e su energía
¿Por qué es necesario llevar a cabo poten cial se restringe a ciertos valores y, p o r lo tan to , está cuantizada.
este experim ento en una cámara al Si la teoría cuántica de Planck es correcta, ¿por qué sus efectos n o son m ás evidentes en
vacío? n u e stra vida cotidiana? ¿Por qué los cam bios de energía p arecen co n tin u o s y n o cu antizados,
o “escalonados”? O bserve que la constante de P lanck es u n n ú m ero ex trem ad am en te p e ­
q ueño. Así, u n cuanto de energía, hv, es u n a ca n tid a d su m am en te peq u eñ a. Las reglas de
P lanck sobre la ganancia o p érdida de energía siem pre so n las m ism as, ya sea q u e se refieran
S u p erfic ie a objetos cuyos tam años se en cu en tren en la escala co tid ian a o a objetos m icroscópicos. Sin
m e tá lic a
em bargo, con los objetos m acroscópicos cotidianos, la ganancia o p érd id a de u n solo cuanto
de energía pasa desapercibida. En cam bio, cu an d o tra ta m o s con m ateria en el nivel atóm ico,
el efecto de las energías cuantizadas es m u ch o m ás significativo.

E le c tro n e s e m itid o s Si calculam os la energía (a una cifra significativa) de un cuanto de radiación electro­
a la te r m in a l p o s itiv a ^C á m a ra m agnética cuya frecuencia es 5 x 1CT3 s ~ 1, ¿puede esta radiación producir una
al v ac ío liberación de energía E = 5 x 10 -36 J? ¿Por qué?
div
a la
ra d ia n te !
El efecto fotoeléctrico y los fotones ray
S u p erfic ie
se c
T e rm in a l m e tá lic a Algunos años después de que Planck presentara su teoría cuántica, los científicos com enzaron a
p o s itiv a ver su utilidad en u n gran n úm ero de observaciones experim entales^En 1905. A lbert-Einstein onc
(1879-1955) utilizó la teoría de Planck para explicar el efecto fotoeléctrico (-< F IG U R A 1.34). diie
La luz que incide sobre u n a superficie metálica limpia .ocasiona que la superficie em ita elec­ tar i
trones. Para la emisión de electrones, se requiere u n a frecuencia mínim aTíé‘i a 4 u z í diferente cara
p ara los distintos metales. Por ejemplo, la luz con u n a frecuencia de 4.60 K 10 s ó m ayor ond
cesio metálico em ita electrones, p ero la luz con u n a frecuencia m e n o r no tiene luz t
efecto alguno
Para explicar el efecto fotoeléctrico, E instein su p u so q u e la energía ra d ian te que incide
sobre la superficie del m etal se c o m p o rta co m o u n c o n ju n to de paquetes fu n d a m e n ta les de
energía. C ada paquete, que es com o u n a “p a rtíc u la ” de energía, se d e n o m in a fotón. E xten­
d ien d o la teoría cuántica de Planck, E instein d ed u jo que cad a fo tó n debía te n er u n a energía
igual a la constante de P lanck m u ltiplicada p o r la frecuencia de la luz:
1.1
E nergía del fo tó n = E = h v [1.4]

P or lo tanto, la energía rad ian te está cu antizada.


F u e n te In d ic a d o r En condiciones adecuadas, los fotones que inciden sobre u n a superficie m etálica tra n s­ El tra
d e v o ltaje d e c o r r ie n te ' fieren su energía a los electrones del m etal. Se requiere de cierta cantidad de energía, d e n o ­ electi
V F IG U R A 1.34 El efecto fotoeléctrico. m in ad a función trabajo, p ara que u n electrón supere las fuerzas de atracción q u e lo u n e n al explit
m etal. Si los fotones que inciden sobre el m etal tien en m en o s energía que la fu n ció n trabajo, los durar
SECCIÓN 1.11 Espectros de líneas y el m odelo de Bohr 35

electrones no tendrán la energía suficiente p ara ser em itidos del m etal, incluso si el haz de luz es
intenso. Sin em bargo, si los fotones tienen u n a energía m ayor que la función trabajo del m etal
■particular, se em iten electrones. La intensidad (el brillo) de la luz está relacionada con el
núm ero de fotones que llegan a la superficie p o r u n id ad de tiem po, pero no con la energía de
cada fotón. Einstein ganó el Prem io Nobel de Física en 1921 p or explicar el efecto fotoeléctrico.
Para co m p ren d er m ejor lo que es u n fotón, im ag in e que tiene u n a fuente de luz que p ro ­
duce radiación con u n a sola lo n g itu d de o n d a. A dem ás, su p o n g a que usted p u d iera en cen d er
y apagar la luz cada vez m ás ráp id o p a ra generar destellos de energía cada vez m ás p eq u eñ o s.
La teoría del fo tó n de Einstein nos in d ica que en a lg ú n m o m e n to o b ten d ríam o s el destello
m ás p equeño de energía, dado p o r E = h v. El destello m ás p eq u eñ o de energía consiste en
u n solo fotón de luz.

EJERCICIO RESUELTO 1.8 E n erg ía d e un fo tó n

C alcúlela energía de u n fotón de luz am arilla con una longitud de onda de 589 n m .: i;

SOLUCIÓN
A n álisis Nuestro objetivo es calcular la energía, E, de u n fotón, dada A = 589nm.
E s tra te g ia Utilizamos la ecuación 1.2 para convertir la longitud de onda en
frecuencia:.- , , .. .. - v = c /A ,
Después podem os usar la ecuación 1.4 para calcular la energía: / E — hv
‘ S o lu ció n La frecuencia, v, se calcula a p artir de la longitud de onda dada, •
como m uestra el ejercicio resuelto 1.7: . v = c/A .= 5.09 X 1014s ; '•/■
- El valor de la constante, de Planck, h, está -dado tanto en el texto como en la
tabla de constantes físicas;:que aparece en la tercera de forros, por lo que " ,,
podem os calcular £ con facilidad: ( £ = ( 6 . 6 2 6 X 10-34 J-s)(5.09 X ílO 14 s-1 ) = 3.37 X 10“ 19 J
■<K* — . ' o, - ~ 1 ,'V -- ' -*•
C
W oU ImII e
w lnI ta
L O rio
I I\J SiI Uun
D t i l Ifotón
U L U l t de
U C energía
C llC i iradiante proporciona
d L lld .il IC U l U U U l L l U l l C l 3.37
• D / AX 110~
\J 19 J,
I) : . *yn ‘ ■■■ i q . _’ " ■

e n to n c e s u n m o l d e e s to s fo to n e s d a r á to.uz a íu ¡o io n es/m o irm m /


(6.02 X 10 .o to n e s /m o ! ) ( 3 .3 7 X 10a ju j/io to n
J /f o tó n )j .
: ; = 2.03 X 10n5,J/mol
Á ■■ Á ■
E J E R C IC IO DE P R Á C T IC A
a) Un láser emite luz con una frecuencia de 4.69 X 10‘4 s“ \ ¿Cuál es la energía de un fotón de esta radiación?
b) Si el láser emite un pulso de energía que contiene 5.0 X 10:7 fotones de esta radiación, ¡cuál es la energía total del
pulso? c) Si el láser emite 1.3 X 10-2 J de energía durante un pulso, ¿cuántos fotones se emiten?
Respuestas: a) 3.11 X 10~ 19 J, b) 0.16 J, c) 4.2 X 1016 fotones

La idea de que la energía de la luz d ep en d e de su frecuencia nos ayuda a co m p ren d er los


diversos efectos que tienen distintos tipos de radiación electrom agnética. Por ejem plo, d eb id o
a la alta frecuencia (lo n g itu d de o nda co rta) de los rayos X (figura 1.31), los fotones de los
rayos X ocasionan d año a los tejidos, incluso cáncer. P or lo tanto, las señales que n o rm a lm e n te
se colocan alrededor del equipo de rayos X nos advierten sobre la radiación de alta energía.
A unque la teoría de Einstein co n sid era la luz co m o u n flujo de fotones en vez de u n a
onda, y explica el efecto fotoeléctrico y m uchas o tra s observaciones, tam b ié n p lan tea u n
dilem a. ¿La luz es un a o nda o u n a partícula? La única fo rm a de resolver este dilem a es a d o p ­
ta r lo qu e parecería u n a posición m u y inusual: d eb em o s co n sid erar que la luz posee ta n to
características de o n d a com o de p artícu la y, según la situació n , se c o m p o rta rá m ás co m o u n a ■ d
o n d a o m ás com o un co n ju n to de p artícu las. P ro n to verem os que esta natu raleza dual de la
luz tam b ién es característica de la m ateria.

Jk P I É N S E L O UN PO CO
¿Qué tiene más energía, un fotón de luz infrarroja o un fotón de luz ultravioleta?

1.11 ESPECTROS DE LINEAS Y EL MODELO


A F IG U R A 1.35 Gigantes de la
DE BOHR cuántica. Niels Bohr (derecha) con Albert
Einstein. Bohr (1885-1962) realizó
El trabajo de Planck y E instein p rep aró el cam ino p a ra co m p re n d er có m o se a co m o d a n los
contribuciones importantes a la teoría
electrones en los átom os. En 1913, el físico danés N iels B ohr (► F IG U R A 1.35) ofreció u n a cuántica y fue galardonado con el Premio
explicación teórica de los espectros de líneas, o tro fen ó m e n o que co n fu n d ió a los científicos Nobel de Física en 1922.
d u ra n te el siglo xix.
36 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

P a n ta lla

► F IG U R A 1.36 Creación de un
espectro. Un espectro continuo visible se P rism a
F u en te R a n u ra
produce cuando un haz angosto de luz
d e lu z
blanca pasa a través de un prisma. La
luz blanca podría ser la luz solar o la de
una lámpara Incandescente. El espectro que
se forma en la pantalla incluye los siete
colores del arcoírls.

Espectros de líneas
U na fuente p articu lar de energía radiante puede em itir u n a sola lo n g itu d d e onda, com o
en el caso de la luz de u n láser. La radiación com puesta p o r u n a sola lo n g itu d de onda es
monocromática. Sin em bargo, la m ayoría de las fuentes co m u n es de radiación, com o las b o m ­
billas eléctricas y las estrellas, p ro d u c en radiación en u n am p lio in terv alo de longitudes
de onda distintas y son policrom áticas. U n espectro se p ro d u ce cu an d o la ra d ia c ió n de estas
fuentes se separa en sus diferentes co m ponentes de lo n g itu d de onda, c o m o lo m uestra la
A FIG UR A 1.36. El espectro resultante consiste en u n a gam a c o n tin u a de colores; el violeta se
fusiona con el índigo, el índigo con el azul, y así sucesivam ente, sin separaciones entre ellos.
Este arcoíris de colores, que contiene luz de todas las lo n g itu d es de onda, se conoce com o
espectro continuo. El ejem plo m ás co m ú n de u n espectro co n tin u o es el arcoíris que se p ro ­
duce cuando las gotas de lluvia o la neblina actúan com o p rism as y d isp ersan la lu z solar.
No todas las fuentes de radiación pro d u cen u n espectro continuo. C u a n d o se aplica un
alto voltaje a tubos que contienen diferentes gases a p resión reducida, los gases em iten dis­
tintos colores de luz (-< FIG U R A 1.37). La luz que em ite el gas n e ó n es el conocido brillo
rojo-naranja de m uchas luces de “n e ó n ”, m ientras que el v ap o r de sodio em ite la luz am ari­
lla característica de algunas lám paras m o d ern as de a lu m b rad o público. C u a n d o la luz que
proviene de dichos tubos pasa a través de u n prism a, solo observarem os algunas longitudes
de o nda que están presentes en los espectros resultantes (Y F IG U R A 1.3 8). C ada línea en
estos espectros representa la'lu z de u n a longitud de onda. U n espectro q u e contiene ra ­
diación solo de longitudes de o n d a específicas se conoce com o espectro de líneas.
C u an d o los científicos d etec taro n p o r p rim e ra vez el espectro de lín eas del h id ró ­
geno a m ed iad o s del siglo xix, q u e d a ro n fascinados p o r su sencillez. E n esa época, solo
se o bservaron cu atro líneas con lon g itu d es de o n d a de 410 n m (violeta), 434 n m (azul),
Hidrógeno (H) Neón (Nc)
486 n m (ázul-verde) y 656 n m (rojo). En 1885, u n m aestro de escuela suizo, llam ado Jo-
A F IG U R A 1.37 Emisión atómica de h a n n Balmer, m o stró qu e las longitudes de o n d a de estas cu a tro líneas se aju stab an a u na
hidrógeno y neón. Diferentes gases emiten fórm ula so rp re n d en te m e n te sencilla que relacionaba las lo n g itu d e s de o n d a con n ú m ero s
luz de distintos colores característicos enteros. M ás adelante, se e n c o n tra ro n líneas adicionales en las regiones del u ltrav io leta e in ­ L
cuando una corriente eléctrica pasa a través frarrojo del espectro del hidrógeno. P ro n to la ecuación de B alm er se ex ten d ió a u n a m ás A
de ellos. La luz que emite el hidrógeno es
general, llam ada ecuación de Rydberg, la cual nos p e rm ite calcular las lo n g itu d e s de o n d a de te:
violeta, y la que emite el neón es entre rojo y
naranja. todas las líneas espectrales del hidrógeno: pe
tai
[1.5]
http://goo.gl/w4xZI1 A " {Rh) n i «2
En esta fó rm u la, A es la lo n g itu d de o n d a de u n a línea espectral, R H es la constante de Rydberg
(1.096776 X 107 m ~ ’), y «i y n2 son entero s positivos, co n n 2 m a y o r que n \. ¿C óm o p o d ría do:
explicarse la n o tab le sencillez de esta ecuación? Los científicos ta rd a ro n casi 30 años en res­ pee
p o n d e r a esta p reg u n ta. cuá
se i
can
tien
órb:
http://goo.gl/tl0Xfo 700 n m peri

los \
ener
►- F IG U R A 1.3 8 Espectros de líneas del vuef
hidrógeno y del neón. caler
700 n m alto
SECCIÓN 1.11 Espectros de líneas y el m odelo de Bohr 37

El m odelo de Bohr
Para explicar el espectro de líneas del h id ró g en o , B o h r supuso q u e los electrones en los á to ­
m os de h id ró g en o se m ovían en órbitas circulares alred ed o r del núcleo, p ero esta suposición
p lan tea u n pro b lem a. De acuerdo con la física clásica, u n a p artícu la cargada (com o u n elec­
tró n ) q u e se m ueve en u n a trayectoria circular debe p e rd er co n tin u a m e n te energía. Al p e rd e r
energía, el electrón debe describir una trayectoria en espiral d en tro del núcleo cargado p o ­
sitivam ente. Sin em bargo, este c o m p o rtam ien to , n o ocurre; los áto m o s del hid ró g en o son
estables. E ntonces, ¿cóm o p o d e m o s explicar esta ap aren te violación a las leyes de la física?
B ohr analizó este p ro b lem a de form a sim ilar a P lan ck cuan d o exam inó el p ro b lem a sobre la
n atu ra le z a de la rad iació n em itid a p o r objetos calientes: B ohr su p u so que las leyes de la física
que prevalecían eran inadecuadas p ara describir to d o s los aspectos de los átom os. A dem ás, ,,
a d o p tó la idea de P lan ck de que las energías están cuantizadas.
B o h r basó su m o d e lo en tres postulados:

1. Solo las ó rb itas con radios p articulares, co rresp o n d ien tes a ciertas energías definidas,
están p erm itid as p ara el electró n de u n áto m o de h idrógeno.
2. U n electrón en u n a órbita perm itid a se en c u e n tra en u n estado de energía “p erm itid o ”. Un
electrón en un estado de energía perm itid o n o irrad ia energía y, p o r lo tan to , no cae en es­
p iral d en tro del núcleo.
3. La energía es e m itid a o absorbida p o r u n e lec tró n solo cuan d o este cam b ia de u n estado
de energía p e rm itid o hacia o tro. Esta energía es em itida ó abso rb id a com o u n fotón, que
tie n e energía E = hv.

i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. Investigue en diversas fuentes los con cep to s de espectro de em isión, espectro
de absorción y la relación entre la energía- que posee cada uno de los mism os.
C on esta inform ación, explique el hecho de que el gas hidrógeno em ite un
espectro de líneas (figura 1.38), en lugar de un espectro continuo.
2. Explique cóm o la existencia del espectro de líneas es congruente con la teoría de
B ohr sobre las energías cuantizadas para el electrón en el átom o de hidrógeno.
3. a) En térm inos de la teoría de Bohr con respecto al átom o de hidrógeno, ¿cuál es
el proceso que ocurre cuando los átom os de hidrógeno excitados emiten energía
radiante de ciertas longitudes de onda, y solam ente esas longitudes de onda?
b ) Durante el m ovim iento del átomo de hidrógeno de su estado basal a su estado
excita do , ¿se “ expande” o sé “ contrae” ? ^

Los estados de energía del átom o de hidrógeno


A p a rtir de sus tres p o stu lad o s y u tilizando las ecuaciones clásicas de m o v im ien to y de in ­
teracció n de cargas eléctricas, B ohr calculó las energías co rresp o n d ien tes con cada ó rb ita
p e rm itid a p a ra el elec tró n del á to m o de h id ró g en o . Al final, las energías calculadas se ajüs-
ta ro n a la fó rm u la

E = (~ h c R H) ( ^ j = ( - 2 .1 8 X 1(T I8 J ) ( ^ [1.6]

d o n d e h, c y R H son la constante de Planck, la velocidad de la luz y la constante de Rydberg, res­


pectivam ente. El entero n, que p uede tener valores enteros de 1,2 ,3 ,... se d en o m in a núm ero
cuántico principal. C ada órbita corresponde a u n valor diferente de n, y el rad io de la órb ita
se hace m ás grande con fo rm e n au m enta. Por lo tan to , la p rim era ó rb ita p erm itid a (la m ás cer­
cana al n úcleo) tiene k = 1, la siguiente ó rb ita p erm itid a (la segunda m ás cercana aí núcleo)
tiene n = 2, y así sucesivam ente. El electrón en el áto m o de hidrógeno p uede estar en cualquier
ó rb ita p erm itid a, y la ecuación 1.6 nos indica la energía que tiene el electrón en cada ó rb ita
p erm itid a.
O bserv e que las energías del electrón dadas p o r la ecuación 1.6 son negativas p a ra to d o s
los valores de n. C u an to m ás baja sea la energía (m ás negativa), el áto m o será m ás estable. La
energía m ás baja (m ás negativa) c o rresp o n d e a n = 1. C o n fo rm e n au m e n ta , la energía se
vuelve m e n o s negativa y, p o r lo tan to , au m en ta. P o d em o s co m p arar la situ ació n con u n a es­
calera de m a n o en la q u e los escalones están n u m e ra d o s desde la p arte inferior. C u an to m ás
alto su b a u n a p erso n a (es decir, a m ayor valo r de n), m ayor será la energía. Al estado de
38 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

m en o r energía (n = 1, análogo al escalón inferior), se le conoce com o estado basal del


¿SÉ ■
■I M A G I N E átom o. C u an d o el electró n se'Q ic u en tra en u n a órb ita de m ay o r energía (n — 2 o m ayor),
Si la transición de un electrón desde se dice que el átom o se en cu en tra en u n estado excitado. La < F IG U R A 1.3 9 m uestra la
el estado n = 3 al estado n = 2 da energía del electrón del áto m o de h id ró g e n o p ara varios valores de n.
por resultado la emisión de luz visi­ ¿Qué pasa con el radio de la ó rb ita y con la energía conform e n se hace infinitam ente
ble, ¿la transición desde el estado grande? El radio au m en ta com o n 2, así que cuando n = °°, el electrón está com pletam ente sepa­
n = 2 al estado n = 1 tiene mayor rado del núcleo, y la energía del electró n es cero:
probabilidad de dar por resultado la
emisión de radiación infrarroja o
E = ( - 2 .1 8 X 1CT18 J) = 0
ultravioleta? cxr

El estado en el que se elim ina el electró n del núcleo se llam a el estado


de referencia, o de energía cero, del áto m o de hid ró g en o .
En su tercer p ostulado, B ohr su p u so q u e los electrones pueden
“saltar” de u n a ó rb ita p erm itida a o tra ab so rb ien d o o em itiendo fo­
to n es cuya energía rad ian te co rresp o n d e exactam en te a la diferencia de
energía en tre las dos órbitas. El electrón debe a b so rb e r energía para
avanzar hacia u n estado de m ayor energía (m ay o r v alo r de n). Por el
co n trario , la energía rad ian te se em ite c u a n d o el e lectró n salta a un es­
ta d o de m e n o r energía (m en o r valor de n).
Si el elec tró n salta desde u n estado inicial de en erg ía E¡ a un es­
ta d o final de energía Ef, el cam bio en energía es
x
A E - JE f - E¡ ---- E{otón = hv [1.7]
'bb
OJ El m odelo de B ohr d ebátóm o de h id ró g en o establece, p o r lo tanto, que
C
W solo las frecuencias de luz específicas q u e satisfacen la ecuación 1.7 .Ó
d
p u e d en ser a b so rb id as o em itidas p o r el áto m o .
s
S ustituyendo la expresión de la energía en la ecu ació n 1.6 en la
u
ecuación 1.7 y reco rd an d o que v = c/A, se tiene
P
▲ F IG U R A 1.39 Niveles de energía en he S(
el átomo de hidrógeno. Solamente se
muestran estados de n = 1 a / i = 4 y n = °o.
A E = hv = — = ( - 2 . 1 8 X 10'
A V 4n f
-i8 D( n f [ 1.8 ] el

La energía es liberada o absorbida cuando


d ó n d e n¡ y ny son los n ú m e ro s cu án tico s principales de los estados inicial y final del átom o,
un electrón pasa de un estado de energía a
otro. r respectivam ente. Si «yes m e n o r que n¡, el electrón se m ueve m ás cerca del n ú c leo y AE es un
n ú m ero negativo, lo que indica q u e el áto m o libera energía. Por ejem plo, si el electrón se
m ueve de n , = 3 a ny = 1, ten em o s
Al
A E = ( - 2 . 1 8 X 10- 1 8 J ) ( j ^ - - A j = ( - 2 . 1 8 X 1 0 ~ 18J ) ( j j = - 1 . 9 4 X 10-18 J ce

C o n o cien d o la energía del fo tó n em itido, p o d em o s calcular su frecuencia o su longitud


de onda. P ara la lo n g itu d de o n d a ten em o s

(6.626 X 10 J-s)(3.00 X 108 m /s)


^ _ c _ = 1.02 X 10~7 i
~~ v ~ A E 1.94 X 10~18J

En este cálculo n o in clu im o s el signo negativo de la energía, ya q u e la lo n g itu d de o nda y la


frecuencia siem pre se in fo rm a n co m o cantidades positivas. La d irecció n del flujo de energía
se indica diciendo que se em itió u n fo tó n de lo n g itu d de o n d a de 1.02 X 10- 7 m .
Si despejam os l/A en la ecu ació n 1.8 y su stitu im o s ( —2.18 X 10-18 J) p o r su equiva­
lente hcRH de la ecuación 1.6, e n c o n tra m o s que la ecuación 1.8 d e d u cid a de la teo ría de B ohr
co rresp o n d e a la ecuación de R ydberg, ecuación 1.5, la cual se o b tu v o u tilizan d o datos expe­
rim entales:

1.:
—hcR H
A he
nf - M H En
P o r lo tan to , la existencia de líneas espectrales discretas p u ed e a trib u irse a los cam bios cuan- la n
tizados de los electrones en tre los niveles de energía. circ
SECCIÓN 1.12 C om portam iento ondulatorio de la materia 39

i» P I E N S E L O UN P O C O
C u a n d o el e le c tró n de un á to m o de hidró gen o pasa de la ó rb ita n = 3 a la ó rb ita
n = 7, ¿ a b s o rb e o em ite energía?

EJER C IC IO RESUELTO 1.9 Transiciones e le c tró n ic a s en el áto m o


de hidrógeno

Con base en la figura 1.39, prediga cuál de las siguientes transiciones electrónicas produce una
línea espectral con la longitud de onda más larga: n = 2 a n = l , n = 3 a n = 2 o n = 4 a n = 3.
S O L U C IÓ N
La longitud de onda se increm enta cuando la frecuencia disminuye (A = c /v). Entonces, la
longitud de onda m ás larga se asociará con la frecuencia más baja. De acuerdo con la ecuación
de Planck, E = hv, la frecuencia m ás baja está asociada con la energía más baja. En la figura
1.39 los niveles de energía (las líneas horizontales) que están más cercanos entre sí representan
el m enor cambio de energía. Por lo tanto, la transición n = 4 a n = 3 produce la línea con la
longitud de onda m ás larga (la de frecuencia más baja).

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Indique si en cada una de las siguientes transiciones electrónicas se emite energía o se requiere
la absorción de energía: fl)n = 3 a « = l;¡? )n = 2 a n = 4.
Respuestas: a) se em ite energía, b) se requiere la absorción de energía

Lim itaciones del m odelo de Bohr


A unque el m odelo de B ohr explica el'espectro de líneas del átom o de hidrógeno, no puede ex­
plicar el espectro de otros átom os, o lo hace de form a burda. B ohr tam bién eludió el problem a
de p o r qué el electrón con carga negativa no caería en el núcleo con carga positiva con la simple
suposición de que n o ocurriría. M ás aún, existe un problem a al describir un electrón solo com o
una pequ eñ a partícula que gira alrededor del núcleo. C om prenderem os en breve que el electrón
presenta propiedades ondulatorias, u n hecho que debe considerar cualquier m odelo aceptable
sobre estru ctu ra electrónica. C om o resultado, el m odelo de B ohr solo fue u n paso im p o rtan te en
el cam ino hacia el desarrollo de u n m odelo más completo. Lo más im p o rtan te del m odelo de
B ohr es que in tro d u jo dos ideas im portantes que tam bién se encuentran en el m odelo actual:

1. Los electrones solo existen en ciertos niveles discretos de energía, que están descritos por
núm eros cuánticos.
2. Existe una energía específica en cada transición de u n electrón de un nivel a otro.

A hora co m en z arem o s a d esarrollar al sucesor del m odelo de Bohr, lo cual req u iere que an ali­
cem os m ás de cerca el c o m p o rta m ie n to de la m ateria.

A P O R T A F O L I O DE E V I D E N C I A S
Resuelva los siguientes planteam ientos.
1. ¿La energía se emite o se absorbe cuando ocurren las siguientes transiciones
electrónicas en el átomo de hidrógeno? a) De n = 4 a n = 2, b) de una órbita de
radio 2.12 Á a una de radio 8.46 Á, c) un electrón se adhiere al ion H + y term ina
en la capa n = 3.
2. Indique si se absorbe o se em ite energía cuando ocurren las siguientes transi­
ciones electrónicas en el átom o de hidrógeno: a) de n = 4 a n = 6, b) de una
órb ita de radio 4.76 Á a una de radio 0.529 Á, c) del estado n = 6 al n = 9.
3. a) C alcule la energía de un electrón en el átom o de hidrógeno cuando n = 2 y
cuando n = 6. Calcule la longitud de onda de la radiación liberada cuando el
electrón se m ueve de n = 6 a n -- ‘2. b) ¿Esta línea se encuentra en la región visi­
ble del espectro electrom agnético?

1.12 COMPORTAMIENTO ONDULATORIO


DE LA MATERIA
E n los años que siguiero n al desarrollo dei m odelo de B ohr p ara el áto m o de h id ró g en o ,
la n atu raleza d u al de la energía ra d ia n te se volvió u n concepto fam iliar. D ep e n d ie n d o de las
circunstancias experim en tales, la rad iació n parece te n e r carácter de o n d a o de p artícu la
40 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

m aterial (fotón). Louis de Broglie (1892-1987), m ien tras trabajaba en su tesis doctoral
en física en la S orbona de París, am plió esta idea de u n a m anera audaz. Si la en erg ía radiante
pudiera, en condiciones adecuadas, co m portarse com o si fuera un flujo de partículas
(fotones), ¿podría la m ateria, en condiciones adecuadas, p resen tar las p ro p ied ad es de u na
onda?
De Broglie sugirió que u n electró n que se m ueve alrededor del núcleo d e u n átom o se
co m p o rta com o u n a o n d a y, p o r consiguiente, tiene u n a lon g itu d de onda. P ro p u so que la
lon g itu d de o n d a característica del electrón, o de cualquier o tra p artícu la, d e p en d e de su
m asa, m , y de su velocidad, v:

A = — [1.9]
mv
(donde h es la constante de Planck). La cantidad m v de cualquier objeto se co n o ce com o su
m omento. De Broglie utilizó el té rm in o ondas de m ateria para describir las características
ond u lato rias de partículas de m aterial.
D ebido a que la hipótesis de De Broglie es aplicable p ara toda la m ateria, cualquier o b ­
jeto de m asa m y velocidad v d aría origen a u n a o n d a de m ateria característica. Sin em bargo,
la ecuación 1.9 indica que la lo n g itu d de o n d a asociada con un objeto de ta m a ñ o com ún,
com o una pelota de golf, es tan p eq u eñ a que resulta co m pletam ente in d etectab le. Esto no
sucede con u n electrón, ya que su m asa es dem asiado pequeña, com o verem os en el ejercicio
resuelto a continuación.

E J E R C IC IO RESUELTO 1 .1 0 O nd as de m a teria

¿Cuál es la longitud de onda de un electrón que se mueve con una velocidad de 5.97 X ÍO6 m /s? La masa del electrón es
9.11 X 1 (T 3: kg.

SOLUCIÓN
P
A n álisis Conocemos la masa, m, y la velocidad, v, del electrón, y debemos calcular su longitud de onda de De Broglie, A. e.
V-
E s tra te g ia La longitud de onda de una partícula en movim iento está dada p or la ecuación 1.9, p or lo que A se calcula
sustituyendo las cantidades conocidas, h, m y v. Sin embargo, al hacerlo, debemos tener cuidado con las unidades.
ti
p:
S o lu ció n Usando el valor de la constante de Planck, h = 6.626 X 10_34J-s

tenem os lo siguiente: A= —
mv
(6.626 X 10 34 J-s) í 1 kg-m 2/s
(9.11 X 10~31 kg)(5.97 X 106 m /s) \ 1 J tr<
= 1.22 X l( T 10m = 0 .1 2 2 nm = 1 .2 2 A en
de
ún
C o m e n ta rio Si com param os este valor con las longitudes de onda de la radiación electrom agnética que aparecen en la
figura 1.32, vemos que la longitud de onda de este electrón es aproxim adam ente la misma que la de los rayos X. En
ele
EJERCICIO DE P R Á C T I C A
Calcule la velocidad de un neutrón cuya longitud de onda de De Broglie es de 500 pm. La masa de un neutrón está dada
en la tabla que aparece en la tercera de forros de este libro.
Respuesta: 7.92 X 102 m /s

la i
ta n
Pocos años después de que De Broglie publicó su teoría, las propiedades ond u latorias del
trój
electrón se dem ostraron experim entalm ente. C uando los rayos X pasan a través de un cristal, con
se produce u n p atró n de in terferencia característico de las propiedades o n d u lato rias de la ra ­ En
diación electrom agnética. Este fen ó m en o se llam a difracción de rayos X. C o m o los electrones con
pasan a través de u n cristal, son ig u alm ente difractados. Por lo tanto, u n flujo de electrones en
m ovim iento presenta el m ism o tip o de co m p o rtam ien to ond u lato rio que los rayos X y otros de i
tipos de radiación electrom agnética.
cual
La técnica de difracción de electrones se ha desarrollado am pliam ente. P or ejemplo, en m et
el m icroscopio electrónico se utilizan las características ondulatorias de los electrones para porl
obtener im ágenes a escala atóm ica. Este m icroscopio es u n a herram ienta im p o rta n te para estu­ prec
SECCIÓN 1.12 C om portam iento ondulatorio de la materia 41

diar fenóm enos superficiales con grandes amplificaciones (► F IG U R A 1.40). Los m icroscopios
electrónicos puede am plificar objetos 3,000,000 veces (X ), más de lo que se p uede hacer con la
luz visible ( 1000X ), ya que la lon g itu d de onda de los electrones es m ucho m en o r q u e la longi­
tu d de o nda de la de la luz visible.

Á P I É N S E L O UN P O C O
Un la n za d o r de b é is b o l lanza una bo la ráp id a qu e se d e s p la z a a 95 m illas p o r
hora. ¿Puede e sa p e lo ta d e b é isb o l generar o n da s de m a te ria ? SI es así,
¿ p o d e m o s o b se rva rla s?

A FIG U R A 1.40 Los electrones como


El principio de incertidum bre ondas. Los puntos blancos en esta
El descu b rim ien to de las p ro p ied ad es o n d u lato rias de la m a teria p lan teó nuevas e in te re ­ micrografía de transmisión electrónica indican
la parte superior de columnas de átomos.
santes preguntas. Por ejem plo, considere u n a pelota que baja ro d a n d o p o r u n a ram pa.
U sando las ecuaciones de física clásica p o d em o s calcular, con g ran p recisió n , la p o sició n de
la pelota, la dirección del m o v im ien to y la velocidad en cualquier in stan te. ¿Podem os hacer
http://goo.gl/RMdF7H
lo m ism o con u n electrón, el cual p resen ta p ropiedades de onda? U na o n d a se extiende en el
espacio, y su posición n o está exactam en te definida. E ntonces p o d ría m o s an ticip a r que es
im posible d eterm in ar con precisió n d ó n d e se ubica u n elec tró n en u n m o m e n to espe­
cífico.
El físico alem án W ern er H eisenberg (► FIGURA 1.4 1 ) p ro p u s o q u e la n atu raleza dual
vde la m ateria presenta u n a lim itació n fu n d am en tal sobre cóm o d e te rm in a r co n certeza tan to
la posición com o el m o m e n to lineal de cualquier objeto en u n in stan te dado. La lim itació n se
vuelve im p o rta n te solo c u an d o trata m o s la m ateria en el nivel su b ató m ico (es decir, con
m asas ta n pequeñas co m o la de u n electrón). El p rin cip io de H eisen b erg se conoce com o el
principio de incertidum bre. C u an d o se aplica a los electrones de u n áto m o , este p rin cip io
establece que es im posib le conocer de m an era sim ultánea y con p recisió n ta n to el m o m en to
lineal (o cantidad de m o v im ie n to ) del electrón com o su posición en el espacio.
H eisenberg relacionó m atem áticam en te la in certid u m b re en la p o sició n (Ax) y la in c e r­
tid u m b re en el m o m e n to lineal A (m v) con u n a can tid ad q u e im plica a la c o n stan te de
Planck:

A x - A (m v) S: — [1-10]
477

U n breve cálculo ilustra las en o rm es im plicaciones del prin cip io de in certid u m b re. El elec­
tró n tiene u na m asa de 9.11 X 10-31 kg, y se m ueve a una velocidad p ro m ed io de 5 X 106 m /s A F IG U R A 1.41 W erner Heisenberg
(1901-1976). Durante su trabajo como
en u n átom o de hidrógeno. Supongam os que conocem os la velocidad con u n a in certid u m b re
asistente posdoctoral de Niels Bohr,
del 1% [es decir, u na in certid u m b re de (0.01)(5 X 106 m /s ) = 5 X 104 m /s ], y que esta es la
Heisenberg formuló su famoso principio de
única fuente im p o rtan te de in certid u m b re en el m o m ento lineal, p o r lo que A (mv) = m Av. incertidumbre. A los 32 años fue uno de los
Entonces podem os utilizar la ecuación 1.10 p a ra calcular la in certid u m b re en la posición del científicos más jóvenes en recibir el Premio
electrón: Nobel.

h ( 6.626 X 1(T34 J-s


Ax s = — --------- = 1 X 10" m
47rm A v \ 4 7 7 (9 . 11 X 10 31 kg)(5 X 104 m /s )

D ebido a que el diám etro de u n átom o de hidrógeno es de aproxim adam ente 1 X 10~ 10 m,
la in certid u m b re en la p o sició n del electrón en el áto m o tiene u n a m a g n itu d m ay o r que el
ta m a ñ o del átom o. P or lo tan to , en realid ad n o tenem os idea de d ó n d e se e n c u e n tra el elec­
tró n en el átom o.-P or o tro lado, si rep itiéram o s el cálculo con u n o b jeto de m asa com ún,
com o u n a pelota de tenis, la in c e rtid u m b re sería ta n p e q u eñ a q u e resu ltaría in co n secu en te.
En ese caso, m es g ran d e y A x está fuera del alcance de m ed ició n , p o r lo q u e n o ten d ría
consecuencias prácticas.
La hipótesis de D e B roglie y el p rin cip io de in certid u m b re de H eisen b erg fo rm a n la base
de u n a n u eva y am plia teo ría sobre la estru ctu ra atóm ica. En este enfoque, se a b a n d o n a
cu alq u ier in ten to p o r d efin ir con precisió n y de m a n e ra in sta n tá n e a la u b ic ac ió n y el m o - .
m e n tó lineal del electró n . Se reconoce la natu raleza o n d u la to ria del e lectró n , y su co m ­
p o rta m ie n to es descrito en té rm in o s de ondas. El resu ltad o es u n m o d e lo q u e d escribe con
precisión ta n to la energía del e lectró n com o su ubicación en té rm in o s de p ro b ab ilid a d .
;
42 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

UNA MIRADA DE CERCA


MEDICION Y EL PRINCIPIO pueden ser localizados con una exactitud no mayor que la longitud
DE INCERTIDUMBRE de onda de la radiación utilizada. Por lo tanto, si querem os u na m e­
dición exacta de la posición de un electrón, debem os utilizar una
Siempre que se realiza cualquier medición, existe longitud de onda corta. Esto significa que deben em plearse fotones
cierta incertidum bre. N uestra experiencia con obje­ de alta energía. C uanta más energía tienen los fotones, m ayor es el
tos de dim ensiones comunes, como pelotas, trenes mom ento lineal que transfieren al electrón cuando inciden sobre él, lo
o equipo de laboratorio, nos indica que al uti­ cual modifica el m ovim iento del electrón de m anera im predecible. El
lizar instrum entos más precisos, podemos dism inuir la intento de medir exactamente la posición del electrón introduce un a in-
incertidum bre de una medición. De hecho, cabría esperar que la in­ certídum bre considerable en su m om ento lineal; el acto de m edir la
certidum bre en una m edición pudiera hacerse indefinidamente pe­ posición del electrón en un instante provoca que nuestro conoci­
queña. Sin embargo, el principio de incertidum bre establece que miento sobre su posición futura sea inexacto.
existe un lím ite real en la exactitud de las mediciones. Este límite no Supongamos, entonces, que utilizamos fotones con m ayor lon­
es una restricción sobre la buena fabricación de instrum entos, sino gitud de onda. Debido a que estos fotones tienen m enos energía, el
que es inherente a la naturaleza. Este límite no tiene consecuencias mom ento lineal del electrón no cambiará de manera considerable d u ­
prácticas cuando se trata con objetos de tam año común, pero sus im ­ rante la medición, pero tendrem os menos posibilidades de conocer
plicaciones son enorm es cuando se trata con partículas subatómicas, su posición exacta. Esta es la esencia del principio de incertidum bre:
como los electrones. existe incertidumbre en el conocimiento simultáneo de la posición y el
Para m edir un objeto, debemos perturbarlo, al menos un poco, momento lineal del electrón que no puede reducirse más allá de un cierto
con nuestro dispositivo de medición. Imagine que utiliza una lin­ nivel mínimo..Cuanto m ayor sea la exactitud con que se conoce uno
terna para localizar una pelota grande de hule en un cuarto oscuro. de ellos, m enor será la exactitud con que se conozca el otro. Aunque
Usted ve la pelota cuando la luz de la linterna incide en la pelota y se nunca podem os conocer la posición exacta y el m om ento lineal del
refleja en sus ojos. Cuando un haz de fotones incide sobre un objeto electrón, podem os hablar de la probabilidad de que se encuentre en
de este tam año, casi no altera su posición o m om ento lineal. Sin em ­ ciertas posiciones del espacio. En la sección 1.13 presentarem os un
bargo, im agine que desea localizar un electrón de forma similar modelo del átom o que indica la probabilidad de encontrar electrones
haciendo incidir la luz difractada sobre algún detector. Los objetos con energías específicas en ciertas posiciones de los átomos.

J-ll P I É N S E L O UN POCO
¿Cuál es la razón princip al p o r la q u e d e b e c o n s id e ra rs e el p rin c ip io de
in ce rtid u m b re cua nd o se habla de e le ctro n e s y d e o tra s p a rtícu la s s u b a tó m ic a s ,
pero no cua nd o analizam os nu e stro m u n d o m a c ro s c ó p ic o ?

A P O R T A F O L I O DE E V I D E N C I A S
Con la inform ación revisada, realice las siguientes actividades.
1. Mediante una síntesis de una cuartilla, describa las conclusiones que se generaron
para el átomo a partir de la descripción del com portam iento ondulatorio de la materia
que realizó De Broglie y la declaración del principio de incertidumbre de Heinsenberg.
2. Utilice la relación de De Broglie para determ inar las longitudes de onda de
los siguientes objetos: a) una persona de 85 kg que esquía a 50 km /hr.
b) una bala de 10.0 g disparada a 250 m /s , c) un áto m o de litio que se m ueve
a 2.5 X 105 m /s, d) una m olécula de ozono ( 0 3) en la atm ósfera sup erior que
se mueve a 550 m /s.
3. Entre las partículas subatóm icas elementales en física se encuentra el muón, el
cual decae a los pocos nanosegundos después de su form ación. El m uón tiene
una masa en reposo 206.8 veces la de un electrón. Calcule la longitud de onda de
De Broglie asociada con un muón que viaja a una velocidad de 8.85 x 105 c m /s .
4. La difracción de un neutrón es una técn ica im p ortan te para determ inar la e s tru c ­
tura de las moléculas. Calcule la velocidad necesaria de un neutrón para lograr
una longitud de onda de 0.955 Á. (Consulte la tercera de forros del libro para
conocer la masa del neutrón).
5. El m icroscopio electrónico se utiliza con m ucha frecuencia para obtener im ágenes
sumamente amplificadas de m ateriales biológicos y de otros tipos. C uando un
electrón se acelera a través de una diferencia de potencial particular, alcanza una
velocidad de 8.95 x 106 m /s. ¿Cuál es la longitud de onda característica de este
electrón? ¿Se puede com parar la longitud de onda con el tam año de los átom os?
6. Con base en el principio de incertidumbre de Heisenberg, calcule la incertidumbre
de la posición de a) un mosquito de 1.50 mg que se desplaza con una velocidad de
- 1.40 m /s, si la velocidad oscila en un intervalo de ±0.01 m /s; b) un protón que se ¿í
mueve a una velocidad de (5.00 ± 0.01) x 104 m /s (masa de un protón= 1.0073 urna).
SECCIÓN 1.13 M ecánica cuántica y orbitales atóm icos 43

1.13 MECÁNICA CUÁNTICA


Y ORBITALES ATÓMICOS
En 1926, el físico austríaco Erw in Schródinger (1887-1961) p ro p u so u n a ecuación, ahora
conocida com o ecuación de o n d a de Schródinger, la cual incorpora tan to el c o m p o rta m ie n to
o n d u la to rio com o el de partícula del electrón. Su trabajo representó un n uevo enfoque para
tra ta r con las p artículas subatóm icas, conocido com o mecánica cuántica o mecánica ondula­
toria. La aplicación de la ecuación de Schródinger requiere cálculos avanzados, p o r lo que no
nos ocuparem os de los detalles. Sin em bargo, considerarem os de m an era cualitativa los re ­
sultad os obtenidos p o r Schródinger, ya que nos ofrecen una form a n ueva y po d ero sa de
visualizar la estru ctu ra electrónica. C om encem os analizandq-j.aí,estructura- electrónica del
áto m o m ás sencillo, el h idrógeno.
S chródinger tra tó al electrón en u n átom o de hid ró g en o com o u n a o n d a q u e surge al'
p u lsar la cuerda de la g u ita rra ( T F IG U R A 1.42). D ebido a que estas o n d a s n o viajan en el
espacio, se conocen co m o ondas estacionarias. Así com o la cuerda de g u ita rra q u e se pulsa
pro d u ce un a o nda estacionaria con una frecuencia fun d am en tal y so b re to n o s (arm ónicos)
m ás altos, el electrón exhibe una o n d a estacionaria de m en o r energía y otras con m ayor en er­
gía. A dem ás, así com o los arm ó n ico s de la cuerda de la g u itarra tienen nodos (los p u n to s
d onde la am p litu d de la onda es igual a cero), lo m ism o sucede con las o n d a s características
del electrón.
Resolver la ecuación de Schródinger da lugar a u n a serie de fu n cio n es m atem áticas lla­
m adas funciones de onda, las cuales describen al electrón en un átom o. Estas funciones de
o n d a p o r lo general se rep resen tan con el sím bolo i¡i (la letra griega m in ú scu la psi). A unque
la fun ció n de onda p o r sí m ism a no tiene un significado físico directo, el c u a d ra d o de la fu n ­
ción de onda, ti/2, b rin d a in fo rm ac ió n acerca de la posición de u n elec tró n c u a n d o este se
i en cu en tra en un estado de energía perm itido.
Para el átom o de h id ró g en o , las energías perm itid as son las m ism as q u e predice el m o ­
delo dé'B ohr. Sin em bargo, ei m odelo de Bohr su p o n e que el electrón se e n c u e n tra en una
ó rb ita circular de cierto radio específico alrededor del núcleo. En el m o d elo de la m ecánica
cuántica, la posición del electró n n o puede describirse de m anera tan sim ple.
De acuerdo con el prin cip io de incertidum bre, si sabem os con gran precisión el m o m en to
linea] del electrón, n u estro conocim iento sim ultáneo de su posición es m uy incierto. Por lo
tanto, no podem os p reten d er especificar la posición exacta de un electrón individual alrededor
del núcleo. En cam bio, debem os conform arnos con cierto conocim iento estadístico. Así, debe­
m os h ab lar de la probabilidad de que el electrón se encuentre en cierta región del espacio en un
instante dado. C om o resultado, el cuadrado de la función de onda, t/r, en un p u n to d ado del es­
pacio representa la probabilidad de que el electrón se encuentre en dicha p osición. Por esta
razón, i//2 se conoce com o la densidad de probabilidad o la densidad electrónica.
i
al

M F IG U R A 1.4 2 Ondas estacionarias


en una cuerda vibrante.
44 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

En la < F IG U R A 1.43 se ilu stra u n a fo rm a de re p re se n ta r la p ro b a b ilid ad de e n c o n ­


' IMAGINE tr a r al ele c tró n en varias regiones de u n áto m o ; la d en sid ad de los p u n to s re p re se n ta la
En esta figura, ¿dónde está la p ro b ab ilid a d de e n c o n tra r al elec tró n . Las reg io n es con u n a g ra n d e n sid a d de p u n to s
región de mayor densidad co rresp o n d e n a valores relativ am en te g ran d es d e i//2 y, p o r lo ta n to , so n regiones d o n d e
electrónica? existe u n a g ran p ro b ab ilid a d de e n c o n tra r al elec tró n . C on base en esta re p re se n ta c ió n ,
con frecu en cia se d escriben los áto m o s c o m o co n sisten tes de u n núcleo ro d e a d o p o r u n a
Alta densidad de puntos, alto valor n u b e de electrones.
de i//2, alta probabilidad de
encontrar electrones en esta región
Orbitales y números cuánticos
, JLa solución de la ecuación de S chrodinger p a ra el á to m o de h id ró g en o p ro d u c e u n co n ju n to
de funciones de o n d a deno m in ad as orbitales. C ada orb ital tiene u n a energía y form a carac­
terísticas. Por ejem plo, el orb ital con m e n o r energía del áto m o de h id ró g e n o tiene fo rm a
esférica com o se ilu stra en la figura 1.43 y u n a energía de —2.18 X Í0 —18 J. O bserve q u e u n
orbital (m odelo de la m ecánica cuántica que describe los electrones en té rm in o s de p ro b a b i­
lidades, visualizado com o “nube electrónica” ) n o es lo m ism o que u n a órbita (m o d elo de
Bohr, que visualiza el electrón m o v ién d o se en u n a ó rb ita física, com o u n p lan eta alred ed o r
de una estrella). El m odelo de la m ecánica cu án tica no se refiere a órbitas, debido a q u e el
m o v im iento del electrón en u n áto m o n o p u ed e d eterm in arse con p recisió n (p rin cip io de
in certid u m b re de H eisenberg). •—
El m odelo de B ohr in tro d u jo u n solo n ú m e ro cuántico, n, p a ra d escrib ir u n a ó rb ita . El
Baja densidad de puntos, bajo valor
m odelo de la m ecánica cuántica utiliza tres n ú m e ro s cuánticos, n, l y m¡, los cuales re sa lta n
, baja probabilidad de encontrar
electrones en esta región n a tu ra lm e n te de las m atem áticas utilizadas, p a ra d escrib ir u n orbital.

1. El núm ero cuántico principal, n, p u ed e te n e r valores enteros positivos de 1, 2, 3, etc.


A FIGURA 1.43 Distribución de la C uan d o n au m en ta, el o rb ital se hace m ás g ran d e, y el electrón pasa m ás tiem p o lejos
densidad electrónica. Esta imagen
del núcleo. U n au m en to en n ta m b ié n significa q u e el electrón tiene m ay o r energía y,
representa la probabilidad, i//2, de encontrar
ai electrón en un átomo de hidrógeno en p o r lo tan to , está u n id o m en o s firm e m e n te al núcleo. P ara el á to m o de h idrógeno,
su estado basal. El origen del sistema.de En = —(2.18 X l C r 18J ) ( l / « 2), com o en el m o d e lo de Bohr.
coordenadas está en el núcleo. 2. El segundo núm ero cuántico, el n ú m e ro cuán tico del m o m e n to angular, l, puede te n e r va­
lores enteros desde 0 hasta (n - 1) p ara cada v alo r de n. Este n ú m ero cu ántico define la
form a del orbital. El valor de l p ara u n o rb ital p articu lar p o r lo general se designa con
las letras s,p, d y f * las cuales co rresp o n d en a los valores de l de 0, 1, 2 y 3:

V alor d e l 0 1 2 3

L etra u tiliz a d a s V d /

3. El núm ero cuántico magnético, m¡, p u e d e te n e r valores entero s entre - l y l, in clu id o el a;


cero. Este n ú m e ro cuántico describe la o rie n ta c ió n del o rb ital en el espacio, com o vere­ bi

m os en la sección 1.14. C
át
O bserve que d ebido a que el v alo r de n p u e d e ser cu alq u ier entero positivo, es posible un oc
n ú m ero infinito de orbitales p ara el á to m o de h id ró g en o . Sin em bargo, en algún in stan te, el el(
electrón de u n áto m o de h id ró g en o se d escribe m ed ia n te solo u n o de estos orbitales; decim os de
que el electrón ocupa u n cierto o rb ital. Los o rb itales restantes están desocupados en ese estado mi
específico del átom o de hidrógeno.
El co n ju n to de orbitales con el m ism o v alo r de n se llam a capa electrónica. Se dice que
todos los orbitales que tien en n = 3, p o r ejem plo, están en la tercera capa. El c o n ju n to de o r­
bitales que tienen los m ism os valores de n y / se conoce com o subcapa. C ad a su b cap a se
designa con u n n ú m e ro (el valor de n) y u n a letra (s, p , d o f que c o rresp o n d e al valor de /).
Por ejem plo, los orbitales que tien en n = 3 y / = 2 se conocen com o o rbitales 3 d, y se e n c u e n ­
tra n en la subcapa 3d.
La ► TABLA 1.7 resum e los valores posibles de los n ú m e ro s cuánticos l y m¡, p ara v alo­
res de n hasta n = 4. Las restricciones de estos posibles valores de los n ú m e ro s cu ánticos dan
origen a las siguientes observaciones im p o rta n te s:

■a)
*Las letras provienen de las palabras sharp, principal, diffuse y fundamental (esto es, agudo, principal, difuso y ■P ■
fundamental), que se utilizaban para describir ciertas características del espectro antes de que se desarrollara la €11
mecánica cuántica.
SECCIÓN 1.13 M ecánica cuántica y orbitales atóm icos 45

,i ■)vi-J ' ó)'-


í TA B LA 1.7 Relación entre los valores de n , 1 y m¡, hasta n = 4

Número de Número total


Valores Designación Valores posibles orbitales en de orbitales
n posibles de l de subcapa de m¡ la subcapa en la capa
1 0 ls 0' 1 1
2 0 2s 0 1
1 2p 1, 0, - 1 3 4

3 0 3s 0 1
1 3P 1, 0 , - 1 3
2 w w ? f ! f e , - 1 ,- 2 5 9

4 0 4s 0 1
1 4p 1, 0, - 1 3
2 4d 2, 1, 0, - 1, - 2 5
3 4/ 3, 2 ,1 ,0 , - 1 , - 2 , - ■3 7 16

- 1. La capa co n el n ú m e ro cu án tico p rin c ip a l n consta exactam ente de n subcapas. C ada


, IM AG INE
subcapa co rresp o n d e a u n d istin to v alo r p e rm itid o de l, desde 0 hasta (n - 1). Por lo
ta n to , la p rim e ra capa {n = 1) consiste en solo u n a subcapa, la ls (l = 0 ); la segunda Si se mostrara la cuarta capa
capa (n = 2 ) consiste en dos subcapas, la 2s (l = 0 ) y la 2p (l = 1); la tercera capa c o n ­ (el nivel de energía n = 4), ¿cuántas
siste en tres subcapas, 3s, 3p y 3d, y así sucesivam ente. subcapas contendría? ¿Cómo se
2. C ada subcapa consiste en u n n ú m e ro específico de orbitales. Cada o r­ designarían?
b ital c o rresp o n d e a u n valor p e rm itid o de m¡ diferente. Para u n valor
d ad o de I, existen (2 1 + 1) valores p e rm itid o s de m¡, que van de - l a + /.
0
P o r lo ta n to , cada subcapa s(l = 0) consiste en u n orbital, cada subcapa
p ( l — 1) consiste en tres o rb itales, cada subcapa d{l = 2 ) consiste en
cinco orbitales, y así sucesivam ente.
3. El n ú m e ro to tal de orbitales en u n a capa es n 2, d onde n es el n ú m ero
cu án tico p rin c ip a l de la capa. El n ú m e ro resu ltan te de orbitales p ara las
capas (1, 4, 9, 16) está relacio n ad o co n u n p a tró n que se aprecia en la
tabla p eriódica: vem os que el n ú m e ro de elem entos en las filas de la tabla
p erió d ica (2, 8, 18 y 32) es igual al d o b le de estos núm ero s.

La F IG U R A 1.44 m u estra las energías relativas de los orbitales del


áto m o de h id ró g e n o hasta n — 3. C ad a c u ad ro rep resen ta u n orbital, y o r ­
bitales en la m ism a subcapa, tal c o m o los tres orbitales, 2p, se agrupan.
C u an d o el electró n o cu p a el o rb ita l de m e n o r energía (ls), se dice que el
áto m o de h id ró g en o se e n c u e n tra en su estado basal. C u an d o el electrón
o cu p a c u alq u ier o tro o rbital, el á to m o se e n c u e n tra en u n estado excitado. (El
electró n p u ed e excitarse a u n o rb ita l de m ay o r energía m ed ian te la absorción
de u n fo tó n con la energía adecuada). A te m p e ra tu ra s o rdinarias, práctica­
m en te to d o s los áto m o s de h id ró g e n o se e n c u e n tra n en el estado basal.

PIENSELO UN POCO
En la fig u ra 1.44, se o b se rva q u e la d ife re n c ia d e energía entre los
n ive le s n = 1 y n = 2 es m u c h o m a y o r qu e la d ife re n cia de energía
c o m p u e s ta s d e c u a tro o rb ita le s
e n tre los nivele s n = 2 y n = 3. ¿De q u é m a n e ra la e cu a ció n 1.6
n = 3 la c ap a tie n e tres s u b c a p a s
e x p lic a e sta te n d e n c ia ?
c o m p u e s ta s d e n u e v e o rb ita le s

A F IG U R A 1.44 Niveles de energía


E J E R C IC IO R ES U E LTO 1 .1 1 S u b c a p a s d el á to m o d e h id ró g en o en el átomo de hidrógeno.

a) Sin consultar la tabla 1.7, prediga el nú m ero de subcapas de la cuarta capa, es decir, para
"n — 4. b) Especifiqué la designación para cada u n a dé estas subcapas. c) ¿Cuántos orbitales hay
en cada un a de estás s u b c a p a s ? ')■:■■L'::) A > ;:L' ■>'.?
: ■ ■ . .C ' ■ . i. ■ - ' \ , ...’-.L; '■ - i , ■. . . • .■ '' \
46 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

Análisis y estrategia Conocemos el valor del n úm ero cuántico principal, n. Debemos d e ­


term inar los valores perm itidos de l y m¡ para este valor dado de n y después contar el núm ero
de orbitales en cada subcapa.

S O L U C IÓ N
Existen cuatro subcapas en la cuarta capa, las cuales corresponden a los cuatro posibles valores
de I (0 ,1 ,2 y 3).
Estas subcapas se designan como 4s, 4p, 4d y 4f. El núm ero dado en la designación de una
subcapa es el núm ero cuántico principal, n\ la letra designa el valor del n úm ero cuántico del
m om ento angular l: para i = 0, s; para l = 1,p; para / = 2, d; p ara l = 3,/.
Solamente existe un orbital 4s (cuando l = 0, solo hay u n valor posible de m¡: 0). Hay tres
orbitales 4p (cuando 1 = 1, hay tres valores posibles de m¡: 1, 0 y —1). Hay cinco orbitales,4d ,
(cuando l = 2, hay cinco valores posibles de m ¡: 2, 1, 0, —1 y —2). H ay siete orbitales
4 /(cu an d o l = 3, hay siete valores posibles de m¡: 3, 2, 1, 0, —1, —2 y —3).

i P O R T A F O L I O DE E V I D E N C I A S
Redacte una carta a su mejor am igo donde de scrib a la diferencia entre una órbita en el
m odelo de Bohr del átom o de hidrógeno y un orb ita l en el m odelo m ecánico cuántico.
Después de esta redacción, en una hoja aparte, responda lo siguiente:__
a) ¿Cuál es la designación para la subcapa con n = 5 y / = 1 ? b ) ¿Cuántos
orbitales hay en esta subcapa? c) Indique los valores de m¡ para cada uno de
estos orbitales.
R espuestas: a) 5p; b) 3; c) 1, 0, - 1

114 REPRESENTACIÓN DE ORBITALES


H asta a h o ra hem os hecho énfasis en las energías de los orb itales, p ero la fu n ció n de onda
tam bién b rin d a inform ación sobre la ubicación p ro b ab le de u n electrón en el espacio. E xam i­
nem os las form as en que p o d em o s rep resen tar los o rb itales d eb id o a que sus form as nos ayu­
dan a visualizar cóm o se distribuye la d en sid ad elec tró n ica a lred ed o r del núcleo.

Orbitales s
Si reco rd am o s la representación del orb ital ls (fig u ra 1.43), lo p rim e ro que observam os
sobre la d ensidad electrónica del m ism o, es que es sim étricam ente esférico; en otras palabras,
la den sid ad electrónica a una distancia dada del n ú cleo es la m ism a in d ep e n d ien tem en te
de la dirección en que nos alejem os del núcleo. T odos los d em ás orb itales s (2s, 3s, 4s, y así
sucesivam ente) tam b ién son sim étricam ente esféricos y cen trad o s en el núcleo.
Recuerde que el n ú m ero cuántico l p a ra los o rb itales s es 0; p o r lo tan to , el n ú m e ro ,
cuántico m¡ debe ser 0. Así, p a ra cada valor de n, solo existe u n o rb ital s.
E ntonces, ¿cómo difieren los orbitales s co n fo rm e cam b ia el valor de n? U na m an era de
en fren tar esta p reg u n ta es u tilizando la función de probabilidad radial, tam b ién conocida
com o densidad de probabilidad radial, que se define com o la p ro b a b ilid ad de e n c o n tra r al
electrón a u n a distancia específica del núcleo.
En la ► FIG U R A 1.45 se m u estra la d en sid ad de p ro b a b ilid a d radial p a ra los orbitales
ls, 2s y 3s del átom o de hidrógeno com o u n a fu n c ió n de r, la d istancia d esd e el núcleo. Es
m u y im p o rta n te cen trar la atención en tres características de estas gráficas: el n ú m e ro de
picos, el n ú m e ro de p u n to s en los que la fu n ció n de p ro b a b ilid a d tien d e a cero (llam ados
nodos), y lo disperso de la distrib u ció n , lo que da u n a idea del ta m a ñ o del orbital.
Para el orbital ls, vem os que la p ro b ab ilid ad a u m e n ta ráp id a m e n te c o n fo rm e nos ale­
jam os del núcleo, y es m áxim a a u n a d istancia de 0.5 Á. P or lo tan to , cu a n d o el electrón
o cupa el orb ital ls, es más probable que se e n c u e n tre a esta distan cia del núcleo.* Tam bién
observe q u e en el orbital ls, la p ro b ab ilid ad de e n c o n tra r al elec tró n a u n a distancia m ayor
que 3 Á desde el núcleo es p rácticam en te cero.
V

*En el modelo de la mecánica cuántica, la distancia más probable a la que se encuentra un electrón en el or­
bital ls es en realidad de 0.529 Á, que es idéntica al radio de la órbita predicha por Bohr para n = 1. La
distancia 0.529 Á con frecuencia se conoce como radio de Bohr.
SECCIÓN 1.14 Representación de orbitales 47

í.. . — ........................... = — ----------------------- = =


g IM AG IN E
¿Cuántos máximos esperaría encontrar en la función de probabilidad radial
del orbital 4s del átom o de hidrógeno? ¿Cuántos nodos se tendrían en esta
función?

Distancia más p ro b a b le
desde el núcleo ~ 0.5 Á

Distancia más pro ba ble


desde el núcleo ~ 3 A

1 nodo
Distancia más p ro b a b le
desde el n ú cle o ~ 7 Á

2 nodos

0 1 2 3 4 5 6 7 8 ' 9 10 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 0 1 2 3 4 5 6 7 8 " 9 10
D ista n c ia d e s d e el n ú c leo , r (Á) D istan cia d e sd e el n ú cleo , r (Á) D ista n c ia d e s d e el n ú c le o , r (Á)
ls 2s 3s

A F IG U R A 1.45 Distribuciones de probabilidad radial para los orbitales 1s, 2s y 3s del


hidrógeno. Las gráficas de la función de probabilidad radial indican la probabilidad de encontrar al
electrón en función de la distancia desde el núcleo. Conforme n aumenta, la distancia más probable
a la que encontraremos al electrón (el pico más alto) se incrementa en relación con el núcleo.

Al co m p a ra r las fu n cio n es de d istrib u c ió n de p robabilidad radial p ara los orbitales ls,


2s, 3s p o d e m o s e n c o n tra r tres resultados im p o rtan tes:

1. El núm ero de picos aum enta con el increm ento de n\ el pico más externo es más grande que
los interiores.
2. El núm ero de nodos aum en ta al incrementarse n.
3. La densidad electrónica se extiende m ás conforme n aum enta.

U n m é to d o de rep resen tació n de la fo rm a del orb ital que se utiliza am pliam ente consiste
en d ib u jar u n a superficie lím ite q u e en cierra u n a p arte sustancial, p o r ejem plo, 90% , de la
densidad electrónica p a ra el orbital. Este tip o de dibujo se d e n o m in a u n a representación de
contorno, y las representaciones de c o n to rn o p a ra los orbitales s son esferas (T F IG U R A
1.4 5). Todos los orbitales tien en la m ism a form a, pero difieren en tam año, ya que son m ás
grandes a m edida que a u m en ta n, lo que refleja el hecho de que la densidad electrónica se

pljl^j|f 1 ' -f < F IG U R A 1.4 6 Comparación de los


w ,t \ )¿ r orbitales 1s, 2s y 3s. a) Distribución de
ls / la densidad electrónica de un orbital 1s.
2s • p) Representación de contorno de los
3s orbitales 1s, 2s y 3s. Cada esfera está
centrada en el núcleo del átomo y hay un
90% de probabilidad de encontrar al
a) b)
electrón en el volumen que encierra.
48 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

•■U;:i i;:-':.* 4 * ^ Vi---«i LL,--m.uVA ■

UNA MIRADA DE CERCA


DENSIDAD DE PROBABILIDAD Y FUN- Vamos a examinar la diferencia entre la densidad de la probabi­
lidad y la función de probabilidad radial con más detalle. La ►- FIGU­
Jg CIONES DE PROBABILIDAD RADIAL
RA 1.48 muestra las gráficas de [i¡>(r) ]2 como función de r para los or-
De acuerdo con la mecánica cuántica, debemos aes-
;P T r'O , V crihir la posición de un electrón en el átom o de
!' -TV'. hidrógeno en térm inos de probabilidades. La in-
4 tt r2[if/(r)]2 es la fu n c ió n d e p ro b a b ilid a d
. ;L,&. formación acerca de la probabilidad se encuentra
ra d ia l = su m a d e to d o s los [(/'(r)]2
en las funciones de onda, é , que se obtiene de la
ecuación de Schródinger. El cuadrado de la función de onda, t//2, co­ te n ie n d o u n v a lo r d a d o d e r
nocida como densidad de probabilidad o densidad electrónica, como [t/t(r)]2 es la d e n sid a d
se señaló anteriorm ente, nos indica la probabilidad de encontrar al d e p ro b a b ilid a d en
electrón en cualquier punto del espacio. Como los orbitales s son u n p u n to '
sim étricam ente esféricos, el valor de t// para un electrón s solo depende dado
de la distancia desde el núcleo, r. Por lo tanto, la densidad de probabi­
lidad se puede expresar como íii/(r)l2, donde iA(r) es el valor de t// en r.
Esta función [¡//(r)j2 nos indica la densidad de probabilidad para
cualquier p u n to situado a una distancia r del núcleo.
La función de probabilidad radial, que hemos utilizado en la
figura 1.45, difiere de la densidad de probabilidad. La función de
probabilidad radial es igual a la probabilidad total de encontrar al
electrón en todos ¡os p u n to s a una distancia r del núcleo. En otras pa­
labras, para calcular esta función necesitam os “sum ar” las densidades
de probabilidad [ip(r) )2 en todos los puntos a una distancia r del n ú ­ A FIGURA 1.47 Comparación de la densidad de probabilidad
cleo. La ► FIGURA 1.47 compara la densidad de probabilidad en un [*Mr )í2 y la función de probabilidad radial 4m r2[<//(r)]2.
punto (¡i/Cr)j2) con la función de probabilidad radial.

vuelve m ás dispersa conform e n aum enta. A unque los detalles de cóm o varía la densidad elec­
trónica d en tro de una representación de contorno determ inada se pierden en estas ilustracio­
nes, esta n o representa u n a im portante desventaja. Para análisis cualitativos, las características
m ás im p o rta n te s de los orbitales son la form a y el tam añ o relativo, que se m u estran ad e­
cuadam ente utilizan d o las representaciones de contorno.

Orbitales p
La d istrib u ció n de la den sid ad electrónica para u n o rbital 2p se ilustra en la ► FIG U ­
R A 1 .4 9 a ). La densidad electrónica no está distribuida en form a esférica com o en un orbital s.
En vez de ello, la densidad está concentrada en dos regiones a am bos lados del núcleo, se­
paradas, p o r un n o d o en el núcleo. D ecimos que este orbital con form a de m a n cu e rn a tiene dos
lóbulos. Recuerde que no estam os diciendo cóm o se mueve el electrón d en tro del orbital.
La figura 1.49a) representa solo la distribución promedio de la densidad electrónica en un o r­
bital 2p.
C o m en zan d o con la capa n = 2, cada capa tiene tres o rb ita le sp. R ecuerde que el núm ero
cuántico l p a ra los orbitales p es 1. Por lo tanto, el n ú m e ro cuán tico m ag n ético m¡ puede
ten er tres posibles valores: —1, 0 y + 1 . Entonces, hay tres orbitales 2p , tres o rbitales 3p, y así
sucesivam ente, que co rresp o n d en a tres valores posibles de m¡. C ada c o n ju n to de orbitales p
tiene form a de m an cu e rn a, com o se observa en la figura 1.49b) p ara el caso de los orbitales
0
2p. P ara-cada valor de n, los tres orbitales p tien en el m ism o ta m a ñ o y fo rm a, pero difieren
entre sí en su o rien tació n en el espacio. En general, rep resen tam o s los o rb itales p dibujando G.
la form a y o rien tació n de sus funciones de onda, com o se observa en la figura 1.49b). Es con­ 1 =
veniente designarlos com o orbitales p x, p y y p z. La letra subíndice indica el eje cartesiano caj
sobre el que están o rien tad o s los orbitales.* Al igual que los orbitales s, los o rbitales p incre­ bit
m en tan su ta m a ñ o co nform e nos m ovem os de 2p a 3p a 4p , y así sucesivam ente. mi
o rt
me
cor
en i
*No podemos establecer una simple correspondencia entre los subíndices (x, y y z ) y los valores permitidos m¡ mu
(1,0 y —1). Explicar por qué esto es así es algo que se encuentra más allá del alcance de un texto introductorio.
“ro:
¿s a * t i t i f ‘

SECCIÓN 1.14 Representación de orbitales 49

bitales ls, 2s, 3s del átom o de hidrógeno. Se dará cuenta de que estas
gráficas tienen un aspecto claramente diferente de las funciones de
probabilidad radial que se ilustran en la figura 1.45.
Como se observa en la figura 1.47, el conjunto de puntos a m
una distancia r del núcleo es la superficie de una esfera de radio r. La
densidad de probabilidad en cualquier punto de esa superficie es­
'0
férica es [ip{r)]2. Para sum ar todas las densidades de probabilidad
individuales es necesario utilizar cálculo, algo que está más allá del al­
cance de este libro. Sin embargo, el resultado de estos cálculos nos N odo 'N o d o s
dice que la función de probabilidad radial es la densidad de probabi­
lidad, [d'(r)]2, m ultiplicada p o r el área de la superficie de la esfera, '/'ls <p3s
A vr1:
Función de probabilidad radial = 47rr2[i/(r)]2
Por lo tanto, las gráficas de función de probabilidad radial en la
figura 1.45 son iguales a las gráficas de [i//(rj]2 en la figura 1.48 m ul­ n = 1, l = 0 n = 2 ,1 = 0 n = 3, l = 0
tiplicadas por Atti2. El hecho de que A vr2 se increm ente rápidam ente ls 2s 3s '
conforme nos alejamos del núcleo hace que los dos conjuntos de grá­
ficas se vean m uy diferentes. Por ejemplo, la gráfica de [t//(r)j2 para el A FIGURA 1.48 Densidad de probabilidad [ip(r)]2 en los
orbital 3s en la figura 1.48 m uestra que la función generalmente dis­ orbitales 1s, 2s y 3s del hidrógeno.
minuye conform e nos alejamos del núcleo. Pero cuando la .multi­
plicamos por 47rr2, vemos picos que aum entan conform e nos ale­
jamos del núcleo (figura 1.45). i
Las funciones de probabilidad radial de la figura 1.45 nos b rin ­ encontrar al electrón en todos los puntos a una distancia r del núcleo, y
dan la inform ación m ás útil, ya que nos indican la probabilidad de no solo en u n p u n tó en particular.

!M A GíN E
a) Observe a la izquierda que el tono oscuro en el interior de cada lóbulo se
desvanece hasta volverse pálido en los bordes. ¿Qué representa este cam bio de
tonalidad? b ) ¿Cómo se designan los orbitales 2p alineados a lo largo del eje x ?

< F IG U R A 1.49 Los orbitales p.


a) Distribución de la densidad electrónica
de un orbital 2p. b) Representaciones de
contorno de los tres orbitalesp. Observe
que el subíndice utilizado en el orbital indica
el eje en el que se encuentra el orbital.

Orbitales d y f
C uando n tiene u n v alo r de 3 o m ayor, nos en co n tra m o s con los o rbitales d (p ara los cuales
l = 2). Existen cinco orb itales 3d, cinco orbitales 4d, y así sucesivam ente, p o rq u e en cada
capa hay cinco posibles valores p a ra el n ú m e ro cuántico m¡: —2, —1, 0 ,1 y 2. Los d istin to s o r ­
bitales d de un a capa dada tien en diferentes form as y orientaciones en el espacio, co m o
m u estra la T F IG U R A 1.50. C u atro de las rep resentaciones de co n to rn o c o rre sp o n d ien tes al
orbital d tienen u na fo rm a de “tré b o l de c u atro h o jas”, y cada u n a se e n c u e n tra p rin c ip a l­
m en te en un plano. Los d ^ d ^ y dyz se en c u e n tra n en los planos xy, x z y y z, re sp ectiv am en te,
con los lóbulos o rien tad o s entre los ejes. Los lóbulos del orbital d¿—f ta m b ié n se e n c u e n tra n
en el plano xy, pero los lóbulos se e n c u e n tra n a lo largo de los ejes x y y. El o rb ita l d p se ve
m u y diferente en com p aració n los o tro s cuatro: tiene dos lóbulos a lo largo del eje z y u n a
“rosquilla” en el p lano xy. A u n q u e el o rb ital d p se ve m u y diferente de los o tro o rb itale s d,
50 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

tiene la m ism a energía que los o tro cuatro orbitales


d. Las rep resentacio n es de la fig u ra 1.50 se u ti­
lizan c o m ú n m e n te p ara to d o s los orbitales
d, in d ep en d ien tem en te del n ú m ero cuántico
principal.
C u a n d o n es 4 o m ayor, hay siete o r­
b it a le s / equivalentes (para los que l = 3). Las
form as de los o r b ita le s /s o n incluso más com ­
plicadas que las co rresp o n d ien tes a los orbitales d, y
*xy n o se presen tan aquí. Sin em bargo, c o m o verem os en
la siguiente sección, debe estar consciente de la existencia
de los orbitales / c u a n d o considerem os la estru ctura elec­
tró n ic a de los áto m o s que se e n c u e n tra n en la p arte inferior
de la tabla periódica.
Verá en m u ch o s casos m ás adelante en el texto que
co n o cer el n ú m ero y las fo rm as de los orbitales atóm icos
le ayudará a c o m p re n d e r la q u ím ica a nivel m olecular. Por
consiguiente, en te n d e rá p o r qué es ú til m e m o riz a r las form as
de los orbitales s, p y d q u e aparecen en las figuras 1.46, 1.49
y 1.50.

A F IG U R A 1.5 0 Representaciones
de contorno de ios cinco orbitales d.
1.15 í ATOMOS POLI ELECTRONICOS
A lo largo del presente capítulo h em o s descubierto q u e la m ecánica cu án tica d a origen a una
descrip ció n m u y elegante del áto m o de hidrógeno. Sin em bargo, este á to m o solo tiene un
electrón y hay que considerar que existen átom os con dos o m ás electrones, denom inados
átom os polielectrónicos. Para d escrib ir estos áto m o s, d eb em o s co n sid erar la naturaleza de
los orb itales y sus energías relativas, así com o la fo rm a en que los electrones ocu p an los o r­
bitales disponibles.

Orbitales y sus energías


IMAGINE
No todos los orbitales en la capa P odem os describir la estru ctu ra electrónica de á to m o s p o lielectrónicos en térm in o s de o r­
n = 4 se muestran en esta figura. bitales co m o los del áto m o de h idrógeno. P or lo ta n to , p o d em o s seguir designando los
¿Qué subcapas faltan? orbitales com o Is, 2p x y así sucesivam ente. A dem ás, estos orbitales tien en las m ism as form as
generales que las correspondientes a los orbitales del h id ró g en o .
A unque las form as de los o rbitales p a ra áto m o s p o lielectró n ico s son las m ism as que las
-4 p- del h id ró g en o , la presencia de m ás de u n electrón m o d ifica m u ch o las energías de los o r­
bitales. E n el hidrógeno, la energía de u n o rb ita l solo d ep en d e de su n ú m e ro cuántico
-3 d-
p rincipal, n (figura 1.44). P or ejem plo, las subcapas 3s, 3p y 3d tien en la m ism a energía.
•4s -
Sin em bargo, en un áto m o polielectrónico las rep u lsio n es en tre electrones ocasionan que
’ 3p‘ las diferentes subcapas ten g an d istin ta s energías, com o se aprecia en la
V Los orbitales en una ■4 FIG UR A 1.51. P ara explicar este h ech o , debem os co n sid erar las fuerzas que
-3 s- subcapa son degenerados actúan entre los electrones y cóm o es q u e estas fuerzas se ven afectadas de
(tienen la misma energía)
Vn
—3< ___________ acuerdo con las form as de los orbitales.
bO
S
h
QJ - 2p - La idea im p o rta n te es la siguiente: en un átom o polielectrónico, para un
G valor dado de n, la energía de un orbital aum enta cuando se increm enta el valor de l. Por ejem ­
W
■2s"C I h plo, observe en la figura 1.51 que los orbitales n = 3 in c rem en tan su energía en el o rd en 3s
< 3 p < 3d. O bserve tam b ién que to d o s los orbitales de u n a subcapa dada (com o los cinco
orbitales 3d) tienen la m ism a energía. Se dice que los o rb itales que tien en la m ism a energía
Las energías de las
están degenerados.
subcapas siguen el orden
-ls - La figura 1.51 es u n diagram a cualitativo de nivel d e energía; las energías exactas de los
ns < np < nd < n f
orbitales y sus espaciam ientos v arían de u n 'á to m o a o tro.

A F IG U R A 1.51 Ordenamiento
general de los orbitales de átomos Espín electrónico y el principio de exclusión de Pauli
polielectrónicos en función de la
energía. Ya hem o s visto que p o d em o s utilizar los orb itales c o m o los del h id ró g en o p a ra describir á to ­
m os polielectrónicos. Sin em bargo, ¿qué d ete rm in a cuáles orb itales o c u p a n los electrones?
LtíV I ríAL
114955 MEXICAL!
S E C C IO N 1.15 Átomos polielectrónicos 51

Es decir, ¿de qué m an e ra los electrones de u n á to m o p olielectrónico o cu p an los orb itales


disponibles? Para resp o n d er a esta p reg u n ta, debem os co n sid erar una p ro p ied ad ad icional
del electrón.
C u an d o los científicos estu d iaro n d etallad am en te los espectros de líneas de áto m o s
p olielectrónicos, o bserv aro n u n a característica m u y desconcertante: las líneas de las q u e
o rig in alm en te se pensab a que eran u n a sola re su ltaro n ser pares de líneas m u y ju n tas. Esto
significaba, en esencia, que había el doble de niveles de energía de los que se “su p o n ía ”. En
1925, los físicos holandeses G eorge U hlenbeck y Sam uel G o u d sm it p ro p u siero n u n a so lu ­
ción a este dilem a. P o stu laro n q u e los electrones tien en u n a p ro p ied ad in trín seca, llam ad a
espín electrónico, que ocasiona que cada electrón se co m p o rte com o si fuera u n a d im in u ta
esfera girando sobre su pro p io eje.
A estas alturas, es probable que n o le so rp re n d a saber que el espín electrónico está c u an - N
tizado. Esta observación dio lu g ar a la asignación de u n nuevo n ú m ero cu án tico p ara
el electrón, adem ás de n, l y m¡, los cuales ya h em o s explicado. Este nuevo n ú m e ro cuántico, el
núm ero de espín cuántico m agnético, se d e n o ta com o m s (el subíndice s es p o r la inicial
del té rm in o spin). H ay dos posibles valores p e rm itid o s p ara m s, +y o —j, que se in te rp re ta ro n
inicialm ente com o las dos direcciones opu estas en las que el electrón p uede girar. U na carga
- ;■■

que gira p roduce u n cam p o m agnético; p o r lo ta n to , las dos direcciones o puestas de giro p ro ­
d ucen cam pos m agnéticos con direcciones o p u estas (► F IG U R A 1 .5 2 ).* Estos dos cam p o s
m agnéticos opuestos o casio n an la división de las líneas espectrales en pares m u y ju n to s.
El espín electrónico es crucial p ara co m p re n d e r las e stru ctu ras electrónicas de los á to ­
m os. E n 1925, el físico austríaco W olfgang Pauli (1900-1958) d escubrió el p rin c ip io q u e rige A F IG U R A 1.52 Espín electrónico.
la d istrib u ció n de electrones en áto m o s po lielectró n ico s. El principio de exclusión de Pauli El electrón se comporta como si estuviera
establece que dos electrones de un átom o no pueden teñenél m ism o conjunto de núm eros cuán­ girando sobre un eje; por lo tanto, genera un
campo magnético cuya dirección depende de
ticos, n, l, y m¡. P ara u n o rb ital dado, los valores de n, l y m¡ son fijos. Por lo ta n to , si
la dirección de giro. Las dos direcciones del
q u erem o s colocar m ás de u n electró n en u n o rb ita l y satisfacer el p rin cip io de exclusión de
campo magnético corresponden a los dos
Pauli, n u estra única opción es asignar diferentes valores de m s a los electrones. C o m o solo posibles valores del número de espín
hay do s valores p ara este n ú m ero cuántico, co n clu im o s que un orbital puede tener un m á xim o cuántico magnético, m s.
de dos electrones y que estos deben tener espines opuestos. Esta restricció n nos p e rm ite hacer
referencia a los electrones de u n átom o, d a n d o sus n ú m e ro s cuánticos y, p o r co nsiguiente,
defin ien d o la región en el espacio d o n d e es m ás p ro b ab le e n c o n tra r a cada electrón. T am bién
p ro p o rc io n a la clave p a ra c o m p re n d er el arreglo de la tabla p erió d ica de los elem entos.

i i'~í\ ! ’ 'si ’ ■> 1" ó! s» ‘ ,5 j.V í r, •.V ~ >. ">'• Tí h í Am i S,x „ •

UNA MIRADA DE CERCA


H az de
EVIDENCIA EXPERIMENTAL átomos áS p ?
PARA EL ESPÍN ELECTRÓNICO
áU 1IK
Incluso antes de que se propusiera un espín elec­
trónico, había evidencia experim ental de que los

I; electrones tenían una propiedad adicional que


debía explicarse. En 1921, O tto Stcrn y Walter
Gerlach lograron separar un haz de átom os eléctricam ente neutros
Placa c o lecto ra
d el h a z
Ranura

en dos grupos haciéndolos pasar a través de un cam po magnético no


hom ogéneo (► FIGURA 1.53).
Supongamos que utilizaron un haz de átom os de hidrógeno Im á n
(en realidad, utilizaron átom os de plata, que tienen solo un electrón
no apareado). Por lo regular, esperaríam os que los átom os eléctrica­
m ente neutros no se vieran afectados p o r u n cam po magnético. Sin
embargo, el campo magnético que surge del espín del electrón inter- Los á to m o s que tie n e n un electrón no a p are ado con nú m e ro
actúa con el campo de un imán, y.désvía al átom o de su trayectoria en cu á n tico de espín ms — + V 2 son desviados en una direcció n;
linca recta. Como vemos en la figura 1.52, el cam po magnético separa los que tie n e n un e le ctró n no apareado con m s = —V 2 se
en dos al haz, lo que sugiere que hay dos (y solo dos) valores equiva­ desvían en d ire c c ió n opuesta
lentes para el campo magnético del electrón. El experim ento de Stern
A FIGURA 1.53 El experimento de Stern y Gerlach.
y Gerlach pudo interpretarse rápidam ente una vez que se supo que
hay exactamente dos valores para el espín del electrón. Estos valores
producen campos magnéticos iguales con direcciones opuestas.

*Com o explicam os antes, el electrón tiene propiedades de partícula y de onda. Por lo tanto, la im agen de un
electrón com o una esfera cargada que gira es, en sentido estricto, tan solo u n a representación visual útil que
n os ayuda a com prender las dos direcciones del cam po m agnético que un electrón puede tener.
52 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

LA QUIMICA Y LA VIDA
ESPIN NUCLEAR E IMAGENES
POR RESONANCIA MAGNÉTICA

Un reto im portante que enfrenta el diagnóstico m é­


N Ílm , dico
d es ver el interior del cuerpo hum ano. Hasta N
hace poco tiempo, esto se lograba principalm ente A n tip a ra le la
A utilizando rayos X para obtener imágenes de A£
C am p o
m ag n ético
huesos, m úsculos y órganos humanos. Sin embargo, hay varios in­ N ex tern o
O)
convenientes en el uso de los rayos X para obtener imágenes médicas. c
w
Primero, los rayos X no proporcionan imágenes con buena resolu­
ción de estructuras fisiológicas sobrepuestas. Además, debido a que
los tejidos dañados o enfermos con frecuencia producen la misma
imagen que un tejido sano, los rayos X frecuentemente fallan en la
detección de enfermedades o lesiones. Por último, los rayos X son
S
radiación de alta energía que puede ocasionar daños fisiológicos, in ­ P aralela
cluso en dosis bajas.
D urante la década de 1980, una técnica llamada imagen por re­ Sin c a m p o C a m p o m a g n é tic o
sonancia magnética (IRM) se colocó a la vanguardia de la tecnolo­ m a g n é tic o e x te rn o e x te rn o a p lic a d o
gía médica para la obtención de imágenes del cuerpo hum ano. El fun­
a) b)
damento de la IRM se basa en el fenómeno conocido como resonancia
magnética nuclear (RMN), que se descubrió a mediados de la década A FIGURA 1.54 Espín nuclear. Al Igual que el espín electrónico,
de 1940. En la actualidad la RMN se ha convertido en uno de los m é­ el espín nuclear genera un pequeño campo magnético y tiene
todos de espectroscopia más importantes que se utilizan en química. dos valores permitidos, a) En la ausencia de un campo magnético
' Se basa en el hecho de que, ai igual que los electrones, el núcleo de m u­ externo, los dos estados de espín tienen la misma energía.
chos elementos tiene un espín intrínseco. De la misma forma que el b) Cuando se aplica un campo magnético externo, el estado del
espín del electrón, el espín nuclear está cuantizado. Por ejemplo, el n ú ­ espín en el que la dirección del espín es paralela a la dirección
del campo externo tiene menor energía que el estado del espín
cleo de ’lT tiene dos posibles números cuánticos de espín nuclear
en el que ¡a dirección de giro es antiparalela a la dirección del
magnético, y —j. El núcleo del hidrógeno es el más com únm ente
campo. La diferencia de energía, AE, está en la región de
estudiado por la RMN.
radiofrecuencia del espectro electromagnético.
Un núcleo de hidrógeno girando actúa como un pequeño imán.
En ausencia de agentes externos, los dos estados de espín tienen la
misma energía. Sin embargo, cuando ios núcleos se colocan en un
campo m agnético externo, pueden alinearse de forma paralela u
opuesta (antiparalela) al campo, dependiendo de su espín. La alineación
paralela es de-m enor energía que la antiparalela por una cantidad de­
term inada, AE (► FIGURA 1.54). Si los núcleos son irradiados con
fotones cuya energía es igual a AE, el espín de los núcleos puede “in ­
vertirse”, es decir, excitarse para pasar de la alineación paralela a la
antiparalela. La detección de esta inversión de los núcleos entre los
dos estados de espín dio lugar al espectro de RMN. La radiación u ti­
lizada en un experim ento de RMN está en el intervalo de la radio­
frecuencia, p o r lo general entre 100 y 900 MHz, q u e tiene mucho
m enos energía por fotón que los rayos X. http://goo.gl/jwFVyv
Debido a que el hidrógeno es un componente principal de los
fluidos acuosos del cuerpo y del tejido adiposo, el núcleo del hidrógeno
es el más conveniente para estudios mediante la IRM. En una IRM, el
cuerpo de una persona se coloca en un campo magnético fuerte. Al
irradiar al cuerpo con pulsos de radiación de radiofrecuencia y m e­ A FIGURA 1.55 Imagen IRM. Esta imagen de una cabeza
L
diante técnicas complejas de detección, es posible obtener imágenes del humana, obtenida mediante la técnica de resonancia magnética,
muestra un cerebro normal, vías de aire y tejidos faciales.
n
tejido a diferentes profundidades del cuerpo con un detalle espectacu­
b
lar (► FIGURA 1.55). La capacidad de obtener muestras a diferentes
profundidades perm ite a los técnicos médicos construir imágenes tri­
dim ensionales del cuerpo. práctica médica m oderna que el quím ico Paul Lauterbur y el físico P
La IRM no presenta ninguna de las desventajas de los rayos X. El Peter Mansfield fueron galardonados con el Prem io Nobel de Fisio­ el
tejido enferm o aparece m uy distinto del tejido sano, es m ucho más logía o M edicina en 2003 p o r sus descubrim ientos relacionados con
fácil diferenciar las estructuras sobrepuestas a diferentes p ro fundi­ la IRM. La principal desventaja de la IRM es que se trata de una téc­
dades del cuerpo, y la radiación de radiofrecuencia no es dañina para nica costosa: el costo actual de u n instrum ento nuevo de IRM para
los hum anos en las dosis utilizadas. La técnica ha influido tan to en la aplicaciones clínicas es de más de 1.5 millones de dólares.

Lt
tr
vi
w gg$'
SECCIÓN 1.16 Configuraciones electrónicas 53

1.16 ¡ CONFIGURACIONES ELECTRÓNICAS


La fo rm a en que los electrones se distribuyen entre los diferentes orbitales de u n á to m o se
conoce com o la configuración electrónica, y cum ple con las características energéticas de
los orbitales y el p rin cip io de exclusión de Pauli.
La configuración electrónica m ás estable de u n átom o, el estado basal, es aquella en la
que los electrones se en cu en tran en los estados de m e n o r energía posible. Si n o existieran res­
tricciones en cuanto a los posibles valores de los n ú m ero s cuánticos de los electrones, to d o s
ellos se aglom erarían en el orbital ls, ya que este es el de m e n o r energía (figura 1.51). Sin e m ­
bargo, el p rin cip io de exclusión de Pauli nos dice que no p uede haber m ás de dos electrones
en cada o rbital. Por lo tanto, los orbitales se llenan en orden creciente de energía, con no m ás de
dos electrones por orbital. Por ejem plo, considere el áto m o de litio, el cual tiene tres electrones.
(R ecuerde que el n ú m e ro de electrones en u n áto m o n eu tro es igual a su n ú m e ro ató m ico ).
El o rb ita l ls puede aco m o d a r a dos de los electrones. El tercero se colocará en el siguiente o r ­
bital de m e n o r energía, el 2s.
P odem os representar cualquier configuración electrónica escribiendo el sím bolo de la
subcapa ocupada y agregando u n superíndice p ara indicar el n ú m ero de electrones en esa sub-
capa. P o r ejem plo, para el litio escribim os 1s22s1 (que se lee “ ls dos, 2s u n o ” ). T am bién
podem os m o strar la distribución de los electrones com o

Li

ls 2s

E n esta representació n , a la cual d e n o m in a m o s diagrama de orbitales, cada o rb ita l se


d en o ta con un cuadro y cada electrón con u n a m edia flecha. U na m edia flecha que a p u n ta
hacia a rrib a ( 1) representa u n electrón con u n n ú m e ro de espín cuántico m ag n ético positivo
(m s = + 5), y un a m ed ia flecha que a p u n ta hacia abajo ( 1) representa u n elec tró n c o n u n
n ú m e ro de espín cuán tico m agnético negativo (ms = —j). Esta represen tació n gráfica del
espín electrónico, que corresponde a las direcciones de los cam pos m agnéticos en la figura
1.52", es b a sta n te práctica.
Se dice que los electrones que tien en espines opuestos están apareados c u an d o se e n ­
c u e n tra n en el m ism o orb ital (11). Un electrón desapareado es aquel que n o está aco m p a ñ a d o
p o r o tro electrón de espín opuesto. En el áto m o de litio los dos electrones en el o rb ita l ls
están apareados, y el electrón del o rbital 2s está desapareado.

Regla de Hund
A hora considere cóm o cam bian las configuraciones electrónicas de los elem entos c u a n d o
n o s m ovem os de u n elem ento a o tro a través de la tabla periódica. El h id ró g en o tien e u n
electrón, el cual ocupa el orb ital ls en su estado basal.

H : ls 1

ls

La elección de u n electrón con espín hacia arrib a es arb itraria; ig u alm ente p o d ría m o s
m o s tra r el estado basal con u n electrón con espín hacia abajo. Sin em bargo, se a c o stu m ­
b ra m o s tra r los electrones desapareados con su espín hacia arriba.
El siguiente elem ento, el helio, tiene dos electrones. D ebido a que dos electrones con es­
pines o p u esto s p u ed en o cu p ar el m ism o orb ital, los dos electrones del helio se e n c u e n tra n en
el o rb ita l ls.

He 11 ls

ls

Los dos electrones presentes en el helio co m p letan el llenado de la p rim e ra capa. E sta d is­
trib u c ió n representa u n a configuración m u y estable, lo que es evidente p o r la b a ja re ac ti­
v id ad q u ím ica del helio.
54 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atóm ica

TABLA 1 ;8 * Configuraciones electrónicas de varios elementos ligeros


■'V
Elemento Electrones totales Diagrama de orbitales Configuración electrónica

ls 2s 2P 3s

Li 3 11 □ ls 22s!

Be 4 11 11 □ ls 22s2

B 5 11 11 ... □ ls 22s22p ’

C 6 11 11 1 1
□ Ish sh p 1

N 7 11 11 1 1 1
□ ls22s22p3

Ne 10
QD DE 11 11 11
□ ls 22s22p 6

Na 11 11 11 11.
m ls22s22 / 3 s

Las configuraciones electrónicas del litio y m u ch o s o tro s elem entos q u e le siguen en


la tabla p e rió d ica se m u e stra n en la A TABLA 1.8 . P ara el tercer electrón del litio, el cambio
en el n ú m e ro cuán tico p rincipal de n = 1 p ara los p rim ero s 2 electrones a n = 2 para el
tercer ele c tró n rep resen ta u n g ran cam bio en la energía y u n a u m en to correspondiente en
la distan cia p ro m ed io entre el electrón y el núcleo. En o tras palabras, rep resen ta el inicio
de u n a nueva capa o cu p ad a con electrones. C om o p o d rá ver al revisar la ta b la periódica, el
litio com ienza u n a n u ev a fila de la tabla. Es el p rim e r m ie m b ro de los m etales alcalinos
(g rupo 1A). . ^ *-
El elem en to que sigue al litio es el berilio; su co n fig u ració n electrónica es ls22s2 (tabla
1.8). El b o ro , cuyo n ú m e ro atóm ico es 5, tiene la co n fig u ració n electrónica ls22s22p1. El
q u in to ele c tró n debe colocarse en u n orb ital 2p, ya que el o rb ital 2s está lleno. C om o los tres
o rbitales 2p tien en la m ism a energía, no im p o rta qué o rb ital 2p se ocupe p o r este quinto
electrón.
C on el siguiente elem ento, el carbono, en co n tram o s u n a n u ev a situación. Sabemos que
el sexto elec tró n debe ir en u n orb ital 2p. Sin em bargo, ¿este n u ev o electrón va en el orbital
2p que ya tie n e u n electrón, o en u n o de los otros dos orbitales 2p? Esta p re g u n ta se responde
p o r la regla de Hund, la cual establece q u e en el caso de orbitales degenerados, la energía más
baja se alcanza cuando el núm ero de electrones que tienen el m ism o espín se m axim iza. Esto sig­
nifica q u e los electrones o cu p arán orbitales individuales en la m ed id a de lo posible y que
to d o s estos electrones individuales en u n a subcapa d ad a tien en el m ism o n ú m e ro de espín
cuántico m agnético. Se dice que los electrones aco m o d ad o s de esta fo rm a tienen espines,
paralelos. P a ra que u n áto m o de carb o n o tenga una energía m ín im a , los dos electrones 2p
d eben ten e r el m ism o espín. Para que esto ocurra, los electrones d eb en estar en orbitales 2p dis- .
tintos, c o m o m u estra la tabla 1.8. Entonces, u n áto m o de c a rb o n o en su estado basal tiene ; n
dos electrones desapareados. ■ i ú
D e m a n e ra sim ilar, p ara el n itró g e n o en su estado basal, la regla de H u n d requiere d
q u e los tres electrones 2p ocupen in d iv id u alm en te cada u n o de los tres orbitales 2p. Esta es 1(
la única fo rm a en que los tres electrones p u e d en tener el m ism o espín. En el caso del oxígeno c
y el flúor, colocam os cu atro y cinco electrones, respectivam ente, en los o rbitales 2p. Para C;

lograr esto, ap aream o s los electrones en los orbitales 2p , com o verem os en el ejercicio re­ d
suelto 1.12. pi
La regla de H u n d se sustenta en el h echo de que los electrones se repelen entre ellos. A l; oí
o c u p a r d iferentes orbitales, los electrones p erm an ecen lo m ás lejos posible u n o de otro, con tii
lo que d ism in u y en al m ín im o las repulsiones entre ellos. (5
SECCIÓN 1.16 Configuraciones electrónicas 55

EJE R C IC IO RESUELTO 1 .12 D ia g ra m a s de o rb ita le s y c o n fig u rac io n es


e le c tró n ic a s

D ibuje el diagram a de orbitales para la configuración electrónica del oxígeno, cuyo n ú m e ro .


atóm ico es 8. ¿Cuántos electrones desapareados tiene un átom o de oxígeno? .

S O L U C IÓ N
A nálisis y es trateg ia- Como ei núm ero atómico del oxígeno es 8, cada átomo de oxígeno tiene
8 electrones. La figura 1.51 muestra el orden de los orbitales. Los electrones (representados como 1
flechas) se colocan en los'orbitales (representados com o cajas) comenzando con el orbital de
menor.energía, el ls. Cada orbital puede contener un máxim o de dos electrones’(principio de ex­
clusión de Pauli). Debido a que los orbitales 2p están degenerados, colocamos u n electrón en cada
uno dé estos orbitales (espín hacia arriba) antes de aparear cualquier electrón (regla de Hund).

S o lu c ió n En los orbitales ís y 2s colocamos dos electrones con sus espines apareados. Esto
deja cuatro electrones'pará los tres orbitales degenerados 2p. Siguiendo la regla de H und, colo­
camos un electrón en cada orbital 2p, hasta que los tres orbitales tengan un electrón cada uno.
El cuarto electrón entonces se aparea con uno dé los tres electrones que ya se encuentran en un
orbital 2p, p o r lo que el diagrama orbital es :;

11 .11 11 1 ,1

ls 2s , 2p " '

La configuración electrónica correspondiente se escribe como ls22s22p4. El átom o tiene dos .


electrones desapareados.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
a) Escriba la configuración electrónica del fósforo, elem ento 15. b) ¿Cuántos electrones desa­
pareados tiene un átom o de fósforo?
R e sp u e sta s: a) ls22s22p63s23p3, filtres

C onfiguraciones electrónicas condensadas


El llenado d e la subcap a 2p se co m pleta en el n e ó n (1.8), que tiene u n a co nfiguración estable
con ocho electrones (u n octeto) en su capa o c u p ad a m ás externa. El siguiente elem en to , el
sodio, cuyo n ú m ero atóm ico es 11, m arca el inicio de u n a nueva fila de la tabla periódica.
El sodio tien e u n solo electró n 3s, m ás allá de la c o n fig u ració n estable del n eó n . Por lo tan to ,
p o d em o s ab rev iar la co nfiguración electrónica del so dio com o

N a: [N e ]3 s]
1A
3
El sím bolo [Ne] represen ta la configuración electró n ica de los diez electrones de n eó n , Li
ls22522p6. E scribir la configuración electrónica c o m o [N ejS s1 nos p erm ite en fo carn o s en el [ H e ]^ 1
electrón m ás externo del átom o, que es el p rin c ip a l resp o n sab le del c o m p o rta m ie n to 11
quím ico del sodio. N a-
[N eP s1
P o d em o s generalizar lo que h em o s hecho p a ra la co nfiguración electrónica del sodio.
19
Al escribir la configuración electrónica condensada de u n elem ento, la co n fig uració n elec­ K
tró n ica del gas noble m ás cercano a él, y de m e n o r n ú m e ro atóm ico, se rep resen ta con su [Ar]4sh
sím bolo q u ím ico entre corchetes. P or ejem plo, escribim os 37
Rb
Li: [He]2s1 [KrDs1
55
N os referim os a la co nfiguración rep resen tad a p o r el sím b o lo entre corchetes del gas Cs
noble com o “configuración interna” del áto m o c o rresp o n d ien te. A estos electrones de la capa [Xejés1
in tern a se les conoce c o m ú n m e n te com o electrones internos. Los electrones q u e aparecen 87
después del gas n oble se conocen com o electrones de la capa externa. Estos ú ltim o s incluyen a Fr
[Rn17s]
los electrones im plicados en el enlace quím ico, que se co n o cen com o electrones de valen­
cia. P ara los elem entos con u n n ú m e ro atóm ico de 30 o m en o r, todos los electrones de la Metales
capa ex tern a son electrones de valencia. Si co m p a ra m o s la co nfiguración electró n ica c o n ­ alcalinos
densada del litio con la del sodio, p o d em o s ap reciar p o r q u é estos dos elem entos son ta n
parecidos q u ím icam en te. Estos tien en el m ism o tip o de co n figu ració n electró n ica en la capa A F IG U R A 1.56 Configuraciones
electrónicas de la capa externa de los
o cu p ad a m ás externa. D e hecho, to d o s los m iem b ro s del g ru p o de m etales alcalinos (1A)
metales alcalinos (grupo 1A en la tabla
tienen u n solo electró n de valencia s adem ás de u n a co nfiguración in te rn a de gas n o b le
periódica).
(► F IG U R A 1.56).
56 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

Metales de transición
El elem ento argón (gas noble) ( l s 22s22p63s23p6) m arca el final de la fila q u e inicia con el
sodio. El elem ento q u e sigue del argón en la tabla periódica es el potasio (K ), cuyo n ú m ero
atóm ico es 19. Por to d as sus propiedades quím icas, el potasio es c laram en te u n m iem bro del
grupo de los m etales alcalinos. Los hechos experim entales sobre las p ro p ie d a d es del potasio
no dejan duda alguna de que el electrón m ás externo de este elem ento o c u p a u n o rb ita l s.
Pero esto significa que el electrón de m ayor energía no ha o cu p ad o u n o rb ita l 3d, com o sería
de esperar. P orque el orbital 4s tiene m enos energía que el o rb ital 3d, la co n fig u ració n elec­
trónica condensada del potasio es

K: [ArHs1

Siguiendo el llenado com pleto del orb ital 4s (esto o cu rre con el á to m o de calcio), el
siguiente conjunto de orbitales p o r llenar es el 3d. (Verá que, co n fo rm e avancem os, le resul­
tará útil consultar con frecuencia la tabla p eriódica que aparece en la se g u n d a de fo rro s). Si
com enzam os con el escandio y nos extendem os hasta el zinc, se van a ñ a d ie n d o electrones a
los cinco orbitales 3d hasta que estén co m p letam en te llenos. P or lo tan to , la c u a rta fila de la
tabla periódica es diez elem entos m ás an ch a que las dos filas anterio res. E stos diez elem entos
se conocen com o elem entos de transición o metales de transición. O b serv e la posición de
estos elem entos en la tabla periódica.
ATéscribir las configuraciones electrónicas de los elem entos de tra n sició n , llenam os los
orbitales fie acuerdo con la regla de H und; los añadim os a los orbitales 3d, de uno en uno,
hasta que los cinco orbitales tengan u n electrón cada uno. D espués se colocan electrones adi­
cionales en los orbitales 3d apareando los espines hasta que la capa esté c o m p letam en te llena.
Las configuraciones electrónicas condensadas y las representaciones de d iag ram as de orbitales
correspondientes de dos elem entos de transición son las siguientes:

4s 3d

M n : [A r]4 s 23 á 5 o [A r] 11 1 1 1 1 1

Zn: [Ar]4s23d10 o [Ar] 11 11 u u 11 11

U na vez que to d o s los orbitales 3d se h a n llenado con dos electrones cad a uno, se em ­
piezan a o cu p ar los orbitales 4p hasta que se logra u n octeto co m p leto de electro n es externos
(4s24p6); esto se alcanza con el k rip tó n (K r), n ú m e ro atóm ico 36, o tro de los gases nobles. El
rubidio (Rb) m arca el com ienzo de la q u in ta fila. C onsulte de n u ev o la tab la p eriódica qu e se
en cuentra en la segunda de forros. O bserve que esta fila es, en cu alq u ier asp ecto , com o la an­
terior, con la excepción de que el valor de n es m ayor que 1.

¿ i P I É N S E L O UN P O C O
¿ C om p ren do cu á l es la razón de q u e los d ife re n te s s u b n ive le s de energía
posean un nú m ero d e te rm in a d o de e lectron es?
¿Puedo d e d u c ir qu é o rb ita le s se o cu p a n p rim e ro p o r e le ctro n e s, d e a cu e rd o
con el a c o m o d o de los e le m e n to s en la ta b la p e rió d ica ?

Lantánidos y actínidos
La sexta fila de la tabla periódica com ienza con u n electrón en el o rb ita l 6 s del cesio (Cs) y
dos electrones en el o rb ital 6s del bario (Ba). Sin em bargo, observe q u e la tabla periódica
tiene entonces u n a separación, con los elem entos 57 a 70 colocados p o r d eb ajo de la parte
principal de la tabla. Este p u n to de separación es d o n d e co m en zam o s a e n c o n tra r u n nuevo
conjunto de orbitales, los 4f
Hay siete orbitales degenerados 4f que co rresp o n d en a los siete valores p e rm itid o s de
m¡, que van de 3 a - 3. P or lo tanto, se necesitan 14 electrones p a ra llen ar p o r com pleto los o r­
bitales 4f Los 14 elem entos que co rresp o n d en al llenado de los orb itales 4 / se conocen com o
elementos lantánidos o elem entos de tierras raras. Estos elem entos se co lo can debajo de
los dem ás elem entos p a ra evitar que la tabla p erió d ica sea d em asiad o an ch a. Las p ropiedades
de los elem entos lan tán id o s son m u y sim ilares, y estos elem entos se e n c u e n tra n ju n to s en la
naturaleza. D u ran te m u ch o s años fue casi im posible separarlos.

/
SECCIÓN 1.16 C onfiguraciones electrónicas 57

C o m o las energías de los orbitales 4 / y 5d se en cu en tran m u y cerca entre sí, las configura­
ciones electrónicas de algunos lantánidos im plican electrones 5d. Por ejem plo, los elem entos
lantano (La), cerio (Ce) y praseodim io (Pr) tienen las siguientes configuraciones electrónicas:

[Xe]6s25 d 1 [Xe]6s25d]4 / [Xe]6s24 /


L antano Cerio . Praseodim io

C o m o el La tiene u n solo electrón 5d, algunas veces se coloca debajo del itrio (Y) com o
el p rim e r m iem b ro de la tercera serie de los elem entos de transició n ; el Ce se coloca entonces
com o el p rim e r m iem b ro de los lantánidos. Sin em bargo, de acuerdo con su quím ica, el La
p u ede considerarse com o el p rim e r elem ento de la serie lan tán id a. Si se aco m o d a n de esta
form a, existen m en o s excepciones aparentes en el llenado regular de los o rbitales 4f entre los
siguientes m iem b ro s d e la serie...
D espués de la serie de lantánidos, la tercera serie de elem entos de tran sició n se com pleta
llen an d o los orbitales 5d, seguida del llenado de los orbitales 6p. Esto nos lleva al ra d ó n (Rn),
el elem ento m ás p esado de los gases nobles conocidos.
La ú ltim a fila de la tabla periódica com ienza llen an d o los orbitales 7s. Los elem entos
actínidos, de los cuales el u ra n io (U, elem ento 92) y el p lu to n io (Pu, elem en to 94) son los
m ás co nocidos, se desarro llan com pletando los orbitales 5f. Los elem entos actínidos son ra ­
diactivos, y la m ayoría de ellos n o se encuentran en la naturaleza.
D e n tro de poco an alizarem os cóm o estos fu n d am en to s de la teoría a tó m ica p e rm itiero n
clasificar a los elem ento s y co m p ren d er sus propiedades.

i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. Identifique el elem ento específico que corresponde a cada una de las siguientes
configuraciones electrónicas e indique el núm ero de electrones desapareados:
a) 1s22s2, b) 1s22sz2p 4, c) [Ar]4s13d5, d) [Kr]5s24 d 105p4.
2. Identifique el grupo de elementos que corresponde a cada una de las siguientes
con figu racio ne s electrónicas generales e indique el núm ero de electrones desa­
pareados:
a) [gas noble] ns2n p 5 ■
b) [gas noble] n s2(n - 1)d2
c) [gas noble] ns2(n - 1)o'10n p 1
d) [gas noble] ns2(n - 2)f6
3. ¿Qué está incorrecto en las siguientes configuraciones electrónicas de los áto­
m os en sus estados básales? a) 1s22s23s1, b) [Ne]2s22 p 3, c) [Ne]3s23d5.
4. C o m ple te la siguiente tabla en una hoja blanca (consulte la tabla periódica)
y coloque la inform ación solicitada:

Nom bre
del Configuración De acuerdo con el último nivel de
Sím bolo elem ento electrónica energía, escriba el valor para:

n / m E lectrones de valen cia


--------
Zr

1s22s22p5

Europio

3 5

Sr 5

[Kr]5sz4cP

Hafnio

Pa i
Bism uto'

6 4
58 CAPITULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

EJERCICIOS DE RETROALIMENTACIÓN
1. Realice una línea e tiem po donde describa la evolución del í \ 2. '(Realiza un cuadro donde describas los núm eros cuánticos y el
modelo atóm ico desde los griegos hasta el modelo de la m e­ V .A ipo de orbital y la forma a la que se encuentra asociado.
cánica cuántica ondulatoria.
13. Un conocido aparato de cocina produce radiación electro­
2 . Clasifique cada uno de los siguientes procesos como físico o magnética con una frecuencia de 2450 M Hz. Con referencia a
químico: a) corrosión de u n a lata metálica, b) ebullición de la figura 1.31 responda lo siguiente: a) Estime la longitud de
una taza de agua, c) pulverización de una aspirina, d) digestión onda de la radiación. ¡7 ) ¿La radiación producida por el
de un dulce, e) explosión de nitroglicerina. aparato será visible para el ojo humano? c) Si la radiación no
es visible, ¿los fotones de esta radiación tendrán más o menos
3. Clasifique cada una de las siguientes como sustancia pura o mez­
energía que los fotones de la luz visible? d) Proponga la identi­
cla. Si se trata de una mezcla, indique si es homogénea o hetero­
dad del aparato de cocina.
génea: a) aire, b) jugo de tomate, c) cristales de yodo, d) arena.
14. Los siguientes diagramas representan dos ondas electromag­
.4. Escriba el sím bolo quím ico o el nom bre de los siguientes ele-
néticas. ¿Qué onda corresponde a la radiación de alta energía?
- mentos, según corresponda: a) carbono, b) nitrógeno, c) ti­
Explique.
tanio, d) zinc, e) h ie rro ,/) P, g ) Ca, h ) He, i) P b,/) Ag.
5. Lea la siguiente descripción del zinc elemental e indique cuáles
son propiedades físicas y cuáles son propiedades químicas.
El zinc es un m etal de color grisáceo plateado que se funde a
420 °C. Cuando se añaden granos de zinc al ácido sulfúrico
diluido, se libera hidrógeno y el metal se disuelve. El zinc tie­
ne una dureza de 2.5 en la escala de Mohs, y una densidad de
7.13 g /c m 3 a 25 °C. Reacciona lentam ente con oxígeno gaseoso
a tem peraturas elevadas para form ar óxido de zinc, ZnO.
a) b)
6. El plom o (Pb) consiste en, cuatro isótopos que se presentan
de m anera natural, cuyas masas atómicas son 203.97302, 15. Un quem ador de la estufa eléctrica en su posición más alta
205.97444, 206.97587 y 207.97663 urna. Las abundancias rela­ presenta un brillo naranja, o) Cuando el quem ador se ajusta a
tivas de estos cuatro isótopos son 1.4, 24.1, 22.1 y 52.4%, res­ un nivel más bajo, el quem ador sigue produciendo calor, pero
pectivamente. A p a rtir de estos datos, calcule la masa atómica el brillo, naranja desaparece. ¿Cómo se puede explicar este
del plomo. hecho en relación con una de las observaciones fundam enta­
7. a) ¿Cuáles dos de los siguientes son isótopos del mismo ele­ les que dieron lugar al concepto de cuanto? b) Suponga que la
mento: ¡Jx, 15X, 15X? b) ¿Cuál es la identidad del elemento energía suministrada al quem ador se p u diera incrementar
cuyos isótopos seleccionó? más allá de la posición más alta de la estufa. ¿Qué obser­
varíamos en relación con la luz visible em itida por el que­
8. ¿Cuántos protones, neutrones y electrones hay en los siguien­ mador?
tes átomos: a) 40Ar, b) 65Zn, c) 70Ga, d) 80Br, e) l84W,/) 243Am?
9. a) ¿Cuál es la masa en urna de un átomo de carbono-12?
b) ¿Por qué la masa atóm ica del carbono se reporta corno
12.011 en la tabla de elem entos y en la tabla periódica que se
encuentra en la segunda de forros de este libro?
10. D eterm ine cuáles de los siguientes enunciados son falsos y http://goo.gl/lzKLqB
corríjalos. a) La frecuencia de la radiación aum enta a medida
que la longitud de o nda se increm enta, b) La radiación elec­
trom agnética viaja a través del vacío con una velocidad cons­
tante, sin im p o rtar la longitud de onda, c) La luz infrarroja
tiene frecuencias m ás altas que la luz visible, d) El brillo de una 16. El siguiente dibujo muestra parte del diagram a de orbitales de
chimenea, la energía dentro de un horno de m icroondas y el un elemento, a) Tal como aparece el dibujo, es incorrecto. ¿Por
sonido de una sirena para niebla son formas de radiación elec­ qué? b) ¿Cómo corregiría el dibujo sin m odificar el número
tromagnética. de electrones? c) ¿A cuál grupo dentro de la tabla periódica
pertenece el elemento?
11. Organice los siguientes tipos de radiaciones electrom agnéti­
cas en orden ascendente de longitud de onda: infrarroja, luz
verde, luz roja, ondas de radio, rayos X, luz ultravioleta.

ENERGÍA CUANTiZADA Y FOTONES


17. El artículo de Einstein de 1905 sobre el efecto fotoeléctrico fue de un fotón de radiación cuya longitud de onda es de 322 nm.
la prim era aplicación im p o rtan te de la hipótesis cuántica de c) ¿Qué longitud de onda de radiación tienen los fotones de {
Planck. Describa la hipótesis original de Planck, y explique energía 2.87 X 10~18J? ¿
cómo Einstein la utilizó en su teoría del efecto fotoeléctrico. ;ff
19. a) Un apuntador de láser rojo emite u n a luz con una longitud /
18. a) Calcule la energía de u n fotón de radiación electromagnética de onda de 650 nm. ¿Cuál es la frecuencia de la luz? b) ¿Cuál es I
cuya frecuencia es de 6.75 X 1012 s-1 . b) Calcule la energía la energía de uno de estos fotones? c) El ap u n tad o r láser emite j
Ejercicios de retroalimentación 61

E JE R C IC IO S DE IN T E G R A C IÓ N
1. Considere las dos ondas que aparecen a continuación, las millas. ¿Cuál es el tiempo m ínim o que tom a a las señales trans­
cuales representan dos radiaciones electromagnéticas. mitidas viajar desde el m ódulo espacial hasta la Tierra?
a) ¿Cuál es la longitud de onda de la onda A y de la onda B? 4. Los rayos del Sol que provocan el bronceado y las quemaduras
b) ¿Cuál es la frecuencia de la onda A y de la onda B? en la piel se encuentran en la región ultravioleta del espectro
c) Identifique las regiones del espectro electrom agnético a electromagnético. Estos rayos están clasificados por longitud de
las cuales pertenecen A y B. onda. La denom inada radiación UV-A tiene longitudes de onda
que van de 320 a 380 nm , mientras que la radiación UV-B tiene
longitudes de onda que van de los 290 a 320 nm. a) Calcule la
frecuencia de la luz que tiene una longitud de onda de 320 nm.
•t v v w x b) Calcule la energía de un m ol de 320 n m fotones, c) ¿Cuáles
tienen mayor energía, los fotones de radiación UV-A o los fo­
tones de radiación UV-B? d) La radiación solar UV-B se consi­
dera una causa principal de las quem aduras en los humanos,
más que la radiación UV-A. ¿Es congruente esta observación
con su respuesta del inciso c)?
5. La retina hum ana tiene tres tipos de conos receptores, cada
uno sensible en diferentes intervalos de longitudes de onda de
2. Ciertos elem entos, al quem arse, em iten luz a una longitud de
la luz visible, com o se m uestra en esta figura.
onda específica. En el pasado, los quím icos utilizaron las lon-
gitudes de o nd a de dichas emisiones para determ inar si al­
gunos elem entos específicos estaban o no presentes en una
m uestra. Las longitudes de onda características de algunos ele­
m entos se dan en la siguiente tabla:

Ag 328.1 nm Fe 372.0 nm
Au 267.6 nm K 404.7 nm
Ba 455.4 nm Mg 285.2 nm
Ca 422.7 nm Na 589.6 nm
Cu 324.8 nm Ni . 341.5 nm

a) D eterm ine qué elem entos emiten radiación en la región vi­


sible del espectro, b) ¿Qué elem ento emite fotones con m ayor
energía? ¿Y con m enor energía? c) Al arder, una m uestra L ong itu d d e o n d a (nm )
de una sustancia desconocida emite luz con una frecuencia de
6.59 X 1014s- 1 . ¿Cuál de los elem entos anteriores podría en ­ a) Calcule la energía de los fotones, p ara cada tipo de cono,
contrarse en la muestra? asociada con el m áxim o de cada una de las curvas de la figura.
3. En junio de 2004, el m ódulo espacial Cassini-Huygens comenzó b) El color del cielo se debe a la dispersión de la luz solar por
a orbitar Saturno y a transm itir imágenes a la Tierra. La distan­ las moléculas de la atmósfera. Lord Rayleigh fue uno de los
cia más cercana entre Saturno y la Tierra es de 746 millones de prim eros en estudiar la dispersión de este tipo. M ostró que la
62 CAPÍTULO 1 Teoría cuántica y estructura atómica

cantidad de dispersión para partículas muy pequeñas, tales es absorbida p o r las moléculas de agua de los alimentos, y des­
como las moléculas, es inversamente proporcional a la cuarta pués se transfiere a los demás com ponentes de los alimentos.
potencia de la longitud de onda. Estime la relación entre la efi­ a) Suponga que la radiación por m icroondas tienen una longi­
ciencia de dispersión de la luz en la longitud de onda corres­ tu d de onda de 11.2 cm. ¿Cuántos fotones son necesarios para
pondiente al m áxim o de la curva de los “conos azules” (curva calentar 200 mL de café de 23 a 60° C? b) Suponga que la p o ­
izquierda), en com paración con la de los conos “verdes” tencia de las m icroondas es de 900 W (1 W att = 1 jo u le/se­
(curva central), c) Explique p o r qué el cielo se ve azul a pesar gundo). ¿Por cuánto tiem po tendría que calentar el café en el
de que todas las longitudes de onda de la luz solar están dis­ caso del inciso a)?
persas por la atmósfera. 10. La capa de ozono ( 0 3) estratosférica ayuda a protegernos de la
6. A la serie de líneas de emisión del átom o de hidrógeno para dañina radiación ultravioleta. Esto lo hace al absorber la luz
la cual rif= 3 se le conoce como serie de Paschen. a) Determine la ultravioleta y al separarse en moléculas de O z y un átom o de
región del espectro electrom agnético en la cual se observan las oxígeno, un proceso conocido como fotodisociación.
líneas de la serie de Paschen. b) Calcule las longitudes de onda o 3(g) ■* 0 2(g) + O (g)
de las prim eras tres líneas en la serie de Paschen, aquellas con
C on base en los datos del apéndice C, calcule el cambio de en ­
n¡ = 4, 5 y 6.
talpia para esta reacción. ¿Cuál es la longitud de onda máxima
7. Cuando exam inam os el espectro de luz del Sol en alta resolu­
que puede tener un fotón si debe poseer energía suficiente
ción en un experim ento similar al que aparece en la figura
p ara provocar una disociación? ¿En qué región del espectro se
1.36, las líneas oscuras son evidentes. Estas se llaman líneas de
encuentra esta longitud de onda?
Fraunhofer, en h o n o r del científico que las estudió am plia­
m ente en los prim eros años del siglo X IX . Se han identificado 11. Los prim eros 25 años del siglo XX fueron trascendentales para
alrededor de 25,000 líneas en el espectro solar, que van desde que los científicos modificaran rápidam ente su m anera de en­
2950 a 10,000 Á. Las líneas de Fraunhofer se atribuyen a la ab­ tender la naturaleza de la materia, a) ¿De qué form a los experi­
sorción de ciertas longitudes de onda de la luz “blanca” del Sol m entos de Rutherford sobre la dispersión de partículas a con
m ediante elem entos gaseosos en la atmósfera solar, a) Des­ una lam inilla de oro facilitaron el cam ino p ara la teoría del
criba el proceso que provoca la absorción de longitudes de átom o de hidrógeno de Bohr? b) ¿De qué m anera la hipótesis
onda de luz específicas del espectro solar, b) Para determ inar de De Broglie, cuando se aplica a los electrones, es congruente
qué líneas de Fraunhofer pertenecen a un elemento dado, diga­ con la conclusión de J.J. Thom son de que el electrón tiene
mos, el neón, ¿qué experim entos podrían llevar a cabo los masa? ¿En qué sentido es congruente con las propuestas ante­
científicos aquí en la Tierra? riores al trabajo de T hom son, de que los rayos catódicos son
u n fenóm eno ondulatorio?
8. En la serie de televisión Viaje a las estrellas, el rayo teletrans­
portador es un dispositivo que se utiliza para transportar gente 12. Los dos isótopos más comunes del uranio son 235U y 238U.
desde la nave Enterprise hacia otro lugar, como la superficie de a) C om pare el núm ero de protones, el n úm ero de electrones y
un planeta. Los escritores del program a colocaron un “com ­ el núm ero de neutrones en los átom os de estos dos isótopos.
pensador de Heisenberg” dentro del mecanismo del rayo tele­ b) Utilizando la tabla periódica que aparece en la segunda de
transportador. Explique por qué dicho com pensador (el cual es forros del libro, escriba la configuración electrónica para el
completam ente ficticio) sería necesario para evitar el principio átom o de U. c) El 238U experim enta un decaim iento radiactivo
de incertidum bre de Heisenberg. a 234Th. ¿Cuántos protones, electrones y neutrones gana o
9. Los hornos de m icroondas utilizan la radiaciórTde m icroon­ pierde el átom o de 238U durante este proceso?
das para calentar los alimentos. La energía de las m icroondas

/
Autoevaluación 63

v ., AUTOEVALUACIÓN
¿Qué es el átomo? 8. Un objeto estelar emite radiación a 3.55 m m . a) ¿De qué tipo
Describa las características de las partículas subatómicas: de espectro electromagnético es la radiación? b) Si el detec­
protón, neu tró n y electrón. tor captura 3.2 X 108 fotones p or segundo en su longitud de
Escriba las diferencias entre sustancia pura y mezcla. onda, ¿cuál es la energía total de los fotones detectados en
una hora?
Clasifique cada una de las siguientes sustancias como p u ra o
mezcla. Si se trata de una mezcla, indique si es hom ogénea 9. Una de las líneas de emisión del átom o de hidrógeno tiene una
o heterogénea: a) aire, b) jugo de tom ate, c) cristales de yodo, longitud de onda de 93.8 nm . a) ¿En qué región del espectro
d) arena. electromagnético se encuentra esta emisión? b) D eterm ine los
valores inicial y final de n asociados con esta emisión.
¿Cuántos protones, neutrones y electrones hay en los siguientes
átomos: a) 40Ar, b) 65Zn, c) 70Ga, d) 8QBr, e) 184W,/) 243Am? La capa de ozono ( 0 3) de la estratosfera ayuda a protegernos
de la dañina radiación ultravioleta. Esto se logra cuando el
Organice los siguientes tipos de radiaciones electrom agnéti­
ozono absorbe la luz ultravioleta y se separa en una molécula
cas en orden ascendente de longitud de onda: infrarroja, luz
de 0 2 y un átom o de oxígeno, un proceso conocido com o fo-
verde, luz roja, ondas de radio, rayos X, luz ultravioleta.
todisociación.
Un conocido aparato de cocina produce radiación electro­
m agnética con una frecuencia de 2450 MHz. Con base en la O 3(g) — > O 2(g) + O(g)
figura 1.31, responda lo siguiente: a) Estime la longitud de Con base en los datos del apéndice C, calcule el cambio de
onda de la radiación, b) ¿La radiación producida p or el entalpia para esta reacción. ¿Cuál es la longitud de onda
aparato será visible para el ojo hum ano? c) Si la radiación no máxim a que puede tener un fotón si debe poseer energía su­
es visible, ¿los fotones de esta radiación tendrán más o ficiente para provocar una disociación? ¿En qué región del
menos energía que los fotones de la luz visible? d) Proponga espectro se encuentra esta longitud de onda?
la identidad del aparato de cocina.
C a p ít u l o i

C o m p e t e n c ia s
Al finalizar el presente capítulo, el estudiante habrá desarrollado las siguientes compe­
tencias específicas:

1. Describir, reconocer e interpretar las similitudes del com portam iento de los
elementos en la tabla periódica,com o producto de su estructura atómica y
su ubicación en la misma en función de sus núm eros atómicos.
2. Utilizar la tabla periódica para predecir las tendencias de las diversas pro­
piedades periódicas y relacionarlas con la reactividad quím ica y las propie­
dades físicas de metales y no metales.
3. Identificar los beneficios y riesgos asociados con el manejo de los elementos
químicos para generar en el estudiante com prom iso con la preservación del
medio ambiente, asum iendo a partir de los conocimientos adquiridos con­
ciencia ecológica a nivel local, regional, nacional y planetario.

A la vez, el estudiante debe fortalecer las siguientes competencias genéricas:

► Capacidad de análisis y síntesis de inform ación


► Capacidad de trabajar en equipo
► Capacidad para aplicar los conocim ientos en la práctica
► Elabilidad para trabajar de form a autónom a
► Com prom iso con la calidad y búsqueda del logro
QUIMICOS Y SU
l to nmc* a )
La información que se analizará en este capítulo es la siguiente:

LOS ELEM ENTOS


Q U ÍM IC O S

Poseen una estructura atómica


característica observable en la

C o n fig u ra ció n electrón ica j

La cual nos permite clasificarlos


en lo que llamamos:

T ab la p erió d ica

r
i

Por medio de:

1
G ru p os P erio d o s

Los cuales nos ponen de manifiesto:

P ro p ied a d es p erió d ica s

r
Que nos muestran:

1
Carga n u clear E nergía de Carácter
efectiv a io n iz a c ió n m etá lic o

E lectro n eg a tiv id a d A fin id a d


electrón ica

V a ria cio n es y
R a d io ató m ico
c o m p o rta m ien to s en
la n a tu raleza d e
lo s e le m e n to s

A p lic a c io n e s

Im p acto social,
e co n ó m ic o y a m b ien ta l i

i
C ontenido :
DESARROLLO DE LA TABLA PERIÓDICA 2.6 ELECTRONEGAT1VIDAD
CARGA NUCLEAR EFECTIVA 2.7 COMPORTAMIENTO PERIÓDICO DE METALES, NO
METALES Y METALOIDES
RADIO ATÓMICO Y RADIO IÓNICO
2.8 COMPORTAMIENTO DE METALES: DE LOS GRUPOS
ENERGÍA DE IONIZACIÓN ,',Y 1 AY 2 A , .- ,
AFINIDADES ELECTRÓNICAS 2.9 COMPORTAMIENTO DE NO METALES DE USO COMÚN

http://goo.gl/pcez2o

DIODOS EMISORES DE LUZ, LED. En la actualidad los


LED (por las siglas de light emitting diode) tienen
infinidad de aplicaciones como indicadores en
dispositivos y en aparatos de iluminación. Entre los
elementos que participan en su composición destacan el
gaiio, el aluminio, el nitrógeno, el fósforo y el arsénico.

INTRODUCCIÓN
LOS COLORES BRILLANTES DE dio d o s em isores de luz (LED) p ro v ien en d e la c o m p o ­
sición de los m ateriales de los que están hechos. Los LED que se m u e stra n aq u í están
co m p u esto s de galio y alu m in io , m ezclados con n itró g en o , fósforo y arsénico. G aN , G aP y
GaAs p u e d e n fo rm a r d isoluciones sólidas en tre ellos y con AlN, AlP y AlAs; la com posición
de cada d iso lu ció n d eterm in a la lo n g itu d de o n d a de la luz em itida p o r u n LED dado. Ya
q u e estos elem en to s se en c u e n tran en los g ru p o s 3A y 5A, se dice q u e los LED se co m ponen
de m ateriales “3-5”.
R ecordem os que la natu raleza p eriódica de la tabla surge de la rep etició n de patrones
en las configuraciones electrónicas de los elem entos. Los elem entos q u e se e n c u e n tra n en
la m ism a co lu m n a de la tabla tien en el m ism o n ú m e ro de electrones en sus orbitales de
valencia, q u e son los o rbitales o c u p ad o s d o n d e se e n c u e n tra n los electrones im plicados
en u n enlace. P or ejem plo, 0 ([ H e ]2 s 22p4) y S([N e]3s23p4) son m iem b ro s del g ru p o 6A.
La sim ilitu d de la d istrib u ció n electrónica en sus o rbitales de valencia s y p d a lu gar a
sem ejanzas en las p ro p ied ad es de estos dos elem entos. Sin em bargo, cu an d o c o m p aram o s al
elem en to O con el elem en to S, es evidente que tam b ién tien en diferencias; la p rim o rd ial es
q u e el oxígeno (m olécula d iató m ica) es u n gas in co lo ro a te m p e ra tu ra a m b ie n te , m ientras
SECCIÓN 2.1 Desarrollo de la ta b la periódica 67

que el azufre es u n sólido am arillo. U na de las diferencias m ás im p o rta n te s es que los


electrones externos del O se e n c u e n tra n en la segunda capa, m ien tras que los del S se u b ican
en la tercera. Así, las co n figuraciones electrónicas p u e d en utilizarse p ara explicar tan to las
diferencias com o las sim ilitudes de las p ro p ied ad es de los elem entos.

2.11DESARROLLO DE LA TABLA PERIÓDICA


A p rin cip io s del siglo xix, a m ed id a que crecía la lista de elem entos conocidos, se in te n ta b a
d escubrir p atro n es en el co m p o rtam ie n to quím ico. Esos esfuerzos cu lm in aro n en 1869,
cuando se desarrolló la tabla p erió d ica, la cual en la actu alid ad es la herram ienta m ás im por­
tante utilizada en quím ica para organizar y recordar hechos químicos.
El d escu b rim ien to de los elem entos q uím icos ha sido u n proceso c o n tin u o desde la
an tigüedad (▼ F IG U R A 2.1). C iertos elem entos, com o el oro, están presentes en la n a tu ­
raleza en fo rm a elem ental, p o r lo que fu ero n d escubiertos hace m iles de años. En cam bio,
algunos elem entos, co m o el tecnecio, son radiactivos e in trín secam en te inestables. Los c o n o ­
cem os d ebido a la tecnología q u e se desarrolló d u ra n te el siglo XX.
La m ayoría de los elem entos, a u n q u e son estables, fo rm an com puestos con facilidad y,
p o r consiguiente, n o se e n c u e n tra n en la natu raleza en su fo rm a elem ental. P or ello, d u ra n te
siglos los científicos n o su p iero n de su existencia. A p rin cip io s del siglo xix, los avances en la
quím ica facilitaron el aislam iento de los elem entos a p a rtir de sus com puestos. C om o re su l­
tado, el n ú m e ro de elem entos co nocidos se d uplicó de 31, en 1800, a 63, en 1865.
A m ed id a que a u m e n ta b a el n ú m ero de elem entos conocidos, los científicos c o m e n ­
zaron a investigar las p o sibilidades de clasificarlos de form as útiles. En 1869, D m itri M en d e-
leev en Rusia y L o th a r M eyer en A lem ania p u b lic a ro n esquem as de clasificación casi id é n ti­
cos. A m bos científicos o b serv aro n que las p ro p ied ad es físicas y quím icas sim ilares se rep iten
perió d icam en te c u an d o los elem entos se aco m o d a n en o rd en de la m asa a tó m ica creciente.
Los científicos de esa época n o ten ían co n o cim ien to sobre los n ú m ero s atóm icos. Sin e m ­
bargo, las m asas ató m icas a u m e n ta n p o r lo regular cu an d o los n ú m e ro s ató m ico s se
increm en tan ; entonces, ta n to M endeleev com o M eyer a c o m o d a ro n de m a n e ra fo rtu ita los
elem entos en u n a secuencia ad ecuada. A u nque am b o s científicos llegaron b ásicam en te a la
m ism a conclusión con respecto a la p erio d icid ad de las p ro p ied ad es de los elem entos,

IMAGINE

H He ¿Qué renglón de la tabla


periódica contiene los
Li Be B C N O F Ne elementos descubiertos
recientemente? ¿Puede
Na Mg Al Si P S Cl Ar sugerir la causa?
K Ca Se Ti V Cr Mn Fe Co Ni Cu Zn Ga Ge As Se Br Kr

Rb Sr Y Zr Nb Mo Te Ru Rh Pd a 8 Cd In Sn Sb Te I Xe

Cs Ba Lu Hf Ta W Re Os Ir Pt Au Hg TI Pb Bi Po At Rn

Fr Ra Lr Rf Db Bh Hs Mt Ds Rg Cn ■
Sg

La Ce Pr Nd Pm Sm Eu Gd Tb Dy Ho Er Tm Yb

Ac Th Pa U Np Pu Am Cm Bk Cf Es Fm Md No
http://goo.gl/a43wUS

A ntigüedad. Edad M edia a 1700 1735-1843 1843-1886 1894-1918 1923-1961


(9 elementos) (6 elementos) (42 elementos) (18 elementos) (11 elementos) (17 elementos)

1965- M F IG U R A 2.1
Descubrimiento de los
(9 elementos) elementos.
68 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

T A B L A 2 .1 C o m p a ra c ió n d e las p ro p ie d a d e s del e k a -s ilic io p red ich as p o r M en d elee v


c o n las p ro p ie d a d e s o b s e rv a d a s del g e rm a n io

Predicciones de Mendeleev para Propiedades observadas del


Propiedad el eka-silicio (realizadas en 1871) germanio (descubierto en 1886)
Masa atóm ica (unidades) 72 72.59

D ensidad (g/cm 3) 5.5 5.35


Calor específico (J/g-K) 0.305 0.309
Punto de fusión (°C) Elevado 947
Color Gris oscuro Blanco grisáceo
Fórm ula del óxido X 02 G e02
D ensidad del óxido (g/cm 3) 4.7 4.70

Fórm ula del cloruro XC14 GeCLj


Punto de ebullición del cloruro (°C) Un poco debajo de 100 84

M endeleev recibió el crédito p o r ex p o n er sus ideas con m ás tenacidad y p o r fom entar mu­
chos trab ajo s nuevos en q uím ica. Su in sistencia en q u e los elem entos co n características
sim ilares se co lo caran en la m ism a fam ilia lo obligó a d ejar varios espacios en blanco en su
tabla. P or ejem plo, M endeleev n o sabía de la existencia del galio (Ga) ni del germ anio (Ge).
Sin em bargo, p red ijo au d a z m e n te su existencia y propiedades, y se refirió a ellos com o eka-
alum inio (“d ebajo” del a lu m in io ) y eka-silicio (“d ebajo” del silicio), respectivam ente, p o r los
elem entos debajo de los cuales aparecen en su tabla. C u an d o se d escu b rie ro n estos elemen­
tos, sus p ro p ied ad es co in cid iero n b astan te co n las predichas p o r M endeleev, com o se mues­
tra en la A TABLA 7.1.
En 1913, dos añ o s después de que R u th erfo rd p ro p u so el m odelo n u clear del átomo,
u n físico inglés llam ad o H e n ry M oseley (1887-1915) desarrolló el co n cep to de los números
atóm icos. B o m b ard ea n d o d iferentes elem entos con electrones de alta energía, M oseley deter­
m in ó que cada elem en to p ro d u c e rayos X de u n a ú n ica frecuencia, la cual se incrementa
g en eralm en te c u an d o la m asa a tó m ica au m e n ta . M oseley o rd en ó las frecuencias de rayos X
asignando un n ú m ero entero ú nico, llam ado núm ero atóm ico, a cada elem ento, el cual iden­
tificó de m an era co rrecta com o cl n ú m ero de p ro to n es en el núcleo de u n átom o.
, -El concepto de n ú m ero a tó m ico aclaró algunos pro b lem as de la tabla periódica de la
época de Moseley, q u e se basaba en las m asas atóm icas. Por ejem plo, la m asa atóm ica del Ar
(n ú m e ro atóm ico 18) es m ayor que el del K (n ú m e ro atóm ico 19), a pesar de que las
p ropiedades qu ím icas y físicas del A r son m u ch o m ás parecidas a las del Ne y Kr que a las del
Na y Rb. Sin em bargo, c u an d o los elem entos se aco m o d an en o rd en de n ú m e ro atóm ico cre­
ciente, y n o p o r m asa atóm ica, Ar y K aparecen en sus lugares correctos en la tabla. Los
estudios de M oseley p e rm itiero n tam b ién id en tificar “h uecos” en. la tabla periódica, lo que
c o n d u jo al d e scu b rim ien to de o tro s elem entos.
I

AS P I E N S E L O UN P O C O
U b icar a los e le m e n to s s e g ú n s u s m a s a s a tó m ic a s o c a s io n a un o rd e n
lig e ra m e n te d istin to d e la fo rm a e n q u e e s tá n a c o m o d a d o s en u n a ta b la
p e rió d ic a m o d e rn a , en la c u al la c a te g o riz a c ió n e s p o r n ú m ero ató m ic o . ¿ P o r qué
o c u rre e s to ? O b s e rv e c o n a te n c ió n u n a ta b la p e rió d ica . ¿ P o d ría m e n c io n a r un
ejem p lo , d iferen te d e Ar y K, d o n d e el o rd e n d e los e le m e n to s se ría distinto si
e s to s s e a c o m o d a ra n en o rd e n c re c ie n te d e m a s a a tó m ic a ?

M uchos elem entos m u e stra n fu ertes sim ilitu d es en tre sí. Por ejem plo, los elem entos litio
(Li), sodio (Na) y p o ta sio (K) son m etales b lan d o s m uy reactivos. Los elem entos helio (He),
n eó n (Ne) y arg ó n (A r) son gases m u y p o co reactivos (inertes). Si los elem entos se ordenan
de m an era creciente en relación con sus n ú m e ro s atóm icos, sus p ro p ied ad es quím icas y físi­
cas exhiben u n p a tró n repetitivo o periódico. P or ejem plo, cada u n o de los m etales blandos
reactivos (litio, sodio y p o tasio ) se e n c u en tra in m e d ia ta m e n te después de u n o de los gases
no reactivos (helio, n eó n y arg ó n ), co m o se observa en la ► F IG U R A 2.2.
El arreglo de elem en to s en o rd e n creciente de su n ú m e ro ató m ico , d onde los ele­
m en to s con p ro p ied ad es sim ilares se e n c u e n tra n en co lu m n as verticales, se conoce como
SECCIÓN 2.1 Desarrollo de la tabla periódica 69

i - I M A G IN E
Si F es un no metal reactivo, ¿qué otro elemento o elementos que aquí
se muestra(n) se puede esperar que también sea un no metal reactivo?
http://goo.gl/SSL2ib
N ú m e ro
a tó m ico
S ím b o lo ; H
► F IG U R A 2 .2 El arreglo de
los elementos por número
G as n o re a c tiv o atómico revela un patrón
M e ta l M e tal M e tal periódico de sus propiedades.
b la n d o b la n d o b la n d o Este patrón es la base de la tabla
reac tiv o re ac tiv o re a c tiv o periódica.

tabla periódica (Y F IG U R A 2 .3 ). Para cada elem en to , la tabla in d ica el n ú m e ro y el sím bolo


atóm icos, y con frecuencia tam b ién se da la'm asa ató m ica, com o en esta típica en tra d a p ara
el potasio:

19*— — mí m ero a tómi co


K*— — sím bolo a tómico
39.0983* — masa atóm ica

Las filas h o rizo n tales de la tabla p erió d ica se co n o cen com o periodos. El p rim e r p e rio ­
do solo tien e dos elem entos: h id ró g en o (H ) y helio (H e). El segundo y tercer p erio d o s c o n ­
sisten en ocho elem ento s cada u n o . El cu arto y q u in to p erio d o s co n tien en 18 elem entos. El
sexto p e rio d o es de 32 elem entos, p ero p ara que estos o cu p en u n a sola página, 14 de esos ele­
m entos (aquellos con n ú m e ro s atóm icos del 57 al 70) se p resen ta n en la p arte in ferio r de la
tabla. El sép tim o y ú ltim o p erio d o está in co m p leto , p ero tam b ié n tiene 14 de sus m iem b ro s
en la fila in ferio r de la tabla.

Periodos, filas horizontales Grupos, columnas verticales


con elementos que tienen
1A propiedades similares
1
8A
18
1 Elementos, arreglados La línea escalonada ■
2A en orden creciente del divide a los metales 3A 4A 5A 6A 7A 2
H
2 ■ 13 14 15 16 17 He
3 4 5 6 8 9 10
. Li Be- B ¡¡ \ O F Ne
8B
11 12 3B 4B 5B 6B 7B IB 2B 13 14
Na Mg Al *, i q .
3 4 5 6 7 / 8 9 10 \ 11 12 Si Y •
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 31 35 3o
K Ca Se Ti V Cr Mn Fe Co Ni Cu Zn Ga Ge As Sé Br I<r
37 38 39 . 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54
Rb Sr Y Zr Nb Mo Te Ru Rh Pd Ag Cd In Sn Sb Te T- Xe
55 56 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 * 85. * 86
Cs Ba Lu Hf Ta W Re Os Ir Pt Au Hg TI Pb Bi Po , Ai Tin
87 88 , 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 ;’l l 8 "
Fr Ra 1 Lr Rf Db Sg Bh Hs Mt Ds Rg Cn #85®;,3it.
I | M e ta le s
57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70
I | M e ta lo id e s ' La Ce Pr Nd Pm Sm Eu Gd Tb Dy Ho Er Tm Yb
H N o m e ta le s 89 90 91 92 93 94 95 96 97. 98 99 100 ‘ 101 102
Ac Th Pa U Np Pu Am Cm Bk Cf , Es Fm Md No http://goo.gl/xC9GGK
▲ F IG U R A 2 .3 Tabla periódica de los elementos.

I
70 CAPITULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

Las colum nas (verticales) son grupos. La form a en que los g ru p o s están clasificados es
u n tan to arbitraria. En general, se utilizan tres esquem as de clasificación, dos de los cuales se
presentan en la figura 2.3. El conjunto su p erio r de rótulos, con designaciones A y B, se utiliza
m u ch o en Estados U nidos. En este esquem a se em plean con frecuencia n ú m e ro s ro m anos, en
lu g ar de arábigos. Por ejemplo, el grupo 7A se ro tu la com o VIIA. Los eu ro p e o s utilizan una
convención sim ilar que num era las colum nas de la IA a la 8A y luego de la IB a la 8B, p o r
lo que asigna el ró tu lo 7B (o VIIB) al grupo encabezado p o r el flú o r (F), en lu g a r de rotularlo
com o 7A. En u n esfuerzo por elim inar esta confusión, la U n ió n In te rn a c io n al de Q uím ica
P u ra y A plicada (International U nion o f P u ré and A pplied C hem istry, IU PA C) pro p u so
la convención de n u m era r los grupos del 1 al 18 sin designaciones A o B, c o m o se m uestra
en la figura 2.3. A quí se utilizará la convención trad icio n al estad o u n id en se con n ú m ero s
arábigos y las letras A y B.
Los elem entos en u n grupo, con frecuencia, presentan sim ilitudes en sus propiedades fí­
sicas y quím icas. A continuación analizarem os cóm o cam bian algunas de las propiedades
im p o rtan tes de los elem entos conform e nos m ovem os a lo largo (de izquierda a derecha) de
u n a fila (periodo) o hacia abajo en una colum na (grupo o fam ilia) de la tab la periódica.
En m uchos casos, las tendencias dentro de u n a fila o colum na nos p e rm ite n predecir las
propiedades físicas y quím icas de los elem entos. A provechando estas sim ilitudes, se asignan
no m b res especiales o “característicos” a los diferentes grupos de la tabla; p o r ejem plo, dentro de
los m etales de transición se encuentran los llam ados “m etales de acuñación”, co b re (C u), plata
(Ag) y oro (-Au), los cuales pertenecen al grupo IB. Esos elem entos son m en o s reactivos qu e la
m ayoría de los metales; p o r ello, se em plean a nivel m u n d ial p ara elaborar m o n ed as. M uchos
A l. o tros g rupos de la tabla periódica tam bién tienen nom bres, listados en la ▼ T A B LA 2.2.
La tabla nos ayuda a correlacionar los co m p o rtam ien to s de los elem entos y a recordar di­

.
$
-w •
versos hechos. En la figura 2.3 se observa que, a excepción del h idrógeno, to d o s los elem entos
del lado izquierdo y de la parte m edia de la tabla son elem entos metálicos o m etales. Todos
los elem entos metálicos com parten propiedades características, com o el brillo y la alta co nduc­
,W ím tividad eléctrica y calorífica; y todos ellos, excepto el m ercu rio (H g), son sólidos a tem peratura
am biente. Los m etales están separados de los elem entos no m etálicos o no m etales p o r una
Au
línea escalonada que va del boro (B) al astato (At). (O bserve que el hid ró g en o , au nque se en­
cu en tra del lado izquierdo de la tabla, es u n n o m etal). A tem p eratu ra a m b ien te, algunos no
m etales son gaseosos, otros son sólidos y u n o es líquido. Los n o metales, p o r lo general, difieren
de los m etales en su apariencia (-4 F IG U R A 2.4 ) y en o tras propiedades físicas. M uchos de los
elem entos que se encuentran a lo largo de la línea que separa los m etales d e los no m etales
tienen propiedades interm edias entre las de los m etales y las que caracterizan a los no m eta­
les. Esos elem entos con frecuencia se conocen com o metaloides.
S
P IÉ N S E L O UN POCO

El clo ro es un ha ló gen o (tabla 2.2). L o c a lic e e ste e le m e n to en la ta b la p e rió d ica .


a) ¿Cuál es su sím bolo?
b) ¿En q u é p e rio d o y en qué g ru p o e stá el e le m e n to lo ca liza d o ?
A F IG U R A 2 .4 Ejemplos de metales
(arriba) y no metales (abajo). c) ¿Cuál es su núm ero a tó m ico ?
d) ¿Es m etal o no m etal? nía
rea.
http://goo.gl/m7AdkP nar
Jé REFLEXION
t fica
¿ C o m p re n d o las dife ren cias que existe n e n tre la g ra n ga m a de e le m e n to s q u ím ic o s ?
que
¿ Id e n tific o lo s c rite rio s que se e m p le an p a ra o rg a n iza r lo s e le m e n to s q u ím ic o s
radi
c o n o c id o s ?
solo
los
Mcf
en 1
T A B L A 2 .2 • Nombres de algunos ¡grupos de. la tabla periódica
1
Grupo Nombre sión
Elementos
de I
IA Metales alcalinos Li, Na, K, Rb, Cs, Fr esta!
2A Metales alcalinotérreos bas (
Be, Mg, Ca, Sr, Ba, Ra
| equi;
6A Calcógenos 0 , S, Se, Te, Po
106.
7A Halógenos F, Cl, Br, I, At ; desci
8A Gases nobles (o gases raros) He, Ne, Ar, Kr, Xe, Rn
SECCIÓN 2.1 Desarrollo de la ta b la periódica 71

á PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Las siguientes actividades son para entregar en tiem p o y form a.
1. Investigue en diversas fuentes las propuestas de tablas periódicas hasta la ver­
sión actual. Con la información, genere una línea de tiempo donde describa la
evolución de este instrumento importante para la química. El formato es libre, así
que ponga a prueba su ingenio.
2. Para cada uno de los siguientes elementos, escriba su símbolo químico, localícelo
en la tabla periódica, dé su número atómico e indique si es metal, metaloide o no
, metal: a) cromo, b) helio, c) fósforo, d) zinc, e) magnesio, f) bromo y g) arsénico.
3. Para cada uno de los siguientes elementos, escriba su símbolo químico, deter­
mine el nombre del grupo al cual pertenece (tabla 2.2) e indique si es metal,
metaloide o no metal: a) potasio, b) yodo, c) magnesio, d) argón y e) azufre.
4. El prefijo -eka proviene de la palabra uno en sánscrito. Mendeleev utilizó este
prefijo para indicar que el elemento desconocido estaba a un lugar del elemento
conocido que seguía al prefijo. Por ejemplo, el eka-silicio , al cual llamamos
actualmente germanio, es un elemento que está justo debajo del silicio.
Mendeleev también predijo la existencia del eka -m a n g a n eso , la cual no se confir­
mó experimentalmente sino hasta 1937, debido a que este elemento es radiacti­
vo y no se presenta en la naturaleza. De acuerdo con la tabla periódica que
aparece en la figura 2.3, ¿cómo llamamos en la actualidad al elemento al que
Mendeleev Wamó eka -m a n g a neso ?
5. Investigue en diversas fuentes los elementos químicos de importancia económica
para México, su uso, las cantidades que se requieren anualmente y su proceden­
cia. Expongan por equipos los datos recabados.

UNA MIRADA DE CERCA


GLENN SEABORG Y EL SEABORGIO < FIGURA 2.5 Glenn
Seaborg (1912-1999).
Antes de 1940, la tabla periódica term inaba en el La fotografía muestra a
¡|. uranio, el elem ento núm ero 92. Desde entonces, Seaborg en Berkeley
ningún científico ha tenido un efecto tan im por­ en 1941 midiendo la
tante sobre la tabla periódica como G lenn Seaborg radiación producida por
(► FIGURA 2.5). En 1940 Seaborg, Edwin el plutonio.
M cM illan y sus colegas de la Universidad de Califor­
nia, Berkeley, lograron aislar plutonio (Pu) como un producto de la
reacción entre uranio y neutrones; este tipo de reacciones se denom i­
nan nucleares.
Entre 1944 y 1958, Seaborg y sus colaboradores tam bién identi­
ficaron varios productos de reacciones nucleares como los elementos
que tenían los núm eros atómicos 95 a 102. Todos esos elem entos son
radiactivos y no se encuentran en la naturaleza; pueden sintetizarse
solo m ediante reacciones nucleares. Por sus esfuerzos en identificar
los elem entos posteriores al uranio (los elementos transuránicos),
McM illan y Seaborg com partieron el Premio N obel de Química
en 1951.
De 1961 a 1971, Seaborg fungió como presidente de la Com i­
sión de Energía A tómica de Estados Unidos (ahora el D epartam ento
de Energía). En ese puesto contribuyó de form a im portante para Q uím ica propuso que el elemento núm ero 106 se llamara seaborgio
establecer tratados internacionales encam inados a lim itar las p ru e­ (Sg). Después de varios años de controversia respecto de si era acep­
bas de arm as nucleares. Cuando volvió a Berkeley, form ó parte del table dar a un elem ento el nom bre de una persona viva, en 1997 la
equipo que en 1974 identificó p or prim era vez el elem ento núm ero IUPAC adoptó en form a oficial el n om bre de seaborgio. Seaborg se
106. En 1994, para h o n rar las m uchas contribuciones de Seaborg al convirtió en la prim era persona en dar en vida su nom bre a un ele­
descubrim iento de nuevos elementos, la Sociedad Estadounidense de mento.
Elem entos quím icos y su clasificación

EJERCICIO RESUELTO 2.1 Uso de la tabla periódica


¿Cuáles dos de los siguientes elementos esperaría que m ostraran la mayor sim ilitud en sus
propiedades químicas y físicas? B, Ca, F, He, Mg, P.

S O L U C IÓ N
Es más probable que los elementos que se encuentran en el mism o grupo de la tabla periódica
presenten propiedades similares. Por lo tanto, cabe esperar que el Ca y el Mg sean los más p are­
cidos porque se encuentran en el mismo grupo (2A, el de los metales alcalinotérreos).

E J E R C IC IO DE P R Á C T IC A
Localice el Na (sodio) y el Br (bromo) en la tabla periódica. Escriba el núm ero atóm ico de cada
uno y clasifíquelos como metal, metaloide o no metal.
R e sp u esta : Na, número atómico 11, es un metal; Br, núm ero atóm ico 35, es u n no metal.

1. Realice la configuración electrónica de ios elem entos del grupo IA y VA de la


tabla periódica. ¿Qué sim ilitudes observa en su estructura electrónica?
2. Desarrolle las configuraciones electrónicas de los periodos 2 y 4 de la tabla
periódica. ¿Qué semejanzas encuentra en sus estructuras electrónicas?

A PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
De acuerdo con la reflexión de las actividades 1 y 2, realice una síntesis d o n d e descri­
ba las características que tienen en com ún los elem entos de un m ism o gru p o y de un
m ism o periodo.

PROPIEDADES PERIÓDICAS
2.2 CARGA NUCLEAR EFECTIVA
M uchas de las propiedades de los áto m o s d ep en d en de sus co n figuraciones electrónicas y de
q u é tan fuerte son atraídos sus electrones externos hacia el núcleo. La ley de C o u lo m b nos in ­
dica que la fuerza de la interacción entre dos cargas eléctricas d ep en d e de las m ag n itu d es de
las cargas y de la distancia entre ellas. Por lo ta n to , la fuerza de atracció n e n tre u n electrón y
el núcleo depende de la m agnitud de la carga n u clea r n eta que actú a sobre el electrón, y de
la distancia prom edio entre el núcleo y el electrón. La fuerza de atracción a u m e n ta conform e la
carga nuclear se increm enta y dism inuye co n fo rm e el electró n se aleja del núcleo .
En u n átom o polielectrónico, cada electrón es sim u ltá n ea m e n te a tra íd o hacia el núcleo
y repelido p o r los dem ás electrones. En general, hay tan tas repulsiones e n tre electrones que
n o p o d em o s analizar la situación con exactitud. Sin em bargo, p o d e m o s e stim a r la atracción
n e ta de cada electrón hacia el núcleo co n sid eran d o có m o in te ra ctú a con el e n to rn o promedio
creado p o r el núcleo y los dem ás electrones del áto m o . Este m éto d o nos p e rm ite tra ta r cada
e lectrón de m anera individual, com o si se m o v iera en el cam p o eléctrico n e to creado p o r el
n úcleo y la densidad electrónica de los dem ás electrones. P o d em o s visu alizar este cam po
eléctrico n e to com o si proviniera de u n a sola carga positiva u b icad a en el núcleo, llam ada
carga nuclear efectiva, Z ef. La carga n u clear efectiva que actú a sobre u n electrón de un
á to m o es m ás pequeña que la carga nuclear real (Zef < Z ), ya que la carga n u c le a r efectiva in ­
cluye el efecto de los dem ás electrones presentes en el átom o.
En cualquier átom o polielectrónico, los electrones in te rn o s protegen o p ro v o can parcial­
m en te u n efecto de pantalla a los electrones extern o s de la a tracció n del núcleo , y la relación
e n tre Z ef y el nú m ero de p rotones en el núcleo Z es

Z ef = Z — S [2.1]

d o n d e S es u n nú m ero positivo llam ado constante de pantalla. Este rep re se n ta la p arte de


la carga nuclear que está protegida de u n electró n de valencia p o r los d em ás electrones en el
átom o. C om o los electrones in tern o s son m ás efectivos p a ra a p a n ta lla r u n ele c tró n de valen-
SECCIÓN 2.2 Carga nuclear efectiva 73

cia del núcleo, el valor de S generalm ente es u n núm ero cercano al núm ero El n ú cleo d e sod io
de electrones internos en un átom o. (Los electrones en la m ism a capa de con tien e 11 p roton es (11+)
valencia n o se a p an ta llan en tre sí de fo rm a m u y efectiva, pero sí afectan
-E le c tr o n e s d e valencia (3s)
ligeram ente el valor d e S; véase la sección “U na m ira d a de cerca. Carga
nuclear efectiva” ).
A nalicem os al á to m o de N a p a ra ver q u é p o d ría m o s esperar de la C ada u n o d e lo s 11 electrones
m ag n itu d de Z e¡. El sod io tien e u n a co nfiguración electrónica abreviada es atraído a la carga p o sitiv a
de [N ejSs1. La carga nuclear es Z = 1 1 + , y hay 10 electrones d el n ú cleo
internos ( l s 22s22p6). E ntonces, esp eraríam o s S igual a 10 y que el elec­
El átom o d e so d io con tien e
tró n 3s ex p e rim e n ta ra u n a carga nuclear efectiva de ap ro x im ad am en te
10 electron es in ternos (10- ) que
11 — 10 = 1 + (► F IG U R A 2.6). Sin em bargo, la situ ació n es u n poco
apantallan al electrón d e
más com pleja, debido q u e el electrón 3s tiene una escasa probabilidad de
encontrarse cerca del núcleo y d en tro de los electrones internos. Por lo valen cia 3s
tanto, existe la p robabilid ad de que u n electrón 3s experim ente u n a atrac­ ▲ F IG U R A 2.6 Carga nuclear efectiva.
ción m ayor de lo que sugiere n u estro sencillo m odelo S = 10. Esta atracción m ayor da com o La carga nuclear efectiva que experimenta
resultado u n a u m en to en el valor de Z ef para el electrón 35 en el Na de Zef = 1 + a Z ef = 2.5 + . el electrón de valencia en un átomo de
Es decir, el hecho de q u e el electrón 3s pase u n poco m ás de tiem p o cerca del núcleo cam bia el sodio depende en gran medida de la carga
valor de S en la ecuación 2.1 de 10 a 8.5. 11 + del núcleo y de la carga 1 0 - de los
electrones internos.
El concepto de carga nuclear efectiva tam b ién explica p o r qué, en u n áto m o polielec­
trónico, las energías de los orbitales con el m ism o valor de n au m en ta n c u an d o el valor de l
aum enta. P or ejem plo, en el áto m o de carbono, cuya configuración electrónica es ls22s22p2, la http://goo.gl/RLxscZ
energía del o rb ital 2p (l = 1) es u n poco m ás elevada que la del o rb ital 2s (1 = 0), au n c u an d o
am bos orbitales se e n tu é n tra n en la capa n = 2 (figura 1.50). Esta diferencia de energías se
debe a las fu nciones de pro b ab ilid ad radiales de los orbitales ( T F IG U R A 2.7 ). La m ayor
atracción en tre el electró n 2s y el núcleo conduce a u n a energía m e n o r p ara el o rbital 2s que
para el o rb ital 2p. El m ism o razo n am ien to explica la tendencia general de las energías de los
orbitales (ns < np < n d ) en los áto m o s polielectrónicos.
P or últim o , analicem o s las tend en cias de los valores Z ef en los electrones de valencia. La
carga nuclear efectiva a u m en ta cuando nos m ovem os a través de cualquier periodo de la tabla.
A unque el n ú m e ro de electrones in te rn o s perm an ece igual c u an d o nos m o v em o s a lo largo

IMAGINE
¿Qué orbital tiene mayor
densidad electrónica cerca
del núcleo: el 2s o el 2p?

U
U
_0;
El hecho de que no
haya ningún pico aquí
le indica que el electrón
2 p se encuentra lejos
del núcleo
2 3 4 5 6 7 8
D istancia d e sd e el n ú cleo (Á)

Este pico indica que el


electrón 2s pasa un poco
más de tiem p o cerca del
núcleo

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
D istancia d esd e el n ú c le o (Á)

▲ F IG U R A 2 .7 Funciones de probabilidad radiales 2 s y 2 p .


74 CAPÍTULO 2 Elementos químicos y su clasificación

. del p e rio d o , el n ú m e ro de p ro to n es au m en ta. Los electrones de valencia añ adidos p ara


co n trarresta r la carga nuclear en a u m e n to se a p an tallan en tre sí de form a m u y poco efectiva.
Por lo tan to , la carga nuclear efectiva, Z ef, a u m e n ta de m an e ra constante. P o r ejem plo, los
electrones in tern o s ls 2 del litio ( ls 22 s') ap an ta llan del núcleo 3 + al electrón d e valencia 2s de
form a m u y eficiente. C o m o consecuencia, el elec tró n externo ex p erim en ta u n a carga nuclear
efectiva de ap ro x im ad am en te 3 - 2 = 1 + . En el caso del berilio ( ls 22s2), la carga nuclear efec­
tiva que ex p erim en ta cada electrón de valencia 2s es m ás grande; en este caso, los electrones

s, y-,MS • s

UNA MIRADA DE CERCA


CARGA NUCLEAR EFECTIVA La carga nuclear efectiva que sienten los electrones exteriores
es m en o r que la que experim entan los electrones internos, debido a
Para tener una idea de cómo varía la carga nuclear efec­ la protección que ejercen los electrones internos. Además, la carga
tiva cuando tanto la carga nuclear como el núm ero de nuclear efectiva que sienten los electrones más externos no se incre­
electrones aumentan, considere la ▼ FIGURA 2.8. m enta abruptam ente al aum entar el núm ero atóm ico debido a que
Aunque los detalles de cómo se calcularon los va- los electrones de valencia hacen una eontribución pequeña, aunque
S S lílík lores Zef en la gráfica están más allá del alcance de no despreciable, a la constante de pantalla S. La característica más
nuestro análisis, las tendencias son instructivas. im portante asociada con el valor Zef para los electrones más exteri­
ores es la fuerte caída entre el últim o elem ento del periodo 2 (Ne) y
el prim er elem ento del periodo 3 (Na). Este resultado refleja el hecho
de que los electrones internos son m ucho más eficaces
- C arga d el n ú cleo
que los electrones de valencia en la protección de la carga
■Zef p a ra lo s e le c tro n e s in te rn o s ls nuclear.
calcu lad o s con m é to d o s a v a n z a d o s http://goo.gl/xM3P4w Debido a que Z ¿ se puede utilizar para com prender
• Zef p a ra lo s e le c tro n e s d e v a le n c ia m uchas cantidades físicamente m ensurables, es deseable
calcu lad o s con la ecu ac ió n 2.1, s u p o ­ disponer de un m étodo sencillo para estim arla. El valor de Z
n ie n d o q u e S — # ele c tro n es in te rn o s en la ecuación 2.1 se conoce con exactitud, p o r lo que el reto
se reduce a estim ar el valor de S. En este capítulo, estimamos
S suponiendo que cada electrón interno aporta 1.00 a S y
los electrones externos no contribuyen. Sin embargo, John
Slater desarrolló u n m étodo más exacto, el cual podem os
utilizar si nos lim itam os a los elementos que no tienen elec­
trones en las subcapas d o f.
Los electrones en los que el núm ero cuántico principal n
es mayor que el valor de n del electrón de interés contribuyen
con 0 al valor de S. Los electrones con el m ism o valor de n que
el electrón de interés, aportan 0.35 al valor de S. Los elec­
trones donde n es 1 menos que n para el electrón de interés
contribuyen con 0.85, m ientras que aquellos con valores de n
aún más pequeños aportan 1.00. Por ejemplo, considere el
flúor, que tiene la configuración del estado electrón ls22s22p5.
Para un electrón de valencia en el flúor, las reglas de Slater
nos dicen que S = (0.35 X 6) + (0.85 X 2) = 3.8. (Las reglas
de Slater desprecian la contribución de u n electrón a sí
m ism o en el apantallam iento; p or lo tanto, considera­
m os solo seis electrones n = 2, no los siete). En consecuen­
cia, Zef = Z - S = 9 - 3 . 8 = 5 .2 + .
Los valores de Zef que se calculan utilizando el sencillo
m étodo que se esboza en el libro, así como los estimados con
10 12 14 las reglas de Slater, se representan en la figura 2.8. Si bien
N ú m e ro ató m ico (Z) ninguno de estos métodos reproducen exactamente los va­
lores de Z ¿ obtenidos a partir de cálculos más complejos,
A FIGURA 2.8 Variaciones en la carga nuclear efectiva para elementos de ambos métodos capturan efectivamente la variación perió­
los periodos 2 y 3. Moviéndose de un elemento a otro en la tabla periódica, el dica en Zef. Mientras que el m étodo de Slater es más preciso, el
aumento de Zef que perciben los electrones internos (1s) (con círculos) hace un
m étodo descrito en el capítulo hace un trabajo razonable­
seguimiento muy cercano del aumento en la carga nuclear Z (línea continua)
mente bueno de estimación de la Z ef a pesar de su sencillez.
porque estos electrones no están protegidos. Los resultados de varios métodos
Por lo tanto, para nuestros propósitos, se supone que la cons­
para calcular la Zef de electrones de valencia se muestran con líneas
tante de protección S en la ecuación 2.1 es aproximadamente
interrumpidas por otras figuras geométricas.
igual al núm ero de electrones internos.
SECCIÓN 2.2 Carga nuclear efectiva 75

internos ls lo están protegiendo de un núcleo 4 + , y cada electrón 2s solo apantalla parcial­


mente al otro. C om o consecuencia, la carga nuclear efectiva que experimenta cada uno de los
electrones 2s es de alrededor de 4 - 2 = 2 + .
Bajando p o r una colum na, la carga nuclear efectiva experim entada p o r los electrones de
valencia se reduce m ás de lo que se reduce a través de un periodo. Por ejemplo, podríam os es­
perar que la carga nuclear efectiva experim entada por los electrones de valencia del litio y del
sodio fueran casi iguales, aproxim adamente 3 — 2 = 1 + para el litio y 11 — 10 = 1 + para
el sodio. D e hecho, la carga nuclear efectiva aum enta ligeramente a medida que bajamos por
una colum na debido a que la nube más difusa de electrones internos es m enos capaz de
apantallar a los electrones de valencia de la carga nuclear. En el caso de los metales alcalinos,
Zef aum enta desde 1 .3 + para el litio, a 2 .5 + para el sodio y a 3 .5 + para el potasio.

¿ i p i É N S E L O UN PO CO
¿Cuál e sp era ría q u e e x p e rim e n ta ra una m a y o r ca rg a n u c le a r efe ctiva, un
e le c tró n 2p de un á to m o de Ne o un e le c tró n 3s de un á to m o de Na?

Á REFLEXIÓN
¿ C o m p re n d o e l c o n c e p to de carg a n u c le a r e fe c tiv a ?

A PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Realice ¡as siguientes actividades en hojas blancas, con buena caligrafía y razonam ien­
tos correctos.
1. ¿Qué significa el térm ino carga nuclear efectiva?
2. Dibuje un bosquejo de la tabla periódica y señale en ella la variación de carga
nuclear efectiva por grupo y po r periodo. ¿Qué ocasiona este com portam iento?
3. Podem os establecer una analogía entre la atracción de un electrón hacia el
núcleo y observar la bom billa de una lám para; en esencia, cuanto más car­
ga nuclear “ vea” el electrón, más grande será la atracción, a) M ediante esta
analogía, explique cóm o es que el apantallam lento de los electrones Internos
se asem eja al coloca r una pantalla opaca entre la bom billa y sus ojos, com o se
m uestra en la siguiente figura, b) Explique cóm o podríam os sim ular un m ovim ien­
to hacia la derecha en un período de la tabla periódica m odificando los w atts de
la bom billa, c) ¿Cóm o podríam os m od ifica r los w a tts de la bom billa o la pantalla
para sim ular el efecto de descender en un gru po en la tabla periódica?

O bservador

Bom billa Pantalla

4. a) ¿Cóm o se utiliza el con cep to de carga nuclear efectiva para sim plificar las
num erosas repulsiones electrón-electrón en átom os pollelectrónicos? b) ¿Qué
electrones experim entan una carga nuclear efectiva más grande dentro de un
áto m o de Be: los electrones 1s o los 2s? E xplique su respuesta.
5. C álculos detallados indican que los valores de Z ef para los electrones más exter­
nos en átom os de Na y de K son 2.51 + y 3 .4 9 + , respectivam ente, a) ¿Cuál es
el valor estim ado de Z ef que experim enta el electrón más externo, tan to del Na
com o del K, suponiendo que los electrones centrales contribuyen con 1.00 y los
electrones de valencia con 0.00 para la con stante de pantalla? b) ¿Cuáles son
los valores estim ados de Z ef utilizando las reglas de Slater? c) ¿Qué m étod o da
un estim ado m ás preciso de Zef? d) ¿Cualquier m étodo de aproxim ación explica
el increm ento gradual de Z ef que ocurre al descender en un grupo? e) Prediga
Z ef para los electrones más externos en el áto m o de Rb con base en los cálculos
para el Na y el K.
76 CAPÍTULO 2 Elementos quím icos y su clasificación

Distribución
electrónica 2.3 i RADIO ATÓMICO Y RADIO IÓNICO
en la molécula Radio atómico
no enlazante C o n frecuencia visualizam os a los átom os y a los iones com o objetos d u ro s y esféricos. Sin
em bargo, de acuerdo con el m odelo de la m ecánica cuántica, los áto m o s y los io n es no tien en
fro n teras claram ente definidas en las que la d en sid ad electrónica sea cero. N o obstante,
p o d e m o s defin ir el tam añ o atóm ico de varias form as con base en las distan cias entre los á to ­
m os en diversas situaciones.
Im agine u n c o n ju n to de átom os de argón en fase gaseosa. C u an d o dos áto m os colisio­
n a n (chocan) entre sí en el transcurso de sus m o v im ien to s, reb o tan , de cierta m an era com o
Radio atómico las bolas de billar. Este m ovim iento ocurre debido a que las n u b es electrónicas de los áto m o s
. de enlace, q u e co lisionan n o se p en e tra n de m anera significativa. La distan cia m ás c o rta que separa a
entre / i los núcleos d u ra n te tales colisiones es del doble de los radios de los átom os. Esta distancia es
los núcleos / ~2
el radio atóm ico no enlazante de u n átom o o rad io de Van der Waals (-4 F IG U R A 2.9).
En las m oléculas existe una interacción atractiva entre dos átom os adyacentes en la
Los núcleos no pueden estar
m olécula, lo que conduce a un enlace quím ico entre los átom os. P or ahora, lo único que de­
más cerca entre ellos debido a
la repulsión electrón-electrón b em os observar es que esta interacción atractiva hace que los dos átom os se acerquen m ás de lo
que estarían en una colisión no enlazante en la que los átom os rebotan p or separado. Podem os de­
A F IG U R A 2 .9 Diferencia entre los finir u n rad io atóm ico de acuerdo con la distancia que separa a los núcleos de los átom os
radios atómicos de enlace y no
cuan d o están quím icam ente unidos entre sí; tal distancia se designa com o d en la figura 2.9. El
enlazantes dentro de una molécula.
radio atóm ico de enlace, para cualquier átom o en u n a m olécula h o m o a tó m ic a (integrada
p o r dos átom os iguales) es igual a la mitad de la distancia d que va de núcleo a núcleo. O bserve
http://goo.gl/BpJbA0 en la figura 2.9 que el radio atóm ico de enlace (tam bién conocido com o radio covalente) es m ás
co rto que el radio atóm ico. A m enos que se indique lo contrario, cuan d o hab lem os acerca del
“ta m a ñ o ” de u n átom o, nos referiremos al radio atóm ico de enlace.
Los científicos h an desarrollado una variedad de técnicas ex p erim en tales p a ra m e d ir las
distancias que separan a los núcleos de una m olécula. De acuerdo con las observaciones reali­
zadas de estas distancias en m uchas m oléculas, es posible asignar a cada e lem en to u n radio
a tó m ico de enlace. Por ejem plo, en el caso de la m o lécu la de I2, se observó q u e la distancia
q u e separa a los núcleos de yodo es de 2.66 Á, lo que significa que el rad io ató m ico de enlace
de u n á to m o de yodo es (2.66 A )/2 = 1.33 Á.* De fo rm a sim ilar, la d istancia q u e separa a dos
núcleos adyacentes de carbono en u n diam ante (u n a red sólida trid im e n sio n a l de átom os de
carb o n o ) es de 1.54 Á; entonces, el radio atóm ico de enlace del carb o n o es 0.77 Á. Los radios
atóm icos de enlace de otros elem entos pueden definirse en fo rm a sim ilar ( T F IG U R A 2.10).
(P ara el helio y el n eó n , los radios atóm icos de enlace d eb en estim arse, ya q u e no hay c o m ­
p u esto s conocidos de estos elem entos).

U V S A G IN E
¿Qué parte de la tabla periódica (arriba, abajo, izquierda, derecha) incluye los elementos con átom os más grandes?
T<

2.

http://goo.gl/q2xDJK El radio
aumenta

► F IG U R A 2 .1 0 Tendencias del radio


atómico de enlace para periodos
del 1 al 5. Radio (Á)

^Recuerde: El angstrom (1 Á = 10~10 m ) es una unidad m étrica conveniente para m ediciones atóm icas de
longitud. N o es esta una u n id ad del SI. La unidad del SI m ás com únm ente usada para m ediciones atóm icas es
el picóm etro (1 pm = 10~12 m; 1 A = 100 pm).
SECCIÓN 2.3 Radio atóm ico y radio iónico 77

C onocer los radio s ató m ico s nos p erm ite estim ar las lon g itu d es de enlace en tre dife­
rentes elem entos de u n a m o lécu la. Por ejem plo, la lo n g itu d del enlace Cl — Cl en el C l2 es
1.99 A, p o r lo que al Cl se le asigna u n radio de 0.99 Á. En el CC14, la lo n g itu d m edida del e n ­
lace C — Cl es 1.77 Á, u n a m u y cercana a la sum a (0.77 x 0.99 Á) de los rad io s ató m ico s de
enlace del C y Cl.

EJERCICIO RESUELTO 2 .2 Longitudes de enlace en una molécula

I El gas natural, utilizado para la calefacción y para cocinar, es inodoro. Como una fuga de gas n a - .
tu ral representa un peligro de explosión o de asfixia, se le agregan varias sustancias malolientes
para perm itir la detección de una fuga. Una de estas es el metilmercaptano, C H 3SH. Utilice la
; figura 2.10 para predecir las longitudes de los enlaces C — S ,C — H y S — H en esta molécula.

S O L U C IÓ N
: Análisis y estrategia C ontam os con tres enlaces y la lista de radios atóm icos de enlace,
i Supondremos que Cada longitud de enlace es la suma de los radios de los dos átom os implicados.

Solución M etil m e r c a p ta n o
longitud de enlace C— S = radio atóm ico de enlace de C + radio atóm ico de enlace de S
http://goo.gl/6Nnzv0
= 0.77Á + 1.02 Á = 1.79 A

longitud de enlace C — H = 0.77Á + 0.37 Á = 1.14Á

longitud de enlace S — H = 1.02A + 0.37 A = 1.39A-

Comprobación Las longitudes de enlace determinadas experimentalmente son C — S =


1.82Á, C — H = 1.10A y S — H = 1.33 A. (En general, las longitudes de los enlaces que in-
' volucran al hidrógeno m uestran mayores desviaciones respecto de los alores predichos p o r la
suma de los radios atóm icos, que aquellos enlaces donde participan átom os m ás grandes).

Comentario Observe que nuestras estimaciones de longitudes de enlace están cerca de las
longitudes de enlace experim entales, pero no coinciden exactamente con ellas. Los radios
atómicos deben utilizarse con cuidado al estim ar longitudes de enlace.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Con base en la figura 2.10 prediga cuál será mayor, la longitud de enlace P — Br en el PBr3, o la
longitud de enlace A s— Cl en el A sC13.
R espuesta: P — Br

Tendencias periódicas de los radios atóm icos


La figura 2.10 m u estra d o s ten d en cias interesantes:

1. D en tro de cada g ru p o , el rad io atóm ico tien d e a a u m e n ta r de arrib a h acia abajo. Esta
ten d en cia resulta b ásicam en te del a u m e n to del n ú m e ro cu án tico p rin c ip a l (n) de los
electrones extern o s. C u an d o d escendem os en u n g ru p o , los electrones extern o s tien en
u n a p ro b ab ilid ad m ay o r de estar m ás alejados del núcleo, lo q u e ocasiona que el á to m o
au m en te su tam a ñ o .
2. D en tro de cada p e rio d o , el ra d io atóm ico tien d e a d ism in u ir de izq u ierd a a derecha. El
factor de p rin cip al influencia en esta te n d en c ia es el au m e n to en la carga n u c le a r efectiva
(Zef) cu an d o nos desplazam os a lo largo de u n p e rio d o . El a u m e n to de la carga n u clea r
efectiva provoca u n in cre m e n to en la atracció n de los electrones de valencia p o r el n ú ­
cleo, lo que ocasio n a que el ra d io atóm ico dism inuya.

•Á P I É N S E L O UN P O C O

En la se cció n 2.2 d ijim o s qu e la Z ef ge ne ralm e nte aum enta cu a n d o se d e scie n d e


p o r un gru p o de la ta b la pe rió dica , m ientras que en el cap ítu lo an terio r vim o s que
el “ta m a ñ o ” de un o rb ita l se in crem en ta cu a n d o el núm ero cu á n tico n aum enta.
Con re sp e cto al rad io a tó m ico , ¿estas te n d e n cia s co in cid e n o se con tra p o n e n ?
¿Cuál efe cto es m ayor?
78 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

EJERCICIO RESUELTO 2 .3 Radios atómicos


Consulte la tabla periódica y acom ode (cuando sea posible) los siguientes átom os en orden
creciente con base en su tam año: 15?) ióS> 33As, 34Se (se especifican los núm eros atóm icos de los
elem entos que tiene que acom odar para que los pueda localizar rápidam ente en la tabla p e­
riódica).

S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia Nos proporcionan los símbolos químicos de cuatro elem entos y u ti­
lizamos sus posiciones relativas en la tabla periódica para predecir el. orden relativo de sus ra ­
dios atómicos. Podemos utilizar las tendencias periódicas que acabamos de describir para
ayudarnos a resolver este problem a.
Solución P y S se encuentran en el m ism o periodo de la tabla periódica, con el S a la derecha
del P. Por lo tanto, esperam os que el radio de S sea m enor que el del P, ya que el radio dism i­
nuye cuando nos movemos a través de un periodo. De forma similar, esperamos que el radio del
Se sea m enor que el del As. También notam os que el As se encuentra exactam ente debajo del P
y el Se debajo del S. Entonces, esperam os que el radio del As sea mayor que el de P, y que el
radio del Se sea mayor que el de S. Así, hasta el m om ento podem os decir que S < P, P < As,
S < Se y Se < As. Por lo tanto, concluim os que S es el de m enor radio de los cuatro elementos,
y el As es el de m ayor radio; así, podem os escribir S < ? < ? < As.
Sin embargo, nuestras dos tendencias periódicas descritas para el tam año atóm ico no sum i­
nistran suficiente inform ación para perm itirnos determinar si P o Se (representados por los
signos de interrogación) tienen el m ayor radio. Para ir del P al Se en la tabla periódica, debemos
movernos hacia abajo (el radio tiende a aumentar) y hacia la derecha (el radio tiende a dis­
m inuir). En la figura 2.10 vemos que el radio del Se es mayor que el del P. Si examina con cuidado
la figura, descubrirá que para los elementos de los bloques s y p el aum ento en el radio al descen­
der por una columna tiende a m ostrar el efecto más im portante. Sin embargo, hay excepciones.
Comprobación A partir de la figura 2.10, tenem os que S (1.02 Á) < P (1.06 Á) < Se (1.16 Á)
< A s(1 .1 9 Á ).
Comentario Observe que las tendencias que acabamos de explicar se aplican a los elementos
de los bloques s y p. La figura 2.10 m uestra que los elementos de transición no presentan
u n decrem ento regular cuando nos movem os de izquierda a derecha a lo largo de un periodo.

E J E R C IC IO DE P R Á C T IC A
Acomode los siguientes átom os en orden de radio atómico creciente: nN a, 4Be, ^M g.
R e sp u esta : Be < Mg < Na

Tendencias periódicas de los radios iónicos


Así com o los radios atóm icos de enlace pued en determ inarse a p artir de las distancias inter­
atóm icas en las m oléculas, los radios iónicos se pued en d eterm in ar a p a rtir de las distancias
interatóm icas en los com puestos iónicos. Al igual que sucede con el átom o, el ta m a ñ o de u n ion
depende de su carga nuclear, su n ú m e ro de electrones y los orbitales d o n d e se en cu en tran los
electrones de valencia. C uan d o se fo rm a u n catión de u n átom o n eutro, los electrones se elim i­
n an de los orbitales atóm icos o cu p ad o s que están m ás extendidos en el espacio desde el núcleo.
Tam bién se reduce el n ú m e ro de repulsiones electrón-electrón. Por lo tan to , los cationes son E
m ás pequeños que los átomos de los que se originan (► FIGURA 2 .1 1 ). Lo c o n tra rio ocurre con
¿C
los aniones. C uando se agregan electrones a u n átom o para fo rm ar u n anión, el au m en to en las
fie
repulsiones electrón-electrón ocasiona que los electrones se extiendan m ás en el espacio. Por lo
tanto, los aniones son m ás grandes que los átomos de los que se originan.
En el caso de los iones que tienen la m ism a carga, el tam año a u m enta cuando descendemos
de e
por un grupo en la tabla periódica (figura 2.11). Es decir, co n fo rm e a u m e n ta el n ú m ero cuán­
tiem
tico p rin c ip al del o rb ital o c u p ad o m ás ex terno de u n ion, au m en ta el rad io de este últim o.
cien
traví
E J E R C IC IO RESUELTO .2.4 Radios atómicos y iónicos mini
ra m
Acomode estos átom os y iones en orden de tam año decreciente: M g2+, Ca2+ y Ca.

S O L U C IÓ N
Los cationes son más pequeños que los átom os de los que se originan, por lo que Ca2+ < Ca.
Debido a que el Ca está debajo del Mg en el grupo 2A de la tabla periódica, el Ca2+ es más
grande que el Mg2+. En consecuencia, Ca > Ca2+ > Mg2+.
SECCIÓN 2.3 Radio atóm ico y radio iónico 79

j a l IMAGINE
¿Cómo cam bia el radio de cationes de la misma carga conforme nos
desplazamos hacia abajo en una columna en la tabla periódica?

G r u p o 1A G ru p o 2 A G ru p o 3A G ru p o 6A G ru p o 7 A

Be2+i H b3+Q
0.90 0 .5 9 ^ 0.41

"3% ,
0.90 ■ 0.82 0.73 0.71
W

M s 2+É Ü
0.86 W * 0 .6 8 ®
HI A

Na M ■M g | A l| s 1:3 * Cío.
1.54 ’ 1.30 1.18 1.02 0.99"

# S e fli
á bH é

C ay G a |, Se% Br :■
* 1
1.96 1.24 1.26 1.16 1.14

i s u t 3 ] |
f , I _ '
% 2.06;^-
W í
W http://goo.gl/rI1YRR

Rb Sr S , In Te i- i
2.11 . 1.92 í, 1.44 ’ 1.35 1.33
.¡y-'- ’
■4 F IG U R A 2.11 Tamaño de cationes
y aniones. Radios, en angstroms, de
átomos y de iones de varios grupos
= c a tió n = anión = átomo neutro de elementos representativos.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
¿Cuál de los siguientes átom os y iones es el más grande: S2 - , S, O2 - ?
R e sp u e sta : S2~

U na serie isoelectrónica es u n g ru p o de áto m o s o iones que tien en el m ism o n ú m e ro


de electrones. P or ejem plo, cada io n de la serie isoelectrónica O 2 - , F ~ , N a + , M g2+, Al3+
tiene 10 electrones. En to d a serie isoelectró n ica p o d em o s listar a los m ie m b ro s en o rd en cre­
ciente de n ú m e ro atóm ico; p o r lo tan to , la carga n u clea r a u m e n ta c u a n d o n o s m ovem os a
través de la serie. Ya q u e el n ú m e ro de electrones perm an ece constante, el ra d io del io n d is­
m inuye cu an d o la carga n u clea r au m en ta, d eb id o a que los electrones son atra íd o s de m a n e ­
ra m ás fu erte hacia el núcleo:

— A u m e n to de la carga n u c l e a r *

O2- F“ N a+ M g 2+ Al3+

— D is m in u c ió n d el ra d io ió n ic o
80 CAPÍTULO 2 Elementos quím icos y su clasificación

O bserve las p osiciones y los n ú m e ro s atóm icos de estos elem en to s en la ta b la periódica.


Los aniones n o m etálicos preceden al gas n oble N e en la tabla. Los cationes m etálicos están
después del Ne. El oxígeno, el ion m ás g ran d e de esta serie isoelectrónica, tie n e el n ú m ero
ató m ico m ás bajo, 8. El alum inio, el m ás p eq u eñ o de estos iones, tiene el n ú m e ro atóm ico
m ás grande, 13.

E J E R C IC IO RESUELTO 2 ,5 Radios iónicos en una serie isoelectrónica

O rdene los iones K+, Cl~, Ca2+ y S2~ de form a decreciente con base en su tam año.

S O L U C IÓ N
Esta es una serie isoelectrónica de iones, en la que todos los iones tienen 18 electrones. En una
serie como esta, el tam año disminuye cuando la carga nuclear (núm ero atóm ico) del ion au­
m enta. Los núm eros atóm icos de los iones son S( 16), Cl(17), K(19) y Ca(20). Por lo tanto, los
iones dism inuyen en tam año en el orden S2_ > C l“ > K+ > Ca2+.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
En la serie isoelectrónica Rb+, Sr2+, Y3+, ¿cuál de los iones es el más grande?
Respuesta: R b+

i R E F L E X I Ó N
¿ R e cu e rd o q u e es un ca tió n y un a n ió n ?
¿ C o m p re n d o la d ife re n cia en tre ra d io a tó m ic o y ra d io ió n ic o ?

Movimiento de iones: La m igración de los iones y los cam bios que se producen en la
estructura cuando entran y salen los iones litio de los materiales de
Energía electrónica
los electrodos son c^jnplicados. Equipos de investigación tecnológica
El tam año iónico desem peña un papel im portante en de todo el m undo han tratado de descubrir nuevos m ateriales para el
la determ inación de las propiedades de dispositivos cátodo y el ánodo que fácilmente acepten y liberen iones litio sin que
que se basan en el m ovim iento de iones. Las bate­ fallen después de m uchos ciclos repetidos. También se están desarro­
rías de “ion litio” están en todas partes — celdas^ llando nuevos materiales separadores que perm itan u n paso más
teléfonos, iPods, co m p u tad o ras p o rtátiles— ; rápido de iones litio. Algunos grupos de investigación se han enfoca­
veamos cómo funciona una batería de iones litio. do en el estudio del uso de iones sodio en lugar de iones litio, porque
Una batería cargada espontáneam ente por completo produce una el sodio es m ucho más abundante en la Tierra que el litio; actual­ 2.
corriente eléctrica y, por lo tanto, energía cuando sus electrodos posi­ m ente están en fase de desarrollo nuevos materiales que perm itan la
tivos y negativos se conectan en un circuito eléctrico. El electro­ inserción y liberación de iones sodio. En la próxim a década se es­ La
do positivo se denom ina ánodo y el electrodo negativo, cátodo. Los peran grandes avances quím icos en la tecnología de las baterías. po­
materiales utilizados para los electrodos de las baterías de iones litio se la e
encuentran en intenso desarrollo. Actualmente, el material del ánodo do I
es el grafito, una forma de carbono, y el cátodo más com ún es el mei
LiCoCb, óxido de cobalto litio (► FIGURA 2.12). Entre ánodo y cáto­ átoi
do hay un separador, un material sólido que perm ite que los iones
i litio, pero no los electrones, pasen a través de este.
C uando la batería se carga m ediante una fuente externa, los
iones litio m igran del cátodo al ánodo, donde se insertan entre las ca­
pas de átom os de carbono. Los iones litio son más pequeños y más suce
ligeros que la mayoría de los otros elementos, lo que significa que de s<
caben entre las capas. C uando la batería se descarga y sus electrodos
están conectados de m anera correcta, es energéticam ente favorable
que los iones litio se m uevan desde el ánodo hasta el cátodo. Con la
finalidad de m antener el equilibrio de carga, los electrones emigran A mí
sim ultáneam ente desde el ánodo hasta el cátodo a través de un cir­ http://goo.gl/IzJ312
cuito externo, lo que produce electricidad.
En el cátodo, los iones litio se insertan en el material óxido. De Var
nuevo, el pequeño tam año de los iones litio es una ventaja. Por cada
ion litio que se inserta en el cátodo de óxido de cobalto litio, un ion O bse
▲ FIGURA 2.12 Esquema de una batería de iones litio.
Co4+ se reduce a C o3+ por un electrón que ha viajado a través del cir­ m ina
cuito externo. elimi:
cada-
SECCIÓN 2.4 Energía de ionización 81

A P O R T A F O L IO DE EVIDENCIAS
Resuelva las siguientes actividades con buena caligrafía, sin faltas de ortografía y
correctam ente.
1. ¿Cóm o cam bian los tam años de los átom os al desplazarnos de: a) izquierda a
derecha a lo largo de un periodo de la tabla periódica, b) arriba hacia abajo en un
grupo de la tab la periódica? c) Arregle los átom os siguientes en orden de radio
atóm ico creciente: O, Si, I, Ge.
2. a) Entre los elem entos no m etálicos, el cam bio en el radio atóm ico al m overnos
, un lugar de izquierda a derecha en un periodo es más pequeño que el cam bio
al m overnos un lugar por un periodo hacia arriba o hacia abajo. Explique estas
observaciones, b) Arregle los siguientes átom os en orden de radio atóm ico cre­
ciente: Si, Al, Ge, Ga.
3. M ediante el uso exclusivo de la tabla periódica, arregle cada conjunto de átom os
en orden de radio creciente: a) K, Li, Cs; b) Pb, Sn, Si; c) F, O, N.
4. Verdadero o falso: a) Los cationes son más grandes que sus átom os neutros
correspondientes, b) L i+ es m enor que Li. c) C l- es m ayor que P .
5. Explique las siguientes variaciones en los radios atóm icos o iónicos:
a) P > I > l+ , b) Ca2+ > M g2+ > Be2+, c) Fe > Fe2+ > Fe3+.
6. Considere ai S, Cl y K y a sus iones más com unes, a) Clasifique los átom os
en orden de tam año creciente, b) Clasifique los iones en orden de tam año cre­
ciente. c) Explique cualquier diferencia en el orden de los tam años atóm icos y
iónicos.
7. En la reacción:

R e a c tiv o s • P ro d u c to s

http://goo.gl/CXDKJR

¿Cuál esfera representa un metal y cuál un no m etal? Explique su respuesta.


8. De acuerdo con las conclusiones obtenidas de los ejercicios anteriores, describa
en un breve ensayo de una cuartilla las características de un átom o y un ion,
definiendo para este últim o la diferencia entre un anión y un catión, po r qué uno
adquiere carga negativa y el otro positiva, y cóm o esto influye en ia variación del
tam año del radio con respecto al radio del átom o neutro.

2.4 i ENERGÍA DE IONIZACIÓN


La facilidad con la que los electrones p u ed e n separarse de u n áto m o o io n tien e u n efecto im ­
p o rta n te en el co m p o rta m ie n to q uím ico. La energía de ionización de u n á to m o o io n es
la energía m ín im a re q u e rid a p a ra sep arar u n electrón del estado basal del á to m o o io n aisla­
do en el estado gaseoso. La prim era energía de ionización, If, es necesaria p a ra sep arar al p ri­
m er electrón de u n á to m o n e u tro . P or ejem plo, la p rim e ra energía de ion izació n p ara el
áto m o de sodio es la energía re q u e rid a p ara el proceso

N a (g ) * N a + (g) + e~ [2.2]

La segunda energía de ionización, I2, es necesaria p a ra sep arar al seg u n d o electrón, y así
sucesivam ente, p a ra sep aracio n es de electrones adicionales. Por lo tan to , la I 2 p a ra el áto m o
de sodio es la energía asociada con el proceso

N a + (g) » N a 2+(g) •+ e “ [2.3]

A m ayor energía de io n izació n , m ay o r d ificultad p a ra sep arar u n electrón.

Variaciones en las energías de ionización sucesivas


O bserve en la T TABLA 2 .3 q u e los valores p a ra u n e lem en to d a d o a u m e n ta n c u a n d o se eli­
m in a n los electrones sucesivos: I\ < I2< I2, etc. Esta ten d en c ia se debe a que, con cada
elim in ació n sucesiva, se sep ara u n elec tró n de u n io n cad a vez m ás positivo, lo que requiere
cada vez m ás energía.
82 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

| TABLA 2 .3 * Valores sucesivos de energías dé ionización, /. para Jos elementos tléi sodio áliargón (kJ/mól)

Elem ento h h h u h h h

Na 496 |____ 4562 (electrones internos)


Mg 738 1451 7733
Al 578 1817 2745 [_ 11,577
Si 786 1577 3232 4356 16,091
P 1012 1907 2914 4964 6274 21,267
ti
S 1000 • 2252 3357 4556 7004 8496 27,107
! _
C1 1251 ■2298 ' 3822 5159 6542 9362 11,018
Ar 1521 2666 3931 5771 7238 8781 11,995

¿M P I E N S E L O UN POCO
Es p o s ib le u tiliza r luz para Ionizar átom os y Iones. ¿Cuál de los d o s p ro ce so s,
[2.2] o [2.3], re q u e riría ra d ia c ió n con m enor longitud de onda?

U na segunda característica im p o rta n te que observam os en la tabla 2.3 es el m arcado a u ­


m e n to de la energía de ionización, que ocurre cuando’ se elim ina u n elec tró n in terno. Por
ejem plo, considere al silicio, ls 22s22p63s23p2. Las energías de ionización a u m e n ta n c o n tin u a ­
m en te de 786 k j/m o l h asta 4356 k j/m o l para los cuatro electrones de las su b cap as externas
3s y 3p. La elim in ació n del q u in to electrón, el cual proviene de la subcapa 2p , requiere una
gran can tid ad adicio n al de energía: 16,091 k j/m o l. Este gran au m e n to se debe a q ue es
m u c h o m ás p ro b ab le q u e el electrón 2p se encuentre más cerca del núcleo q u e los otros cu a ­
tro electrones n = 3; p o r lo ta n to , el electrón 2p experim enta u n a carga n u cle a r efectiva
m u ch o m ay o r q u e los electrones 3s y 3p.

¿I P I É N S E L O UN POCO
¿Cuál e sp era ría q u e fue ra m ayor, la /■) para un átom o de boro, o la l2 p a ra un
á to m o d e ca rb o n o ?

C ada elem ento m u estra u n gran increm ento en la energía de ionización cu ando se eli­
T
m in a u n o de los electrones internos. Esta observación fundam enta la idea de que solo los d
electrones m ás externos, aquellos que se encuentran más allá del centro del gas noble, co m ­
p arten y transfieren los electrones que dan lugar a los enlaces y las reacciones quím icas. Los
en
electrones in tern o s están u n id o s con dem asiada fuerza al núcleo para que el á to m o los pierda,
pe
o incluso p ara que sea posible co m partirlos con otro átom o.

EJERCICIO RESUELTO 2 .6 Tendencias en la en erg ía d e io n iza c ió n

En la tabla periódica que se encuentra al m argen hay tres elementos m arcados. ¿Cuál tiene la
segunda energía de ionización mayor?

S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia Las posiciones de los elementos en la tabla periódica nos perm iten
predecir las configuraciones electrónicas. Las mayores energías de ionización im plican la elimi­
nación de electrones internos. Por ello, prim ero debemos buscar un elem ento con u n solo elec­
tró n en la capa ocupada m ás externa.

□ Solución El cuadro som breado a la izquierda representa al Na, que tiene u n electrón de va­
lencia. La segunda energía de ionización de este elemento está asociada con la elim inación de
un electrón interno. Los otros elem entos marcados, S (cuadro som breado a la derecha) y Ca
(cuadro som breado abajo y a la derecha del Na), tienen dos o más electrones de valencia. En­
mo
tonces, el Na debe tener la segunda energía de ionización mayor.
de i
Comprobación En u n m anual de quím ica se tiene que los valores í 2 son: Ca 1145 kj/m ol, dep
S 2252 kj/m ol, Na 4562 kj/m ol. el n
E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A dist
atra
¿Cuál de los elem entos quím icos tendrá la tercera energía de ionización mayor, el Ca o el S?
se ii
R e sp u e sta : Ca
clea
SECCIÓN 2.4 Energía de ionización 83

éd IMAGINE
¿Cuál de los elementos químicos tiene la primera energía de Ionización más grande, el Ar o el As? ¿Por qué?

Energía de ionización (kj/mol)


http://goo.gl/IHlT1J

▲ F IG U R A 2 .1 3 Tendencias en la primera energía de ionización de los elementos.

Tendencias periódicas en las primeras energías


de ionización
La A F IG U R A 2 .1 3 m u e stra , p a ra los p rim e ro s 54 elem entos, las ten d en cias q u e observam os
en la p rim e ra energía de io n izació n c u an d o nos m o v em o s de u n elem ento a o tro en la tabla
periódica. Las ten d en cias im p o rta n te s son las siguientes:

1. La Ii gen eralm en te a u m e n ta co n fo rm e nos desplazam os a través de u n p erio d o . Los


m etales alcalinos p re se n tan la energía de ion izació n m ás baja en cada fila, y los gases n o ­
bles, la m ás alta. Existen, ciertas irregularidades en esta tendencia, las cuales explicare­
m o s u n poco m ás adelante.
2. I x gen eralm en te d ism in u y e co n fo rm e d escendem os en cualquier c o lu m n a de la tabla
periódica. P or ejem plo, las energías de io n izació n de los gases nobles siguen el o rd e n
H e > Ne > A r > K r > Xe.
3. Los elem entos del b lo q u e s y p m u e stra n u n m ayor intervalo de valores de J¡ que los
m etales de tran sició n . En general, las energías de io nización de los m etales de tra n sic ió n
a u m e n ta n con le n titu d c o n fo rm e nos m o v em o s de izquierda a d erech a en u n perio d o .
Los m etales del b lo q u e / ( q u e n o se m u e stra n en la figura 2.13) ta m b ié n revelan'solo u n
p e q u eñ o cam bio en los valores de 7].

En general, los á to m o s m ás p e q u e ñ o s tien en energías de ion izació n m ás altas. Los m is­


m os factores q ue influyen en el ta m a ñ o ató m ico tie n en tam b ién influencia so b re las energías
de ionización. La energía n ecesaria p a ra elim in ar u n elec tró n de la capa o c u p a d a m ás externa
d epen d e ta n to de la carga n u c le a r efectiva com o de la d istancia p ro m e d io e n tre el electrón y
el núcleo. C u alq u ier in c re m e n to en la carga n u clear efectiva o cu alq u ier d ism in u c ió n en la
distancia desde el núcleo a u m e n ta n la atracció n en tre el electró n y el núcleo . C u a n d o esta
atracción a u m en ta, es m ás difícil e lim in ar al elec tró n y, p o r lo tan to , la en erg ía d e io n izació n
se in crem en ta. C o n fo rm e n o s m o v em o s a través de u n p e rio d o , se in c re m e n ta la carga n u ­
clear efectiva y d ism in u y e el ra d io ató m ico , lo que ocasiona que la energía de ion izació n
84 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

au m en te. Sin em bargo, c u an d o d escen d em o s en un grupo, el radio a tó m ico au m en ta, m ien ­


IMAGINE tras que la carga nuclear efectiva se in crem en ta grad u alm en te. Por lo tan to , la atracción entre
Explique por qué es más fácil el núcleo y el electrón dism inuye, o casio n an d o que la energía de ionización se reduzca.
eliminar un electrón 2p de un átomo Las irregularidades d en tro de un p erio d o d ado son un tanto sutiles, p ero se explican con
de oxígeno que de un átomo de facilidad. Por ejem plo, la d ism in u ció n de la energía de ionización del berilio (¡H e |2 s2) al boro
nitrógeno. ([H e]2s22 p '), m o strad a en la figura 2.13, se debe a que el tercer electrón de valencia del B debe
o cu p ar la subcapa 2p , la cual está vacía en el caso del Be. Recuerde que la subcapa 2p tiene
m ayor energía que la subcapa 2s (figura 1.51). La d ism inución de la energía de ionización
2p [~h 1 1 h cuan d o nos m ovem os del n itró g e n o ([H e]2s22p3) al oxígeno ([H e]2s22p4) se debe a la rep u l­
O xígen o
sión de electrones apareados en la co nfiguración p 4 (-4 F IG U R A 2.1 4 ). R ecuerde q ue de
acuerdo con la regla de H u n d , cada electró n de la configuración p 3 se e n c u e n tra en un orbital
2p[ 1 | 1 | 1 p distinto, lo cual m in im iza las repulsiones electró n -electró n entre los tres electrones 2p.
N itró g en o
A F IG U R A 2.1 4 Llenado del orbital 2p E J E R C IC IO RESUELTO 2 .7 Tendencias periódicas de la energía
en los casos del nitrógeno y el oxígeno. de ionización
Consulte la tabla periódica y acom ode los siguientes átomos en orden creciente con base en la
prim era energía de ionización: Ne, Na, P, Ar, K.

S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia Tenemos los sím bolos quím icos de cinco elementos. Para,ordenarlos
de form a creciente de acuerdo con la p rim era energía de ionización, debem os ubicar cada ele­
m ento en la tabla periódica. D espués podem os utilizar sus posiciones relativas y las tendencias
de las prim eras energías de ionización para predecir su orden.
Solución La energía de ionización aum enta cuando nos movemos de izquierda a derecha a
lo largo de un periodo, y dism inuye cuando descendem os p o r un grupo. C om o el Na, P y Ar se
encuentran en el m ism o periodo de la tabla periódica, esperamos que la I¡ varíe en el orden
Na < P < Ar. C om o el Ne se encuentra arriba del Ar en el grupo 8A, esperam os que Ar < Ne.
De form a similar, el K es el m etal alcalino que se encuentra justo debajo del Na en el grupo 1A,
por lo que esperamos que K < Na.
A p artir de estas observaciones, concluim os que las energías de ionización tienen el si­
guiente orden
K < Na < P < Ar < Ne

Comprobación Los valores que aparecen en la figura 2.13 confirm an esta predicción.
E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
¿Cuál de los siguientes elem entos quím icos tiene la prim era energía de ionización más baja:
B, Al, C o Si? ¿Cuál tiene la más alta?
R e sp u esta : El Al tiene la más baja, y el C la m ás alta.

Configuraciones electrónicas de iones


C uan d o se elim inan electrones de u n áto m o p ara fo rm ar u n catión, siem p re se elim inan
p rim ero los que se e n c u e n tra n en los o rbitales o cupados con el m ayor n ú m e ro cuántico p rin ­
cipal, n. P or ejem plo, c u an d o se separa u n electrón del áto m o de litio ( l s 22s1), el qu e se
elim ina es el 2s’:

Li ( l s 22s1) => Li+ ( l s 2) + e-


, - I
A sim ism o, c u a n d o se elim in an dos electrones del F e([A r]3d 4s ), los q u e se elim inan
son los 4s2:

Fe ( [A r]3d64s2) => Fe2+ ( [A r]3d6) + 2e~


j ’".h
Si se elim in a u n elec tró n adicio n al, y se fo rm a Fe3+, dicho electrón p ro v ien e de u n o rb ital 3d, ■;
p o rq u e to d o s los o rb itales con ti — 4 están vacíos:

Fe2+ ([A r]3 d 6) => Fe3+ ([A r]3 d 5) + e“


Parece ex traño elim in ar los electrones 4s antes que los 3d d u ra n te la fo rm ación de ca­
tiones de m etales de tran sició n . D espués de to d o , al escribir las co n figuraciones electrónicas,
agregam os los electrones 4s antes q u e los 3d. Sin em bargo, cuan d o escribim os configuraciones
electrónicas de áto m o s, seguim os u n proceso im aginario en el que nos m o v em o s a través de la
tabla periódica de u n elem ento a otro . Al hacerlo, agregam os tan to u n e lec tró n a u n orbital
com o u n p ro tó n al núcleo p a ra cam b ia r la id en tid ad del elem ento. En la ionización n o inver- |
tim os este proceso, d eb id o a q u e n o se elim in an p ro to n es. |
SECCIÓN 2.4 Energía de ionización 85

Si hay m ás de u na subcapa o cupada p ara u n valor dado de n, p rim ero se elim inan los elec­
trones del orbital con el valor m ás alto de l. Por ejem plo, u n átom o de estaño pierde sus
electrones 5p antes que sus electrones 5s:

Sn ( [K r]4d105s25p2) => S n 2+ ([K r]4 d 105s2) + 2e~ => Sn4+ ( [K r]4d10) + 4e~

C u an d o se agregan electrones a u n áto m o p a ra fo rm ar u n an ió n , estos se añ ad en al o r­


bital vacío o parcialm en te lleno con el v alo r m e n o r de n. Por ejem plo, c u an d o se agrega u n
electrón a u n áto m o de flúor p a ra fo rm a r el io n F ~, el electrón e n tra en el ú nico lugar
desocupado que q u eda en la sub cap a 2p:

F ( ls 22s22p5) + e~ => F~ ( \s22s22p6)

i l PIÉNSELO UN POCO
El C r3+ y el V2+, ¿ tendrían las m ism a s co n fig u ra c io n e s e le ctró n ica s?

E J E R C IC IO R ESUELTO 2 .8 Configuraciones electrónicas de iones


Escriba la configuración electrónica de a) C a2T, b) Co3+ y c) S2~.
S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia Se nos pide escribir las configuraciones electrónicas de tres iones.
Para hacerlo, escribim os la configuración electrónica de cada átom o neutro, y después elimi­
nam os o agregamos electrones para form ar iones. Prim ero eliminamos electrones de los o r­
bitales que tienen el m ayor valor de n. Estos se agregan a los orbitales vacíos o parcialm ente
llenos que tienen el valor m enor de n.

Solución
a) El calcio (núm ero atóm ico 20) tiene la configuración electrónica [Ar]4s2. Para form ar
un ion 2 + , debem os elim inarlos dos electrones externos, generando un ion isoelectrónico con
el'Ar;
Ca2+: [Ar]'.' '
b) El cobalto (núm ero atóm ico 27) tiene la configuración electrónica [Ar]3d74s2. Para for­
m ar u n ion 3 + , debem os elim inar tres electrones. C om o explicamos en el libro, los electrones
4s se elim inan antes que los electrones 3d. C om o resultado, la configuración electrónica del
Co3+ es

Co3+: [Ar]3d6

c) El azufre (núm ero atóm ico 16) tiene la configuración electrónica [Ne]3s23p4. Para form ar
un ion 2 —, debemos agregar dos electrones. Hay espacio para dos electrones adicionales en los
orbitales 3p. Por lo tanto, la configuración electrónica del ion S2~ es

S2“ : [Ne]3s2 3p6 = [Ar]

Comentario Recuerde que m uchos de los iones com unes de los elementos de los bloques s y
p, como Ca2+ y S2 - , tienen el m ism o núm ero de electrones que el gas noble más cercano.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Escriba la configuración electrónica de a) Ga3+, b) C r3* y c) Br~.

R e sp u e sta s: a ) [A r]3d10, b) [Ar]3d3, c) [A r]3dlc4s24p6 = [Kr]

AÍ REFLEXIÓN
¿ C o m p re n d o la im p o rta n c ia de la energía de io n iza ció n en e l c o m p o rta m ie n to
q u ím ic o d e lo s e le m e n to s ?

i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Razone y escriba correctam ente la respuesta de las siguientes preguntas.
1. ¿Cóm o serán las ecuaciones que m uestran los procesos que describen a la
prim era, la segunda y la tercera energías de ionización de un átom o de alum inio?
¿Qué proceso requeriría la m enor cantidad de energía?
2. Identifique cada enunciado com o verdadero o falso. Si es falso, rescríbalo
para que sea verdadero: a) Las energías de ionización siem pre son cantidades
86 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

negativas, b) El oxígeno tiene una m ayor energía de ionización que el flúor, c) La


- segunda energía de ionización de un átom o siem pre es m ayor que su primera
energía de ionización.
3. a) ¿Cuál es la relación general entre el tam año de un átom o y su primera energía
de ionización? b) ¿Qué elem ento de la tabla periódica tiene la m ayor energía de
ionización? ¿Cuál tiene la menor?
4. a) ¿Cuál es la tendencia de las prim eras energías de ionización al descender por
los elem entos del grupo 7A? Explique cóm o esta tendencia se relaciona con la
variación en los radios atóm icos, b) ¿Cuál es la tendencia de las primeras
energías de ionización al recorrer el cuarto periodo desde K hasta Kr? ¿Cómo se
com para esta tendencia con la que se m anifiesta en los radios atómicos?
5. Según sus posiciones en la tabla periódica, prediga cuál átom o de los pares
siguientes ten drá la prim era energía de ionización más grande: a) Cl, Ar; b) Be,
Ca; c) K, Co; cf) S, Ge; e) Sn, Te.
6. Escriba las configuraciones electrónicas de los siguientes iones, y determine
cuáles tienen configuraciones electrónicas de gas noble: a) Cr3+, b) N3~, c) Sc3+,
d) C u2+, e) T l+ , f) A u +.

2.5 I AFINIDADES ELECTRONICAS


La p rim e ra energía de ion izació n de u n á to m o es u n a m e d id á d é l cam bio de energía asociado
con la elim inación de u n electrón del áto m o p a ra fo rm a r u n catión. P or ejem plo, la primera
energía de io nización del Cl(g), 1251 k l/m o l, es el cam b io de energía asociado con el proceso

Energía de ionización: C l(gj - C l+ (g) + e- A E = 1251 k j/m o l [2.4]

[N e]3s23p5 [N e]3s23p4
El valor positivo de la energía de io nización significa q u e se debe d ar energía al átomo para
elim in ar el electrón.
La m ayoría de los áto m o s p u ed e n g an ar electrones p ara fo rm ar aniones. El cambio de
energía q u e o cu rre c u an d o u n electrón se agrega a u n áto m o gaseoso se conoce como afinidad
electrónica, ya que m id e la atracció n , o a finidad, del áto m o p o r el electrón añadido. En
la m ayoría de los á to m o s se libera energía c u an d o se añade u n electrón. Por ejemplo, la
adición de un electrón a u n áto m o de cloro se ve aco m p añ ad a p o r u n cam bio de energía de
—349 k j/m o l; el signo negativo in d ica que se libera energía d u ra n te el proceso. Por lo tanto,
decim os que la afinidad electrónica del Cl es —349 k j/m o l:*

A fin id a d electrónica: C l(g) + e~ -> c r ( g ) A £ = -3 4 9 k j/m o l [2.5]


[N e]3s23p'’ [N e ]3 r3 p 6

Es im p o rta n te co m p ren d er la diferencia e n tre la energía de ionización y la afinidad elec­


trónica: la p rim e ra m id e la facilidad con q u e u n áto m o pierde u n electrón, mientras que la
afinidad electrónica m id e la facilidad con que u n áto m o gana u n electrón.
C u an to m ayor sea la a tracció n e n tre u n á to m o d ad o y u n electrón añadido, más nega­
tiva será la afinidad electró n ica del átom o. En el caso de algunos elem entos, como los gases
nobles, la afin id ad electrónica tien e u n valo r positivo, lo que significa q u e el anión tiene
m ayor energía que el áto m o y el elec tró n p o r separado:

Ar(g) + e~ > A r~(g) A£ > 0 [2.6]

[N e]3s: 3p° [N e]3s2.3p(14 s1

El h echo de que la afin id ad elec tró n ica sea u n n ú m e ro positivo significa q u e un electrón no
se u n irá a u n áto m o de Ar; el io n A r- es inestable y n o se form a.
La ► F IG U R A 2 .1 5 m u estra las afinidades electrónicas de los elem entos que se encuen­
tra n en los bloques s y p , en los p rim ero s cinco perio d o s de la tabla. O bserve que las tendencias

*Para la afinidad electrónica se utilizan dos convenciones de signos. En la mayoría de los libros, incluyendo
este, se utiliza la convención de signos term odinám icos: un signo negativo indica que la adición de un electrón
es un proceso exotérm ico, com o en la afinidad electrónica dada para el cloro, —349 k j/m o l. Sin embargo,
históricam ente la afinidad electrónica se ha definido com o la energía liberada cuando se agrega un electrón a La
un átom o o ion en estado gaseoso. C om o se liberan 349 k j/m o l al agregar un electrón al Cl(g), la afinidad elec­ ha'
trónica con esta convención sería de + 3 4 9 k j/m o l. tro
SECCIÓN 2.6 Electronegatividad 87

en la afinidad electrónica n o son tan evidentes com o en el caso de la energía de ionización.


Los halógenos, a los que solo les falta u n electrón p a ra tener u n a subcapa p llena, tien en las IMAGINE
afinidades electrónicas m ás negativas. Al g anar u n electrón, u n áto m o de u n halógeno form a ¿Cuál de los grupos que aquí se
un ion negativo estable que tiene u n a configuración de gas noble (ecuación 2.5). Sin em bargo, muestran tienen las afinidades
para agregar un electrón a u n gas noble es necesario que el electrón se en cuentre en u n a sub­
electrónicas más negativas?
capa vacía de m ayor energía en el áto m o (ecuación 2.6). D ebido a que o cu p ar u n a subcapa de
¿Por qué esto tiene sentido?
m ayor energía es desfavorable energéticam ente, la afinidad electrónica es su m a ­
m ente positiva. Las afinidades electrónicas del Be y M g son positivas p o r la m ism a
8A
razón; el electrón añad id o residiría en u n a subcapa previam ente vacía p, de m ayor

s
¿Efcí
energía.
7A

m
3A 4A 5A 6A ¡¡¡¡i
Las afinidades electrónicas del g ru p o de elem entos 5A tam b ié n son in te re ­
§H O F p l?
santes. C om o estos elem entos tien en subcapas p sem illenas, el electró n a ñ ad id o
H~2Z.| i i i i i > o - 1 4 1 - 3 2 8 §§¡PipM
debe colocarse en u n orb ital que ya está o cu p ad o , lo que da com o resu ltad o re­
pulsiones electró n -electró n m ás fuertes. C o m o consecuencia, estos elem entos \i j r : S Cl *Ar
S É P ¡§ ¡¡g -7 2 -2 0 0 -3 4 9 p i g
tienen afinidades electrónicas positivas (N ) o m en o s negativas que sus vecinos a
la izquierda (P, As, Sb). G a" & G Í?5 A s Se Br
Las afinidades electrónicas n o cam b ian d em asiado c u an d o descendem os ~ 7S - 1 9 5 - 3 2 5
p o r u n grupo. P or ejem plo, considere las afinidades electrónicas de los h a ló ­ if ln l 1 S p sb Te I --X e ‘
genos (figura 2.15). En el caso del F, el electrón añ ad id o e n tra en u n orb ital 2p, á % 0 | ¡ l i l i -1 0 3 -1 9 0 -2 9 5 mBm.
en el caso del C1 en u n orbital 3p, en el del Br en u n o rb ital 4p , y así sucesiva­
A F IG U R A 2.1 5 Afinidad electrónica
m ente. P o rjo tan to , conform e nos m ovem os de F a I, la distancia p ro m ed io entre
en kJ/mol para bloques de elementos
el electrón añadido y el núcleo au m en ta co n tin u am en te, lo que ocasiona que la atracció n elec­
seleccionados s y p.
tró n -n ú cle o dism inuya. Sin em bargo, el o rb ital que contiene el electrón m ás externo está cada
vez m ás disperso, p o r lo que, cuan d o nos m ovem os de F a I, las repulsiones electró n -electró n
tam bién se reducen. C o m o resultado, la red u cció n de la atracción electrón-núcleo se c o n tra ­ http://goo.gl/LU5pSc
rresta con la reducción de las repulsiones electrón-electrón.

¿É P I É N S E L O UN POCO
¿Cuál es la re la ció n entre el va lo r p a ra la p rim e ra energía de io n iza ció n de un ion
C f ( g ) y la a fin id a d e le c tró n ic a del Cl(g)?

i
As ¿ C o m p re n d o la d ife ren cia que e xiste e n tre la energía d e io n iza ció n y la
a fin id a d e le c tró n ic a ?

é PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. La prim era energía de ionización de Ar y su afinidad electrónica son valores p o si­
tivos. a) ¿Cuál es el significado de un valor positivo en cada caso? b) ¿Cuáles
son las unidades de la afinidad electrónica?
2. Si la afinidad electrónica de un elem ento es un núm ero negativo, ¿significa que el
anión del elem ento es más estable que el átom o neutro? Explique.
3. La afinidad electrónica del brom o es una cantidad negativa, y es positiva en el
caso de Kr. U tilice la configuración electrónica de los dos elem entos para explicar
la diferencia.
4. ¿Cuál es la relación entre la energía de ionización de un anión con una carga 1 -
com o el F~ y la afinidad electrónica del átom o neutro, F?
5. Para cada uno de los pares siguientes, indique qué elem ento tiene la prim era
energía de ionización más grande: a) Ti, Ba; b ) Ag, Cu; c) Ge, Cl; d) Pb, Sb (en
cada caso, utilice la configuración electrónica y la carga nuclear efectiva para
explicar su respuesta).
6. Escriba las configuraciones electrónicas de los siguientes iones: a) Fe2+, b) Hg2+,
c) M n2+, d) Pt2+, e) P3“ .
7. En la tab la pe rió dica encuentre tres ejem plos de iones que tengan una co n fig u ­
ración electrónica de nd 8 (n = 3, 4, 5, ...).
8. Con la inform ación m anejada en las preguntas anteriores, describa cóm o influye
la afinidad electrónica en el com p ortam iento de un átom o.

2.6 I ELECTRONEGATIVIDAD
La electronegatividad es la capacidad de u n áto m o en u n com puesto p ara atraer electrones
hacia sí m ism o. A m ay o r electronegatividad de u n átom o, m ayor es su capacidad de a traer elec­
trones. La electronegatividad de u n áto m o en u n a m olécula está relacionada con su energía
88 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

de ionización y con su afinidad electrónica, las cuales son propiedades de á to m o s aislados. Un


áto m o con u n a afinidad electrónica m uy negativa y u n a elevada energía de ionización atrae
electrones de otros átom os y se resiste a p erd er los suyos; es decir, es altam en te electronegativo.
Los valores de la electronegatividad p u e d en basarse en varias p ro p ied ad es, no solo en la
energía de ion izació n y en la afin id ad electrónica. El q uím ico estad o u n id en se Linus Pauling
(1901-1994) desarrolló la p rim e ra y m ás utilizad a escala de electro n eg ativ id ad , la cual se fu n ­
d a m e n ta en dato s te rm o q u ím ico s. C o m o m u estra la V F IG U R A 2.16, en general, existe un
a u m e n to en la electronegatividad de izquierda a d erech a a través de u n p e rio d o , es decir, de
los elem en to s m ás m etálicos a los m ás n o m etálicos. C on algunas excepciones (especialm ente
en los m etales de tran sició n ), la electronegatividad d ism inuye con el a u m e n to del n ú m ero
ató m ico en u n grupo. Esto es lo que se esp eraría p o rq u e se sabe que las energías de io n i­
zación tie n d e n a d ism in u ir cu an d o en u n g ru p o a u m e n ta el n ú m e ro a tó m ic o y las afin i­
dades electrónicas no. cam bian m ucho.
N o es necesario m em o rizar los valores de la electronegatividad. En lu g a r de ello, se de- •
b erían co no cer las tendencias periódicas p a ra estar en condiciones de p re d e c ir cuál de los dos
elem entos es m ás electronegativo. Por lo general, la electronegatividad a u m e n ta de izquierda
a d erech a en u n a fila de la tabla p erió d ica y d ism inuye al descender p o r u n a colum na.

PIÉNSELO UN POCO
¿ C ó m o d ifie re la e le c tro n e g a tiv id a d de un e le m e n to de su a fin id a d e le c tró n ic a ?

¿ C o m p re n d o la re la ció n en tre a fin id a d e le ctró n ica , energía de io n iza ció n


y e le c tro n e g a tiv id a d ?

1. Investigue en diversas fuentes y escriba la diferencia entre electronegatividad


y electropositividad.
2. Arregle los siguientes elem entos en orden creciente de electronegatividad:
a) Br, Cl, F, I; b) B, Ge, S, Cl, O.
3. ¿Qué com portam iento tiene la electronegatividad en los elem entos anfóteros
o m etaloides?

IMAGINE
Para los elementos del grupo 6A, ¿cuál es la tendencia en la electronegatividad
conforme aumenta el número atómico?

http://goo.gl/P0ZBgE

► FIG U R A 2.16 Valores de la


electronegatividad basados en ios
datos termoquímicos de Pauling.
SECCIÓN 2.7 C om portam iento periódico de metales, no metales y m etaloides 89

.h: — ...... .......... ..... .... ..... ............ ....... ................... ...................................................................................................................................................................................................................

. IMAGINE
Observe que el germanio, Ge, es un metaloide, pero el estaño, Sn, es un metal.
¿Qué cambios en las propiedades atómicas piensa que son importantes para
explicar esta diferencia?

A u m e n ta el carácter m etálico
8A
18
3A 4A 5A 6A 7A

http://goo.gl/1hCZqH

■< F IG U R A 2.1 7 Metales, metaloides


y no metales.

2.7 COMPORTAMIENTO PERIODICO DE


METALES, NO METALES Y METALOIDES
Los rad io s ató m ico s, energías de io n izació n y afinidades electrónicas son p ro p ie d a d es de los
átom os in d iv id u ales. Sin em b arg o , con excepción de los gases nobles, n in g u n o de los ele­
m entos existe en la n atu ra le z a co m o áto m o s individuales. P ara co m p re n d e r u n p o co m e jo r
las p ro p ied ad es de los elem en to s, tam b ié n d eb em o s analizar las ten d en c ias p erió d icas en las
p ro p ied ad es de g ra n d e s g ru p o s de átom os.
Los elem entos p u e d e n ag ru p arse am p liam en te en las categorías de m etales, n o m etales y
m etaloides (A F IG U R A 2 .1 7 ). A lgunas de las p ro p ied ad es que d istin g u en a los m etales y a
los no m etales se re su m e n en la ▼ TABLA 2.4.
A c o n tin u a c ió n estu d iare m o s algunos p atro n es com u n es de reactiv id ad a través de la
tabla perió d ica y p o ste rio rm e n te exam in arem o s con m ayor p ro fu n d id a d la reactividad de los
no m etales y de los m etales.
C uantas m ás p ro p ie d a d e s físicas y quím icas de los m etales estén presentes en u n ele­
m ento, m ayor será su ca rá c te r m etálico. C om o se in d icó en la figura 2.17, el carácter m e ­
tálico p o r lo gen eral a u m e n ta c o n fo rm e d escendem os en u n g ru p o de la tabla p erió d ica y
dism inuye cu a n d o n o s m o v em o s de izq u ierd a a derecha en u n p erio d o . A h o ra analicem os las
relaciones cercanas q u e existen en tre las configuraciones electrónicas y las p ro p ied ad es de
los m etales, no m etales y m etaloides.

T A B L A 2 .4 < P ro p ie d a d e s c a ra c te rís tic a s d e los m e ta le s y los n o m e ta le s

Metales No m etales

Tienen un acabado brillante; diferentes colores, aunque No tienen brillo; diferentes colores
la mayoría son plateados .
Los sólidos son maleables y dúctiles Los sólidos son generalm ente quebradizos; algunos son d uros y otros blandos
Son buenos conductores del calor y la electricidad Son malos conductores del calor y la electricidad
La mayoría de los óxidos metálicos son sólidos iónicos básicos La mayoría de los óxidos no metálicos son sustancias m oleculares que form an
disoluciones ácidas
Tienden a form ar cationes en disoluciones acuosas T ienden a form ar aniones u oxianiones en disoluciones acuosas
90 CAPÍTULO 2 Elementos quím icos y su clasificación

Metales
La m ayoría de los elem entos m etálicos presentan u n acabado brillante que asociam os con los
m etales ( < F IG U R A 2.18). Los m etales conducen el calor y la electricidad. En general, son
maleables (se pued en golpear hasta fo rm ar lám inas delgadas) y dúctiles (se p u e d e n estirar para
fo rm ar alam bres). Todos son sólidos a tem p e ra tu ra am biente, excepto el m ercu rio (punto de
fusión = —39 °C), el cual es líquido. D os m etales se fu n d en a u n a tem p e ratu ra ligeram ente su­
p erio r a la am biente, el cesio a 28.4 °C, y el galio a 29.8 °C. En el otro extrem o, m uchos metales
se fu n d en a tem p eratu ras m uy elevadas. Por ejem plo, el crom o se funde a 1900 °C.
Los m etales suelen tener energías de ionización bajas; por lo tanto, tienden a form ar iones
positivos con relativa facilidad. C o m o resu ltad o , los m etales se oxidan (p ierd e n electrones)
c u an d o ex p erim en tan reacciones quím icas. E ntre las p ro p ied ad es ató m icas fundam entales
(radio, co n fig u ració n electrónica y afinidad electrónica, e n tre o tras), la p rim e ra energía de
io nización es el m e jo r in d icad o r de si u n elem en to se c o m p o rta rá com o u n m etal o com o un
A F IG U R A 2 .1 8 Los metales son
brillantes y maleables. n o m etal.
La Y F IG U R A 2.1 9 m u estra los estados de o xidación de algunos iones representativos,
tan to de m etales com o de n o m etales. R ecordem os que la carga de cu a lq u ier ion metálico
http://goo.gl/0w6sfS alcalino en sus com p u esto s siem pre es 1 + , y la de cu alq u ier m etal alcalin o térreo siem pre es
2 + . En el caso de los áto m o s que p erten ecen a cu alq u iera de estos g ru p o s, los electrones
externos s son fáciles de perder, lo q u e d a lugar a u n a co nfiguración electró n ica de gas noble.
En el caso de los m etales que p erten e ce n a g ru p o s con o rbitales p p a rcialm en te ocupados
(g ru p o s 3A a 7A), los cationes o b serv ad o s se fo rm a n p e rd ie n d o solo los electrones externos
p (com o el Sn2+), o los electrones externos s y p (co m o el Sn4+). La carga de los iones de m e­
tales de tran sició n n o sigue u n p a tró n evidente. U na de las principales características de los
m etales de tran sició n es su capacidad de fo rm a r m ás de u n catión. Por ejem plo, el hierro
p u ed e ser 2 + en algunos co m p u esto s y 3 + en otros.

él P I E N S E L O UN P O C O
D e s c rib a una relació n g e ne ral e n tre las te n d e n c ia s del c a rá c te r m e tá lic o y las de
la energía de io niza ció n.

Los compuestos de metales con no metales tienden a ser sustancias iónicas. Por ejemplo, la
m ayoría de los óxidos y halo g en u ro s m etálicos son sólidos iónicos. Para ilu stra r esto tenemos
la reacción en tre el m etal n íquel y el oxígeno q u e p ro d u c e óxido de níquel, u n sólido iónico
que co n tien e iones N i2+ y O 2 - :

2 Ni(s)^,+ O 2(g) 2 N iO ( s ) [2.7]

Los óxidos son m uy im p o rta n te s p o r la g ran ab u n d an cia de oxígeno en n u e stro ambiente.

IMAGINE
L a lín e a en e s c a le ra d iv id e a lo s m e ta le s d e lo s n o m e ta le s . ¿ C ó m o d iv id e e s ta lín e a a lo s e s ta d o s
d e o x id a c ió n c o m u n e s ?

1A L
7A 8A
c<
H+ H“ P
?A 3A 4A 5A 6A r
A
L i+ N 3“ O 2- F~
S
E
N a + M g 2+ M e ta le s d e tra n sic ió n A l3+ p 3- s 2~ c r S
< \
v 5+
K+ C a2+ Sc3+ t í 4+ C r 3+ M n 2+ F e2+ C o 2+ N i2+ C u + Z n 2+ S e2 - Br“
N
V 4+ M n 4+ F e3+ C o 3+ C u 2+ 0
S n2+ S b3+ B
Rb+ S r2+ P d 2+ A g + C d 2+ T e2 - r L
S n4+ S b5+ p
p t 2+ A u + H g 2+ P b 2+ Bi3+ S
C s+ Ba2+
A u 3+ H g 2+ P b 4+ B í 5+

A F IG U R A 2 .1 9 Estados de oxidación representativos de los elementos. Observe que el hidrógeno tiene tanto
Ó:
ni
números de oxidación positivos como negativos, +1 y - 1 .
SECCIÓN 2.7 C om portam iento periódico de metales, no metales y m etaloides 91

La m ayoría de los óxidos metálicos son básicos. A quellos que se disuelven en agua reaccio­
nan p ara fo rm a r h id ró x id o s m etálicos, com o en los siguientes ejem plos:

Ó x id o m e tá lic o + ag u a * h id ró x id o m e tálico

N a20 ( s ) + H 20(Z) * 2 N aO H (ac) [2.8]

C aO (s) + H zO(Z) * C a (O H )2(ac) [2.9]

La basicidad de los óx idos m etálicos se debe al io n óxido, el cual reacciona con agua de
acuerdo con la ecu ació n iónica neta

0 2~(ac) + H 20(Z) * 2 O H ~(ac) [2.10]

Los óxidos m etálicos que son insolubles en agua d em u estra n su basicidad reaccio n an d o
con ácidos p a ra fo rm a r u n a sal m ás agua, com o se m u e stra en la T F IG U R A 2.20:

Ó x id o m etálico + ácido » sal + agua


N iO (s) + 2 H N 0 3(ac) > N i( N 0 3)2(ac) + H 20(Z) [2.11]

E JE R C IC IO R ESUELTO 2 .9 Ó xid o s m e tá lic o s

a) ¿Esperaría que el óxido de escandio fuera u n sólido, un líquido o un gas, a tem peratura am ­
biente? b) Escriba la ecuación quím ica balanceada para la reacción de óxido de escandio con
ácido nítrico.

SO LU C IÓ N
Análisis y e s tra te g ia Se nos pregunta sobre una propiedad física del óxido de escandio (su
estado a tem peratura am biente) y sobre una propiedad quím ica (cóm o reacciona con ácido
nítrico).
Solu ció n
a) C om o el óxido de escandio es el óxido de u n m etal, esperaríam os que fuera un sólido
iónico. De hecho lo es, con un p u n to de fusión m uy alto de 2485 °C.
b) En sus com puestos, el escandio tiene una carga 3 + , Sc3+; el ion óxido es O 2 - . C om o con­
secuencia, la fórm ula del óxido de escandio es Sc20 3. Los óxidos metálicos tienden a ser bási­
cos y, p o r lo tanto, a reaccionar con ácidos para form ar una sal más agua. En este caso, la sal es
nitrato de escandio, S c (N 0 3)3. La ecuación quím ica balanceada es
Sc20 3(s) + 6 H N 0 3(ac) > 2 S c (N 0 3)3(«c) + 3 H 2O (0

E JE R C IC IO DE PR Á C T IC A
Escriba la ecuación quím ica balanceada para la reacción entre el óxido de cobre (II) y el ácido
sulfúrico.
Respuesta: C uO(s) + H 2S 0 4(flc) ------ > CuSO4(ac) + H 20(Z)

No m etales
Los no m etales p u e d e n ser sólidos, líqu id o s o gases. N o son brillantes y, en general, son m alos
condu ctores del calor y la electricidad. Sus p u n to s de fusión son m ás bajos que los co rres­
p o n d ien tes a los m etales (a u n q u e el diam an te, u n a fo rm a del carb o n o , se fu n d e a 3570 °C).

http://goo.gl/OABFHt

insoluble < F IG U R A 2.2 0 Los


óxidos metálicos reaccionan
con ácidos. El NiO no se
disuelve en agua, pero
reacciona con ácido nítrico
Ó xido d e níquel(II) (N iO ), ácido El N iO es insoluble en agua, pero reacciona ma disolución ve^rde^'6"6
nítrico (H N Ó 3) y agu a con H N 0 3 con lo que se obtiene una d isolu - n ¡(N03)2.
ción verd e de la sal N i( N 0 3)2 —......... -
92 CAPÍTULO 2 Elementos quím icos y su clasificación

En condiciones o rd in arias, existen siete n o m etales com o m oléculas d iató m icas. C inco de
ellos son gases (H 2, N 2, 0 2, F2 y C l2), u n o es u n líq u id o (Br2), y u n o m ás es u n sólido volátil
(I2). Si excluim os a los gases nobles, los n o m etales restantes son sólidos q u e p u ed en ser
duros, com o el d iam an te, o blandos, com o el azufre (-4 F IG U R A 2.2 1).
D ebido a sus afinidades electrónicas negativas relativam ente grandes, los no metales tien­
den a ganar electrones cuando reaccionan con metales. Por ejem plo, la reacció n del alum inio
con b ro m o p ro d u c e el com p u esto iónico b ro m u ro de alum inio,

2 A l(s) + 3 Br2(Z) 2 A lB r3(s) [2 . 12 ]

A F IG U R A 2.21 El azufre, conocido en U n n o m etal generalm ente g an ará suficientes electrones p ara llenar su su b cap a m ás ex­
la Edad Media como “piedra sulfúrea” es te rn a o c u p ad a /), p a ra d a r u n a co nfiguración electrónica de gas noble. P or ejem p lo, el áto m o
un no metal. de b ro m o gana u n electró n p ara llen ar su sub cap a 4p:

B r ( [ A r ] 4 s 23 d I04 p 5) + e B r' ([A r]4 s23 d 1(V )


http://goo.gl/BwLfJB
Los compuestos fo rm ados únicam ente p o r no metales, p o r lo general, son sustancias m o ­
leculares que tie n d e n a ser gases, líq u id o s o sólidos, de bajo p u n to de fu sió n , a te m p e ra tu ra
am b ien te. C o m o ejem plos se inclu y en los h id ro c a rb u ro s co m u n es que u sa m o s com o c o m ­
b u stib les (m etan o , C H 4; p ro p a n o C 3H 8; o ctan o , C 8H ]8) y los gases HC1, N H 3 y H 2S. M u ­
chos m ed icam en to s so n m oléculas co m p u estas de C, H , N , O y o tro s n o m etales. Por
ejem plo, la fó rm u la m o lecu lar p a ra el C elebrex es C 17H 14F3N 30 2S. La m ayoría de los óxidos
no metálicos son ácidos, lo que significa que al disolverse en agua reacc io n a n p a ra fo rm a r
ácidos:

Ó xido no m etálico + agua ácido

C 0 2(g) + H 20 (l) H 2C 0 3(oc) [2.13]

P 4O I0(s) + 6 H 20(Z) 4 H 3P 0 4(ac) [2.14]

La reacción del d ióxido de carb o n o con agua (► F IG U R A 2.22)


explica la acidez del agua c a rb o n a tad a y, hasta cierto p u n to , la del agua
de lluvia. C o m o el azufre está p resente en el p etró leo y el carbón, su
co m b u stió n p ro d u c e dióxido y trió x id o de azufre. Estas sustancias se C
disuelven en agua p ara p ro d u c ir lluvia ácida, u n p ro b le m a de c o n ta ­ ta
m in ació n im p o rta n te en m u ch as partes del m u n d o . Al igual que los bl
ácidos, la m ayoría de los óxidos n o m etálicos se d isuelven en so lu ­ qt
ciones básicas p ara fo rm a r u n a sal m ás agua:
n
Ó xido n o m etálico base sal + agua
A F IG U R A 2 .2 2 Reacción de C 0 2 con C 0 2(£) + 2 N aO H (ac) - N a2C Ó 3(ac) + H 2ó (Z) [2.15]
agua que contiene un indicador azul de P"
bromotimol. Iniclalmente, el color azul nos P I É N S E L O UN PO CO té¡
indica que el agua es ligeramente básica.
Un c o m p u e s to A C I3 (A es un elem e nto) tie n e un p u n to de fu sió n de —112 °C. za:
Cuando se agrega un trozo de dióxido de
¿Esperaría qu e el c o m p u e s to fu e ra una s u s ta n c ia m o le c u la r o ió n ic a ? Si se le ale
carbono sólido (“ hielo seco” , figura a la
izquierda), el color cambia a amarillo (figura d ije ra q u e el e le m e n to A es e s c a n d io (Se) o fó s fo ro (P), ¿cuál pe n sa ría q u e sería
a la derecha), lo que indica que se trata de la o p c ió n m ás p ro b a b le ? tos
una disolución ácida. El humo se debe a las ate
gotas de agua en el aire que se condensan E J E R C IC IO RESUELTO 2 .1 0 Ó xid o s no m e tá lic o s tar
por medio del frío gas C 0 2. peí
Escriba las ecuaciones quím icas balanceadas para las reacciones de dióxido de selenio sólido
con a) agua, b) hidróxido de sodio acuoso. cor
mu
S O LU C IÓ N
■£$]
A n álisis y e s tra te g ia Prim ero vemos que el selenio (Se) es un no metal. Por lo tanto, debe­
mos escribir ecuaciones químicas para la reacción de un óxido no metálico, p rim ero con agua
y luego con una base, N aOH. Los óxidos no metálicos son ácidos y reaccionan con agua para
form ar un ácido, y con bases para form ar una sal y agua.
Elt
S o lu ció n
a) La reacción del dióxido de selenio con agua es como la del dióxido de carbono (ecuación 2.13): Lit

SeO 2(s) + H 2O (0 H 2S e 0 3(e¡c) Soi


Pol
(No im porta que el S e0 2 sea un sólido y el C 0 2 u n gas en condiciones ambientales; lo im por­
tante es que ambos son óxidos no metálicos solubles en agua). Rui
Ces
SECCIÓN 2.8 C om portam iento de metales de los grupos 1A y 2A 93

b) La reacción con hidróxido de sodio es como la reacción resum ida p o r la ecuación 2.15:

SeO2(s) + 2 NaOH(nc) N a2S e 0 3(ac) + H 20(Z)

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Escriba la ecuación química balanceada para la reacción de hexaóxido de tetrafósforo con
agua.
Respuesta: P40 6(s) + 6 H 20(Z) * 4 H 3P 0 3(íJc)

M etaloides
Los m etaloides tienen propiedades interm ed ias en tre las de los m etales y las de los n o metales.
Pueden ten er algunas propiedades m etálicas características pero carecer de otras. Por ejem plo,
el silicio parece u n m etal (► F IG U R A 2 .2 3 ), pero es q u ebradizo en lugar de m aleable y no
conduce el calor y la electricidad ta n bien com o los m etales. Los com puestos de m etaloides
pueden ten er características tan to de co m puestos m etálicos com o de n o m etálicos.
V arios m etaloides, en especial el silicio, son sem iconductores eléctricos y son los p rin c i­
pales elem entos utilizados en la fabricación de circuitos integrados y chips de com putadoras. ▲ F IG U R A 2.2 3 Silicio elemental.
U na de las razones p o r las que los m etaloides com o el silicio p u ed en utilizarse en circuitos in ­ Aunque parece un metal, el silicio es
tegrados es que su conductividad eléctrica es in te rm e d ia entre la de los m etales y la de los no un metaloide, es quebradizo y no es un
metales. El silicio m u y p u ro es u n aislante eléctrico, p ero su con d u ctiv id ad p u ed e a u m e n ta r buen conductor del calor ni la electricidad.
considerablem ente p o r la adición de im purezas específicas llam adas dopantes. Esta m o d ifi­
cación ofrece u n m ecanism o p ara co n tro lar la co n d u ctiv id ad eléctrica a través del m an ejo de
http://goo.gl/p1j5SY
la com posición quím ica.

2.8 COMPORTAMIENTO DE METALES


DE LOS GRUPOS 1A Y 2A
C om o h em o s visto, los elem entos de u n g ru p o p o seen sim ilitudes generales. Sin em bargo,
tam b ién existen tenden cias c u an d o nos m o v em o s a través de u n grupo. C o n apoyo de la ta ­
bla p erió d ica y de n u estro co n o cim ien to sobre configuraciones electrónicas, an alizarem os la
quím ica de los m etales alcalinos y de los m etales alcalinotérreos.

Grupo 1A: Metales alcalinos


Los m etales alcalinos son sólidos m etálicos b lan d o s (► FIG U R A 2.24). Todos tien en p ro ­
piedades m etálicas características com o b rillo m etálico platead o y altas co n d u ctiv id ad es
térm icas y eléctricas. El n o m b re alcalino p ro v ien e de u n a p alab ra árabe q u e significa “c en i­
zas”. Los p rim ero s quím ico s aislaron m u ch o s co m p u esto s del sodio y el potasio , dos m etales
alcalinos, a p a rtir de las cenizas de la m adera.
C om o se m uestra en la T TABLA 2.5 los m etales alcalinos tien en bajas densidades y p u n ­
tos de fusión, y estas propiedades varían de form a b astan te regular al a u m e n ta r el n ú m ero
atóm ico. Vemos las tendencias habituales a m ed id a que avanzam os p o r el gru p o , com o a u m e n ­ ▲ F IG U R A 2.2 4 El sodio, como los
tar el rad io atóm ico y d ism inuir la p rim e ra energía de ionización. El m etal alcalino de u n otros metales alcalinos, es bastante
suave como para poderse cortar con un
periodo d ado tiene el m ás bajo valor de lj en este (figura 2.13), lo que refleja la relativa facilidad
cuchillo.
con la qu e su electrón s exterior se p uede elim inar. C o m o resultado, los m etales alcalinos son
m uy reactivos, ya que fácilm ente p ierd en u n electrón p a ra fo rm ar iones con u n a carga 1 + .
http://goo.gl/p1j5SY

1 TABLA 2 .5 * Algunas propiedades tle 'los m etales alcalinos

Configuración Punto de Densidad Radio h


Elemento electrónica fusión (°C) (g/cm 3) atóm ico (Á) (kj/m ol)

Litio [He]2s1 181 0.53 1.34 520


Sodio [N e p s1 98 0.97 1.54 496
Potasio [Ar]4s‘ 63 0.86 1.96 419
Rubidio [Kr]5sx 39 1.53 2.11 403
Cesio [Xejós1 28 1.88 2.25 376
Elementos quím icos y su clasificación

Losmetales alcalinos existen en la naturaleza solo com o com p u esto s. El sodio y el pota- **-
sio son relativam ente ab u n d a n te s en la corteza terrestre, en el agua de m ar y en los sistem as
biológicos, generalm ente com o los cationes de co m puestos iónicos. Los m etales alcalinos
se com binan directam ente con la m ayoría de los n o m etales. P or ejem plo, reaccionan con el
hidrógeno para fo rm ar h id ru ro s y con el azufre p ara fo rm ar sulfuros:

2 M (s) + H 2{g) * 2 M H (s) [2.16]


2 M (s) + S(s) » M 2S(s) [2.17]
;
donde M representa cu alquiera de los m etales alcalinos. En los h id ru ro s de los m etales alcali­
nos (LiH, NaH, entre o tro s), el h id ró g e n o se presen ta com o H ~ , con o cid o c o m o ion hidruro.
Este ion, el cual es u n áto m o de h id ró g e n o que ha ganado u n electrón, es d iferente del ion
hidrógeno, H +, que se form a cu an d o u n áto m o de h id ró g en o pierde su electrón.
Los metales alcalinos reaccionan vig o ro sam en te con agua, p a ra p ro d u c ir gas hidrógeno
y una disolución de h id ró x id o del m etal:

2 M (s) + 2 H 20(1) » 2 M O H (ac) + H 2(g) [2.18]

Estas reacciones son m uy exotérm icas. En m u ch o s casos se genera suficiente calor p ara en­
cender al H 2 y p ro d u cir fuego o, en o tras ocasiones, incluso u n a explosión ( T FIG URA 2.25).
Esta reacción es m ás v iolenta p ara los m etales alcalinos pesados, de acuerdo con sus energías
bajas de ionización.
Las reacciones en tre los m etales alcalinos y el oxígeno son m ás com plejas. G eneralm ente
se form an óxidos m etálicos que co n tien en al ion O 2"":

4 Li(s) + 0 2(g) * 2 Li20 (s )


óxido de litio

Cuando se disuelven en agua, el Li20 y o tro s óxidos m etálicos solubles fo rm a n iones de h i­


dróxido a p artir de la reacción de iones 0 2~ con H 20 (ecuación 2.10). En cam bio, los dem ás
metales alcalinos reaccionan con oxígeno fo rm a n d o peróxidos m etálicos, los cuales co n ­
tienen al ion 0 22~.

2 N a(s) + O 2{g) * N a20 2(s)


peróxido de sodio [Z .ZÜ J

El potasio, el ru b id io y el cesio tam b ié n fo rm an co m puestos que co n tie n e n al ion 0 2~,


al que llam am os ion superóxido. Por ejem plo, el potasio form a su p eró x id o de potasio, KO>

K(s) + 0 2(g) * K 0 2(s)


superóxido de potasio J

Observe que las reacciones que m u e stra n las ecuaciones 2.20 y 2.21 son de c ierto m odo so r­
prendentes; en la m ayoría de los casos, la reacción de oxígeno con u n m etal fo rm a el óxido
metálico.

http://goo.gl/W9W8jw Li Na K

▲ F IG U R A 2.25 Los metales alcalinos reaccionan vigorosamente con agua.


SECCIÓN 2.8 C om portam iento de metales de los grupos 1A y 2A

http://goo.gl/TVr8CZ

¿m IMAGINE
Si tuviéramos lámparas de vapor de
potasio, ¿de qué color serían?

A F IG U R A 2 .2 6 Colocados en una flama, los iones de metal alcalino emiten luz de una
longitud de onda característica (Li, rojo; Na, amarillo; K, lila).

Los m etales alcalinos son ex trem ad am en te reactivos frente al agua y el oxígeno. D ebido
a esto, los m etales se alm acen an su m erg id o s en u n h id ro ca rb u ro líquido, co m o el aceite m i­
neral o el queroseno.
A unque los iones d e m etales alcalinos son incoloros, cada u n o em ite u n color caracterís­
tico cuando se coloca en u n a flam a (A F IG U R A 2.2 6 ). Los iones de m etales alcalinos se
reducen a átom os m etálico s gaseosos en la región cen tral de la flam a. La elevada te m p e ra tu ra
de la flam a excita en to n ce s al elec tró n de valencia hacia u n o rb ital de m ayor energía, o casio ­
n ando que el á to m o se en cu e n tre en u n estado excitado. D espués, el áto m o em ite energía en
form a de luz visible cu a n d o el elec tró n regresa al o rb ita l de m e n o r energía, y el áto m o vuelve
a su estado basal. La lu z em itida está en u n a lo n g itu d de o n d a específica p ara cada elem ento. http://goo.gl/RdxdPN
La em isión am arilla característica del sodio es la base p ara las lám p aras de v ap o r de sodio
(► F IG U R A 2 .2 7 ).

A F IG U R A 2.2 7 La característica luz


P I E N S E L O UN PO C O amarilla de una lámpara de sodio es el
resultado de electrones en el orbital
El ce sio m e tá lic o tie n d e a se r el m ás rea ctivo de los m e ta le s a lca lin o s e sta b le s
3p de alta energía cayendo a orbitales 3s
(el fra n cio , e le m e n to n ú m e ro 87, es ra d ia c tiv o y aún no se ha e s tu d ia d o a
de baja energía. La energía de brecha
p ro fu n d id a d ). ¿ C uál de las p ro p ie d a d e s a tó m ic a s del C s es la p rin c ip a l corresponde a la energía de la luz amarilla.
re sp o n sa b le d e su gran re a c tiv id a d ?

E J E R C IC IO R E S U E LTO 2 .1 1 Reacciones de un metal alcalino


Escriba una ecuación balanceada que prediga la reacción del cesio metálico con a) Cl2(£), b) H 20 (í), c) H 2(g).

S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia D ebido a que el cesio es u n metal alcalino, esperam os que su quím ica se encuentre dom inada p o r
la oxidación del m etal a iones Cs+. Además, vemos que el Cs está m uy abajo en la tabla periódica, lo que significa que estará
entre los más activos de todos los metales y que, probablem ente, reaccionará con las tres sustancias listadas.

Solución La reacción entre el Cs y el Cl2 es una sencilla


com binación entre los dos elem entos, un metal y u n no metal, para
form ar el com puesto iónico CsCl: 2 C s(s) + Cl2(g) * 2 CsCl(s)
De las ecuaciones 2.18 y 2.16, predecim os las reacciones del cesio con
el agua y el hidrógeno, com o se m uestra a continuación: 2 Cs(s) + 2 H 20(Z) ——* 2 CsOH(oc) + H 2(gj
2 Cs(s) -P H 2(g) ■* 2 CsH(s)

Las tres reacciones son rédox donde el cesio form a un ion Cs+ en el producto. Los iones C l- , O H - y H~
son iones 1 - , lo que significa que los productos finales tienen una estequiom etría 1:1 con el C s+.

E J E R C IC IO D E P R A C T IC A
¿XV - ■■■■■'■
Escriba una ecuación balanceada para la reacción entre el metal potasio y el azufre elemental. "
R e sp u esta : 2 K(s) + S(s) ----- » K2S(s)
96 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

LA QUÍMICA Y LA VIDA
EL SORPRENDENTE DESARROLLO orina— , para tratar la enferm edad m aniaco-depresiva. Cade adm i­
DE LOS FÁRMACOS CON LITIO nistró el ácido a animales maniacos de laboratorio en la forma de su sal
más soluble, urato de litio, y descubrió que m uchos de los síntom as
Los iones de los metales alcalinos tienden a desempeñar maniacos parecían desaparecer. Estudios posteriores m ostraron que el
?ifSfc, una función poco interesante en la mayoría de las reac­ ácido úrico no desem peña ninguna función en los efectos terapéuticos
ciones químicas. Como hemos vimos, todas las sales observados; en cambio, los iones Li+, eran ios responsables. Debido a
de los iones de los metales alcalinos son solubles y que una sobredosis de litio puede ocasionar efectos secundarios severos
los iones son espectadores en la mayoría de las reacciones acuosas (con en los hum anos, incluyendo falla renal y la m uerte, las sales de litio no
excepción de las que involucran metales alcalinos en su forma elemental, fueron aprobadas com o fármacos antipsicóticos p ara su consum o en
como en las ecuaciones 2.16 a 2.21). Sin embargo, estos iones desem­ hum anos sino hasta 1970. En la actualidad, el Li+ se adm inistra usual­
peñan una función im portante en la fisiología hum ana. Por ejemplo, los mente de m anera oral en la forma de LÍ2C O 3, que es el com ponente
iones sodio y potasio son los componentes principales del plasma san­ activo de fármacos prescritos com o el Eskalith . Los
guíneo y del fluido intracelular, respectivamente, en concentraciones fármacos con litio son efectivos en alrededor de 70%
prom edio de 0.1 M. Estos electrolitos actúan como portadores de cargas de los pacientes bipolares que lo tom an.
vitales en la función celular normal. En contraste, el ion litio (Li+) no En esta época de diseño de fármacos avanzados y
tiene una función conocida en la fisiología hum ana normal. Sin em ­ biotecnología, el sencillo ion litio sigue siendo el tra­
bargo, desde el descubrimiento del litio en 1817, se ha pensado que las tam iento más efectivo para este desorden psicológico
sales de este elemento poseen poderes curativos casi místicos. Incluso hay destructivo. Es sorprendente que a pesar de Jas intensas
afirmaciones de que los iones litio eran un componente en las fórmulas investigaciones, los científicos aún no comprenden por
antiguas de la “fuente de la juventud”. En 1927, C.L. Grigg empezó a completo la acción bioquímica del litio que da lugar a
comercializar una bebida que contenía litio. El original pero extenso sus efectos terapéuticos. Debido a sus similitudes con el
nom bre de la bebida era “Bib-Label Lithiated Lemon-Lime Soda”, el ion N a+, el ion Li+ se incorpora al plasma sanguíneo,
cual pronto se cambió al más sencillo y conocido nom bre Seven Up® donde puede afectar el com portam iento de las células
O FIGURA 2.28). nerviosas y musculares. Como el ion Li+ tiene un radio
Debido a las preocupaciones que manifestaba la Administración más pequeño que el ion Na (figura 2.11), la forma en
de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (Food and D rug Adminis- que el Li+ interactúa con las moléculas de las células h u­
tration, p d a ) , se eliminó el litio del Seven Up® a principios de la década m anas es distinta a la m anera en que el N a+ interactúa
de 1950. Casi al m ism o tiempo, los psiquiatras descubrieron que el ion con las moléculas. Otros estudios indican que el Li+
litio tiene un efecto terapéutico notable sobre el desorden mental cono­ altera la función de ciertos neurotransmisores, lo cual
cido como desorden afectivo bipolar o enfermedad maniaco-depresiva. podría ocasionar su efectividad como fármaco antipsi-
Más de un millón de estadounidenses padecen esta psicosis, con la que cótico.
experim entan cambios de ánim o severos, desde una depresión pro­
A FIGURA 2.28 No m ás litio. El refresco 7Up contenía en un
funda hasta euforia maniaca. El ion litio aminora estos cambios de áni­
principio una sal de litio que aseguraba dar a la bebida beneficios para
m o y permite a los pacientes bipolares desenvolverse de forma más efec­
la salud, incluyendo “ ¡abundante energía, entusiasmo, cutis más claro,
tiva en la vida diaria.
cabello lustroso y ojos brillantes!’’. El litio se eliminó de la bebida a
La acción antipsicótica del Li+ se descubrió por accidente a fi­ principios de la década de 1950, casi al mismo tiempo en que se
nales de la década de 1940 por el psiquiatra australiano ]ohn Cade, descubrió la acción antipsicótica del L¡+.
quien investigaba el uso del ácido úrico — un com ponente de la

G rupo 2A: Metales alcalinotérreos


Al igual q u e los m etales alcalinos, to d o s los elem en to s del g ru p o 2A son só lid o s a te m p era­
tu ra am b ien te y tien en p ro p ied ad es m etálicas típicas (Y TABLA 2.8). En co m p aració n con
los m etales alcalinos, los alcalinotérreos son m ás d u ro s y densos, y se fu n d e n a tem p eratu ras
m ás elevadas.
Las p rim era s energías de io nización de los elem entos alcalinotérreos so n bajas, pero no
ta n to com o las de los m etales alcalinos. C o m o consecuencia, los m etales alcalinotérreos son
m en o s reactivos que sus vecinos, los m etales alcalinos. La facilidad con la q u e los elem entos

es de los metales alcalinotérreos^?^'


Elemento Configuración electrónica Punto de fusión (°C) Densidad (g/cm 3) Radio atómico (Á) f (kj/m ol)

Berilio [He]2s2 1287 1.85 0.90 899


Magnesio [Ne]3s2 650 \ 1.74 1.30 738
Calcio [Ar]4s2 842 1.55 1.74 590
Estroncio [Kr]5s2 777 2.63 1.92 549
Bario [Xe]6s2 727 3.51 1.98 503
SECCIÓN 2.8 C om portam iento de metales de los grupos 1A y 2A 97

pierden electrones dism inuye c u an d o nos m ovem os a través de la tabla perió d ica de izquierda
a derecha, y au m en ta c u an d o descendem os p o r u n grupo. P or lo tanto, el berilio y el m ag n e­
sio, los m iem b ro s m ás ligeros de los m etales alcalinotérreos, son los m enos reactivos.
La tendencia de reactiv id ad creciente d en tro del g ru p o se m anifiesta p o r la fo rm a en que
los m etales alcalinotérreos se c o m p o rta n en presencia de agua. El berilio n o reacciona con el
agua ni con el v ap o r de agua, n i siquiera c u an d o se le calienta al rojo vivo. El m agnesio reac­
ciona len tam en te con agua líq u id a y m ás fácilm ente co n vapor:

M g(s) + H 20 (g ) * M gO (s) + H 2(g) [2.22]

El calcio y los elem ento s debajo de este reaccionan fácilm ente con el agua a te m p e ra tu ra
am biente (au n q u e con m ás le n titu d que los m etales alcalinos adyacentes a ellos en la tabla
periódica). Por ejem plo, la reacción en tre el calcio y el agua (► F IG U R A 2 .2 9 ) es

Ca(s) + 2 H 20(1) * C a (O H )2(ac) + H 2(g) [2.23]

Las reacciones representadas en las ecuaciones 2.22 y 2.23 ilustran el p a tró n d o m in an te


en la reactividad de los elem entos alcalinotérreos: tie n d en a p erd er sus dos electrones externos
s y a fo rm ar iones 2 + . Por ejem plo, el m agnesio reacciona con cloro a te m p eratu ra am biente
para fo rm ar M gC l2 y arde en el aire con un b rid o d eslu m b ran te p a ra p ro d u c ir M gO:

M g(s) + C l2(g) » M gC l2(s) [2.24]


- -2-Mg(s) + O 2(g) ------> 2 M gO (s) [2.25]

En presencia de 0 2, el m etal m agnesio está p ro teg id o de m uchas sustancias quím icas


p o r un delgado re c u b rim ien to superficial de M gO insoluble en agua. P or lo tan to , au n
cuando el M g se en c u e n tra en u n a p osición elevada de la serie de actividad, p u e d e in c o rp o ­
rarse en aleaciones estru ctu rales ligeras que se utilizan; p o r ejem plo, en las ru ed as de a u to ­
H -,0
móviles. Los m etales alcalin o térreo s m ás pesados (C a, Sr y Ba) son incluso m ás reactivos con h 2
los no m etales que el m agnesio.
Los iones alcalin o térreo s m ás pesados em iten colores característicos c u an d o se calientan Á F IG U R A 2.2 9 El calcio elemental
en una flam a de alta te m p e ra tu ra . Las sales d e estro n cio p ro d u c e n el color rojo b rillan te de reacciona con el agua.
■los fuegos artificiales, y las sales de bario, el color verde.
Al igual que sus vecinos, sodio y potasio, el m agnesio y el calcio son relativam ente a b u n ­
dantes en la T ierra y en el agua de m ar, y son esenciales p a ra los o rg an ism o s vivos com o http://goo.gl/QWqX7S
cationes en los co m p u esto s iónicos. El calcio es p a rtic u la rm e n te im p o rta n te p a ra el creci­
m iento y el m a n te n im ie n to de h u eso s y dientes.

« I P I É N S E L O UN PO CO
C on fre cu e n cia , el c a rb o n a to de c a lc io , C a C 0 3 , se usa c o m o su p le m e n to
del c a lc io d ie ta rio p a ra la sa lu d de los hu eso s. A u n q u e el C a C 0 3(s) es in so lu b le
en agua, se p u e d e to m a r o ra lm e n te para p e rm itir la lib e ra ció n de los io ne s
C a2+(ac) al s is te m a m ú s c u lo -e s q u e lé tic o . ¿ P or q u é es este el caso ?

A PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
Con los tem as vistos hasta el m om ento, conteste las siguientes preguntas correcta­
mente.
1. ¿Cómo se relacionan el carácter m etálico y la prim era energía de ionización?
2. Es posible d e fin ir el carácter m etálico com o lo hacem os en este libro y basarlo
en la reactividad del elem ento y la facilidad con la que este pierde electrones.
Alternativam ente, uno podría m edir qué tan buen co n d u cto r eléctrico es cada
uno de los elem entos para determ inar qué tan “ m etálico” es. Sobre la base de
la con du ctivida d, no hay una tendencia clara en la tab la periódica: la plata es
el metal m ás co n d u c to r y el m anganeso es el m enos conductor. Busque las
prim eras energías de ionización de la plata y del m anganeso. ¿Cuál de estos dos
elem entos se consideraría com o de m ayor cará cte r m etálico con base en la
form a en que se define en este libro?
3. Al analizar este capítulo, un com pañero dice: “ Un elem ento que com únm ente
form a un catión es un m etal” . ¿Está de acuerdo o en desacuerdo? Explique su
respuesta.
4. A i analizar este capítulo, un com pañero dice: “ Puesto que los elem entos que fo r­
man cationes son m etales y los elem entos que form an aniones son no metales,
98 CAPÍTULO 2 Elementos químicos y su clasificación

los elementos que no forman iones son metaloides”. ¿Está de acuerdo o en


desacuerdo? Explique su respuesta.
5. Con base en su razonamiento para contestar las preguntas anteriores, escriba
brevemente, en una síntesis de media cuartilla, qué es lo que “hace” a un metal.

2.9 COMPORTAMIENTO DE NO METALES


DE USO COMÚN
Hidrógeno
El hid ró g en o , p rim e r elem ento de la tabla periódica, tiene u n a co n fig u ració n electrónica l s 1,
p o r lo cual su posición usual en la tabla perió d ica es arrib a de los m etales alcalinos. Sin em ­
bargo, el hid ró g en o en realidad n o pertenece a n in g ú n g ru p o en p articu lar. A diferencia de
los m etales alcalinos, es u n n o m etal que se p resen ta com o u n gas d iató m ico incoloro, H 2(g),
en casi to d a s las condiciones.
D ebido a la com pleta ausencia de protección nuclear de su único electrón, la energía de
ionización del hidrógeno, 1312 k j/m o l, es m ás del doble que la de cualq u ier m etal alcalino.
De hecho, la energía de ionización del hid ró g en o se co m p ara con los valores /] de otros n o m e­
tales, tales com o el oxígeno y el cloro. C om o resultado, el h idrógeno n o p ierd e su electrón de
valencia tan fácilm ente com o los m etales alcalinos. E n vez de ello, com p arte su electrón con no
metales, p o r lo que form a com puestos m oleculares. La reacción entre el h id ró g en o y otros
no m etales puede ser bastante exotérm ica, com o se hace evidente en la reacción de com bustión
entre el h idrógeno y el oxígeno p a ra fo rm ar agua:

2 H 2(¿) + 0 2(g) > 2 H 20 (D A fí° = - 5 7 1 .7 k j [2.26]

C o m o vim os a n te rio rm en te , el h id ró g en o reacciona con m etales activos p ara fo rm ar


h id ru ro s m etálicos sólidos que co n tie n e n al io n h id ru ro , H - . El h ech o de q u e el hidrógeno
p u ed e g an ar u n electrón revela q u e en realidad n o es u n m iem b ro de la fam ilia de los m etales
alcalinos. D e hecho, en té rm in o s de la reactividad q u ím ica, el h id ró g en o tie n e m ás parecido
con los halógenos que con los m etales alcalinos.
A dem ás de su h ab ilid ad p a ra fo rm a r enlaces covalentes e h id ru ro s m etálicos, p ro b a ­
blem en te la característica m ás im p o rta n te del h id ró g en o sea su h a b ilid a d p a ra p e rd e r su
electrón y fo rm a r u n catión. De hecho, la q u ím ica acuosa del h id ró g en o es d o m in a d a p o r el
io n H + (ac). ^

Grupo 6A: El grupo del oxígeno


Al reco rrer hacia abajo el g ru p o 6A, existe u n cam b io de carácter n o m etálico a m etálico
(figura 2.17). El oxígeno, el azufre y el selenio son n o m etales típicos. El te lu rio es u n m e­
taloide y el polonio, que es radiactivo y m u y raro, es un m etal. El oxígeno a tem p eratu ra
am b ien te es u n gas incoloro; to d o s los dem ás m iem b ro s del g ru p o 6A son sólidos. Algunas
de las p ro p iedad es físicas de los elem entos del g ru p o 6A se p resen tan en la ▼ TABLA 2.7.
R ecordem os que el oxígeno se en c u e n tra en dos form as m oleculares, 0 2 y 0 3. Ya q ue el
0 2 es la form a m ás co m ú n , p o r lo general las p erso n as se refieren a 0 2 c o m o “oxígeno”,
a u n q u e el n o m b re dioxígeno es m ás descriptivo. A la fo rm a 0 3 se le llam a ozono. Las dos for­
m as del oxígeno son ejem plos de alótropos d efinidos com o fo rm as d iferen tes del m ism o
elem ento en el m ism o estado. (En este caso, am b as fo rm as son gases). A p ro x im ad am en te el

TA BLA 2 .7 - Algunas propiedades de los elementos del grupo 6A

Configuración Punto de Radio h


Elemento electrónica fusión (°C) Densidad atóm ico (Á) (kj/m ol)

Oxígeno [He]2s22p4 -2 1 8 1.43 g/L 0.73 1314


Azufre [Ne]3s23p4 115 1.96 g /cm 3 1.02 1000
Selenio [Ar]3d104s24p4 221 4.82 g /c m 3 1.16 941 j
Telurio [K r]4d105s25p4 450 6.24 g /c m 3 1.35 869 /fjg j
Polonio [X e]4 /45 d 106s26p4 254 9.20 g /c m 3 — 812

..
SbCCIÓN 2.9 C om portam iento de no metales de uso com ún 99

21% del aire seco consta de m oléculas de 0 2. El o zono está p resen te en can tid ad es m uy p e ­
queñas en la atm ósfera su p e rio r y en el aire co n tam in ad o . T am bién se fo rm a a p a rtir de 0 2
en descargas com o las to rm e n ta s eléctricas.

3 O 2(g) * 2 O 3(g) A H ° = 284.6 k j [2.27]

Esta reacción es ex trem ad am en te en d o térm ica, lo q u e nos indica q u e el 0 3 es m e n o s estable


que el 0 2.
A u n q u e ta n to el 0 2 co m o el 0 3 son inco lo ro s, p o r lo cual n o ab so rb e n lu z visible, el 0 3
absorbe ciertas lo n g itu d e s de o n d a de luz u ltrav io leta que el 0 2 n o p u ed e. D eb id o a esa d ife­
rencia, la. presencia del o zo n o en la a tm ó sfera su p e rio r es benéfica, ya q u e filtra la lu z U V
dañina. El o zo n o y el dioxígeno tie n e n ta m b ié n p ro p ied ad es q u ím icas d iferentes. El ozono,
de o lo r acre, es u n p o d ero so agente oxid an te. D eb id o a esta p ro p ie d a d , en o casiones se
agrega o zo n o al agua p a ra e x te rm in a r las b acterias o se utiliza en bajas c o n c e n tra c io n e s p ara
pu rifica r aire. Sin em barg o , la reactiv id ad del o zo n o tam b ié n hace que su presen cia en el
aire c o n ta m in a d o cerca de la superficie de la T ierra sea p erju d icial p a ra la salud de los h u ­
m anos.
El oxígeno tiene u n a g ran te n d en c ia a a tra e r electrones de o tro s elem entos (p ara oxidar­
los). El oxígeno en co m b in ació n co n u n m etal casi siem pre está p resen te c o m o io n óxido,
O 2 - . Este ion tiene u n a co nfiguración electrónica de gas n oble y es m u y estable. C om o
se m u e stra en la ecuación 2.26, la fo rm a c ió n de óxidos n o m etálicos es con frecuencia m uy
exotérm ica y, p o r lo tan to , en erg éticam en te favorable. x -
E n n u e stra explicación de los m etales alcalinos, m en cio n am o s dos an io n es del oxígeno
m enos com unes, el ion peró x id o ( 0 22~) y el io n su p eró x id o ( 0 2_ ). C on frecuencia, los c o m ­
puestos de estos iones reaccionan co n ellos m ism o s p a ra p ro d u c ir u n óxido y 0 2.

2 H 20 2(uc) — » 2 H 20 (D + 0 2(g) A H° = -1 9 6 .1 k j [2.28] A F IG U R A 2.3 0 Disolución de peróxido


de hidrógeno en botellas con tapas
Por esta razón, las botellas de p eró x id o de h id ró g e n o acuoso están selladas co n tap as que ventiladas.
p u eden lib erar el 0 2(g) p ro d u cid o antes de que la p resió n d en tro de la botella sea d em asiado
grande (► F IG U R A 2.3 0 ).
http://goo.gl/BV843T
¿ ^ P I É N S E L O UN PO CO
El p e ró x id o d e h id ró g e n o es s e n sib le a la luz, p o r lo que se a lm a c e n a en
b o te lla s de c o lo r m arró n d e b id o a q u e su e n la ce O— O es re la tiv a m e n te dé bil.
Si s u p o n e m o s q u e la b o te lla m a rró n a b s o rb e to d a s las lo n g itu d e s d e o n d a
vis ib le s de la luz, ¿ có m o p o d ría e s tim a r la energía del en la ce O— O en el
p e ró x id o d e h id ró g e n o ?

D espués del oxígeno, el m ie m b ro m ás im p o rta n te del g ru p o 6A es el azufre. Este ele­


m en to ta m b ié n existe en diversas form as alotrópicas, de las cuales la m ás c o m ú n y estable es
el sólido am arillo, cuya fó rm u la m o lecu lar es S8. Esta m o lécula consiste en u n anillo con
ocho m iem b ro s de áto m o s de azufre (► F IG U R A 2 .3 1 ). A un cuando.el azufre sólido consta
de anillos S8, p o r lo general, en las ecuaciones quím icas se escribe sim p lem en te co m o S(s)
p ara sim plificar los coeficientes esteq u io m étrico s.
Al igual que el oxígeno, el azufre tien d e a g anar electrones de o tro s elem entos p a ra fo r­
m a r sulfuras, que co n tien en al io n S2 _ . D e hecho, casi to d o el azufre p resente en la natu raleza
se e n cu en tra en fo rm a de sulfuras m etálicos. El azufre se ubica en la tabla p erió d ica debajo del
oxígeno y la ten d en cia del azufre p a ra fo rm ar an io n es sulfuro n o es tan g ran d e com o la
del oxígeno p ara fo rm a r iones óxido. C o m o resultado, la quím ica del azufre es m ás com pleja
que la del oxígeno. D e hecho, el azufre y sus co m p u esto s (incluso aquellos q u e se en c u e n tran S
en el carb ó n y el p etró leo ) p u e d e n hacer c o m b u stió n en presencia de 'oxígeno. El p ro d u cto
p rin cip al es el dióxido de azufre, u n co n tam in a n te im p o rtan te: A F IG U R A 2.31 El azufre elemental
existe como la molécula S8. A temperatura
S(s) + 0 2(g) * S 0 2(g) [2.29] ambiente es la forma alotrópica más común
del azufre.
D ebajo del azufre en el g ru p o 6A está el selenio, Se. Este elem en to relativ am en te raro es
esencial, en trazas, p a ra la vida, a u n q u e es tóxico en dosis elevadas. H ay m u c h as fo rm as
alotrópicas de Se, in clu y en d o varias e stru c tu ra s de anillo de ocho m iem b ro s q u e se asem ejan http://goo.gl/DyFNkY
el anillo S8.
El siguiente elem en to en el g ru p o es telu rio , Te, Su e stru c tu ra elem ental es inclu so m ás
com pleja q ue la del Se, que consiste en largas cadenas torcidas de enlaces Te— Te. T anto
Se com o Te favorecen el estado de o x id ació n —2, al igual que O y S.
/
100 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

D e O a S y de Se a Te, los elem entos form an m oléculas m ás y m ás g ran d es y cada vez m ás


m etálicas. La estabilidad térm ica del grupo de co m puestos 6A con h id ró g e n o dism inuye
h acia abajo en la colum na: H 20 > H 2S > H 2Se > H 2Te, siendo H 20 , agua, el m ás estable de
la serie.

G rupo 7A: Halógenos


A lgunas de las propiedades de los elem entos del g ru p o 7A, los halógenos, están dadas en la
Y TABLA 2.8. El astato, que es extrem adam ente raro y radiactivo, se o m ite d ebido a que
m u ch as de sus propiedades aún se desconocen.

Configuración Punto de Radio


Elemento electrónica fusión (°C) Densidad atómico (Á) (kj/mol)

Cloro [Ne]3s23p5 -1 0 2 3.12 g/L 0.99 1251


Bromo [Ar]3d104s24p5 -7 .3 3.12 g/cm 3 1.14 114C
Yodo [Kr]4d105s25p5 114 4.94 g/cm 3 1.33 1001

A d iferencia de los elem entos del grupo 6A, to d o s los halógenos son n o m etales típicos.
Sus p u n to s de fusión y ebullición se increm entan con el a u m e n to del n ú m e ro atóm ico. El
flú o r y el cloro son gases a tem peratura am biente, el b ro m o es u n líq u id o y el yo d o, un sólido.
C ada elem ento consiste en moléculas diatómicas: F2, C l2, Br2 y I2 ( T F IG U R A 2.3 2).

iltPIÉNSELO UN POCO
Los h a ló g e n o s no existen co m o m oléculas X8 c o m o el azu fre y el se le n lo .
¿ P od ría e x p lic a r p o r qué?

Los halógenos tienen afinidades electrónicas altam en te negativas (figura 2.15). P or ello,
n o es so rp re n d e n te que la quím ica de los halógenos esté d o m in a d a p o r su te n d en cia a ganar
electrones de otros elem entos para form ar iones h alogenuro, X - (en m u ch as ecuaciones X se
utiliza p a ra in d icar cualquiera de los elem entos halógenos). El flú o r y el cloro son m ás reac­
tivos que el b ro m o y el yodo. De hecho, el flúor rem ueve los electrones d e casi cualquier

http://goo.gl/uZL2jR

► F IG U R A 2 .3 2 Los halógenos
elementales existen como moléculas
diatómicas.
SECCIÓN 2.9 C om portam iento de no metales de uso común 101

sustancia con la que en tra en co ntacto, incluso el agua, y p o r lo general lo hace de fo rm a m u y


exotérm ica, com o en los ejem plos siguientes:

2 H 20(Z) + 2 F2(g) ------> 4 H F (ac) + 0 2(g) AH = - 7 5 8 .9 k j [2.30]

S i0 2(s) + 2 F2(s) ------» SiF4(£) + 0 2(g) AH = - 7 0 4 .0 k j [2.31]

C om o resultado, el flúo r gaseoso es peligroso y difícil de utilizar en el la b o rato rio , p o r lo que


se req u iere equipo especial.
El cloro es el haló g en o m ás ú til in d u stria lm en te . En 2008, la p ro d u c c ió n to ta l fue de
9525 m illones de kilogram os, lo que lo convierte en la décim a sustancia q u ím ica m ás p ro ­
ducid a en Estados U nidos. A diferencia del flúor, el cloro reacciona de m a n e ra len ta con el
agua p a ra fo rm ar disoluciones acuosas relativam ente estables de HC1 y H C IO (ácido h ip o -
cloroso):

C l2(g) + H 20(Z) ------» HCl(flc) + H OCl(flc) [2.32]

C on frecuencia, el cloro se agrega al agua p o tab le y a las albercas, d o n d e el H C lO (ac) q u e se


genera sirve com o desinfectante.
Los halógenos reaccionan d irectam en te con la m ayoría de los m etales p a ra fo rm a r halo-
genuros iónicos. De igual fo rm a p u e d e n reaccionar con h id ró g en o p ara fo rm a r co m p u esto s
h alogen uros de h id ró g en o gaseosos:

H 2(g) + X 2 ------> 2 H X (g ) " [2.33]

Estos com puestos so n m u y solubles en agua y se disuelven p ara fo rm a r los ácidos h alo g en h í-
dricos. El HCl(flc), H B r(ac) y H I(ac) so n ácidos fuertes, m ien tras que el H F (ac) es u n ácido
débil.

¿J P I É N S E L O UN P O C O
¿ P odría u tiliza r los d a to s d e la ta b la 2.8 para p ro p o rc io n a r los e s tim a d o s del
ra d io a tó m ic o y la p rim e ra energía de io n iza ció n de un á to m o de a sta to ?

Grupo 8A: Gases nobles


Los elem entos del g ru p o 8A, co nocidos c o m o ga se s n o b le s, son n o m etales que a te m p e ­
ra tu ra am b ien te so n gases. T odos so n m onoatóm icos (es decir, co n stan de u n solo á to m o en
lugar de m oléculas). A lgunas p ro p ied ad es físicas de los elem entos de los gases nobles ap a re ­
cen en la V TABLA 2.9. La alta rad iactiv id ad del ra d ó n (R n, n ú m e ro ató m ico 86) ha lim itad o
el estudio de su q u ím ica de reacción y algunas de sus propiedades.
Los gases nobles tien en llenas p o r com pleto las subcapas s y p . Todos los elem entos del
g ru p o 8A tienen las p rim era s energías de ionización grandes, y se p uede apreciar la d ism in u ­
ción esperada a m ed id a que nos m ovem os hacia abajo en u n a colum na. D ebido a que lo gases
nobles tienen estas configuraciones electrónicas estables, son excepcionalm ente poco reac­
tivos. De hecho, hasta p rin cip io s de la década de 1960, a estos elem entos se les conocía com o
gases inertes, debido a que se pensaba que eran incapaces de fo rm ar co m puestos quím icos. En
1962, N eil B artlett, de la U niversidad de B ritish C olum bia, pensó que la energía de ionización
del Xe p o d ría ser lo suficientem ente baja p a ra p erm itirle fo rm ar com puestos. P ara que esto
o cu rriera, el Xe ten d ría que reaccionar con u n a sustancia con u n a g ran capacidad de elim inar

TABLA 2.9 > Algunas propiedades d ejo s g a ses nobles 1


C onfiguración Punto de Densidad Radio h
Elemento electrónica ebullición (K) (g/L) atómico* (Á) (kj/m ol)

Helio 152 4.2 0.18 0.32 2372


Neón [He]2s22p6 27.1 0.90 0.69 2081
Argón [Ne]3s23p6 87.3 1.78 0.97 1521
K riptón [Ar]3d104s24 / 120 3.75 1.10 1351
Xenón [K rlá d ^ s ^ p 6 165 5.90 1.30 1170
Radón [X e]4 /45ti106s26p5 211 9.73 1.45 1037

*Solo los m ás pesados de los elem entos de los gases nobles form an com puestos quím icos. Por lo tan to , los rad io s atóm icos
de los elem entos de los gases nobles ligeros tien en valores estim ados.
102 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

electrones de o tras sustancias, com o el flúor. B artlett sintetizó el p rim e r co m p u esto de u n gas
noble co m b in an d o Xe con el co m p u esto que con ten ía flúor, PtF6. El x en ó n tam b ién reacciona
d irectam en te con F2(g) p ara fo rm ar los co m p u esto s m oleculares XeF2, XeF4 y XeF6. El k riptón
tiene u n valor m ayor de que el xenón, p o r lo que es m enos reactivo. D e hecho, solo se
conoce u n com puesto estable de k rip tó n , KrF2. En 2000, científicos finlandeses inform aron
sobre la p rim e ra m olécula n e u tra que contenía argón, de n o m b re HArF, la cual es estable solo
a bajas tem p eratu ras.

E JE R C IC IO DE IN T E G R A C IÓ N RESUELTO Conjunción de conceptos


El elem ento bism uto (Bi, núm ero atóm ico 83) es el m iem bro más pesado del grupo 5A. Una
sal del elem ento, el subsalicilato de bism uto, es el com ponente activo del Pepto-Bismol®,
un m edicam ento que se vende sin receta para com batir enfermedades gástricas.

a) Los radios atóm icos covalentes del talio (TI) y el plom o (Pb) son 1.48 Á y 1.47 Á, respecti­
vam ente. U tilizando estos valores y los de la figura 2.10, prediga el radio atóm ico covalente del
bism uto elem ental (Bi). Explique su respuesta.
b) ¿Cómo se explica el aum ento general de los radios atóm icos cuando descendem os p o r los
elem entos del grupo 5A?
c) O tro uso im portante del bism uto es com o com ponente de aleaciones metálicas de bajo
pu n to de fusión, como las utilizadas en los sistemas de aspersión contra incendios y en ti­
pografía. El elem ento mismo es u n sólido blanco cristalino quebradizo. ¿Cómo em bonan estas
características con el hecho de que el bism uto se encuentra en el m ism o gru p o periódico con
elem entos no metálicos como el nitrógeno y el fósforo?
í-v . r-
d) El Bi20 3 es un óxido básico. Escriba una ecuación quím ica balanceada p ara esta reacción
con ácido nítrico diluido. Si se disuelven 6.77 g de Bi20 3 en una disolución ácida diluida, para
form ar 0.500 L de disolución, ¿cuál es la m olaridad de la disolución del ion Bi3+?
e) El 209Bi es el isótopo estable más pesado de todos los elementos. ¿Cuántos protones y neu ­
trones están presentes en este núcleo?
f) La densidad del Bi a 25 °C es 9.808 g /c m 3. ¿Cuántos átom os de Bi están presentes en un
cubo del elem ento que m ide 5.00 cm p o r lado? ¿Cuántos moles del elem ento están presentes?

S O LU C IÓ N
c?) Observe que existe una dism inución gradual en el radio de los elem entos de los grupos 3A
a 5A cuando nos movemos a través del quinto periodo, es decir, en la serie In-Sn-Sb. Por lo
tanto, es razonable esperar una dism inución de aproxim adam ente 0.02 Á cuando nos m ova­
mos del Pb al Bi, lo que da u n estim ado de 1.45 A. El valor tabulado es 1.46 Á.
b) El aum ento general del radio, cuando se increm enta el núm ero atóm ico de los elementos
del grupo 5A, ocurre debido a las capas adicionales de electrones que se están añadiendo, con
el correspondiente aum ento de la carga nuclear. Los electrones centrales (internos) en cada
caso protegen en gran m edida a los electrones más externos del núcleo, p o r lo que la carga
nuclear efectiva no varía m ucho cuando se increm enta el núm ero atóm ico. Sin embargo,
el núm ero cuántico principal, n, de los electrones más externos aum enta continuam ente, con
un increm ento correspondiente en el radio de los orbitales.
c) El contraste entre las propiedades del bism uto y las del nitrógeno y el fósforo ilustra la
regla general de que existe una tendencia hacia el aum ento del carácter m etálico conform e des­
cendem os por un grupo dado. De hecho, el bism uto es un metal. El aum ento en el carácter
metálico se debe a que los electrones más externos se pierden con mayor facilidad cuando se
form an enlaces, una tendencia que es consistente con la baja energía de ionización.
d) De acuerdo con los procedim ientos para escribir ecuaciones m oleculares y iónicas netas,
tenem os las siguientes:

Ecuación molecular: Bi20 3(s) + 6 H N 0 3(rtc) *2B i(N 0 3)3(flc) + 3 H 20 (í)

Ecuación iónica neta: Bi20 3(s) + 6 H +(ac) * 2 Bi3+(ac) + 3 H 20(Z)

En la ecuación iónica neta, el ácido nítrico es u n ácido fuerte y el B i(N 0 3)3 es una sal soluble,
p or lo que debemos m ostrar solo la reacción del sólido con el ion hidrógeno p ara form ar el ion
Bí 3+(íjc) y agua. Para calcular la concentración de la disolución, procedem os de la siguiente
forma:

6.77 g Bi2Q 3 1 mol Bi20 3 2 mol Bi3+ _ 0.0581 mol Bi3+


0.500 L disoln 466.0 g Bi2Q 3 1 mol Bi20 3 L disoln
SECCIÓN 2.9 C om portam iento de no metales de uso com ún 103

e) El bism uto es el elem ento 83; p or lo tanto, hay 83 protones en el núcleo. C om o el núm ero
de masa atóm ica es 209, hay 209 - 83 = 126 neutrones en el núcleo.
f) El volum en del cubo es (5.00)3 cm 3 = 125 cm 3. Entonces tenem os

á REFLEXIÓN
¿ C o m p re n d o las d ife re n c ia s en tre m e ta le s y n o m e ta le s ?
¿ D ed uzco e l c o m p o rta m ie n to de diverso s e le m e n to s a p a rtir de su p o s ic ió n en la
tabla p e rió d ic a ?

i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. Prediga si cad a uno de los siguientes óxidos es iónico o m olecular: S n 0 2, A l20 3,
C 0 2, L¡20 , Fe20 3, H20 . Explique las razones de sus elecciones.
2. a) ¿Qué sig nifica el térm ino óxido ácido y óxido bá sico? b) ¿Cómo podem os pre­
d e cir si un ó xid o será ácido o básico, de acuerdo con su com posición?
3. O rganice los óxido s siguientes en orden creciente de acidez: C 0 2, CaO, A l20 3,
S 0 3, S ¡0 2 y P20 5.
4. Se cree que el interior de los planetas Júp iter y Saturno contiene hidrógeno
m e tá lico : hidrógeno que se pone bajo presión tan trem enda que ya no existe en
form a de m oléculas de H2, sino que existe com o un sólido m etálico extendido.
Prediga qué propiedades podría tener el hidrógeno m etálico com parado con el
hidrógeno “ n o rm al” en térm inos de energía de prim era ionización, tam año ató m i­
co y reactividad.
5. C om pare los elem entos brom o y cloro con respecto a las siguientes propiedades:
a) configuración electrónica, b) carga iónica más com ún, c) prim era energía de
ionización, d) reactividad con el agua, e) afinidad electrónica, f) radio atóm ico.
Explique las diferencias entre los dos elem entos.
6. Hasta princip io s de la década de 1960 los elem entos del grupo 8A se conocían
com o gases inertes; antes de esa época se llamaban gases raros. El térm ino
gases raros se despchó después de descubrir que el argón representaba aproxi­
m adam ente el 1 % de la atm ósfera de la Tierra, a) ¿Por qué se descartó el térm i­
no gases in ertes? b) ¿Qué descubrim iento provocó este cam bio de nombre?
c) ¿Con qué nom bre se conoce a este grupo actualm ente?

I
I
104 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

E JE R C IC IO S DE R E T R O A LIM E N T A C IO N
1, Elabore un diagram a sencillo en la forma del segm ento princi­
pal de la tabla periódica, como el que se presenta a la derecha.
a) Ignore al H y al He, y escriba una flecha recta que apunte

del elem ento con el radio atóm ico de enlace más pequeño
hacia el elem ento con el radio atómico de enlace m ás grande.
b) Ignore al H y al He, y escriba una flecha recta que apunte
desde el elem ento con la prim era energía de ionización más
baja hasta el elem ento con la prim era energía de ionización
más grande, c) ¿Qué observación im portante puede fracer con
respecto a las flechas que dibujó en los incisos a) y b)l

CARGA NUCLEAR EFECTIVA


2. Cada uno de los siguientes elementos es capaz de form ar un 4. ¿Qué electrones experim entarán la carga nuclear efectiva más
ion en reacciones químicas. Consulte la tabla periódica y grande, los de la capa n = 3 del Ar o los de la capa n = 3 del Kr?
prediga la carga del ion más estable de cada uno: a) Mg, b) Al, ¿Cuáles estarán más cerca del núcleo? Explique su respuesta.
c) K, d) S, e) F. 5. Clasifique los siguientes átom os en orden de carga nuclear
3. a) Los experim entos de Moseley sobre los rayos X emitidos efectiva creciente que experim entan los electrones en la capa
desde los átom os condujeron al concepto de los núm eros electrónica n = 3: K, Mg, P, Rh y Ti. Explique el fundamento
atómicos. ¿De dónde exactam ente provienen estos rayos X? de su clasificación.
D ibuje un diagram a de niveles de energía para explicarlo. 6. Los elementos del grupo 4A m uestran un cambio interesante
b) ¿Por qué las propiedades químicas y físicas de los elementos en las propiedades al recorrerlos de arriba hacia abajo. Escriba
están más estrecham ente relacionadas con el n úm ero atóm ico el nom bre y el símbolo quím ico de cada elemento del grupo e
que con la masa atómica? indique si es no metal, metaloide o metal.

*
RADIOS ATÓMICOS Y IÓNICOS i

7. a) D ebido a que no es posible m edir o calcular el lím ite exte­ 10. De acuerdo con los radios presentados en la figura 2.10,
rior de un átom o, ¿cómo se determ inan los radios atómicos? prediga la distancia entre los átom os de Si en el silicio sólido.
b) ¿Cuál es la diferencia entre un radio de enlace y uno no en­ ¿Cómo se com para con la distancia entre los átomos de C en
lazante? c) Para un elem ento dado, ¿cuál es más grande? d) Si el diam ante, el cual tiene la m ism a estructura que el silicio
un átom o libre reacciona para form ar parte de una molécula, sólido? -V :
¿diría que el átom o se hace más pequeño o más grande?
11. M ediante el uso exclusivo de la tabla periódica, especifique
8. a) ¿Por qué la descripción mecánica cuántica de los átom os cada conjunto de átom os en orden de radio creciente: a) Ba, vgj
polielectrónicos dificulta la definición de un radio atóm ico Ca, Na; b) Sn, Sb, As; c) Al, Be, Si.
preciso? b) C uando los átom os no enlazados se aproxim an
12. Identifique al m enos dos iones que tienen las siguientes ¿ j
entre sí, ¿cómo se determ ina qué tan cerca pueden aproxi­
configuraciones electrónicas en estado fundamental: a) [Ar],
m arse sus centros nucleares?
b) [Ar] 3d5\ c) [Kr] 5s24 d 10.
9. El tungsteno tiene el p u n to de fusión más alto de cualquier
13. Para cada uno de los siguientes conjuntos de átomos y iones,7
metal en la tabla periódica, 3422 °C. La distancia entre los áto­
clasifique los m iem bros en orden de tam año creciente: S
m os de W en cristal metálico es de 2.74 Á. a) ¿Cuál es el radio
a) Se , Te¿ _ , Se; b) Co3+, Fe¿H Fe3'"; c) Ca, -;4+
Ti'
atóm ico de un átom o de tungsteno en este ambiente? (A este
d) Be2+,N a +,N e.
radio se le llama radio metálico), b) Si se pone metal de tungs­
teno a alta presión, prediga qué sucedería con la distancia
entre los átom os de W.
Ejercicios de retroalim entación 105

ENERGIAS DE IONIZACIÓN; AFINIDADES ELECTRÓNICAS


na
14. Escriba las ecuaciones que m uestren los procesos para: a) las 16. Considere la prim era energía de ionización del neón y la
prim eras dos energías de ionización del estaño y b) la cuarta afinidad electrónica del flúor, a) Escriba las ecuaciones, in­
energía de ionización del zirconio. cluyendo las configuraciones electrónicas para cada proceso.
b) Estas dos cantidades tendrán signos opuestos. ¿Cuál será
15. a) ¿Por qué Li tiene una prim era energía de ionización más
positiva y cuál negativa? c) ¿Esperaría que las magnitudes de
grande que Na? b) La diferencia entre la tercera y cuarta ener­
estas dos cantidades fueran iguales? Si no es así, ¿cuál esperaría
gías de ionización del escandio es m ucho más grande que la
que fuera mayor? Explique su respuesta.
diferencia entre la tercera y la cuarta energías de ionización del
titanio. ¿Por qué? c) ¿Por qué Li tiene una segunda energía de
ionización m ás grande que Be?

PROPIEDADES DE LOS METALES Y DE LOS NO METALES


17. El cloro reacciona con oxígeno para form ar C120 7. a) ¿Cuál es fuera más reactivo en presencia de H +(ac) o en presencia de
el nom bre de este producto? b) Escriba una ecuación balan­ O H - (ac)? Explique su respuesta, e) Si se considera que el
ceada para la form ación de C120 7(/) a partir de sus elementos. oxígeno en C120 7 tiene el estado de oxidación —2, ¿cuál es el
c) En condiciones norm ales, el C120 7 es un líquido incoloro estado de oxidación de Cl? ¿Cuál es la configuración elec­
con punto de ebullición de 81 °C. ¿Ese es el punto de ebulli­ trónica de Cl en este estado de oxidación?
ción esperado, o es una sorpresa? d ) ¿Esperaría que el C120 7

TENDENCIAS DE GRUPO EN METALES Y NO METALES


18. ¿La reactividad de un metal está correlacionada con su p ri­ pare el papel que desem peñan el hidrógeno y el halógeno en
m era energía de ionización? Explique. estas reacciones. ¿En qué sentido se parecen las form as del
hidrógeno y los halógenos en los productos? b) Escriba una
19. Tanto la plata com o el rubidio form an iones + 1 , pero la plata
ecuación balanceada para la reacción del flúor con calcio y
es m ucho m enos reactiva. Sugiera una explicación, conside­
para la reacción de hidrógeno con calcio. ¿Cuáles son las sim i­
rando las configuraciones electrónicas del estado basal de es­
litudes entre los productos de estas reacciones.
tos elem entos y los radios atómicos.
24. Poco se sabe respecto de las propiedades del astato, At, debido
20. a) ¿Por qué el calcio es, en general, más reactivo que el m agne­
a su rareza y alta reactividad. Sin embargo, es posible que haga­
sio? b) ¿Por qué el calcio es, en general, menos reactivo que el
potasio? m os predicciones respecto de sus propiedades, a) ¿Cree que el
elem ento pudiera ser un gas, un líquido o u n sólido a tem pe­
21. a) Uno de los m etales alcalinos reacciona con oxígeno para ratu ra ambiente? Explique su respuesta, b) ¿Espera que el At
form ar u na sustancia sólida blanca. Cuando esta sustancia se sea un metal, un no metal o un metaloide? Explique su res­
disuelve en agua, la disolución da una prueba positiva para puesta. c) ¿Cuál es la fórm ula quím ica del com puesto que se
peróxido de hidrógeno, H 20 2. Cuando se prueba la disolución form a con Na?
en la flama de un mechero, se produce una flama lila-púrpura.
¿Cuál es la probable identidad del metal? b) Escriba una 25. a ) ¿Por qué el xenón reacciona con el flúor, mientras que el neón
ecuación quím ica balanceada para la reacción de la sustancia no lo hace? b) Usando fuentes de inform ación, como el CRC
blanca con agua. Handbook ofChem istry and Physics o recursos en línea, consulte
las longitudes de los enlaces Xe— F en varias moléculas. ¿Cómo
22. Escriba una ecuación balanceada para la reacción que ocurre se com paran estos núm eros con los radios de los elementos?
en cada uno de los casos siguientes: a) Potasio metálico se
quem a en una atm ósfera de gas cloro, b) Se vierte óxido de es­ 26. Escriba una ecuación balanceada para la reacción que ocurre
troncio en agua, c) U na superficie fría del metal litio se expone en cada uno de los casos siguientes: a) El cloro reacciona con
al gas oxígeno, d) El metal sodio reacciona con azufre fundido. agua, b) El bario metálico se calienta en una atm ósfera de gas
hidrógeno, c) El litio reacciona con azufre, b) El flúor reac­
23. a) C óm o describim os antes, los metales alcalinos reaccionan ciona con magnesio metálico.
con hidrógeno para form ar hidruros y reaccionan con haló­
genos, por ejem plo el flúor, para form ar halogenuros. C om ­

/
106 CAPÍTULO 2 Elem entos quím icos y su clasificación

AU TO E V A LU A C IO N
La presente autoevaluación es integral, p or lo que lo podrá contestar con en comparación con los halógenos? ¿Puede sugerir una expli­
el apoyo de su portafolio de evidencias. Las respuestas deben ser correc­ cación para la diferencia? b) Para cada una de las siguientes!
tas y estar debidamente justificadas. propiedades periódicas, indique cuáles, los halógenos o los cal-
cógenos, tienen valores mayores: radios atóm icos, radios ióni­
1. Cuatro de las casillas de la siguiente tabla periódica están som ­ cos de estado de oxidación más común, p rim era energía de
breadas. ¿Cuáles de estas corresponden a metales y cuáles a no ionización, segunda energía de ionización.
metales? ¿Cuál es u n metal alcalinotérreo? ¿Cuál de ellos es un
5. Observe en la siguiente tabla que el increm ento en el radio ¡
gas noble?
atóm ico al moverse de Zr a H f es m enor que al moverse de Y a
La. Sugiera una explicación de este efecto.

R adio s atóm icos (Á)

Se 1.44 Ti 1.36
Y 1.62 Zr 1.48
La 1.69 Hf 1.50
¿Qué representa el siguiente dibujo: un átom o neutro o un
ion? Escriba su sím bolo quím ico com pleto incluyendo el
núm ero de masa, el núm ero atóm ico y la carga neta (si la
tiene). 6. a) ¿Qué ion es más pequeño, Co3+ o Co4+? b) En una batería :j¡
' 'I
de iones litio que se está descargando para alim entar un dis­
positivo, p o r cada Li+ que se inserta en el electrodo de óxido
16 p ro to n es + 16 neu tron es de cobalto litio, se debe reducir un ion Co4+ a un ion Co3+ :
para equilibrar la carga. Usando el CRC H andbok ofChemistry í
18 electrones
and Physics u otra referencia estándar, encuentre los radios ';
iónicos de Li+, Co3+ y Co4+. Ordene estos iones de m enor a
mayor, c) ¿El electrodo de cobalto litio se expande o se contrae
conform e se insertan iones litio? d ) El litio n o es tan abun­
3. Al movernos a través de un periodo de la tabla periódica, ¿por dante com o el sodio. Si se desarrollaran baterías de iones sodio
qué los tam años de los elem entos de transición cam bian de para funcionar como las de iones litio, ¿cree que el “óxido de
m anera más gradual que los tam años de los elem entos repre­ sodio cobalto” podría funcionar como m aterial de electrodo?
sentativos? Explique, e) Si no cree que el cobalto podría funcionar como el
4. Los elementos del grupo 7A de la tabla periódica son los h a­ ion activo de la pareja rédox en la versión de sodio del elec-:
lógenos; los elem entos del grupo 6A se llaman calcógenos. trodo, sugiera un ion metálico alternativo y explique su razo- i
a) ¿Cuál es el estado de oxidación más com ún de los calcógenos nam iento.
F'
Autoevaluación 107

7. Explique las variaciones en las energías de ionización del car­ 11. En abril de 2010, un equipo de investigación inform ó que
bono, tal com o aparecen en la siguiente gráfica: habían hecho el elem ento 117. El inform e aún no se ha confir­
mado. Escriba la configuración electrónica del estado basal del
elem ento 117 y los valores estim ados p ara su prim era energía
de ionización, afinidad electrónica, tam año atómico y estado de
oxidación com ún en función de su posición en la tabla pe­
riódica.
12. El siguiente diagrama es una representación de 20 átomos
de un elemento ficticio, al que llamaremos nevadio (Nv).
Las esferas negras son 293Nv, y las esferas grises son 295Nv.
a) Suponiendo que esta muestra es estadísticamente representa­
tiva del elemento, calcule el porcentaje de abundancia de cada
elemento, b) Si la masa de 293Nv es 293.15 urna y la de 295Nv
es 295.15 urna, ¿cuál es la masa atómica del Nv?

N ú m ero d e ion iza ció n http://goo.gl/EOEE0e


8. a) Utilice los diagram as de orbitales para ilustrar lo que sucede
cuando un átom o de oxígeno gana dos electrones, b) ¿Por qué
O 3 - no existe?
13. El siguiente diagram a representa un com puesto iónico en el
9. Utilice configuraciones electrónicas para explicar las observa­ que las esferas negras representan cationes y las grises repre­
ciones siguientes: a) La p rim era energía de ionización del fós­ sentan aniones. ¿Cuál de las siguientes fórm ulas es congruente
foro es m ayor que la del azufre, b) La afinidad electrónica de con el dibujo: KBr, K2S 0 4, C a (N 0 3)2, Fe2(S 0 4)3? Escriba el
nitrógeno es m en o r (m enos negativa) que las de carbono y nom bre del compuesto.
de oxígeno, c) La segunda energía de ionización de oxígeno
es más grande que la p rim era energía de ionización de flúor.
d) La tercera energía de ionización del manganeso es más
grande que las de crom o y hierro.
10. Los elem entos del grupo 4A, carbono, silicio, germ anio, estaño
y plom o, van de no m etal a través de m etaloide a metal a m e­
dida que avanzam os p o r la colum na, a) Prediga el orden de http://goo.gl/w3XXLa
tem peratura de fusión de m ayor a m enor en este grupo y jus­
tifique su lógica, b) U sando el CRC Handbook o f Chemistry
and Physics u otros recursos, busque los puntos de fusión de
estos elementos. ¿Qué tan precisa es su predicción?

I
C a p ít u l o

C o m p e t e n c ia s
Al finalizar el presente capítulo, el estudiante habrá desarrollado las siguientes compe- •
tencias específicas:

1. Comprender la regla del octeto y sus excepciones, y escribir a partir de ella,


en conjunto con la información proporcionada por la configuración elec­
trónica de los elementos o por su acomodo en tabla periódica, la estructura
de Lewis para átomos y iones, lo cual le permitirá interpretar el compor­
tamiento químico de los mismos.
2. Identificar las características de los elementos que forman compuestos mP
diante enlaces iónicos y comprender el concepto de energía de red, lo que le
permitirá organizar los compuestos de acuerdo con las cargas y los tamaños
de los iones implicados.
3. Identificar las características de los elementos que forman compuestos co-
valentes y comprender la utilidad de las diferencias de electronegatividad
como herramienta para identificar enlaces covalentes no polares, covalentes
polares y iónicos.
4. Emplear las configuraciones electrónicas de los átomos y la regla del octeto
para escribir las estructuras de Lewis de las moléculas, con la finalidad de
determinar su distribución electrónica.
5. Calcular la separación de carga en moléculas diatómicas según las medi­
ciones experimentales del momento dipolar y la longitud de enlace.
6. Comprender las condiciones para la generación de enlaces sencillos, dobles
y triples, escribiendo la estructura de Lewis dominante para una molécula o
un ion con base en sus cargas formales.
7. Comprender el concepto de resonancia y reconocer las moléculas qué pre­
sentan dichas estructuras para describir sus enlaces.
8. Calcular la fuerza de enlace (o entalpia) y la longitud de enlace; ade:
emplear las entalpias de enlace con la finalidad de estimar los cambios de en:
talpía para las reacciones que implican reactivos y productos en fase gaseosa.
9. Identificar las características del enlace metálico a partir de la teoría del mar
de electrones, así como sus propiedades particulares.
10. Describir la diferencia entre enlaces químicos y fuerzas intermoleculares. í;g

A la vez, el estudiante debe fortalecer las siguientes competencias genéricas:

► Capacidad de aprender nuevos conceptos y aplicaciones


► Capacidad de análisis y síntesis de información
►Manejo de TIC
► Capacidad de trabajo en equipo
► Habilidad para trabajar de forma autónoma
► Compromiso con la preservación del medio ambiente
►Compromiso con la calidad y búsqueda del logro
ENLACE
Q U ÍM ICO

La información que se analizará en este capítulo es la siguiente:

ENL A C E Q U ÍM IC O
Es la fu erza-d e u n ió n en tre e le m e n to s

^ Las p ro p ied a d es d e los elem en to s generan diferentes:

T ip o s d e en la ce q u ím ic o [

Los cu a les presen tan diferentes p ropiedades:

I
Iónico: C ovalen te: M etálico:

T
m eta l + n o m etal n o m eta l + n o m eta l m eta l + m eta l

T iene asociada:
N o polar M aleables
E nergía
de red
Polar D ú ctiles

C oord in ad o E xcelentes con d u ctores

D e a cu erd o co n la
d ife re n c ia d e
e le c tro n eg a tiv id a d

1
■R eso n a n cia
■E nergía d e en la ce
• F uerzas in te r m o le cu la r es
C ontenido :
3.1 SÍMBOLOS DE LEWIS Y LA REGLA DEL OCTETO
3.2 ENLACE IÓNICO
3.3 ENLACE COVALENTE
3 .4 POLARIDAD DE ENLACE Y ELECTRONEGATIVIDAD
3.5 REPRESENTACIÓN DE LA>S ESTRUCTURAS DE LEWIS
3.6 ESTRUCTURAS DE RESONANCIA
3.7 EXCEPCIONES A LA REGLA DEL OCTETO "
3.8 FUERZA DE ENLACES COVALENTES
3.9 FUERZAS INTERMOLECULARES

EL ENLACE QUÍMICO COMO ARTE. El A to m iu m es


una escu ltura de acero de 110 m de altura, q u e se en ca r­
gó con m otivo de la Feria M undial de Bruselas 1958.
Las nueve esferas representan áto m o s y las varillas
co n ecto ras evocan los en laces q uím icos q u e los
m antienen unidos. U na esfera está en el cen tro de un
cubo fo rm ado p or las otras ocho esferas, un arreglo
com ún de los áto m o s en elem en to s m etálico s, com o en ti
el hierro. C

C o m en cem o s p e r re co rd ar algunos conceptos m e d ia n te


u n a breve evaluación diagnóstica:
1. ¿Qué es la co nfiguración electrónica?
2. ¿Q ué son los electrones de valencia?
3. ¿C óm o p o d em o s, a p a rtir de la tabla periódica, in d ic a r la
p ro p ie d a d de p erd er o g anar electrones de un elem ento?
4. ¿Cuál es la diferencia en tre los m etales y los no m etales?
R
5. ¿Cuál es la diferencia e n tre afinidad electróniea y electrone- Le
gatividad? ni
6. ¿Q ué es la energía de ionización? di.
7. ¿Q ué d ete rm in a el tip o de enlace en cada sustancia? ele
8. ¿C óm o es q u e las características de estos enlaces d a n lugar ge:
a diferentes p ro p ied ad es físicas y quím icas? ele
na
http://goo.gl/LszM0a
INTRODUCCION coi
se (
SIEM PRE QUE DOS ÁTO M O S O IONES están fu ertem ente ligados entre sí, se dice que existe
u n enlace quím ico entre ellos. Hay tres tipos generales de enlaces quím icos: iónico, covalente y
metálico (► F IG U R A 3 .1 ). Para ten er u n a idea de cóm o son esos tres tipos de enlaces podría
pensarse en el sim ple acto de em plear u n a cu chara de acero inoxidable p a ra añ adir sal de
m esa a un vaso con agua. La sal de m esa es clo ru ro de sodio, NaCl, el cual consiste en iones Gi
sodio, N a+ , y en iones cloruro, C l- . La estru ctu ra se m an tien e u n id a m ed ian te enlaces
IA
iónicos, d ebidos a las atracciones entre iones de carga opuesta. El agua consiste,
2A
p rin cip alm en te, en m oléculas de H 20 . Los átom os de h idrógeno y oxígeno están ligados entre
sí p o r enlaces covalentes, d o n d e las m oléculas se fo rm an p o rq u e los á to m o s com parten 3A
electrones. La cuchara es, p rincipalm ente, de h ierro m etálico, d o n d e los átom os están 4A
conectados entre sí p o r m edio de enlaces metálicos, los cuales están form ados por 5A
electrones q u e son relativam ente libres p ara m overse en el m etal. Estas diferentes sustancias,
6A
NaCl, H 20 y Fe m etálico, se c o m p o rtan com o lo hacen debido a las m an eras en que sus
áto m o s están interconectados. 7A
8A
SECCIÓN 3.1 S ím bolos de Lewis y la regla del octeto 111

3.1 SIMBOLOS DE LEWIS Y LA REGLA ¿ IMAGINE


¿Cuál de estos tres tipos de enlace
DEL OCTETO esperaría encontrar en el CO2(g)?
Los electrones im plicad o s en el enlace q uím ico so n los electrones de valencia, los cuales, en
casi to d o s los átom os, son aquellos que se e n c u e n tra n en la capa o cu p ad a m ás externa de u n
átom o. El quím ico estad o u n id en se G.N. Lewis (1875-1946) su g irió u n a fo rm a sencilla de
m o strar los electrones de valencia de u n áto m o y de darles seguim iento d u ra n te la fo rm ac ió n M etálico
del enlace, utilizan d o lo q u e a h o ra se conoce com o símbolos de electrón-punto de Lewis o, Electrones
sim plem ente, sím bolos de Lewis. deslocalizados
El sím bolo de Lewis p a ra u n elem ento consiste en el sím b o lo q u ím ico del elem en to
m ás u n p u n to p o r cad a electró n de valencia. P or ejem plo, el azufre tiene la co n fig u ració n
electrónica [Ne] 3s23p4 y, p o r lo tan to , seis electrones de valencia. Su sím bolo de Lewis es:

Los p u n to s se colocan en los cu atro lados del sím bolo (arrib a, abajo, izq u ierd a y derecha) y
cada lado pued e aco m o d a r hasta dos electrones. Los cu a tro lados son equivalentes; esto sig­
nifica que se elige de m a n era a rb itra ria en qué lado se colocan dos electrones en lugar de uno. Iónico
En general, los p u n to s se disp ersan ta n to com o sea posible. P or ejem plo, en el sím bolo de Atracción
Lewis p ara S se prefiere el arreglo de p u n to s ya m o strad o , en lu g ar del arreglo de dos elec­ electrostática
trones en tres de los lados y n in g u n o en el cuarto.
Las configuraciones electrónicas y los sím bolos de Lewis p ara los elem entos rep re se n ta ­
tivos de las segunda y tercera filas de la tabla p erió d ica se m u estra n en la T TABLA 3.1.
Observe que el n ú m e ro de electrones de valencia de cu alq u ier elem ento rep resen tativ o es
el m ism o que el n ú m e ro de g ru p o del elem ento. P o r ejem plo, los sím bolos de Lewis p a ra el
oxígeno y el azufre, m iem b ro s del g ru p o 6A, m u estra n seis p u n to s.

d P I É N S E L O UN P O C O
¿Son correctos todos estos símbolos de Lewis para el Cl?
:C1- :Cl: :C1-

Regla del octe to C ovalente


Electrones
Los átom os con frecuencia gan an , p ierd en o c o m p arte n electrones p a ra alcan zar el m ism o
com partidos
n ú m ero de electrones q u e el gas n o b le que se e n c u e n tra m ás cerca de ellos en la tabla p e rió ­
dica. Los gases nobles tien en arreglos electrónicos m u y estables, com o lo d e m u e stra n sus
elevadas energías de ion izació n , su baja afinidad p o r los electrones adicionales y su carencia
general de reactividad q uím ica. C o m o to d o s los gases nobles, excepto el H e, tie n e n ocho
▲ F IG U R A
http://goo.gl/7z3c0o 3.1 Enlaces
electrones de valencia, m u ch o s de los áto m o s que ex p erim en tan reacciones tam b ié n te rm i­
iónico, covalente y metálico.
nan con ocho electrones de valencia. Esta observación dio lu g ar a u n p rin c ip io con o cid o
Diferentes tipos de interacciones
com o la regla del octeto: los átom os tienden a ganar, perder o com partir electrones hasta que entre átomos conducen a distintos
se encuentran rodeados p o r ocho electrones de valencia. tipos de enlaces químicos.

| TABL A 3.1 * SinmbolosdeLewls ó;.:, V A; , y :y y ’:.


Grupo Elemento Configuración electrónica Sím bolo de Lewis Elemento Configuración electrónica Sím bolo de Lewis

1A Li [H e ^ s 1 Li- Na [Ne] 3s‘ Na-


2A Be [He]2s2 ■Be- Mg [Ne]3s2 •Mg-
3A B [He]2s22p1 -B- Al [Ne]3s23p’ -Ál-
4A C [H ej2s22p2 •Ó Si [Ne]3s23p2 ■Si-
5A N [He]2s22p3 •Ñ: P [Ne]3s23p3 •P=
6A 0 [He]2s22p4 :9 : S [Ne]3s23p4
7A F [He]2s22p5 •F = Cl [Ne]3s23p5 ■CL
8A Ne [He]2s22p6 : N e: Ar [N e ^ A p 6 : A r:
112 CAPÍTULO 3 Enlace químico

Un octeto de electrones consiste en las subcapas llenas s y p e n u n átom o. En u n sím bolo


de Lewis, un octeto puede visualizarse co m o cu atro pares de electrones de valencia a co m o d a­
dos alrededor del símbolo del elem ento, com o en los sím bolos de Lewis p ara el Ne y Ar en la
tabla 3.1. Existen excepciones a la regla del octeto, p ero esta p ro p o rcio n a un m arco de trabajo
útil para introducir m uchos conceptos im p o rtan te s sobre los enlaces.

REFLEXIÓN
¿ C om prendo qué representan lo s p u n to s (sím bolos de Lew is) a lre d e d o r d e l sím b o lo
de un elem ento?
¿R elaciono la valencia con el n ú m e ro de e le ctro n e s d e l ú ltim o n ive l e n e rg é tic o que
m uestra la configuración e le ctró n ica d e un e le m e n to ? - - * .•'

m o m a
1. a) ¿Cuáles son los electrones de valencia? b) ¿Cuántos electrones de valencia
tiene un átomo de nitrógeno? c) Un átom o tiene la siguiente configuración
electrónica: 1s22s22p63s23p 2. ¿Cuántos electrones de valencia tiene el
átomo?
2. Para cada uno de estos sím bolos de Lewis, indique el grupo de la ta b la periódi­
ca al que pertenece el elem ento X.
a) -X- b) -X- c) :X-
3. a) ¿Qué es la regla del octeto? b) ¿Cuántos electrones debe ganar un átom o de
azufre para lograr un octe to en su capa de valencia? c) Si un áto m o tiene la
configuración electrónica 1s22s22p2, ¿cuántos electrones debe ganar para
lograr un octeto?

i PORTA FOLIO DE E V I D E N C I A S
P
IMAGINE Con base en las actividades anteriores, realice lo que se le solicita en hojas blancas y el
Si no existiera una clave de color, agréguelas a su portafolio de evidencias.
¿habría form a de saber si las esferas 1. a). Escriba la configuración electrónica del elem ento titanio, Ti. ¿Cuántos electro­
negras representan al Na+ o al CE? nes de valencia posee este átom o? b) El hafnio, Hf, se encuentra tam bién en el
En tal caso, ¿qué información se grupo 4B. Escriba la configuración electrónica del Hf. c) Tanto el Ti co m o el Hf se
utilizaría? comportan como si tuvieran el m ism o núm ero de electrones de valencia. ¿Cuáles
subcapas de la configuración electrónica del Hf se com portan com o orbitales de
valencia? ¿Cuáles se com portan com o orbitales internos?
en
NaH = ci­ 2. Escriba el símbolo de Lewis para los átom os de cada uno de los siguientes ele­
v j - o mentos: a) Al, b) Br, c) Ar, d) Sr.
lo-

c a d a ion N a + C a d a io n C P
está ro d e a d o p o r está ro d e a d o p o r
seis iones C1 “ seis io n es N a +
3.2 ENLACE IÓNICO
En general, las sustancias iónicas resu ltan de la in teracció n de m etales del lado izquierdo de
la tabla periódica con no m etales del lado d erecho (excluyendo los gases nob les, grupo 8A).
cía:
Por ejem plo, cuando el sodio m etálico, N a(s), se p o n e en co n tac to con cloro gaseoso, C L ^ ) ,
ocu rre una reacción violenta (► FIGURA 3.3).El p ro d u c to de esta reacción ta n exotérm ica
los
Esa
es cloruro de sodio, NaCl(s):
un.
N a(s) + y C l2(g) ------ > N a C l(s) A H f = - 4 1 0 .9 kj [3.1]

El cloruro de sodio está com puesto p o r iones N a + y C P , organizados en un arreglo trid im en ­ As


sional (< FIGURA 3.2). L af
La form ación de N a+ a p artir de N a y de C P a p a rtir del C l2 indica q u e u n átom o de
elgi
sodio perdió un electrón y que un á to m o de cloro lo ganó; esto p u ed e visualizarse com o u na
Á F IG U R A 3 .2 Estructura cristalina del El a
cloruro de sodio. transferencia de electrones del áto m o de Na al á to m o de Cl. D os de las p ro p ied ad es periódicas
negí
revisadas en el capítulo an terio r nos describen q u é tan fácil o cu rre u n a tran sferen cia de elec­
trones: la energía de ionización in d ica qué tan fácil se p u ed e elim in ar u n ele c tró n de un
tró n
http://goo.gl/yr2cSY átom o, y la afinidad electrónica m id e la facilidad con que u n áto m o p u e d e g a n ar u n electrón.
proc
La transferencia de electrones p ara fo rm a r iones con cargas opuestas o c u rre cuando un
quie
átom o cede con facilidad un electrón (baja energía de ionizació n ) y o tro á to m o gana fácil­
elect
m ente un electrón (alta afinidad electró n ica). Así, el N aCl es u n c o m p u esto iónico típico
tivas
SECCIÓN 3.2 Enlace iónico 113

IMAGINE
¿Usted espera una reacción similar entre el potasio metálico y el bromo
elemental?

se tra n sfie re n Se fo rm a N aC l(s)


d e N a (s) a C l2(g),
fo rm a n d o N a+ y C l-
R eacció n a lta m e n te e x o té rm ic a
fo rm a n d o c lo ru ro d e-so d io , u n
c o m p u e s to ió n ico c o n s titu id o p o r io n e s
so d io , N a+ , m á s io n e s c lo ru ro , C F

▲ F IG U R A 3.3 Reacción del sodio metálico con cloro gaseoso para formar
e| compuesto iónico cloruro de sodio. http://goo.gl/0C7i0S

porque consiste en u n m etal con baja energía de ionización y u n n o m etal de alta afin id ad
electrónica. U tilizando los sím bolos de e le c tró n -p u n to de Lewis (y m o s tra n d o u n á to m o de
cloro en lugar de la m o lécu la C l2), se p u e d e rep rese n ta r esta reacción com o:

N a- + /C l: — -> N a + + [ : C l :] “ [3.2]

La flecha indica la tran sferen cia de u n electró n del áto m o de Na al áto m o de Cl. C ada ion
tiene u n octeto de electrones; el octeto de Na-+ está fo rm ad o p o r los electrones 2s22p6 q u e se
en cu en tran debajo del ú n ico electrón de valencia 3s del átom o de Na. Se colocan corchetes a
los lados del ion clo ru ro p ara enfatizar q u e los ocho electrones se localizan sobre él.

¿Ir P I É N S E L O UN PO CO
D e scrib a las tra n s fe re n c ia s e le c tró n ic a s qu e o cu rre n d u ra n te la fo rm a c ió n de
flu o ru ro de c a lc io a p a rtir de los e le m e n to s c a lc io y flu o ru ro .

Las sustancias iónicas tienen varias propiedades características. Por lo regular, son su stan ­
cias quebradizas con altos p u n to s de fusión; adem ás, son cristalinas. Tam bién es frecuente que
los cristales iónicos p u e d an rom perse; es decir, separarse a lo largo de superficies planas lisas.
Esas características resultan de las fuerzas electrostáticas que m an tien en u n id o s a los iones en
un arreglo tridim ension al rígido y bien definido com o el que se m u estra en la figura 3.2.

Aspectos energéticos de la form ación de enlaces iónicos


La form ación de clo ru ro de sodio a p a rtir de sodio y cloro es m u y exotérm ica, com o lo indica
el gran valor negativo de la entalpia de fo rm ación dado en la ecuación 3.1, A HJ = —4 1 0 .9 kj.
El apéndice C indica q u e el calor de fo rm ació n de o tras sustancias iónicas tam b ié n es m u y
negativo. ¿Qué factores hacen que la fo rm ació n de com puestos iónicos sea ta n exotérm ica?
En la ecuación 3.2 se rep resen tó la fo rm a c ió n del N aCl com o la tran sferen cia de u n elec­
tró n del N a al Cl. R ecuerde que la p érd id a de electrones p o r p a rte de u n á to m o siem p re es u n
proceso endotérm ico. P or ejem plo, sep arar u n electró n del Na(g) p a ra fo rm a r N a + (g) re ­
quiere 496 k j/m o l. D e acu erd o a lo revisado a n terio rm e n te , c u a n d o u n n o m etal gana u n
electrón, el proceso en general es exotérm ico, c o n fo rm e con las afinidades electrónicas n e g a ­
tivas de los elem entos. Así m ism o , a ñ a d ir u n electró n al Cl(g) libera 349 k j/m o l. A p a rtir de
114 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

las m agnitudes de estas energías se observa que la transferencia de un electrón de un átom o


de Na a un átom o de Cl no sería exotérmica; el proceso global sería un proceso endotérm ico I
que requiere 496 - 349 = 147 k j/m o l. Este proceso endotérm ico corresponde a la form ación
de iones sodio y cloruro que están dem asiado alejados; en otras palabras, el cam bio de ener­
gía positivo supone que los iones no interactúan entre sí, lo que es m uy diferente en los
sólidos iónicos.

P I E N S E L O UN PO CO
Considere las tendencias en las energías de ionización de los metales alcalinos
y las afinidades electrónicas de los halógenos que se muestran en las figuras
2.13 y 2.15. ¿Para cuál par la transferencia electrónica del átomo del metal
alcalino al átomo del halógeno es principalmente un proceso exotérmico?
La razón fundamental por la que los com puestos iónicos son estables, es la atracción
entre los iones de carga opuesta. Esta atracción m antiene unidos a los iones, liberando energía
y ocasionando que los iones formen un arreglo sólido, o red, com o el que se muestra en la
figura 3.2. Una medida de cuánta estabilidad resulta del arreglo de iones con cargas opuestas
en un sólido iónico, está dada por la e n e rg ía d e re d , que es la energía requerida para separar
com pletam ente un mol de un compuesto iónico sólido en sus iones gaseosos.
Con la finalidad de representar este proceso para el NaCl, im agine que la estructura en la
figura 3.2 se expande desde adentro, de tal forma que las distancias entre los iones aumentan
hasta que los iones se encuentran m uy alejados. Este proceso requiere 788 k j/m o l, que es el
valor de la energía de red:

N aC l(s) N a +(g) + C T (g ) A H reci = + 7 8 8 k j /m o l [3.3]

Observe que este proceso es altamente endotérm ico. El proceso inverso, la u n ión de N a+ (g) y
C l~(g) para formar NaCl(s) es, por lo tanto, altamente exotérm ico (A H = —788 k j/m o l).
La ▼ TABLA 3.2 presenta las energías de red para diversos com puestos ión icos. Los va­
lores positivos grandes indican que en estos sólidos iónicos los iones se atraen fuertemente
entre sí. La energía liberada por la atracción entre iones con cargas distintas compensa en
gran medida la naturaleza endotérm ica de las energías de ionización y hace que la formación
de com puestos iónicos sea un proceso exotérm ico. Las fuertes atracciones tam bién ocasio­
nan que la mayoría de los materiales iónicos sean duros y quebradizos con altos puntos de
fusión; por ejemplo, el NaCl se funde a 801 °C.
La m agnitud de la energía de red de un sólido iónico depende de las cargas de los iones,
sus tam años y sus arreglos en el sólido. La energía potencial de dos partículas cargadas que
interactúan está dada por
t(
kQ iQ2
E el [3.4] Ti
á
P
ili
se

c
TA B LA 3 .2 * Energías de red para algunos compuestos iónicos >í»
<
Energía de red Energía de red
Compuesto (kj/m ol) Compuesto (k j/m ol) d

LiF 1030 MgCl2 2326 Le


LiCl 834 SrCl2 2127 ch
Lil 730 P¡
NaF 910 MgO 3795 tre
NaCl 788 CaO 3414
NaBr 732 SrO 3217
Nal 682
KF 808 ScN 7547
KC1 701 en>
KBr 671 ter
CsCl 657 int
Csl 600 ■R cié
lllí
w SECCIÓN 3.2 Enlace iónico 115

En esta ecuación, Q¡ y Q 2 son las cargas de las p artículas, d es la d istancia en tre sus centros, y
K es u n a constante, 8.99 X 109 J - m /C 2. La ecuación 3.4 indica q u e la in teracció n atractiva
entre dos iones con cargas o p u estas a u m e n ta c u an d o las m ag n itu d es de sus cargas a u m e n ­
tan, y tam b ién cu an d o la distan cia en tre sus centros dism inuye. Así, para un arreglo dado de
iones, la energía de red a u m enta conforme aum entan las cargas de los iones y conforme d ism i­
nuyen sus radios. La m a g n itu d de las energías de red d epende en g ran m e d id a de las cargas
iónicas p o rq u e los rad io s iónicos v arían solo en u n intervalo lim itado.

E JE R C IC IO RESUELTO 3 .1 Magnitudes de las energías de red


Sin consultar la tabla 3.2, acom ode los siguientes compuestos iónicos en orden creciente con
base en su energía de red: NaF, Csl y CaO.

S O L U C IÓ N
Análisis A partir de las fórm ulas de los tres com puestos iónicos, se deben determ inar sus
energías de red relativas.

Estrategia Es necesario obtener las cargas y los tam años relativos de los iones en los com ­
puestos. Entonces se utiliza cualitativam ente la ecuación 3.4 para determ inar las energías rela­
tivas, conociendo que: a) cuanto m ás grandes sean las cargas iónicas, m ayor será la energía y
b) que cuanto más alejados estén los iones, m enor será la energía.

Solución El NaF consiste en iones N a+ y F~, el Csl en iones C s+ e I- , y el CaO en iones Ca2+
y O2 - . Como el producto de las cargas, Q 1Q2) que aparece en el nu m erad o r de la ecuación 3.4,
la energía de red aum entará notablem ente cuando se increm enten las cargas. Así, es de espe­
rarse que la energía de red del CaO, que tiene iones 2 + y 2 —, sea la m ayor de las tres.
Las cargas iónicas del NaF y Csl son iguales. C om o resultado, la diferencia en sus energías
de red depende de la diferencia en la distancia entre los iones en la red. D ebido a que el tam año
iónico aum enta cuando descendem os por un grupo en la tabla periódica, entonces se sabe que
el Cs+ es más grande que el N a+ y que el I - es más grande que el F~. Por lo tanto, la distancia
entre los iones N a+ y F_ en el NaF será m enor que la distancia entre los iones Cs+ e I- en el
Csl. En consecuencia, la energía de red del NaF debería ser m ayor que la del Csl. Así, el orden
de energía creciente es Csl < NaF < CaO.

Comprobación La tabla 3.2 confirm a que el orden predicho es correcto.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
¿Qué sustancia esperaría que tenga la energía de red m ás grande, MgF2, CaF2 o Z r 0 2?
R esp u esta : Z r 0 2

Puesto que la energía de red dism inuye conform e aum en ta la distancia en tre los iones, en ­
tonces las energías de red siguen tendencias sem ejantes a las que se m u estra n en la figura 2.10
relacionadas con el rad io iónico. En particular, debido a que el rad io iónico se in crem en ta al
descender p o r un g ru p o de la tabla periódica, se en cu en tra que, p a ra un tip o d ado de co m ­
puesto iónico, la energía de la red dism inuye al descender p o r u n grupo. La ▼ FIGURA 3.4
ilustra esta tendencia p a ra los cloruros alcalinos MCI (M = Li, N a, K, Rb, Cs) y los haluros de
sodio N aX (X = F, Cl, Br, I).

C onfiguraciones electrónicas de iones de los elem entos


de los bloques s y p
Los aspectos energéticos de la fo rm ació n de u n enlace iónico a y u d an a explicar p o r qué m u ­
chos iones tien d en a te n e r configuraciones electrónicas de gas n o b le. P or ejem plo, el sodio
p ierde c o n facilidad u n e lec tró n p a ra fo rm a r N a + , el cual tien e la m ism a c o n fig u ració n elec­
tró n ica que el Ne:

Na ls 22s22 p 63 s1 = [ N e ^ s 1

N a+ _ Ish sh p 6 = [Ne]

A un cu an d o la energía de re d a u m e n ta c u an d o la carga ió n ica se in c re m e n ta , n u n c a se


e n c u e n tra n com puesto s ión ico s q u e co n ten g a n io n es N a2+. El seg u n d o ele c tró n elim in ad o
ten d ría q u e venir de u n a capa in te rn a del á to m o de sodio, y e lim in ar electrones de u n a capa
in te rn a requiere u n a g ra n c a n tid a d de energía. El a u m e n to en la energía de re d n o es su fi­
ciente p a ra co m p en sar la energía n ecesaria p a ra elim in ar u n e lec tró n de u n a capa in tern a.
116 CAPÍTULO 3. Enlace quím ico

Jasa I M A G I N E Q ,
Con base en esta figura, ¿es posible establecer los límites superior e inferior para la energía de red del KF?
El ra d io d e l a n ió n
se in c re m e n ta

► F IG U R A 3 .4 Tendencias periódicas
834 788 701 691 657 910 788 732 682
en la energía de red como una función del
L iC l N aC l KC1 R b C l C sC l N aF N aC l N aB r N al
radio del catión o del anión.

Así, el sodio y los o tro s m etales del g ru p o 1A se e n c u e n tra n en sustancias ió n icas solo com o
iones 1 + .
D e fo rm a sim ilar, la adición de electrones a los n o m etales es ex o térm ica o solo ligera­
m en te en d o té rm ic a , siem p re y c u an d o los electrones se agreguen a la cap a de valencia.
E ntonces, u n á to m o de Cl acepta fácilm ente u n electrón p a ra fo rm a r C l- , el cual tiene la
m ism a co n fig u ració n electró n ica q u e el Ar:

Cl ls 22s22 p 63s23 p 5 = [N e]3 s23 p 5

CF ls 22s22 p 63s23 / = [N e]3 s23 p 6 = [Ar]

P ara fo rm a r u n io n C l2 - , el seg u n d o electró n ten d ría que añ ad irse a la siguiente capa


su p e rio r del á to m o de Cl, lo cual es energ éticam en te m u y desfavorable. Por lo ta n to , n u n ca se
ob serv an io n es C l2 - en co m p u esto s iónicos. E ntonces se espera que los co m p u e sto s iónicos
de los m etales represen tativ o s de los g ru p o s 1A, 2A y 3A ten g an cationes co n cargas de 1 + ,
2-1- y 3 + , resp ectiv am en te, y p o r lo reg u lar se espera que los co m p u esto s ió n ic o s de los no
m etales rep resentativ o s de los g ru p o s 5A, 6A y 7A tengan an io n es de carga 3 —, 2 — y 1 —, res­
pectivam ente.

E J E R C IC IO RESUELTO 3 .2 Cargas de iones



Prediga el ion generalm ente form ado p o r a) Sr, b) S, c) Al. ' - '-•'á

S O L U C IÓ N ^
Análisis Debem os determ inar cuántos electrones ganarán o perderán probablem ente los
átom os de Sr, S y Al.

Estrategia En cada caso se puede utilizar la posición del elem ento en la tabla periódica para i
predecir si form ará un catión o un anión. Después se em pleará su configuración electrónica L
para determ inar el ion con más probabilidad de formarse. . ■-
Solución a) El estroncio es un metal del grupo 2A y, p or lo tanto, forma un catión. Su con-vi
figuración electrónica es [Kr]5s2, y se espera que los dos electrones de valencia se pierdan fá­
cilmente para dar un ion Sr2x. b) El azufre es un no metal del grupo 6A y, p o r lo tanto, la
tendencia es encontrarlo como anión. Su configuración electrónica ([Ne]3s23p4) tiene dos
electrones m enos que la configuración de un gas noble. Entonces, se espera que el azufre forme
iones S2 - . c) El alum inio es un m etal del grupo 3A. Así, es de esperar que form e iones

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A ^
• * -V |. ' : ; :'1 - ■ . : _ -• ,

Prediga las cargas de los iones form ados cuando el magnesio reacciona con el nitrógeno.
R e sp u e sta : M g2 - y N 3 "
SECCIÓN 3.2 E nlace iónico 117

UNA MIRADA PE CERCA B l


CALCULO DE ENERGIAS DE RED:
CICLO DE BORN-HABER N a +(g) + e + C l(g )
i
4 Las energías de red no pueden determinarse directa-
I E(C1)
m ente de los experimentos. Sin embargo, pueden
calcularse visualizando la formación de un compues- Ii(N a ) N a + (g) + C l “ (g)
to iónico que ocurre en una serie de etapas bien de­
finidas. Entonces, se utiliza la ley de Hess para combinar estas etapas U U
N a (g ) + C l(g) 03
de m anera que se obtenga la energía de red para el compuesto. De este 2 2
modo, se construye un ciclo de Born-Haber, un ciclo termoquímico lla- ’q; ’qj
N a(g ) + 5C l2(g) 73 T3
l mado así en honor a los científicos alemanes Max Born (1882-1970) y 73 73
li
Fritz H aber (1868-1934), quienes lo introdujeron para analizar los fac­ QJ
AH°f[Na(g)] uo
c N a(s) + j C l 2(g) O) QJ
tores que contribuyen a la estabilidad de los compuestos iónicos. W 73 73
En el ciclo de B orn-H aber para el NaCl se considera la formación
bO 6JD
del NaCl(s) a partir de Na(s) y Cl2(g), por dos rutas, como m uestra la
► F IG U R A 3.5. El cam bio de entalpia por la ru ta directa (flecha A77°y[NaCl(s)]
W
negra) es el calor de form ación del NaCl(s):
N a C l(s)
Na(s) + ^ CI2(g) ----- > NaCl(s) A H/[NaCl(s)] = -4 1 1 k) ¡3.5]
La ruta indirecta tiene cinco etapas (flechas grises en la figura 3:5).
Primero, se generan átom os de Na(g) vaporizando el Na(s). Después, se
forman átomos de Cl(g) rom piendo los enlaces en las moléculas de Cl2. A FIGURA 3.5 Ciclo de Born-Haber para la formación del
Los cambios de entalpia son (apéndice C): NaCl. Esta representación de la ley de Hess muestra las relaciones
energéticas en la formación del sólido iónico a partir de sus
Na(s) ----- » Na(g) A77y[Na(g)] = 108 kj [3.6]
elementos.
lcij(,g) ----- » Cl(g) A f l a t e ) ] = 122 kj [3.7]
Observe que am bos procesos son endotérmicos.
En las siguientes dos etapas se elimina el electrón del Na(g) para El resultado de seguir las cinco etapas es la form ación de NaCl(s)
: form ar N a+ (g) y después se añade el electrón al Cl(g) para form ar a p a rtir de Na(s) y ~ Cl2(g). Cl2(g). Así, de la ley de Hess se conoce que
Cl~(g). Los cambios de entalpia para estos procesos son iguales a la la sum a de los cambios de entalpia para las cinco etapas es igual al cam ­
prim era energía de ionización del Na, 7] (Na), y ala afinidad electrónica bio de entalpia de la ruta directa (ecuación 3.5):
del Cl, denotada com o £(C1), respectivamente:
Na(g) — Na (g) + e A 77 = /,(N a) = 496 kj [3.8] A Hy[N aCl(s)] = AHy[Na(g)] + A77°[Cl(g)]

[3.9] +7, (Na) + £(C1) - A Tíreci


Cl(s) + * C F(g) A 77 = £(C1) = -3 4 9 kj
—4 1 1 k j = 108 kj + 122 k] + 496 k] - 349 kj - A77rcd
Finalmente, se com binan N a+ (g) y Cl“ (g) para form ar NaCl(s).
Puesto que la form ación del NaCl sólido es el proceso inverso de la des­ Al d espejar AHred:
com posición de un sólido en sus iones gaseosos, el cambio de entalpia
A 7íred = 108 kj + 122 kj + 496 k] - 349 kj + 411 kj
para la form ación del sólido es el negativo de la energía de red, la can­
tidad que se desea determ inar: = 788 kj
Na+(g) + CF(g) NaCl(s) A 77 = ~ M i red = ? [3.10] P o r lo tanto, la energía de red del NaCl es 788 kj/mol.

¿A R E F L E X I O N
¿ C o m p re n d o e l fu n d a m e n to de la Ley de H ess?

1. D escriba las características de los elem entos que form an un en la ce Ión ico, así
com o las propiedades que adquieren dichos com puestos. Con esta ¡nform a -
ción, genere una rueda de atrib utos, cuyo centro se titule enlace ió n ic o .
2. Describa las etapas individuales em pleadas para construir un c ic lo d e
Born-H aber para la form ación del Bal2 a partir de los elem entos. ¿ C u á le s de
esos pasos se esperaría que fueran exotérm icos?
3. a) Escriba las ecuaciones quím icas utilizadas para calcular la en erg ía d e red del
SrCI2(s) m ediante el ciclo de Born-Haber. b) La segunda energía d e ionización
del Sr(g) es 1064 kü /m o l. Utilice este hecho ju nto con los d a to s d e l a p é n d ice
C, las figuras 2.13 y 2.15 y la tabla 3.2 para calcular el A H /d e l S rC I2(s).
4. Escriba las configuraciones electrónicas de los siguientes iones y d e te rm in e
cuáles tienen configuraciones de gas noble: a) C d2+, b) P3~, c) Z r4 + , d) Ru3+,
e) As3 - , f) A g + .
118 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

Iones de metales de transición


D ebido a q ue las energías de io nización a u m e n ta n ráp id am en te con cada elim inación su ­
cesiva de electrones, las energías de red de los com puestos iónicos son, p o r lo general, lo
su ficientem ente g ran d es p ara co m p e n sa r la p érd id a de hasta tres electrones de los átom os.
Entonces, se en c u e n tra n cationes con cargas de 1 + , 2 + o 3 + en co m p u esto s iónicos. Sin e m ­
bargo, la m ayoría de los m etales de tran sició n tienen m ás de tres electrones m ás allá de un
centro de gas noble. P or ejem plo, la p lata tien e la co nfiguración electrónica [K r]4 d '°5 s1. Los
m etales del g ru p o IB (C u, Ag, Au) con frecuencia se p resen tan com o iones 1 + (com o en el
C uBr y AgCl). D u ra n te la fo rm ació n de A g+ se p ierd e el electró n 5s, d ejan d o u n a subcapa 4d
co m p letam en te llena. C o m o en este ejem plo, los m etales de tran sició n p o r lo reg u lar n o fo r­
m an iones con u n a co n fig u ració n de gas n oble. Es claro que la regla del o c teto , au n q u e es
útil, tiene u n alcance lim itado.
R ecuerde que c u a n d o un io n positivo se fo rm a a p a rtir de u n áto m o , los electrones que
se p ierden p rim ero son siem p re los de la subcapa que tiene el m ayor valor d e n. Así, durante
la form ación de iones, los metales de transición prim ero pierden los electrones de la capa de va­
lencia s y después todos los electrones d necesarios para lograr la carga del ion. P o r ejem plo, al
fo rm ar Fe2+ a p a rtir del Fe, el cual tien e la co n fig u ració n electrónica [A rj3d64s2, se pierden
los dos electrones 4s, lo q u e o rig in a u n a co n fig u ració n [Ar] 3c?6. La e lim in ació n de u n elec­
tró n ad icional da el io n de Fe3+, cuya c o n figu ració n electrónica es [Ar] 3d5.

IMAGINE i l P I É N S E L O UN P O C O
¿Qué sucedería con las magnitudes ¿Qué e le m e n to fo rm a un Ion 3+ q u e tie n e la c o n fig u ra c ió n e le c tró n ic a [K r]4 d 6?
de las atracciones y repulsiones
representadas en a) si los núcleos i PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
estuvieran más separados? 1. Las energías de red del KBr y del CsCI son casi ¡guales (tabla 3.2). ¿Qué con­
cluye a partir de esta observación?
Los electrones Los núcleos y los
se reíxien 2. Explique las siguientes tendencias en la energía de red: a) NaCI > R b B r > CsBr;
elertrones se atraen
entre sí. mutuamente. ti) BaO > KF; c) SrO > SrCI2.
3. Se necesita energía para elim inar dos electrones del Ca y form ar Ca2+, y se
requiere agregar dos electrones al O para form ar O2 - . Entonces, ¿por qué el CaO
es estable en relación con los elem entos libres?

3.3 SENLACE COVALENTE


La g ran m ayoría de las sustancias q u ím icas n o tien en las características de los m ateriales ió n i­
cos. M uchas de las sustancias con las que existe contacto en la vida diaria, com o el agua,
tien d en a ser gases, líq u id o s o sólidos con bajos p u n to s de fusión. M uchas, co m o la gasolina, se
Los núcleos evaporan ráp id am en te. O tras son flexibles en sus form as sólidas, p o r ejem plo, las bolsas plás­
se repesen a) ticas y la parafina.
entre sí. Para u n a am p lia clase de sustancias que n o p re se n ta n u n c o m p o rta m ie n to iónico se
La concentración de la
necesita u n m o d elo d istin to p a ra d esc rib ir los enlaces en tre átom os. G. N . Lewis razonó que
densidad electrónica
entre los núcleos es los áto m o s p o d ría n a d q u irir u n a co n fig u ració n electrónica de gas n oble si c o m p artieran
un enlace covalente. electrones con o tro s á to m o s. U n enlace q u ím ico fo rm a d o al c o m p a rtir u n p a r de electrones
se conoce co m o enlace covalente.
La m o lécula de h id ró g en o , H 2, p ro p o rc io n a el ejem plo m ás sencillo de u n enlace a m ­
iente. C u an d o dos á to m o s de h id ró g e n o se e n c u e n tra n cerca u n o del o tro, los dos núcleos
con carga positiva se rep elen en tre sí, los dos electrones con carga negativa ta m b ié n se repe­
len, y los n úcleos y los electrones se a tra en , co m o m u e stra la < F IG U R A 3 .6 a ). D ebido a que
la m o lécula de H 2 es estable, se sabe q u e las fuerzas de atracció n d eb en exceder a las de rep u l­
sión. Veam os con m ás detalle las fuerzas atractivas q u e m a n tien e n u n id a a esta m olécula.
M ediante m éto d o s de m ecánica cuántica, es posible calcular la d istrib u ció n de la densidad
electrónica en las m oléculas. Tal cálculo para el H 2 m uestra que las atracciones entre los n ú ­
b)
cleos y los electrones ocasionan que la d ensidad electrónica se concentre e n tre los núcleos,
A F IG U R A 3 .6 El enlace covalente com o se aprecia en la figura 3.6b). C o m o resultado, las interacciones electrostáticas totales son
en el H2. a) Atracciones y repulsiones atractivas. Así, los áto m o s en el H 2 se m an tien en u n id o s prin cip alm en te p o rq u e los dos núcleos^
entre electrones y núcleos en la molécula
positivos son atraídos hacia la co n centración de carga negativa entre ellos. En esencia, el p a r de
de hidrógeno, b) Distribución electrónica en
electrones c o m p artid o en cualquier enlace covalente actúa com o una especie d e “pegam ento”
la molécula de H2.
p ara m an ten er unid o s a los átom os.
¿&. P I E N S E L O UN P O C O
Si una m o lé cu la de H 2 se io n iza para fo rm a r H2+, c a m b ia rá la fu e rza de l enlace.
De a cu e rd o co n la d e s c rip c ió n de e n la ce c o v a le n te d a d a pre via m e nte,
¿esperaría q u e el e n la ce H — H d e H 2+ fu e ra m ás dé bil o m ás fu e rte qu e el
e n la ce H — H del H2?

Estructuras de Lewis
La fo rm ación de enlaces covalentes p u ed e rep resen tarse con los sím bolos de Lewis. P or ejem ­
plo, la fo rm ació n de la m olécula de H 2 a p a rtir de do^ áto m o s de H se rep resen ta com o:

H- + - H > (h $h )

Al form arse el enlace covalente, cada áto m o de h id ró g e n o adq u iere u n seg u n d o electrón, al­
canzando la configuración electrónica estable de dos electrones del gas n o b le helio.
La fo rm ació n de u n enlace covalente e n tre dos á to m o s de C1 p a ra d a r u n a m o lécu la de
Cl2 se representa de fo rm a sim ilar:

:C1- + - Q : - — >(:CK:)Cl:)
Vl_LX.L¿y
Al co m p artir el p ar electrónico de enlace, cada áto m o de cloro tiene ocho electrones (u n
octeto) en su capa de valencia, a d q u irien d o así la configuración electrónica del gas noble argón.
Las estru ctu ras q u e se m u e stra n aquí p a ra el H 2 y el C l2 se conocen co m o estructuras
de Lewis o estructuras de electrón-punto de Lewis. Al escribir e stru ctu ras de Lewis, p o r lo
general, se m u estra cada p a r de electrones c o m p a rtid o s com o u n a línea y cualesquiera pares
de electrones no c o m p a rtid o s c o m o p u n to s. E scritos de esta fo rm a, las estru ctu ras de Lewis
para el H 2 y el C l2 son:

H—H :C1— Cl:


Para los no m etales, el n ú m e ro de electrones de valencia en u n áto m o n e u tro es el m ism o
que el n ú m ero de grup o . Por lo tan to , se predice que los elem entos del g ru p o 7A, com o el F,
form arían un enlace covalente p ara lo g rar u n octeto; q u e los elem entos del g ru p o 6A, com o el
O, fo rm arían dos enlaces covalentes; los elem entos del g ru p o 5A, com o el N , fo rm arían tres y
que los elem entos del g ru p o 4A, co m o el C, fo rm a rían cuatro. Estas predicciones se co n firm a n
en m uchos com puestos; p o r ejem plo, los co m p u esto s con hidró g en o de los n o m etales de la
segunda fila'cie la tabla periódica:
H

H — F: H — O: H—N — H H — C— H

H H H

E JE R C IC IO RESUELTO 3 .3 Estructura de Lewis de un compuesto


Dados los símbolos de Lewis para el nitrógeno y el flúor de la tabla 3.1, prediga la fórm ula del
com puesto binario estable (un com puesto constituido por dos elementos) que se forma
cuando el nitrógeno reacciona con el flúor; además, represente su estructura de Lewis.

SO LU C IÓ N
Análisis Los símbolos de Lewis p ara el nitrógeno y el flúor m uestran que el nitrógeno tiene
cinco electrones de valencia y el flúor tiene siete.
Estrategia Es necesario encontrar u n a com binación de los dos elem entos que dé com o re­
sultado u n octeto de electrones alrededor de cada átom o. El nitrógeno requiere tres electro­
nes adicionales para com pletar su octeto, m ientras que el flúor solo necesita uno. C uando un
átom o de N y un átom o de F com parten u n p ar de electrones, el resultado es u n octeto de elec­
trones para el flúor, pero n o para el nitrógeno. Por lo tanto, debe buscarse la form a de obtener
dos electrones más para el átom o de N.
Solución El nitrógeno debe com partir un p ar de electrones con tres átom os de flúor para
com pletar su octeto. Así, el com puesto binario que estos dos elem entos form an debe ser N F3:
: 3 .{r: * :F # F : » :F—N —F:
120 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

Comprobación La estructura de Lewis en el centro m uestra que cada átom o está rodeado
p o r u n octeto de electrones. Una vez que se acostum bre a pensar que cada línea en u n a estruc­
tura de Lewis representa dos electrones com partidos, podrá utilizarla con facilidad y de m a­
nera directa para com probar los octetos.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
C om pare el símbolo de Lewis del neón con la estructura de Lewis del m etano, C H 4. ¿De qué
m anera im portante se parecen los arreglos de electrones alrededor del neón con los del car­
bono? ¿En qué aspecto im portante difieren?
R e sp u e sta : Ambos átom os tienen u n octeto de electrones. Sin embargo, los electrones
alrededor del neón son pares de electrones no com partidos, m ientras que los del carbono están
com partidos con cuatro átom os de hidrógeno? '" '7"

Enlaces m últiples
C u an d o se co m p arte u n p a r de electrones, se fo rm a u n enlace covalente sencillo, que en ge­
n eral se conoce com o enlace sencillo. En m u ch as m oléculas, los áto m o s lo g ra n octetos
com pletos co m p a rtien d o m ás de u n p a r de electrones. C uan d o se c o m p a rte n dos pares de
electrones, se d ib u jan dos líneas en la e stru ctu ra de Lewis, rep resen tan d o u n enlace doble.
Por ejem plo, en el caso del dióxido de carb o n o, el enlace o cu rre e n tre el c a rb o n o , con cuatro
electrones de valencia, y el oxígeno, que tiene seis:

:Ó : + -Ó + :¿ > : * O ::C " 0 (o 0 = C = 0 )

C om o m u estra el diagram a, cada áto m o de oxígeno adquiere u n octeto al c o m p a rtir dos pares
de electrones con el carbono. El carb o n o adquiere u n octeto al c o m p artir dos pares de elec­
tro n es con cada u n o de los dos átom os de oxígeno; cada enlace doble im plica c u a tro electrones.
Un enlace triple representa c o m p artir tres pares de electrones, com o en la m olécula del N 2:

:Ñ- + -Ñ: — -> :N :::N : (o :N = N :)

D ebido a q u e cada á to m o de n itró g e n o tiene cinco electrones de valencia, d e b e co m p artir


tres pares de electrones p a ra lograr la configuración de octeto.
Las p ro p ied ad es del N 2 co n cu erd an p o r com pleto con su e stru ctu ra de Lewis. El n i­
tró g en o es u n gas diatóm ico con u n a reactividad excepcionalm ente baja que resu lta del enlace
n itró g en o -n itró g en o que es m uy estable. Los áto m o s de n itrógeno están separados solo 1.10 Á.
La co rta d istancia en tre los dos áto m o s del N resulta del enlace trip le en tre los á to m o s. A p a r­
tir de estudios estructurales de m u ch as sustancias diferentes, en las que los á to m o s de n itró ­
geno c o m p arten u n o o dos pares de electrones, h em o s ap ren d id o que la d istan cia prom edio
en tre los áto m o s de n itró g en o enlazados varía con el n ú m e ro de pares de electrones com par­
tidos:

N— N N= N N= N
1.47 Á 1.24 A 1.10 Á

C o m o regla general, la distan cia e n tre dos á to m o s enlazados dism in u y e co n fo rm e a u ­


m e n ta el n ú m e ro de pares de electrones co m p artid o s.

, PIÉNSELO UN POCO
La lo n g itu d de l e n la ce C — O en el m o n ó x ld o d e c a rb o n o , CO , es de 1 .1 3 Á,
m ie n tra s q u e la del e n la ce C — O en el C 0 2 es d e 1.24 Á. Sin re p re s e n ta r una
e s tru c tu ra d e Le w is, ¿cree q u e el C O tie n e un e n la ce s e n cillo , d o b le o trip le ?

¿k R E F L E X I Ó N
¿ C o m p re n d o la u tilid a d d e e m p le a r e s tru c tu ra s d e L e w is p a ra re p re s e n ta r la
fo rm a c ió n d e en la ce s co va le n te s ?
¿ P u e d o s u p o n e r c u a lita tiv a m e n te las d is ta n c ia s e n tre á to m o s q u e c o m p a rte n
e le c tro n e s a p a r tir d e la e s tru c tu ra d e L e w is?
SECCIÓN 3.4 Polaridad de enlace y electronegatividad 121

1. a) ¿Qué sig nifica el térm ino enlace covalente? b) Escriba tres ejem plos de
enlace covalente. c) Una sustancia XY, form ada por dos elem entos diferentes,
hierve a - 3 3 °C. ¿Qué tan probable es que XY sea una sustancia covalente o
una iónica? Explique.
2. ¿Cuál de estos elem entos es poco probable que form e enlaces covalentes: S,
H, K, Ar, SI? Explique las opciones.
3. M ediante el uso de los sím bolos y las estructuras de Lewis, represente la form a­
ción del SÍCI4 a partir de los átom os de Si y de Cl.

s, PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. a) C onstruya una estructu ra de Lewis para el O 2 , en la cual cada áto m o
co m p le te un o cte to de electrones, b) Explique por qué es necesario fo rm a r un
enlace d o b le en la estructu ra de Lewis. c) El enlace en el 0 2 es m ás c o rto que
el enlace Ó —O en los com p ue sto s que contienen un enlace sencillo O —O.
Explique esta observación.
2. a) C onstruya una estructura de Léwis para el peróxido de hidrógeno, H 2 0 2, en la
que cada áto m o logra un octe to de electrones, b) ¿Espera que el enlace 0 —0 en
el H 2 0 2 sea más largo o más corto que el enlace 0 —0 en el 0 2?

3.4 POLARIDAD DE ENLACE


Y ELECTRONEGATIVIDAD
C uando se enlazan dos áto m o s idénticos, com o en el Cl2 o el H 2, los pares de electrones deben
com partirse equitativam en te. En los enlaces de dos áto m o s ubicados en lados opuestos de la
tabla periódica, com o en el NaCl, se c o m p arten los electrones m u y poco, lo cual significa que
el N aCl se describe m e jo r com o u n com puesto de iones N a + y C l- . El electrón 3s del áto m o
de Na, en efecto, se transfiere p o r com pleto al cloro. Los enlaces que se p re se n ta n en la m ay o ­
ría de las sustancias caen entre estos extrem os.
La polaridad del enlace es u n a m edida de qué ta n equitativam ente se co m p arten los elec­
trones en cualquier enlace covalente. U n enlace covalente no polar es aquel d o n d e los
electrones se co m p arten de m an era equitativa, com o en el C l2 y el N 2. En u n enlace covalente
polar, u n o de los áto m o s ejerce u n a atracción m ayor sobre los electrones del enlace que el otro.
Si la diferencia en la capacidad relativa de atraer electrones es suficientem ente grande, se fo rm a
un enlace iónico.
R ecordem os q ue la electro n eg ativ id ad se define com o la capacidad de u n áto m o en una
molécula p a ra atra e r electrones h acia sí m ism o. Esta p ro p ie d a d de los elem en to s p e rm ite es­
tim ar si u n enlace d a d o es covalente n o polar, covalente p o lar o iónico.
P uede utilizarse la diferencia de electronegatividad en tre dos áto m o s p a ra m e d ir la p o ­
laridad del enlace e n tre ellos. C onsidere estos tres co m p u esto s que co n tien en flúor:

F2 HF LiF
Diferencia de electronegatividad 4.0 — 4.0 = O 4.0 - 2.1 = 1.9 4.0 — 1.0 = 3.0
Tipo de enlace Covalente no polar Covalente polar Iónico

En el F2 los electrones se c o m p a rte n de m a n e ra eq u itativ a e n tre los á to m o s de flú o r y,


así, el enlace covalente es no polar. U n enlace covalente n o p o lar se p resen ta c u a n d o las elec-
tro negatividades de los áto m o s enlazados son iguales.
En el H F el á to m o de flúor es m ás electronegativo que el de h id ró g en o , d a n d o co m o re ­
sultado q ue los electron es se c o m p a rta n de fo rm a desigual, el enlace es polar. E n general, u n
enlace covalente p o la r resu lta c u a n d o los áto m o s difieren en electro n eg ativ id ad . En el HF,
el á to m o de flúor, el cual es m ás electronegativo, atra e la d en sid ad e lec tró n ica aleján d o la
del á to m o de h id ró g e n o que es m en o s electronegativo, en ta n to q u e deja u n a carga parcial
positiva en el á to m o de h id ró g en o y u n a carga parcial negativa en el áto m o de flúor. Esta d is­
trib u c ió n de carga se rep re se n ta com o:
8+ S-
H— F
SECCIÓN 3.4 Polaridad de enlace y electronegatividad 123

B S Q E E Q — ----------------------------------------------------
1. ¿Cuál de los siguientes enlaces es polar: a) B —F, b) C l—Cl, c) S e —O,
d) H — I? ¿Cuál es el átom o más electronegativo en cada enlace polar?
2. Clasifique los enlaces de cada uno de los siguientes conjuntos en orden
de polaridad creciente: a) C —F O —F, B e —F; b) O —Cl, S —Br, C —P;
c) C - S , B - F N —O.

PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. Realice un bosquejo de la tabla periódica e Indique con flechas rojas hacia dó nd e
~ se increm enta la electronegatividad; coloree en el m ism o esquem a los elem entos
predom inantem ente m etálicos y los predom inantem ente no m etálicos.
2. a) ¿Cuál es el significado del térm ino electronegatividad'? b) En la escala de
Pauling, ¿cuál es el intervalo de valores de electronegatividad para los elem en­
tos? c) ¿Cuál elem ento tiene la m ayor electronegatividad? d) ¿Cuál elem ento
tiene la m enor electronegatividad?
3. a) ¿Cuál es la tendencia en la electronegatividad cuando nos m ovem os de
izquierda a derecha en una fila de la tabla periódica? b) ¿Cómo varían, en gene­
ral, los valores de la electronegatividad cuando descendem os una colum na en
la tabla periódica? c) ¿Cóm o se relacionan las tendencias periódicas de la elec-
tronegatlvidad con las.tendencias de la energía de ionización y 'd e la afinidad
electrónica?
4. Utilice los sím bolos y diagram as de Lewis para representar la form ación del PF3
a partir de los átom os de P y F.
5. C onsultando solo la tabla periódica, seleccione: a) el elem ento m ás electrone­
gativo del gru po 6 A; b) el elem ento menos electronegativo en el grupo Al, Si, P;
c) el elem ento más electronegativo en el grupo Ga, P, Cl, Na; d) el elem ento en
el grupo K, C, Zn, F, que tiene m ás probabilidad de form ar un com puesto iónico
con el Ba.

M om entos dipolares
La diferencia de electro n eg ativ id ad en tre el H y el F orig in a u n enlace covalente p o lar en la
m olécula del HF. En consecuencia, existe u n a co n cen tració n de carga negativa en el áto m o
m ás electronegativo, el F, d ejan d o al á to m o m en o s electronegativo, el H , en el extrem o p o si­
tivo de la m olécula. U na m olécu la com o el HF, en la que los cen tro s de carga positiva y
negativa no co inciden , es u n a molécula polar. P or lo tan to , d escrib en a los enlaces y a las
m oléculas com pletas com o polares y n o polares.
La p o larid ad de la m o lécula de H F se p u ed e in d icar de dos form as:
s+
H- H— F

En la n o tació n de la derecha, la flecha rep resen ta el desp lazam ien to de la d en sid ad elec­
tró n ica hacia el á to m o de flúor. El ex trem o cru zad o de la flecha se co n sid era com o u n signo
positivo q ue designa el ex trem o positivo de la m olécula.
/ IM A G IN E
La p o la rid a d ayuda a d e te rm in a r m u ch as p ro p ied ad es observadas a nivel m acroscópico,
en el la b o rato rio y en la vida d iaria. Las m oléculas polares se alinean u n as respecto de otras, Si las partículas cargadas tienden a
con el ex trem o negativo de u n a m olécu la y el extrem o positivo de o tra atrayéndose e n tre sí. juntarse, ¿¡i se incrementa, decrece
Las m oléculas p olares son atraíd as del m ism o m o d o p o r los iones. El ex trem o negativo de o queda intacto?
un a m olécula p o la r es atra íd o p o r u n io n positivo y el extrem o positivo es atraíd o p o r u n io n
Q- Q+
negativo. Estas interaccio n es explican m u ch as de las p ro p ied ad es de los líquidos, sólidos y
disoluciones.
¿C óm o se cu an tifica la p o la rid ad de u n a m olécula? Siem pre que u n a d istancia sep ara a
dos cargas eléctricas de igual m a g n itu d , p ero de signos o p u esto s, se establece u n dipolo. La
m ed id a cu an titativ a de la m a g n itu d de u n dip o lo se conoce co m o momento dipolar, re p re ­ M o m e n to d ip o la r ¡jl = Qr
sentado com o ¡jl. Si u n a d istancia r separa dos cargas de igual m a g n itu d p e ro de signos
A FIGURA 3.8 Dipolo y momento
opuestos, Q + y Q —, co m o en la ► FIGURA 3.8, la m a g n itu d del m o m e n to d ip o la r es el dipolar. Cuando cargas de igual magnitud y
p ro d u cto de Q y r. signos opuestos, Q + y Q - , están separadas
por una distancia r, se produce un dipolo.
/x = Q r [3 .8 ]
124 CAPÍTULO 3 Enlace químico

Esta expresión nos indica que el m o m en to d ip o la r a u m e n ta c o n fo rm e crece la m ag n itu d de


Q y tam b ién al in crem en tarse r. P ara u n a m olécula no polar, co m o el F2, el m o m e n to dip o lar
es cero p o rq u e n o hay separación e n tre las cargas.

á ! p i é n s e l o u n p o c o

El m o n o flu o ru ro de clo ro, CIF, y el m o n o flu o ru ro de yo d o , IF, son c o m p u e s to s


¡nterh alóge no s, c o m p u e s to s qu e c o n tie n e n e n la ces en tre d ife re n te s e le m e n to s
h a ló gen os. ¿Cuál de e sta s m o lé cu la s te n d rá el m a y o r m o m e n to d ip o la r?

P or lo regular, los m o m en to s dipolares se re p o rta n en debyes (D ), u n a u n id ad q ue es


igual a 3.34 X 10~3° c o u lo m b -m e tro (C -m ). En general, p ara m oléculas, la carga se m ide en
u n id ad es de la carga electrónica, e, 1.60 X 10 ~ 19 C, y la distancia en an g stro m s. Esto significa
que es necesario co n v ertir u n id ad es siem pre que se desee re p o rta r un m o m e n to d ip o lar en
debyes. Suponga que dos cargas, 1 + y 1— (en u n id ad es de e), están sep arad as p o r 1.00 Á. El
m o m en to d ip o lar p ro d u cid o es

p = Q r = (1.60 X 10~I9C )(1.00 Á )( ^ Y ------- ) = 4.79 D


V 1Á A 3-34 X 10~3° C - m J

La m ed ició n de los m o m en to s dip o lares b rin d a valiosa in fo rm ac ió n sobre las d istribuciones


de carga en las m oléculas, com o lo m u estra el ejercicio resuelto 3.5.

E J E R C IC IO RESUELTO 3.5 Momentos dipolares de moléculas diatómicas


La longitud de enlace en la molécula HC1 es 1.27 Á. a) Calcule el m om ento dipolar, en debyes, que resulta si
las cargas de los átom os de H y Cl fueran 1+ y 1—, respectivamente, b) El m om ento dipolar del HCl(g), m e­
dido experim entalm ente, es 1.08 D. ¿Qué m agnitud de carga, en unidades de e, para los átom os de H y Cl
produciría este m om ento dipolar?

S O L U C IÓ N
Análisis y estrategia En el inciso a) se pide calcular el m om ento sultado. En b) se proporciona el m om ento dipolar real de la molécula
dipolar del HC1, que resultaría si hubiera una transferencia completa y se utilizará ese valor para calcular las cargas parciales reales de los
de carga del H al Cl. Se emplea la ecuación 3.11 para obtener este re- átom os de H y Cl.
-jJ: < «8 ' í ■ ■•■ -,SsS
Solución
a) La carga de cada átom o es la carga electrónica, / . n-io \ / , n \
e== 1.60 X 1010-19
19 C. La separación
s e p a r a .......................
es 1.27 Á. Por ’lo ¡x = Q
~ r = (1.60 X 10 19 C)(1.27 Á) 1 10 — “ -W ~ ------- ' = 6.08 D
tanto, el m om ento dipolar es: ' 1Á A 3-34 X 10 C -m .

(1.08 D )l 3 3 4 X 10^ C-m


b) Se conoce el valor de fi, 1.08 D, y el valor de r, \ ID .y
1.27 Á. Se desea calcular el valor de Q: Q= ~ = ", ^----------= 2.84 X 10 20 1
(1.27 A ) f - y
A 1Á
"
_ _ _ . _ ( le A
Es fácil convertir esta carga a unidades de e: . Carga e n e = (2.84 X 10 20 C ) l -------------- — ) = 0.178e
■ :•> .. . V 1-60 x 10 c/ A

Así, el m om ento dipolar experimental indica que la . o.i78+ 0.178-
separación de carga en la molécula de HC1 es: H — Cl
'A8
C om o el m om ento dipolar experimental es m enor que el calculado u n a carga electrónica completa. Esto se podría haber anticipado
en el inciso a), las cargas de los átomos son bastante m enores que porque el enlace H — Cl es covalente polar m ás que iónico.
-rf: : >
pi* ' -^ q 1 ...............
E J E R C IC IO D E P R A C T IC A
.1- ■ :
■ ■ ro de cloro, ClF(g), es 0.88 D. La longitud de enlace de la m olécula es
El m om ento dipolar del monofluoruro
1.63 A. a) ¿Cuál.átomo
unidades de
^ Respuestas:
SECCIÓN 3.4 Polaridad de enlace y electronegatividad 125

TABLA 3 .3 * Longitudes de enlace, diferencias de electronegatividad


y momentos dipolares de los haluros de hidrógeno

Longitud de Diferencia de
Compuesto enlace (Á) electronegatividad M omento dipolar (D)

HF 0.92 1.9 1.82


HCl 1.27 0.9 1.08
HBr 1.41 0.7 0.82
HI 1.61 0.4 0.44

La A T A B LA 3.3 p resen ta las lon g itu d es de enlace y los m o m e n to s dipolares de los


haluros de hidrógeno. O bserve que al m overse del H F al H I, la diferencia en la electronegativi­
dad dism inuye y la lo n g itu d de enlace se in crem en ta. El p rim e r efecto d ism inuye la can tid ad
de carga separada y ocasiona q u e el m o m e n to d ip o lar dism inuya del H F al H I, au n c u an d o la
longitud de enlace aum en te. C álculos idénticos a los utilizados en el ejercicio resuelto 3.5
m uestran q ue las cargas reales de los áto m o s d ism in u y en de 0.41 + y 0.41 — en el H F a 0 .0 5 7 +
y 0.057— en el H I. P ued e visualizarse el g rad o de variación en el d esplazam iento de la carga
electrónica en estas sustancias a p a rtir de im ágenes generadas p o r co m p u ta d o ra , las cuales se
basan en cálculos de d istrib u c ió n electrónica, com o se m u estra en la ▼ F IG U R A 3.9. Para
estas m oléculas, el cam b io en la diferencia de electronegatividad tiene u n m ayor efecto sobre
el m o m en to d ip o lar qu e el cam bio en la lo n g itu d de enlace.

J P I É N S E L O UN P O C O
En q u ím ica , el e n la ce e n tre el c a rb o n o y el h id ró g e n o es u n o de los tip o s m ás
Im p o rta n te s de e n la ce . La lo n g itu d d e un e n la ce H — C es d e a p ro x im a d a m e n te
1.1 Á. De a c u e rd o co n e sta d is ta n c ia y co n las d ife re n cia s de e le c tro n e g a ti­
v id a d , ¿ p re d e ciría q u e el m o m e n to d ip o la r de un en la ce In d ivid u a l H — C es
m a y o r o m e n o r q u e el m o m e n to d ip o la r de un e n la ce H — I?

A ntes de co n clu ir esta sección, considere la m o lécu la de LiF ilu stra d a en la figura 3.7. En
condiciones estándar, el LiF existe com o u n sólido ió n ico con u n arreglo de áto m o s análogo
a la estru c tu ra de clo ru ro de sodio, com o se m u e stra en la figura 3.2. Sin em bargo, es posible
generar moléculas de LiF e v a p o ran d o el sólido iónico a te m p e ra tu ra s elevadas. Las m oléculas
tienen u n m o m e n to d ip o la r de 6.28 D y u n a distan cia de enlace de 1.53 Á. C o n estos valores
es posible calcular la carga del litio y el flú o r com o 0 .8 5 7 + y 0.857 —, respectivam ente. Este
enlace es e x trem ad am en te polar, y la presencia de estas cargas ta n g ran d es favorece m u ch o la
form ación de u n a red iónica ex ten d id a en la q u e cada io n litio está ro d ea d o p o r iones flu o ­
ruro y viceversa.

A C T IV ID A D

1. ¿Cuál es la diferencia entre los enlaces covalente no polar, polar y coordinado?


2. Explique con sus palabras el con cep to de m om ento dipolar.

HF HC1 HBr HI

A FIGURA 3.9 Separación de carga en los haluros de hidrógeno. En el HF, la gran


electronegatividad del F aleja del H gran parte de la densidad electrónica. En el HI, el I es mucho http://goo.gl/rlq63r
menos electronegativo que el F, entonces no atrae fuertemente a los electrones compartidos y,
en consecuencia, hay mucho menos polarización del enlace.
126 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

Distinción entre los enlaces iónicos


y los enlaces covalentes
Para co m p re n d e r las interacciones responsables del enlace quím ico, es co nveniente tra ta r p o r
separado a los enlaces iónicos y a los covalentes. Este es el m éto d o que se em plea en el presente
capítulo, así com o en la m ayoría de los textos de quím ica de nivel superior. Sin em bargo, en
realidad hay u n c o n tin u o entre los extrem os de los enlaces iónicos y los covalentes. La caren ­
cia de u n a separación bien definida en tre los dos tipos de enlace, en p rin cip io , tal vez parezca
in q u ietan te o genere confusión.
Los m odelos sencillos de enlaces covalentes y iónicos presentados en este capítulo están
encam inados hacia la com prensión y predicción de las estructuras y propiedades de los co m ­
puestos quím icos. C uando el enlace covalente p redom ina, es c o m ú n esperar que los com puestos
existan com o moléculas*, con todas las propiedades asociadas a las sustancias moleculares,
com o sus p u n to s de fusión y de ebullición relativam ente bajos y su co m p o rtam ien to no elec­
trolítico c u an d o se disuelven en agua. C uando el enlace iónico p redom ina, se espera que los
com puestos sean sólidos quebradizos con p u n to s de fusión elevados, con estru ctu ras de red ex­
tendidas y que m uestren u n co m p o rtam ien to electrolítico cuando se disuelvan en agua.
D e hech o , existen excepciones a estas caracterizaciones generales. N o o b stan te, la ca­
pacid a d de categorizar con rap id ez las in teracciones de enlace p re d o m in a n te s en u n a
sustancia co m o covalentes o iónicas im p a rte u n a considerable p ersp ectiv a sobre las
p ro p ied ad es de dicha sustancia. E n to n ces surge la p re g u n ta de cuál es la m e jo r m a n era de re ­
conocer qué tip o de enlace p red o m in a.
El m é to d o m ás sencillo consiste en su p o n e r que la in teracció n e n tre u n m etal y u n no
m etal es ió n ica y que en tre dos n o m etales es covalente. A u n q u e este esquem a de clasificación
es razo n ab lem en te predictivo, h ay dem asiadas excepciones com o p a ra u tilizarlo a ciegas.
P or ejem plo, el estaño es u n m etal y el cloro es u n n o m etal, p ero el SnCl4 es u n a sustancia
m o lecu lar q u e existe com o u n líq u id o in co lo ro a te m p e ra tu ra am b ien te. Su p u n to de co n ­
gelación es —33 °C y el de ebullición es 114 °C. Es claro que esta su stan cia n o tiene las
características de u n a sustancia iónica. U n m é to d o m ás elab o rad o consiste en em plear la
diferencia de electronegatividad co m o el criterio p rin c ip al p a ra d e te rm in a r si d o m in ará el
enlace iónico o el covalente. Este m é to d o predice c o rrectam en te el enlace del S nC l4 com o co ­
valente p o la r de acu erd o con la d iferencia de electronegatividad, 1.2 , y a la vez predice de
m a n e ra co rrecta el enlace de N aCl co m o p re d o m in a n te m e n te iónico con b ase en una d ife­
rencia de electronegatividad de 2 . 1.
La evaluación del enlace con base en la diferencia de electro n eg ativ id ad es u n sistem a
útil, pero tien e u n a deficiencia. Los valores de la electro n eg ativ id ad dad o s en la fig u ra 2.16 no
co n sid eran los cam bios de enlace q u e a c o m p a ñ an a los cam bios en el estado d e o xidación del
m etal. P or ejem plo, la figura 2.16 in d ica q u e la diferencia de electro n eg ativ id ad e n tre el m a n ­
ganeso y el oxígeno es 3.5 - 1.5 = 2.0, la cual cae en el in terv alo d o n d e el enlace en general se
co n sid era ió n ico (la diferencia de electro n eg ativ id ad del N aCl es 3.0 — 0.9 = 2.1). Así, n o es
so rp re n d e n te saber que el óxido de m an g a n e so (II), M nO , es u n sólido verde q u e se funde a
1842 °C y q u e tien e la m ism a e stru c tu ra cristalin a q u e el NaCl.
Sin em bargo, el enlace entre el m anganeso y el oxígeno n o siem pre es iónico. El óxido de
m anganeso(V II), M n 20 7, es u n líq u id o verde que se congela a 5.9 °C, lo cual in d ica que el e n ­
lace covalente, y n o el iónico, es el que p red o m in a. El cam bio en el estado de oxidación del
m anganeso es responsable p o r el cam bio en el tip o de enlace. En general, siem pre q u e aum enta
el estado de oxidación del m etal, tam b ién au m e n ta el grado del enlace covalente. C uando el es­
tad o de oxidación del m etal es altam en te positivo (en térm in o s generales, + 4 o m ayor), se
debería esperar u n a covalencia significativa en los enlaces que form a con los n o metales. Así,
con m etales en altos estados de oxidación se e n cu e n tra n sustancias m oleculares, com o el
M n 20 7, o iones poliatóm icos, com o el M n 0 4~ y el C r 0 42 - , en lugar de com p u esto s iónicos.

P I É N S E L O UN P O C O

Se tie n e un s ó lid o a m a rillo q u e se fu n d e a 41 °C y hierve a 131 °C, y un só lid o


ve rd e q u e se fu n d e a 2 3 20 °C. Sí se d ic e q u e un o de lo s c o m p u e s to s es C r 2 0 3 y
el o tro es 0 s 0 4, ¿cuál e sp era ría q u e fu e ra el s ó lid o a m a rillo ?

*Hay algunas excepciones a esta regla, com o los sólidos en red, incluyendo el diam ante, el silicio y el germ anio,
donde se form a un a estructura extendida au n cuando el enlace es claram ente covalente.
SECCIÓN 3.5 Representación de las estructuras de Lewis 127

REFLEXION
¿ C o m p re n d o la re la c ió n e n tre la e le c tro n e g a tiv id a d y la p o la rid a d d e las m o lé c u la s ?
¿ In te rp re to , a p a rtir d e l a c o m o d o p e rió d ic o d e lo s e lem e ntos, a los m ás e le c tro n e ­
g a tiv o s ?

ACTIVIDAD
1. A partir de los datos en la tabla 3.3, calcule las cargas efectivas en los
átom os de H y Br de ia m olécula HBr en unidades de la carga electrónica, e.
2. C om pare sus respuestas de la pregunta 1 con las dadas en el ejem plo resuel­
to 3.5 para la m olécula de HCI. ¿Podría explicar por qué son diferentes los
valores?

¿ P O RTA FOLIO DE EVIDENCIAS


1. La m olécula de m onobrom uro de yodo, IBr, tiene una longitud de enlace de '
2.49 A y un m om ento d ipo lar de 1.21 D. a) ¿Cuál átom o de la m olécula se espera
que tenga una carga negativa? Explique, b) Calcule las cargas efectivas de los
átom os de I y Br en el IBr, en unidades de carga electrónica, e.
2. En los siguientes pares de com puestos binarios, determ ine cuál de ellos es una
sustancia m olecular y cuál es una sustancia iónica. U tilice la convención de
nom enclatura adecuada (para sustancias iónicas o moleculares) y asigne nom bre
a cada com puesto: a) SiF 4 y LaF3, b) FeCI2 y ReCI6, c) PbCI 4 y RbCl.

3.5 REPRESENTACION DE LAS ESTRUCTURAS


DE LEWIS
Las estru ctu ras de Lewis p u e d en ayudar a c o m p re n d e r los enlaces de m u ch o s co m p u esto s y
con frecuencia se utilizan p a ra explicar las p ro p ied ad es de las m oléculas. P o r esta ra zó n , la
representación de las e stru ctu ra s de Lewis es u n a im p o rta n te h ab ilid ad q u e usted debería
practicar. Para lograrlo , se reco m ien d a el siguiente p ro ced im ien to :

1. Sume los electrones de valencia de todos los átomos. (U tilice la tabla p erió d ica p a ra
d e te rm in a r el n ú m e ro de electrones de valencia de cada á to m o ). P ara u n a n ió n , su m e
u n electrón al to ta l de cada carga negativa. P ara u n catión, reste u n elec tró n del to ta l p o r
cada carga positiva. N o se p reo cu p e p o r saber de q u é áto m o s p ro v ien en los electrones.
Solo el n ú m e ro to ta l es im p o rtan te.

2. Escriba los símbolos de los átomos para mostrar cuáles están unidos con cuáles y
conéctelos mediante un enlace sencillo (u n a línea rep resen ta n d o dos electro n es). Las
fórm ulas q u ím icas con frecuencia se escriben en el o rd en en el que están co n ectad o s los
áto m o s en la m o lécu la o el ion. P or ejem plo, la fó rm u la H C N le indica q u e el á to m o de
carb o n o está u n id o al á to m o de H y al de N . En m u ch as m oléculas y io n es p o liató m ico s,
el áto m o cen tral g en eralm en te se escribe p rim ero , com o en el C 0 32 - y el SF4. R ecuerde
que, en general, el áto m o cen tral es m en o s electronegativo que los á to m o s q u e lo
ro d ean . En o tro s casos, es p ro b ab le que necesite m ás in fo rm ac ió n an tes de q u e p u ed a
rep resen tar la e stru c tu ra de Lewis.

3. Complete los octetos alrededor de todos los átomos unidos al átomo central. Sin e m ­
bargo, recuerde q u e u n áto m o de h id ró g en o solo tiene u n p a r de electrones a su alre­
dedor.

4. Coloque los electrones que sobren en el átomo central, incluso si al hacerlo resu lta m ás
de u n octeto de electrones a lred ed o r del átom o.

5. Si no hay electrones suficientes para que el átomo central tenga un octeto, intente con
enlaces múltiples. U tilice u n o o m ás de los pares n o co m p artid o s de electrones de los
á to m o s u n id o s al áto m o cen tral p a ra fo rm a r enlaces dobles o triples.
E J E R C IC IO R ESUELTO 3 .6 R e p re s e n ta c ió n d e una e s tru c tu ra d e L ew is

Represente la estructura de Lewis para el tricloruro de fósforo, PC13.

S O LU C IÓ N

A n álisis y e s tra te g ia Se pide representar una estructura de Lewis a partir de u n a fórmula


molecular. N uestra estrategia es seguir el procedim iento de cinco pasos ya descrito.
S o lu ció n
Prim ero, se sum an los electrones de valencia. El fósforo (grupo 5A)
tiene cinco electrones de valencia, y cada cloro (grupo 7A) tiene siete. El
núm ero total de electrones de valencia es, por lo tanto, 5 + (3 X 7) = 26
Segundo, se acom odan los átom os para m ostrar cuál está conectado con
cuál, y se dibuja un enlace sencillo entre ellos. Hay varias formas de aco­
m odar los átom os. Sin embargo, en com puestos binarios, el prim er
elem ento en la fórm ula quím ica es el que generalm ente está rodeado C l— P — C l
p or los átom os restantes. Así, se inicia con una estructura de esqueleto |
que m uestra u n enlace sencillo entre el átom o de P y cada átom o de Cl: Cl
(No es crucial que los átom os de Cl estén a la izquierda, a la derecha y
abajo del átom o de P; funcionará cualquier estructura que m uestre cada
uno de los tres átom os de Cl unidos a P).
Tercero, se completan los octetos de los átomos unidos al átomo central. Al — p __ ¿ j ;
colocar los octetos alrededor de cada átomo de Cl se representan 24 elec- " |
trones (recuerde, cada línea en nuestra estructura indica dos electrones): :Q :

Cuarto, nuestro núm ero total de electrones es 26; entonces los dos elec- ; ¿ j ____ p ___
trones restantes se colocan en el átom o central, com pletando el octeto a 1' |
su alrededor: :q :

Esta estructura le asigna un octeto a cada átom o; entonces se hace un alto en este punto. (Al
com probar los octetos, recuerde contar los dos electrones de un enlace sencillo dos veces, una
vez para cada átom o que forma el enlace).

EJE R C IC IO DE P R Á C T IC A

o) ¿Cuántos electrones de valencia deberían aparecer en la estructura de Lewis del CH 2CL?


b) Represente la estructura de Lewis.

Respuestas: a) 20, b) : ¿ Í — C — C P

EJERCICIO RESUELTO 377 E s tru c tu ra d e L ew is co n un e n la c e m ú ltip le

Represente la estructura de Lewis para el HCN.

SO LU C IÓ N
El hidrógeno tiene un electrón de valencia, el carbono (grupo 4A) tiene cuatro, y el nitrógeno
(grupo 5A) tiene cinco. El núm ero total de electrones de valencia es, p o r lo tanto, 1 + 4 + 5 = 1 0 .
En principio, hay distintas formas que podrían elegirse para acom odar los átom os. Debido a
que el hidrógeno solo puede acom odar un par de electrones, este siempre tiene u n solo enlace
sencillo asociado a él. Por lo tanto, C — H — N es un arreglo imposible. Las restantes dos posibi­
lidades son H — C — N y H — N — C. El prim ero es el arreglo encontrado experimentalm ente.
Quizá supuso que este era el arreglo atóm ico porque: a) la fórmula está escrita con los átomos en
ese orden y b) el carbono es menos electronegativo que el nitrógeno. Así, se inicia con la estruc­
tura de esqueleto

H — C— N

Estos dos enlaces representan cuatro electrones. El átom o de H solo puede tener dos electrones
asociados con él, y entonces no se le adicionan más electrones. Si los seis electrones restantes se
colocan alrededor del N para darle un octeto, no se logra un octeto en el C:
SECCIÓN 3.5 Representación de las estructuras de Lewis 129

Por lo tanto, se intenta un enlace doble entre el C y el N , utilizando uno de los pares no com ­
partidos para colocarlo sobre el N. O tra vez, hay m enos de ocho electrones sobre el C, p o r lo
que ahora se intenta u n enlace triple. Esta estructura da un octeto alrededor del C y del N:

H — C -jg j: H— C =N :

La regla del octeto se cum ple para los átom os de C y Ñ, y el átom o de H tiene dos electrones a
su alrededor. Esta es una estructura de Lewis correcta.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Représente la estructura de Lewis para: a) el ion N O +, b) C2H 4.

H
Respuestas: a) [ : N = 0 : ]+ , b)
H H

E J E R C IC IO R ESUELTO 3 .8 Estructura de Lewis para un ion poliatómico


Represente la estructura de Lewis para el ion B r0 3~.

S O L U C IÓ N
El brom o (grupo 7A) tiene siete electrones de valencia y el oxígeno (grupo 6A) tiene seis.
Ahora debe agregarse un electrón más a nuestra sum a para explicar la carga 1 — del ion. Por lo
tanto, el núm ero total de electrones de valencia es 7 + (3 X 6) + 1 = 26. Para los oxianiones:
B r0 3_, S 0 42“ , N O j-, C 0 32~, y así sucesivamente, los átom os de oxígeno rodean a los átom os
no metálicos centrales. Después de seguir este form ato, de colocar enlaces sencillos y de dis­
tribuir los pares de electrones no com partidos, se tiene:

’:0 — B r— O :'

:0 ;

Observe que la estructura de Lewis para un ion se escribe entre corchetes con la carga afuera en
la esquina superior derecha.

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
Represente la estructura de Lewis para a) C102~, b) P 0 43 -.

:0:

Respuestas: a) Q o — C Í — o Q b) :0 — P — O :

¿O:

m REFLEXION
¿He a p re n d id o a c o n s tru ir e stru ctu ra s d e Le w is p a ra d ive rso s e le m e n to s y
c o m p u e s to s ?

A C T IV ID A D

1. Represente las estructuras de Lewis para las siguientes sustancias: a) SiH4,


b) CO, c) SF2, d) H 2 SC>4 (H está enlazado a O), e) C I0 2~, f) NH 2 OH.
2. Escriba las estructuras de Lewis para las siguientes sustancias: a) H2CO (ambos
átom os de H están enlazados al C), b) H 2 0 2, c) C 2 F6 (contiene un enlace C —C),
d) A s 0 33_, e) H 2 S 0 3 (H está enlazado a O), f ) C 2 H2.

Carga form al y estructuras de Lewis alternativas


C uando se representa u n a e stru ctu ra de Lewis, se describe có m o se distrib u y en los electrones
en u n a m olécula o en u n io n poliatóm ico. En algunos casos, p u e d e n d ibujarse varias estru c­
turas de Lewis qu e o bed ecen la regla del octeto. Se piensa que to d as esas e stru ctu ras c o n tri­
buyen al arreglo real de los electrones en la m olécula, p ero n o to d as ellas c o n trib u y en de igual
m anera. ¿C óm o d e te rm in a r cuál de estas estru ctu ras de Lewis es la m ás im p o rtan te? U n e n ­
foque consiste en “co n tab ilizar” los electrones de valencia p ara d ete rm in a r la carga fo rm a l de
130 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

cada áto m o en cada estru ctu ra de Lewis. La carga form al de cu alq u ier áto m o en u n a
I ¡J* ^ m olécula es la carga que ten d ría el áto m o si to d o s los átom o s de la m o lécula tu v ie ra n la m ism a
electronegatividad (es decir, si cada p a r electrónico de enlace de la m o lécu la se com partiera
eq u itativam ente en tre sus dos átom os).
P ara calcular la carga fo rm al de cu alq u ier áto m o en u n a e stru c tu ra d e Lewis, los elec­
tro n es se asignan a los áto m o s c o m o sigue:

1. Todos los electrones no c o m p artid o s (n o enlazantes) se asignan al á to m o en q u e se


e n cu en tran .
2. En cu alq u ier enlace (sencillo, d o b le o trip le) se asigna la m ita d de los electrones de e n ­
lace a cada áto m o en el enlace.

La carga fo rm al de cada áto m o se calcula restando el núm ero de electrones asignado al átom o
del núm ero de electrones de valencia del átom o neutro.
Este p ro ced im ien to se ilu stra calculando las cargas form ales en el io n cian uro, C N ~ , el
cual tien e la siguiente e stru c tu ra de Lewis:

[:C = N =]_

Para el á to m o de C, hay dos electrones n o enlazantes y tres electrones de los seis del enlace
trip le ( j X 6 = 3) p a ra u n to tal de cinco. El n ú m e ro de electrones de valen cia de u n áto m o
n e u tro de C es cuatro. Así, la carga fo rm a l del C es 4 - 5 = —1. P ara el N , h a y dos electrones
n o enlazantes y tres electrones del enlace trip le. C o m o el n ú m e ro de electro n es de valencia de
u n áto m o n e u tro de N es cinco, su carga fo rm al es 5 - 5 = 0:
-i o
[ =C = N =] -
■k -«i"1
O bserve q ue la sum a de las cargas form ales es igual a la carga general del io n , 1 —. Las cargas
form ales de u n a m o lécula n e u tra d eb en su m a r cero, m ie n tra s q u e las de u n io n se sum an
p a ra co in cid ir con la carga del ion.
Si p a ra u n a m olécula se p u e d e n re p re sen tar varigs estru ctu ra s de Lewis, entonces el co n ­
cepto de carga fo rm al ayudará a d ecid ir cuál es la m ás im p o rta n te , y se d esig n a rá com o la es­
tru c tu ra de Lewis dom inante. P o r ejem plo, u n a e stru c tu ra de Lewis p a ra el C 0 2 tiene dos
enlaces dobles. Sin em bargo, ta m b ié n se p u ed e cu m p lir la regla del o cteto d ib u ja n d o u n a es­
tru c tu ra de Lewis con u n enlace sencillo y u n enlace trip le. Al calcular las cargas form ales en
estas estru ctu ras, se tiene:

:0 : 0 - -C
r° L
E lectrones d e valencia: 6 4 6 6 4 6
-(E lectro n es asig n a d o s al átom o): 6 4 6 7 4 5
Carga formal: 0 0 0 -1 0 + 1

E n am b o s casos observe que las cargas form ales su m an cero, co m o debe ser, p o rq u e el C 0 2
es u n a m o lécu la n eu tra. E ntonces, ¿cuál es la e stru c tu ra m ás adecuada? C o m o regla general,
c u an d o varias e stru ctu ras de Lewis sean posibles, se u tilizarán las siguientes reglas p ara elegir
la d o m in an te:

1. En general, la e stru c tu ra de Lewis d o m in a n te es aquella en que las cargas form ales de


los á to m o s se acerq u en m ás a cero.
2. P or lo general, u n a estru c tu ra d e Lewis en la que cualq u ier carga neg ativ a resida en los
á to m o s m ás electronegativos es m ás d o m in a n te q u e u n a que tien e cargas negativas en
los á to m o s m en o s electronegativos.

Así, la p rim e ra e stru ctu ra de Lewis p a ra el C 0 2 es la d o m in a n te p o rq u e los á to m o s no tienen


cargas form ales y satisfacen la p rim e ra regla. La o tra e stru c tu ra de Lewis q u e se m u estra
(y u n a sim ilar con u n enlace trip le a la izq u ierd a de O y u n enlace sim ple a la derecha de O)
co n trib u y e a la estru c tu ra real, p e ro en m e n o r grado.
A u n q u e el co ncepto de carga fo rm al ayuda a arreg lar las estru c tu ra s d e Lewis alternad-:
vas, en o rd e n de im p o rtan cia, es p rim o rd ia l re c o rd a r q u e las cargas fo rm a les no representan
cargas reales de los átomos. Estas cargas son u n a h e rra m ie n ta útil. Las d istrib u c io n es de carga
reales en las m oléculas y iones se d e te rm in a n n o p o r las cargas form ales, sin o p o r u n n ú m e ro
de o tro s factores, que incluyen las diferencias de electro n eg ativ id ad en tre los átom os.
SECCIÓN 3.5 Representación de las estructuras de Lewis 131

J&sVs&íára «> 4, vÍ * ?■,’ « , W é ía ÍJá S íaJ¿5i*s3S ¡¡s&éJ¡SS& „ . U . siií¡«*&


*sí»te

NÚMEROS DE OXIDACIÓN, CARGAS en tanto que las cargas formales la ignoran. Parece razonable que los
FORMALES Y CARGAS PARCIALES electrones de los enlaces covalentes deban distribuirse de acuerdo con
las electronegatividades relativas de los átom os enlazados. En la figura
REALES
2.16 se observa que el Cl tiene una electronegatividad de 3.0, m ientras
El concepto de electronegatividad es la base de los que el H tiene 2.1. Por lo tanto, podría esperarse que el átom o más
núm eros de oxidación. El núm ero de oxidación electronegativo, Cl, tuviera aproxim adam ente 3 .0/(3.0 + 2.1) = 0.59
de un átom o es la carga que tendría si sus enlaces de la carga eléctrica en el par de enlace, m ientras que el átom o de H
fueran com pletam ente iónicos. Es decir, para determ inar el n ú m e­ tiene 2.1/(3.0 + 2.1) = 0.41 de la carga. C om o el enlace consiste en
ro de oxidación, se cuentan todos los electrones com partidos con el dos electrones, el átom o de Cl com parte 0.59 X 2e = 1.18e, o 0.18e
átom o más electronegativo. Por ejemplo, considere la estructura de más que el átom o neutro del Cl. Esto da lugar a una carga parcial ne­
Lewis del HCl en la ▼ FIGURA 3.10n). Para asignar núm eros de oxi­ gativa de 0 .1 8 - en el Cl y una carga parcial positiva de 0.18+ en el H.
dación, ambos electrones en el enlace covalente entre los átom os se (Observe otra vez que se colocan los signos m ás y menos antes de la
asignan al átom o más electronegativo, Cl. Este procedim iento da al m agnitud al escribir los núm eros de oxidación y las cargas formales,
Cl ocho electrones de valencia, uno más que en el átom o neutro. Así, pero se colocan después de la m agnitud al escribir las cargas reales).
su núm ero de oxidación es —1. El hidrógeno no tiene electrones de El m om ento dipolar del HCl da una m edida experim ental de la
valencia cuando se cuentan de esta m anera, p o r lo que se le asigna un carga parcial de cada átomo. En el ejercicio resuelto 3.5 se vio que el
núm ero de oxidación de + 1. m om ento dipolar del HCl indica una carga parcial de 0.178+ en el H
Para asignar cargas formales en esta molécula, se ignora la elec­ y de 0.178— en el Cl, que prácticam ente concuerda con nuestra sen­
tronegatividad y se distribuyen los electrones en enlaces por igual a los cilla aproxim ación basada en las electronegatividades. A unque nues­
dos átomos enlazados. En el caso del HCl, se divide el par de electrones tro m étodo de aproximación proporciona n ú m ero s “estim ados” para
enlazantes de forma equitativa entre el H y el Cl, como se muestra en la la m agnitud de la carga de los átom os, la relación entre las electro­
figura 3.10¿>). En este caso, el Cl tiene siete electrones asignados, los negatividades y la separación de las cargas es, p o r lo general, más
mismos que el átom o neutro de Cl, y el H tiene asignado un electrón. complicada. C om o se sabe, se han desarrollado program as com pu-
Entonces, las cargas formales tanto del Cl como del H en este com ­ tacionales que emplean principios de la m ecánica cuántica para
puesto son 0. obtener estimaciones más precisas de las cargas parciales en los áto­
Ni el núm ero de oxidación ni la carga formal dan una descrip­ mos, incluso en moléculas complejas. La figura 3.10c) m uestra una
ción precisa de las cargas reales de los átomos, ya que los núm eros de representación gráfica de la distribución de carga en el H C l elabo­
oxidación dan mucha im portancia al papel de la electronegatividad, rada con una com putadora.

http://goo.gl/q5aqey

< FIGURA 3.10 Número de oxidación,


carga formal y distribución de densidad
electrónica para la molécula deLHCI.

¿í P I É N S E L O UN POCO
S u p o n g a q u e u n a e s tru c tu ra de L e w is p a ra u n a m o lé c u la ne utra q u e c o n tie n e
flú o r da c o m o re s u lta d o una carg a fo rm a l d e + 1 p a ra el á to m o d e flúor. ¿A q u é
c o n c lu s ió n llegaría?

E JE M P L O RESUELTO 3 .9 Estructuras de Lewis y cargas formales


Tres posibles estructuras de Lewis para el ion tiocianato, NCS~, son:
[:N— C=s:]~ [N=C=S]~ [JN=C— S:]~
a) D eterm ine las cargas formales en cada estructura, b) Apoyándose en las cargas formales,
¿cuál estructura es la dom inante?

S O L U C IÓ N
a) Los átom os neutros de N, C y S tienen cinco, cuatro y seis electrones de valencia, respectiva­
mente. Es posible determ inar las cargas formales en las tres estructuras utilizando las reglas
recién explicadas: • rí/j ■
-2 -0 +1 -1 0 0 0 0 -1 +>+?+
132 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

Como debe ser, las cargas formales de las tres estructuras sum an 1—, la carga del ion. b) En ge­
neral, la estructura de Lewis dom inante produce cargas formales de la más p equeña m agnitud
(regla 1). Esas reglas implican que la estructura de la izquierda no puede ser la dom inante.
C om o se explica en la sección 3.4, el N es más electronegativo que el C o el S. Por lo tanto, se
espera que cualquier carga form al negativa resida en el átom o de N (regla 2). P or estas dos ra ­
zones, la estructura de Lewis del centro es la dom inante para el ion de NCS~.

E J E R C I C I O DE P R Á C T I C A
El ion cianato, N C O ~, tiene tres estructuras de Lewis posibles, a) Dibuje estas tres estructuras
y asigne cargas formales a los átom os en cada una. b) ¿Cuál es la estructura de Lewis doriii-
nante?

-2 0 +1 -1 0 0 0 0 -1
Respuestas: a) [:N — C = 0 : ] ~ [N = C = 0 ]~ [:N = C — O :]-
i. ii. iii.

b) La estructura iii, la cual coloca una carga negativa en el oxígeno, el elem ento más elec­
tronegativo en el ion, es la estructura de Lewis dom inante.

A. P O R T A F O L I O DE EVIDENCIAS
1. Realice un m apa conceptual en el que relacione los conceptos de estructuras de
Lewis, regla del octeto, carga form al, núm ero de valencia y núm ero de oxidación.
2. a) Cuando hablam os acerca de los átom os en una estructura de Lew is, ¿qué s ig ­
nifica el térm ino carga fo rm a n b ) ¿La carga form al de un átom o representa su
carga real? Explique, c) ¿Cóm o difiere la carga form al de un átom o en una
estructura de Lewis del núm ero de oxidación del átomo?
3. a) Escriba una estructura de Lewis para la m olécula de trifluoruro de fósforo,
PF3. ¿Se cum ple la regla del octe to para to d o s los átom os de su estructura?
b ) Determ ine los núm eros de oxidación para los átom os P y F. c) D eterm ine las
cargas form ales para los átom os P y F id) ¿El número de oxidación para el átom o
P es igual a su carga form al? Explique.
4. Escriba las estructuras de Lewis que cum plen la regla del octe to para cada una
de las siguientes sustancias y asigne los núm eros de oxidación y las cargas fo r­
males a cada átomo: a) OCS, b) SOCI2 (S está ligado a los dos á to m o s del Cl y al
de O), c) B r0 3_ , d) H C I0 2 (H está ligado a O).
5. Para cada una de las siguientes m oléculas o iones de azufre y de oxígeno, escri­
ba una estructura de Lewis sencilla que cum pla la regla del octe to y calcule los
núm eros de oxidación y las cargas form ales de to d o s los átom os: a) SO2, b) S 0 3,
c) S 0 32~, d) Clasifique estas m oléculas/iones en orden creciente de distancia de
IMAGINE enlace S —O.

¿Qué aspecto de esta estructura


sugiere que los dos átom os de O
externos son, en alguna forma,
equivalentes entre sí? 3.6 ESTRUCTURAS DE RESONANCIA
Algunas veces se encuentran moléculas y iones cuyos arreglos atómicos determinados ex­
perimentalmente no se describen de forma adecuada con una sola estructura de Lewis
dominante. Considere el ozono, 0 3, el cual es una molécula angular con dos longitudes de c
enlace iguales, O — O (•< F IG U R A 3 .1 1 ). Como cada átomo de oxígeno contribuye con seis d
electrones de valencia, la molécula de ozono tiene 18 electrones de valencia. Esto significa e
que la estructura de Lewis debe tener un enlace sencillo O — O y un enlace doble 0 = 0 P
n
para lograr un octeto de electrones alrededor de cada átomo:
le
x>.
•‘O. :a

A F IG U R A 3.11 Estructura molecular Sin embargo, esta estructura por sí sola no puede ser dominante porque requiere que un en­
del ozono.
lace O — O sea diferente del otro, al contrario de la estructura observada: se esperaría que el
enlace doble 0 = 0 fuera más corto que el enlace sencillo O — O. Pero al dibujar la estruc­
http://goo.gl/FqJNqj tura de Lewis, se habría podido colocar el enlace doble O = O del lado izquierdo:

se
A ve
SECCIÓN 3.6 Estructuras de resonancia 133

f\[o existe razón para q u e una de estas estru ctu ra s de Lewis sea d o m in an te, p u es am bas son
representaciones igualm en te válidas de la m olécula. C olocar los átom os en estas dos form as , IM A G IN E
alternativas de e stru ctu ra s de Lewis, p ero c o m p letam en te equivalentes para el ozono, es in ­ ¿La densidad electrónica es consis­
distinto; sin em bargo, la ubicación de los electrones es diferente. A las e stru ctu ras de Lewis de tente con iguales pesos para las dos
este tipo se les llam a estructuras de resonancia. Para describ ir en form a adecuada la es­ estructuras de resonancia del 0 3?
tru ctu ra del ozono, se escriben am bas e stru ctu ras de resonancia y se utiliza u n a flecha con Explique.
dos p u n ta s para in d ica r que la m olécula real está d escrita p o r el p ro m ed io de las dos:
C o lo r p rim a rio C o lo r p rim a rio
,CL X)
'ó ; .ó;. :o : to ­
A m a rillo
para com p ren d er p o r qué ciertas m oléculas requieren m ás de una estru ctu ra de reso­
nancia, puede hacerse u n a analogía con la mezcla de p in tu ra (► FIG U R A 3 .1 2 ). El azul y el
amarillo son colores prim ario s de p igm entos de pinturas. Una mezcla equitativa de pigm entos
azul y am arillo p ro d u ce u n pig m en to verde. N o es posible describir la p in tu ra verde en té rm i­
nos de u n solo color prim ario , a u n q u e siga tenien d o su pro p ia identidad. La p in tu ra verde no
oscila entre sus dos colores prim arios: no es azul u n a p arte de tiem po ni am arilla el resto del
tiempo. D e igual form a, las m oléculas com o el ozono n o p u ed en describirse com o oscilando a)
entre las dos estructuras de Lewis individuales que se m ostraro n ; existen dos estru ctu ras de
Lewis d o m in an tes equivalentes que contribuyen p o r igual a la estru ctu ra real de la m olécula. E stru c tu ra E s tru c tu ra
El verd ad ero arreg lo de los electrones en las m oléculas com o el O 3 debe co nsiderarse d e re so n a n c ia d e re s o n a n c ia
com o u n a c o m b in ació n de dos (o m ás) e stru c tu ra s de Lewis. Por analogía con la p in tu ra O
verde, la m olécula tie n e su p ro p ia id e n tid a d separada de las e stru ctu ras de reso n an cia in d i­ :Q )o: :b A o :
viduales. P or ejem plo, la m o lécula de o zono siem pre tiene dos enlaces O — O equivalentes,
cuyas lo n g itu d es son in term ed ias e n tre las lo n g itu d es de u n enlace sencillo oxígeno-oxígeno
y un enlace doble oxígeno-oxígeno. O tra fo rm a de verlo es afirm ar que las reglas p a ra d ib u ­
jar estru ctu ras de Lewis n o p e rm ite n ten er u n a sola e stru c tu ra d o m in a n te p a ra la m o lécula
de ozono. Por ejem plo, n o hay reglas p a ra d ib u ja r m ed io s enlaces. Esta lim ita c ió n p u e d e
sortearse d ib u jan d o d o s estru ctu ra s de Lewis equivalentes que, cuan d o se p ro m e d ia n , dan
algo m u y p arecido a lo que se observa ex p erim en talm en te.

P I E N S E L O UN P O C O
Los en la ce s O — O del o z o n o co n fre c u e n c ia se d e s c rib e n c o m o “ uno y m e d io ” M o léc u la d e o zo n o
e n la ces. ¿E sta d e s c rip c ió n es c o n s is te n te co n la idea de reso na ncia ? ^
b)

A F IG U R A 3 .1 2 Resonancia. Describir
C o m o u n ejem plo adicional de estru ctu ras de resonancia, considere al io n n itra to , una molécula como una combinación de
N 0 3~, p ara el cual p u e d e n dib u jarse tres estru c tu ras de Lewis equivalentes: diferentes estructuras de resonancia es
similar a describir un color de pintura como
— — una combinación de colores primarios, a) La
:p : :5 : :0 :
jI I pintura verde es una combinación de azul y
<---- > I
amarillo. No se puede describir al verde
.- -. como un solo color primario, b) La molécula
0 P- ‘o . .0 ;. •0. V de ozono es una combinación de dos
estructuras de resonancia. No es posible
O bserve qu e el arreglo de los áto m o s es el m ism o en cada estru ctu ra; solo difiere la ubicació n describir a la molécula de ozono en términos
de los electrones. Al escrib ir estru c tu ra s de resonancia, los m ism os áto m o s d eb en enlazarse de una sola estructura de Lewis.
en tre sí en to d as las estru ctu ras, de tal fo rm a que las ú nicas diferencias se p resen ten en las
posiciones de los electrones. Las tres estru ctu ras de Lewis p ara el N 0 3~ son igu alm en te d o m i­ http://goo.gl/nUkxNl
n antes y ju n ta s d escrib en de fo rm a ad ecu ad a al io n n itrato , en el cual son id én ticas las tres
lo n g itu d es de enlace N — O.

PIENSELO UN POCO
De la m is m a fo rm a en que se d e s c rib e n los e n la ce s O — O en el 0 3 c o m o “ uno y
m e d io ” e n la ce s, ¿ c ó m o d e s c rib iría los en la ce s N — O en el N 0 3~?

E n algunos casos, to d a s las posibles e stru c tu ra s de Lewis p ara u n a especie p o d ría n n o


ser equivalentes en tre sí. E n cam bio, tal vez u n a o m ás sean d o m in an tes. M ás ad elan te se
verán algunos ejem plos.
I
134 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

E J E R C IC IO RESUELTO 3 .1 0 E s tru c tu ra s d e re so n a n cia

¿Cuál estructura predice que tendrá los enlaces más cortos azufre-oxígeno, el S 0 3 o el S 0 32 ?
SO LU C IÓ N
El átom o de azufre tiene seis electrones de valencia, com o el oxígeno. Así, el S 0 3 contiene
24 electrones de valencia. Al escribir la estructura de Lewis, se observa que pueden dibujarse
tres estructuras de resonancia equivalentes:
:0 : :0 : :0 :

S. ,S
. • / S\
•O. .O- ■o: ".O'. •P. P

C om o fue el caso del N 0 3~, la estructura real del S 0 3 es una com binación equitativa de las
tres. Entonces, cada longitud de enlace S — O debería ser de aproxim adam ente u n tercio entre
la longitud de u n enlace sencillo y la longitud de un enlace doble. Es decir, deberían ser más
cortos que los enlaces sencillos, pero no tan cortos com o los enlaces dobles
El ion S 0 32 tiene 26 electrones, lo que origina una estructura de Lewis dom inante en la
que todos los enlaces S — O son sencillos:

’ : 0 - - S — O:
I "
:0 :

N uestro análisis de las estructuras de Lewis nos lleva a concluir que el S 0 3 debería tener los en­
laces S — O más cortos y el S 0 32- los más largos. Esta conclusión es correcta: las longitudes de
enlace S — O m edidas e x p erim en talm en te son 1.42 Á en el S 0 3 y 1.51 Á en el S 0 32-.
E J E R C IC IO DE P R Á C T IC A
Dibuje dos estructuras de resonancia equivalentes para el ion form ato, H C 0 2- .

Respuesta: H — C = 0 H — C — O:
1 II
II
¡O: :0:

Resonancia en el benceno
La resonancia es un concepto im p o rta n te p ara describir los enlaces en las m oléculas orgánicas,
IMAGINE p articu larm en te las m oléculas orgánicas aromáticas, u n a categoría que incluye al hidrocarburo
¿Cuál es el significado de los conocido com o benceno, C 6H 6. Los seis áto m o s de C están enlazados en un anillo hexagonal, y
enlaces con líneas discontinuas en un áto m o de H está enlazado a cada áto m o de C. Pueden escribirse dos estru ctu ras de Lewis
este modelo de bola-bastón? d o m in an tes equivalentes para el benceno; cada u n a cum ple la regla del octeto. Estas dos estruc­
turas están en resonancia:
H H H H
\ / \ /
C==C c --c
/ \ //
H—C C —H <- H—C C —H
\ // \ /
c --c C==C
/ \ / \
H H H H

O bserve que los enlaces dobles están en diferentes lugares en las dos estru ctu ras. Cada estruc­
A F IG U R A 3 .1 3 El benceno, un tu ra de resonancia m u estra tres enlaces sencillos carb o n o -c a rb o n o y tres enlaces dobles
compuesto orgánico “aromático”. La carb o n o -carb o n o . Sin em bargo, los datos experim entales m u estran que los seis enlaces C — C
molécula de benceno es un hexágono regular
tienen la m ism a lo n g itu d , 1.40 Á, valo r in term ed io en tre las lon g itu d es de enlace típicas para
de átomos de carbono con un átomo de
hidrógeno ligado a cada carbono. Las líneas
u n enlace sencillo C — C (1.54 Á) y u n enlace d oble C = C (1.34 Á). C ada u n o de los enlaces
discontinuas representan la combinación de C— C en el b enceno p u ed e concebirse com o u n a co m b in ació n de un enlace sencillo y un en­
dos estructuras de resonancia equivalentes, lace doble M FIGURA 3.13).
conduciendo a enlaces C— C que son El ben ceno c o m ú n m en te se rep resen ta o m itien d o los áto m o s de h id ró g en o y m ostrando
intermedios entre los enlaces sencillos y solo el arm azó n c a rb o n o -carb o n o sin etiq u etar los vértices. En esta convención, la resonancia
dobles.
de la m olécula se representa, ya sea con dos estru c tu ras separadas p o r u n a flecha con dos p u n ­
tas, o bien, m ed ian te u n a n o tació n abreviada en la cual se d ib u ja u n h exágono con u n círculo
en su in terio r:
http://goo.gl/8hSH1v
SECCIÓN 3.7 Excepciones a la regla del octeto 135

La n o tació n abreviada n o s recuerda que el benceno es u n a co m b in ació n de dos estru ctu ras de
resonancia; enfatiza qu e los enlaces dobles C = C n o p u ed e n asignarse a lados específicos del
hexágono. Los quím icos utilizan am bas representaciones del b en cen o de m a n e ra indistinta.
El arreglo de los enlaces del b enceno confiere u n a estabilidad especial a la m olécula.
C om o resultado, m illones de co m puestos orgánicos c o n tie n en el característico anillo de seis
m iem bros del b enceno. M uchos de estos com p u esto s so n im p o rta n te s en b io q u ím ica, en la
in d u stria farm acéutica y en la p ro d u c c ió n de m ateriales m o d ern o s.

¿I P I É N S E L O UN P O C O
C a d a e s tru c tu ra d e Le w is de l b e n ce n o tie n e tre s e n la ce s d o b le s C = C . O tro
h id ro c a rb u ro q u e co n tie n e tre s e n la ces d o b le s C = C es el he xatrie no, C 6 H 8.
U na e s tru c tu ra d e Le w is p a ra el h e xa trie n o es

H H H H H H
l i l i l í
c = c —c = c —c = c
I I
H H

¿Esperaría q u e el h e xa trie n o te n g a m ú ltip le s e s tru c tu ra s d e reso na ncia ? SI no


es así, ¿ por q u é e sta m o lé c u la es d is tin ta a la del b e n c e n o en re la ció n c o n la
reso n a n cia ?

A R E F L E X I Ó N
¿ C o m p re n d o la na turaleza de las e stru ctu ra s de re s o n a n c ia ?

B E B O JU D r
1. En una estructura de resonancia, ¿se mueven átom os o electrones? Explique
claram ente.
2. a) Utilice el co n ce p to de resonancia para explicar por qué los seis enlaces C —C
del benceno tienen la m ism a longitud, b) ¿Son más cortas las longitudes de
enlace C —C en el benceno que las longitudes de enlaces sencillos C —C? ¿Son
más cortas que las longitudes de enlaces do bles C = C?
3. C onsidere el ion form iato, H C 0 2“ , que es el anión form ado cuando el ácido fó r­
m ico pierde un ion H + . El H y los dos átom os de O están enlazados al átom o
central de C. a) Escriba una o más estructuras de Lewis adecuadas para este
ion. b) ¿Son necesarias las estructuras de resonancia para describir la estruc­
tura? c) ¿Qué se predice para las longitudes de enlace del C —O en el ion
form iato en relación con las del C 0 2?
4. Las bolas de naftalina están hechas de naftaleno, C 10 He, una m olécula que co n ­
siste en do s anillos con seis m iem bros de carb on o fusionados a lo largo de una
arista, com o se muestra en esta estructura de Lewis incom pleta:
H H

Hy cy cy H

/ c \ c \ c\
H C C H

H H
a) Escriba dos estructuras de Lewis com pletas para el naftaleno. b) Las longitudes
de enlace C —C observadas en la molécula son intermedias entre los enlaces
sencillos C —C y dobles C = C. Explique, c) Represente la resonancia del nafta­
leno de form a análoga a la que se utiliza para representarla en el benceno.

3 .71EXCEPCIONES A LA REGLA DEL OCTETO


La regla del o cteto es ta n sencilla y ú til p a ra in tro d u c ir los conceptos básicos de los enlaces
q u e p o d ría pensarse qu e siem pre se cum ple. Sin em bargo, existen lim itacio n es sobre to d o al
tra ta r con co m p u esto s ión ico s de los m etales de tran sició n . La regla tam b ié n falla en m u ch as
situaciones q ue im p lican enlaces covalentes. Estas excepciones a la regla del o cteto son de tres
tipos principales:
1. M oléculas y iones p o liató m ico s que co n tien en u n n ú m e ro im p a r de electrones.
SECCIÓN 3.7 Excepciones a la regla de! octeto 137

es co n g ru en te con esta representación. En particular, el BF3 reacciona en érg icam en te con


ifé/í m oléculas que tienen u n p a r de electrones n o co m p artid o que p u ed e utilizarse p ara fo rm ar
un enlace con el boro, p o r ejem plo, en la reacción:

H F H F

H — N: + B- H — N —B— F

H F H F

En el com puesto estable N H 3BF3, el b o ro tiene u n octeto de electrones de valencia.

Más de un octe to de electrones de valencia


La tercera clase de las excepciones, y la m ás frecuente, consiste en m oléculas o iones p o li­
atóm icos en los que h ay m ás de o ch o electrones en la capa de valencia de u n áto m o . Por
ejem plo, cuando se d ib u ja la e stru c tu ra de Lewis p a ra el PF5, se obliga a colocar diez elec­
trones alred ed o r del áto m o de fósforo central:

:F: ..

;F — P C - " '
,l F:
:F: "
Es frecuente que los iones y m oléculas con m ás de u n octeto de electrones a lred ed o r del
átom o central se llam en hipervalentes. O tro s ejem plos de especies h ip erv alen tes so n el SF4,
AsF6~ y IC14~. Las m oléculas co rresp o n d ien tes con u n áto m o del seg u n d o p e rio d o co m o
átom o central, com o el NC15 y O F4 no existen.
Las m oléculas hipervalentes solo están form adas p o r átom os del p eriodo 3 y de ahí hacia
abajo en la tabla periódica. La principal razón de su form ación es el tam añ o relativam ente
grande del átom o central. Por ejem plo, u n átom o de P es lo suficientem ente grande p ara que
cinco átom os de F (o a u n cinco átom os de Cl) puedan enlazarse a él sin estorbarse entre sí. En
cambio, u n átom o de N es m uy peq u eñ o para acom odar cinco átom os ligados a él. C om o el
tam año es u n factor, las m oléculas hipervalentes ocurren con m ayor frecuencia cuan d o el átom o
central está enlazado a los átom os m ás pequeños y m ás electronegativos, com o F, Cl y O.
El concepto de u n a capa de valencia con m ás de u n octeto de electrones ta m b ié n es c o n ­
sistente con la presencia de orbitales nd sin llenar en áto m o s del p erio d o 3 y hacia abajo. En
co m p aració n , los elem en to s del seg u n d o p erio d o solo tien en o rb itales de valencia 2s y 2p
disponibles p ara fo rm a r enlaces. U n análisis detallado de los enlaces en m oléculas c o m o PF5
y SF6 sugiere que la presen cia de orb itales 3d sin llenar, en P y S, tien e u n m e n o r im p a c to re ­
lativo en la fo rm ació n de m oléculas h ipervalentes, y la creencia general actu a l es q u e el g ran
tam añ o de los áto m o s del p e rio d o 3 es el facto r m ás im p o rtan te.

EJERCICIO RESUELTO 3 .1 1 E s tru c tu ra d e L ew is p a ra un ion co n


m á s d e un o c te to d e e le c tro n e s

Dibuje la estructura de Lewis p ara el IC14 .

SO LU C IÓ N
. El yodo (grupo 7A) tiene siete electrones de valencia. Cada
átom o de cloro (grupo 7A) tam bién tiene siete. Se añade u n elec­
tró n para tom ar en cuenta la carga 1 — del ion. Por lo tanto, el 7 + (4 X 7) + 1 = 36
núm ero total de electrones de valencia es
. . i.
El átom o de I es el átom o central en el ion. Para colocar ocho
electrones alrededor de cada átom o de Cl (incluyendo u n par
de electrones entre el I y cada Cl para representar el enlace sen­
cillo entre estos átom os) se requieren 8 X 4 = 32 electrones.

:C k ,C l :
Así, quedan 36 - 32 = 4 electrones para ubicarse en el yodo, que
es el átom o m ás grande: :d í "Cl:

El yodo tiene 12 electrones de valencia a su alrededor, cuatro más que los necesarios para u n
! octeto. ,
138 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

E J E R C IC IO D E P R Á C T IC A
' < , , _ .
a) ¿Cuál de los siguientes átom os nunca se encuentra con más de un octeto de electrones de
valencia a su alrededor: S, C, P, Br? b) Dibuje la estructura de Lewis para el XeF2.

R e sp u e sta s: a) C, b) : F — X é — F :

F inalm ente, hay e stru ctu ras de Lewis en d o n d e se ten d ría que d ecid ir e n tre satisfacer la
regla del o cteto y o b ten e r las cargas form ales m ás favorables m ed ian te el u so d e m ás de u n
o cteto de electrones. P or ejem plo, considere las siguientes estru ctu ra s de Lewis p ara el io n
fosfato, P 0 43 - :

r ..- i i 3- r ..- i “i

o-
-o
1+1 .. -1

1
O
o
: 0 — P — O: 0=T— O:
-i | “ 1- i

O:
:0

1
Las cargas form ales de los átom os se m u estran ju n to a cada uno. En la e stru c tu ra de la iz­
quierda, el áto m o de P cum ple la regla del octeto. Sin em bargo, en la estru ctu ra de la derecha, el
áto m o de P tiene cinco pares de electrones, lo que da lugar a cargas form ales m ás pequeñas en
los átom os. (U sted debería observar que hay tres estructuras de resonancia adicionales p ara la
estru ctu ra de Lewis de la derecha).
Los q u ím ico s c o n tin ú a n d eb atien d o cuál de estas dos estru ctu ras es d o m in a n te p a ra el
P 0 43 - . D e acu erd o con algunos investigadores, recientes cálculos teó rico s basados en la
m ecánica cu án tica sugieren que la estru c tu ra de la izquierda es la d o m in a n te . O tro s investi­
gadores afirm a n que las lo n g itu d es de enlace en el io n son m ás consistentes si la estru ctu ra
d o m in a n te es la de la derecha. Este desacuerdo es u n conveniente re c o rd a to rio de que, en
general, m ú ltip les estru c tu ra s de Lewis p u ed en c o n trib u ir a la d istrib u c ió n electrónica real
en u n á to m o o en u n a m olécula.

A PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS
1. a) Enuncie la regla del octeto, b) ¿La regla del octeto se aplica tanto para los
com p ue sto s iónicos com o para los covalentes? Explique su respuesta mediante
ejem plos adecuados.
2. Considere los no metales. ¿Cuál es la relación entre el núm ero de gru p o de un
elem ento (por ejem plo, el carbono pertenece al grupo 4A; véase la ta b la periódi­
ca en la segunda de forros del libro) y el núm ero de los enlaces covalentes sen­
cillos que requiere el elem ento para form ar y cum plir con la regla del octeto?
3. Los óxido s de cloro, en los cuales un átom o de cloro está enlazado a uno o más
átom os de oxígeno, son Im portantes m oléculas en la quím ica de la atm ósfera.
¿Los óxidos de cloro obedecen la regla del octeto? ¿Por qué?
4. Por lo general, los elem entos de la tercera fila y posteriores de la ta b la periódica
no cum plen la regla del octeto. ¿Cuáles son los factores que se citan norm al­
m ente para explicar este hecho?
5. Dibuje las estructuras de Lewis para cada uno de los siguientes iones o m olécu­
las. ¿Cuáles no cum plen la regla del octeto? a) NO, b) BF3, c) ICI2~, d) OPBr 3
(P es el átom o central), e) XeF4.

3.8 I FUERZA DE ENLACES COVALENTES


La estabilidad de u n a m olécula está relacionada con la fuerza de sus enlaces covalentes. La
fuerza de u n enlace covalente e n tre dos áto m o s está d eterm in ad a p o r la energía necesaria
p ara ro m p e r el enlace. Es m ás fácil relacionar la fuerza de enlace con el cam bio d e entalpia en
reacciones d o n d e los enlaces se ro m p en . La entalpia de enlace es el cam bio de en talpia, AH,
p ara la ru p tu ra de u n enlace en p artic u la r en un m ol de la sustancia gaseosa. P o r ejem plo, la
en talp ia de enlace p a ra el enlace en el Cl2 es el cam bio de entalpia c u an d o 1 m o l de Cl2(g) se
disocia en áto m o s de cloro:

:C 1 -C l:(g ) 2 :CF(g)
SECCIÓN 3.8 Fuerza de enlaces covalentes 139

Se utiliza la letra D seguida p o r el enlace en cuestión p ara rep resen tar las entalpias de enlace.
Así, p o r ejem plo, D(C1— Cl) es la entalpia de enlace p ara el enlace en C l2, y D (H — Br) es la
entalpia de enlace p ara el enlace en HBr.
Es relativam ente sencillo asignar entalpias de enlace a los enlaces en u n a m olécula d i­
atóm ica, ya que en estos casos la entalpia de enlace es la energía requerida p ara disociar la
m olécula en sus átom os. Sin em bargo, m uchos enlaces im p o rtan tes, tales com o el enlace
C — H solo existen en m oléculas poliatóm icas. U sualm ente, para estos enlaces se em plean en ­
talpias de enlace prom edio. Por ejem plo, el cam bio de entalpia p ara el siguiente proceso, en el
cual una m olécula de m etan o se descom pone en sus cinco átom os (u n proceso llam ado ato m i­
zación), se puede utilizar para definir u n a entalpia de enlace pro m ed io para el enlace C — H,
D (C — H ):

H
I
H — C — H (£ ) * -C -(g) + 4 H -(g ) A H = 1660 k j

Debido a que existen cuatro enlaces C — H equivalentes en el m etano, la entalpia de a to m i­


zación es igual a la sum a de las entalpias de enlace de los cuatro enlaces C — H . Por lo tanto, la
entalpia de enlace prom edio C — H para el CH 4 es D (C — H ) =^(1660/4) k j/m o l = 4 1 5 k J/m o l.
La en talpia de enlace de u n p a r d ad o de átom os, digam os C — H , d ep en d e del resto de
la m olécula que co n tien e el p a r de áto m o s. Sin em bargo, p o r lo regular, la v ariació n de u n a
m olécula a o tra es p eq u e ñ a , lo cual apoya la idea de que los pares de electrones de enlace se
localizan en tre los áto m o s. Si se co n sid eran las entalpias de enlace C — H en m u ch o s c o m ­
puestos diferentes, se e n c u e n tra que la entalp ia de enlace p ro m ed io es de 413 k j/m o l, m u y
cercana al valor 415 k j/ m o l calculado a p a rtir del C H 4.

i l P I É N S E L O UN P O C O
¿ C óm o p o d ría u tiliz a r la e n ta lp ia de a to m iz a c ió n del h id ro c a rb u ro e ta n o , C 2 H 6 (g)
ju n to co n el v a lo r D(C — H) = 413 k j/ m o l p a ra e stim a r el v a lo r para D(C — C)?

La T TABLA 3.4 presen ta entalpias de enlace p ro m ed io p ara diversos pares de átom os.
La entalpia de enlace siempre es una cantidad positiva; siem pre se necesita energía p ara ro m p e r
los enlaces quím icos. A la inversa, cu an d o se fo rrríí u n enlace entre dos áto m o s gaseosos o
fragm entos m oleculares, siempre se libera energía. C uan to m ás grande es la entalpia de enlace,
m ás fuerte será el enlace. En general, u n a m olécula con enlaces quím icos fuertes tien e m en o s
tendencia a ex p erim en tar cam bios q uím icos que una con enlaces débiles. Por ejem plo, el N 2,
el cual tiene un m u y fu erte enlace triple N = N es m u y poco reactivo, m ien tras que la hi-
dracina, N 2H 4, la cual tien e u n enlace sencillo N — N es altam ente reactiva.

¿I P I É N S E L O UN P O C O

A p a rtir de las e n ta lp ia s de enlace, ¿cuál e sp era ría q u e fu e ra m ás re a ctivo , el


o xíg e n o , 0 2, o el p e ró x id o de h id ró g e n o , H 2 0 2?

Entalpias de enlace y las entalpias de reacciones


Las entalpias de enlace p ro m e d io sirven p a ra estim ar las entalpias de las reacciones en las que
se ro m p e n enlaces y se fo rm a n o tro s nuevos. Este p ro ced im ien to p erm ite estim a r rá p id a ­
m ente si u n a reacción d a d a será en d o térm ic a (A H > 0) o exotérm ica (A H < 0), inclu so si
no se conoce A H J p a ra to d a s las especies im plicadas.
N u estra estrategia p a ra estim ar las entalpias de reacción es u n a aplicación d irecta de la
ley de H ess Se em plea el h ech o de que la ru p tu ra de enlaces siem pre es u n proceso e n d o té r­
m ico y la fo rm ació n de enlaces siem pre es u n proceso exotérm ico. Así, im ag in e q u e la reac­
ción o cu rre en dos etapas:

1. Se p ro p o rc io n a la suficiente energía p a ra ro m p e r los enlaces en los reactivos q u e no


están presentes en los p ro d u cto s. La entalpia del sistem a au m en ta p o r la su m a de las e n ­
talpias de enlace de los enlaces q u e se ro m p en .
140 CAPÍTULO 3 Enlace químico

TABLA 3 .4 ® Entalpias de enlace promedio (kJ/ mol)


Enlaces sencillos

*TJ
*TÍ
1
c—H 413 N—H 391 O— H 463 155
c —C 348 N—N 163 ' o —o 146
c —N 293 N—O 201 o —F 190 C l— F 253
c—0 358 N— F 272 O — Cl 203 C l— Cl 242
c—F 485 N — Cl 200 O—I 234
C— Cl 328 N — Br 243 B r— F 237
C — Br 276 s—H 339 B r— Cl 218
c—I 240 H—H 436 S— F 327 B r— Br 193
c —S 259 H—F 567 S — Cl 253
H — Cl 431 S — Br 218 I — Cl 208
Si — H 323 H — Br 366 s—S 266 I — Br 175
Si— Si 226 H—I 299 I— I 151
Si— C 301
Si— 0 368
Si— Cl 464

Enlaces múltiples
C=C 614 N =N 418 o2 495
c= c 839 N =N 941
C=N 615 N= Q 607 S= 0 523
C=N 891 s=s 418
c= o 799
c= o 1072

A.
2. Se fo rm a n los enlaces en los p ro d u c to s q u e no están presentes en los reactivos. Esta en
etapa libera energía y, p o r lo tan to , d ism inuye la entalpia del sistem a p o r la sum a de las
entalpias de enlace de los enlaces que se fo rm an .

La entalpia de la reacción, A H ^ ,, se estim a co m o la su m a de las entalpias d e enlace de los AI


enlaces rotos, m en o s la sum a de las entalpias de enlace de los enlaces fo rm ad o s: est.
utL
AEfrxn = 2 (entalpias de enlace de los enlaces q u e se ro m p e n ) —
2 (e n ta lp ía s de enlace de los enlaces que se fo rm a n ) [3.12]

Por ejem plo, considere la reacción en fase gaseosa en tre el m etan o , C H 4, y el cloro para se e
p ro d u c ir c lo ru ro de m etilo, C H 3C1, y c lo ru ro de h id ró g en o , HC1:
talp
H C H 3(g) + C l C l(g) C l — C H 3(g) + H C l(g) A fím = ? [3.13] ent;

En la ► F IG U R A 3.1 4 aparece n u e stro p ro ce d im ie n to de dos etapas. O bserve los siguientes que,


enlaces que se ro m p en y los que se fo rm an : útile
Enlaces que se rompen: 1 m o l C — H , 1 m ol Cl — Cl fase

Enlaces que se fo rm an: 1 m ol C — Cl, 1 m ol H — Cl

P rim ero se proporciona suficiente energía para ro m p er los enlaces C — H y Cl — Cl, lo cual eleva
la entalpia del sistema (esto se indica com o A H l > 0 en la figura 3.14). Entonces se form an los
C
U ti
enlaces C — Cl y H — Cl, lo cual libera energía y dism inuye la entalpia del sistem a (A H 2 < 0).
M ediante la ecuación 3.12 y los datos de la tabla 3.4, se estim a la entalpia de la reacción:

A H rxn = [D (C — H ) + D(C1 — Cl)] - [D(C1 — Cl) + D (H — C l)¡

= (413 kJ + 242 kJ) - (328 kJ + 431 kJ) = - 1 0 4 kJ

La reacción es exotérm ica p o rq u e los enlaces en los p ro d u c to s (esp ecialm en te el enlace


H — Cl) so n m ás fuertes q u e los enlaces en los reactivos (especialm ente el enlace Cl — Cl).
P or lo general, se u tilizan en talp ias de enlace p a ra estim ar A H ^ , solo si no están
disponibles los valores de AHJ necesarios. Para la reacción an terio r, n o es posib le calcular
SECCIÓN 3.8 Fuerza de enlaces covalentes 141

JSS* I M A G I N E
¿Esta reacción es exotérmica o endotérmica?

G + *

0 R u p tu ra O F orm ación
de los enlaces d e los enlaces
C — H y C l— C1 C — C l y H — Cl

AH1 > 0 A H ,< 0


C

O
H

Cl

AH n

http://goo.gl/Cl601y

A F IG U R A 3 .1 4 Uso de las entalpias de enlace para calcular AHnn. Las entalpias de


enlace promedio se utilizan para estimar el AHrxn de la reacción en la ecuación 3.13.

AH rxn co n los valores d e AHJ y la ley de Hess p o rq u e el valor de A HJ p ara el C H 3Cl(g) no


está d ado en el apéndice C. Si se o b tien e el valor de A HJ p ara el C H 3Cl(g) dé o tra fuente y se
utiliza la siguiente ecuación,

AH^xn = 2 n A H f (p ro d u cto s) — S m A H ^ (reactiv o s)

se en c u e n tra que A H rxn = —99.8 k j p a ra la reacción en la ecuación 3.13. Así, el uso de e n ­


talpias de enlace p ro m e d io ofrece una estim ación raz o n ab lem en te exacta del cam bio real de
entalpia de la reacción.
Es im p o rta n te rec o rd ar que las entalpias de enlace se d ed u cen p a ra m oléculas gaseosas y
que, con frecuencia, son valores prom edio. N o o b stan te, las entalpias de enlace p ro m e d io son
útiles p a ra estim ar con rapidez las entalpias de reacción, especialm ente p a ra reacciones en
fase gaseosa.

E J E R C IC IO R E S U E LTO 3 .1 2 Uso de las entalpias de enlace promedio


U tilizando los datos de la tabla 3.4, estime AH para la reacción:

H H
I I
2 H - C — C — H (g ) + 7 0 2(g) * 4 0 = C — 0 (g ) + 6 H — 0 — H (g)

H H

S O L U C IO N
Análisis Se pide estim ar el cambio de entalpia p ara u n a reacción quím ica m ediante las en ­
talpias de enlace prom edio para los enlaces que se ro m p en y para los que se form an.
142 CAPÍTULOS Enlace quím ico

E s tra te g ia En los reactivos, deben rom perse doce enlaces C — H y dos enlaces C — C en las
dos moléculas de C2H 6 y siete enlaces de 0 2 en las siete moléculas de 0 2. En los productos, se
form an ocho enlaces C = 0 (dos en cada C 0 2) y doce enlaces O — H (dos en cada H 20 ) .
S o lu ció n Mediante la ecuación 3.12 y los datos de la tabla 3.4, se tiene

A H = [12D (C — H) + 2 D ( C — C) + 7 D (0 ,)] - [8D (C = 0 ) + 1 2 D (0 — H)]


= [12(413 kj) + 2(348 kj) + 7(495 kj)] - [8(799 kj) + 12(463 kj)]
= 9117 kj - 11948 kj
= -2 8 3 1 kj

C o m p ro b a c ió n Esta estim ación puede com pararse con el valor de —2856 k j calculado a
p artir de datos term oquím icos m ás exactos; la concordancia es aceptable.

EJE R C IC IO DE P R Á C T IC A
C onsultando la tabla 3.4, estime A H para la reacción

H— N N H (g) ------> N = N ( * ) + 2 H H (g)

H H
R e sp u e sta : - 8 6 kj

Entalpia de enlace y longitud de enlace


Así, com o es posible definir la entalpia de enlace p ro m e d io , tam b ién se p u e d e defin ir una
lo n g itu d de enlace p ro m ed io p a ra diversos enlaces co m u n es ( W TABLA 3 . 5 ). En cualquier
p a r ató m ico es de p articu lar interés la relación e n tre la en talp ia de enlace, la lo n g itu d de en­
lace y el n ú m e ro de enlaces en tre los átom os. P o r ejem p lo , se p u ed en u tilizar los datos de las
tablas 3.4 y 3.5 p ara co m p arar las lo n g itu d es de enlace y-'las entalpias de enlace de los enlaces
«señcillo'5, dobles y triples de carb o n o -ca rb o n o :

C— C C= C C= C
1.54 A 1.34 A 1.20 A
348 kj/m o l 614 k j/m o l 839 k j/ m o l

Al increm en tarse el n ú m ero de enlaces en tre los á to m o s de carb o n o , la entalpia de enlace


au m e n ta y la longitud de enlace dism inuye. Es decir, los á to m o s de carb o n o se m an tien en con
m ás fuerza y se e n c u en tran m ás u n id o s entre sí. En general, al incrementarse el número de en­
laces entre dos átomos, el enlace se vuelve más corto y más fuerte. En la ► FIGURA 3 .1 6 se
ilustra esta tendencia p ara enlaces N — N sencillos, dobles y triples.

W.... , ¿■j}?'
síMiamggBaB
T r * 7 '- :f :

Enlace Longitud del enlace (A) Enlace Longit

c—C 1.54 N— N 1.47


c=c • 1.34 N= N 1.24
c=c 1.20 N= N 1.10
c— N 1.43 N— 0 1.36
C=N 1.38 N= 0 1.22
C= N 1.16
0 —0 1.48
c —O 1.43 0 = 0 1.21
c=o 1.23
c^o 1.13
SECCIÓN 3,8 Fuerza de enlaces covalentes 143

M ím ic a e n A c c i< f§
La nitroglicerina es un líquido aceitoso, de color amarillo pálido.
Los explosivos y Alfred Nobel Es m uy sensible a los choques: basta agitar el líquido para provocar su
descomposición explosiva en gases nitrógeno, dióxido de carbono,
Los enlaces químicos son capaces de alm acenar enormes agua y oxígeno:
cantidades de energía. Quizá la ilustración mas gráfica
4 C3H 5N 30 9(Z) 6 N2(g) + 12 C 0 2(g) + 10 H 20 (g ) + 0 2(g)
I f$g§' de este hecho se presenta en ciertas sustancias m olecu­
lares empleadas como explosivos. Nuestro análisis Las grandes entalpias de enlace del N 2 (941 k j/m o l), del C 0 2
sobre las entalpias de enlace perm ite examinar (2 X 799 kj/m ol) y del H 20 (2 X 463 k j/m o l) hacen que esta reac­
con mayor detalle algunas de las propiedades de ción sea enorm em ente exotérmica. La nitroglicerina es un explosi­
tales sustancias explosivas. vo excepcionalmente inestable debido a que está en balance explosivo
Una sustancia explosiva útil debe: 1. descom ponerse m uy exo­ casi perfecto. Con excepción de una pequeña cantidad producida de
térmicamente, 2. tener productos gaseosos de m anera que una gran O 2(g), los únicos productos son N 2, C 0 2 y H 20 . También observe
presión del gas acom pañe a la descom posición, 3. descom ponerse que, a diferencia de las reacciones de com bustión, las explosiones son
muy rápidam ente, y 4. ser lo suficientem ente estable p ara que pueda com pletam ente autosuficientes. N ingún otro reactivo, com o el 0 2(g),
detonar de m odo predecible. La com binación de los prim eros tres se necesita para la descom posición explosiva.
efectos produce la generación violenta de calor y de gases. D ebido a que la nitroglicerina es tan inestable, es difícil uti­
Para generar la reacción más exotérmica, un explosivo debería lizarla como un explosivo controlable. El inventor sueco Alfred Nobel
tener enlaces quím icos débiles y descom ponerse en moléculas con ( Y FIGURA 3.15) descubrió que al mezclar nitroglicerina con un
enlaces m uy fuertes. La tabla 3.4 indica que los enlaces N = N, m aterial sólido absorbente, como tierra de diatom eas o celulosa, re­
C = 0 y C = 0 están entre los más fuertes. No es de sorprender que, sulta un explosivo sólido (dinam ita) que es m ucho más seguro que la
en general, los explosivos estén diseñados para generar los productos nitroglicerina líquida.
gaseosos N 2(g), C O (g) y C 0 2(g). Casi siempre se produce tam bién
vapor de agua.
M uchos explosivos comunes son moléculas orgánicas que con­
tienen grupos nitro ( N 0 2) o nitrato ( N 0 3) unidos a u n esqueleto de
carbono. A continuación se m uestran las estructuras de Lewis de dos
de los explosivos m ás familiares, nitroglicerina y trinitrotolueno
(TNT) (para m ayor claridad, no se exhiben las estructuras de reso­
nancia). El TNT contiene el anillo de seis m iem bros característico del
benceno.

H H H
I
H— C- -C - -C — H

:0 : ¡O: :C>:

,N . ,N,
%
:.o. o: :q . O: O:
A FIGURA 3.15 Alfred Nobel (1833-1896), el inventor sueco
Nitroglicerina de la dinamita. De acuerdo con muchos relatos, el descubri­
miento de Nobel de que la nitroglicerina podía hacerse más
H
estable absorbiéndola en celulosa fue un hecho fortuito. Este
:6 : H— C— H :6 : descubrimiento convirtió a Nobel en un hombre muy rico. Sin
embargo, también era un hombre complejo y solitario, que nunca se
.NL ,N , casó, enfermaba con frecuencia y padecía de depresión crónica.
:0 ^ \ / ^O : Inventó el explosivo militar más potente hasta la fecha, pero apoyó
intensamente los movimientos internacionales en favor de la paz.
I II
En su testamento estipuló que su fortuna se utilizara para otorgar
h A c A h premios a quienes “ hubieran conferido los mayores beneficios a la
humanidad” , incluyendo la conservación de la paz y la “fraternidad
entre las naciones” . El Premio Nobel es probablemente el

íA í reconocimiento más anhelado que un científico, escritor o defensor


de la paz pueda recibir.
Trinitrotolueno (TNT)
144 CAPÍTULO 3 Enlace quím ico

IMAGINE
En la gráfica, ambos segmentos de recta tienen pendientes negativas. ¿Por qué esto tiene sentido?

0
E
3?

1
OJ
u
03
•a
<D
QJ
H3
sS
3
c
w

► F IG U R A 3.1 6 Fuerza de enlace contra


longitud de enlace para enlaces N— N. L o n g itu d d e e n la c e N — N (Á)

E J E R C IC IO DE IN T E G R A C IÓ N RESUELTO Conjunción de conceptos


El fosgeno, una sustancia que se usó com o gas venenoso durante la Prim era G uerra Mundial,
fue elaborado m ediante la acción de la luz solar sobre una mezcla de gases de m onóxido de
carbono y cloro. Su nom bre proviene de las palabras griegas phos (luz) y genes (nacido de). El