Vous êtes sur la page 1sur 24

UNIVERSIDAD PERUANA DE CIENCIAS APLICADAS

ARTICULACIÓN DE LOS FACTORES POLÍTICOS,


ECONÓMICOS, SOCIALES, MILITARES Y RELIGIOSOS,
ANTE EL AUTOGOLPE DE ESTADO DEL 5 DE ABRIL DE
1992 EN EL PRIMER GOBIERNO DE ALBERTO
FUJIMORI

Estado de la cuestión que, como parte del curso de Seminario


de Investigación Académica, presentan los alumnos:

Jonaiker Dávila
Jesús Rivera

1
INTRODUCCIÓN

Por muchos años, la población peruana ha estado sometida a gobiernos ineficientes desde
la independencia de la república. Por esta razón, el Perú ha sido uno de los pocos países
que no ha mantenido una democracia por más de 15 años, a causa de que existía un cambio
constante de mandatario. Asimismo, los presidentes que gobernaban el país, no poseían
la misma ideología o similar planificación para enrumbar al Perú. Quizás algunos puedan
pensar que esto causó que no se puede mantener una planificación prolongada, ya que
existía un constante cambia. No obstante, si existieron periodos prolongados de
presidentes con la misma ideología; por ejemplo, existían épocas denominadas
militarismo, civilismo, aristocracia, etc. En otros términos, existieron diferentes
ideologías para gobernar en el Perú, pero también poseían un tiempo prolongado para
planificar bien sus ideales y establecerlos en nuestro país.

En concreto, estos gobiernos han conseguido que el avance del país sea sumamente lento,
y que siempre se generen crisis económicas, políticas, militares y sociales, motivo por el
cual la población está decepcionada de los políticos y sus propuestas fraudulentas. Más
tarde, en el siglo XX, exactamente en la década de los 80’s, fue una época donde la crisis
económica era aterradora, el terrorismo empezó a moverse con fuerza, debido a que
Sendero Luminoso se desplazó rápidamente por las ciudades para generar atentados, todo
esto en los gobiernos de Belaunde y García. También, existían terribles fenómenos
naturales, la deuda externa empezó a crecer rápidamente y la moneda nacional empezó a
devaluarse; todo esto condujo a que la calidad de vida y el bienestar de cada persona
empiece a disminuir, además, que el Perú queda como un país donde no es bueno realizar
negocios; en otros términos, existe una perspectiva de rechazo de los extranjeros hacia el
Perú.

Por este motivo, las Fuerzas Armadas (FFAA) idearon una estrategia para tomar el poder
y encaminar al país por un trayecto donde pueda salir de las más graves crisis que este
posee. Se sabe que las FFAA siempre han tenido una actitud autoritaria y dominante, la
cual logra que ellos quieran solucionar los problemas que los partidos tradicionales de
izquierda y derecha no pueden. Es así como las FFAA planificaron dar un golpe de Estado
en dos ocasiones, pero no se pudo dar debido a la falta de apoyo por parte del extranjero
y la población local.

2
Para que se ejecute el golpe de Estado de 1992, existieron cinco factores. El factor
político, donde la mayoría de los partidos políticos no dejan que el gobierno de Fujimori
se desenvuelva efectivamente, y se genera la llamada “oposición”. El factor económico y
empresarial, donde se quería optar por una economía neoliberal, la cual era recomendada
por Japón y Estados Unidos. El factor militar, donde las Fuerzas Armadas desde hace ya
varios años idearon un plan para dar el golpe de estado, esto fue motivo para darlo en el
gobierno del “chino”. El factor social, donde la población ya quería un cambio radical, ya
que los gobiernos populares no conseguían buenos resultados en sus respectivos
gobiernos. Por último, el factor religioso, en la cual se tenía la necesidad de que la mayoría
de las religiones en el Perú apoyen al gobierno de Fujimori.

Para desarrollar el tema hemos estudiado las opiniones de los autores Jo-Marie Burt,
Julio Cotler, Romeo Grompone, Sara Díaz, Francisco Durand y Yusuke Murakami. Por
este motivo, explicaremos como se articularon los factores mencionados anteriormente,
que encaminaron a ejecutar de todas maneras el golpe de Estado del 5 de abril de 1992. 1

Yusuke Murakami: Politólogo, Durand: historiador y sociólogo, Cotler y Grompogne: Investigadores del
área de sociología y política en el Instituto de Estudios, Jo Marie Burt: Politóloga e historiadora.

3
En primer lugar, se tiene el aspecto político; un aspecto fundamental en la elaboración y
planeamiento de este golpe. Explicaremos como este factor influenció fuertemente en la
ejecución del golpe de Estado; también, como se forma la oposición y logra afectar el
gobierno de Alberto Fujimori; a tal punto, de tener la iniciativa de frenar las medidas
drásticas que este tomaba. Además, se detallará las características políticas del gobierno
antes de dar el autogolpe de 1992; el porqué de la unilateralidad de este gobierno, y cuáles
fueron las razones para que se puede desarrollar, por primera vez en la historia, un
gobierno autoritario y neoliberal a la vez. Asimismo, este factor no es totalmente
independiente, ya que se desarrolla en un contexto general donde influyen los demás
factores, pero principalmente el factor económico y el factor militar.2 Por este motivo, se
expondrá causas políticas del autogolpe en el contexto político y militar que se
desarrollaba.

Antes de que Fujimori entre al poder y le brinden la banda presidencial, realizó viajes a
Japón y Estados Unidos con el motivo de establecer mejores relaciones con las potencias
extranjeras (ya que se recuerda que Japón es una potencia desde la era de Meiji, donde se
generó una occidentalización de este país) y arreglar los problemas que se tiene con estos,
recordando que Alan García, en su primer gobierno, dejó al Perú en pésimas condiciones
las relaciones que Perú tenía con el extranjero.

El futuro presidente de la república, llegó primero a New York, donde pudo conversar
con los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Fondo
Monetario Internacional (FMI), gracias a que pudo contactar con el peruano Javier Pérez
de Cuellar, ex secretario general de la ONU. En estas reuniones hablaron a cerca de la
crisis que estaba pasando el Perú, los grandes representantes de estas organizaciones
señalaban que lo primordial para solucionar era la crisis económica, quienes le dijeron
que la único método para solucionar esta es aplicando las políticas de choque, medidas
que no estaban en el plan de gobierno de Alberto Fujimori.

En el segundo viaje llegó a Japón, el país de sus orígenes. En este lugar, se reunió con el
actual presidente de Japón, donde también consultó sobre cómo se podría sacar al país de
la crisis que estaba pasando, el presidente de la época dijo, como EEUU, que primero se
tendría que eliminar la hiperinflación que tenía el Perú en la década de los 80’s, y el
procedimiento más efectivo sería aplicar las políticas de choque. Entonces, Fujimori

2
Cfr. Cotler y Grompone 2000:24-25

4
entendió que si no aplicaba estas, el Perú seguiría en la crisis económica que se encontraba
en esa década. Sin embargo, gracias a esto se formó una alianza con EEUU y Japón para
lograr estabilizar al Perú y abrir la economía en el país con el fin de que los países
empiecen a invertir en nuestro territorio.

“En efecto en el marco de la aplicación de la política de ajuste y estabilización,


las contribuciones del “Grupo de apoyo” liderado por Estados Unidos y Japón, al
igual que la de los organismos multilaterales, facilitaron el equilibrio de las
variables macro-económicas y la reducción sistemática de la inflación en el curso
de los dos primeros años de gobierno. Así también, la apertura de la economía, la
flexibilización de las relaciones laborales, el inicio de la privatización de las
empresas públicas, el rescate del sistema financiero y la negociación del pago de
la abultada deuda externa, promovieron la confianza empresarial en Fujimori y
favorecieron el repunte de las inversiones y del crecimiento económico, después
de quince años de crisis económica intermitente.” (Ascenso y caída del
fujimorismo 2000: 24-25)

Cuando Fujimori entró a la presidencia, aplicó las medidas que aconsejaron el Grupo de
Apoyo, junto con Hurtado Miller, el ministro de economía, aplicaron la medida de
emergencia. Gran parte de la población se quedó sorprendida, debido a que en las
elecciones, el candidato que había planeado aplicar las políticas de choque fue Mario
Vargas Llosa; por el contrario, Fujimori estaba en contra de estas políticas, ya que decía
al pueblo que nunca las aplicaría y que existían otros métodos para poder mejorar la
economía del país y poder salir de la gran crisis de la hiperinflación. Estas medidas tenían
planeado terminar con la hiperinflación en 2 años aproximadamente, lamentablemente,
las personas que más sufrirían con estas medidas, serían las familias que tienes bajos
recursos y poder económico débil, ya que los precios de los productos básicos que están
en la canasta familiar subirían repentinamente de un día para otro; por ejemplo, la leche,
el pan, el arroz, el azúcar, etc. Estas políticas de choque, fueron denominadas como
“Fujishock”, puesto que fue desarrollado en el gobierno de Fujimori.

“Once días después de la toma de posesión de Fujimori, el 11 de agosto en la


noche, Hurtado Miller, Primer Ministro y Ministro de Economía y Finanzas,
anunció un discurso transmitido por los medios de comunicación, la imposición
de una serie de medidas de emergencia imprescindibles para reducir la inflación
y poder situarla a fines de 1991 por debajo del promedio latinoamericano; ellas
5
consistieron fundamentalmente en la revisión de las tarifas de servicios públicos,
la mejora del tesoro público contemplándose incluso el alza de los precios de
determinados productos básicos controlados por el gobierno, la introducción del
libre cambio de divisas y la eliminación del sistema de dos tasas de cambio tomado
por el gobierno anterior para proteger la industria doméstica, la liberarización(sic)
del comercio exterior, la realización de ayuda social de emergencia, y la
reconciliación con las organizaciones financieras internacionales. La mayoría de
estas medidas constituían “políticas de choque” –propuestas por el Frente
Democrático pero rechazados en su campaña por Fujimori- que, dada su
naturaleza, afectaron duramente a la gente común. Al ser ejecutadas por Fujimori,
fueron denominadas “Fujishock”.” (Yusuke 2007:245)

Es claro que para el autor de la fuente las políticas de choque eran unas medidas necesarias
para cambiar el rumbo de la economía en nuestro país. Sin embargo, la pregunta es cómo
esto se relaciona con el golpe de Estado de 1992.

Esta medida que tomó el mandatario, fue por decisión propia, y con la consulta de una
pequeña cantidad de asesores. Sin embargo, esta no fue la única medida que el presidente
ejecutó por su propia cuenta. Por ejemplo, por decisión del mandatario, se declaró al país
en estado de emergencia, y empezó a declarar cierta cantidad de decretos supremos, donde
ninguno fue consultado por la mayoría de ministros ni tampoco fue informado al congreso
de la república. Esto se debía a que Fujimori planteaba imponer un gobierno autoritario,
pero con unilateralidad, es decir, él quería aplicar las medidas sin consultar a alguien, y
si consultaba era a las personas más allegadas a él, en ese entonces fueron su hermano
Santiago Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos; además, los decretos que él
declaraba tenían que cumplirse de todas maneras, ya que nadie se podía oponer; esto se
debe a que el gobierno de Fujimori tenía el apoyo de las Fuerzas Armadas, la iglesia
católica y las grandes empresas. En otras palabras, se creó un gobierno unilateral, según
Yusuke era una característica personal que Fujimori presentaba, era conocido como un
tipo de liderazgo, donde era necesario poseer una gran capacidad de iniciativa para tomar
y ejecutar decisiones importantes.

“Las medidas mencionadas en las secciones anteriores: la estabilización


económica, el retorno a la comunidad financiera internacional, y la política

6
antisubversiva, fueron impulsadas por Fujimori a través de un fuerte liderazgo y
mostrando una gran capacidad de iniciativa. Al momento de realizarlas, el
mandatario peruano no construyó concientemente (sic) un entendimiento o
consenso amplio en el país sobre el proceso y procedimiento de las medidas; las
decisiones las tomaba consultando solamente a un puñado de asesores y
colaboradores cercanos (…)” (Yusuke 2007:273-274)

Se entiende por el autor que al líder del partido, Fujimori, menospreciaba la opinión de
los demás miembros del partido, ya que eran pocos los asesores quienes tenían la
confianza del mandatario peruano. Fue este el motivo por el cual muchos políticos
empezaron a guardar rencor a este presidente; así fue como se generó la oposición.

La oposición estaba conformada por la mayoría del congreso, quienes estaban en


desacuerdo con la forma en la que gobernaba Alberto Fujimori; debido a esto, no
ayudaban al gobierno, ni tampoco hacían nada; lo que hacían era medidas para que el
presidente no puede trabajar adecuadamente. Siempre que el presidente de la república
ideaba una ley, el congreso hacía lo posible para que no se apruebe eso, pero el problema
era que Fujimori no necesitaba la aprobación del congreso, lo que ocasionaba un
enfrentamiento entre los dos. Por esta razón la oposición planteó que se probara la “Ley
de control”, la cual quitaba al presidente de la republica ciertas facultades para que ya no
pueda actuar autónomamente, sin consultar a nadie. Cuando Fujimori se enteró de esto,
creyó que la oposición lo estaba enfrentando directamente y él tenía que hacer algo para
que se lleve a cabo su ideal de gobernar y cambiar al Perú radicalmente con la ayuda
militar. Como sabemos las FFAA planeaban dar un golpe de Estado desde el gobierno de
Alan García, debido a que querían tomar el manejo del país, ya que los partidos
tradicionales, de diferentes ideologías, no tenían un plan en concreto para terminar con
los problemas sociales, económicos y políticos, los resultados eran nefastos. Por esta
razón, las FFAA idearon dar el golpe en 1989, pero no se pudo lograr debido a que no
tenían el apoyo de la población, ni del extranjero. Tampoco se pudo dar el golpe antes del
cambio de banda presidencial, ya que las FFAA prefirieron esperar para ver si podían
establecer buenas relaciones con el presidente electo; y así fue, establecieron una relación
de confianza entre los militares y el presidente y ya tenían planteado el golpe de Estado,
entonces Fujimori pensó que mejor ejecutarlo ahora que la oposición no está que colabora
con el tipo de gobierno que estoy planteando. Entonces, fue así como unas semanas antes
de que se dé el golpe de Estado, Fujimori vistica continuamente a las FFAA, con el

7
pretexto de que salía a hacer deporte en los espacios recreativos de los militares. Este
enfrentamiento directo con la oposición fue un “pretexto” más para dar el autogolpe de
1992.

“En efecto, las cada vez más deterioradas relaciones con la oposición crearon una
situación cada vez más grave y tensa. En primer lugar, la eventual destitución del
Presidente, que se había mencionado en un inicio a nivel de una información de
menor importancia o un reporte de un semanario, se presentó como un acto
concreto de la oposición en el Congreso con motivo de la invasión ecuatoriana al
territorio peruano en agosto de 1991. En segundo lugar, la oposición tomó la
iniciativa, en octubre del mismo año, de pretender limitar las facultades
presidenciales mediante la Ley de Control. En tercer y último lugar, a fines de
noviembre, el Senado derogó o modificó los decretos legislativos emitidos
referentes a la pacificación, lo que condujo como última gota que rebasó el vaso,
el conflicto entre Fujimori y la oposición a la etapa de antagonismo inconciliable.”
(Yusuke 2007:294)

El autor señala que había 3 motivos por el cual el autogolpe ya se tenía que dar; la
oposición y el presidente entraron en un conflicto que ya no podía solucionarse.
Asimismo, para que las FFAA cumplan con su plan, se debe establecer un gobierno
prolongado que puede estar entre diez y veinte años, de manera que el golpe de Estado
también sirvió para esto, ya que de esta manera se podía cambiar la constitución, en la
cual se permitía la reelección, de esta manera Fujimori podría ser elegido las veces que
sea necesaria para cambiar el rumbo del país. Por otra parte, el autogolpe fue muy
estudiado por politólogos, economistas, etcétera; cada uno de estos explicaban sus puntos
de vista, y cuál fue el verdadero propósito para dar el golpe de Estado. Muchos señalan
que el autogolpe fue ejecutado fundamentalmente para mantener un política neoliberal,
donde el mercado se puede regular solo, sin la intervención del Estado, problema que
pasaba en los gobiernos anteriores, donde el Estado no quería vender ninguna empresa,
porque querían tener el control de la economía en el país; además, redujeron el precio de
muchas productos, drásticamente, sin tener en cuenta la oferta y la demanda de estos;
también, esta reducción de precios no les convenían a la pocas empresas que invertían en
el país, y dejaron de vender sus productos en el Perú. Debido a esto, Fujimori quería
modificar este tipo de economía socialista, donde los precios se regulen por si solos, de
acuerdo a la demanda y oferta que hay del producto. Entonces, el mandatario empezó a

8
privatizar las empresas, y generar al extranjero una visión de que el Perú es un buen país
para invertir, ya que tiene economía estable y hay gran cantidad de gente para salir
adelante. Esta medida era necesaria para terminar con la inflación y finalmente estabilizar
la economía peruana. Sin cambiar de tema, la idea de que el golpe fue por mantener una
política neoliberal no salió de la nada, puesto que hay estudios acerca de esto.

“Algunos analistas indican que Fujimori hizo el “autogolpe” o sintió la necesidad


de hacerlo para impulsar más la reforma económica neoliberal. Incluso existe un
estudio que califica al “autogolpe” como neoliberal.” (Yusuke 2007:296)

Por lo tanto, Yusuke ha investigado a profundidad acerca del tema, ha entrevistado a otros
politólogos como él, y ha discutido el tema, hay diferentes opiniones de cuál es la razón
principal, pero muchos politólogos y economistas señalaron que fue una táctica para que
la política y la economía neoliberal se de en su mayor esplendor.

En el desarrollo del estado, ya con una ideología neoliberal, se tornaba muy difícil la
aceptación total de los poderes, para que en su conjunto se pueda empujar en una sola
dirección .La ideología neoliberal no se basaba en el autoritarismo sino en la combinación
de libertad política y económica, pero al no poder concretar su fin se tendría que recurrir
a diferentes modos. Debido a esto, Fujimori se vio en la necesidad de hacer una
miscelánea, juntando las características de un gobierno autoritario y neoliberal a la vez.
Muchos se preguntaban cuál era el objetivo de esto, la razón es que para crecer como país,
se debe tener libertad política y libertad de mercado; sin embargo, si se cumple al pie de
la letra estas medidas, el país volvería a tener problemas en la política; fue entonces,
cuando Fujimori decidió ser autoritario en su gobierno, para que exista un control, y nadie
haga realmente lo que realmente quieren hacer. Algunos especialistas creían que era una
“dictadura democrática”, o un “autoritarismo a lo peruano”.

“Gran parte de las fuerzas neoliberales aceptaron un criterio realista y decidieron


apoyar a Fujimori durante todo su gobierno, de principio a fin. Con él y en el
enfatizaron la importancia de mantener la orientación del programa económico
por encima de las necesidades de libertad política. El uso centralizado y autoritario
del poder le era tan conveniente como en el pasado lo fue para la oligarquía:
generaba beneficios, paralizaba la acción del Estado a favor del bien público,
imponía las nuevas reglas a los de abajo sin consultas al mismo tiempo que los
silenciaba con medidas represivas. El neoliberalismo se había iniciado entonces

9
de forma semiautoritaria, buscando ante todo hegemonía, descuidando la
legitimidad.” (Durand 2005:43)

Como relata Durand, el inicio del neoliberalismo peruano se dio bajo una conducción
autoritaria, lo cual se convierte en un tema de controversia, ya que para algunos la
aplicación ideológica no fue lo que esperaban, pero si obtuvo cambios concretos. Es decir,
el Estado cambió el sentido del desarrollo peruano y se tenía que articular los nuevos
comportamientos que estaba adquiriendo el Estado, pero mucha gente no entendía cómo
iba a funcionar esta combinación. Sin embargo, se obtuvo un poder estable que pudo
avanzar sin la menor dificultad. Para conseguir esto, se planteó dos caminos, uno el
autoritario, y el otro el neoliberal; Fujimori fue el que pudo andar en ambos caminos a la
vez, gracias a su manera de ser y a su fuerte liderazgo3. Es así como Fujimori toma la
economía e intenta sacarla del profundo hoyo en el que lo habían dejado los gobiernos
populistas. La combinación autoritaria y neoliberal resultaba muy conveniente, pues eran
como dos piezas que encajaban perfectamente que viraban y empujaban hacia el mismo
sentido.

Finalmente, para terminar con este factor; la oposición, el fracaso de los partidos políticos
tradicionales, el querer implantar una nueva política económica, todos estos factores
influenciaron directamente en le ejecución del golpe de Estado de 1992. En este golpe de
Estado se cierra el congreso y se crea una nueva constitución, donde la primera ley
aplicada en la constitución es la reelección; esto fue a casa de que se aplicaría el plan de
las FFAA, para trabajar junto con el nuevo mandatario y establecer un gobierno
prolongado y por fin terminar con la crisis que había estado pasando el Perú.

3
Cfr. Durand 2000: 54

10
En segundo lugar, enfatizando el aspecto económico es importante resaltar que la
situación de un gobierno peruano con un nivel de autonomía muy bajo era muy difícil de
manejar, puesto que la economía dependía de los préstamos de instituciones
internacionales, los cuales no solo otorgaban la ayuda económica, sino también buscaban
imponer nuevas ideologías atreves del condicionamiento de dichos prestamos, que
respondía a sus propios intereses, pese a ello el Perú necesitaba un cambio Drástico y
tenía que ser lo más antes posible, como lo semana Francisco Durand:

“El presidente electo decidió el cambio de rumbo en un momento que no tenía


mayor margen de maniobra: debía optar entre aliarse a poderosas fuerzas que
empujaban al cambio en la dirección de libre mercado, o quedarse peligrosamente
aislado de los organismos financieros internacionales, cuando el Estado estaba
fiscalmente exhausto y que, además, sufría ataques por varios flancos, el
terrorismo incluido.” (Durand 2005:36)

Se puede apreciar como Durand contextualiza el radical cambio ideológico que se


presentó en el Estado, y esto debido a los débiles pilares que sostenían a un gobierno
totalmente devastado que seguía un rumbo equivocado que lo llevaría a otorgar
indirectamente un poder a las fuerzas que se les mostraban en contra.

El ingreso de Alberto Fujimori a la presidencia como ya lo mencionamos, dio un cambio


de rumbo cuyo punto de partida fue la conexión con los neoliberales con quienes se llega
a un acuerdo político, lo cual provoca una primera alteración de la correlación de fuerzas
que se venía manteniendo por gobiernos anteriores, donde nace la planificación base
sobre la que se levantaría la dirección del Estado. En ese sentido, se muestran las primeras
fuerzas que estarán al mando para llevar a cabo el programa de solución de los problemas
del país, claramente para que eso sucediera necesitaban concentrar los poderes .Es así
como la CONFIEP (CONFEDERACIÓN NACIONAL DE INSTITUCIONES
EMPRESARIALES PRIVADAS) empezó a mostrar su interés por cambiar el régimen
económico en la constitución peruana. . El poder primario que traía consigo el
neoliberalismo era la fuerza empresarial:

“Fujimori sostuvo una reunión con los directivos de CONFIEP encabezados por
el constructor Camet, donde se discutió el programa económico y se propuso que
los empresarios participaran en el gabinete” (Durand 2000:63)

11
El acercamiento de Fujimori y la CONFIEP tuvo la única finalidad de compartir el poder
con la fuerza empresarial. Claro está que la decisión de Fujimori al incluirlos en el
gabinete fue de generarles confianza para que puedan sentir poder ante la dirección del
Estado.

Así mismo, la aparición de personajes como Hernando De Soto, el cual propicia las
conexiones internacionales, para lograr que los EEUU y el Perú logren coordinar una
política común. Siendo De Soto la única persona cercana en la que el Presidente confiaba
en cuanto a una economía de mercado; conjuntamente con Carlos Rodríguez Pastor, un
banquero con mucha influencia en los EUA, logran entablar una conexión directa entre
el gobierno peruano y funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco
Mundial (BM), los cuales otorgaban prestamos atando a los países a cláusulas de
condicionalidad que reducía la autonomía del Estado.4De Soto siempre se encontraba un
paso delante de los pensamientos presidenciales pues le era fácil contactar con los grandes
representantes de los organismos internacionales. Es así como la llegada del presidente a
las reuniones con los representantes, era totalmente conocida y solo recibía la aceptación
del apoyo Internacional, debido a que De Soto conocía muy claramente el funcionamiento
de estas entidades de apoyo económico y amoldaba todos los aspectos y peticiones de
acuerdo a esas características.

“Gracias a la intervención de Hernando de Soto, Fujimori logro el respaldo de los


organismos multilaterales y del sistema financiero nacional e internacional. A
pesar del declarado rechazo al programa liberal postulado por Vargas Llosa, el
Presidente se vio precisado a acatar las condiciones de las instituciones financieras
internacionales a fin de obtener los indispensables recurso económicos y el apoyo
político necesario para sacar al país del hoyo”. (Cotler y Grompone 2000:24)

Gracias a esta intervención se pudieron equilibrar las variables macro- económicas y la


reducción sistemática de la inflación en el transcurso de los dos primeros años de gobierno
y claro Fujimori quedaba como un “Salvador”, o esa era la idea que promovían los medios
de comunicación. Enseguida el Presidente salía a cubrir lo obvio que era su cooperación
con la fuerza empresarial y utilizaba la frase “no me caso con nadie, solo respondo a los
intereses nacionales”

4
Cfr. Durand 2005: 64

12
Así pues, el gobierno peruano se encontraba en graves dificultados, como lo señalan
Cotler y Grompone:

“Un contexto económico de escasa autonomía ante los organismos internacionales


y alta autonomía frente a los grupos de interés externo podía convertirse en un
rasgo político en condiciones de continuar por un plazo indefinido”. (Cotler y
Grompone 2000:116).

De ahí que el ajuste estructural de reformas económicas dio buenos resultados debido a
los términos fijados por los organismos internacionales. Era la decisión más lógica, ya
que las personas sufrían económicamente y necesitaban una plataforma confiable que
permita que las empresas puedan desarrollarse normalmente, puesto que no podían
obtener beneficios de un Estado en bancarrota.5

La nueva economía de mercado implantada en el Perú favorecía ala grandes empresas,


tal es el caso de los productores de hidrocarburos, los productores mineros y de
electricidad, pero las medianas y pequeñas empresas no se podían integrar porque la
economía de mercado no perseguía sus mismos intereses, es por ello que son tomados
como mercantilistas, surgiendo una indirecta rivalidad entre ellos.

Por otro lado tenemos el paquetazo del 90, a pesar de que en su campaña electoral
Fujimori, había dicho que no aplicaría un shock económico, en el mes que corrió entre la
segunda vuelta electoral y su juramentación, Fujimori aprobó el mismo programa de
shock neoliberal preconizado por su rival en la elección, el novelista Mario Vargas Llosa.
Implementó políticas monetarias ortodoxas para reducir la inflación, acabar con el déficit
fiscal y mejorar las reservas financieras del Estado. Si bien las medidas tuvieron un alto
costo social, el nuevo gobierno las consideró necesarias para hacer frente a los
desequilibrios macroeconómicos que el país enfrentaba. Fujimori anunció severas
medidas de austeridad como un medio para restaurar la estabilidad de la errática economía
peruana.

A pesar de que su campaña electoral se había basado en una plataforma que estaba a favor
de medidas graduales, y que había dicho que no aplicaría un shock económico.6 No fue
fácil que Fujimori aceptara el shock, pues no era partidario de la toma de esta medida,
pero la decisión inteligente fue tomada y se atravesó el abismo de un solo salto, que nos

5
Cfr. Cotler y Grompone 2000: 103-104
6
Cfr. Burt 2011: 272

13
evitó caer como hubiera sido el caso si se hubiera buscado solucionar la inflación por
etapas.

Las nuevas políticas fueron de gran ayuda para reducir la tasa de inflación, aunque no
llegó a lograr la estabilización completa. Sin Embargo, las medidas de ajuste hicieron que
la llamada comunidad financiera internacional viera nuevamente al Perú con buenos ojos,
y comenzaron a fluir créditos y préstamos, facilitando recursos que se necesitaban
urgentemente para que el Estado peruano ponga en marcha esfuerzos de reforma más
amplios.7 Si bien, la economía supuestamente mejoraba, el nivel de desigualdad crecía,
la pobreza y el desempleo no dejaban de crecer, nos encontrábamos en un régimen
económico sumido en la recesión, que ni siquiera nos dejaba crecer. Aunque la política
fujimorista era de libre mercado, fue la gestión que más intervenía de manera corrupta,
ya que no había una autonomía de poderes y podían manejar las entidades como mejor se
les parezca. ¿El gobierno fujimorista fue un acierto económico?

En tercer lugar, es importante resaltar que el presidente García en su mandato 85 – 90


recibió mucho poder por parte del congreso, lo cual lo condujo a adoptar
comportamientos caudillistas y voluntaristas que mostraba ante la dirección del Estado
un ideología totalmente nacionalista y estatista.8 Commented [R1]: Que significa nacionalista y estatista?
Pon un pie de pagina y explica en pocas líneas ambos
conceptos o ejemplo de que hizo para que se le acuñara
“El presidente García no solo impugno las condiciones del pago de la deuda dichos términos.
externa y rechazó dictar las políticas de ajuste y de estabilización económica que
exigían los organismos multilaterales para brindarle su concurso, sino que además
atacó al gobierno norteamericano por sus pretensiones hegemónicas”. (Cotler y
Grompone 2000: 18)

Es por ello, que el gobierno peruano quedo totalmente aislado del apoyo de los
organismos internaciones, lo que favorecía a la agudización de la inflación que ya venía
arrastrando el Estado peruano desde gobiernos anteriores.9

Las FFAA, desde el gobierno de Alan García, están con la idea de dar un golpe de Estado;
debido a que, los gobiernos tradicionales no hacían algo para mejorar la crisis por la que

7
Cfr. Burt 2011: 274
8
-Nacionalista: Ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a
constituirse como Estado. (http://dle.rae.es/?id=QBv9azy)
Estatista: Tendencia que exalta el poder y la preeminencia del Estado sobre las demás
entidades sociales. (http://dle.rae.es/?id=GnjPe1Q|Gnjt5H8)
9
Cfr. Resistencia 2001: 6
14
estaba pasando el país, ellos querían tomar las riendas del país, y acabar con el terrorismo,
para mejorar la economía y terminar con los problemas sociales que se estaba dando. Esta
institución, tenía planeado dar un golpe de Estado en 1989, y que no se llevó a cabo por
el temor de que sean rechazados por el pueblo peruano.10

A pesar de ello, el plan se mantuvo y se fue desarrollando bajo los mismas directrices con Commented [R2]: a que año te estas refiriendo?

las cuales fueron concebidas en 1989: la toma del congreso y el control de la prensa para
que la Fuerzas Armadas tomen la conducción del Estado, en el gobierno de Alan García
con la finalidad de una democracia dirigida, en otras palabras, autocracia.11

En consiguiente, las FFAA se aliaron con Vladimiro Montesinos. Esta unión, se dio por Commented [R3]: Se aliaron, no que estaban aliadas,

las conversaciones de Edwin Díaz, un personaje de confianza para el presidente de la Commented [R4]: Que autor señala esto, escríbelo aquí,
Francisco Igartua.
época, con Montesinos. En pocas palabras, el presidente fue traicionado por una de las
personas en las que más depositaba su confianza. Por esta razón, es que Alan García
estaba muy confiado de que los militares no ejecutarían un golpe de Estado en su
gobierno. En el gobierno de García, los mandos militares estaban bajo la influencia de
Edwin Díaz (cucharita) quien tenía como asesor a Vladimiro Montesinos, los cuales
comandaban el SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) y conspiraban en contra de García
y buscaban derrocar el gobierno civil12.

Sabemos que las FFAA estaban esperando el momento indicado para ejecutar el golpe de
Estado, pero nunca se creyó que “cucharita” traicionaría al jefe del Apra. Entonces se
infiere que el deseo de que las FFAA tomen el control del país era mayor que una
confianza de años. Por ende, las FFAA no ejecutaron el golpe de Estado en el gobierno Commented [R5]: Falta Cfr.

de Alan García por muchas razones; una de estas es el rechazo que podría tener de la
población y el extranjero. Commented [R6]: Esta idea colócala arriba, ayuda a
entender porque no se llevó a cabo el golpe a fines de los 80
Según Yusuke (2001), las fuerzas militares fueron muy precavidas en cada paso que
tomaban. Es por ello que, las fuerzas armadas pudieron ejecutar el golpe de Estado
satisfactoriamente en gobierno de Fujimori, ya que en 1989 no pudieron, ni tampoco antes
del cambio de mandatario.

10
Cfr. Resistencia 2001: 19
11
Cfr. Resistencia 2001: 6
12
Cfr. Resistencia 2001: 6
15
En ese sentido, la percepción y posición social hacia el desarrollo del estado, encontramos
el rechazo como una forma de representación del mal manejo del país, ya que al caer el
empleo y el ingreso se incrementaba la desesperación entre los ciudadanos, los cuales
buscaban una salida que aplacara esta crisis: Commented [R7]: De quien es la idea? Falta cfr.

“El ciclo de crisis de los años 80 tuvo varios efectos. El más visible es que
descompuso el orden político peruano tradicional, y las formas de representación
establecidas, debilitando a los partidos y las organizaciones populares que
resistían al neoliberalismo”. (Durand 2005: 34)

Es claro que para Durand la crisis debilitó de una manera muy fuerte a la fuerza popular,
lo que posteriormente provocó que los neoliberales salieran a mostrarse ante la población
promoviendo ideas de cambio que prometían un gran cambio. Además, debemos tener en
cuenta que la población se encontraba en una condición en la cual era muy fácil
manipularla con ideas que iban en contra del gobierno del final de los años 80, es por
ello que los neoliberales presentaban su ideología como la “Salvación del Perú”:

“Los neoliberales aparecían a favor del cambio, es decir como renovadores en


relación al pasado inmediato, pero como esencialmente conservadores porque
provocaban una vuelta al sistema de influencias anterior” (Durand 2005: 40)

Dicho de otro modo, cambio, renovación y solución eran las palabras mágicas que hacía
que la población vea como una gran alternativa el ingreso Neoliberal para tomar la
conducción del país.

“En 1990, durante la campaña presidencial, Alberto Fujimori comenzó su vínculo con
Montesinos. Para entonces Francisco Loayza, el asesor de este candidato a la presidencia,
fue el responsable en introducir a Vladimiro Montesinos en el círculo social de Fujimori.
En plena campaña el periodista Cesar Hildebrandt sacó a la luz unas transacciones
inmobiliarias que indicaban que el ingeniero Fujimori había devaluado 34 propiedades
con el fin de evitar pagar los impuestos correspondientes. Francisco Loayza recomendó
a Vladimiro Montesinos para les ayudara a solucionar el problema y así poder liberase de
“calumnias” que se habían levantado en su contra. En tres semanas Fujimori se vio libre

16
de sospechas y Vladimiro Montesinos poco a poco se convirtió en la mano derecha de
Alberto Fujimori.13

“Montesinos tenía muchos contactos en los órganos castrenses por ello cuando fue
nombrado asesor presidencial en cuestiones de seguridad Fujimori se ganó el beneplácito
de las fuerzas armadas. Además, los contactos de Vladimiro Montesinos con las agencias
de inteligencia norteamericana consiguieron que el gobierno peruano y sus comandos
militares lograran vincularse entre sí, lo cual les sirvió para obtener el respaldo de sus
equivalentes en los Estados Unidos”.14

Los contactos que tenía Montesinos, le facilito para poder llegar a Fujimori para que de
esa forma ambos se unan con las fuerzas armadas a la hora de dar el golpe de estado.

Esta decisión posibilitó que los militares cesaran sus críticas a los orígenes asiáticos de
Alberto Fujimori y empezaran a participar del Gobierno. Fujimori, por su parte, obedeció
a los intereses militares y responsabilizó a los partidos políticos, las instituciones sociales
y administraciones estatales del caos en el que se encontraba el país15.

Tras el ingreso de Fujimori a la presidencia, en la primera etapa de su gobierno el Estado


recién se articulaba para poder hacer frente a la crisis, ya que con tanta oposición no era
una tarea fácil poder cambiar el rumbo del país. Esta etapa de transición tuvo
repercusiones en la sociedad:

“Las relaciones entre el gobierno y las masas populares también sufrieron


importantes cambios. En un primer momento, el abandono que hizo Fujimori de
sus promesas electorales, sumado a los estragos que produjo el ajuste económico
en las debilitadas capas trabajadoras, acarreó el desconcierto, así como el rechazo
de la mayoría de la sociedad al gobierno; pero, al igual que en otros casos, la
reducción de la inflación y el restablecimiento del orden económico contribuyeron
a que dicha mayoría cambiara de opinión y brindara su apoyo a la eficacia de las
decisiones presidenciales”. (Cotler y Grompone 2000: 27) Commented [R8]: Sangría, tab y revisar la referencia
abreviada,
Tras las ejecuciones estratégicas del gobierno tanto la sociedad como el congreso le
otorgaron al Presidente atribuciones extraordinarias para resolver los problemas

13
. Cfr. Díaz Meléndez 2015: 19

14
.Cfr. Díaz Meléndez 2015: 20
15 . Cfr. Díaz Meléndez 2015: 20
17
económicos, pero esto no era suficiente para Fujimori, sin embargo de cierta forma
apoyaba los ideales de los organismos multilaterales que querían un gobierno con las
fuerzas apuntando hacia un mismo sentido para asegurar la eficacia de sus medidas.

Durante el gobierno del general Velasco se dieron a conocer indicios del Plan
Verde, ya que los militares querían contrarrestar el caos social y la subversión,
pero no era tan fácil aplicar esta media y optaron por apoyar al Estado: “A los
militares les era más conveniente apoyarlo porque no podían tomar el poder al
carecer de apoyo internacional y por temer el rechazo popular.”(Durand 2005: 49).

De este modo se enfatizaron los aspectos económicos ya que la fuerza militar ya se


encontraba respaldando las decisiones del estado.

De esta manera, luego que Fujimori entre a la presidencia el objetivo que tenía el nuevo
gobierno era obtener el respaldo de los militares, ya que era la fuerza más fuerte que se
encontraba en el país, por lo cual se mostraba el interés sobre la lucha contra la subversión
y tal aparato castrense asumía un papel destacado, reclamado por los organismos
americanos en los años 80.

“Fujimori se hizo eco de los intereses militares al poner en marcha una sistemática
campaña que responsabilizaba a los partidos políticos, a las organizaciones
sociales y a las instituciones estatales por el caos del país, crítica que extendió a
la democracia representativa”.(Cotler y Grompone 2000: 24)

Esta nueva situación dejaba a Fujimori como un renovador, el cual buscaba la


modificación de los viejos métodos de conducción del país, así como mejor la relación
entre la sociedad y el Estado. Es así como se incrementa la simpatía de las desorientadas
y fatigadas masas populares.

Dicho sea de paso, se menciona que la economía se encontraba bien encaminada después
del apoyo recibido por los organismos multilaterales, ya que era un apoyo que no solo
brindaba dinero, sino también la asesoría adecuada para poder sobrellevar los problemas
que impedían el normal desarrollo del estado.

“La apertura de la economía, la flexibilización de las relaciones laborales, el


inicio de la privatización de las empresas públicas, el rescate del sistema
financiero y la negociación del pago de la abultada deuda externa, promovieron la
confianza empresarial en Fujimori y favorecieron el repunte de las inversiones y

18
del crecimiento económico, después de quince años de crisis económica
intermitente”. (Cotler y Grompone 2000: 25)

Además, la detención de Guzmán fue clave para la reconstrucción de la confianza por


parte de la ciudadanía hacia el Estado peruano y su capacidad de restablecer el orden y
un mínimo de normalidad en la vida cotidiana, proporcionando al régimen un importante
capital político para implementar una amplia gama de medidas destinadas a reconstituir
el Estado peruano bajo lineamientos neoliberales y autoritarios.

Así mismo, la reconstitución del Estado fue el control de la insurgencia de Sendero


Luminoso, que empezó con la captura de su líder principal, Abimael Guzmán, en
septiembre de 1992, apenas seis meses después del autogolpe. Si bien se puede sostener
razonablemente que el autogolpe no tuvieron nada que ver con la detención de Guzmán,
con frecuencia el régimen afirmó que la detención se debió principalmente al autogolpe
y la eficacia que ello brindó al accionar de las fuerzas del orden en la guerra
contrainsurgencia.16

En ese sentido, la confianza y la aceptación hacia el gobierno fujimorista era inminente,


puesto que no cualquier persona podía lograr dichos acuerdos internacionales y sacar
adelante a un país que no tenía los medios para combatir sus problemas tanto económicos
como sociales.

Es así que el poder autoritario que ejercía el presidente no era ajeno a ninguna entidad,
pues él podía manipular a las organizaciones para poder favorecer el desarrollo de su
dictadura.

“La Ley de Situación Militar de noviembre de 1991 que establecía que los
comandantes generales serían designados por el Presidente entre los generales de
mayor rango y ya no debía elegir necesariamente, como en la disposición anterior,
al más antiguo”. (Cotler y Grompone 2000: 99)

Ante el gran control de Fujimori en las Fuerzas Armadas se da el ingreso de los allegados
fujimoristas, tal es el caso del general Nicolás Hermoza, el cual presenta un
comportamiento muy particular pues pone de lado a sus subordinados, ya que no les

16
Cfr.Marie Burt 2011: 270
19
informa de los planes que traía conjuntamente con el Estado, es por ello que se dan las
deserciones de algunos mandos militares que se sienten excluidos del accionar armado.

Se puede dar a entender que los integrantes de las Fuerzas Armadas no necesariamente
contaban con los mismos ideales del gobierno fujimorista, por lo que el Estado debería
procurar que sus principales promotores ideológicos queden fuera:

“El ejército en particular pierde un estilo de liderazgo intelectual como el que


ejercieron en su tiempo Morales Bermúdez, Mercado Jarrín y Hoyos Rubio, al
margen de las diferentes orientaciones de cada uno de ellos. Los pronunciamientos
de los ex comandantes en jefe del ejército preocupados por la suerte de su
institución no importaban solamente porque no disponían de tropas bajo su control
sino porque ya el ejército dejaba de reconocerse en su historia”. (Cotler y
Grompone 2000: 100)

Al dejar a los líderes militares sin ningún poder, las Fuerzas Armadas se volvieron
totalmente una herramienta para que el estado pueda cumplir con sus fines.

Por último, el aspecto religioso partiendo desde un contexto general, se toma la entrada
al Vaticano de un papa conservador en 1986, la cual dio inicio a una etapa de promoción
de una teología que condena al populismo y el socialismo, donde se dio paso a la entrada
del Opus Dei que en palabras sencillas representaba el neoliberalismo religioso.

“Con el nombramiento de obispos conservadores, el largo papado de Juan Pablo


II hizo virar la iglesia peruana hacia la derecha. Se juntó de ese modo la derecha
económica con la religiosa, objetivo que organizaciones como el Opus Dei
buscaban desde su formación” (Durand 2000:57)

Ya teniendo a la religión neoliberalista, este contribuyó de gran forma para el cambio de


rumbo, en tal sentido toda marchaba como lo tenía planeado Fujimori, pues estaba
logrando los aliados perfectos para posicionarse de una manera muy contundente ante su
oposición que era el poder legislativo.

Así como en un principio Fujimori se apoyó en la religión, claramente con intenciones de


obtener mayor cantidad de seguidores. En el desarrollo del gobierno surgieron algunas
discrepancias entre la religión y el Estado, ya que el autoritarismo que lo estaba
caracterizando lo llevaba a tomar decisiones radicales:

20
“La participación de los representantes evangélicos en el gobierno y las expresiones
ofensivas del Presidente con respecto a la jerarquía eclesiástica por su oposición al control
de la natalidad, crisparon las relaciones entre Fujimori y la Iglesia Católica. Para resolver
esta situación, el Presidente retiró a los evangélicos de las funciones ejecutivas y cesó en
dicha campaña. Sin embargo, la mayoría de los religiosos peruanos acusaban al gobierno
de desentenderse de los pobres al poner en marcha un “liberalismo salvaje”, en contraste
con el apoyo militante que el Opus Dei otorgaba a las reformas económicas”. (Cotler y
Grompone 2000:27)

Después del golpe de estado no solo se disolvió el congreso, sino también la alianza entre
el gobierno y el evangelismo. Ya después de retirar a los religiosos de las funciones
ejecutivas, estos empezaron a condenar las decisiones tomadas por el estado, pero fue
muy evidente que solo los utilizaron para poder entrar con más fuerza ante la población
que siempre se caracteriza por seguir doctrinas religiosas.

21
CONCLUSIONES

Como resultado de la investigación enfocada hacia el Autogolpe de Estado del 5 de abril


de 1992, es posible concluir que tanto poderes políticos, económicos y militares, como
religiosos y sociales tuvieron una gran influencia, ya que la articulación de los mismos
condujo a un Estado muy debilitado a tomar decisiones radicales con el fin de
contrarrestar la crisis y la desesperación de las personas.

En relación a los factores políticos y económicos, que sin duda representan una influencia
directa para el Estado, marcaron esta etapa con la tan novedosa ideología neoliberal que
claro, nunca siguió con sus verdaderos parámetros de desarrollo, pues terminaron
utilizando el liberalismo como base de su prometedor cambio, lo cual relativamente
termino con un gobierno autoritario que buscaba suprimir poderes para concentrar todo
el dominio en el ejecutivo.

Por otro lado los poderes sociales y militares, representaban las fuerzas de apoyo, pues
fueron los pilares en los que el gobierno fujimorista se apoyó para sacar adelante su
ideología, pese a que fueron engañados; por el lado militar quedo una institución
totalmente descompuesta que lo hacía manipulable ante las decisiones ejecutivas. Así
mismo, el poder social solo podía ver el lado económico conveniente para el Estado, ya
que el desempleo y la pobreza no dejaban de crecer exponencialmente.

Por último, la influencia religiosa que puede ser vista como un poder incongruente al
político, jugo un rol muy importante, que fue hacer virar la religión hacia pensamientos
neoliberales y supo poder juntar la derecha económica con la religiosa.

En ese sentido, los cinco factores llegaron a encontrar el mismo camino que apuntaba al
golpe de estado, ya que el poder legislativo se mostraba como una gran oposición. El
poder político del ejecutivo empujaba la ideología golpista apoyado por los poderes
religiosos y social que habían sido tomados por los lideres neoliberales de mano de los
empresarios. Por su parte, el poder militar era la pieza de fuerza y respaldo que tenía el
ejecutivo ante cualquier poder que se muestre en contra del desarrollo de la nueva política
de dirección del Perú. Con esta concentración de poderes, resultaba fácil abrirse paso para
imponer nuevas políticas con una base totalmente autoritaria dirigida por un presidente
que no necesariamente tome las mejores decisiones, el cual solo se deja llevar por su
posición dominante ante su debilitada oposición.

22
Es debido a esto que se puede concluir que la decisión del Autogolpe fue una medida que
engaño a muchos, beneficio a pocos, pero supo cómo esconder las crisis peruana con
corrupción y poder. Ante la investigación, llegamos a dos nuevas interrogantes. La
primera, ¿Realmente el sacrificio de la democracia llego a obtener el orden social y
económico para el Perú, después del autogolpe del 92? La segunda seria, ¿Hubo
neoliberalismo y autoritarismo, o fue un neoliberalismo a la peruana en el primer gobierno
de Alberto Fujimori?

23
Bibliografía

BURT, Jo-Marie (2011) Violencia y Autoritarismo en el Perú: Bajo la sombra de sendero


y la dictadura de Fujimori. Lima. IEP

COTLER, Julio y GROMPONE, Romeo (2000) El fujimorismo: Ascenso y caída de un


régimen autoritario. Lima: IEP.

DÍAZ, Sara (2015) Fujimorismo, propaganda política y herencia política. Lima.


Universidad de Sevilla

DURAND, Francisco (2005) La mano invisible en el estado. Efectos del neoliberalismo


en el empresariado y en la política. Lima: Fundación Friedrich Ebert.

MURAKAMI, Yusuke (2007) El Perú en la era del chino: La política no


institucionalizada y el pueblo en busaca de un salvador. Kyoto: CIAS.

RESISTENCIA ORG (2001) HISTORIA DE UNA TRAICIÓN. Muchos misterios


quedaron revelados al conocerse el plan militar que se consolido el 5-IV-92. Paris: OIGA.

24