Vous êtes sur la page 1sur 5

DERECHO LABORAL

Antecedentes
La Revolución Industrial y las relaciones laborales
La Revolución Industrial dio origen a nuevas relaciones de trabajo, pues los trabajadores
pasaron a desempeñarse en los establecimientos de propiedad de sus empleadores en lugar de
hacerlo en sus domicilios, sometidos a exigencias de orden y coordinación con las máquinas y
con sus compañeros de labor hasta el momento desconocidas. A esto se agregaba que la
introducción de la máquina hacía posible el trabajo de niños y mujeres que ingresaban al
mercado de trabajo en competencia con los adultos varones, lo que sumado a la mayor
productividad alcanzada por las máquinas ocasionaba la existencia de enormes contingentes de
trabajadores desocupados cuya condición era aún más mísera, y que podían sustituir a
cualquier asalariado que protestara por sus condiciones de trabajo. Esta nueva organización del
trabajo los sometía a condiciones de esfuerzo, horario, riesgos de accidentes, enfermedades
profesionales, falta de descanso y remuneración ínfima.
Fueron surgiendo en forma espontánea y esporádica diversos tipos de protestas, como las
manifestaciones, la huelga, la ocupación de fábricas y el sabotaje, que precedieron a la
formación de organizaciones de trabajadores (los sindicatos).
El ejercicio del poder político por representantes de los sectores sociales beneficiarios de esta
situación aseguraba su mantenimiento. En nombre de la libertad individual se sostenía que los
Estados no debían legislar interfiriendo en la "libre contratación" entre empleadores y
trabajadores. La intervención del Estado en los conflictos laborales se limitó durante mucho
tiempo a la represión de las protestas, consideradas ilícitas, mediante la acción policial o militar.

Que es la ley general del trabajo


La ley general del trabajo (también conocida como ley laboral o ley de empleo) media la relación
entre los trabajadores, las entidades empleadoras, los sindicatos y el gobierno. La legislación
laboral colectiva se relaciona con la relación tripartita entre empleado, empleador y sindicato. La
legislación laboral individual se refiere a los derechos de los empleados en el trabajo y a través
del contrato de trabajo. Los estándares de empleo son normas sociales (en algunos casos
también estándares técnicos) para las condiciones mínimas socialmente aceptables bajo las
cuales los empleados o contratistas pueden trabajar. Agencias gubernamentales (como la
antigua Administración de Normas de Empleo de los EE. UU.) hacer cumplir la ley laboral
(legislativa, regulatoria o judicial).
Funciones de la jefatura de trabajo

El Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, es la principal autoridad en dar cumplimiento


a las normas laborales y en promover la generación de empleos dignos y sostenibles del país, y
se constituye en el líder de la construcción de una Bolivia digna, soberana y productiva. Sus
principales funciones y atribuciones son:
a) Proteger y garantizar el trabajo digno en todas sus formas (comunitario, estatal, privado y
social cooperativo) considerando la equidad laboral, de ingresos y medioambiental, así como la
igualdad de oportunidades.
b) Diseñar, proponer, dirigir y coordinar la implementación de políticas laborales, de empleo y
previsión social en el marco de la economía plural, destinadas a fortalecer el proceso
construcción estatal autonómico.
c) Dirigir la gestión Administrativa Pública en el sector social y laboral.
d) Resolver en última instancia todo asunto administrativo que corresponda al Ministerio.
e) Resolver los recursos administrativos formulados por las servidoras y los servidores públicos
relacionados con el régimen laboral, disciplinario, la carrera administrativa y de registro.
f) Presentar a la Asamblea Legislativa Plurinacional los Informes que les soliciten.
g) Garantizar la inserción y estabilidad laboral de toda la población, considerando la equidad de
género, así como de las personas con discapacidad, prohibiendo el despido injustificado.
h) Promover, garantizar y desarrollar una normativa administrativa para el acceso al trabajo e
inamovilidad laboral de las mujeres en estado de embarazo y del progenitor, hasta que la hija o
el hijo cumpla un año de edad.
i) Proteger las relaciones laborales emergentes de la actividad económica de las pequeñas
unidades productivas urbanas y rurales, por cuenta propia y gremialistas.
j) Erradicar el trabajo forzoso o cualquier otra forma análoga de explotación y servidumbre.
k) Prevenir y resolver los conflictos individuales y colectivos emergentes de las relaciones
laborales.
l) Coordinar con los otros Ministerios la Planificación y ejecución de las políticas de gobierno,
priorizando las políticas salariales y de productividad.
m) Participar en las reuniones del Consejo de Ministras y Ministros del Estado Plurinacional y
en otros consejos o instancias de coordinación.
n) Remitir el proyecto de presupuesto del Ministerio, rendir cuentas de la ejecución del
presupuesto y concurrir en la elaboración del Presupuesto General de La Nación.
o) Firmar Decretos Supremos y refrendar Resoluciones Supremas.
p) Designar y remover al personal, de conformidad con las disposiciones vigentes.
q) Elevar a la Presidencia la memoria y cuenta anual del Ministerio.
r) Generar las políticas, programas y normativa administrativa para la erradicación gradual de
las peores formas del trabajo de las niñas, niños y adolescentes.
s) Garantizar el derecho de los trabajadores a la libre sindicalización y organización para la
defensa de sus intereses, representación, la preservación de su patrimonio tangible e intangible.
t) Impulsar, reconocer y garantizar el derecho a la negociación colectiva, en el marco del
diálogo social y tripartismo en materia de trabajo.
u) Promover e implementar, en coordinación con los movimientos sociales actividades de
evaluación y control de la gestión pública, garantizando la transparencia en la información.
v) Proporcionar información sobre el uso de los recursos a quien lo solicite, de forma completa,
veraz, adecuada y oportuna.
w) Crear e implementar espacios para la participación social y el control social de la gestión
pública.
x) Promover y garantizar la libre asociación de empresarios y agentes productivos en el marco
de la economía plural.
y) Promover políticas y proyectos de empleo, especialmente de jóvenes, con la finalidad de
generar y mantener condiciones que garanticen a las trabajadoras y trabajadores una
ocupación laboral con dignidad.
z) Formular y ejecutar políticas activas y pasivas de empleo a fin mejorar las condiciones de
vida de la población.
aa) Promover y fomentar el desarrollo social, económico y productivo del sector cooperativo.
bb) Fiscalizar, supervisar y apoyar una gestión cooperativa transparente; disponer acciones de
intervención en caso de incumplimiento de la ley y de sus normas estatutarias.
cc) Generar políticas y proyectos de previsión social en la perspectiva de la construcción de un
seguro social universal, solidario y equitativo, dictando normas administrativas, para la
población boliviana.
dd) Formular políticas relacionadas con el servicio civil, régimen laboral, carrera administrativa,
registro, ética y capacitación emergentes del vínculo laboral entre el Estado y las servidoras y
servidores públicos.
ee) Promover y vigilar el cumplimiento de la legislación nacional y los convenios internacionales
en materia de su competencia.
ff) Otras inherentes a su cargo.
Funciones del juez del trabajo
LOS PODERES DEL JUEZ SEGÚN LA DOCTRINA.
En la doctrina, y con relación a la administración de justicia, los poderes de juezas y
jueces, son las potestades de las que están investidos los funcionarios jurisdiccionales
para cumplir las funciones que les han sido encomendadas. A esos poderes también se
les denomina de la jurisdicción, puesto que son el medio o conducto por el cual ésta se
ejerce.
a) Poder de decisión.
“Es la facultad que tiene el juez para resolver o pronunciarse sobre las cuestiones de
fondo que se presente en el curso del proceso (…) en razón de que comprende tanto los
pronunciamientos que el juez debe efectuar durante el desarrollo de aquél, como sucede
con los denominados autos interlocutorios, sino también la decisión definitiva que toma
en la sentencia y mediante la cual decide la controversia existente entre las partes.
Esta última es realmente la que entraña el ejercicio del poder de decisión, pues en ella se
consideran la pretensión y las defensas del demandante. Implica que la regla o
disposición general se aplique al caso particular, sea para reconocer la simple existencia
del derecho (declarativo puro), modificar una relación jurídica sustancial (declarativo
constitutivo), imponer una prestación a favor del demandante y a cargo del demandado
(declarativo de condena), o decidir en consciencia cuando así se lo solicitan los
contendientes y la ley se lo permite, o crear el derecho ante la ausencia de precepto
expreso (proceso dispositivo)…”. 1
b) Poder de ejecución.
El mismo autor, al referirse a este poder expresa que consiste: “… en realizar las
actuaciones tendientes a lograr el cumplimiento de una obligación a cargo del
demandado y a favor del demandante, sea que esté contenida en una sentencia
declarativa de condena o en un documento emanado directamente del deudor y siempre
que cumpla los requisitos que para el caso establece la ley.” 2
c) Poder de coerción
Al referirse a este poder el autor, señala:
“El poder de coerción consiste en la facultad que tiene el juez para remover todos los
obstáculos que impidan el normal desarrollo del proceso, concretándose no sólo a la
simple actuación o trámite, sino al esclarecimiento de los hechos para poder tomar una
decisión acorde con la realidad y también a imponer las sanciones tendientes a lograr
uno y otro de tales fines…”.
Inamovilidad laboral de la madre y padre progenitores
DECRETO SUPREMO N° 0012 DE 19 DE FEBRERO DE 2009:
I. No gozarán del beneficio de inamovilidad laboral la madre y/o padre progenitores que
incurran en causales de conclusión de la relación laboral atribuible a su persona, previo
cumplimiento por parte del empleador público o privado de los procedimientos que fijan las
normas para extinguir la relación laboral.
II. La inamovilidad laboral no se aplicará en contratos de trabajo que por su naturaleza sean
temporales, eventuales o en contratos de obra; salvo las relaciones laborales en las que bajo
éstas u otras modalidades se intente eludir el alcance de esta norma. En este último caso
corresponderá el beneficio.
III. La inamovilidad laboral del padre y/o madre progenitores se mantendrá siempre y cuando
cumplan con sus obligaciones legales y de asistencia para con el hijo o hija.
ARTÍCULO 6.- (INCUMPLIMIENTO). Si el empleador no cumple con el presente Decreto
Supremo, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, previa verificación, dispondrá la
reincorporación de la madre y/o padre progenitores, con goce de haberes y otros derechos
sociales por el tiempo que duró la suspensión de la relación laboral, sin perjuicio de las
sanciones que correspondan por infracciones a leyes sociales, salvando los derechos de la
madre
y/o padre progenitores en la vía judicial correspondiente.
El señor Ministro de Estado, en el Despacho de Trabajo, Empleo y Previsión Social, queda
encargado de la ejecución y cumplimiento del presente Decreto Supremo.
Es dado en el Palacio de Gobierno de la ciudad de La Paz, a los diecinueve días del mes de
febrero del año dos mil nueve.