Vous êtes sur la page 1sur 3

Hasta ahora la mayoría de los seres humanos, no ha comprendido, que nos lidera una

natural interdependencia con todo lo existente. Mediante tal desconocimiento, solemos


agravar nuestras vidas entrando en conflictos, laborales, sean políticos, económicos,
sociales, culturales, alimenticios, climatológicos, violencia, inseguridad y de ingerencias de
un país hacia otro sin que le corresponda, en todo ello pulula por todas partes el ego, el
tener antes que el ser. Aquí donde surge la pregunta del título, ¿Somos interdependientes,
independientes o dependientes?, en el mundo convencional, donde proliferan, los prejuicios,
los títulos, los niveles del ¡YO y el ¡Mío, surge la independencia, como ser “Puede obtener lo
que se me ocurra, mediante el engaño, la mentira, el hurto, el delito” o por otros medios
más éticos y morales. ¡Si tenemos en cuenta qué reina , “cierto albedrio” puedes hacer lo
que quieras, mientras no perjudiques al otro o a los otros. Si tengo en cuenta que vivo en
una gran matriz dimensional, debo cuidar mis actos, y tener como premisa ¡Puede hacer lo
que se me antoje, mientras reine ecuanimidad, entonces el resultado final, será bueno y no
aparejara problemas a uno mismo y a los demás.

Somos seres interdependientes, no nos hemos dado cuenta de ello, hasta que no lo
comprendamos, no evolucionaremos. Somos seres que llevamos la interdependencia
motivado por uno con el todo, somos parte de esa gran sopa cuántica o matriz (para algunos
divina) donde se establece la danza natural del movimiento, de los cambios vibraciónal, de
lo expansivo y contractivo. Respecto a ello varias veces escribí notas que les hice llegar a los
practicantes (de la plaza), piensen como piensen, fundamentalmente, hable de la Joya de
Indra, del Hinduismo (que se condice con la física avanzada es decir la mecánica y física
cuántica) y lo que dijo el premio Nobel, Mark Planck respecto a la Matriz Universal. Maestros
y personajes místicos de todas las eras se enfrentaron con el problema al intentar
representar a la "divinidad" o aquella misteriosa unidad entre todas las cosas del universo,
incluyéndolo a uno. Jorge
Entrando en el plano de los más misterioso, buscaron de alguna manera ligar lo que habían
aprendido en su exploración espiritual, sea en estados alterados de consciencia o estados de
meditación profundo.
Para ello evidentemente no es suficiente el lenguaje; es necesario, si acaso, hacer uso del
lenguaje poético, capaz de evocar imágenes y simbolizar conceptos complejos. Muchas
metáforas han sido utilizadas en el intento de hacer del lenguaje del hombre un
microcosmos del universo.

El Collar de Perlas de Indra o La Red de Indra: Esta metáfora fue desarrollada en el siglo III
por el Budismo Mahayana, aunque según interpretó provenía del Hinduismo, que significa la
interconexión entre todas las cosas del universo; Haciendo referencia a que todos los
fenómenos emergen conjuntamente en una red interdependiente de causa y efecto.
El filosofó británico Alan Watts, estudioso del budismo zen, imagina poéticamente el collar la
red del dios Indra: Imagina una telaraña multidimensional en la mañana temprano, cubierta
con gotas de rocío. Y cada gota de rocío contiene el reflejo de todas las otras gotas de rocío
y, en cada gota reflejada, el reflejo de todas las otras gotas de rocío en ese reflejo. Y así
hasta el infinito. Esa es la concepción Budista del universo en una imagen.

La visión Budista habla de la interconexión, interdependencia y responsabilidad mutua. Es el


principio de la Relatividad Universal: todas las cosas coexisten en relación mutua. Todos los
seres formamos una red interconectada, una red donde en cada nudo hay una piedra
preciosa –un ser humano- cuya experiencia se refleja e ilumina a todas las demás.
Curiosamente, recientes investigaciones apuntan a que el Universo pudiera ser como una
sala de espejos en la que la luz viaja a través del universo creando una cadena de imágenes
y reflejos aparentemente infinita.
Recuerda: cuando hablo del Budismo, no me refiero a rituales o religión, porque Buddha o
Buda, no invento eso, (así como Cristo tampoco) luego vinieron los hombre o escribas he
inventaron una religión. Buddha, solo creo o invento una técnica o psicología de la mente
para frenar la causa del sufrimiento, ser más compasivos y benevolentes. Puedes profesar lo
religioso y ser cristiano, musulmán, hebreo, o lo que fuera eso no es incompatible con la
meditación Budista. Practica y práctica ahora eres inteligente, pero ignoras que podrás
convertirte en sabio. Tu felicidad no está en lo externo está en tu interior, todavía no lo haz
descubierto como ser humano lo interdependiente que eres la relación fuerte que guarda
con lo natural y universal y que a veces te pierdes en afán de ego. Hay personas que tiene
nviels mentales ,se creen superiores, otras responden a castas, nada ee eso funicona para el
bien d etodosJorge