Vous êtes sur la page 1sur 6

Capítulo 1

Introducción

1.1 Introducción
La simulación de yacimientos combina física, matemáticas, ingeniería de
yacimientos y programación de computadoras para desarrollar una herramienta
para predecir el desempeño de los hidrocarburos bajo varias condiciones de
operación. Este libro se limita a los fundamentos de este tema y tiene como objetivo
desarrollar la comprensión y el conocimiento de la mecánica de esta poderosa
herramienta. El Capítulo 1 presenta una revisión de las técnicas de predicción
disponibles para los ingenieros petroleros, con énfasis en las limitaciones prácticas.
Para desarrollar la apreciación del papel de la simulación de yacimientos en la
optimización del desarrollo y la producción de recursos de hidrocarburos, el capítulo
también presenta una visión general de la simulación de yacimientos y sus
aplicaciones en la recuperación de hidrocarburos.

1.2 La necesidad de la Simulación de Yacimientos


La necesidad de simulación del yacimiento se deriva del requisito de que los
ingenieros petroleros obtengan predicciones precisas del rendimiento de un
yacimiento de hidrocarburos bajo diferentes condiciones de operación. Esta
necesidad surge del hecho de que en un proyecto de recuperación de hidrocarburos
(que puede implicar una inversión de capital de cientos de millones de dólares), el
riesgo asociado con el plan de desarrollo seleccionado debe ser evaluado y
minimizado. Los factores que contribuyen a este riesgo incluyen la complejidad del
yacimiento debido a propiedades de rocas heterogéneas y anisotrópicas;
variaciones regionales de las propiedades de los fluidos y características de
permeabilidad relativa; la complejidad de los mecanismos de recuperación de
hidrocarburos; y la aplicabilidad de otros métodos predictivos con limitaciones que
pueden hacerlos inapropiados. Los tres primeros factores están fuera del control del
ingeniero; se toman en consideración en la simulación de yacimientos a través de
la generalidad de datos de entrada incorporados en modelos de simulación de
yacimientos y la disponibilidad de simuladores para varias técnicas de recuperación
de aceite mejorado. El cuarto factor puede controlarse mediante el uso adecuado
de prácticas de ingeniería de sonido y el uso juicioso de la simulación de
yacimientos.

1.3 Métodos Tradicionales de Modelado


Los métodos tradicionales para prever el rendimiento del yacimiento generalmente
se pueden dividir en tres categorías: métodos analógicos, métodos experimentales
y métodos matemáticos. Los métodos analógicos utilizan propiedades de
yacimientos maduros que son geográficamente o petrofísicamente similares al
yacimiento objetivo para intentar predecir el rendimiento de una zona objetivo o del
yacimiento. Los métodos experimentales miden propiedades físicas (como tasas,
presiones o saturaciones) en modelos de laboratorio y adaptan estos resultados a
toda la acumulación de hidrocarburos. Finalmente, los métodos matemáticos
utilizan ecuaciones para predecir el rendimiento del yacimiento. Las secciones
restantes de este capítulo proporcionan discusiones más detalladas de estos
métodos.

1.3.1 Métodos Analógicos. Antes de la perforación, cuando son limitados o no hay


datos disponibles, el único método que los ingenieros petroleros pueden utilizar para
realizar el análisis económico es el de la analogía. En este método, se usan
yacimientos en la misma cuenca geológica o provincia o yacimientos con
propiedades petrofísicas similares para predecir el rendimiento del yacimiento
objetivo. Este método puede usarse para estimar factores de recuperación, tasas
de producción inicial, tasas de declinación, espaciamiento de pozos y mecanismos
de recuperación. El método analógico puede producir resultados confiables cuando
se comparan dos yacimientos similares y se utilizan estrategias de desarrollo
similares. El método se ve afectado, sin embargo, si se consideran diferentes
estrategias de desarrollo. Además, "qué pasa si” las susceptibilidades no pueden
ser investigadas.
Una forma de analogía, la prueba de campo en escena, proporciona las
predicciones más confiables para las operaciones de recuperación secundaria y
terciaria. En este método, los patrones de pozos representativos en un campo que
es un candidato para recuperación secundaria o terciaria se convierten al nuevo
proceso y se monitorea el rendimiento de la producción. Los resultados de la prueba
de campo, que pueden tardar uno o dos años en obtener, se aplican a los patrones
de pozos restantes y se puede predecir el desempeño en el campo. Las gestiones
generalmente confían en las decisiones tomadas sobre la base de los resultados de
una prueba de campo en escena.

1.3.2 Métodos Experimentales. Los métodos experimentales, tanto analógicos


como físicos, desempeñan un papel clave en la comprensión de los yacimientos de
petróleo. Mientras que los modelos analógicos rara vez se utilizan hoy en día,
modelos físicos en forma de corefloods, sandpacks y tubos delgados se ejecutan a
menudo.
Modelos analógicos. Los modelos analógicos rara vez se utilizan en estudios de
yacimientos modernos, pero dos puntos sobre ellos son dignos de discusión.
Primero, desde un punto de vista histórico, los modelos analógicos fueron
importantes en los primeros estudios, particularmente en la incorporación de las
eficiencias de barrido en los cálculos del flujo de agua. En segundo lugar, la
diferencia entre las redes de resistencia-capacitancia (RC) y los modelos
potenciométricos ilustra la diferencia entre los modelos discretos y continuos.
Los modelos analógicos utilizan similitudes entre el fenómeno del flujo de fluido a
través de medios porosos y otros fenómenos físicos (como los que se muestran en
la Tabla 1.1) para simular el rendimiento del yacimiento. Los modelos analógicos
basados en las ecuaciones gobernantes enumeradas en la tabla se construyen para
representar el yacimiento, y se miden las cantidades apropiadas (las que
representan la presión y el caudal). Estas cantidades pueden ser traducidas a través
de las ecuaciones gobernantes en sus análogos de medio poroso. A continuación,
se analizan tres métodos analógicos: redes RC, modelos potenciométricos y
modelos de Hele-Shaw.

TABLA 1.1 FENÓMENOS FÍSICOS ANÁLOGOS AL FLUJO DE FLUIDOS A TRAVÉS DE MEDIOS POROSOS
Flujo de fluidos a través Flujo de fluido a través Flujo de electricidad a Flujo de calor por
Fenómeno
del medio poroso de placas paralelas través de circuitos conducción
Ley de Darcy* Ley de Hagen-Poiseuille Ley de Fourier
Ley de Ohm
Ecuación
gobernante

Tasa volumétrica, q Tasa volumétrica, q


Transmisibilidad Conductancia hidráulica, Corriente, I
Conductancia eléctrica, Caudal de calor, Q
Conductancia térmica,

Propiedades
Movilidad de flujo Conductividad hidráulica, Conductividad eléctrica,**
Conductividad térmica, K
Temperatura, T
Voltaje, E
Presión, p Presión, p
*Flujo Horizontal
**

Las redes RC utilizan la analogía entre el flujo de fluido a través de medios porosos
y el flujo eléctrico para modelar el rendimiento del yacimiento. Bruce introdujo este
método en la industria del petróleo para simular el comportamiento inestable de los
yacimientos de petróleo bajosaturados con empuje de agua. La Figura 1.1 muestra
la red RC para este problema. En estos modelos, la capacitancia se utiliza para
modelar el almacenamiento de fluidos en un punto en el espacio, mientras que la
resistencia se utiliza para modelar las transmisibilidades entre puntos. La descarga
del capacitor representa el comportamiento de estado inestable del yacimiento de
acuerdo con las propiedades enumeradas en la Tabla 1.1. Como nota final sobre
las redes RC, aunque estos circuitos simulan un comportamiento de estado
inestable (y, por lo tanto, pueden representar yacimientos experimentando
declinación primaria), son modelos discretos. Es decir, los condensadores
representan el almacenamiento en puntos discretos en el yacimiento.

Fig. 1.1 Analógico de circuito eléctrico para un yacimiento de


hidrocarburos/sistema acuífero, simple. (C1 mediante C5 = capacitores; R =
resistor; A = amperímetro; V = voltímetro.)

Una forma continua del análogo eléctrico es el potenciómetro. Un potenciómetro es


un modelo escalado de un patrón de yacimiento o pozo construido con un material
conductor eléctrico continuo. Los voltajes se aplican en sitios de pozos y se pueden
hacer mediciones de voltaje en cualquier punto dentro del modelo. Esto contrasta
con el circuito RC, donde las mediciones pueden realizarse sólo en puntos discretos
del yacimiento. Una segunda diferencia entre las redes RC y los potenciómetros es
que los potenciómetros pueden simular sólo el flujo en estado estacionario. La
mayoría de los estudios iniciales sobre las eficiencias de barrido de los patrones de
flujo de agua se llevaron a cabo en modelos como el que se muestra en la Figura
1.2.
Fig. 1.2 Circuito eléctrico para determinar las distribuciones del potencial en
sistemas de flujo 2D (B = batería; r1 y r2 = resistores; G = galvanómetro; e1
mediante e4 = caída de potencial; M = potenciómetro; w1 y w2 = electrodos que
representan a los inyectores y productores; P = electrodo de exploración; y K
= llave.)

En general, los modelos analógicos eléctricos deben ser construidos a la medida


para yacimientos individuales, lo que los hace muy difíciles de adaptar a otros
yacimientos. Los modelos discretos de la red RC también sufren un inadvertido mal
funcionamiento del componente eléctrico (condensadores, medidores, resistores) y
el enorme espacio que usualmente ocupan (varias salas). Aparte de estas
deficiencias, estos análogos se limitan a modelar el flujo monofásico en medios
porosos o, en el mejor de los casos, el flujo bifásico con una relación de movilidad
unitaria.
El modelo de Hele-Shaw es un modelo análogo que permite relaciones de movilidad
no unitarias. Los modelos de Hele-Shaw utilizan la analogía entre el flujo de fluido
a través de medios porosos y el flujo de fluido entre placas paralelas para simular el
comportamiento de elementos de patrón regular en operaciones de recuperación
secundaria y terciaria. Estos modelos están construidos con dos placas
transparentes espaciadas a una distancia uniforme entre sí. La separación entre las
placas se llena con el fluido a desplazar, mientras que el fluido de desplazamiento
se introduce en los sitios de los pozos de inyección. Las eficiencias de barrido de
los patrones del yacimiento se determinan entonces visualmente.
Modelos Físicos. A diferencia de los modelos analógicos, se utilizan modelos
físicos para realizar mediciones directas de las propiedades de flujo en medios
porosos. En la industria petrolera se utilizan dos tipos de modelos físicos. El primero
no tiene en cuenta la geometría del flujo que se produce en el yacimiento. Los
experimentos Coreflood entran en esta categoría. Estos experimentos,
generalmente realizados en núcleos lineales, son probablemente los modelos
físicos más comunes usados en la industria petrolera en la actualidad. Se ejecutan
en prácticamente todos los campos de petróleo y gas para determinar las
propiedades del yacimiento, como porosidad y permeabilidad, y establecer
mecanismos de recuperación de petróleo. Una característica perjudicial de estos
modelos es que los experimentos se realizan a una escala que no es representativa
de la escala real del yacimiento. En consecuencia, los resultados de estos
experimentos deben ser adaptados a escalas más representativas. Otros modelos
físicos que caen en esta categoría incluyen tubos delgados y sandpacks.
El segundo tipo de modelo físico utiliza conceptos geométricos, mecánicos y
térmicos parecidos. Es decir, la geometría del área, el espesor, la porosidad y la
permeabilidad del modelo y las propiedades del fluido se adaptan de manera que la
forma y dimensiones del modelo (así como las relaciones de fuerzas activas en el
modelo) sean las mismas que en el yacimiento. El rendimiento de este tipo de
modelo adaptado refleja el del yacimiento. Un ejemplo es el modelo singlewell
coning de Sobocinski y Cornelius (Fig. 1.3). Este tipo de modelo puede determinar
las velocidades de conificación críticas, los tiempos de ruptura del agua y los cortes
de agua posteriores al desbordamiento. Tenga en cuenta, sin embargo, que, en los
problemas de ingeniería de yacimientos, generalmente es imposible adaptar todas
las características físicas del yacimiento, por lo que el uso de modelos realmente
adaptados es muy limitado. Modelos adecuadamente adaptados, en los que sólo se
consideran las características más importantes en el proceso de escalado, se
utilizan en su lugar.