Vous êtes sur la page 1sur 9

Accidente provoca derrame de

petróleo en Chapare
La rotura de un oleoducto a causa de un accidente por la operación de
maquinaria provocó un derrame de cerca de 400 barriles de crudo en la zona
cocalera del Chapare, informó hoy (ayer) la petrolera estatal YPFB.

El daño a la tubería fue causado el viernes por un trabajador del lugar ajeno a
la empresa que operaba maquinaria pesada, según un comunicado de
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El tubo roto corresponde al oleoducto Carrasco-Cochabamba y el accidente se


produjo cerca de la localidad de Ivirgarzama, en la zona central de Chapare,
conocida por sus cultivos de hojas de coca.

Según YPFB, "el área afectada ha sido aislada y el producto derramado fue
contenido con equipos y materiales especializados" y en los próximos días se
"continuará con la limpieza y la remediación" del lugar de acuerdo con la
normativa legal.

El vertido llegó a un río cercano, el Magareño, donde se ha producido la muerte


de peces como consecuencia de la contaminación, reportó este sábado desde
el lugar el canal ATB.

Uno de los técnicos de YPFB en la zona dijo a ese medio que están usando
barreras de contención con absorbentes sintéticos y orgánicos "para capturar
todo el petróleo que esté en el río".
La rotura de un oleoducto a causa de un accidente por la operación de maquinaria
provocó un derrame de cerca de 400 barriles de crudo en la zona cocalera del
Chapare, informó la petrolera estatal YPFB.
YPFB reporta ‘afectación mínima’ al
medio ambiente por derrame de
petróleo
El hecho ocurrió la noche del 1 de abril en una región de Chuquisaca. Se derramó un
aproximado de 10 barriles de petróleo en un área de 90 metros cuadrados, de acuerdo al
reporte de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) 

La rotura de un oleoducto en Chuquisaca causó una “afectación mínima” en el medio


ambiente tras las labores encaradas como el levantamiento del suelo afectado y el acopio en
geo membrana. Se derramó al menos 10 barriles, de los que 5.5 barriles fueron recuperados
con medidas como paños absorbentes, reportó la estatal YPFB.

El área aproximada de daño es de 90 metros cuadrados. “Se realizaron trabajos de


recuperación del terreno afectado, retirándolo desde el lugar hasta la fosa impermeabilizada
para acopio de material contaminado en la Batería 4”, menciona un informe de Repsol, que
es la operadora del ducto

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) consideró lo ocurrido el 1 de


abril como un incidente menor de derrame, sin consecuencias a personas y con una mínima
afectación al medio ambiente. El ducto no es de uso continuo, por lo que lo derramado fue el
remanente de un envío del 23 de marzo.

El derrame de petróleo se cuantifica en aproximadamente 10 barriles, de los que se recuperó


2.5 barriles con paños absorbentes. De igual forma se trasladó tres barriles de petróleo
recuperados en turril y tanque portátil hacia la pileta API ubicada en Batería 3. Tras este
incidente no se observó impacto a terceros ni sembradíos, se informó.

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, informó el jueves que la rotura de un ducto


en la zona de Rosario del Ingre afectó al menos a tres comunidades.

"Correspondería a la empresa de Repsol, que sería la responsable de solucionar los daños al


medio ambiente, al agua. (En este momento) están haciendo una inspección y nos
comunicaron que podrían ser tres comunidades las afectadas. Si hay daños se tiene que
reponer y si se tiene que dar una sanción a la empresa se la dará”, indicó Urquizu.

La petrolera estatal reportó que se realizó recorridos por el área y hacia el riachuelo cañón
abajo para verificar manchas o películas de petróleo, sin encontrar evidencias de afectación.
Entre tanto, Repsol definió no usar el ducto hasta la evaluación definitiva de alcance de los
efectos provocados al ducto por este fenómeno climático extraordinario.

Las intensas lluvias y deslizamientos de tierra que azotan el chaco chuquisaqueño provocaron
un daño al oleoducto que va desde el Campo Monteagudo a la Estación Cerrillos a 3.5
kilómetros del Pozo MGD-24.

“Cuando ocurrió el incidente no se estaba bombeando petróleo. El petróleo derramado por


la rotura, es petróleo que queda en la línea (oleoducto). El derrame afectó el suelo y no a
ninguna quebrada”, añade el informe de deslizamiento de terreno por fuertes lluvias.
v

Tarija: Explosión por fuga de gas:


Autoridades YPFB-Villa
ANF K2965 18:09:25 17-05-1999 INT EXPLOSION/YPFB/ALMACENAMIENTO
Tarija: Explosión por fuga de gas: Autoridades YPFB-Villa Montes avalúan daños
en planta de almacenamiento Tarija, May 17 (ANF).- Las autoridades de
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) regional Tarija, viajaron de
emergencia de Villa Montes, para avaluar los daños ocasionados por la explosión
que se produjo el fin de semana en la planta de almacenamiento, como
consecuencia de la fuga de gas. El jefe de la zona Comercial de YPFB- Villa
Montes, Pablo García Alvarez, en contacto telefónico con esta redacción,
manifestó que las autoridades de la empresa sostienen reuniones con los
representantes de las instituciones villamontina a objeto de avaluar los daños
ocurridos por la explosión a causa de la fuga de gas. García expresó que las
autoridades villamontinas están preocupadas por lo sucedido y solicitaron que la
planta de almacenamiento deje de funcionar hasta que haya las garantías
suficientes, caso contrario el pueblo optará por las medidas de presión. El
siniestro se produjo el pasado domingo en la madrugada, cuando dos camiones
de ganado, transitaban cerca de la planta de almacenamiento de YPFB, y que al
parecer hubo una chispa que originó la explosión, toda vez que ya había una
fuga de gas que no fue interceptado por los funcionarios de la estatal petrolera.
Como consecuencia del siniestro resulto con quemaduras de uno de los
ocupantes de los vehículos, de aproximadamente 40 años, mientras que 20
cabezas de ganado quedaron carbonizadas por efecto de la explosión. Según
García, el incendio fue controlado y los años, en la planta de almacenamiento,
son menores, aunque la comisión de YPFB realiza las evaluaciones
correspondientes. CIVICOS Mientras que el presidente del Comité Cívico de Villa
Montes, Guillermo Salazar, explicó que fue una desgracia con suerte. Sin
embargo, el hecho desnudó la serie de falencias que tiene YPFB en cuestión de
seguridad. El dirigente cívico dijo que la planta de almacenamiento, que funciona
desde hace 25 años en Villa Montes, no cuenta con un carro bombero, que es
requisito indispensable en seguridad industrial, y eran pocos los extinguidores
que tenían los funcionarios de la empresa para combatir el incendio, aunque la
oportuna intervención de los vecinos permitió controlar el siniestro. Salazar
expresó que la entidad cívica declaró el estado de emergencia y no se descarta
realizar un paro, en señal de protesta por lo ocurrido y más porque la población
no tiene seguridad ante esta clase de siniestros. La planta de YPFB en Villa
Montes es la responsable de hacer el bombeo de gas y carburantes líquidos a
través del gasoducto y poliducto a la ciudad de Tarija, además que por ahí pasa
el gasoducto de exportación a la República Argentina. (MAN/jlv)
Yacimientos envió un equipo de rescate a Villamontes (Tarija) para socorrer a las
personas afectadas y evaluar los daños del ducto. Autoridades de YPFB Transporte
brindarán una conferencia de prensa para brindar más detalles sobre el incidente
registrado en el gasoducto Santa Cruz – Yacuiba
YPFB informa que “terceros” con equipo pesado dañaron el ducto de gas en
Villamontes

Voraz incendio en la tercera sección del municipio de Villamontes.


Fotos: El Chaco Informa.

La Paz, 18 de octubre (ANF).- Yacimientos Petrolíferos Fiscales


Bolivianos (YPFB) confirmó la tarde de este jueves el incendio en una
comunidad del municipio de Villamontes, departamento de Tarija, y en
base a reportes preliminares del hecho informó que “terceros”
ocasionaron el daño en el ducto de gas.
“Informes preliminares del lugar reportan que existe daño al ducto por
parte de terceros con equipo pesado en la remoción de agregados,
producto de ello se producen daños al ducto seguido de fuga de gas y
fuego”, cita un comunicado de prensa de la empresa estatal.
El incidente –según Yacimientos– se produjo en el gasoducto Santa
Cruz-Yacuiba de YPFB Transporte, entre la estación de compresión
Caigua y Taquiperanda, es decir, a unos 20 kilómetros de la
comunidad El Pelícano, tercera sección del municipio de Villamontes.
Tras el hecho, el equipo de emergencia de YPFB Transporte procedió
de inmediato con el cierre de válvulas de gas. “Y al momento se
encuentra desplazándose vía aérea al lugar de los hechos una brigada
de personal especializado para socorrer a las personas afectadas y
evaluar los daños del ducto para reiniciar las operaciones”, apuntó
YPFB.
Entre tanto, medios locales de comunicación informaron que existen
personas heridas y que el fuego todavía no fue controlado.
“El fuego continúa creciendo, continúa avanzando y las personas de
rescate (…) todavía no se pueden acercar al lugar porque el fuego es
muy grande”, dijo a radio Aclo el profesor Andrés Limachi, que se
encontraba a unos 800 metros del incendio.

Incidente en ducto deja tres heridos


con quemaduras
VILLAMONTES. Autoridades de YPFB Transporte brindarán una conferencia de
prensa para brindar más detalles sobre el incidente registrado en el gasoducto Santa
Cruz – Yacuiba
La columna de humo de la explosión se ve a larga distancia
EL DEBER

Enrique Sánchez, responsable de Seguridad Ciudadana de


Villamontes, informó este jueves que la explosión de un ducto de
YPFB en la comunidad Pelícano dejó al menos dos personas
heridas con quemaduras de gravedad, dos casas incendiadas en su
totalidad y un incendio forestal.

El funcionario indicó que de momento desconocen las causas que


hayan originado la explosión del ducto; sin embargo, indicó que
grupos de rescates, bomberos, y técnicos de YPFB se encuentran en
el sitio trabajando para controlar el fuego.

“La explosión dejó tres personas con graves quemaduras, estos


ya fueron trasladados hasta Santa Cruz de emergencia. Además dos
viviendas se incendiaron y el fuego también mató a animales
domésticos. Estamos trabajando para controlar el incendio forestal”,
indicó Sánchez, a través de un contacto telefónico.

Desde YPFB emitieron un comunicado en el que señala que la


explosión se produjo a las 11:45 y fue ocasionado por terceras
personas que realizaban trabajos en el lugar con maquinaria pesada.

“A las 11:45 se ha producido un incidente en nuestro gasoducto GSCY


(gasoducto Santa Cruz-Yacuiba). Informes preliminares reportan
daños en el ducto por parte de terceros con equipo pesado, producto
de ello se producen daños al ducto seguido de fuga de gas y
fuego“, señala parte del comunicado.

El informe de la estatal petrolera agrega que técnicos procedieron al


cierre de válvulas de gas inmediatamente. Además dice que enviaron
una brigada especializada para socorrer a las personas heridas y
evaluar daños para reiniciar operaciones.

Desde YPFB Transporte han anunciado que ofrecerán una


conferencia de prensa para brindar mayores detalles sobre el
incidente con el ducto.

En el río Desaguadero

Pasaron 10 años y aún existen


vestigios del derrame de petróleo
• YPFB heredo millonaria deuda por derrame de petróleo en el río
Desaguadero

El río Desaguadero aún soporta secuelas del derrame de pertróleo


Continúan los vestigios del derrame de petróleo del río Desaguadero ocurrido a la
altura de Sica Sica, el 30 de enero del año 2000 y afectó a varias comunidades de
Oruro y La Paz, afirmó la coordinadora de la Liga de Defensa del Medio Ambiente,
Norma Mollo Mollo.

"Los comunarios aún tienen denuncias en sentido que no ha desaparecido el petróleo


de sus tierras y que en algunas oportunidades aflora a la superficie, persisten
enfermedades de animales, nacimientos con deformidades", acotó.

Hace 10 años, en el sector de Sica Sica, se produjo la ruptura del ducto que
transportaba petróleo de Bolivia a Chile, derramándose aproximadamente 29.000
barriles de petróleo, la empresa responsable era Transredes.

El hidrocarburo afectó al río Desaguadero y por ende a la flora, fauna, suelos y agua
de más de un millón de hectáreas y a 127 comunidades de los departamentos de
Oruro y La Paz, siendo el mayor desastre ambiental registrado en la zona andina del
país.

Mollo reiteró que existen aún rastros de petróleo en las comunidades, afectando a sus
habitantes y la ayuda proporcionada por Transredes no fue suficiente.

DEUDA

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), aún debe la suma de


1.9 millones de dólares, según el último boletín la Organización No Gubernamental
(ONG), ambientalistas del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA).

El documento conmemorativo a la fecha del desastre, hace notar que yacimientos


heredó la deuda de la ex empresa transportadora de Hidrocarburos Transredes,
impuesta por el Viceministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente en el año
2000, por la nacionalización.
"Las miles de personas afectadas por este siniestro visitaron a los médicos de la
compañía informando que sufrían dolores de estómago, náuseas, pérdida de apetito,
dolores de cabeza y problemas visuales. Desafortunadamente, la ayuda médica de
Transredes fue limitada. Los trabajadores de salud enviados por la compañía no
tenían la especialidad de tratar los efectos del petróleo en la salud humana", afirmó
Mollo.

Igualmente existe otra deuda a la empresa de 100 mil dólares, por no haber tramitado
su licencia ambiental para el depósito de los suelos impregnados con petróleo.

"La contaminación del Desaguadero es una consecuencia más de las políticas de


explotación de recursos naturales sin responsabilidad ambiental. Ojalá nunca más
vivamos desastres ambientales, por las empresas transnacionales que vinieron
solamente a explotar nuestros recursos naturales y dejarnos toda la contaminación",
finalizó.