Vous êtes sur la page 1sur 6

14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

CÓMO SER UN HISTORIADOR GLOBAL


9.15.2016

POR SERGE GRUZINSKI

I
f el pasado sigue siendo necesaria para comprender el presente, a continuación, acercando
el pasado a nivel mundial es una necesidad absoluta. Pero, ¿qué significa "pensar
globalmente" hoy? ¿Cómo se ve una historia verdaderamente global?
Aunque se está convirtiendo rápidamente en uno de los subcampos más dinámicos,
aunque confusos, de la disciplina, la historia global no es fácil de definir. La primera pregunta
podría ser si tal historia es incluso nueva. En la antigüedad, los historiadores occidentales
exploraron el pasado de su mundo conocido: un mundo para ellos, seguramente tan vasto y
contradictorio como el nuestro actual. Muchos de sus colegas musulmanes y chinos hicieron lo
mismo. ¿Es la historia "global" de hoy realmente más universal que una simple historia
"mundial", ya sea de un historiador contemporáneo o antiguo? ¿O es solo una etiqueta
comercial para vender la historia antigua en una era competitiva y concurrida?

https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 1/7
14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

Incluso si los resultados pueden faltar, la necesidad de una historia global es real. Hoy,
más que nunca, los desafíos de la globalización obligan a los historiadores e investigadores a
romper con las fronteras locales, nacionales e incluso continentales de su conocimiento. Pero a
pesar de esta necesidad real, muchos libros publicados bajo la etiqueta de historia global no
son más que vino viejo en botellas nuevas. Esto se puede ver en una serie de estudios
relacionados con la historia diplomática y económica; con temas atractivos como las
narraciones de "productos básicos" que rastrean la historia del azúcar o la sal; y con la
reelaboración de viejas historias militares simplemente extendiendo lo familiar sobre un campo
más amplio. Lo único que cambia es la escala, no el significado.
Ante tal confusión, ayuda a explorar este nuevo panorama intelectual con una guía tan
competente como el historiador alemán Sebastian Conrad. Es autor de varios libros,
incluyendo Globalización y la nación en la Alemania imperial (2010). A pesar de que su nuevo
libro comienza con una provocación, citando al gran especialista del siglo XIX, el difunto
Christopher A. Bayly: "Todos los historiadores son ahora historiadores mundiales, aunque
muchos todavía no se han dado cuenta": ¿Qué es la historia global de Conrad ? Explora este
campo con seriedad y sistemáticamente. Conrad examina las obras importantes y significativas
que ilustran las contribuciones, así como los callejones sin salida, de la historia global.
Curiosamente, Conrad prefiere llamar a este subcampo una nueva perspectiva y un nuevo
enfoque , En lugar de una disciplina completamente nueva.

¿Cómo se está globalizando la escritura de la historia? ¿Por qué los historiadores se han
movido para escribir historia global? ¿Y a qué público están destinadas estas nuevas historias
globales? Conrad avanza una serie de respuestas verdaderas, no simplemente recetas
irreflexivas o declaraciones esquemáticas abstractas. Siempre se enfrenta a los críticos y los
límites de estos nuevos enfoques. Y aún así, incluso con este enfoque matizado, Conrad
avanza una visión de la historia global que es sorprendente e inspiradora.
El historiador global de Conrad no solo estudia los procesos de universalización, de
cómo interactúan e integran las culturas discretas, sino que también define las condiciones en
las que estos procesos podrían expandirse y responder a las mismas situaciones que los
originaron. Tomemos el caso de la Ilustración: ¿fue solo una creación francesa y británica, una
imposición colonial en el resto del mundo, o "más bien una forma en que las elites sociales de
todo el mundo llegaron a un acuerdo con las nuevas realidades globales"? De la misma
manera, "¿fue el concepto de raza un invento europeo, una herramienta del imperio, una
noción que surgió de varias raíces indígenas, o una respuesta a los desafíos globales?" Para
Conrad, "global" significa mucho más que simplemente ampliar la escala. Un mundo global es
un mundo conectado.mundo, lo que significa que las unidades o temas de la historia ya no
pueden verse en un espléndido aislamiento. En un contexto "global", entonces, la Ilustración o
las ideas de la raza se pueden ver como los productos de las interacciones globales, convocadas
y definidas como formas de dar sentido a un mundo más amplio.
Esto sugiere que es suficiente romper con la perspectiva nacional para reactivar varias
conexiones con otras partes del mundo. ¿Nos detenemos aquí? ¿Se está globalizando solo un
nuevo contexto para las naciones y sus campeones? No. Conrad subraya la necesidad de ir más

https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 2/7
14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

allá del estudio de las conexiones. Un historiador global debe pensar en términos de
integración , buscando las dinámicas que conectan
las muchas piezas de ese rompecabezas que llamamos pasado. “Como un paradigma distinto,
con su enfoque en la integración y las transformaciones globales estructuradas, la historia
global es un enfoque muy específico”. La historia global no solo significa movilidad,
interacciones y conexiones, sino también mecanismos de cómo se globalizó el mundo .
Pero la historia global puede crear un nuevo tipo de problema. Si pasamos de las
historias de conexiones a las de la integración, y también nos limitamos a integrar nociones
eurocéntricas como el Renacimiento y la Ilustración en dinámicas más amplias, existe el
peligro de que la historia global se equipare simplemente a la historia de la globalización. Es
cierto, por supuesto, que la historia global ofrece una excelente herramienta para analizar la
historia de la globalización. Pero no toda la historia global es la historia de la globalización.
Conrad insiste constantemente en que la historia global no puede reducirse a una mera
búsqueda de los orígenes y causas de la integración que llevaron al mundo globalizado de hoy.
Según él, sería arriesgado hacer retroceder los orígenes de nuestra condición en el tiempo
(hacia la Ruta de la Seda, por ejemplo), lo que limitaría el campo a un sujeto potencial
apremiante, pero en última instancia, limitado. Pero si la integración es la fuerza impulsora
detrás de la historia global, corremos este riesgo. Tratar la globalización como un equivalente
de la modernización, con la idea de que lo moderno debe estar conectado y lo que está
conectado es moderno, es un movimiento engañoso.

LA HISTORIA GLOBAL FOMENTA UNA


MULTIPLICIDAD DE PUNTOS DE VISTA
SOBRE EL PASADO DEL MUNDO.

¿Podemos ir más allá de una historia global que es solo la historia de la globalización?
¿Cómo evitar la ilusión de continuidad o la falacia teleológica que transformaría el curso de la
historia en una sucesión de globalizaciones que abarcarán progresivamente más regiones del
mundo? Conrad nos advierte que seamos cautelosos con el concepto de integración: “La
integración, entonces, no es un problema de escala (el planeta entero) y cantidad (la cantidad
de comercio), sino de calidad: la mercantilización de las cosas y las relaciones sociales crean
una coherencia sistémica, ya que permite la compatibilidad y el intercambio entre fronteras
geográficas, culturales y étnicas ".
Después de bosquejar la genealogía del "pensamiento global" y delinear la singularidad
del enfoque global, Conrad analiza sus relaciones con el tiempo y el espacio y discute la
"posicionalidad y los enfoques centrados". Desde finales del siglo 20, una de las principales
causas de queja. La historia y las ciencias sociales han sido su eurocentrismo innato y
profundo. Y es cierto que estas disciplinas, como se enseñan en todo el mundo, nacieron y se
formatearon por primera vez en Europa antes de ser exportadas al extranjero. También es
cierto que los historiadores han tratado de "provincializar" a Europa, relegando la historia del
https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 3/7
14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

continente a un lugar marginal en la narrativa más amplia del mundo, para descontaminar
estas herramientas intelectuales.
Pero muchos se preocupan: ¿es la historia global en sí misma una nueva manifestación
del eurocentrismo? Este es el peligro cuando se emplea la globalización como sinónimo de
modernidad o neoliberalismo. Sin embargo, ¿sigue siendo la mejor manera de escapar de la
dominación centenaria de Occidente sobre el resto? Una forma de salir de la trampa
teleológica es enfatizar los muchos caminos de la modernización y la integración. Parece que la
historia global, más que cualquier otra subdisciplina, tiende a fomentar la diversidad de las
narrativas locales: la multiplicidad de puntos de vista sobre el pasado del mundo, incluidas
formas diferentes y alternativas de concebir el pasado en sí.

Deshacerse del eurocentrismo a menudo puede significar una proliferación de otros


centrismos. Este es un problema, porque tal enfoque no es menos alienante que el
eurocentrismo: si está centrado en una cultura particular, como el Sinocentrismo, o una idea
particular, como el "choque de civilizaciones", que no es más que nuestro antiguo El
eurocentrismo recargado. En este caso, el concepto de civilización funciona como un contra­
discurso a la globalización. Aquí están las palabras de Conrad: "La idea de que la cultura hace
toda la diferencia es en sí misma un efecto de la globalización contemporánea y la
mercantilización de estas mismas diferencias". La erudición global actual está tan
internacionalmente conectada que las diferencias culturales entre los historiadores a menudo
se vuelven mucho menos poderosas que las sociales y sociales. Las diferencias ideológicas.
El libro de Conrad ofrece un excelente recorrido por algunos de los giros importantes
que abren nuevas investigaciones: "Historia profunda", "Historia grande", el Braudelian longue
durée , los estudios sobre antropoceno y Zeitschichten (historia conceptual) de Reinhart
Koselleck . Conrad confronta estos campos con las perspectivas abiertas por la historia global.
Nos recuerda la importancia que se le da a la sincronicidad en los estudios globales: "un
posible revelador" y una herramienta indispensable para revisar las "ficciones de la diacronía
nacional", a fin de "guiar entre las ficciones de continuidad y las promesas del 'momento. '' En
general, ¿Qué es la historia global? es a la vez una encuesta excelente y una crítica perceptiva
de nuestro subcampo. También apunta a muchos de los escollos que se avecinan a medida que
los historiadores luchan por volverse globales.

En particular, he encontrado especialmente perspicaz el capítulo dedicado al proceso de


“construcción del mundo” y la forma en que los historiadores mundiales podrían ellos mismos
“fabricantes mundiales” convertirse Esto significa que los historiadores globales no son
simplemente actuando como colectores: trabajar sólo para descubrir nueva Objetos globales y
temas globales. En cambio, los historiadores globales, a través de sus escritos y análisis,
contribuyen al proceso de globalización en sí. Según Conrad, esta contribución se produce
porque, a pesar de la retórica mediática de la globalización, ni las categorías "naturalmente " ni
" globales"  son evidentes por sí mismas. En otras palabras, el proceso de globalización no solo
está creando una nueva estructura financiera. , redes tecnológicas y económicas del mundo;
https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 4/7
14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

tambien esConformando nuevos imaginarios a los que los historiadores globales están
contribuyendo constantemente. Este es uno de los capítulos más inspiradores de este libro, ya
que nos recuerda que "la historia global como una perspectiva y los procesos de integración
global están interrelacionados y son mutuamente constitutivos".
Sin embargo, la fabricación del mundo también tiene sus límites. Con el fin de hacer
legible el mundo, los historiadores globales agrupan pueblos y espacios en un solo marco. Pero
al imponer un alcance planetario, al enfocarse en vastos procesos como la migración, el
comercio, el imperio o la religión, estos historiadores corren el riesgo de simplificar los pasados
y realidades históricos. Esto plantea una pregunta final para Conrad que es tan básica como no
resuelta: "¿son las categorías [occidentales] de las ciencias sociales modernas apropiadas y
adecuadas para descubrir la heterogeneidad de las realidades globales o deben complementarse
con la terminología indígena?"

Puerto de Hong Kong frente a Kowloon, desde Victoria Gap, 2013 . Fotografía de Daniel Case /
Wikimedia.

La historia global puede parecer un gigante; Pero está lejos de dominar todo el mundo
académico. El último capítulo del libro examina la crítica, y la resistencia, que los historiadores
globales enfrentan en todo el mundo. Muchas son reacciones defensivas; sin embargo, para ser
justos, no todos provienen de académicos tradicionales que se sienten amenazados y superados
por la tendencia hacia lo global. Con mucho, la crítica más urgente es que la historia global es
en su mayoría anglófona y en su mayoría "global", es decir, "inglés global", tal como cualquier
persona fuera del circuito lingüístico está, por defecto, marginada.
Como erudito alemán, Conrad es perfectamente consciente de esta hegemonía
lingüística inaceptable. Y, sin embargo, deja de lado importantes alternativas al coro
anglofónico. Excluye de su análisis, por ejemplo, algunas de las principales contribuciones
europeas y latinoamericanas. Incluso faltan otros enfoques alemanes: por ejemplo, la trilogía
https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 5/7
14/11/2018 Cómo ser un historiador global | Libros publicos

de Peter Sloterdijk, Sphären, traducida bajo el título de Globos, especialmente el volumen II, 
Macrospherology (2014). En mi opinión, este es el trabajo más sugerente que propone una
genealogía tanto filosófica como histórica de la globalización. La ausencia de Sloterdijk, junto
con otras, es desconcertante.
A pesar de estas reservas, encuentro que la síntesis crítica de Conrad es
extremadamente útil. Hoy en día, parece que estamos llenos de libros que simplemente
definen o discuten la historia global, en lugar de producir un trabajo innovador en este campo
prometedor. De estos libros, ninguno es tan claro y estimulante como ¿Qué es la historia
global de Conrad ? Su diagnóstico es siempre preciso. Su discusión siempre es mesurada y
convincente. Esto hace ¿Qué es la historia global? Especialmente útil para los estudiantes
atraídos a navegar entre los bancos a menudo peligrosos de los muchos enfoques de la historia
global.
Pero la contribución de Conrad va mucho más allá del entorno académico, y ofrece
incluso al lector general una excelente manera de aumentar su conciencia. En última instancia,
se requiere una visión global para comprender nuestro pasado, comprender nuestro presente e
incluso para proteger nuestro futuro. ¿De qué otra manera podría relacionar la masacre de un
club nocturno en Orlando el 11 de junio con el asesinato de dos policías en un banlieue de
París al día siguiente? ¿Cómo se relacionan ambos crímenes con ISIS y los eventos en el Medio
Oriente? Solo una perspectiva global puede ayudarnos a comprender, y superar, una realidad
diaria que en todas partes es ahora una realidad verdaderamente global . 

Imagen destacada: Un mapa impreso de una edición del siglo XV de la Geografía del siglo II de Ptolomeo . Wikimedia
Commons

#EUROPA #GLOBALIZACIÓN #HISTORIA #NO FICCIÓN #SOCIOLOGÍA

EN LA MESA

¿Qué es la historia global?


Sebastian Conrad
Princeton University Press, 2016
https://www.publicbooks.org/how-to-be-a-global-historian/?fbclid=IwAR37Uvuf7iN7kp52aogEfbd1uyA439Zna_sN0rqkzASrGomZhDeTQROFcm4 6/7