Vous êtes sur la page 1sur 2

Benjamín, el niño que encontraron muerto en Ostende,

fue asesinado a golpes en la nuca.

Así lo determinó la autopsia. Por el aberrante crimen continúa detenida la madre. En tanto que el
padre fue liberado el martes.

La autopsia practicada a Benjamín, el niño de dos años asesinado en Ostende, determinó


que su muerte se produjo por traumatismos de base de cráneo con pérdida de masa
encefálica.

Asimismo, los estudios realizados en la Asesoría Pericial de La Plata confirmaron que las
mutilaciones que presentaba el cuerpo se generaron post mortem y que se tratan de
mordeduras de perros, según informó C5N.

A pesar de que los principales sospechosos al comienzo eran los padres, solamente la
madre quedó detenida, mientras que su pareja (quien negó ser el papá de la víctima) ya
quedó en libertad.
Mataron a golpes a un nene de dos años: la madre y el padrastro,
detenidos

Un nene de dos años llegó sin vida a un hospital del partido bonaerense de Almirante Brown. Al
principio, la madre explicó que había tenido un accidente, pero se constató que en realidad lo
habían golpeado de forma salvaje. En las últimas horas, quedaron detenidos tanto la mamá como
su pareja, el padrastro del menor.
El nene, que se llamaba Benjamín Caballero, había entrado muerto en la mañana de ayer a la
guardia del Hospital Arturo Oñativia, de Rafael Calzada. Tenía un traumatismo en la cabeza, pero
eso era sólo lo más visible. Luego, la autopsia determinó que traía otros golpes en la nuca y en la
espalda, dos costillas fracturadas (la novena y la décima) y una úlcera estomacal, causada
probablemente por maltratos anteriores.
La madre del bebé, de 20 años, les había dicho a los médicos que el bebé se había caído de la
cama el día anterior, en su casa del barrio San José, de Temperley. Aseguró que en el momento se
había recuperado, pero que ayer, al no poder despertarlo por la mañana, decidió a llevarlo al
hospital, según contaron fuentes policiales a la agencia Télam.
El testimonio generó dudas en los profesionales, que hicieron la denuncia a la policía por tratarse
de una muerte violenta. Eso provocó la intervención de la comisaría 6° de San José. Y la Justicia, a
través de la Unidad Funcional de Instrucción 4 de Lomas de Zamora, comenzó a investigar el hecho
con la hipótesis de que pudo haber sido un homicidio cometido en el seno familiar.
Fueron los fiscales quienes ordenaron realizar la autopsia, donde los forenses determinaron que el
traumatismo cráneoencefálico que presentaba el chico, y que le causó la muerte, no era
compatible con un caída sino con un fuerte golpe dado por otra persona.
"El nene llegó fallecido al Hospital Oñativia. Alegaron que supuestamente recibió un golpe en la
cabeza porque se había caído de la cama, pero el nene tenía diversos golpes en el cuerpo que son
compatibles con lesiones de maltrato infantil", explicó Jorge Grieco, fiscal del caso.
Esa certeza derivó, cerca del mediodía, en la detención de la madre, Analía Echeverría, y también
del padrastro, identificado como José Pardo. Los llevaron a los tribunales de Banfield, donde se
negaron a declarar.
Los fiscales acusan a ambos por el delito de homicidio agravado por alevosía, debido a la cantidad
de heridas que presentaba la víctima. Y en el caso de ella, también agravado por el vínculo. El
cuerpo del chico, en tanto, ya fue entregado esta mañana a su padre biológico.
Según contó el fiscal, la investigación también intenta determinar si la mujer venía siendo víctima
de violencia de género por parte de su pareja. Si ese fuera el caso, una hipótesis es que ella haya
mentido en el hospital para "cubrir" Pardo, en caso de que él fuera quién golpeó al bebé.