Vous êtes sur la page 1sur 3

Mi nombre es Carolina Domínguez estudiante de octavo semestre y hoy vengo a

presentarles mi punto de vista referente a la temática “terapia asistida con animales en niños
con TDAH”
Antes de profundizar en el tema es necesario presentar los conceptos asociados a la
temática, tales como el TDAH el cual se trata de un trastorno de carácter neurobiológico
originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o
impulsividad, y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos.
Claramente hay que comprender que este trastorno condiciona la vida del individuo que lo
padece, de este modo el psicólogo busca la manera de que el paciente pueda vivir con ello
sin influenciar de forma negativa la vida de este.
De este modo como es un trastorno de carácter neurobiológico que se origina en la infancia,
es necesario buscar las medidas suficientes para que la terapia del niño se lleve de la mejor
forma posible y alcanzar buenos resultados, este trastorno afecta su atención por esto es útil
recurrir a estímulos positivos para que el niño evolucione. De aquí surge nuestra temática,
para acaparar la importancia y la utilidad de métodos como el uso de animales para las
terapias de este trastorno.
Terapia asistida con animales en niños con TDAH
Como bien sabemos, en la historia los animales han tenido un papel fundamental en la vida
del ser humano en su desarrollo y asociación con la naturaleza y su ayuda en el desarrollo de
valores sociales. Se piensa desde un punto de vista concreto que el problema de atención y
la hiperactividad pueden ser estimuladas de forma positiva por un animal y asi generar que
las conductas del niño referentes al trastorno sean reguladas o se manejen de una forma
correcta.
No es la primera vez que se toca esta temática y no está lejana de la realidad, pues ya se han
realizado investigaciones referentes a este contexto con resultados positivos llevando a la
conclusión que la utilización de animales en personas con problemas mentales o
enfermedades terminales les ayuda a la humanización y regulación de sus pensamientos
antisociales.
La primera vez que se tiene evidencia de la utilización de animales en una terapia fue en
Inglaterra, en el retiro Yorck, donde utilizaron animales de granja para que enfermos
mentales los cuidaran como parte de su tratamiento, de esta forma desarrollaron conductas
sociales las cuales no eliminan el trastorno, pero permite que su conducta cambie de manera
positiva.
Para entender mejor la terapia asistida con animales se utilizará la conceptualización brindada
por Delta Society (1996) que la define c, “una intervención que persigue un objeto curativo
y que usa el vínculo persona-animal como parte integral del proceso de tratamiento.
Este tipo de metodología no solo permite que el paciente se sienta más cómodo con su terapia
si no que ayuda en niveles educativos, sociales y permite a la mejora de la cognición del
sujeto.
Este tipo de terapias se basa en el condicionamiento clásico del conductismo donde se emplea
el estímulo-respuesta de tal forma que se premia la conducta positiva con el acompañamiento
del animal buscando regular y manejar los temperamentos y aspectos negativos del trastorno
en el niño.
Conclusiones

Desde la psicología hay que plantear distintos paradigmas que puedan solucionar problemas
de adaptación de los sujetos que padecen cualquier tipo de trastorno, de esta forma se puede
analizar como una gran opción el uso de este mecanismo para facilitar la vida y la interacción
de las personas que sufren de este trastorno para que puedan evolucionar y desarrollar
características que permitan la vida normal y la salud mental del sujeto.