Vous êtes sur la page 1sur 13

EL CRÉDITO

1.1 Antecedentes y evolución del crédito

El crédito es tan antiguo como la civilización, antes de la era cristiana, en la


antigua Roma, encontramos los primeros signos del desarrollo crediticio, se sabe
que sus réditos fluctuaban entre el 3% y 75% y aun cuando parezcan elevados, se
debe considerar que por las circunstancias de aquellas épocas el prestamista
tenía grandes riesgos. Hay constancia de leyes y decretos que establecían penas
corporales para el deudor que no cumplía lo pactado con el acreedor; también
existen documentos históricos que indican penas variables como la confiscación
de los bienes del deudor.1

El sistema de intercambio o trueque de mercancías impulsó al hombre a solicitar


crédito para sus actividades agrícolas y comerciales a otras personas, quienes por
lo general eran representantes de la Iglesia.

Fue hasta el siglo Xll cuando aparecieron los bancos, los babilonios dejaron
escritos hechos en tablillas de barro órdenes de pago, con cierta similitud a la letra
de cambio actual. Los griegos y los romanos utilizaron la letra de cambio para
evitar el traslado material de dinero, por frecuentes asaltos a las caravanas de
mercaderes. Por ello, cuando un mercader tenía que viajar depositaba los fondos
con el banquero de su ciudad, y ese le extendía un documento que amparaba el
importe depositado, el cual cobraba en el sitio de destino.

Durante los siglos XV-XVI y a consecuencia del descubrimiento de América y la


desaparición del feudalismo, tuvo renovado impulso el desarrollo del crédito, ya

1 Crédito en la Web. Crédito en la Web. s.f. 22 de 01 de 2019. Disponible en: https://credito-en-la-


web.es.tl/HISTORIA-Y-ORIGEN-DEL-CREDITO.htm
que tanto las empresas colonizadoras como las actividades de los gobiernos
centralizados, exigen grandes sumas de dinero.

1.2 Definición del crédito

Figura comercial y bancaria por medio de la cual una persona (individual o


jurídica) proporciona a otra en forma temporal y con la obligación de restituirse,
una determinada cantidad de dinero. El crédito equivale a un préstamo y
usualmente éste se formaliza a través de un contrato denominado: Pagaré. Los
créditos, según la garantía entre las partes, pueden ser: fiduciarios (firma sólo el
deudor, con o sin codeudor); hipotecarios (bienes inmuebles: edificios, casas y/o
terrenos), prendarios (bien mueble: mobiliario, equipo, maquinaria, cosechas, etc.)
y cualquiera de sus combinaciones.2

La palabra crédito viene del latín creditum (sustantivación del verbo credere:
creer), que significa creer o tener confianza en algo o en alguien.

Crédito es una operación de confianza realizada entre dos personas y se


caracteriza por el hecho de que una de ellas entrega en el acto alguna cosa
(dinero, mercaderías, etc.) a cambio de la simple promesa de la otra de que más
tarde será compensada. En otras palabras, se dice que es el cambio de un bien
presente, por un bien futuro. Como vemos tal cambio no se llevaría a cabo, sino
fuera por la confianza, la buena reputación que inspira la persona que recibe la
prestación.

Crédito en comercio y finanzas, es el término utilizado para referirse a las


transacciones que implican una transferencia de dinero que debe devolverse
transcurrido cierto tiempo.

2 Ortiz, Gabriel Alfredo Piloña. Manual Básico de Introducción a la Economía. Décima.


Ciudad de Guatemala: GP Editores, 2015. Pág 198.
Por tanto, el que transfiere el dinero se convierte en acreedor y el que lo recibe en
deudor; los términos crédito y deuda reflejan, pues, una misma transacción desde
dos puntos de vista contrapuestos. Crédito para el que entrega el dinero y deuda
para el que recibe el dinero prestado.

1.3 Clasificación del crédito

Del crédito se derivan dos formas, las cuales son:

1.3.1 Crédito Directo

En esta forma de crédito, el que necesita dinero (deudor) tiene que rebuscar al
que ofrece (acreedor); esto ya implica pérdida de tiempo. Luego es muy posible
que la operación no se lleve a cabo, en primer lugar, por la desconfianza del
acreedor en cuanto a la solvencia del deudor; y enseguida, porque ambos no tan
fácilmente se pondrán de acuerdo en cuanto a las condiciones respectivamente
deseadas, principalmente en lo que se refiere a la cuantía, al tiempo o modo de
restitución del capital, así como a la tasa de interés que devengará el mismo.

1.3.2 Crédito Indirecto

En esta forma de crédito, los fiadores y los agentes de cambio (intermediarios)


acercan el deudor al acreedor, percibiendo cierta remuneración por los servicios
prestados a ambos.

Aun cuando existan en nuestro medio los prestamistas, son los bancos los que
realizan el crédito indirecto en mayor escala que un simple prestamista.

Los bancos, en efecto, requieren un capital mucho mayor, tanto en inversiones


como en el que sirven de garantía; tienen conocimientos y relaciones más
amplias; ponen en circulación títulos fiduciarios más fácilmente aceptados alientan
y despiertan la confianza con la publicación periódica de sus balances. Por otra
parte, corren riesgos menores porque dicho riesgo se reparte entre varios socios,
que por lo general tienen una responsabilidad limitada a su capital aportado.

1.4 Función y ventajas del crédito

La principal función consiste en transferir el ahorro de unas personas individuales


y/o jurídicas a otras que no tienen suficiente dinero para realizar actividades
económicas que desean, como, por ejemplo, cuando un banco utiliza los
depósitos de sus clientes para prestarle dinero a un individuo particular que quiere
comprarse una casa, o aún empresario que quiere ampliar su negocio.

Esta transferencia de dinero es temporal, y tiene un precio que se denomina


interés, que depende del riesgo de la operación que se vaya a financiar y de la
oferta y demanda de créditos.

Algunas de las ventajas que reporta el crédito bien orientado y utilizado son:

i. Estimula la producción que permanecía estacionaria por falta de capital.


ii. Por su misma elasticidad hace que el volumen de operaciones mercantiles
aumente.
iii. Estimula o fomenta el ahorro, ya que el que dispone de algunos recursos
acude a depositarlos en una institución de crédito, con la confianza que
más tarde se los devolverán.
iv. Facilita las operaciones mercantiles y de otra índole, puesto que ellas se
llevan a cabo sin necesidad del movimiento físico del dinero, bastando la
entrega de documentos firmados por el deudor, y a veces hasta son
suficientes simples anotaciones en cuenta.
La utilización de créditos también permite realizarlas complejas operaciones que
llevan a cabo las empresas modernas sin necesidad de utilizar dinero. Las
operaciones se llevan a cabo mediante documentos escritos entre los que cabe
destacar las letras de cambio, órdenes de pago, cheques, pagarés de empresa y
bonos. Todas las anteriores son, títulos valores, que por ley pueden transferirse al
igual que el dinero.

1.5 Tipos de crédito


Tomando en cuenta diferentes criterios los créditos se dividen de la siguiente
manera:

1.5.1 Créditos en función del origen

Dentro de esta clasificación se encuentran los siguientes:

a) Crédito bancario: lo otorga normalmente una institución crediticia,


típicamente bancos, a través de la celebración de un contrato. Es muy
importante diferenciarlo de los préstamos. Mientras que en el crédito, el
banco otorga una cantidad de dinero, que se puede disponer de o no,
pagando sólo los intereses correspondientes de la parte que se utiliza, en
el préstamo, se paga intereses por toda la cantidad de dinero que prestan,
se utilice o no el dinero.

b) Crédito hipotecario: lo que caracteriza a este tipo de crédito es que el


monto de dinero que otorga la entidad se debe utilizar para la compra o
realización de una casa en un terreno que ya se tenga, o la adquisición de
un terreno. Puesto que se trata de una compra de un bien con un valor
considerable, el banco exige una garantía que les asegure el pago del
dinero que han prestado. Esa garantía es justo el terreno o propiedad que
se haya adquirido con el crédito. Estos créditos normalmente se pagan en
el medio y largo plazo.
1.5.2 Créditos en función del destino

Dentro de esta clasificación se encuentran los siguientes:

a) Crédito de producción o comercial: se dedica a financiar los campos


relacionados con la agricultura, ganadería, pesca, comercios, industrias y
transporte de las distintas actividades económicas. También ayudan en el
pago de las compras de bienes, capital de trabajo, servicios y
proveedores. Se suelen pagar en el medio y corto plazo.

b) Crédito de consumo: se refiere a aquellos que se piden para cubrir


necesidades más de tipo personal, y suelen tratarse de algún bien o
servicio. Son créditos que sólo se entregan a las personas físicas, nunca
morales. Entre ellos podríamos encontrar la compra de un auto, la
planificación de una boda, iniciar un negocio, irse de vacaciones, etc.

1.5.3 Créditos en función al plazo

Dentro de esta clasificación se encuentran los siguientes:

a) Créditos a corto y mediano plazo: son aquellos en los que el pago de la


devolución del monto y de los intereses se realiza en un periodo de entre
uno a cuatro años.

b) Créditos a largo plazo: establecen que la devolución del monto y de los


intereses puede realizarse en un plazo que puede llegar hasta 40 años y
que no baja de los ocho.

En ambos casos, cuando se trata de concretar los plazos, suele acordarse entre
la entidad y el cliente, o bien se establece como condición en el propio crédito.
1.5.4 Créditos en función de la garantía

Dentro de esta clasificación se encuentran los siguientes:

a) Crédito personal: en este caso una persona garantiza el pago de la


deuda, y se compromete a pagarla en caso de que el deudor principal no
cumpliese con la obligación.

b) Crédito real: en este caso se trata de una hipoteca, en la que el acreedor


podría cobrar su deuda del saldo obtenido por la venta del bien.

1.6 Política Crediticia en Guatemala

La política crediticia, la definiremos como, el conjunto de criterios, lineamentos,


estrategias y directrices utilizadas por las autoridades monetarias de un país, para
controlar que las fluctuaciones del crédito no generen efectos negativos sobre la
economía nacional, y también inducir al desarrollo de áreas y sectores
económicos a través de la canalización de los recursos provenientes del crédito.
La `política crediticia, está estrechamente ligada con la política monetaria y la
política cambiaria.

La política crediticia de nuestro país (Guatemala), está a cargo del Banco de


Guatemala, quien desde 1924, es a su vez, la máxima autoridad monetaria.

1.7 Ingresos por financiamiento (crédito o deuda pública)

Cuando los gastos son mayores que los ingresos, los gobiernos recurren al
endeudamiento. Dado que las funciones del Estado moderno cada vez son
mayores, los ingresos regulares generalmente resultan insuficientes para financiar
los gastos, lo que lleva a la necesidad de recurrir al crédito.

Dos de las principales características del crédito es que se trata de un acto de


confianza y además el prestamista entrega recursos voluntariamente al
prestatario. Se trata de un crédito privado cuando la transacción es entre
particulares; mientras que es público cuando interviene el Estado.

Resulta importante aclarar que tanto los gobiernos y las empresas estatales como
las empresas privadas tienen dos maneras de obtener fondos en un mercado
financiero. Una de ellas es emitir un instrumento de deuda, como un bono o una
obligación hipotecaria, que es un arreglo contractual donde el deudor se obliga a
pagar al tenedor del instrumento una cantidad en intervalos regulares (pagos de
interés), hasta una fecha específica (fecha de vencimiento)

La clasificación de la deuda pública puede hacerse desde diferentes puntos de


vista: por la nacionalidad de los tenedores, el plazo de amortización y por su
efecto en la actividad económica.

 Por su nacionalidad, que se dividen en: interna y externa. La misma se


refiere al mercado donde se obtienen los créditos. Es interna cuando se
coloca en la propia comunidad cuyo gobierno la emitió por lo que será en la
moneda nacional; y externa cuando los créditos se obtienen en el
extranjero, en este caso se denominan en divisas.

 Por el plazo de amortización, la cual se divide a corto plazo o flotante, a


largo plazo o consolidada y perpetua. Se denomina deuda de corto plazo o
flotante, cuando vence en un año o menos. Será de largo plazo o
consolidada si es por más de un año. La deuda perpetua es la que no tiene
fecha fija de vencimiento.
 Por su efecto en la actividad económica, se divide en: deuda lastre, deuda
pasiva y deuda activa.
1.8 Los bancos y el crédito en la actualidad

Los bancos comerciales son instituciones financieras que tienen autorización para
aceptar depósitos y para conceder créditos. Sus reservas son activos disponibles
inmediatamente para satisfacer los derechos de los depositantes de los bancos.
El coeficiente de caja o de reservas es el cociente entre las reservas y los
depósitos.3

Los bancos como cualquier otra empresa, persiguen la obtención de beneficios,


tratarán de prestar los fondos que reciben de forma tal que la diferencia entre los
ingresos que obtienen y los costes en que incurren sea lo mayor posible. Los
ingresos los obtendrán de los activos rentables, esto es, básicamente de los
intereses que cobran por los créditos y préstamos concedidos y por los valores
mobiliarios que poseen.

1.8.1 Intermediarios financieros bancarios


Los intermediarios financieros bancarios son: el Banco, la banca privada, las cajas
de ahorro y las cooperativas de crédito.

La clave está en que los bancos no se dedican a atesorar el dinero de sus


depositarios, sino que lo canalizan hacia los que demandan fondos, a través de
préstamos y créditos.

1.8.2 Las cooperativas de crédito y cajas rurales

Suelen estar creadas por cooperativas. Prestan sus fondos al sector público, a
otros intermediarios financieros, a los cooperativistas y al público en general. Por

3 Morcillo, Francisco Mochón. Principios de Economía. Tercera. Madrid: Mc Graw Hill, 2006. Pág.
212
lo demás, su forma de operar es muy similar a la de los bancos y las cajas de
ahorro.4

1.8.3 Sociedades de crédito hipotecario

Estas sociedades conceden créditos hipotecarios, para lo cual obtienen sus


recursos mediante depósitos a plazo o la emisión de títulos hipotecarios
garantizados por su cartera de créditos (cédulas hipotecarias) o por un crédito
concreto (bonos hipotecarios).5

1.8.4 Las entidades de factoring

Las entidades de factoring anticipan fondos a sus clientes a cambio de la cesión


de sus deudas comerciales, cuyo cobro se gestiona y se garantiza. Se financian
emitiendo títulos de renta fija y con créditos de otras instituciones. 6

1.8.5 Las sociedades de garantía recíproca

Las sociedades de garantía recíproca favorecen a sus asociados el acceso a la


financiación, al garantizar la devolución de los créditos que éstos obtengan. Se
financian esencialmente con las aportaciones de sus socios, que suelen ser
pequeñas y medianas empresas. El sector público suele participar en calidad de
socio protector.7

1.8.6 Las fuentes de creación de base monetaria

4 Ídem. Pág.218
5 Ídem. Pág.219
6 Ídem. Pág.219
7 Ídem. Pág.219
Son los activos (reservas de divisas, créditos al sistema bancario y los títulos) que
respaldan la base monetaria.8

1.8.7 Operaciones principales de financiación

Son el principal instrumento de la política monetaria única para controlar los tipos
de interés y la liquidez del mercado monetario. Además, constituyen la principal
vía de provisión de liquidez para las entidades de crédito.

1.8.8 Operaciones de financiación a plazo más largo

Estas operaciones proporcionan liquidez a las entidades de crédito, con un mayor


grado de permanencia que la obtenida mediante las operaciones principales de
financiación. 9

8 Ídem. Pág.226
9 Ídem. Pág.239
LITERATURA CITADA Y CONSULTADA

 Crédito en la Web. Crédito en la Web. s.f. 22 de 01 de 2019.


<https://credito-en-la-web.es.tl/HISTORIA-Y-ORIGEN-DEL-CREDITO.htm>.
 M, Ernesto R. Molina. «Contabilida Bancaria.» M, Ernesto R. Molina.
Contabilida Bancaria. s.f.
 Morcillo, Francisco Mochón. Principios de Ecnomía. Tercera. Madrid: Mc
Graw Hill, 2006.
 Ortiz, Gabriel Alfredo Piloña. Manual Básico de Introducción a la Economía.
Décima. Ciudad de Guatemala: GP Editores, 2015.