Vous êtes sur la page 1sur 2

SOFÓCLES

Nació en Colona cerca de Atenas(Grecia)(497 o 496,495 a.C).Su padre un acomodado fabricante de armas, se
preocupó por asegurarle una sólida educación .Aprendió música y danza ,razón por la cual fue elegido a los 16
años para dirigir el coro en las representaciones teatrales ,y una de ellas cantar la victoria de Salamina.Su
producción gozó de gran popularidad en su época y sólo rivalizó con ella la de Esquilo a quien venció en el
certamen del año 468 con la tragedia Triptólemo,siendo treinta años menor que aquél. Participó en los certámenes
durante 40 años y se dice que más de la mitad de las veces obtuvo el primer premio. Sófocles el más notable de
los tres grandes trágicos griegos (Esquilo-Sófocles y Eurípides).
En la vejez se retiró a su aldea natal donde murió(a los 90 años) el año 405 o 406 a.C, donde le tributaron los más
grandes homenajes.

OBRAS
Sófocles escribió hasta el final de su vida. Escribió más de 120 obras ,muchas de ellas grandes tragedias. Escribió para el
teatro, al que aportó varias modificaciones: aumentó el número de actores, introdujo los escenarios pintados y amplios en el
campo de la acción dramática. Se le atribuye la cantidad de obras mencionadas, aunque en nuestra épocas solamente se
conocen siete:”Ayax”,”Edipo Rey”, “Las Traquinianas”(Traquinias),”Antígona”,”Electra”,”Filoctetes” y “Edipo en
Colona”.

PERSONAJES PRINCIPALES
Edipo.- Rey de Tebas, hijo de Layo y Yocasta. Hombre de buenos sentimientos, noble, entregado a su labor de
cuidar a su reino quien sin saberlo y por la maldición que tenía, mata a su padre y se casa con su madre.
Yocasta.- Esposa y madre de Edipo, viuda de Layo, mujer incrédula y amante de su familia.
Creonte.- hermano de Yocasta, hombre honesto con buen sentido de la verdad
TIRESIAS: Vidente tebano. Desempeño un papel importante al revelarle la verdad a Edipo. Hombre sabio.
Aunque carece del sentido de la vista, su entendimiento y razonamiento va mas allá de lo que estos pudieran ver,
seguro de sus capacidades, Asume cualquier tipo de consecuencias a las que sus palabras o actos lo lleven

PERSONAJES SECUNDARIOS
· YOCASTA: Mujer de Layo, rey de Tebas, y madre de Edipo, rey de Tebas. Es una persona de grandes
contrastes, por un lado parece ser una mujer osada, se atrevió a retar a los dioses al tratar de evitar que se
cumpliera la profecía del oráculo, pero por otro lado demostró debilidad y cobardía al no enfrentar la
situación del incesto y quitarse la vida.
· CREONTE: Hermano de Yocasta, reina de Tebas. Es una persona que lucha por la justicia de si
mismo y de su pueblo, ecuánime, hace respetar sus derechos y expresa sus ideas y pensamientos. Fiel a
su gente.
· MENSAJERO: Aunque no es un personaje principal, cumple el papel de desenmascarar
completamente toda esta tragedia. Es una persona algo inocente al no darse cuenta de la magnitud de sus
palabras y las secuelas que podría causar.
ESCENARIO.
Tema principal:
-Edipo Rey es el hombre como víctima de su destino. Ignorando que es hijo del rey, Edipo mata a su
padre y se casa con la reina Yocasta, que es su madre. También trata de otros temas como son el dolor,
el abandono total, la desdicha humana, el sacrificio, la desgracia y la muerte.

Conclusion

La conclución es que el destino no se puede modificar. El oráculo de delfos le dijo que su destino
era matar a su padre y casarse con su madre. A pesar de que Edipo se fue de sus tierras
(creyendo que salvaria a sus padres), al final de la historia se descubre que las personas que él
creía que eran sus padres, en realidad no lo eran. Finalmente mató a su padre y contrajo
matrimonio con su madre.
ARGUMENTO DE LA OBRA EDIPO REY
Layo, padre de Edipo, rey de Tebas, oye del oráculo que ha de morir a manos de su propio hijo. En consecuencia,
tan pronto como nació el niño, Layo, luego de traspasarle con un clavo los talones y atarlo con una correa (por eso
Edipo significa en griego: "pies hinchados") lo entregó a uno de sus pastores con la orden de exponerlo en el
monte Citerón. Un pastor de Corinto llamado Melibeo encontró al niño y lo entregó a los reyes de su país, Pólibo
y Mérope, quienes lo criaron como si fuera su propio hijo.
Siendo mayor, Edipo, se hallaba en un banquete, donde un hombre que había bebido demasiado le dijo en su
borrachera que él no era hijo de los reyes de Corinto. Edipo cuenta a sus padres lo acontecido, quienes se indignan
contra aquél que había proferido el ultraje. Sin que sus padres supieran nada se fue a Delfos, donde Apolo lo
rechazó sin creerlo digno de obtener contestación a las preguntas que le hizo; pero le reveló los males más
afrentosos, terribles y funestos, diciéndole que se casaría con su madre, con la cual engendraría una raza odiosa al
género humano; y también que él sería el asesino de su padre. Horrorizado, Edipo decide alejarse. Se dirige a
Tebas. En el camino discute con el conductor de un carro que parecía noble; le llama la atención por no dejar el
paso; luchan ambos, pero Edipo más fuerte, joven y experto en el manejo de las armas, da muerte al desconocido,
que resulta ser su verdadero padre.

Edipo llega a Tebas y se entera que la ciudad estaba aterrorizada por la Esfinge (monstruo con cabeza de mujer,
cuerpo de león y alas de ave rapaz; hija de Equidna y Tifón) proponiendo enigmas y devorando a los que eran
incapaces de resolverlos. El enigma que solía proponer era el siguiente: ¿cuál es el ser que tiene cuatro pies por la
mañana, dos al medio día y tres por la noche, pero que, contrariamente a la generalidad de los seres existentes, es
tan menos rápido cuantos más pies utiliza al caminar?

Edipo dice saber la respuesta al enigma y contesta: es el hombre. La esfinge, entonces se suicidó arrojándose
desde la alta roca en que solía asentarse. El castigo a la ciudad desaparece, y en recompensa, los tebanos lo
elevaron al trono y le entregaron en matrimonio a la reina viuda, su verdadera madre.

Ha pasado mucho tiempo que Edipo ha matado a su padre Layo y se ha casado con su madre Yocasta, y él no
sospecha ninguno de estos crímenes. Nuevamente hay una peste que está devastando Tebas y el pueblo pide a
Edipo que haga algo para remediarlo, el cual envía a su cuñado Creonte a Delfós. El oráculo de Apolo predice que
los Dioses cesarán su cólera cuando se castigue al asesino del antiguo rey Layo. Edipo se dispone, entonces, a
encontrar al culpable y aplicarle todo el rigor de la ley. Es convocado al divino Tiresias quien anuncia las
desgracias que acarreará la investigación. Siembra el desconcierto en el rey, quien no da marcha atrás en sus
propósitos. Se suceden una serie de testimonios: antiguos servidores, mensajero, Yocasta, el propio Edipo. Todo
va conduciendo gradualmente al descubrimiento de la verdad. Cuando se han aclarado las circunstancias de la
muerte de Layo, llega un mensajero de Corinto para notificar a Edipo la muerte de su padre adoptivo Pólibo, y
que por lo tanto debe ir a ocupar el trono. Edipo dice que no quiere acercarse a su madre por temor a que se
cumpla parte del oráculo. El mensajero, pretendiendo tranquilizarlo, le asegura que no hay nada que temer, porque
Mérope no es su verdadera madre, ya que él mismo lo había recogido del monte. Conocida la verdad, Yocasta al
comprender que ha tenido cuatro descendientes, Antígona, Ismene, Eteocles y Polinice, con su propio hijo, corre
al palacio y se ahorca con sus trenzas. Edipo tras ella, se arranca los ojos con los broches del vestido de su mujer y
madre, diciendo que así no vería más ni los sufrimientos que padecía ni los crímenes que había cometido. Edipo
parte al destierro acompañado de su hija menor Antígona para llegar a Colona; en el Atica, es acogido por Teseo y
es allí donde muere Edipo, no sin antes maldecir a sus hijos Eteocles y Polinice.

Centres d'intérêt liés