Vous êtes sur la page 1sur 7

Practica en el jardín de infantes 901

Métodos y propósitos de su trabajo

La fonoaudióloga debe trabajar bajo la vigilancia y supervisión de un inspector de

psicología comunitaria y pedagogía social, quien por medio de las modalidades 4

del 14 y la disposición del 76/08 brindara las reglas e indicaciones necesarias para

que esta desempeñe su rol de manera correcta y eficaz. Una vez que ya se

oficializo su ingreso al establecimiento, la fonoaudióloga debe realizar un proyecto

sobre los temas que abordara durante el ciclo lectivo, sus métodos de trabajo, que

papel desempeñara, las actividades que se vayan a llevar a cabo y demás.

Siempre se trabaja conjuntamente con otros profesionales o con las docentes del

nivel inicial, no es un trabajo individual ni aislado, por eso mismo el trabajo de la

fonoaudióloga se desarrollara en coordinación con la docente a cargo de cada

año, dentro del aula, además de que se realizan periódicamente reuniones de

equipo escolar, donde están presentes el director o vicedirector a cargo del

establecimiento, la docente del grupo y el equipo de orientación escolar, donde se

habla de todos los niños del grupo, de quienes requieren apoyo en el lenguaje y

aprendizaje, de quienes van logrando un avance, causas de ausentismo, se

realizan reuniones de articulación con la escuela especial, generando propuestas

de inclusión de manera conjunta, los profesionales tienen que evaluar al niño con

dificultades en el aprendizaje, para analizar qué tipo de configuración necesita

(anteriormente conocidas como adaptaciones), y cada tres meses se verifica si lo

que propusieron genera mejorías o se necesitan refuerzos y cambios en las

estrategias.
En estas reuniones que se realizan deben quedar asentadas en un informe para

registrar el trabajo que se llevó a cabo.

Un ejemplo donde intervinieron interdisciplinariamente profesionales dentro la

institución, fue en el caso de un niño, donde se debían reunir docentes de la

escuela especial, la acompañante, los terapeutas, el equipo del jardín, el EOE

(Equipos de Orientación Educativa) y la docente a cargo, para debatir de qué

manera trabajar con el niño, es un trabajo indirecto, que con el paso del tiempo se

verá si hubo cambios y evolución, en el caso de que no se logre, se determinara si

el niño debe derivarse a un tratamiento fonoaudiólogo, a otro especialista, si hay

que utilizar otros métodos, etc. Siempre se mantienen en contacto entre ellos y

con los médicos clínicos, verificando los informes, para tener el caso presente y

bajo vigilancia.

Actualmente el rol fonoaudiológico cambio a partir del año 2002, dejo de ser una

intervención de reeducación para ser una intervención pedagógica, ya no se

trabaja más en educación primaria, debido a este cambio de paradigma donde no

se debe reeducar al niño. No se debe sacar al niño fuera del aula para hacer la

intervención, ya que esto provocaría que el niño se pierda las actividades que se

realizan en clases, y para que no quede expuesto ante sus compañeros, como se

dijo anteriormente no se trabaja en un gabinete de manera aislada practicando la

profilaxis.
Intervención fonoaudiológica dentro del aula.

La función básica de la fonoaudióloga es trabajar dentro del aula en conjunto con

la docente, debe acoplarse a las actividades que realiza la docente y así buscar la

manera de intervenir dentro de su ámbito profesional, enfocándose en las

habilidades comunicativas, en fortalecer la comunicación general de todos los

nenes y específicamente observar y tener un seguimiento de los niños que tengan

problemas y dificultades en la comunicación y el aprendizaje, habilitándolos para

que puedan participar, facilitándole las respuestas, dándoles opciones, ayudas,

preguntas más simples, para que estos puedan cumplir con las actividades

requeridas dentro sus posibilidades y logren mejoras, siempre siguiendo el diseño

curricular, para que el niño logre esos contenidos.

Se elaboran dispositivos y medios para favorecer la comunicación, propuestas

propias enmarcadas en sub proyectos, utilización de pictogramas de la conducta y

otros de la comunicación, en el caso de la conducta son para organizar la misma,

es muy importante este método ya que la visualización de imágenes es más

comprensible y útil para los niños, por ejemplo:

Este pictograma sirve pata indicar a los niños que es


la hora de desayunar.
Se indica que se debe leer un cuento.

Se indica que hay que pintar.

Las fonoaudiólogas no deben realizar diagnósticos de cada niño, no se les brinda

uno que informe sobre las alteraciones del lenguaje, no se les presenta un perfil

del niño, solo pueden hacer diagnósticos propios y subjetivos sobre los casos, solo

en algunas ocasiones ingresan niños con diagnósticos previos, en dicho caso de

que no presenten uno, actuaran según sus puntos de vista ante el caso, si se debe

incluir o no, y qué medidas tomar. Hay cosas que están pautadas y otras que no,

se deben construir durante la dinámica.


Trastornos y dificultades con las que se trabajan.

Se puede observar que ingresan muchos casos de niños con TEL (Trastorno

especifico del lenguaje), TEA (Trastorno del espectro autista), Trastorno de la

comunicación y el lenguaje. Anteriormente era muy común tratar con casos de

dislalias aisladas, problemas con la R, sustituir la S por la T, eran tratamientos

más rápidos, al cabo de cuatro meses se rehabilitaban, pero en la actualidad se ha

complejizado el problema del lenguaje, ahora son cuadros más amplios y

complejos, se requiere más tiempo porque se trabaja sobre mas procesos. Puede

haber problemas por falta de estimulación, circunstancias ambientales (entorno).

Actualmente en el establecimiento se encuentra un niño con acompañante en sala

de 4, viene el maestro de apoyo cada lunes a viernes a trabajar con él, quien tiene

proyecto de inclusión junto a dos niños más, estos dos niños trabajan con la

docente sin necesidad de tener un acompañante.

Según el punto de vista de la fonoaudióloga hay varios niños que presentan los

síntomas del TEA, pero debido a que no tienen y no deben realizar diagnóstico, no

es oficial ni clínica esta observación, solo deben actuar e intervenir de manera

adecuada ante tal situación.

Ingreso un niño con diagnóstico previo, de TEA, y acompañante personal, el niño

puede convivir normalmente con sus compañeros, no presenta agresividad,

actualmente por medio de adaptaciones comunicativas y de espacio, logra

ubicarse dentro del establecimiento, cuando recién ingresaba le costaba,

deambulaba por los lugares, no los reconocía, con ayuda esto mejoro. Aun su
diagnóstico esta en evaluación y se inclina más a un trastorno especifico del

lenguaje, ya que en los primeros años los síntomas están muy aglomerados y es

difícil definir un trastorno especifico. Es el único caso donde se ingresó con un

diagnóstico.

Es muy común que dentro del establecimiento, ingresen niños de distintas

nacionalidades, esto no presenta ningún trastorno pero si dificultades a la hora de

comunicarse y en el aprendizaje, en estos casos se debe apelar a la comunicación

gestual y visual, es una manera muy eficaz para que el niño comprenda. No se

debe hegemonizar nuestra lengua, se debe lograr un intercambio cultural, e

intervenir desde lo pedagógico, respetando la lengua materna.

Ejemplo: cursaba una niña de nacionalidad brasilera, esta no utilizaba, ni

comprendía el idioma castellano, pero por medio de pictogramas, imágenes,

cuentos, señas y otros métodos podía integrarse al grupo, comprender y participar

de las actividades áulicas.

No hay retrocesos en los casos que se presentan, se comienza desde un punto de

iniciativa y a partir de ahí puede lograrse un avance y evolución, o no notarse

cambios, siendo este el caso se deberán tomar otras medidas, cambiar la

modalidad o derivar al niño a tratamiento individual. Siempre las intervenciones

son en entornos naturales, si esto no es suficiente se debe cambiar la modalidad y

hacer una intervención focalizada del lenguaje.


Familia y métodos de evaluación.

Ante algún caso de trastorno o dificultad en el lenguaje, la fonoaudióloga además

de comunicarlo con la docente, debe informar a la familia, para que esté al tanto

de la situación y la dificultad de su hijo, explicar que es lo que debe realizar la

fonoaudióloga en dicho caso, si el niño necesita intervención clínica, también se

debe hablar con la familia para saber si estos están de acuerdo o no, asesorarlos,

no imponerles que sus hijos presentan cierta dificultad o trastorno. Además la

familia cumple un rol muy importante en la rehabilitación de su hijo, con pautas de

la fonoaudióloga, pueden realizar ejercicios y tratamientos desde la casa, fomentar

la estimulación a los niños. Se trabaja con la familia por medio de proyectos en el

establecimiento, participan mucho en actividades escolares con los niños, en

actos, etc. Se puede observar que en la actualidad los padres están más atentos

al lenguaje de sus hijos, se preocupan y responsabilizan más.

Es una evaluación informal, ya que no se pueden realizar diagnósticos, utilizar

TEST, se evalúa por medio de la participación y se evalúan los contenidos del

diseño mediante el trabajo diario en el aula, la fonoaudióloga lo hace mediante el

dialogo, la lectura, los juegos, etc. Sus intervenciones las registra en un acta.

Es muy común que todos los niños se integren entre ellos, no discriminan,

comparten actividades, ayuden, no hacen diferencias, interactúan con los que más

dificultades presentan.