Vous êtes sur la page 1sur 3

ALABANZA, EL PODER DE DIOS EN MEDIO DE ELLA

La Alabanza se divide en:

a) Directa: Al exaltarlo o expresarle admiración.

b) Indirecta: Al testificar bien de El a los demás, o al exaltarlo en público.

La alabanza se da cuando un pueblo agradecido se vuelve un pueblo emotivo y expresivo. La


alabanza comienza cuando nuestra mente está puesta en Dios. La alabanza no es algo que se hace
en privado, como la oración y la meditación, la alabanza se tiene que declarar o manifestar.

“Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, y haced oír la voz de su alabanza”. Salmos 66:8

I. ¿POR QUÉ ALABAR?


1. Fuimos creados y apartados en Cristo, para alabanza de la gloria de su gracia.

“…Para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para
alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado”. Efesios 1: 5-6

La base de la alabanza no son mis deseos o sentimientos, sino más bien que Dios es Santo, Grande,
Digno de ser en Gran Manera alabado.

“Bendice, alma mía a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre”. Salmo 103:1

II. OBSTACULOS EN LA ALABANZA

Aunque sabemos que la alabanza edifica y bendice a todos, no logramos entrar en la alabanza
perfecta y es porque hay lazos que tienen que romperse.

El alma tiene dos estados.


Estado de Derrota Estado de Victoria
 Mi alma está en amargura. Job 7:11  En Jehová se gloriará mi alma. Sal 34:2-3
 Mi alma está hastiada. Job 10:1  Mi alma se alegrará en Jehová. Sal 35:9
 Mi alma está en angustia. Job 19:2  Mi alma espera en Dios. Sal 62:1
 Mi alma esta turbada. Sal 6:3  Mi alma está apegada a ti. Sal 63:8
 Mi alma está abatida. Sal 42:2-6  Bendice alma mía a Jehová. Sal 103:1,2; 146:1
 Mi alma está enferma. Sal 41:4

BENEFICIOS DE LA ALABANZA

La alabanza produce liberación, salvación, gozo, fortaleza, paz, etc. Muchas veces podremos
experimentar dentro de una alabanza genuina alguno o varios de estos elementos. En la alabanza
hay PODER, los muros caen, las cárceles se abren. En la alabanza se cosechan las bendiciones que
Dios tiene para sus hijos.
Un ejemplo de los beneficios de la Alabanza, es el que encontramos en Hechos 16, Pablo y Silas, en
Filipos, ambos fueron azotados y luego echados dentro de una cárcel oscura y sucia. ¿Qué harías tú
en semejante situación? ¿Qué haría yo?

A media noche, en medio de los dolores y heridas que los azotes les habían provocado, para sorpresa
del resto de los prisioneros, comenzaron a entonar himnos a Dios, y tuvieron su propia reunión de
alabanza y adoración…

¿Qué motivo había para sentirse gozosos? ¿Qué razón había para sentirse inspirados a cantar?

Sin embargo, en ese calabozo se encontraban dos personas de espíritus transcendentes, ellos
entendían que Dios aún estaba sentado en los cielos y permanecía inmutable. Si bien era posible
que ellos mismos cambiaran, que su entorno mudara, que sus sentimientos fluctuaran y que sus
cuerpos sintieran dolor, aun así, Dios permanecía sentado en el trono.

Él seguía siendo digno de recibir alabanza. Pablo y Silas, estaban orando, cantando y alabando a
Dios. Esta clase de alabanza, que se produce como resultado del dolor y la aflicción, constituye un
sacrificio de alabanza. Tal alabanza constituye una victoria.

¿Dónde te encuentras ahora mismo? ¿Te encuentras en una cárcel ahora? ¿Estás enfrentando un
enemigo más poderoso que tú? Sé que no todas las cárceles son las hechas con manos humanas, y,
muchas veces, el enemigo nos ataca interiormente, pero el principio es el mismo: La alabanza es
una herramienta poderosa de liberación y salvación. Algo sucede cuando ponemos nuestra mirada
sobre el Dios de toda la creación y no en nuestra propia situación.

Nuestra fe crece cuando dejamos de mirar nuestra situación y miramos a nuestro Salvador, Sanador,
Libertador y Padre. Esto es lo que sucede cuando comenzamos a alabar, y, en el momento en que
dejamos de luchar y procedemos a alzar nuestras manos para adorar en lugar de alzarlas para luchar
o trabajar, Dios puede hacer su obra. Podrás tener años en tu cárcel, años de lucha contra el mismo
enemigo, pero para Dios no existen los límites del tiempo. A Él sólo le importa la obediencia de sus
hijos. Mira hacia tu futuro brillante con Cristo. Si una adicción aprisiona tu cuerpo y mente, mira
hacia tu Libertador. Si tu cárcel son sentimientos de enojo, falta de perdón o angustia, déjalos por
la paz que sobrepasa el entendimiento. No importa cómo llegaste a estar en aquella cárcel, lo
importante es que Dios está poniendo una herramienta poderosa en tus manos que te podrá liberar
de tu angustia, tristeza o depresión. Sólo tienes que decidir usarla, sólo tienes que decidir obedecer
y dar gracias en todo. "¡Que todo lo que respire alabe a Jehová!”.

- Pablo y Silas elevaron alabanza de esperanza en Dios. Todos los presos estaban atentos…

- También era una alabanza de victoria… “Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de
tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas,
y las cadenas de todos se soltaron.” Hechos 16:26.

- Era una alabanza de salvación. Como resultado final, se produjo la salvación del carcelero y su
familia
¿En qué situaciones alabamos? ¿En qué situación alaba a Dios? Alabar, es exaltar a Dios, reconocerle
como el Soberano y Creador de nuestras vidas y de todo lo que respira.

La alabanza directa, nos acerca al trono de la gracia de Dios y reconocemos su grandeza, ante Él.

La alabanza Indirecta, nos permite dar testimonio de su grandeza. Que los demás conozcan de las
grandes y maravillosas obra de nuestro Dios. Que otros escuchen nuestra alabanza de esperanza,
que conozcan las victorias que en Cristo tenemos y hemos tenido y que por nuestra alabanza, Dios
permita a mucho ser salvos.

Que, en medio de las dificultades de la vida, en medio de la enfermedad, pese a la crisis y adversidad
de otros, elevemos una alabanza a nuestro Dios, pues es la alabanza….