Vous êtes sur la page 1sur 4

RELACIONAL?

¿QUÉ ES LA ÉTICA
,
co m pa rti r nu es tro s deseos, ilusiones
ica encontrarnos: las demás personas
... También
Relacionarnos impl ab rir no s a
estro cu er po , solver conflictos y
nuestra intimidad, nu buscar espacios para llegar a acuerdos, re
sy ello necesitamos
implica tener diferencia rti r y qu é no . No es una tarea fácil, y para s faciliten y
compa juego mínimas que no
acordar qué queremos es , un as re gla s de l
de condicion
que se den una serie
nos protejan. n de velar
en un a se rie de cr iterios éticos que ha es
La ÉTICA RELACION
AL se traduce
no s ha n de po sib ilitar mejorar las relacion
las personas y reglas de juego que ac
ordamos las
por los derechos de r alg o as í co m o las
rían a se
interpersonales. Vend
re laciones.
personas en nuestras de la libertad,
los vín cu los am or os os pertenecen al reino que las
A pesar de que la sexu
alidad y
s bá sic os , un a ét ica de mínimos, que facilita y
no puede valer todo. Ha
y unos criterio
lac ion es de m an er a positiva, saludable
vivir nuestras re ación. Estos
personas podamos l en ga ño , la m an ipu lación o instrumentaliz das las
satisfactoria, resguard
adas de
re ch os Hu m an os y deben afectar a to s,
criterios están basa
dos en los de
re nc ia s id eo ló gi ca s, religiosas, raciale
ientemente de di fe
personas, independ alquier otra...
, gé ne ro , or ien ta ció n sexual, identidad, o cu
culturales, de sexo

1. RELACIONES 2. RELACIONES
ENTRE IGUALES CONSENTIDAS
La igualdad es el pr Las relaciones am
incipio básico orosas y/o
en la s re la ci on es sexuales han de
pe rs on al es . darse entre
Igualdad para e personas que las
ncontrarnos, co
d i sf ru ta rn o s y q u
e re rn o s si n claramente. Se ha de nsientan
discriminación ni fomentar la
privilegios, libertad de decisión
in de pe nd ie nt em en te en lugar de la
de nu es tro presión, el engaño,
sexo, edad, ca la coerción, el
pacidades, chantaje o la viole
ncia
creencias… No se trata
de ser clones, pe rs on as ha n de . Ambas
pero sí de tener los mism dueñas del SÍ y de se nt irs e
os derechos. l NO, tanto al
Que nadie se sienta proponer como
más ni menos, al rechazar
para que pueda ser él mantener relacion
o ella misma y es afectivo-
ap or ta r, co ns id er ar sexuales, teniendo
y se nt irs e derecho en
considerado o conside el caso del no,
rada en sus a que su
re la ci on es . Lo s de decisión sea respet
be re s, la s ada.
libertades y las conduc
tas han de ser
medidas por el mism
o rasero. Mis
libertades son tus lib
ertades. Mis
derechos son tus dere
chos.
3. LA SINCERIDAD
INTERPERSONAL
Decir lo que deseamos, sen
timos y
pensamos con clarida
confianza y seguridad para
d genera 4. EL PLACER,
escuchar, evitando que la manip
expresar y COMPARTIDO
ulación y
el engaño formen parte de
, la
relaciones. Los miembros de
nuestras En una relación, el placer, la ternura
la pareja los afe cto s se
han de brindarse una sincerida com uni cac ión y
d básica. n d o t e n e m o s
Ambos deben saber cuáles comparten. Cua
son los sex uale s nos
verdaderos sentimientos de uno relaciones afectivas y
lo
otro y conocer cuál es el
hacia el encontramos con otras personas, por
grado de des eos y
compromiso y de expect que los sen tim ien tos ,
ativa con deb en ser
respecto a la pareja. Cada uno necesidades de cada una
tiene el las
derecho y el deber de sab atendidos. Es importante que
er y hacer gus to y
saber qué siente y cuál es personas implicadas estemos a
su decisión la
sobre la pareja. Se trata de usa satisfechas con la relación. En
r códigos s,
que generen confianza y seg relación no estamos solos o sola
uridad. Se nos
trata de evitar el en estamos con otra persona y
gaño, la ocu par de ella . Cad a
manipulación, la instrumenta tenemos que
lización o la bus car su plac er y su
explotación en las relaciones persona ha de
afectivo- y el
se xu ale s. No es ad mis ible bienestar, así como el placer
situ ar eja. "El plac er del
deliberadamente a nuestra par bienestar de su par
eja en la , es mi gra ta
incertidumbre, en la ambigüed otro me con cie rne
ad o el ate nció n mu tua
despiste. responsabilidad", y esa
as.
es una ganancia para ambas person

5. LA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA
Al ser las relaciones cosa de dos (o más) personas, la responsabilidad es compartida.
Todas las personas implicadas en una relación somos responsables de disfrutar,
hacernos bien, querernos y cuidarnos. Las consecuencias que se deriven de una
relación sexual (embarazo, ITS, etc.) deben ser asumidas por las personas que se han
relacionado. No se puede legitimar el individualismo que con frecuencia nos lleva a
concebir la responsabilidad como un problema de quien no puede evitar las
consecuencias, en lugar de cómo un deber de quienes las producen.
A placer compartido, responsabilidad compartida.
6. COMPROMISO
CON EL SEXO SEGURO
La sexualidad humana debe ser, inequívocamente, una fuente de placer, de salud
y de armonía personal. No debemos legitimar un ejercicio negligente de la
sexualidad que convierta ésta en motivo de problemas de salud, de sufrimiento y
de desequilibrio personal y social. Es responsabilidad de ambas personas
protegernos mutuamente, «me cuido, te cuido».

7. DERECHO 8. RESPONSABILIDAD
A LA DESVINCULACIÓN EN LA DESVINCULACIÓN
obliga, en los
Debemos mantener un discurso positivo La ética del cuidado nos
ción, a ser
ante la vinculación afectiva entre las procesos de desvincula
les para con
personas y considerarlos como un bien consecuentes y responsab
as, desde el
social e individual. Pero igual que la pareja y con los hijos e hij
defendemos el derecho a la vinculación, económico,
punto de vista emocional,
debemos reconocer y respetar, sin ponsabilidad
educativo, etc. Esta res
vacilación, el derecho a la desvinculación. y a los hijos
debería evitar a la pareja
Entendiendo ambas circunstancias com y hacerse, no
o todo sufrimiento añadido
un derecho positivo que no tiene por qué en so , sin o
só lo po r mu tu o co ns
estar sujeto a análisis de culpa de hacer lo
frustración. La relación puede tene
o teniendo la sensibilidad
las personas
sentido sea cual sea su duración
r posible para que todas
sible conflicto
Cualquiera de los miembros puede tomar
. afectadas resuelvan el po
. Razonar la
la decisión de desvincularse de la otra de la forma menos costosa
ar del otro,
persona. Nadie debería avergonzars decisión, ponerse en lug
con su dolor
tener una actitud empática
e
ante la sociedad, la pareja, los hijos
e nsable para
hijas o sí mismo, de una decisión que está y, sobre todo, ser respo
nos dolorosa
en su derecho de tomar. Mantener un hacerlo de la manera me
tar entre los
discurso positivo sobre la vinculación y civilizada, pueden es
y ar es estas
aceptar el derecho a la desvinculación no valores éticos a cultiv
sólo es posible, sino que es la única form
a situaciones.
de ser coherentes y aceptar que el ser
humano es libre y responsable.