Vous êtes sur la page 1sur 2

EL CAREO COMO ACTO PROBATORIO EN EL PROCESO PENAL

GUATEMALTECO:

(Ensayo)

Dentro de la estructuración y desenvolvimiento del proceso penal en los distintos


ordenamientos jurídicos y específicamente en el proceso penal guatemalteco, los hechos
de la imputación deben ser discutidos, refutados y valorados en juicio, en base a la
aportación que los sujetos procesal y penalmente involucrados hacen de elementos
probatorios a través de medios de prueba, tras su legal y legitima incorporación al proceso;
dentro de estos instrumentos e instituciones probatorias que servirán como formas legales
de incorporación procesal de aquellos elementos que darán sentido y dirección en la
búsqueda de la verdad objetiva de los hechos sometidos a juicio, encontramos regulada la
figura del testimonio que funciona en el desenvolvimiento del juicio como aquel medio
probatorio que tiene como sustento las declaraciones que sujetos que hayan tenido alguna
relación sensorial y/o de percepción con los hechos que en juicio penal se discuten, incluso
los imputados, presten ante la autoridad judicial. En el proceso penal guatemalteco las
declaraciones testimoniales se ofrecen como medios de prueba en el momento procesal
idóneo y son diligenciadas e incorporadas al juicio en el debate. Atendiendo a lo que
establece la ley procesal penal guatemalteca el acto probatorio objeto del presente ensayo,
el Careo se da con fines de coadyuvar a la investigación se entenderá entonces que es una
figura probatorio que se dará en la fase preparatoria ante el ente fiscal, sin embargo
personalmente consideramos que puede perfectamente funcionar como un elemento de
definición efectiva para buscar proporcionar al juzgador una iluminación concreta a la hora
de valorar las declaraciones discordantes en el debate, pues al diligenciarse dos o más
declaraciones testimoniales que tengan un carácter evidente de contradicción, en tanto que
los hechos sobre los que versan sus declaraciones resulten confusos y se prevea de estos
una valoración infructuosa, siempre que sea posible y que versen sobre circunstancias de
relevancia probatoria, la norma procedimental penal guatemalteca, responde a esta
situación con la institución o medio probatorio referido, argumentando que este ( el careo)
podrá ordenarse entre dos o mas personas que hayan declarado en el proceso, cuando sus
declaraciones discrepen sobre hechos o circunstancias de importancia. Además, la norma
procedimental penal estipula la forma legal y procesal para la instauración y disolvencia de
este acto probatorio en juicio, refiriendo que todos los sujetos objetos de careo deberán
ser debidamente protestados a excepción del imputado, designando que, para el inicio del
mismo, las partes que actuarán en careo deberán dar lectura en voz alta a sus declaraciones
catalogadas procesalmente como contradictorias y discrepantes, posteriormente serán
advertidas de los puntos específicos de estos caracteres de confusión, para que tal y como
lo dice la norma se pongan de acuerdo o busquen la unificación objetiva de sus argumentos
de verdad para coadyuvar a encontrar la verdad objetiva, como fin supremo del proceso
penal. Estableciendo finalmente la norma que de lo suscitado en el careo se dejara
constancia escrita. El careo pues, como instrumento o institución probatoria en el derecho
penal guatemalteco, comprende aquel acto procedimental de carácter instrumental
probatorio que tiene por objeto dilucidar, aclarar y confrontar, diversos criterios o hipótesis
de verdad presentados por distintos órganos de prueba en relación a hechos de suma
relevancia discutidos dentro del juicio. Este acto probatorio en consecuencia debe poseer
una valoración de trascendencia efectiva en la deducción de la verdad, tanto en el momento
de la preparación del juicio, venciendo contradicciones en las declaraciones recabadas por
el investigador como en aquellos nuevos elementos de prueba que la confrontación (careo)
pueda producir y ofrecer hacia el juzgador en la fase final del juicio.