Vous êtes sur la page 1sur 4

ATMOSFERA: PROPIEDADES DE LAS CAPAS DE LA ATMOSFERA Y DE LOS

FENOMENOS QUE OCURREN EN ELLAS


La atmósfera es la capa de gases que rodea a la Tierra y que tiene diversas
funciones. Entre esas funciones se encuentra el hecho de albergar la cantidad de
oxígeno necesario para poder vivir. Otra función vital que tiene la atmósfera para los seres
vivos es la de protegernos de los rayos solares y de los agentes externos del espacio
como pueden ser meteoritos más pequeños o asteroides.
La atmósfera está compuesta por distintos gases en diferentes concentraciones. En su
mayoría está compuesta por nitrógeno (78%), pero este nitrógeno es neutro, es decir,
nosotros lo respiramos pero no lo metabolizamos ni utilizamos para nada. Lo que sí
utilizamos para vivir es el oxígeno que se encuentra en un 21%. Todos los seres vivos
del planeta, exceptuando los organismos anaeróbicos, necesitan oxígeno para vivir. Por
último, la atmósfera tiene una concentración muy baja (1%) de otros gases como el
vapor de agua, el argón y el dióxido de carbono.
Como vimos en el artículo de la presión atmosférica, el aire pesa, y por lo tanto, hay más
cantidad de aire en las capas bajas de la atmósfera debido a que el aire de arriba empuja
al de abajo y es más denso en superficie. Es por ello, que el 75% de la masa total de la
atmósfera se encuentra entre la superficie terrestre y los 11 primeros kilómetros en
altitud. Conforme vamos creciendo en altitud la atmósfera se va haciendo menos densa y
más fina, sin embargo, no hay líneas que van marcando las diferentes capas de la
atmósfera, sino que más o menos la composición y las condiciones van cambiando. La
línea de Karman, a unos 100 km de altura, es considerada el final de la atmósfera
terrestre y el inicio del espacio exterior.
Capas de la atmósfera

Como hemos comentado anteriormente, a medida que ascendemos, nos vamos


encontrando con las distintas capas que tiene la atmósfera. Cada una con su
composición, densidad y función. La atmósfera posee cinco capas: La troposfera,
estratosfera, mesosfera, termosfera y exosfera.

Troposfera

La primera de las capas de la atmósfera es la troposfera y es la más cercana a la


superficie terrestre y por lo tanto, es en aquella capa en la que vivimos nosotros. Se
extiende desde el nivel del mar hasta más o menos unos 10-15 km de altura. Es en la
troposfera donde se desarrolla la vida en el planeta. Más allá de la troposfera las
condiciones no permiten el desarrollo de la vida. La temperatura y la presión
atmosférica van disminuyendo en la troposfera conforme vamos incrementando la altura
en la que nos encontramos.
Los fenómenos meteorológicos tal y como los conocemos se producen en la troposfera,
ya que a partir de ahí las nubes no se desarrollan. Estos fenómenos meteorológicos se
forman por el calentamiento desigual que provoca el sol en las distintas regiones del
planeta. Esta situación causa la convección de corrientes y vientos, que acompañados
de los cambios de presión y temperatura, dan lugar a las borrascas ciclones. Los aviones
vuelan dentro de la troposfera y como hemos nombrado anteriormente, fuera de la
troposfera no se forman nubes, por lo que no existen las lluvias ni tormentas.

En la parte más alta de la troposfera nos encontramos con una capa limítrofe
llamada tropopausa. En esta capa límite la temperatura alcanza unos valores mínimos
muy estables. Es por ello, que muchos científicos denominan esta capa como “capa
térmica” debido a que a partir de aquí, el vapor de agua de la troposfera no puede
ascender más, ya que queda atrapada cuando cambia de vapor a hielo. De no ser por la
tropopausa, nuestro planeta podría perder el agua que tenemos ya que se evaporaría y
migraría al espacio exterior. Se podría decir, que la tropopausa es una barrera invisible
que mantiene nuestras condiciones estables y deja que el agua se mantenga a nuestro
alcance.

Estratosfera

Siguiendo con las capas de la atmósfera, ahora nos encontramos con la estratosfera. Se
encuentra a partir de la tropopausa y se extiende desde los 10-15 km de altura hasta los
45-50 km. La temperatura en la estratosfera es mayor en la parte superior que en la
inferior ya que conforme aumenta en altura, va absorbiendo mayor cantidad de rayos
solares y va aumentando tu temperatura. Es decir, el comportamiento de la
temperatura en altura es al contrario que en la troposfera. Comienza siendo estable
pero baja y conforme aumenta la altitud, aumenta la temperatura.

La absorción de los rayos de luz se debe a la capa de ozono que se encuentra entre los
30 y 40 km de altura. La capa de ozono no es más que una zona donde la concentración
de ozono estratosférico es mucho mayor que en el resto de la atmósfera. El ozono es el
que nos protege de los rayos dañinos del sol, pero si el ozono se da en la superficie
terrestre es un fuerte contaminante atmosférico que provoca enfermedades cutáneas,
respiratorias y cardiovasculares.

En la estratosfera apenas existe movimiento en dirección vertical el aire, pero los vientos
en dirección horizontal pueden alcanzar frecuentemente los 200 km/h. El problema de
este viento, es que cualquier sustancia que llegue a la estratosfera es difundida por toda
la extensión del planeta. Un ejemplo de ello, son los CFC. Estos gases compuestos de
cloro y flúor destruyen la capa de ozono y se extienden por todo el planeta debido a los
fuertes vientos de la estratosfera.

Al final de la estratosfera se encuentra la estratopausa. Se trata de una zona de la


atmósfera donde terminan las altas concentraciones de ozono y la temperatura se vuelve
muy estable (sobre los 0 grados centígrados). La estratopausa es la que da paso a la
mesosfera.

Mesosfera

Es la capa de la atmósfera que se extiende desde los 50 km hasta más o menos los 80
km. El comportamiento de la temperatura en la mesosfera es semejante a la troposfera,
ya que desciende en altitud. Esta capa de la atmósfera, a pesar de ser fría, es capaz de
frenar a los meteoritos al precipitarse en la atmósfera donde se van quemando, de esa
forma dejan rastros de fuego en el cielo nocturno.

La mesosfera es la capa más delgada de la atmósfera, ya que sólo contiene el 0,1% de


la masa de aire total y en ella se pueden alcanzar temperaturas de hasta -80 grados. En
esta capa ocurren importantes reacciones químicas y debido a la baja densidad del aire,
se forman diversas turbulencias que ayudan a las naves espaciales cuando vuelven a la
Tierra, ya que empiezan a notar la estructura de los vientos de fondo y no sólo el freno
aerodinámico de la nave.

Al final de la mesosfera se encuentra la mesopausa. Es la capa límite que separa la


mesosfera y la termosfera. Se encuentra a unos 85-90 km de altura y en ella la
temperatura es estable y muy baja. En esta capa tienen lugar las reacciones de
quimioluminiscencia y aeroluminiscencia.

Termosfera

Es la capa de la atmósfera más amplia. Se extiende desde los 80-90 km hasta los 640
km. A estas alturas ya apenas queda aire y las partículas que existen en esta capa se
ionizan por la radiación ultravioleta. A esta capa también se le llama ionosfera debido a
las colisiones de los iones que tienen lugar en ella. La ionosfera tiene gran influencia en la
propagación de las ondas de radio. Una parte de la energía radiada por un transmisor
hacia la ionosfera es absorbida por el aire ionizado y otra es refractada, o desviada, de
nuevo hacia la superficie de la Tierra.
La temperatura en la termosfera es muy alta, llegando a ser de hasta miles de grados
Celsius. Todas las partículas que se encuentran en la termosfera están altamente
cargadas de energía proveniente de los rayos del sol. También nos encontramos con que
los gases no se encuentran dispersados de manera uniforme como ocurre con las
anteriores capas de la atmósfera.

En la termosfera nos encontramos con la magnetosfera. Es aquella región de la


atmósfera en la que el campo gravitatorio terrestre nos protege del viento solar.

Exosfera

La última de las capas de la atmósfera es la exosfera. Esta es la capa más alejada de la


superficie terrestre y debido a su altura, es la más indefinida y por eso no en sí
considerada una capa de la atmósfera. Más o menos se extiende entre los 600-800 km de
altura hasta los 9.000-10.000 km. Esta capa de la atmósfera es la que separa el planeta
Tierra del espacio exterior y en ella los átomos se escapan. Está compuesta en su
mayoría de hidrógeno.

Como podéis observar, en las capas de la atmósfera ocurren distintos fenómenos y


tienen distinta función. Desde la lluvia, los vientos y las presiones, pasando por la capa de
ozono y los rayos ultravioletas, cada una de las capas de la atmósfera tiene su función
que hace que la vida en el planeta sea tal y como la conocemos.