Vous êtes sur la page 1sur 23

Facultad Protestante de Teología UEBE

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN
DE ANTIGUO TESTAMENTO:
PENTATEUCO
Por José Antonio Pineda Argueta

Antiguo Testamento I / Grado en Teología


enero 22, 2018
I. Introducción

El Pentateuco ha sido el objeto de estudio de muchos teólogos y eruditos a

través de la historia, y lo continúa siendo. Es una de las obras más antiguas en

el mundo de la literatura y presenta grandes desafíos, tanto académicos como

morales.

Como manera de introducción, solamente deseo mencionar que el

Pentateuco, se refiere a los primeros cinco libros de la Biblia. La palabra

Pentateuco proviene del griego πεντάτευχος (πεντα, penta, cinco y τευχος, funda

para libros), que significa los “cinco rollos”.

En el presente trabajo se presenta un grano de arena de la infinidad de

estudios que se han hecho de estos cinco primeros libros. Así que, a

continuación, un breve análisis de los antecedentes históricos del texto hebreo,

la doctrina de inspiración, la teoría documentaria y el libro de Génesis.

1
II. Antecedentes Históricos del Texto Hebreo.

Algunos de los escritores fueron reyes, otros poetas, uno fue doctor, y otro un

recaudador de impuestos. Algunas partes del Nuevo Testamento fueron escritas

por pescadores sin educación. A pesar de esta diversidad, la Biblia tiene un tema

central y consistente, Dios nos creó y nos ama, y aun cuando naturalmente nos

rebelamos contra Él, Su deseo es la reconciliación.

La Biblia tiene dos secciones, el Antiguo Testamente y el Nuevo Testamento.

La palabra testamento significa “pacto” o “acuerdo” entre Dios y su pueblo. El

Antiguo Testamento narra la historia de la relación de Dios y su pueblo, los judíos,

desde el momento de creación hasta aproximadamente 400 a.C. El “acuerdo”

entre Dios y los judíos, establecido en el momento en que Dios entrega los diez

mandamientos a Moisés, está basado en la Ley. Dios le dio a su pueblo reglas

que seguir. Los treinta y nueve libros que componen el Antiguo Testamento son

reconocidos como las Escrituras Sagradas por los judíos.

El Nuevo Testamento narra la historia de Jesús y sus seguidores. Veintiún

libros de los veintinueve del Nuevo Testamento son cartas escritas por los

apóstoles después de la muerte de Cristo. Aunque el pacto de ley del Antiguo

Testamento lleva al convencimiento de pecado, el pacto de gracia del Nuevo

Testamento lleva al perdón de pecados.

La palabra “Biblia” proviene del latín biblia y del griego biblos, que significa

libro. Sin embargo, la Biblia no siempre ha sido un libro, ya que fue escrito en

rollos de papiro. El papiro, es una planta originaria del delta del río Nilo.

La Biblia fue escrita en tres idiomas. El Antiguo Testamento fue escrito en

hebreo con pequeñas porciones en arameo. El Nuevo Testamento fue escrito en

2
griego. El hebreo y el arameo son idiomas semíticos, término derivado de Sem,

el hijo mayor de Noé. El hebreo se escribe de derecha a izquierda y su alfabeto

consta de veintidós símbolos consonánticos.

Exposición de los diferentes momentos o etapas.

Transmisión Oral

La transmisión oral es el proceso de transmitir material de generación a

generación. Existió un largo proceso de gestación antes que los libros del Antiguo

Testamento alcanzaran su forma escrita. Las poesías, historias de héroes, y

cánticos de celebración circulaban entre los grupos y tribus de la antigua Israel.

Los hechos fundamentales y significantes del Éxodo, y el viaje por el desierto

fueron transmitidos a los descendientes hasta el momento de la aparición de la

escritura. La transmisión oral fue un medio utilizado por muchos siglos por los

escribas y rabinos judíos. Esta tradición fue organizada en lo que llamamos la

Mishná.1

De lo oral a lo escrito

La escritura hebrea se desarrolló a mediados del segundo milenio a.C.,2 lo

cual permitió el proceso de registrar la historia del pueblo de Israel por escrito,

que, hasta el momento, había sido transmitida oralmente. Sin embargo, esto no

1 W.R.F. Browning, (2009) Oral Tradition. Oxford Biblical Studies Online. Obtenido 3 de enero 2018, de
http://www.oxfordbiblicalstudies.com/print/opr/t94/e1382.
2 Eduard Yechezkel Kutscher, A History of the Hebrew Language (Jerusalem, Israel: The Magna Press, 1982), p.1.

3
puso fin a la transmisión oral, ya que existe evidencias que continuó siendo

utilizada hasta el tiempo del Nuevo Testamento.3

Transmisión escrita

No se sabe con exactitud cuándo comenzaron los primeros escritos bíblicos.

Aunque el verbo hebreo ‫ כתב‬/kāˈṯaḇ/ “escribir” aparece 262 veces en el Antiguo

Testamento, no aparece en el libro de Génesis; aparece por primera vez en

Éxodo 17:14.4 De forma similar el sustantivo ‫ סֵ פֶ ר‬/ˈsēp̄ er/ “libro, rollo”, aparece

187 veces, y solamente una vez en Génesis,5 y se traduce como “libro” en la

RVR1960 y como “lista” en la NVI. Esto concuerda con las evidencias

arqueológicas, las cuales sugieren que cualquier escrito de las lenguas semíticas

noroccidentales, y el primer alfabeto en el mundo, pertenece al alfabeto

protosinaítica. Este alfabeto fue inicialmente utilizado alrededor del 1850 a.C.6 La

transmisión escrita del texto bíblico da inicio durante el tiempo del Éxodo.

Luego de la salida de Egipto, los primeros textos bíblicos comienzan a

escribirse por mano de Moisés, y a ser transmitidos de generación a generación

por medio de múltiples copias. Debido a que cada manuscrito era copiado a

mano, era probable que se presentaron errores si la copia no era hecha con

cuidado. Por lo tanto, los judíos desarrollaron reglas para evitar la introducción

de errores por parte de los escribas.7

3 Lee Strobel, The Case for Christ (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1998), pp. 35.
4 Rick Aschmann, (2017). When Was Hebrew Frist Written? Chronology of the Bible. Obtendio 3 de enero 2018,
dehttp://aschmann.net/BibleChronology/HebrewFirstWritten.pdf.
5 Ibid.
6 Frank Simmons, (2011). Proto-Sinaitic – Progenitor of the Alphabet. Rosetta 9:16-40. Obtenido 3 de enero 2018, de

http://www.rosetta.bham.ac.uk/Issue_09/articles/simons_alphabet.pdf.
7 Larry Stone, The Story of The Bible (Nashville, Tennessee: Thomas Nelson, 2010), pp. 21.

4
III. Doctrina de la Inspiración

“Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir,

para corregir, para instruir en justicia” (2 Ti. 3:16). En otras palabras, ninguna

profecía tiene origen humano, sino que proviene de Dios. Las palabras y

pensamientos fueron entregados por Dios mismo; y, aunque Dios utilizó hombres

para que escribieran su revelación, éstos no disminuyeron el carácter de su

palabra. Cuando alguien lee el Pentateuco, no lee las palabras de Moisés, sino

las de Dios (1 Co. 2:12-13, 10:11; Ro. 4:20-25, 15:4).

Conceptos y teorías

La palabra inspiración proviene del griego θεοπνευστος (theopneustos, que

significa literalmente “respirado por Dios”)8 y es una acción llevada a cabo por el

Espíritu Santo. El apóstol Pedro da evidencia de esto en su segunda epístola

“ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la

profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios

hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 Pe. 1:20-21). De manera que

fue el Espíritu Santo que llevó de la mano a los autores de los libros de la Biblia

a registrar el mensaje de Dios.

La Biblia misma contiene muchos pasajes en los cuales el autor clama que su

mensaje tiene origen divino. Los profetas del Antiguo Testamento son ejemplo de

ello, ya que preceden su mensaje con las palabras “Así dice el Señor” (1 Re.

12:22-24, 1 Cr. 17:3-4, Jr. 35:13, Ez. 2:4, Zac. 7:9). Sin embargo, aun cuando la

8J.D. Douglas, Merrill C. Tenney, Inspiration [Def. 1]. En Illustrated Bible Dictionary (Grand Rapids, Michigan:
Zondervan, 1987) Kindle edition.

5
Biblia clama, afirma y revela que sus autores fueron impulsados por el Espíritu

Santo, algunos sugieren que en realidad no hubo intervención divina, que la Biblia

es una obra meramente humana, o que la inspiración no fue total. A continuación,

las teorías más comunes con respecto a la inspiración.

Teoría Natural

La teoría natural argumenta que los escritores de la Biblia eran meramente

hombres con gran visión espiritual que escribieron los libros de las Sagradas

Escrituras sin ninguna intervención divina. Así que la Biblia, es como cualquier

otro libro, ya que solamente posee las reflexiones morales y espirituales de los

escritores y no de Dios mismo.9

Teoría Dialéctica

La teoría dialéctica o neo-ortodoxia enfatiza la trascendencia de Dios, que Él

es completamente diferente a nosotros y la única forma de conocerlo es a través

de su revelación directa. Este concepto de la trascendencia de Dios, niega

completamente el concepto de teología natural, la cual dice que se puede

conocer a Dios por medio de su creación. Esta teoría niega completamente que

la Biblia es la palabra de Dios, ya que sus palabras no son las de Dios, sino que

son palabras de hombres. Si la Biblia es producto de hombres, entonces no tiene

valor en lo absoluto.10

9 Don Stewart, (2007). What Is Natural Inspiration? (Intuition Theory). Blue Letter Bible. Obtenido 4 de enero 2018,
de https://www.blueletterbible.org/faq/don_stewart/don_stewart_1249.cfm.
10 Michael S. Houdmann, (s.f.) What are the different theories of biblical inspiration? Got Questions. Obtenido 4 de

enero 2018, de https://www.gotquestions.org/inspiration-theories.html.

6
Teoría del Dictado

La teoría del dictado, como lo dice su nombre, establece que Dios solamente

dictó palabras a los autores de la Biblia, convirtiéndolos en secretarios. Esto

implica que los autores solamente fueron meros instrumentos en el proceso de

comunicar la palabra de Dios.11 Esta teoría se basa en porciones de las Escrituras

donde Dios dice al autor “Escribe” (Is. 30:8, Jr. 36:28, Ez. 37:16, Hab. 2:2, etc.).

Aunque este argumento tiene fundamento, no toda la Escritura fuer escrita de

dicha manera. Por ejemplo, Nehemías escribe en primera persona en muchas

ocasiones en su relato y los evangelios cumplen la función de una biografía al

relatar las obras del Señor Jesús.

Teoría Parcial

La teoría parcial propone que algunas partes de la Biblia son inspiradas y otras

no, estableciendo que la Biblia solamente contiene la Palabra de Dios. Las

palabras habladas por Jesús o los enunciados de los profetas, cuando hablaban

diciendo “Así dice el Señor”, son las porciones inspiradas. Esta teoría contradice

lo que la Biblia dice de sí misma, “toda escritura es inspirada por Dios.”

Teoría Verbal Plenaria

La teoría verbal, plenaria (que significa completa) declara que todas las

palabras de la Biblia son la palabra de Dios. No solamente los pensamientos o

ideas, sino cada una de las palabras. Como vimos al inicio, Dios “respiró hacia

11Thomas D. Lea, Hayne P. Griffin, The New American Commentary. Vol. 34: 1, 2 Timothy, Titus. (Nashville,
Tennessee: Broadman & Holman Publishers, 1992), p. 239.

7
fuera” cada palabra, por lo tanto, las palabras de la Biblia son las palabras de

Dios.12 Es necesario mencionar que este argumento solamente se extiende a los

escritos originales de la Biblia y no a las copias de copias que tenemos hoy en

día. Esto no quiere decir que nuestras Biblias no son confiables y no son la

palabra de Dios, esto sólo aclara que la inspiración estuvo presente mientras el

autor escribía el libro y no en la de un copista haciendo una copia.

Diferencias fundamentales de Inspiración y Canonización.

La diferencia que existe entre inspiración y canonización se extiende mucho

más de su concepto. La inspiración, como ya hemos visto, es la intervención de

parte del Espíritu Santo, impulsando a hombres a escribir los pensamientos y

palabras de Dios mismo. Por otro lado, la canonización es la aceptación y

reconocimiento de ciertos libros que han sido inspirados por Dios como

autoritativos.

Para poder contrastar las diferencias más significativas entre la inspiración y

canonización, describiremos brevemente cómo y cuándo se dio el proceso de

canonización. Cabe mencionar que la canonización del Antiguo Testamento

surge paralelamente con las diferentes etapas que tuvo el Templo judío.

Podemos identificar cuatro momentos decisivos: 1) Primer Templo, el de

Salomón, 2) Segundo Templo, el de la restauración en el período persa hasta la

crisis helenística, 3) Tercer Templo, el de la época macabea, 4) Cuarto Templo,

el de la época herodiana en el período romano.13

12 Douglas, Inspiration [Def. 1].


13 Julio T. Barrera, La Biblia Judía y la Biblia Cristiana. (Madrid: Editorial Trotta, 1993), segunda edición, p. 168.

8
En la época del primer templo, durante el reinado de Josías, el libro de la ley,

Deuteronomio, es encontrado en el templo (2 R. 22:8). Este evento se da

alrededor del 620 a.C. y, por lo tanto, podemos concluir que muchos de los libros

de los profetas y libros que relatan eventos posteriores al exilio no han sido

escritos.

Durante la época del segundo templo, después de que el remanente de Israel

ha regresado a la tierra prometida a sus antepasados (siglo VI a.C.), el proceso

de canonización sube otro peldaño. El Pentateuco finalmente se constituye, se

añade los libros de los profetas, los libros históricos y una colección de libros

sapienciales.14

En el período del tercer templo, los macabeos son los gobernantes de Israel.

Es durante este período, a finales del siglo I a.C., que las primeras referencias

tripartitas, “la Ley de Moisés y los Profetas y los Salmos” (Lc. 24:44), aparecen.

Así que, a finales del siglo II a.C. los judíos ya contaban con un canon formado

por la Torá, los Profetas y los Escritos.

Finalmente, en el período del cuarto templo, los libros de Ester y el de

Eclesiastés continúan sin ser parte del canon del Antiguo Testamento. Esto se

debe a que el libro de Ester mostraba muchas variaciones entre sus copias, y el

libro de Eclesiastés había sido traducido al griego en una época mucha más tarde

que el resto, a finales del siglo I d.C. Así que, para esta época, el canon bíblico

contaba con 22 libros.

14 Ibid., p. 174.

9
Este largo y lento proceso de formación de la Biblia canónica está vinculado

con los criterios de autoridad y antigüedad. Es importante mencionar que la

palabra canon significa “regla de medición.”15 De modo que, todo aquel libro que

podía acreditar origen mosaico o profético (eran medidos bajo estas reglas), y

que había sido escrito antes de la época del rey Artajerjes (465-423 a.C.) podía

ser considerado canónico.16

Ahora que tenemos una idea del proceso de canonización, podemos

contrastar las principales diferencias entre los conceptos de inspiración y

canonización. Debido a la naturaleza de la inspiración, Dios “respirando” sus

palabras a través de cada autor, ésta ocurría en el momento exacto que el autor

estaba escribiendo. Recordemos que la inspiración fue verbal y plenaria, esto

quiere decir que Dios respiró por medio de cada autor para plasmar su palabra.

La inspiración era un acto inmediato, simultáneo al momento de su escritura. El

canon bíblico llevó siglos en consolidarse.

A diferencia de la canonización, cuyo propósito fue evaluar por medio de

criterios cada libro de la Biblia, el propósito de la inspiración es revelar la voluntad

de Dios. La inspiración es una ventana hacia los deseos de Dios para el mundo,

mientras que la canonización es una evaluación de esa ventana en la dirección

correcta.

Otra diferencia entre canonización e inspiración es la persona que la ejecutan.

La canonización es un proceso ligado a las tradiciones y prácticas por parte de

un grupo de personas. En otras palabras, son este grupo de personas que llevan

15 Douglas, Canonicity [Def. 1].


16 Barrera, pp. 164-165.

10
a cabo el proceso de canonización. Por otra parte, la inspiración sucede por

ejecución directa de Dios. Dios participa activamente en la mente del escritor para

que éste escriba las palabras que Dios desea revelar. No se trata de utilizar al

autor como títere, sino de animar e impulsar al autor, para que éste deje por

escrito los pensamientos de Dios.

En resumen, citando a Julio T. Barrera “todos los libros tenidos por inspirados

eran a la vez canónicos, pero no todos los libros canónicos eran considerados

inspirados.”17

IV. Teoría Documentaria

La teoría documentaria es un proceso que propone explicar los orígenes y

composición de los primeros cinco libros de la Biblia, o el Pentateuco o Torá. Esta

teoría afirma que estos cinco escritos fueron basados en cuatro libros anteriores

(ninguno en existencia). Los argumentos principales de esta teoría es la

existencia de repetición, aparente contradicción y los diferentes nombres de Dios

en estos primeros cinco libros.

Comienzos y evolución

Los comienzos de la teoría documentaria tienen su origen con Jean Astruc,

un profesor de medicina en París. Astruc se interesó mucho en el hecho que Dios

es referido con dos nombres, Yahvé o “J” y Elohim o “E”, en el libro de Génesis y

en los primeros capítulos del Éxodo. Debido a esto, el médico sugiere que los

17 Ibid., p. 164.

11
diferentes nombres dados a Dios apuntan al uso de diferentes fuentes utilizadas

por Moisés para escribir el primer libro de la Biblia. Astruc no cuestiona la autoría

de Moisés, solamente las fuentes que éste utilizó para escribir Génesis.

Finalmente, Astruc presenta su teoría escribiendo un libro en 1753.18 El francés

ignoraba que su libro sería el comienzo de la teoría documentaria.

Unas décadas más tarde Johann Gottfried Eichorn escribió un libro donde

planteó que Moisés no es el autor de Génesis, sino solamente el compilador del

mismo. Utilizando los argumentos de Astruc, Eichorn propone que los párrafos y

porciones que utilizan el nombre de Elohim pertenecen a un solo escrito,

denominado el documento Elohista; y los párrafos y porciones que contienen el

nombre de Yahvé forman el escrito denominado el documento Yahvista.19

En el 1805, un teólogo alemán, Wilhelm Martin Leberecht de Wette,

argumentó que el libro de Deuteronomio, el mismo libro que el Rey Josías

encontró en el templo y lo impulsó a llevar a cabo una reforma nacional, había

sido escrito justo antes de tal reforma. Este libro había sido compuesto de cierta

manera para poder clamar autoría mosaica. Esta es la base de la tercera fuente

conocida como Deuteronómica o “D.”20

La cuarta fuente, llamada la fuente sacerdotal o “P”, surge debido a la

propuesta por parte de un protestante alemán, Hermann Hupfeld. Hupfeld plantea

que debido a la composición del documento Elohista, éste está constituido por

dos documentos. El primer documento, el Elohista conocido como “E”, y el

18 William Henry Green, The Higher Criticism of the Pentateuch (New York, New York: Scribner, 1895), p. 62.
19 Ibid., p. 63.
20 Marti J. Steussy, Chalice Introduction to the Old Testament (St. Louis, Missouri: Chalice Press, 2013) p. 69.

12
segundo documento Elohista o sacerdotal (“priestly” en inglés). Recibe este

nombre por su contenido sacerdotal.

Estas cuatro fuentes J, E, D, P, son los documentos que forman la teoría

documentaria. No obstante, no fue hasta en 1878 con la publicación de la obra

Historia de Israel (Geschichte Israels I), por el teólogo alemán Julius Wellhausen,

que la nueva teoría ganaría el impulso necesario para ser reconocida entre los

teólogos que ya estaban a favor de la misma y el público.

Principales Argumentos

En su libro, Wellhausen presentó cuatro argumentos principales, los cuales

son el marco de referencia de la Teoría Documental. Estos argumentos son los

siguientes: las repeticiones de la misma acción o historia, declaraciones o

mandatos inconsistentes entre sí, estilo y vocabulario (el uso de diferentes

palabras para referirse a la misma cosa), y la aparición de diferentes puntos de


21
vista en aspectos de religión y otros.

El argumento de las repeticiones comenzó con la observación que el libro de

Génesis abre con dos relatos de creación, el primero de 1:1 hasta 2:3 y el

segundo de 2:4 hasta 2:25. El segundo repite eventos del primer capítulo, pero

en diferente orden y con algunas diferencias. De estas diferencias, la más notable

sería el nombre de Dios, ya que el primer relato se refiere a Dios como ‘Dios’

(Elohim) y el segundo utiliza la frase ‘Dios el Señor’ (YHWH Elohim), el cuál es el

nombre personal de Dios por el cual Israel lo conocería. Debido al uso de estos

21 John Barton, John Muddiman, The Pentateuch (New York, Oxford University Press: 2010) p. 21.

13
diferentes nombres para referirse a Dios, el primer relato fue atribuido a la fuente

Elohista o ‘E’ y el segundo a la fuente Yahvista o ‘J’ (se utiliza el símbolo ‘J’ por

su forma en alemán, jahwistisch).

En el relato del Diluvio podemos encontrar algunas de las inconsistencias que

apoyan y apuntan, según Wellhausen, al uso de fuentes diferentes. En los

versículos 11-22 del capítulo 6, se utiliza la palabra Elohim en los vv. 11, 12, 13,

22; y la palabra YHWH es utilizada en los pasajes antes y después de esta

porción, en los vv. 6:5-7 y 7:1, 5. Esto es similar a los relatos de creación, con la

diferencia qué en lugar de ser dos relatos consecutivos, el relato del Diluvio

entrelaza secciones de las fuentes J y E. Gracias al entrelazamiento de estas

fuentes, encontramos contradicciones evidentes en el número de pares de

animales que ingresaron al arca. Según Gn. 6:19-20 solamente ingresaron al

arca un par de cada animal; sin embargo, Gn. 7:2-3 sostiene que ingresaron siete

pares de animales puros, pero sólo un par de animales impuros. 22

La diversidad del estilo, ideas y vocabulario es única en los documentos J y

E. Aparte de la preferencia por utilizar un nombre de Dios específico, existen

varias palabras y frases que son exclusivas en J y exclusivas en E. Por ejemplo,

J utiliza el verbo “formar” (Gn. 2:7, 19), la palabra “campo” (Gn. 2:5, 19); mientras

que E utiliza el verbo ‘crear” (Gn. 1:1, 21, 27), la palaba “tierra” (Gn. 1:11, 12, 30).

El estilo de ambos escritores es evidente, el Elohista es más formal, redundante

y repetitivo (Gn. 1:11-12, 14-15); el Yahvista escribe con más sencillez y fluidez.23

22 Ibid., p. 24.
23 Green, p. 66.

14
Los diferentes puntos de vista de religión tienen que ver con altares y

sacrificios. El Yahvista menciona con frecuencia la construcción de altares y

sacrificios ofrecidos a Dios mucho antes del período de su institución; el Elohista

lo hace después de que el sistema de sacrificios ha sido establecido. 24 Podemos

ver que el Yahvista registra los sacrificios de Caín, Abel y Noé, mientras que el

Elohista no los menciona en absoluto. Sin embargo, el escritor de E nos menciona

que Enoc y Noé caminaron con Dios, incluso nos relata detalladamente la

bendición y el pacto que Noé recibió. El Yahvista hace mención de la diferencia

entre animales puros e impuros y el Elohista solo menciona a los animales que

entraron en el arca de manera general.

Partiendo de estos cuatro argumentos, Wellhausen presenta las porciones del

Pentateuco que pertenecen a cada fuente:25

• Fuente Yahvista o J (siglo IX, Judea). Incluye las porciones de: Génesis: 2:4b-

4:26; 6:1-8; 7:1-5, 7-10, 12, 16b-17, 22-23; 8:2b-3ª, 6-12, 13b, 20-22; 9:18-27;

partes del capítulo 10; 11:1-9; la mayoría de los capítulos del 12-50. Éxodo:

1:1-14; 1:22-3:8; 3:16-6:1; 7:14-11:10; 12:21-39; 13:1-20:21; capítulos 24, 33-

34. Números: los capítulos 10:29-15:41; 19:1-25:5.

• Fuente Elohista o E (siglo VIII, reino de Israel). Incluye las porciones de:

Génesis: capítulos 20-22, 40-42. Éxodo: 1:15-21; 3:9-15; 20:1-17; 20:22-

23:33; capítulo 32. Números: algunos versículos del capítulo 22 y todo el

capítulo 23.

24 Ibid., p. 67.
25 Barton, p. 24.

15
• Fuente Sacerdotal o P (siglo V, Babilonia). Incluye las porciones de: Génesis:

1:1-24a; la mayoría del capítulo 5; el resto de la historia del diluvio; 9:28-29;

el resto del capítulo 10; 11:10-32; los capítulos 17, 23, 28:1-9; 35:9-13; y la

mayoría de las genealogías. Éxodo: 6:2-7:13; 12:1-20, 40-51; los capítulos

25-31 y 35-40. Levítico: todo el libro. Números: 1:1-10:28; los capítulos 16-18;

25:6-36:13.

• Fuente Deuteronómica o D (siglo VII, Judea). Incluye todo el libro de

Deuteronomio.

Análisis de las evidencias bíblicas y extrabíblicas que descalifican dichos

argumentos

Hoy en día, la teoría documentaria ha sido abandonada por muchos teólogos

ya que no ofrece la comprensión necesaria de la literatura del antiguo medio

oriente, existe evidencia bíblica que la contradice y evidencia extrabíblica que no

encuentra fundamento sólido en sus argumentos, y no contribuye en lo absoluto

a estudiar y comprender mejor el Pentateuco.

Para comenzar, la teoría documentaria analiza los textos del Pentateuco

ignorando por completo la cultura de cuándo y dónde fueron escritos, y lo hace

desde una perspectiva moderna y occidental del siglo XVIII-XIX. Muchos de los

estilos literarios utilizados en la antigüedad simplemente ya no son empleados

hoy en día. También es necesario recordar que la mayoría de las personas del

mundo antiguo eran iletradas, por lo tanto, era necesario que el estilo de los

escritos del Pentateuco fuese repetitivo y redundante para facilitar la

16
memorización y comprensión. Este estilo impulsaría la tradición oral, de la cual

se obtienen muchas historias registradas en la Biblia.

En el Nuevo Testamento, leemos que Jesús atribuye autoría directa a Moisés

con respecto a la Torá. Jesús dividió el Antiguo Testamento en tres secciones:

Moisés, los Profetas y los Salmos (Lc. 24:44). Cuando el Mesías cita Gn. 2:24

(que sería J), los diez mandamientos (que sería E), Deuteronomio 24:1 (que sería

D) y Levítico 14 (que sería P) en los evangelios (Mr. 10:4-8, 7:10, 10:3 y Mt. 8:4,

respectivamente) menciona a Moisés como su escritor.

La diferencia de nombres entre las fuentes J y E, que indican que son

documentos diferentes, no es un argumento muy fundamentado. La diferencia

entre el uso de un nombre y el otro se debe al contexto. Es muy probable que

Moisés decidió utilizar el nombre personal de Dios, YHWH, que implica una

relación personal con su pueblo escogido, en situaciones donde quería presentar

una relación íntima entre Padre e hijos. No obstante, Moisés convenientemente

utiliza el nombre Elohim, plural de El, que significa “el fuerte”26 para presentarlo

como el Creador y Dios de los cielos y la tierra. En otras palabras, Elohim revela

lo que Dios es, y YHWH revela quién es Dios. Esto explica la razón de la

diferencia de nombres en los primeros dos capítulos de Génesis. En el primer

capítulo, Dios está creando el universo, por lo tanto, es presentado como Elohim;

pero en el segundo capítulo, Dios está describiendo su relación con el hombre,

por lo tanto, es presentado como YHWH.

26 Douglas. El [Def. 1].

17
Aun cuando la teoría documentaria hace análisis muy profundos de los

capítulos del Pentateuco, sus argumentos no resultan tener un fundamento

sólido. Ignorar por completo el tipo de literatura que es, las circunstancias en la

que cada libro del Pentateuco fue escrito y el mensaje que transmite, es someter

dicho a escrito a una evaluación poco objetiva.

V. Libro del Génesis

El libro del Génesis es el primer libro de la Biblia judía y cristiana. Su nombre

significa “origen”, y relata el origen del mundo, la humanidad, las naciones y la

nación de Israel. Está dividido en dos partes principales: los capítulos del uno al

once relatan la relación de Dios con el origen del mundo, la humanidad y las

naciones; y los capítulos doce al cincuenta, se enfocan en la relación de Dios con

un hombre y su familia (Israel). Estas dos partes están conectadas por una

historia al inicio del capítulo doce que cumple la función de unir ambas partes del

libro para poder entender el mensaje del libro completo, y a la vez comprender la

historia que la Biblia está narrando.

Debemos tener en cuenta que Génesis es un libro teológico, escrito en el

medio oriente a mediados del segundo milenio a.C. Es inaudito leer este libro

desde una perspectiva occidental modernista, imponiendo nuestra agenda para

contestar preguntas actuales con respecto a cómo y cuándo comenzó el mundo

en el que vivimos. El propósito del Génesis no es ese, sino revelar quién creó el

mundo y la humanidad, y el propósito para el que ambos fueron creados.

Dicho esto, comenzaremos con la primera parte del libro.

18
Capítulos 1 al 11

El origen del mundo está relatado en el capítulo 1 de Génesis. Dios toma el

desorden y la oscuridad en la tierra, y crea orden, belleza y bondad. Crea un

mundo donde la vida puede florecer, y crea criaturas para que lo habiten.

Dios crea al hombre en “su imagen y semejanza”, el cual es un concepto que

define su rol en el mundo de Dios. El hombre fue creado para reflejar el carácter

de Dios hacia el mundo, y ser representantes de Dios para gobernar su creación

en su lugar. El hombre debe ejercer dominio del potencial del mundo, cuidarlo, y

hacer de él un lugar dónde puedan multiplicarse y florecer como humanos. Dios

bendice al hombre, y le da un jardín donde puede comenzar a ejercer dominio

del mundo. ¿Cómo llevará a cabo el hombre dominio sobre la tierra? ¿Confiará

en Dios en su definición del bien y el mal, o decidirá definir el ben y el mal por su

cuenta? Esta es una elección que él tiene, y está representada en el árbol del

conocimiento del bien y el mal.

La serpiente, parte de la creación de Dios, y está en contra de su voluntad.

Ésta presenta a Eva una mentira con respecto al árbol del conocimiento del bien

y el mal, declarando que una vez que coman de él, no morirán, sino que serán

iguales a Dios. Lo irónico está en el hecho que los humanos ya son como Dios,

ya son portadores de su imagen y semejanza. Así que, en lugar de confiar en

Dios, el hombre decide buscar autonomía y adquirir conocimiento del bien y el

mal por su cuenta. En otras palabras, ya no es Dios quién tiene la última palabra

en definir lo qué es bueno o malo, sino el hombre. Esta decisión representa el

punto dónde la caída de la humanidad inicia.

19
Dios declara las implicaciones de la decisión que le hombre y la mujer han

tomado, y, aunque la victoria de la serpiente es aparente, Dios anuncia que está

destinada a ser vencida. Dios promete que un descendiente de la mujer vencerá

a la serpiente, aun cuando esta lo hiera. Esta promesa es un acto de la gracia de

Dios, porque aun cuando fueron los humanos que decidieron rebelarse, Dios los

perdona. Sin embargo, esto no borra las consecuencias de su elección. Todos

los aspectos de la vida del hombre son teñidos por su rebelión y eventualmente

lo llevarán a su muerte. Este es el origen del pecado.

Los capítulos del cuatro al once muestran como la historia de la humanidad

se hunde más en pecado. La historia de Caín y Abel nos muestra que tan

profundo es este efecto. Caín mata a Abel y es condenado a ser errante en tierra

extranjera y construye una ciudad (Gn. 4:17) donde la opresión y violencia son

su fundamento. Lamec, un descendiente de Caín, es el primero hombre en tener

dos esposas, y exclama que si Caín fue violento, el será mucho más (Gn. 4:23).

El corazón de Dios está destrozado (Gn. 6:6) porque los humanos están

destruyendo su creación y unos a otros. En su deseo de proteger y mantener su

creación, Dios decide borrar la maldad del hombre con el diluvio. Noé es llamado

a ser ese “segundo Adán” y es bendecido y encomendado por Dios mismo (Gn.

9:1). Pero unos versículos más tarde, Noé planta un viñedo y se embriaga, y

termina desnudo y avergonzado en su tienda. Uno de sus hijos, Cam, comete un

acto indecente (Gn. 9:22). Nuevamente, la humanidad va en declive.

Noé y sus descendientes cumpen el mandato de llenar la tierra. Todos hablan

una misma lengua (Gn. 11:1) y se establecen en un mismo lugar. Deciden llevar

a cabo el proyecto de construir una ciudad y una torre para honra y gloria de sí

20
mismos. Esto representa el epítome de la arrogancia y rebeldía humana, por lo

cual Dios decide humillar a la humanidad, confundir su lengua y esparcirlos por

el mundo (Gn. 11:7-9). Este es el origen de las naciones.

Capítulos 12 al 50

Después del desastre de la torra de Babel, Dios llama a un hombre,

Abraham27, y lo encomiendo con dejar la casa de su padre e ir a la tierra que le

dará (Gn. 12:1). Dios le promete a Abraham hacer una gran nación de él,

engrandecer su nombre y bendecirlo (Gn. 12:2). Es importante notar que esta

promesa refleja los deseos arrogantes que los hombres deseaban alcanzar por

sí mismos. Sin embargo, es Dios en su amor y gracia, que la entrega y la hace

posible. Esta promesa también es un eco de la bendición que Dios le dio a la

humanidad y a la creación el primer capítulo. La interrogante ahora es, ¿por qué

Dios bendecirá a Abraham y a su familia? Génesis 12:3b nos da la respuesta “y

serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Los capítulos siguientes nos relatan de qué manera los descendientes de

Abraham se extienden y llegarán a formar la nación de Israel. Al final del libro,

tenemos a Jacob y a su familia, setenta integrantes (Gn. 46:27), viviendo en

Egipto, en la tierra de Gosén (Gn. 47:27). Estos son los orígenes de la nación de

Israel.

27 Abraham es el nombre de Dios dado a Abram en Gn. 17:5 cuando la promesa le es confirmado. En el presente
trabajo me referiré a Abram como Abraham.

21
VI. Bibliografía

Aschmann, Rick (2017). When Was Hebrew First Written? Chronology of the
Bible. Obtendio 3 de enero 2018, dehttp://aschmann.net/BibleChronology/He
brewFirstWritten.pdf.

Barrera, Julio T. La Biblia Judía y la Biblia Cristiana. Madrid: Editorial Trotta,


1993. Segunda edición.

Barton, John., Muddiman, John. The Pentateuch. New York: Oxford University
Press, 2010.

Browning, W.R.F. (2009). Oral Tradition. Oxford Biblical Studies Online.


Obtenido 3 de enero 2018, de http://www.oxfordbiblicalstudies.com/print/opr/t
94/e1382.

Douglas, J.D., Tenney, Merrill C. Illustrated Bible Dictionary. Grand Rapids,


Michigan: Zondervan, 1987, Kindle Edition.

Green, William Henry. The Higher Criticism of the Pentateuch. New York, New
York: Scribner, 1895.

Houdmann, Michael S. What are the different theories of biblical inspiration?


(s.f.). Got Questions. Obtenido 4 de enero 2018, de https://www.gotquestions.or
g/inspiration-theories.html.

Kutscher, Eduard Yechezkel. A History of the Hebrew Language. Jerusalem,


Israel: The Magna Press, 1982.

Lea, Thomas D., Griffin, Hayne P. The New American Commentary. Vol. 34: 1,
2 Timothy, Titus. Nashville, Tennessee: Broadman & Holman Publishers,
1992.

Simons, F. (2011) Proto-Sinaitic – Progenitor of the Alphabet. Rosetta 9:16-40.


Obtenido 3 de enero 2018, de http://www.rosetta.bham.ac.uk/Issue_09/articl
es/simons_alphabet.pdf.

Steussy, Marti J. Chalice Introducition to the Old Testament. St. Louis, Missouri:
Chalice Press, 2013.

Stewart, Don. (2007). What Is Natural Inspiration? (Intuition Theory). Blue Letter
Bible. Obtenido 4 de enero 2018, de https://www.blueletterbible.org/faq/don_
stewart/don_stewart_1249.cfm.

Stone, Larry The Story of The Bible. Nashville, Tennessee: Thomas Nelson,
2010.

Strobel, Lee The Case for Christ. Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1998.

22