Vous êtes sur la page 1sur 8

Historia, política y gestión

del sistema educativo


Parcial Domiciliario

Nombre y apellido: Andrea Domínguez

Carrera: Profesorado en Ciencias Biologicas

Comisión: E (Miércoles de 14:00 a 16:00 hs)

Docente: Emilia Di Piero

Fecha de entrega: 21 de junio de 2018


Desarrollo:

1. Rol del estado nacional en la conducción del SEA; distribución del poder entre
nación y provincia.

En 1830 la nueva generación se erige como un grupo intelectual que define un proyecto
nacional en un momento de luchas civiles y fracasos de organización unitaria (1824-
1827). Se necesitaba una Nación, ya que había una ambigüedad respecto a la identidad
política, hispanoamericana, provincial y rioplatense. La identidad provincial es la que
más fuerza adquiere por la organización estatal en Buenos Aires y debido a que las
demás provincias querían imponer un gobierno (1826). No solo fue un proceso de
organización política, sino también de correspondiente identidad nacional.

Para redactar el proyecto constitucional, se propuso una unidad nacional, pero que no se
despojara a la provincia de su ser provincial, se debía legislar como un Estado soberano.
En 1863 el gobierno de Mitre, crean los colegios nacionales en varias capitales de las
provincias, su idea era educar a los ignorantes, es por eso que al lado de cada escuela
primaria habría una escuela nacional de educación secundaria, para que el hombre se
introduzca en la vida social elevando su nivel intelectual. Sarmiento critico esto ya que
había que poner un mayor énfasis en las escuelas primarias, porque estos colegios
habían sido creados para formar a la elite y la clase política del país.

Sarmiento fue un hombre de la nueva generación, que pensó construir una nación y un
Estado nacional, su idea era la de civilización y colonización que se ve refleja en su
libro Facundo, apuntaba a una nueva distribución de la tierra que pudiera permitir
mayor concentración de la población y dinamizara el mercado nacional a partir de la
producción agropecuaria. Propicio poder a la policía de los gobiernos nacionales y
provinciales que facilitaría la expansión de la enseñanza pública y la participación social
en el gobierno escolar a través de los consejos por distritos, que luego se plasma en la
primera ley de escolarización básica de la Provincia de Buenos Aires en 1875. Se
fomentó la inmigración europea, donde se les atribuía la ciudadanía Argentina.
Encontró un modelo de república y de sistemas de instrucción imitando a los Estados
Unidos para formar individuos en buenos ciudadanos. Le da un carácter práctico a la
educación, lo que le hace rechazar la enseñanza enciclopedista y de corte humanística
formadora de elite.
En 1880 se creó el Consejo Nacional de Educación (CNE) que tuvo solo jurisdicción
sobre las escuelas de Capital Federal y de los territorios nacionales, ya que la educación
primaria era asunto de las provincias. El CNE se dedicó a mejorar la calidad de la
enseñanza, a actualizarla y organizar la institución escolar, la idea era crear y educar
argentinos, nacionalizar y profesionalizar a los maestros. Estos temas figuraron en el
congreso pedagógico de 1882, y se estableció en la Ley Nacional de Educación (ley
1420) de 1884 (Bertoni, 2001): “Un principio nacional en armonía con las instituciones
del país, prefiriendo la enseñanza de materias como la historia Nacional, la geografía
nacional, el idioma nacional y la instrucción cívica de acuerdo con el régimen político
del país, armonizando esa enseñanza con las condiciones de la sociedad y cuidando
especialmente de la formación del carácter de la juventud” (Antonia Salvadores, la
instrucción primaria desde 1810 hasta la sanción de la ley 1420). El crecimiento de la
población contrastaba con el estancamiento de la matrícula, en 1885 se inauguraron
nuevos edificios, hubo mucha deserción del colegio después de los primeros grados, ya
que se requirió la aprobación completa del primer ciclo para ingresar a los colegios
secundarios, tanto para educación pública y privada. Hubo una mayor exigencia de los
chicos en el colegio, se realizaban multas a aquellos padres que no los enviaban. Desde
1884 se creó en Buenos Aires la asistencia pública, un organismo municipal dedicado a
los problemas de salud pública o de emergencia a partir de las epidemias y la falta de
vacunación, en 1886 el CNE creo el cuerpo médico escolar, ya que era una gran
cantidad de chicos que faltaban a las escuelas a causa de las epidemias. En 1887 con
nuevos planes se busca encontrar el carácter nacional, a partir de libros de textos y la
enseñanza de la historia, el CNE se reorganizo ya que había una gran preocupación por
la nacionalidad, se reclamó un cambio de actitud en las escuelas, que no daban un
sentido patriótico a los alumnos, el magisterio no contribuía a la formación de la
nacionalidad. Se tomó una medida en 1889 que se aplicó a la ley 1420 donde los
maestros con títulos extranjeros debían revalidarlo en escuelas normales de la nación. El
CNE convirtió a las escuelas en una empresa para la educación pública y enfrento a la
competencia con las escuelas extranjeras.

En 1890 se crean las escuelas comerciales en Buenos Aires y Rosario, y al final de la


década las escuelas industriales. Por la ley Laínez en 1905 se crearon escuelas
nacionales en provincias.
En 1930 se produjo el primer golpe militar, es una etapa a la cual llamaron la década
infame, por el fraude electoral y la corrupción. La educación estaba en una situación de
crisis, hay una gran cantidad de instituciones como bibliotecas, escuela de niños
jardineros, organizaciones obreras, y había instituciones dependientes del sector
oligárquicos y cercanos a la iglesia como orfanatos, talleres para obreras, etc. También
estaba en debate que tipo de educación enseñar, entre saberes prácticos y teóricos.
Durante esta época la relación del Estado y la iglesia era amigable y se había discutido
en el CNE la educación religiosa en las escuelas. Una de las ofertas escolares era la
educación técnica datadas en 1909 y las industriales desde 1899, se necesitaba para
ingresar haber aprobado el cuarto grado de la primaria, la duraciones era de tres años, y
el titulo no habilitaba a continuar con los estudios superiores. Se crearon más espacio de
formación técnico, en institutos privados e instituciones dictadas por Sociedades
Populares de Educación que eran relegados por el Estado.

En el gobierno de Perón por medio de una ley introdujo la enseñanza católica en las
escuelas, también estaba interesado en controlar la universidad que era un centro
opositor, quería eliminar la ley de autonomía, ya que el gobierno tenía la obligación de
intervenir, y quería tener una mayor centralización del sistema educativo. Expandió la
educación técnica, la cual estaba vinculada con los planes de industrialización para la
cual necesitaba mano de obra y la disciplina miento de la clase obrera. Se presentó El
Primer Plan Quinquenal que contenía una ley universitaria, en donde se prohibía las
actividades políticas dentro de las universidades, quería que fueran más populares y por
lo tanto más democráticas, uno de los proyectos también decía que todos los niveles de
educación debían ser gratuititos, quería incentivar al sector de industrias privado a becar
a los estudiantes de las escuelas técnicas. En 1948 por medio de una ley se estableció la
Universidad Obrera Nacional, que abrió su puerta en 1952, que era destinado a la clase
obrera. En un segundo Plan Quinquenal se estableció que cada escuela tenga una unidad
básica de propaganda del plan y debía estar basado en postulados de la doctrina
nacional. En 1955 elimino la educación religiosa en las escuelas, por la relación violenta
que estaba teniendo con la iglesia.

Las transformaciones educativas operadas a partir de 1976 afectaron el ordenamiento


curricular del sistema educativo. El periodo de 1976/1982 el área educación fue la más
inestable del gobierno. El primer ministro de educación de esta época fue Brujera, quien
quiso desarrollar una línea teórica en materia de pensamiento pedagógico que diera la
base para el programa político de acción educativa e incorporar la posibilidad de ejercer
el poder político al servicio de su teoría, ya que respondía a los requerimientos y
necesidades del país para permitir la libertad y la creatividad como modelo educativo.
Se trató que la práctica pedagógica sea asocial, el curriculum se postuló a partir de la
ciencia y la psicología. El segundo ministro fue Llerena Amadeo, que durante su gestión
fue congruente entre la política educativa y el carácter excluyente del Estado. El nuevo
equipo tomo ideológicamente a la iglesia católica como referente, la creatividad y la
participación son negadas, ya que la ciencia es negada como forma de conocimiento, su
propuesta no fue planteada en términos pedagógicos, si no en más términos políticos. Su
línea de tradicionalismo fue: desconfiar del Estado y revalorizar a la familia como
agentes educativos (Tedesco, 1985), y pedagogía en términos ético-político. Durante
este periodo no hubo innovación en el ámbito del preescolar, varias provincias
elaboraron diseños curriculares específicos. En la primaria se trató el problema de la
deserción escolar (se propuso albergues y comedores escuelas, escuelas hogares, doble
escolaridad, asignaciones familiares, becas, etc.) y la transferencia de la escuela
primaria a provincia, que fue justificado en términos políticos y administrativos por el
diseño curricular ya que había que romper con homogeneidad dependiendo el contexto
sociocultural en el que se vivía, en la descentralización no participaron los involucrados
en el diseño curricular, si no, que se dio un contenido mínimo que se debían ajustar las
provincias, en muchas escuelas se agregaron las enseñanzas religiosa y la formación de
moral. La enseñanza media fue un ciclo de crisis, hubo continuos cambios curriculares y
predomino el enfoque enciclopedista y humanista, se trató de reestablecer el orden
perdido, durante el periodo de Bruera se introdujo la formación técnica y laboral, donde
se implementó el bachillerato de seis años y las salida laboral que duraban un año para
bachilleres, maestros o peritos mercantes.

Con la idea del autoritarismo y la vuelta a la democracia el alfonsinismo tuvo un doble


propósito: recuperar un país integrados, igualitario e inclusivo, beneficiar a los sectores
sociales más golpeados durante el gobierno anterior, se quiso formar escuelas con una
identidad ciudadana compatibles con el liberalismo político y de un orden democrático
con participación e instituciones representativas. La línea política fue autoritarismo-
democracia, ciertos contenidos escolares se volvieron laicos como la educación cívica y
moral, se revisaron los programas de historia. Se derogaron los decretos que prohibían
el funcionamiento de organizaciones estudiantiles, los exámenes de ingreso a escuelas
medias y el cupo para el ingreso a la universidad.

En los años 90 con la llegada de Menem, comenzó la reforma educativa con la


incorporación del mercado nacional en el orden mundial globalizado. En 1992 se
transfiere por la ley de presupuesto a las provincias, la responsabilidad de administrar y
financiar, a las escuelas medias y los institutos superiores no universitarios que aun
dependían de nación. Se dictó en 1993 la ley federal de educación, donde se crea la
Educación General Básica (EGB) dividida en tres ciclos al que se incorporan dos años
de la secundaria, y la obligatoriedad pasa a diez años (uno de preescolar y nueve de
educación básica), los últimos tres años pasan al ciclo polimodal que no es obligatorio.
Se implementó el plan social educativo y proyectos para los sectores más vulnerables,
se construyó escuelas para el tercer ciclo, becas para alumnos, se ofreció servicio
técnico y financiamiento a los establecimientos de tercer ciclo que se encontraban en
zonas rurales de las diferentes provincias.

En el gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se presentó una reversión a la


política educativa de los 90, se creó la Asignación Universal por Hijo (AUH), en donde
se subsidia por hijo a cada familia que se encuentra fuera del circuito formal de trabajo,
se exige la asistencia a la escuela. Se produjeron políticas educativa en donde se vio
afectado al secundario: En la Ley de Educación Técnico Profesional se propuso
valorizar la modalidad técnico de educación secundaria, con la Ley de Financiamiento
Educativo se buscaba garantizar el derecho a la educación en todo el país a través del
aumento de inversiones, y la Ley de Educación Nacional (que sustituye a la Ley Federal
de Educación) se quiso revertir la fragmentación del sistema, que haya menos
desigualdad, en esta se extiendo la educación obligatoria a todo el nivel secundario y se
crea el instituto de formación docente, y se fija la jornada completa en las escuelas
primarias. Se implementó el plan de mejora institucional en cada secundario para incluir
a todos los jóvenes, y a nivel nacional se formó el plan FinEs para que todos tengan la
oportunidad de graduarse.

2. A. Para Plotkin el peronismo utilizo el sistema educativo como mecanismo de


socialización política de la juventud, como herramienta para la creación de una mítica
peronista, transformación del sistema escolar en una herramienta de adoctrinamiento de
la juventud para una maquinaria de propaganda, el intento de reemplazar los libros de
texto a una mirada más peronista, se enfatizó la importancia del desarrollo económico e
industrial y la noción de modernización rural y urbana. El peronismo adoctrinaba no
solamente en el ámbito educativo, si no, también en la vida civil, este fue favorable para
la sociedad ya que modifico las condiciones de vida de ciertos sectores sociales. La
segmentación se vio en lo que fue la Universidad Obrera Nacional y en las escuelas
técnicas, ya que fueron creadas exclusivamente para la clase obrera, “una educación
diferenciada para sectores sociales diferenciados en vista de su promoción social”
(Dussel y Pineau, 1995) y este tipo de educación los desviaba del sistema regular, a uno
de capacitación técnico, haciendo que estos mantengan su condición de obreros y no
puedan ascender socialmente. Para Somoza Rodríguez esta segmentación fue positiva,
ya que gracias a las escuelas técnicas y a la universidad se pudo acelerar la enseñanza
técnica, el obrero puedo estudiar, dejando atrás lo conservadora que podía a llegar a ser
la universidad. Se dice que el sistema de educación técnica es discriminadora, desde el
intento de modificar el curriculum humanístico, a conocimientos técnicos y saberes
políticos vinculados a la condición de obrero, esto no solo afectaba a los estudiantes, si
no, también a los funcionarios y dirigentes, hasta la obligación de que el rector sea
graduado de la escuela superior sindical.

B. A partir de la adquisición de la ley para la enseñanza religiosa en las escuelas, que


fue más que nada una promesa a la Iglesia Católica para mantener su apoyo al gobierno,
se sacó una ley adicional conocida como “Estatuto docente de escuelas privadas”, que
fue un subsidio para estas, ya que la mayoría de estos colegios eran católicos (Plotkin,
1993). Perón utilizo funcionarios con una ideología nacionalista y católica para la
estructuración del sistema educativo. Uno de los ministros de educación fue
Ivanissevich, tenía una fuerte ideología e influencia cristiana, creía que evangelizando
estudiantes llegaría a crear gente: sana, honesta, trabajadora, leal, estudiantes “buenos”
y no “sabios”. Los alumnos debían servir a Dios, a la patria y a la humanidad.

El quiebre con la iglesia se da durante el periodo del ministro Méndez San Martin, ya
que se quería nacionalizar más al peronismo que catolizar y centralizar aún más al
sistema educativo, por lo cual los libros de textos llevaban una fuerte carga peronista,
había un acercamiento a la juventud a través de actividades y con la muerte de Eva los
homenajes se hicieron obligatorios y el adoctrinamiento fue más grande, lo cual hizo
que se acrecentara el conflicto con la iglesia. Durante la segunda presidencia de Perón,
la relación con la iglesia se tornó violenta, lo que llevo en 1955 a que se eliminara la
educación religiosa en las escuelas.

3. En los 90 a partir de la Ley Federal de Educación se creó lo que fue el EGB, el


polimodal, con la Ley de presupuesto se transfirió a las provincias el sector secundario e
institutos superiores para reducir el gasto público y liberar recursos financieros para el
compromiso con la deuda externa, y se extendió a diez años la obligatoriedad (un años
de preescolar y nueve años de educación básica). Esto redistribuyo las funciones y
responsabilidades entre los diferentes agentes de educación, no trajo mejoras, ni logros
educativos, ya que si el alumno fallaba en el nivel polimodal, se lo tomaba como que no
era lo suficientemente bueno para transitarlo. En 2006 con la Ley de Educación
Nacional (sustituyo a la Ley Federal de Educación) se recupera la educación secundaria
y se extiende la obligatoriedad hasta este nivel, la Ley de Financiamiento Educativo que
eleva la inversión en el sector educación y la Ley de Educación Técnico-Profesional que
quiere recuperar la modalidad de educación técnica en el nivel medio. Los cambios que
se hicieron fueron para incluir y darle posibilidad a más cantidad de jóvenes, mejorar la
relevancia cultural y sobre todo ayudar a los sectores más afectados brindándoles becas,
asignaciones, etc., y como exigencia querían que los alumnos concurran al colegio. El
mayor cambio fue en la curricula y en tener más docentes especializados en la materia
ya que durante un primario el docente tiene una formación más generalista, y la
organización de trabajo por horas clases de los profesores, que es una de las críticas que
se le hace al nivel, que es difícil de modificar. (Terigi, 2008)