Vous êtes sur la page 1sur 2

¿Dios recuerda nuestros pecados o los olvida?

00: 00-07: 00

Episodio 155 21 de agosto de 2013 Descargar

Entrevista a John Piper

Fundador y maestro, desiringGod.org

Daniel en Londres pregunta: “En Hebreos 8:12 dice que Dios no volverá a recordar nuestros
pecados. Sin embargo, en Mateo 12:36 dice que tendremos que rendir cuentas por cada palabra
descuidada que se hable. Si Dios ya no recuerda nuestros pecados, ¿por qué tenemos que rendir
cuentas? Pastor John, ¿cómo reconectamos estos versos aparentemente contradictorios?

Esa es una buena pregunta y comencemos con el hecho de que habrá un juicio de los creyentes.
Pero tengamos cuidado. Por lo tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo
Jesús, Romanos 8; 1. Y eso ahora es muy precioso, ¿verdad? Ahora no hay condenación, lo que
significa, como dice Jesús: No entrarás en juicio. Es decir, no tendrás que ser condenado nunca. Tu
sentencia ha terminado, no eres culpable, justo ante el Dios viviente. Y la razón, por supuesto, es
porque nos hemos unido a Cristo. Su castigo se convirtió en nuestro castigo y su resurrección se
convirtió en nuestra resurrección. Ya estamos sentados a la diestra de Dios y hemos pasado de la
muerte a la vida y, por lo tanto, en ese sentido no llegamos al juicio. No hay condena. Sin
embargo, claramente vamos a entrar en un juicio de acuerdo con nuestras obras.

Apocalipsis 20:12 dice que hay libros que se están escribiendo y hay un libro. El Libro de la Vida es
el libro en el que, si existe su nombre, tendrá vida para siempre y los libros son donde se escriben
sus obras y creo que esos libros revelarán la evidencia de que su nombre pertenece al libro de la
vida. Pero el libro de la vida es el libro de la vida que se mató antes de la fundación del mundo y,
por lo tanto, el fundamento para estar en el libro de la vida no es que lo hayas ganado o que tus
obras lo merezcan, sino que el que Fue asesinado tu salvador.

Entonces, ¿cuál es este juicio según las obras? Y Pablo lo describe en 1 Corintios tres. Él dice: Si el
trabajo que alguien ha construido sobre la base sobrevive, recibirá una recompensa. Y si el trabajo
de alguien se quema, sufrirá pérdidas, aunque él mismo se salvará solo a través del fuego. Así que
perdemos recompensas y ganamos recompensas de acuerdo con si construimos con madera, heno
o rastrojo u oro y plata y piedras preciosas.

Ahora bien, si eso es cierto, si hay una recompensa y una pérdida de recompensa de acuerdo con
lo que hacemos, ¿qué significa en el mundo en los diversos textos donde dice que Dios no
recuerda nuestros pecados, porque parece que, bueno? , Obviamente he pecado aquí y esos
pecados se van a quemar en ese momento y voy a perder la recompensa por ellos, por lo que
fueron recordados en ese momento porque no podrían tener ninguna función para hacer eso si no
fueran t recordado Y esto es lo que creo que significa. Dios no está recordando, creo, significa que
Dios nunca recordará nuestros pecados. Eso es ... Reemplazaré el recuerdo a la mente como un
motivo para nuestra condena. Él no los llamará a la mente de ninguna manera que sea destructiva
para nosotros. De hecho, me atrevería a decir que siempre será bueno para nosotros, bueno para
nosotros, considerando todas las cosas si él los recuerda de esta manera. De modo que incluso el
sufrimiento de la pérdida en el juicio, de acuerdo con 1 Corintios 3:14, será bueno considerando
todas las cosas.

Así que aquí hay una analogía que me ayuda. ¿Y si olvidamos nuestros pecados? ¿Debemos olvidar
nuestros pecados o recordar nuestros pecados? Porque en Filipos, tres, Pablo dice: Hermanos, no
considero que lo he hecho mío, pero sí una cosa que olvido de lo que hay detrás y que me
esfuerzo por lo que me espera más adelante. Así que Paul dice que lo olvide. No estoy paralizado
por los horribles recuerdos del hecho de que estaba matando a cristianos. Los estaba tirando en la
cárcel. Estaba sacudiendo mi puño ante la cara de Dios cuando ... me olvido de todo eso y estoy
presionando. Sin embargo, él escribió al capítulo dos de Efesios: “Recuerden que una vez ustedes,
gentiles en la carne, llamaron la incircuncisión. Recuerda que en ese momento estabas separado
de Cristo, alejado de la comunidad de Israel, ajeno a los pactos de la promesa, sin esperanza, sin
Dios en el mundo ". Bueno, Pablo, ¿cuál es? ¿Se supone que debemos recordar cómo fue para
nosotros antes de ser salvos, qué horrible fue y qué cosas horribles hicimos? ¿O se supone que
debemos olvidar las cosas que están detrás?

Y creo que lo que Pablo diría es: los olvidamos y los recordamos de acuerdo con lo que es bueno
para nosotros. Nosotros ... cuando él dice que te acuerdes de ellos, él dice: recuérdalos por tu
humildad, no por tu parálisis. Recuérdalos para tu mayor disfrute de la gracia, no por tu
destrucción. Y creo que probablemente sea lo mismo con Dios. Dios recuerda y no recuerda. Es
decir, él llama a la mente a lo que se aplica o no a la mente de acuerdo con lo que es bueno para
nosotros y lo que es bueno para su gloria.

Entonces Dios es Dios. Él es omnisciente. Él sabe todo lo pasado, presente,