Vous êtes sur la page 1sur 11

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACIÓN

DOCTORADO EN EDUCACIÓN

EDUCACIÓN DE LA IDENTIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EN LA IGLESIA DE


DIOS PENTECOSTAL DE LA ZONA ANDINA

Autora: Lic. Puente Ruth

Tutora: Dra. Olga Muñoz

MÉRIDA - VENEZUELA

SEPTIEMBRE – 2017
Introducción

“Demostrar que el estudio de la historia de la Iglesia, de una de sus


instituciones o de todo su conjunto, es el estudio de la sociedad en que se
desenvuelve. Más aun cuando se lo hace a través de uno de sus roles
fundamentales; la de educadora. Que pocas cosas reflejan mejor la realidad que el
devenir de una Universidad, escuela, de cualquier lugar que pretenda
transformarla con la formación de los hombres capaces de hacerla mejor” (Straka
Tomas, 2003;13)

La siguiente propuesta de estudio tiene como objetivo principal indagar


acerca de los procesos de formación de identidad cristiana en una Iglesia de Dios
Pentecostal de la Zona Andina, a fin de conocer el tipo de educación, su identidad
cultural como los marcadores lingüísticos del habla, el vestuario, estereotipos,
ambiente alrededor entre otros, dado que actualmente se han suscitado actos de
discriminación religioso que se han atribuido a la falta de conocimiento de esta
identidad cultural religiosa singular por parte de la sociedad venezolana. Se
pretende abordar esta temática a través de un enfoque cualitativo-etnográfico por
medio de la grabación de videos, la observación participativa y la entrevista semi-
estructurada como herramientas de recolección de información de los eventos que
se suscitan en esta iglesia.
I CAPÍTULO

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La formación de los seres humanos como individuos pertenecientes a una


sociedad, es un proceso continuo permanente en cuyo ambiente social e histórico
al que se está expuesto y las interacciones con el mismo definen de forma
significativa la personalidad, temperamento, capacidades, actitudes, intereses,
lenguaje, pensamientos, sentimientos, creencias, valores, y cultura a lo largo de
toda la vida. Desde esta perspectiva, Platón abogó que la educación del hombre
se desarrolla a lo largo de toda su vida, se concibe entonces que la vida misma es
una escuela in situ, en la que se aprende constantemente, desde que se nace
hasta que se parte de esta tierra. En el caso de la educación venezolana, la Ley
Orgánica de Educación (LOE, 2009), en su artículo 24 establece el sistema
educativo como “un conjunto orgánico y estructurado, conformado por
subsistemas, niveles y modalidades, de acuerdo con las etapas del desarrollo
humano. Se basa en los postulados de unidad, corresponsabilidad,
interdependencia y flexibilidad. Integra políticas, planteles, servicios y
comunidades para garantizar el proceso educativo y la formación permanente de
la persona sin distingo de edad, con el respeto a sus capacidades, a la diversidad
étnica, lingüística y cultural, atendiendo a las necesidades y potencialidades
locales, regionales y nacionales” (pág. 14).

En este sentido, se tiene que las personas son el reflejo resultante y al


mismo tiempo en construcción permanente de las experiencias que han tenido, no
solamente en la escuela sino en todos los espacios sociales en los que interactúan
de forma comunicativa, aprendiendo e interpretando así dentro de una
determinada cultura; las claves de comunicación, las normas sociales, los
modales, la identidad, las creencias y por ende los valores fundamentales del ser
humano en permanente transformación. Asimismo, puntualiza que la
responsabilidad de la formación educativa de la sociedad no reside solamente en
el estado, sino que es más bien, un proceso de corresponsabilidad de la
comunidad educativa, las familias y las organizaciones comunitarias además de
todas aquellas públicas y privadas que hacen vida en la sociedad, de modo que
estas participen e interactúen activamente en las experiencias de los educandos
con un fin primordial; el bienestar social e individual de los individuos en toda su
plenitud. Se deriva de esta realidad, la educación como proceso continuo que no
está sujeto a espacios meramente escolares, sino que incluso son experiencias
que pueden tomar lugar en cualquier ambiente de la sociedad el familiar,
profesional, ocupacional e inclusive en espacios religioso de carácter espiritual.

De estos últimos, las implicaciones de la iglesia en el proceso de educación


venezolana, es un fenómeno que ha sido siempre visible y palpable a lo largo de
la historia de la misma, por ejemplo la católica, asumiendo la educación como un
factor trascendental de cambio, desde las primeras empresas misioneros hasta los
días actuales, ha intervenido en los procesos de cambios y reformas que la
sociedad venezolana ha experimentado (Fajardo, 2006). De igual manera, la
presencia de educadores protestantes evangélicos en las reformas al sistema
educativo no solo en Venezuela sino en los países hispanoamericanos ha sido
significativo (Talavera, 2003), tal es el caso de James Thomson y Joseph
Lancaster, en Caracas 1824, cuya filosofía de enseñanza consistía en la libertad
de investigación, lectura, comprensión e interpretación literal de la biblia sin uso de
catecismos ni fundamentaciones de la religión prevaleciente para la época. Esta
metodología de enseñanza muestra la preocupación de los grupos protestantes
tanto por la evangelización como por la educación en Venezuela desde la época
colonial, dando paso desde entonces a la tolerancia religiosa, incursión de
elementos del protestantismo y participación en la educación del país. Al respecto,
Castillo (2003) agrega que el grupo de protestantismo y evangélico ha tenido un
aporte modesto e importante en la educación “en la medida que fundamentó su
accionar educativo en un rigorismo ético que puso el acento en la construcción de
un ciudadano marcado por valores de honestidad, honradez y lealtad a Dios y a su
país”.

Vale la pena decir, el importante rol del evangelista Robert Porter, quien
pese a los insultos y ataques de algunos miembros de la religión prevaleciente de
la época, con su influencia y poder como cónsul británico hizo que en 1834, se
anexará por primera vez en la Constitución de Venezuela “No está prohibida en
Venezuela la libertad de cultos”, conocida hoy día como la libertad religiosa,
permitiendo que tanto los Evangélicos, Metodistas, Pentecostales, Unidos,
Bautistas, Cuáqueros, Anglicanos y otros tuvieran desde entonces la acogida
religiosa y educativa de la cual aún gozan actualmente en el estado venezolano
(Macia,1998).

Ciertamente, no ha sido un proceso fácil pues en diferentes oportunidades


de la historia se ha evidenciado los intentos por querer neutralizar el accionar de
los cristianos protestantes en cuanto a la educación y evangelización en este país,
de hecho Talavera (2003) argumenta que estas primeras prácticas educativas
generaron, para el momento, una gran tensión pues la sociedad no estaba
preparada para unas diferentes a las católicas, dado que eran consideradas una
educación con un fondo puritano al tener un modelo de vida moralmente riguroso
por medio de la conversión individual espiritual, la cual consiste en el rompimiento
radical con las practicas del mundo tradicional por ser consideradas pecado.
Debido a que su ideología cristiana se basa en el apego a la Santa Palabra de
Dios en el Nuevo y Antiguo testamento de la biblia, respetan y obedecen sus
mandamientos y se dejan guiar por el Espíritu Santo de Dios en todos los
aspectos de su vida. Semejante percepción fundamentalista acrecentó la tensión
generando “en muchas ocasiones actos discriminatorios contra los evangélicos”
(Talavera, 2003, pág. 140), sobre todo hacia niños en edad escolarizada, lo cual
motivó a estos grupos cristianos a fundar incluso sus propios colegios evangélicos
que respondieran a las necesidades educativas de los niños, sin dejar de recibir a
niños de creencias diferentes.
A pesar de los acuerdos sociales y constitucionales desde la época colonial
hasta la actualidad, esto actos discriminatorios religiosos representan aún un
problema en el presente, aunque no con tal gravites como en el pasado cuando en
1826, siendo Venezuela un estado de la Gran Colombia, el cura Francisco
Margallo rompió el pacto de tolerancia establecido entre Colombia e Inglaterra,
Reino Unido de Gran Bretaña para la época, que consistía en la libertad de
consciencia para la práctica privada o pública de su religión conforme al sistema
de perfecta y entera seguridad de consciencia sin ser molestados ni inquietados
por su creencia religiosa, escribiendo una obra titulada “La serpiente de Moises”
en contra de Lancaster, la cual fue calificada como vulgar, dado que describía
como horrendo y absurdo el sistema de tolerancia, tal folleto fue publicado por
Miguel Santana y cuestionado fuertemente por el Dr. José María Vargas y por el
pueblo caraqueño, quien actuó en contra del cura Santana sometiéndolo a juicio
por violación a la imprenta de 1821 con tal publicación (Macia, 1998).

Actualmente, según el Informe de Libertad Religiosa del 2016, para el


período 2014-2016, en Venezuela se observan algunos actos preocupantes que
podrían implicar “un trasfondo de intolerancia o de discriminación por motivos
religiosos, pero no de forma evidente” (pág, 4). Del mismo modo, Ortiz (2014)
puntualiza que existen claros signos de discriminación contra la religión, los
creyentes y sus instituciones, dado que hay una sistemática y continúa
descalificación por parte de algunas de las élites, políticas, intelectuales y
académicas, que acostumbran expresarse por diversos medios de comunicación.
Esta situación cultural que va de la reprobación social a la exclusión del ámbito
público preocupa ya que en ocasiones es el desconocimiento de las diversas
manifestaciones religiosas, sus ideologías, filosofías y forma de vivir por parte de
quienes son ajenas a estas, su ignorancia sobre los valores, creencias e identidad
cultural propia de cada organización religiosa, lo que provoca tales actos
discriminatorios que sesgan la libertad.

Como consecuencia, para ilustrar la falta de conocimiento de la identidad


cultural cristiana, se tiene el siguiente caso del informe religioso del 2016, sobre
las acusaciones que en 2015 se hicieran en contra de (4) misioneros
norteamericanos cristianos de ser espías, mientras estaban realmente haciendo
significativas actividades humanitarias manteniendo y conservando los más altos
valores cristianos es lamentable, situación que fue rechazada por la CVE. Tal
situación, evidencia así que el desconocimiento de la identidad del cristiano
evangélico, de sus actividades educativas, benéficas y asistenciales como
organismos sociales basados en sus principios doctrinales, en este momento
histórico, representa un aspecto de interés social y educativo.

Se muestra entonces, que el conocer la identidad cristiana evangélica y su


educación amerita estudio y requiere ser abordado en la literatura, que constituya
objeto de análisis para comprender el proceso de formación social de la misma en
el cristiano evangélico en las iglesias pentecostés, caracterizada por su actual
expansión y generación de una cultura singular que permite advertir el desarrollo
de una nueva identidad religiosa, un 17% de la población venezolana con un
crecimiento anual significativo de los feligreses causando un impacto dentro de la
sociedad que está en constante trasformación de su propia identidad cultural
religiosa (Aguirre, 2012). El presente trabajo consiste en plantear una observación
directa de una Iglesia de Dios Pentecostal Movimiento Internacional, en el caso
particular de este, de la zona Andina de Venezuela para así: 1.Caracterizar la
identidad del cristiano evangélico pentecostés tales como sus marcadores
lingüísticos en español e inglés, su vestuario, gestos y ambiente creado a su
alrededor, estereotipos cristianos típicos extranjeros. 2. Describir las acciones
empleadas por la iglesia pentecostés para la educación de la identidad del
cristiano evangélico. 3. Analizar la forma de proyectar la iglesia pentecostés la
educación de la identidad cristiano evangélico.

De allí que la presente investigación está interesada en dar respuesta a las


siguientes preguntas:

¿Cómo es la educación de la identidad del cristiano evangélico en las


Iglesias pentecostés de la zona andina de Venezuela?
a. ¿Cuál es la identidad del cristiano evangélico
pentecostés?(marcadores lingüísticos, vestuario, gestos y ambiente
creado a su alrededor)
b. ¿Qué acciones emplea la iglesia pentecostés para la educación no
formal de la identidad del cristiano evangélico?
c. ¿Cómo proyecta la iglesia pentecostés la educación de la identidad
cristiano evangélico?

El presente estudio no busca una explicación doctrinal de su identidad


cultural, sino más bien a partir de su ideología cristiana establecer sus premisas
simbólicas culturales sociales propias de los procesos educativos de identidad que
se suscitan en la organización para poder comprenderlas y valorarlas de acuerdo
a su importancia y trascendencia, tener una visión más amplia de sus expresiones
religiosas culturales actuales. Para conquistar y promover semejante empresa,
cabe mencionar que en el caso particular de estas organizaciones cristianas
evangélicas son pocos los estudios relacionados con su identidad y la de sus
miembros, especialmente de las Iglesias de Dios Pentecostal Movimiento
Internacional de Venezuela emergentes desde 1988, generándose esta con una
identidad cristiana que crea una diferenciación de las demás organizaciones
evangélicas, por sus orígenes y naturaleza histórica cultural propio del
movimiento.
Ahora bien, cuando se habla de identidad se refiere a aquellas
características comunes entre los miembros de una comunidad u organización que
hacen de los mismos diferentes con respecto a otras organizaciones. Al hablar de
identidad, se considera todos aquellos aspectos que van desde el lenguaje, la
forma de vestir y el estilo de vida que reflejan su identificación con ciertos grupos,
tal como lo menciona Muñoz (2004), además del lenguaje verbal hay
representaciones no verbales como el vestuario, los gestos y hasta el ambiente
creado a su alrededor que ofrecen información sobre la identidad del individuo.
Desde esta perspectiva, al conseguir estos objetivos planteados se
considera contribuir por un lado con nuevos concomimientos en relación a los
procesos de la educación por parte de las iglesias pentecostales de la zona
andina. De igual forma, hacer en la medida de las posibilidades, un aporte sobre la
definición tanto de la identidad cristiana de esta iglesia y la naturaleza de las
mismas como de su rol evangelizador formador dentro de la sociedad venezolana
en la formación de ciudadanos. Por otro lado, contribuir en el reconocimiento de
los orígenes de su actual identidad cristiana a manera de mediar con la
discriminación a causa de la ignorancia y desconocimiento de la misma por parte
de la sociedad venezolana globalizada. En relación a la iglesia, ofrecerle una
reflexión sobre las experiencias que a partir de este estudio se analicen a fin de
proyectar por medio del conocimiento y divulgación en el marco científico su
aporte como organización dentro de la sociedad venezolana, específicamente la
región andina, no solo en el aspecto educativo sino cultural religioso también y
cualquier otro que emerja.
Por lo que se refiere a la investigación, al tratarse de analizar las
características de la acción educativa de la identidad cultural cristiana y el
comportamiento de sus miembros tal cual como estas se suscitan en su ambiente
natural social particular, permite plantear el enfoque cualitativo-etnográfico como
metodología de trabajo dado que este permite según Rodriguez, Gil y García
(1996), aprender el modo de vida de una unidad social concreta, y permite para
Splinder y Splinder (1992) descubrir el conocimiento cultural que la gente guarda
en sus mentes. De allí que, se considera emplear la grabación de videos, la
observación participativa y la entrevista semi-estructurada como herramientas de
recolección de información, para así generar una teoría fundamentada en la
realidad social que se encuentre en las vivencias de este grupo religioso.
Bibliografía

Aguirre, M. (2012). Informe Sociográfico Sobre la Religión en Venezuela. Centro


Gumilla. Disponible en
http://www.gumilla.org/biblioteca/bases/biblo/texto/SIC2012745_211-222.pdf

Buenfil B. y Nibia, R. Análisis del Discurso y Educación en México. CINVESTAN


México 1991.

Castillo R, (2003). Dos momentos estelares del que hacer educativo de los
protestantes de Venezuela; un acercamiento al experimento de Joseph Lancaster
en Caracas y a los esfuerzos educativos de las sociedades misioneras
protestantes pioneras. En En Iglesia y educación en Venezuela: Memorias III
Jornadas de Historia y Religión. -Caracas: Universidad. Disponible en
https://books.google.co.ve/books?id=7IHsszIPhegC&printsec=frontcover&hl=es&s
ource=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

CEV, 2011.

Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. Informe de Libertad Religiosa


en Venezuela (2016). Disponible en
https://www.ayudaalaiglesianecesitada.org/conoce-y-difunde/libertad-religiosa-
mundo/

Jiménez, F, y Esquivel J. (2011). Juventud e identidad religiosa. Revista de


Humanidades [en línea], n. 18, artículo 7, ISSN 2340-8995. Disponible en
http://www.revistadehumanidades.com/articulos/21-juventud-e-identidad-religiosa
[Consulta: Viernes, 16 de Junio de 2017].

Ley Orgánica de Educación. (1980). Venezuela, julio 9, 1980.

Lozano, F. (2008). Evangélicos y pobreza. Reflexiones a partir del estudio de la


acción social de las iglesias evangélicas en Colombia. En Lozano, F. ¿El reino de
Dios es de este mundo? : el papel ambiguo de las religiones en la lucha contra la
pobreza (pp.253-274). Bogotá: Siglo del Hombre. CLACSO

Macia, N. (1998). Crónicas del Evangelio en Venezuela. Editorial Publi-Teo


Muñoz, O. (2004). La identidad Inconsciente. En Oralia: Análisis del Discurso Oral
(pp. 239-251).Oralia .Volumen 7. ILSE; Grupo de Investigación Universidad de
Almeira.

Ortiz. R. (2014). La libertad religiosa como derecho fundamental en la república


bolivariana de Venezuela, un horizonte para la profundización democrática y para
la convivencia en la diversidad: análisis histórico y régimen jurídico.(Tesis doctoral
no publicada) Universidad Pontificia Comillas De Madrid; Madrid

Recogidas, sin señalar fuentes, por Eduardo H. FAJARDO, Teología de la


Liberación, San Cristóbal. Formas LEM 1985. p. 21.
Reyes J.(1999). La Escuela Sola no hará el Milagro. El Papel de la Educación No
Formal. Memoria del I Foro Nacional de Educación Ambiental, Aguascalientes,
Aguascalientes, Octubre de 1999, Universidad Autónoma de Aguascalientes,
2000.

Rodriguez,G., Gil F. y García, E. (1996),Metodología de la investigación


cualitativa. Málaga. Ediciones Aljibe.

Splinder, G. y Splinder, L. (1992).Cultural processand ethnography: An


anthropological perspective. En M.D. LeCompte, W.L. Millroy y J.Preissle (Eds.),
The hand-book of qualitative research in education. Nueva York: Academic Press,
53-92.

Straka T.(2003). Presentación:UCAB. En Iglesia y educación en Venezuela:


Memorias III Jornadas de Historia y Religión. -Caracas: Universidad.

Talavera, M. (2003). Una evangelización pendiente: antropología de la educación


religiosa en Venezuela. En Iglesia y educación en Venezuela: Memorias III
Jornadas de Historia y Religión. -Caracas: Universidad

Trilla B. (1997). La Educación fuera de la escuela. Ariel, España