Vous êtes sur la page 1sur 4

LA CRUZ Y LA CORONA

Alumno: Hugo Carrasco Toledo

23 de Febrero de 2013
LECCION UNO: CONFLICTO Y CONQUISTA

Lo primero que rescato de la lección uno; es la declaración que Dios hace respecto a poner
enemistad entre en el hombre y satanás, es un decreto celestial, por lo tanto el hombre y
satanás jamás serán amigos. (Gen 3:15)

El inicio de la salvación del hombre es la venida de Cristo a la tierra la declaración de Dios


a satanás en ésta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar (Gen 3:15) da al
mundo la promesa de salvación, la venida de un vencedor.

(Stg 4:7 NRV90) Someteos, pues a Dios. Resistid al diablo, y él huirá de vosotros. Este es
un principio que todo cristiano debe conocer y hacer suyo, someternos a Dios, resistir a
satanás, odiar el pecado, arrepentirnos, clamar a Dios por perdón y libertad .

Satanás no descansa, trató de impedir el nacimiento de Jesús, lo tentó en el desierto,


finalmente solo logró herirle en el calcañar, ahora entiendo porque Jesús dice en la cruz,
perdónales padre porque no saben lo hacen. Jesús aplastó la cabeza de satanás; sus obras,
El Pecado, la Ley y la Muerte y cumplía la promesa de Dios sobre satanás, la simiente de la
mujer te herirá la cabeza

Para todos aquellos que creen en el hijo de Dios, en su muerte y resurrección, El nos
garantiza una conquista en cada tentación, así como estuvo con Jesús en el Huerto del
Getsemani, así está con nosotros, en cada noche, por larga que nos parezca, tiene el
poder para levantarnos de toda enfermedad o derrota y darnos libertar, solo es cuestión
de creer, de mirarlo como Dios lo ve, abatido, quebrantado y arrastrándose al abismo.

El motivo principal de la venida de cristo es deshacer la obras del diablo, librarnos de toda
atadura, por esto todo cristiano debe declarar –en cristo somos- para alcanzar la libertad
que cristo nos dio por su sangre, reconocer a Jesús como nuestro Salvador y reclamar
libertad y victoria.
(1Jn 3:8 NRV90) En cambio el que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca
desde el principio. Para esto se manifestó el Hijo de Dios, para deshacer las obras del
diablo.

Para entender de que, vino a librarnos Jesús, es importante observar su ministerio, sus
acciones, para aprender lo que estableció y lo que ha derribado, lo que aborreció.
LECCION DOS: SALVO AL MAXIMO

Conocer al enemigo nos da ventaja para obtener victoria, las formas comunes son:

A. Moralmente el hombre tiene en el ambiente social la influencia para ser obligado a


convencerse, de aceptar prácticas como el aborto, el homosexualismo, las drogas, etc.,
como algo normal; es por esto que pablo dice en (Gál 5:1 NRV90) Manteneos, pues, firmes
en la libertad con que Cristo nos libertó, y no os dejéis oprimir de nuevo bajo el yugo de la
esclavitud. Como cristianos estamos obligados a rechazar la obra de satanás, a ser como
Jesús.

B. Físicamente el hombre está expuesto a las obras de satanás; más Cristo vino para
destruirlas, el vino a sanar y a liberar a aquellos que estaban enfermos, porque él estaba
ungido con el Espíritu Santo (Hch 10:38 NRV90) "Acerca de Jesús de Nazaret, a quien Dios
ungió con el Espíritu Santo y con poder, y que pasó haciendo el bien y sanando a todos los
oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.
Todo cristiano tiene la obligación de pelear con todos los medios al alcance, la más
importante el arma de la fe, porque al que cree todo lo es posible.,

C. Espiritualmente nunca será suficiente solo llamarse cristiano, es posible dejarse engañar
con la religión, la práctica cotidiana de alguna actividad en la iglesia, etc. la santidad tiene
que ir a la par del poder y la autoridad de Dios.

D. Intelectualmente la sola idea de creer que lo que hoy tengo es por mi propio esfuerzo, me
aleja de la gracias de Dios, un empleo bien pagado, un auto, una economía prospera, etc.
son una mentira fácil de creer, por esto es importante sujetar nuestra mente a Cristo.

Jesús vino a salvarnos completamente, una sola vez, para siempre, esto es en todo tiempo, lo hizo
antes y lo hace ahora, el derroto al enemigo en la cruz,