Vous êtes sur la page 1sur 3

ALUMNA: VANESSA MAMANI INQUILLA

LA NECESIDAD DE REGULACION DE LA NEGLIGENCIA MEDICA COMO TIPO


PENAL ESPECÍFICO

Como peruanos conocemos que estamos expuestos un sistema de salud bastante


deficiente tanto en su atención como en problemas más críticos como resulta ser los casos
de negligencia médica que se conocen por los medios de comunicación y que vienen
incrementándose año tras año.

Sustentados en la observación de la realidad podemos entender que el sector salud se


siente respaldado además por un sistema judicial que no puede juzgar correctamente a
quienes son responsables por homicidio o lesiones por negligencia médica ya que en caso
de que se realicen denuncias ante el Ministerio Publico y se logre el requerimiento para
acusar a médicos por estos delitos, todo lo que se actúa se supeditará al informe de peritos
de Medicina Legal, donde médicos que no son especialistas y que además a saber por las
escasas investigaciones realizadas en nuestro país sobre peritajes de medicina legal, por
lo general suelen concluir en grandes porcentajes que las lesiones o deceso de los
pacientes resultan como consecuencia de sus propias enfermedades y no por
responsabilidad de los médicos a cargo o investigados.

Mediante la existencia de un tipo penal específico para negligencias médicas, considero


se ayudará solucionar este problema social que se incrementa cada día, pues, a través de
esta norma servirá como medio persuasivo para prevenir estos actos negligentes por parte
de estos profesionales, ya que teniendo ellos un nivel de instrucción superior y
conocedores de la implicancia de esta norma actuaran con mayor responsabilidad y
cuidado, pues ya no hallarán el respaldo de un tipo penal genérico que como sabemos
resulta casi imposible de comprobar en nuestro país.
LA REGULACIÓN DE LA MATERNIDAD SUBROGADA Y LOS INTERES
SUPERIOR DEL NIÑO

En la actualidad en el ordenamiento jurídico. El Perú no ha legislado la Maternidad


Subrogada no se encuentra normada, es decir no prohíbe pero tampoco existe una norma
que regule su aplicación, provocando grandes desventajas en materia de la niñez.

Esta práctica reproductiva, ya es aplicada en gran parte de mundo, lo cual conlleva a un


acto lucrativo, ya que es la vida del niño la que se está negociando como si este fuese un
objeto.

La falta de observancia por parte del poder ejecutivo y legislativo ante el problema
planteado, ha dado como resultado que los derechos y garantías de los niños sean
completamente vulnerados, siendo este en inicio de una gran red de problemas que surgen
con el cometimiento de este tipo de actos los cuales penosamente el estado y la sociedad
no han tomado cartas en el asunto para evitar así el cese de una vulneración de derechos.
Siendo esta una práctica completamente reprochable desde todo punto de vista, debiendo
mencionar que en la legislación comparada, de varios países, este es un tema el cual ya
se encuentra regulado y protegido por las leyes.

Desde un punto de vista más amplio cabe mencionar que este tipo de prácticas
reproductivas es un negocio lucrativo, el cual sin importar ningún tipo de condición las
personas que son reclutadas son objeto de trata de personas, esclavitud, imposición de
condiciones las cuales van contra de los derechos humanos, los mismos que prohíben la
explotación, trata, comercio y esclavitad de los seres humanos.
LA IMPRUDENCIA MÉDICA Y LA IMPUTACIÓN DE LO INJUSTO PENAL

En la actualidad resultan frecuentes las consecuencias negativas para la vida y salud de


las personas producto de los actos médicos y, sin embargo, quienes actúan escasamente
deben responder civil y penalmente por los riesgos que tales actos suponen y su fin es
curativo. Explicando que estas conductas dolosas sean excepcionales. Es el inicio de la
responsabilidad penal en este ámbito se centre en el examen de la imprudencia. Cuándo
se podría decir que existe una imprudencia médica; o en qué momento el medico procede
a cargar con las consecuencias dañosas por su conducta. Estas son las principales razones
que debe resolver el juzgador y que se enfrentan a diversas dificultades como: la precisión
del deber de cuidado, el rol del consentimiento del paciente, el principio de confianza
cuando se trabaja en equipo, etc.