Vous êtes sur la page 1sur 4
ASOCIACION DE HIJAS DE MARIA DE CAUDETE eaten al | LA HOJITA CELESTE a $ ~ ( / Recuerdo de la Comunion General \ DICIEMBRE 1914 Le Las Wijas de Maria y la Guerra furopea SSS Pocos asuntos, Hija de Marfa, pueden ocupar hoy tu atencién con preferencia a este de la Guerra Lu- roped. : Origen de desastres sin cuento es esta lucha, de Jas mas formidables que registra la historia de los pueblos. Pues bien: es preciso que tu, jéven piadosa, intervengas podero- samente en esta conflagracién de las naciones: y nin- guna ocasién mds oportuna que la Comunién General de este dia. Mira: fija tu atenci6n esta mafiana. 1.° en los soldados que luchan en el campo de batalla. 2.° en los pobrecitos que mueren, defendiendo el honor de su bandera. 3.° en los nifios gue quedan huérfanos, las esposas que quedan viudas, etc., etc. Por cada uno de estos debes elevar al Cielo una oracién en este dia de tanta solemnidad. 1.° Centenares, millares, millones de hombres es- t4n en el campo de batalla, dispuestos a batirse como héroes: el honor de su Patria lo pide, y por eso derra- mardn gustosos hasta la ultima gota de su sangre. Pero ello es que al morir, esos pobrecitos comparecen ante Dios para darle estrecha cuenta de su vida. De aqui la necesidad de que todos esos eqinbatiens tes se hallen en estado de gracia: y ésta, Hija de Maria, ha de ser la primera de tus stiplicas cuando hoy reci- bas a Jesucristo en tu pecho. Dios mic, dile con el mayor afecto de tu alma, gue los soldados combatientes se arrepicntan de sus culpas al entrar en ba- talla: otorgales un acto de perfecta contricion, sino pue- den ser absueltos por el Sacerdote, para que su alma se salve: tal vex el cuerpo guede insepulto en el campo de la lucha: no importa; pero que al morir, esté ste alma tran- quila con la paz de una buena conciencia. Asf, de esta manera contribuirds poderosamente a Ja salvacién de esos pobrecitos: y para estimulo de tu fervor y recogimiento al hacer esta stplica, no olvides que el que salva un alma, salva la suya. 2,0 Millares de soldados derraman su sangre en la Guerra Europea que tanto lamentamos, y como es na- tural, personas queridas ofreceran oraciones por el eter- no descanso de sus almas. Sin embargo no seré caprichoso suponer que tal vez algunos de esos pobrecitos no cuentan con un corazén amante. que procure aliviar sus penas del Purgatorio. Ati, Hija de Maria, a tf corresponde esta mision tan caritativa como delicada. Seria mucho que en este mes recibieras algtin dfa la Sagrada Comunién en su- fragio de los suidados difuntos? : A lo menos hoy no dejes pasar el dia sin rezar los seis Padre Nuestros del escapulario azul celeste: ya sabes que son innumerables las indulgencias que con esta prdctica tan sencilla puedes lucrar: pues rézalo, joven piadosa, y ofrécelo por los difuntos de Ja guerra; tal vez alguno de ellos estaré esperando este tu obsequio para subir a la Gloria: si, que se conozea que son hermanos nues- tros y que por tanta nos interesamos por su bien, Y si e! rezo del Escapulario lo haces en unién de otras compatie- ras, mejor: y sila Srta. Presidenta dispusiera que hoy, a la hora ms oportuna, se elevaran estas plegarias al Cielo ptiblicamente, ihermosfsimo ejemplo el que en- tonces darfa tu Asociacién! icudnto agradarfa a la San- tfsima Virgen! (1) : 3.° Por ultimo, fijate en que nifios numerosisimos estén qued4ndose sin padre en estos dias: una multi- tud de esposas habra de vestir en adelante el velo de viuda: los horrores de una guerra sin ejemplo estan llevando la desolacién y la muerte al seno de innume- rables familias. - Y esta desolacion y esta muerte traen como compafieras inseparables dos consecuencias tristfsimas, a saber: /a pera y la miseréa: si: la pena en el alma, por la pérdida de seres queri- (1) La Asociacién de Sevilla ha determinado celebrar vogaii- vas todos los dias de la Novena.