Vous êtes sur la page 1sur 8

Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use.

Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

REVISTA , CLÍ.NICA
ESPANOLA
Director: C. JIMENEZ DIAZ. Secretarios: J. DE PAZ y F. VIVANCO
Redacción y Administración: Antonio Maura, 13. Madrid. Teléfono 22 18 29 Editorial Cien tí ficQ-Médíca

15 DE SEPTIEMBRE DE 1948 NUM. S


Tüfv!O XXX

.'
REVISIONES DE CONJUNTO ..
. .
セ@

LA CRONAXIA COMO MEDIDA DE LA EXCI- cánicos, térmicos o quimicos por su reversibilidad e


inocuidad. Conocido, pues, un método de excitación
TABILIDAD Y SU APLICACION AL ELECTRO-
adecuado, los fisiólogos del siglo pasado comenza-
DIAGNOSTICO ron a estudiar las condiciones adecuadas del excitan·
••
te. DuBOIS fué quien primero creó una ley de la ex-
M. I!ERNANDO DE LARRAMENDI (*) citación según la cual el único factor que interve- セ@ 1 " ...

nia en セャ。@ era la brusquedad en la variación de la


Instituto de Neuroclrugla e Instituto de Investigaciones corriente. Si bien encerraba esta ley un hecho evi·
Médi cas del Prof C . JIMÉNI!Z D!Az. Madrid. dente es decir, la importancia de la rapidez del es- .'
エ。「ャ・セゥュョッ@ de la corriente en la eficacia del es-
timulo era inadecuada negando la intervención de .·
1 otros factores. El error que llevó a Du Bois a esta-
blecer este principio se debía en pt.rte a la técnica
La excitabilidad es una propiedad general de la empletl.da por éL Excitaba con estímulos de gran
célula ampliamente desarrollada en el sistema ner- duración músculos que, como los dE. la rana, el pe-
vioso. Desde antiguo se conocían las r-espuestas rro y el conejo poseen una excitabilidad. イ£ゥ[Gセ、。N@ La
musculares a diversos excitantes y se identificaban importancia del factor tiempo en la exc1tac10n (du-
la irritabilidad y la contractilidad como un mismo ración del estímulo) fué puesta en evidencia por
fenómeno, atribuyéndose por este motivo la. excita- FicK y ENGELMANN, subsanando el anterior error
bilidad solamente al músculo. HALLER la defima como por él empleo de músculos lentos como los de las
la "fuerza de la contracción", y posteriormente VIR- valvas del anodonte o el músculo liso del uréter del
CHOW y CLAUDE BERNARD, aunque con concepciones conejo. Sin embargo, el prestigio de Du セis@ hizo ..
más amplias, no terminaban de separar. セッュ@ cosas que cayesen en el olvido ・ウセッ@ ィ・セッウN@ J;>ás1cos para
distintas la excitabilidad de la contracblldad, en el
músculo, o del poder de secreción, en una ァャ£セオ。N@
el desarrollo del concepto de excitabilidad. P?ste-
riormente, HOORWEG (1892) comprueba ,el m1smo
..
Fueron el descubrimiento de MATEUCCI y el registro hecho en el holl\bre empleando las descargas de con-
con el galvanómetro, por Du Bors REYMOND, de la densadores, y WEISS (1902), en la rana, con セオ@ r oo·
variación negativa, los que identificaron ?omo un tomo balistico,' ignorando ambos los trabaJ?S de
proceso eléctrico único, tanto el ヲオョ」ゥッ。ュQ ・ ョセッ@ del FICK y ENGELMANN. LAPICQUE en 1903 estudia las
nervio como el del músculo. Es decir, la pr1mera fórmulas matemáticas dadas por hッrwセ@ y WEISs.
manifestación de la irritabilidad sería una varia- unificándolas y rectificándolas para los ?empos cor-
ción negativa, siendo el influjo nervioso un c.aso par- tos. La representación gráfica de esta formul!l es la
ticular y la contracción un fenómeno mecánico en el de 'Una hlpérbole equilátera con sus ramas asmtotas
músculo. Los adelantos en la electricidad han dad.o a los ejes de coordenadas. lセique@ en 1909 deduce
la posibilidad de registrar con métodos más セョウエᆳ de esta fórmula una caractertsbca que define la :a-
bles que el galvanómetro de Du BoiS o el ・ャセ」エイッュ[ᆳ pidez funcional de cada tejido estableciendo ャッセ@ ter-
tro capilar de LIPPMANN, por medio de los galvano- minos de cronaxia y イ・ッ「セウ ・N@ lャ。ュセ@ 」イッセ。@ al
metros electromagnéticos o de los oscilógrafos de ra· tiempo que necesita un estimulo de セエ・Q、。@ do-
Yos catódicos, la variación negativa, siendo actual- ble que la reobase para provocar Qセ@ excltac10n. Como
mente éste el método de investigación ヲオョ、セュ・エ。ャ@ veremos más tarde, existe ademas otro facl?r . セ・@
del sistema nervioso como lo fueron en el sャセッ@ pa- importancia en la excitación, como es la vanacwn
sado la excitación o las técnicas histopatológ1cas. de la corriente señalada por Du Bois, que se hace
La aplicación de la estimulación eléctrica en fisio- patente en los estimules de crectmiento progresivo
logía nació con las célebres eJq>eriencias de gセlvani@ de gran duración.
Y VoLTA que originaron la creación de la pila. El El establecimi•ento por LAPICQUE de una caracte-
estimulo' eléctrico tenía más aplicación que los me- rística cronológica de la rapidez funcional de un te·
セ£ャュ・ョエ@ .en ol Laboratorio de Flslolog!a del 、pイセ@
jido puede señalarse como Qセ@ ヲセィ。@ de una nueya
fesor O. Wvss, de la Universidad de Ginebra (beca. e etapa en el estudio de la excitabilidad. La cronax1a,
Casa. Sa.ndoz).
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

282 REVISTA OLINICA ESPA"!J"OLA 15 septiembre 1948 ,

sañudamente combatida por la mayor parte de los in- chas a la cronaxia, ésta se sigue empleando coillo
vestigadores, ha llegado a ser para los otros, ia es- un buen método electrodiagnóstico, aunque conviene
cuela francesa principalmente, el fundamento de una recordar que no es fácil o no es posible lograr la
teoría cronológica del funcionamiento del sistema exactitud de las m edidas de BOURGUIGNON.
nervioso explicada por la Subordinación o Metacron?· Con el fin de conocer los fundamentos fisiológicos
sis, es decir, por la variación que ウオヲイセョ@ la cronax1a que han creado una. teoría del funcionamiento del
fija o de constitución bajo la influencia de los cen- sistema nervioso y son la base de un método de elec-
tros. DRABOVITCH (1937) llega incluso a intentar por trodiagnóstico, describiremos primeramente la cro-
esta teoría una explicación de la formación de los naxia desde un punto de vista fisiológico, pasando
reflejos condicionados. a continuación a hacerlo en el hombre en sus aspec-
La teoría cronológica del funcionamiento del sis- tos normal y patológico.
tema nervioso ha sido sostenida, aunque indirecta-
mente por MONNIER, según su concepción de la
parar;esonancia. Compara este autor el ゥョセオェ ッ@ ner- TI
vioso cuya forma es la de dos exponenciales de-
crecientes y el estado de excitación, de forma aná- ISOCRONISMO Y CURARIZACIÓN. CONCEPTO DE NERVIOS
loga producido por una corriente, con los fenómenos ITERATIVOS. CRONAXIA DE SUBORDINACIÓN.
de ;esonancia base de la transmisión en la radio-
telegrafía. A diferencia de éstos, el influjo y el es- Desde que CLAUDE BERNARD estudió la acción del
tado de excitación sólo pueden considerarse como curare en el preparado neuromuscular, se sostiene
fenómenos oscilatorios amortiguados desprovistos que el 'curare no obra sobre la sustancia muscular
de carácter periódico, por lo que MoNNIER los deno- y que su acción s e realiza en la extremidad perifé-
mina fenómenos de pararresonancia. Utilizando un rica de los nervios.
estímulo de la misma forma que el influjo nervioso BRUCKE observó que en el músculo curarizado la
ha logrado, por la descarga del doble condensador respues ta a los choques de inducción era menor, de
y variando la duración de la descarga dentro de donde dedujo que d músculo curarizado presenta
amplios limites, por ejemplu, de 0,02 m. seg. hasta una excitabilidad más lenta y supuso que la excita·
100 m. una curva llamada de pararresonancia (MoN- bilidad más rápida corresponde al nervio y la lenta
NIER) 'por su analogía con las de resonancia. Esta al músculo. Hasta 1903 esle concepto de la curari-
curva presenta forma de U, es simétrica y su mí- zación había sido generalmente admitido; LAPICQUE,
nimo o zona óptima es una característica cronológica desde esta fecha, fué observando en sus experien·
de cada tejido en relación con la cronaxia. La curva cias que al curarizar un preparado neuromuscular
de pararresonancia equivale en su mitad izquierda, las cronaxias aumentaban y que Jo hacían confor·
cuyas duraciones del estímulo decrecen del centro me a las dosis de curare, lo que ib'l. en contra de la
(zona óptima) a la izquierda, a una curva de ゥョ エ・ョセ@ teoría clásica. Estos hechos le hicieron pensar que
sidad-duración. En su otra mitad, en la que las du- el curare obraba sobre el músculo y que posiblemen·
raciones de los estímulos crecen en sentido inverso, te el músculo y el n ervio tenían la misma cronaxia.
disminuyendo paralelamente el ángulo del estable- La afirmación de LANGLEY, en otras ・ ク ー・イゥョ」 ゥセ@
cimiento d e la corriente, equivale a una curva de de diferente índole, de que el curare actuaba sobre
acomodación o climalisis. la sustancia muscular, le decidieron, en su comuni·
cación de 1907, a proponer la teoría del isocronismo
COPPE (1934), empleando las corrientes sinusoida- neuromuscular. Según LAPICQUE, por tanto, la cu·
les de f recuencia variable, ha determinado con el rarización no es sino una ruptu!'a de la relación
mismo objeto la curva de intensidad-frecuencia des- cronáxica entre el nervio y el músculo, que lleva
crita por EINTIIOVEN (1901) en el preparado neuro- consigo el bloqueo d el influjo nervioso a su ャ・ァセ@
muscular de la rana. Estas curvas pueden compa- al músculo. La curarización, pues, pueden producir·
rarse con las de pararresonancia, ya que la corrien- la aquellas drogas que aumenten o disminuyan la
te sinusoidal varía con su frecuencia la duración del cronaxia del nervio o del músculo produciendo he·
estímulo y su ángulo de establecimiento, y en fun- terocronismo.
ción de esos factores, la intensidad necesaria para El concepto de isocronismo se ha aplicado エ。ュ「ゥセ@
producir una respuesta aumenta o disminuye. Ade- a la transmisión del sistema nervioso central, y as1
más, este método de excitación tiene la ventaja de se ha afirmado el isocronismo del fascículo pirami·
acercarse más a las condiciones de resonancia poP dal desde la corteza hasta su llegada a la neurona
su carácter oscilatorio periódico. motora periférica, donde se observa que el ゥウ セ」イッ ᄋ@
Ahora bien, los distintos medios de excitación nos nismo neuromuscular coincide con el del fasciculo
conducen a resultados no muy セィッュァ←ョ・ウL@ lo quepiramidal (CJIAUCHARD, RIZZOLO y BOURGUIGNON).
prueba que las diferentes medidas de la excitabili- No hay que olvidar, sin embargo, que el concepto
dad, más qu.e la expresión total de la rapidez fun- del isocronismo ha sido discutido y no aceptad? por
cional de un tejido, nos dan la respuesta cronc•lógica la escuela inglesa, lo que ha servido de estimulo
a cada método de excitación, y por tanto la crona- para que LAPICQUE y su escuela intentasen probar•
xia, como medida de la excitabilidad fisiológica, es lo. KEITH LUCAS (1906), en el sartorio de la セ。ョ@
discutible. Su aplicación al electro-diagnóstico, sin y en el del sapo europeo, que tiene la ー。イエゥ」オャQ、セ@
embargo, es de una uti)idad evidente, pues no sien- de tener su extremidad pélvica denervada, encontro
do necesaria la misma precisión que en sus aplica- tres curvas distintas que las denominó alfa, beta Y
ciones fisiológicas, alcanza una exactitud superior gamma. La alfa correspondía a la sustancia funda·
a la dada por los métodos clásicos como las varia- mental del músculo; la beta, de cronaxia más ele-
ciones del umbral galvánico, las reacciones galvano- vada, correspondía a la unión neuromuscular, Y セイ@
tónicas, la respuesta longitudinal, la inversión de la fin, la gamma, que sería la cronaxia más gran e,
forma polar de ERB o los conceptos de degeneración corr-espondía a los nervios motores. Eslas curvas
. ' completa o ·incompleta, lo que no excluye en cier- obten,.i,das _por LUCAS hablarían en favor de la con·
tos casos el empleo de varios métodos. _De aquí que·, ducéión. sm necesidad del isocronismo. Estas expe-
. . y las de LAPICQUE, tan contranas,
independientemente de las críticas· fisiológicas · he-" rlenClas · fueron
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ToMO XXX LA CRONAXIA COMO MEDIDA DE LA EXCITABILIDAD 283


NúMERO 5

la raíz de una discusión que aún perdura y sostie- 」セョ。@ セ・@ una manera tan simple; una sola excita-
nen la escuela. inglesa y la francesa sobre la reali- cwn es m capaz de producir una respuesta; para ello
dad y necesidad del isocronismo en la transmisi5n. es preciso repetir los estímulos a intervalos regula-
Los autores japoneses JINNAKA y Azu.l'tu encon- res y con excitaciones adecuadas. A estos sistemas
traron en el sartorio de la rana seis curvas distin- que no responden más que a este tipo de estímulos,
tas trabajando con microelectrodos. Posteriormente LAPICQUE los ha denominado iterativos.
RUSHTON, empleando electrodos líquidos y enviando En 1868 SETSCHENOW vió que cada estímulo ex-
las líneas de fuerza con distinto ángulo para exci- citaba el nervio, mas para que la respuesta lleg3.se ai
tar las distintas sustancias, encontró las curvas alfa órgano terminal era necesaria cierta sumac10n. Rr.
y gamma de LucAs. CHET, en 1877, encontró este mismo ft!nómeno en la
GRUNDFEST (1932), con microelectrodos, excitó la pinza del cangrejo, denominándolo adición latente.
membrana retrolingual de la rana, en donde las fi- Esta sumación o adición quiere decir que cada ex-
bras se encuentran aisladas, obteniendo también las citación deja en el tejido viviente un residuo de ex-
curvas alfa y gamma de LUCAS. LAPICQUE sostuvo citación, de modo que si los estímulos repetidos lle-
primeramente que las curvas que había obtenido gan cuando no ha desaparecido aún la excitación, se
LUCAS podían incluirse todas en una sola, ya que puede producir la sumación y con ella la respuesta
los valores eran muy próximos. Posteriormente, uti- del órgano.
lizando los electrodos líquidos, encontró las curvas
alfa y gamma de LUCAS; rpero las interpretó como
Para estudiar estos sistemas iterativos se han es-
cogido los nervios del S. N. V. y el reflejo medular
..
debidas a los electrodos, ya que cuando el cátodo es cruzado de la rana (LAPICQUE, 1912) y los gan-
superior a 0,5 mm. la cronaxia aumenta una sigma
por cada milímetro. Además, también cree que la
glios simpáticos (CHAUCHARD) . DELHI!:Rl\1 FISCHGOLD
HQYセUI@ ha comprobado en el hombre las leyes de la
.... ·,
superficie polariz.:¡,da del músculo bañado por la so- excitación de la médula y del S. V.
lución electrolítica es la causa de las variaciones Si la médula h¡¡. perd1do sus conexiones con los
de cronaxia (polarización retrógada). Otro de los centros nerv1osos super10res, no responde más que
artificios de técnica que parecen ser la causa de ob- a. los セウエ■ュ オャ ッウ@ iterauvos. ::3e compruel:la que hac1en·
tener seudocronaxia es el empleo de electrodos muy do aumentar el número de los estímulos o la fí:e-
próximos y es necesaria la d1stancia de un centíme- cuencia de ellos, se puede diSffiliJUtr _el voltaje nece-
tro en tre ambos para que no se produzcan alteracio- sario para producir el umbral del ret1ejo. Cuando la
nes. W ACHOLDER ha encontrado en los músculos de médula ha conservado sus c9nexioms, responde a
los vertebrados que responden a la acetilcolina Mn estímulos únicos; pero aumentando la frecuencia o
una contracción, llamados tónicos, una igualdad de el número de los estímulos, se puede dismmwr el
cronaxia con los no tónicos cuando la excitación voltaje liminar. El estudio de las vanac10ncs del
voltaJe 11minar en función de la frec1:1encia y del

era indirecta; pero cuando era directa, los tónicos
presentaban una cronaxia más elevada. En el bíceps número de estímulos permite establecer una ley de
de la rana ha encontrado, cuando desplazaba los los intervalos y una ley de los numeras; estas leyes,
electrodos sobre distintas partes, las curvas de Lu- bien establ€ciaas en el animal, han podido ser com-
CAS. LAPICQUE le objeta que sus experiencias se han probadas en el hombre sobre los reneJOS abdominal
hecho sobre la preparac1ón neuromuscular aislada, y palmar mentoniano. Cuando los estimulas son nu-
que tiende a aumentar la cronaxia y, por fin, a per- merosos el voltaje liminar baja, pero solo por enci-
der la excitabilidad indirecta. Además, lapicq uセ@ ha ma de un cierto número d-e. t!Stlmulos; el aumento
comprobado el isocronismo en los músculos atóniMs. del número de estos est1mulos no permite más eco-
Son otras muchas objeciones las que se han he- nomia del voltaje; el voltaje limmar queda cons-
cho a los cone:e¡ptos de LAPICQUE por LAUGIER, Ru- tante.
NOW, BELVILLE, BONVALLET, etc., sin que hasta el Si se considera el más pequeño número de estímu- .. 1
momento actual se haya obj etado algo definitivo que los eficaces con el voltaje mmrmo, el tiempo de paso
decida sobre la realidad o no de tan discutido pro- de estos estímulos constituye el tiempo de suma-
blema. clón. liiste t1empo dt: sumac.on es la caracten::;uca ..
CoPPE (1943) ha comprobado recientemente el iso- cronológica del sistema nervioso o neuromuscular
cronismo neuromuscular normal determinando la ex- de funcwnamiento Iterativo. Se ha comprobado que
citabilidad por medio de corrientes sinusoidales de el tiempo de s umac1ón, determinado por el -.stable-
periodo vanable. No encuentra un isocromsmo es- cimlento de la ley de los números, es un múlt1plo

......
tricto, pero sí observa que la excitabilidad de un de la cronaxia.
músculo lento se acampana de una excitabilidad len- El f uncionamiento iterativo de la médula conduce
ta del nervio y vicev·ersa en los músculos y nervios a la noc1ón de h Eterocronaxia. ::3i hubiera isocronis-
rápidos. Además ha comprobado la desarparición del
isocronismo en las condiciones experimentales de
mo entre la neurona sensitiva y la motora, habría
respuesta con un sólo estímulo. De donde se deduce
...• .,
RUSHTON y GRUNDFEST. Por el efecto de drogas cu- que existe una resistt!ncia por parte de las neuronas '
rarizantes, existe sin embargo un desacuerdo entre centrales de cronaxias elevadas.
la cronaxia y la rapidez funcional del tejido. Con- También el estudio de la excitabilidad del sistema
cluye diciendo que la cronaxia no es la caracterís- vegetativo y de los órganos de fibras lisas se rigen
tica cronológica de la rapidez funcional del tejido, por las leyes del func10nam1entc iterativo y tam-
sino la de la excitación eléctrica. Un ejemplo en este blén este tuncionamiento implica una heterocrona-
sentido es el desacuerdo entre la cronax1a y la du- xia entre los nerv1os y los órganos que alcanza. Así
ración del potencial de acción. se ha podldo observar cómo el neumogástrico del
Para LAPICQUE el isocronismo, sin embargo, no es perro t1ene una cronaxia de 1 y las fibras lisas que
una cualidad de todo el sistema nervioso; hay otras• merva hasta 500.
partes de él que se caracterizan por su h eterocro- Hasta aquí hemos visto que la cronaxia tenía que
nismo y porque su característica cronológica es el considerarse como algo fijo, inerte, invariable; !Jero,
tiempo de sumación. La mayorla de las neuronas sin €mbargo, la introducción del concepto de subor-
centrales y del sistema veg-etativo (S. V.) no fun- dinación en 1923 la da un sentido de plasticidad,
...
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

REVISTA OLINIOA espaセol@ 15 septiembre 1948


28t

resultante de acciones muy diversas en cada mo· minado en el perro las modificaciones de las crona-
mento. Como dice LAPICQUE la subordinación, en el xias de los troncos nerviosos pertenecientes a múscu.
sentido más amplio, no es sino "la modificación de los agonistas y antagonistas cuando éstos se sepa-
la aptitud funcional de una neurona por la acción ran de los centros. Encuentran la relación 1·2 entre
de otra neurona". Así se explica la razón por la agonistas antagonistas y su tendencia a igualarse
cual un influjo elige una sinapsa determinada, es por la acción de los centros; critican los trabajos
decir, los centros imponen variaciones de cronaxia de CHAUCHARD y sostienen que hay hechos incontes-
y "aiguillent", el influjo nervioso en uno y otro sen· tables que demuestran la realidad de la subordina-
tido, según que se establezca un isocronismo o un ción.
heterocronismo. MoNNIER y H. H. JASPER en 1932, en unas expe-
Este concepto de subordinación, aunque nace en riencias muy interesantes, explicaron estos fenóme-
la experiencia de M. LAPICQUE en 1923, tiene su an· nos de subordinación como debidos a fenómenos de
tecedente en la misma teoría cronáxica, y es BouR'-- electrotonus. Estudian en el nervio del gastrocnemio
GUIGNON en 1921 ·quien con el título de "Repercusio· de la rana la cronaxia y la corriente de acción (con
nes en las cronaxias de los músculos y nervios que el oscilógrafo de rayos catódicos) a nivel de un file·
están bajo la influencia de lesiones de otras neuro- te nervioso en r·elación con los centros y después
nas" estudia las variaciones de la cronaxia en los separado de ellos. Observan que en el nervio en re-
hemipléjicos y el reflejo plantar en extensión (sig- lación con los centros la reobase, la cronaxia y la
no de Babinski), debido, según él, a un isocronismo velocidad <le propagación tienen valores fluctuan-
sensitivo motor anormal entre los nervios sensi· tes, aunque puede obtenerse un valor medio. En Jos
tivos de la planta del pie y los extensores de los nervios separados de los centros la cronaxia se ele-
dedos. Este isocronismo puede ser secundario a va, la reobase disminuye y se hacen constantes es·
aumento de las cronaxias musculares, como en la tos valores; la duración de la corriente de acción es
hemiplejía; a disminución de las cronaxias sensiti· normal y la velocidad de propagación está aumen-
vas y musculares, como En el síndrome talámico, tada, aunque es más constante.
o a disminución sensitiva sola, como en el lado de Ocurre con la subordinación lo mismo, según lo
los trastornos sensitivos sin trastornos motores del hicieron no tar MoNNIER y JASPER, que en el anelec·
síndrome de Brown·Sequard. trotonus, en el cual 。オセ・ョエ@ la rcobase, disminuye
En 1923 M. LAPICQUE pone en evidencia el fenó· la cronaxia y la velocidad de propagación. Esto hizo
meno de la subordinación y tocaliza aproximada· suponer a dichos autores que la subo1·dinación obra
mente el centro director. Hace sus experiencias so· como el anelectrotonus. Comprobaron que, como el
bre el ci4tico de la rana y ve cómo el fenómeno de anelectrotonus, la subordinación no cambia aprecia·
la subordinación no aparece en las secciones medu· blemente la duración y la amplitud de la corriente
lares ni ·en la rana decorticada, de donde deduce de acción. MONNIER piensa que lo'> centros pueden
que es un fenómeno central, alto, pero no corticaL obrar en los dos sentidos y en ciertos casos elevan
En 1928, L. y M. LAPICQUE comprueban si la re· la cronaxia, lo que podría identificarse con una ac·
!ación 1-2 entre agonistas-antagonistas de un mo- ción catelectrónica.
vimiento es debida o no a propiedades del S. N. pe- Nosotros, en trabajos que estamos realizando ac·
riférico. Estudian el fenómeno en el tritón, en la tualmente, bajo la dirección del profesor WYss, en
rana .Y posteriormente en el perro, encontrando que el Instituto de Fisiología de Ginebra, hemos podido
efectivamente los centros obran sobre esta relación comprobar que ·el efecto del anelectrotonus que han
tendiendo a hacerla igual a l. observado sobre las curvas del intensidad-duración
En otra nota de 1928 observan que las cronaxias y sobre las de pararresonancia CARDOT y LAUGIER
de los músculos gastrocnemios y tibia! de la rana (1914), NIVET (1934), MONÑIER y JASPER (1932) y
varían en sentido inverso bajo la influencia de las COPPE (1934), que se citan como clásicos, a pesar
modificaciones de la posición del pie con relación a del efecto paradójico que siendo e! anelectrotonus
la pierna. Estas variaciones son obtenidas por la un aumento de polarización disminuya la cronaxia,
sección 9-el bulbo y suprimidas por la sección de los es erróneo por un defecto de técnica. No vamos aquí
ne:vi()s lumbares. En esta experiencia se habla por a describir los hechos experimentales, lo que hare·
pnmera vez de la cronaxia de subordinación por in- m os en una publicación aparte; pero sí oiremos que
fluencia postura! de origen propioceptivo. Desde en· el anelectrotonus aumenta ligeramente la reobase y
tonces han sido muchos los investigadores que han apreciabl·emente la cronaxia, como era de esperar.
estudiado este problema (BOURGUIGNON, A. y B. En las curvas de pararresonancia obtenidas por me·
CHAUCHARD, MOLLARRET, etc.). dio de las descargas de doble condensador el ópti·
LAPICQUE estableció, pues, en el año 1928 lo que mun de la curva se desplaza hacia el lado de los
llamó cronaxia de constitución y cronaxia de subor· tiempos grandes, lo que equivale a un desplazamien·
dinación. La primera sería en los nervios motores to hacia las frecuencias bajas en las curvas de pa·
voluntarios, la propia de su sustancia y de su es- rarresonancia de intensidad-frecuencia.
tructura cuando no está modificada por los centros
y por tanto fija. La de subordinación sería la cro- III
naxia de constitución modificada por la influencia
de los centros, y en consecuencia eminentemente va· LA CRONAXIA NORMAL EN EL HOMBRE.
イセ。_ャ・N@ セウエ・@ concep_to de subordinación, que en prin-
Clplo solo se estudia en l.as secciones motoras peri· Los estudios cronáxicos realizados por LAPICQUE
féricas, se extiende con posterioridad a las demás • Y otros investigadores no habían sido aplicados al
neuronas, tanto centrales como vegetativas, y de hombre y sólo エセョ■。@ un valor fisiológico experi-
esta manera se establece una teoría del funciona· mental hasta que BOURGUIGNON publicó en 1923 su
miento nervioso según la noción de subordinación. tesis "La cronaxie chez l'homme" resumen de una
. PESSARD y BoNVALLET (1946) han hecho un estu· paciente y admirable labor 」ッュ・ョセ。、@ en 1911 que
dio crítico experimental sobre algunos aspectos de abría un nuevo camino en el electrodiagnóstico neu·
la subordinación con técnicas precisas. Han deter· ro muscular.
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

TOMO XXX
NúMERO 5 LA GRONAXIA Pセ@ MEDIDA DE LA EXCITABILIDAD 285

Empleó BouRGUIGNON las descargas de condensa- '


Y "periféricas", comprendiendo cabeza antebrazo
dores como estímulos, comprobándolos con El reo· manos, piernas y pie con dos grupos 、セ@ cronaxias;
tomo de KEITII LUCAS; solucionó el problema de la
excitación percutánea; estableció los límites norma- 0,16........................ 0,34
les de ャセウ@ 」イッョセクゥ。ウ@ ュオウセャ。イ・@ con una gran pre- 0,40.. ... .... . . .... .. ..... . . 0,70
cisión; mtroduJo una serie de nuevos conceptos fi-
sio!ógicos y presintió lo que más tarde habría de 3.o La clasificación cronáxica es funcional no
llamarse subordinación. Posteriormente estudió las anatómica. Este hecho de gran interés es compro-
alteraciones 」イッセ£クゥ。ウ@ en l?s síndromes periféricos b_able fácilmente, pues no corresponde la distribu-
y centrales del sistema nervioso, así como otros mu· 」ゥセョ@ cronáxica ni a los nervios periféricos ni a las
chos problemas de más interés neurofisiológico que ra1ces. Basados en este hecho se ha querido expli-
clínico. car la セッーァイ。ヲ■@ de las polineuritis tóxicas: parece
Estudiando la cronaxia de los músculos normales como SI los venenos tuviesen un cronotropismo es-
encontró una cronaxia igual para el nervio el pun- pecial, y así vemos cómo la polineuritis saturnina
to motor y la excitación longitudinal de 」。、セ@ múscu- ・ウ」セァ@ músculos con la misma cronaxia. No quiere
lo, lo que consolidaba la teoría de LAPICQUE. Obser- d:Cir ・ウセッ@ que un aumento del tóxico siga produ-
vó cómo las cronaxias tienen una distribución fun- 」ゥ・ョセッ@ s?lo una afección en los grupos de igual cro-
cional, estableciendo una serie de leyes generales naxia, smo que puede generalizarse.
de gran interés fisiológico: El tropismo sobre ciertos grupos cronáxicos de
1.° Cada músculo tiene un valor fijo de cronaxia. los venenos y agentes bacterianos o virus se ha de-
2. Existen isocronismos musculares regionales.
0
mostrado experimentalmente inoculando a monos
En s us primeros trabajos encue11tra en el miem- virus poliomielítico (MOLLARET, A. CHAUCHARD). セウエ・@
bro superior cuatro grupos de cronaxias corres- autor ha visto en el mono síndromes cronáxicos ca-
pondiendo diferen tes cronaxias a los ュウセオャッ@ an- racterísticos de poliomielitis en animales inocula-
teriores Y a los posteriores, pero también al sea- dos, pero sin manifestación clínica de la enferme-
mento proximal cronaxias mucho más breves q:ie dad, lo que podría tener gran interés electrodiag·
al distal. Unos años más tarde simplifica los cua· nóstico si se confirmase en el hombre.
tro grupos de l miembro superior en tres con crona- 4. 0 Da LAPICQUE el nombre de ley de BOURGUIG·
xias que oscilan Pntre Jos siguientes valores: NON al hecho encontrado por este autor de que la
relación entre los músculos agonistas-antagonistas
,, ..
0,06 . . . .. ···· · ··· ·· ·· 0,14 es de 2-1. Como ya lo hemos visto al hablar de su·
0,16. ........... ......... 0.34 bordinación, este hecho se ha demostrado experi·
0,40 .. . ....... ..... .. . 0,70 mentalmente en la patología humana, considerán·
dese no como una cualidad del S. N. periférico, sino .·
Estas mismas comprobaciones pueden hacerse en como un fenómeno de subordinación.
el miembro. inferior y los valore\ de las cronaxias No todos los autores (S. STEIN, ALTENBURGER, J>D
para los musculos correspondientes son idénticos a RAITA) han comprobado estas cifras de BOURGUIG-·
los del miembro superior. NON y sus leyes. En general, se admite una relación •'
Los músculos del plano anterior constituyen los no exacta, ni fija, de 1-2 en los músculos agonistas·
músculos agonistas y son funcionalmente ュセウ@ sim- antagonistas. WELTHARD no admite esta diferencia·
ples que los pos t ::.riores, por lo que no tienen más c'ón ni la existente entre fenómenos proximales y
que una cronaxia y ésta es la más pequeña de la distales. Algunos autores han observado diferencias
región. Los músculos posteriores tienen dos funcio- entre las cronaxias de los miembros derechos e iz-
nes diferentes: s on antagonistas de los músculos quierdos no comprobadas en general.
anteriores y producen los movimientos inversos· su Nosotros tenemos una experiencia pequeña y por
cronaxia es más grande que la de los anterio'res. tanto nuestras determinaciones es posible que no
セ、・ュウL@ esta es su segunda función, aseguran la hayan alcanzado la finura necesaria; pero, sin em-
smerg1a del segmento sobre el cual ellos obran con bargo, encontramos en general, aunque con varia-
los otros segmentos d el miembro. ciones amplias, una relación entre agonistas-anta-
BOURGUIGNON llama "cronaxia fundamental de ¡a gonistas y una diferenciación entre respuestas pro-
región" a la cronaxia de los músculos posteriores, ximales y distales. Gran parte rle nuestras deter-
que es doble de la cronaxia de los músculos ante- minaciones han sido efectuadas con temperaturas
riores, y designa con el nombre de "cronaxias de bajas, que, como es sabido, modifican las cronaxias.
asociación" a las cronaxias de los músculos poste- Además, nuestro método de estimulación no ha sido
セゥッイ・ウ@ iguales a los anteriores (cronaxia sinérgica la descarga de condensadores, sino el estimulador
tntra-segmentaria de MoLLARET) y a las cronaxias eLectrónico de G. WALTER y RICHTE> con el cual
posteriores distales iguales que las post-eriores del obtenemos curvas de intensidad-duración y en ellas
segundo proximal (cronaxia sinérgica extra-segmen- determinamos las cronaxias.
taría). En el tronco, cabeza y cuello se encuentran
dos grupos de cronaxias correspondient-es al plano IV
anterior y posterior. Los músculos del tronco y cue-
llo tienen los mismos valores que los correspondien- LA CRONAXIA SENSITIVA Y SENSORIAL.
tes al segmento proximal de los miembros y las cro-
naxias de la cabeza Jos mismos valores que los del Las primeras determinaciones de la cronaxia sen-
segmento distal. sitiva en el hombre se deben a AoRIAN (1919). Este
MoLLARET divide pues, las cronaxias en "centra- autor encontró dos cronaxias, 0,6 y 0,8, que pare-
l e_s " , comprendiendo' cuello, tronco y segmentos pro- cían corresponder a las sensibilidades protopática
XImales de los miembros con los valores correspon- y epicrítica de HEAD. BOURGUIGNON, en SUS trabajos
dient-es a las cifras de los antagonistas de 1921 sobre cronaxia sensitiva, no encontraba más
que una cronaxia estimulando los troncos nerviosos
0,06...... .. ...... .. ...... .. 0,14 y estableciendo que la cronaxia obtenida era igual
0,16. ..... .. ... .......... . .. 0,34 a la cronaxia motriz fundamental de la región.
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

286 REVISTA CLINICA ESPA"EJ'OLA 15 septiembre 194S

Los autores alemanes, por la excitación directa autores. A los cuatro días de la cordotomía izquier-
de la piel, encontraron dos cronaxias diferentes co- da, efectuada por el doctor OBRADOR, encontramos
rrespondiendo a los puntos del tacto y del dolo:·· una an<stesia para el dolor y la temperatura desde
alteセburg@ y MARKOW dieron los valores S!· el primer segmento lumbar del lado derecho. Deter-
guientes: minadas nuevamente las cro!laxias de ambos lados
pudimos apreciar que en el lado izquierdo ni el per-
Druckpzmkt (tacto) ...... .. ..... 0,05 a 0,46 fil de la curva ni las cronaxias habían variado y que
Sc1mwrzp¡¿nkt (dolor) ......... 0,12 a 0,90 en el lado derecho no se encontraban a la estimu-
lación más que la sensación de tirantez, y ésta con
Diez años más tarde, empleando electrodos es- la particularidad de que el umbral subjetivo de la
peciales, BoURGUIGNON €ncontró que excitando la sensación de tirantez había disminuído comparati-
piel se podían obtener tres sensaciones diferentes: vamente con el lado izquierdo.
una, de choque; otra, de hormigueo, y una tercera, Podemos, según nuestros resultados, observar que
de calor. La última no pasa por los nervios cerebro- la sensación de hormigueo corresponde a la estimu·
espinales y pasa con las vias simpáticas. La crona- lación térmica y dolorosa. lo que es evidente por
xia de choque es la que correspondería al Druch- haber desaparecido después de la sección del haz
punkt de los alemanes y sería igual a la cronaxia antera-lateral. La sensación de tirantez corresponde
fundamental motriz de la región. La debida al hor- a la estimulación tactil, y la conservación de crona-
migueo sería el Schmerzpunkt. xia, con el aumento del umbral de tirantez campa·
No se ha llegado a un acuerdo sobre la existen- rativamente a antes de la operación y ai lado iz·
cia de variaciones regionales y tampoco sobre los quierdo, podrían interpretarse como debidas a la
límites de las variaciones normal·:!S, aunque parece existencia de fibras de la sensibilidad tactil que as-
que sen más extensas que las de las cronaxias mo- cienden por estos cordones y que serían secciona-
trices. Parece que, como afirma H. RUFFrn, la fre· dos en unión de las demás fibras térmicas y dolora·
cuencia creciente de un €Stímulo hace disminuir la sas. La sección de estas vías traería como canse·
cronaxia posiblemente por una cierta sumación. cuencia la disminución del número de terminacio·
No vamos a citar aquí las alteraciones cronáxi- nes nerviosas excitadas por unidatl de superficie sin
cas que se presentan en los distintos procPsos con variar la cronaxia, pero sí la intens idad de la res·
trastornos sensitivos, pero sí es interesante r-e cor- puesta. Nosotros no hemos observado el aumento
dar los trabajos de KROLL. Este autor, en d!ez en- de la cronaxia tactil en el lado homolateral ni en
fermos cordotomizados por FOERSTER, ha estudiado el ipsolateral de la !'ección; tampoco hemos obser·
las alteraciones cronáxicas que siguen a la cordato- vado variación ninguna en la cronaxia térmica y
mía. En las cordotomías unilaterales, inmediatamen- dolorosa del mismo lado de la sección en contra de
te después de la sección desaparecen totalmente el les resultados de KROLL.
Sshmerzpunkt (sensación de hormigueo) del lado Recientemente hemos determinado las cronaxias
opuesto, pudiendo, tiempo después, hacerse otra vez ウ・ョAG\ゥエカZセᆱ@ nn pl エセイゥヲNョ[j^ッ@ セN@ セNョ[ヲ「vエMカ@ -iN-"1-'IÁ-'l:> {n.
qNカエ^uセャZAiaイ@ -t-vr. "t-'1 カイョaG。ZセN@ セオ オャセh l。オウN@ 1\.C!eml:ls 1as la sección en bulbo de las fibras de la raíz deseen·
cronaxias de choque se alargan en el mismo lado y dente del trigémino correspondiente a las sensibili-
en el opuesto de la cordotomía. La cronaxia del do- dades térmicas y dolorosas. Se trataba de una en·
lor se aumenta también -en el lado ipsolateral. En ferma con una neuralgia del trigémino que fué in·
las cordotomías bilaterales los trastornos son seme- tervenida por los doctor-e s OBRADOR y URQUIZA según
jantes en ambos lados y la recuperación posterior- la técnica de SoJQUIST. A pesar de haber desaparecí·
mente puede ser más intensa. Según KROLL, €stos do el dolor espontáneo después de la operación y de
hechos demuestran que las fibras espinotalámicas no presentar anestEsias térmica y dolorosa, en.contra-
son todas cruzadas y además por este haz ascienden mos que persistían las sensaciones de hormrgueo Y
también fibras tactiles. tirantez con igual intensidad en ambos lados y que
Nosotros h emos estudiado las variaciones de la no había cambios de las cronaxias.
cronaxia después de una cordotomía en un hombre BOURGUIGNON ha estudiado las cronaxias en el
de treinta y dos años que, a consecuencia de una sistema óptico por m edio de la excitación monopo·
caída desde un andamio, quedó durante varios lar sobre el globo ocular, tomando como respuesta
años con un síndrome de cola de caballo acompaña· los fosfenos, encontrando dos cronaxias. ALTENBUR-
do de algias de carácter causálgico en el territorio GER y A. MARKOW han estudiado las cronaxias. ?P·
del ciático derecho. Con el estimulador electrónico ticas con un estímulo adecuado, una chispa emrhda
de WALTER, pero con electrodos no apropiados para en la oscuridad, determinando la intensidad mínima
estimulaciones sensitivas (estimulación monopolar perceptible, y después con una intensidad doble de-
y electrodo activo circular de ーャ。セ@ de medio centí- terminan la duración de la percepción.
metro de diámetro), obtuvimos curvas de intensi- La cronaxia laberíntica (BouRGUIGNON, 1946) se
dad, duración y cronaxias en el territorio del tercer estudia según los efectos reflejos que produce la
segmento lumbar de ambos miembros inf_!!nores an- excitación sobre el laberinto; el reflejo provocado
tes y después de la cordotomía. Apreciamos antes es el vértigo. Los valores hallados son los más ele·
de la intervención que la estimulación eléctrica pro- vados encontrados en el hombre: 12-24.
ducía en ambos lados dos sensaciones diferentes: La cronaxia auditiva ha sido estudiada en 1935
una de ellas, de umbral más bajo, con sensación de por GERSUNI, A. VOLOKHOV y A. ANDREEF, y la gus-
hormigueo, y la otra, que el enfermo describe como tativa por A. y B. CHAUCHARD.
tirantez. Las dos sensaciones con cronaxias iguales
de umbrales más bajos comparativamente con los V
del lado izquierdo. Por tanto, nosotros encontramos ·
las dos sensaciones descritas rpor los autores alema- LA CRONAXIA PATOLÓGICA EN EL HOMBRE.
nes y no encontramos la tercera sensación, la de
calor que encontró BOURGUIGNON. Las cronaxias co- Los métodos de estimulación han seguido gene·
rrespondientes a estas diferentes sensaciones eran ralmente el desenvolvimiento de los adelantos de l.a
iguales y no como las encontradas por los demás electricidad, y así vemos que en el terreno expen·
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

'J'O){OX){X
r;r011n0 5
LA CRONAXIA COMO MEDIDA DE LA EXCITABILIDAD 287

mental los apar atos セ・@ excitación ha n ido progre· rro, ayudando en sus experiencias al doctor OBRA·
sando desde el galvamsmo hasta los modernos esti- DOR. El método de excitación es monopolar con elec·
muladores electrónicos. Un método muy empleado trodo activo circular de plata.
ha sido el de las 、 ・ウ。 セ@ gas. de los condensadores, Las alteraciones cronáxicas encontradas en los
sobre todo en las determmacwnes cronáxicas. Ante- puntos motores se pueden referir a. la neurona mo·
riores al empleo de los condensadores s·e han utili- tora periférica o bien a las modificaciones produci-
zado los reotomos 」ッセ_L@ el péndulo de HELMOl'Z, el das por encima de esta neurona y que originan sín-
balístico de gran precision de WErss y otros muchos. dromes que alteran secundariamente las cronaxias
LAPICQUE ha sido quien ha estudiado preferente- neuromusculares. El electrodiagnóstico tiene verda-
mente las descargas de condensadores, y BoURGUIG· dera aplicación en las afecciones musculares del
NON quien las ha introducido en la estimulación nervio, de las raíces y de las n euronas periféricas;
eléctrica del cuerpo humano. Una de las dificulta- menor , cuando son síndromes más altos que clínica·
des que se en cuen tran en la aplicación de los con- mente se diagnostican bien y que el electrodiagnós-
densadores está en la variación que la excitación tico no suele aclarar demasiado. Es de gran interés
presenta según la diferente resistencia del cuerpo en casos en los que conviene hacer un diagnóstico
humano. BounGUIGNON salvó este inconvemente ha- entre una -enfermedad muscular y una lesión radi-
ciendo que la resistencia sea siempre aproximada- cular que tan diferente pronóstico tiene o bien entre
mente la misma. una neuritis o polineuritis y una poliomielitis o un
Modernamente, aunq ue todavía se emplean fi'e- síndrome de Guillain-Barré. L a anormalidad de ャッセ@
cuentemente los estimulador es de hace veinte años, músculos que corresponden a la distribución de un
se utilizan también los estimuladores electrónicos, nervio o a determinadas raíces inclinan a un uro·
que tienen grandes ventajas sobre los anteriores. ceso periférico, anormalidad que puede n o ser fácil· .
lt
Los estimuladores como los de BAUWENS (1941), mente perceptible clínicamente en ocasiones. Cuan-
WALTER y RICHTIE (1945) tienen Ja particularidad do las lesiones son más difusas sin que pueda en·
de poder variar independientemente la frecuencia, contrarse una distribución radicular habrá que pen-
la duración y el voltaje del estímulo. sar en una lesión muscular. Aunque se pueden en-
contrar estas alteraciones con los métodos de explo-
Nosotros utilizamos el estimulador de RICHTIE y ración clásicos, es el método cronaximétrico indu·
WALTER. que se alimenta con una tensión alterna de la dablemente más preciso y de más eficacia. Por ser
red de 100 a 250 voltios, que la transforma en pulsato- un método cualitativo es de aplicación interesantí·
ria rectangular y de un sentido. Se puede abrir el cir- sima en las neuritis o secciones traumáticas de los
cuito con 10 o con 100 voltios, según la tensión que se nervios, porque con este método vemos muy precoz-
desee. El voltaje de salida se r egula según una escala mente la regeneración del nervio siguiendo la dis-
de O a 120. La duración del estímulo varia de 0,1 se- minución de las cronaxias. Recientemente RICHTIE
gundo a 0,02 m. sg., y la ヲイ・」オ ・ ョ」ゥセZN@ de 1,5 por segundo
a 100. En las aplicacioneH corrientes se emplea la fre- (1945) ha publicado un trabajo estudiando numero·
cuencia constante de 1,5 m. sg., ya que en estos casos sos casos de regeneración postoperatoria de nervios
no hace variar la cronaxia variándose ¡a duración del periféricos por medio de las curvl3.s de intensidad-
estimulo y el voltaje. ' duración y cronaxias obtenidas con su estimulador.
Cuando quer emos obtener una curva de intensidad- NEWMAN y LIVINGSTON (1947) han comprobado
d:.tración, por ejemplo, de un punto motor determinado, también las ventaias de la determinación de cur-
buscamos el umbral de respuesta para cada duración vas de intensidad-duración en el electro-diagnós-
de estimulo, permaneciendo constante la frecuencia. Es-
tos valores los llevamcs sobre la gráfica (los voltajes tico precoz de la regeneración de los nervios perifé·
sobre 1as ordenadas, los tiempos SGbre las abcisas), que ricos. Tres meses antes de recuperarse la inerva-
nos da un1. curva hiperbólica con sus ramas asíntotas ción voluntaria del músculo denervado se observa
, a los ejes de las ordenadas. Para determinar la crona- una tendencia a la normalización dE: las curvas y a •
xia considerando como r eobase e¡ umbral que correspon- la disminución de la cronaxia. En ciertos casos la
de a la mayor duración del estimulo, que es 100 m. seg., mejoría eléctrica no va seguida de recuperación fun-
Y doblándolo, trazamos una perpendicular desde el eje cional. Estos autores consideran este medio de elec-
de · las ordenadas que corta a la curva de excitación, y tro-diagnóstico tan preciso como el proporcionado
bajando en ・ウエセ@ IJ".lnto una perpendicular al eje de las por el electro-miograma.
abocirns, obtendretmos en este eje un punto al que co.
n esponderá un tiempo en milésimas de segundo, siendo bッオrguinoセ@ hizo un estudio minucioso compa·
este tiempo la cronaxia. Este método para determinar rativo entre alteraciones de la forma de la contrac-
la cronaxia es muy completo, porque no sólo observa- ción, según e1 método clásico, en los procesos de
mos en los casos patológicos el aumento de la cronaxia, neurona motora o musculares, en los que nada se
stno que vemos también el カNZセjッイ@ de la reobase y el per. puede· distinguir por este método, y las variaciones
1l! de la curva. de cronaxia. En una primera fase no hay alterado·
Si queremos hacer una estimulación farádica nos bas- nes de la contracción, y, sin embargo, las cronaxias
tará con colocar la frecuencia en 100 ó 1.000 por seg. Y se hallan aumentadas de 1/ 3 a 10 veces. En el gra·
la duración en 0,1 m. seg. La estimula.ción galvánica, do más ligero de alteración de la contracción se en-
aunque ritmicamente interrumpida, es de 100 a 10 m.
seg. No sólo es, pues, un estimulador de corriente gal· cuentra un retardo de ella y un aumento de 10 a 15
vánica, farádica o para determinar cronaxl::., sino アZセ・@ veces de la cronaxia normal. Después aparece la
es un estimulador útil en ciertas aplicaciones experi- reacción galvatónica de BouRGUIGNON, que puede
mentales y un buen colaborador del neurocirujano. ser de comienzo lento o rápido y las cronaxias se
aumentan desde 15 veces la normal a 9 m. seg.
Nosotros lo hemos empleado en todos estos aspec· Por fin, cuando la contracción es lenta y sin gal-
tos como cronaxímetro como estimulador en neuro- vanotonia, como ocurre en las miopatías y en la de-
cirugía en casos que 」セョカ・■。@ excitar la corteza, Y generación walleriana, las cronaxias se elevan de
para comprobar la excitación directa del facial en 40 a 700. Cuando las alteraciones cronáxicas son
un caso de anastomosis espino-facial. t。ュ「ゥセ@ lo pequeñas se expresan en relación a las n ormales;
hemos empleado en trabaj.os experimentales m1dien· pero cuando son grandes basta con expresarlas en
do la excitabilidad cortical del área motora del pe· valor absoluto, pues entonces ha desaparecido toda
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/03/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

288 REVISTA OLINIOA EBPAROLA 15 septiembre 1948

diferenciación entre los músculos afectados. Es co- tos resultados, aunque no セオケ@ t;etamente, los he-
rriente encontrarse que la cronaxia de los nervios mos encontrado en una hem1plej1a y en tl'es casos
es casi normal, a pesar de estar afectados los múscu- de paraparesias de los miembros inferiores en latí-
los que inerva; esto se explica porque existen fibras ricos. En las lesiones extrapiramidales con rigidez
que se conservan normales. señala BouRGUIGNON que la tendencia es a la igui
Los músculos enfermos tienen frecuentemente dad de las cronaxias anteriores y posteriores. Nos-
varias cronaxias que corresponden a distintas fibras otros hemos determinado en tres casos con síndro-
en distinta fase de degeneración. Mientras que en mes ex.trapiramidales las cronaxias después de la
los músculos normales no hay más que una crona- toma de Paparnit Geygy sin e ncontrar variaciones
xia, son, como dice BOURGUIGNON, homogéneos los en ellas, a pesar de la mejoría experimentada por
músculos patológicos son heterogéneos. Sólo hay un los enfermos tanto subjetiva como objetivamente.
caso donde la homogeneidad sea patológica y es en la En tres latiricos hemos también determinado el
degeneración total. El grado de degeneración sólo efecto que sobre las cronaxias ejercían 80 unidades
puede darlo la cronaxia, la degeneración total o par- de Introcostrin (curare) . Los resultados no fueron
cial sólo ウゥァョヲ 」_ セャ。@ afectación total o •parcial de las muy significativos, aunque parecía existir cierta
fibras musculares. tendencia a la igualación de las cronaxias. Los efec-
Nosotros, con el estimulador electrónico de RICR- tos clinicos registrados eran de cansancio, dismi-
TIE, hemos hecho numerosas determinaciones de cro- nución de la espasticidad y mayor facilidad para la
naxia en procesos musculares, mielopáticos y peri- marcha, que duraba durante varios días. Estos da-
féricos con buenos resultados diagnósticos. En estos tos sólo eran más objetivamente reconocibles duran-
casos siempre hemos tenido por norma escoger un te una hora después de la inyección intramuscular,
músculo correspondiente a cada nervio y raíz de los comenzando los efectos a la media hora.
segmentos a ·estudiar para poder discernir eléctrica- Para terminar, queremos señalar que las crona-
mente los procesos radiculares de las afecciones di- xias encontradas por nosotros varían dentro de lí-
fusas de los músculos, ya sean primariamente mus- mites mucho más amplios que los citados por Boun-
culares o de origen mielopático. Hemos podido ob- GUIGNON, y que por ello no hemos tomado general-
euvar que en las enfermedades :nusculares o de la mente los valores dados por él como normales como
neurona motora se podían encontrar más de una base de nuestra interpretación y hemos considera-
cronaxia y que en general éstas eran rpuy elevadas. do como patológicas las cronax.ias con valores am-
En los procesos radiculares de origen compresivo o pliamente s uperiores a las del lado sano cuando esta
arrancamientos de plexo por traumatismos hemos comparación era posible, y si no nos han servido de
podido localizar exactamente las raíces afectadas. orientación el perfil de la curva y los valores abso·
Nuestras determinaciones las realizamos siempre, lutos. Entre Jos factores que modifican con frecuen·
cuando el proceso es unilateral, comparativamente cia la excitabilidad o que hacen difícil su interpre-
con los puntos motores del lado sano. En un caso tación, hemos observado que la temperatura y la di-
de parálisis facial a frigore hemos seguido en ex- ficultad de encontrar con exactitud el punto motor
ploraciones sucesivas su recuperación. son las más frecuentes. De todo ello podemos dedu-
El estudio cronáxico de un síndrome de Aran-Du- cir que el electro-diagnóstico por medio de la cro-
cbenne, una distrofia muscular progresiva y dos naxia es un mé todo más preciso que los anterior-
atrofias neuríticas del tipo Charcot-Marie, no ha mente empleados, pero del que no podemos esperar
sido muy demostrativo, ya que tu[l.as eran fases grandes resultados, y al que sólo debemos conside-
avanzadas de estas enfermedades. En un caso de rar como un medio auxiliar de la clínica, especial·
miastenia gravis hemos comprobado la reacción mente indicado en el estudio de las lesiones de la
miasténica y hemos medido las cronaxias antes y neurona motora inferior.
después de Ja inyección de prostigmina. Las crona-
xias encontradas fueron normales. La reacción mias- BIBLIOGRAFIA
ténica no apareció después de haber inyectado 1/ 2 A.DRTAN.-Journ. Phy!'lol ., セ RN@ 90, 1919
miligramo de Prostigmina, aun estimulando con BouRGUIGNON.- La Chronaxle ch ez l'h omme MMson. Po.ris,
1923; Bulletin de l',Academle de Medeclne, 1941: Archlv.
voltajes por encima del umbral con duración de Inter. de Physlol., M, 129, 1946.
100 m. seg. y con frecuencias de cinco por segundo CAROOT y LAUGII!lR.- C . R. Soc. Blol., 84, 249, 1941.
CHAUCHARO, A. y B., ERBI!lR y MOLLARm'. -- C. R. Soc. de
durante diez minutos inin_terrumpidamente. Estos Blol., オ セN@ 943. 1934.
resultados concuerdan con los encontrados por· Co!"Ptl!l.-Archlv. Inter. de Physlol., 38, 251, 1934.
CoPPtE.- Archlv. Inter. de Physlol., 40, 1, 1934.
BOURGUIGNON (1941) en cinco miasténicos después CoPPtE.-Archlv. Inter. de Physlol. , 53, 327. 1943.
de la inyección de 1/2 mg. de Prostigmina. D&.VILLr:. P .- Archiv. Inter. de Physlol., 40, 83, 1934.
DRABO'IITCH.-c. R. Soc. Blol., 124, 814, 1937.
Menos interés electro-diagnóstico tienen las le- F'ESSARD y BONVALLI!II'.- Archlv. Inter. de Physlol., セ TN@ 1. 1946.
siones por encima de la neurona motora inferior, GRUNDF'EST, H.- Journ. Physlol., 76, 95, 1932.
K!!ITH L UCAS.-J ourn . Physiol., 37, 113, 1907.
ya que los resultados que se obtienen no añaden LAt-rCQUI!, L .-L'excitabllité en fonction du temps. I're3ses
nada a los que pueden adquirirse por una buena ex- Unlversltalres. Parls 1926
LAPI QUE, L .-L'excitabiÜté ャエセ ゥ イ。エャカ ・ N@ Hermano. Parls. 1!!36.
ploración neurológica. En estos casos las variacio- LAPTCQUI!l, L . -La chronaxle e t ses appl!catlons phys iologl·
nes obtenidas oscilan entre cronaxias algo superio- ques. H ermano. Paris, 1938.
L.\PICQUE, L .-La Machine N erveuse .Flamarlon. Parls, 194f.
res a las normales y un aumento de diez o más ve- MATrl!lUCCI.-Sur les phénomenes phvslques d es cor;>s v ·
ces de esos valores. BOURGUIGNON, con el nombre de vants. Vlctor Masson. Paris, 1847.
MoLLARm-, P.-·lnterpretatlon du Fonct!onnem ent rlu Sys-
repercusiones, estudió estas variaciones debidas a teme nerveuse par la notion de Subordlnation. Masson.
lesiones de la neurona motora inferior y también Parls, 1937.
MONNIER, A . M .-Archlv. lntern. d e Phys iol., 37, SセWN@ 1933 ·
encontró repercusiones local-es, cuando se lesiona un MONNII!lR, A . M . y JASPER, H. H.-c. R. Soc. de B!Ol., 110'
nervio, de los nervios y músculos del mismo lado セ TYL@ 1932.
Nl!lWMAN, H. W . y LIVINGSTON . W. K .- Jour. N e urol . Neuro·
y del opuesto, así como en las atrofias reflejas. En surg. and Psych., ,10, 3, 1947.
las lesiones del fascículo piramidal se observa en los NIV!71'.--c. R. Soc. Blol., 116, 1003. 1934.
Pl!lRAITA. M.- Archlc. de Neuroblol., 15, 325, 1935.
músculos superiores un aumento en la relación de RICHTII!l.- Brain, 67, 314, 1944.
las cronaxias de los extensores y de los flexores, y WALTER. W. G. y RITCHII!l.-Electronie engineerlng, 17, jYT セᄋ@
WALTHARI>.-L'electrodiagnosls. Medicine et Higiene. Gene·
por €l contrario, en los inferiores, una inversión. Es- ve, 1946.