Vous êtes sur la page 1sur 2

¿La inmigración es un problema?

Es probable que en algún momento hayas pensado en emigrar, porque eres víctima de una buena
cantidad de factores de toda índole que te llevan a cuestionarte la posibilidad de trasladarte hacia
otro país, pero, ¿te has cuestionado los pros y contras?

Definitivamente, las consecuencias de orden psicológico atadas a dicho proceso son embargantes y
producen altos niveles de incertidumbre, ante lo que los psicólogos denominan la búsqueda
constante de estabilidad, asimismo, tal decisión, atenta contra ese principio fundamental, lo que sitúa
a la persona en un espiral sumamente complejo.

¿Qué es la inmigración?
La inmigración es el complejo proceso de desplazamiento de los individuos de un sitio a otro por
diversos motivos (persecución política, en miras de conseguir una mejor estabilidad social, entre
otros), la cuestión es, que de dicho planteamiento se entreteje una lógica, que subyace en el qué se
sucede con las personas que efectivamente se desplazan, en términos de las posibilidades.

¿Cuáles son las posibles razones que ocasionan la inmigración?


Son diversos los factores que impulsan a las masas y particulares embarcarse en la difícil travesía de
la inmigración, pero es un hecho el que lo hagan, a continuación una lista de posibles causas.

 Motivos económicos
 Motivos profesionales
 Motivos académicos
 Mejor nivel de vida
 Persecución política, étnica o religiosa
 Guerras
 Situaciones políticas inestables
Aunque son causas muy generales, pueden existir muchas más, que definitivamente afectarán
equilibrio psicológico del individuo que se encuentre inmerso en dicha dinámica.

¿Existe alguna posición oficial en contra en contra de inmigración?


Al menos en el mundo queda alguna voz que representa la causa de aquellos desvalidos, la ONU en su
agenda, estima que existen alrededor de 215 millones de migrantes en todo el mundo, y, el papel que
juegan como organización en favor de los Derechos Humanos, es la de crear consciencia política del
impacto que tienen estas grandes movilizaciones humanas.
Así, por múltiples factores, los países deben replantearse las políticas públicas, ya que se quedaron a
media máquina ante el hecho inminente de los movimientos masivos, lo que constituye una realidad,
que no pueden evadir, dado que sin duda alguna están afectando las vidas de los naturales de los
territorios, y, por supuesto de aquellos que deciden hacer de la patria extranjera su domicilio final. De
manera, que queda en cada ser cultivar el respeto hacia aquellos que, en busca de perspectivas
vuelan hacia diversos destinos.