Vous êtes sur la page 1sur 6

Adicciones.

¿Qué es una adicción?

Se trata de la dependencia a una sustancia, una actividad o una relación.

Las adicciones controlan los pensamientos y los comportamientos de las


personas, que sólo desean conseguir o realizar la cosa deseada. Para satisfacer
este deseo, los adictos pueden cometer ilícitos, distanciarse de sus seres queridos
y poner en riesgo su propia integridad, ya que pierden noción de la realidad.

Es importante distinguir entre un hábito consumista y una adicción. Una persona


que tiene el hábito de beber una copa de vino al día no es adicta; en cambio, el
individuo que siente la necesidad de beber todos los días y que no puede
detenerse sufre una adicción.

La adicción, por lo tanto, tiene graves consecuencias en la vida cotidiana de los


adictos. Una adicción puede generar problemas de salud, daños en los vínculos
humanos, inconvenientes en el trabajo, etc.

Existen diversos síntomas que vienen a dejar patente que una persona en
cuestión está bajo los influjos de una adicción. En concreto, entre los más
significativos se encuentran los siguientes:
• Pérdida del interés en aficiones o actividades que antes eran muy
importantes.
• Cambios en el peso.
• Alteraciones bruscas en el estado de ánimo.
• Irritabilidad.
• Ira y nerviosismo del adicto cuando alguien le plantea que lo es.
• Debilidad y dificultad para conciliar el sueño.
• Cuadros de ansiedad, estrés o depresión.
Tipos de adiciónes.
Las adicciones se pueden catalogar en tres subgrupos: según si la dependencia es
hacia una sustancia, una actividad o conducta, u otras dependencias relacionadas
con el pensamiento. Dentro de estos, hay una amplia variedad de las mismas que
analizamos a continuación.

Adicción a una sustancia


Esta se produce cuando un individuo depende de una sustancia o compuesto
químico que le brinda un estado de alivio o satisfacción. Este componente llega
al cerebro a través de la sangre y produce cambios en su forma de funcionar.
Entre las adicciones a sustancias químicas podemos encontrar productos legales
e ilegales. Entre los productos legales, las adicciones a la nicotina o a la cafeína
son las más aceptadas por la sociedad, aunque la primera sea perjudicial para la
salud. La sociedad también está muy habituada al alcohol, pero aunque se
consuma más que el tabaco, su adicción no está bien vista. Dentro del grupo de
sustancias legales no debemos olvidarnos de la dependencia a los medicamentos.
Por otro lado, también existen adiciones a drogas ilegales como la marihuana, la
cocaína o la heroína entre otras.
Dentro de este grupo, hay adicciones con efectos graves para la salud. Por
ejemplo, la dependencia a la heroína o a la nicotina. Y otras, como la adicción a
la cafeína, que no causan problemas
Adicción a una actividad o conducta
Esta dependencia se produce cuando una persona está obsesionada con alguna
actividad o conducta que le genera bienestar. Los casos más comunes son la
ludopatía, la adicción a los videojuegos, a la comida, al deporte, al trabajo o a las
compras. Estas adicciones suelen generar problemas que afectan al estilo de vida
y al día a día de la persona que las padece. Si las adiciones al juego o a las compras
afectan a la situación económica, las adicciones a la comida y al deporte
perjudican a la salud.

La adicción a los videojuegos ha surgido en los últimos años debido a las nuevas
tecnologías. Esta dependencia aparece edades cada vez más tempranas,
provocando el aislamiento de la persona que la sufre. Los avances tecnológicos
han desarrollado nuevas adicciones de las que aún se están estudiando las
consecuencias. La adicción al teléfono, a las redes sociales o a Internet en general,
son algunas de estas últimas dependencias que suelen padecer los más jóvenes.

Adicciones afectivas y emocionales


Hay individuos adictos a pensamientos o emociones, y otros, dependen de otras
personas para sentirse bien.
¿Quieres especializarte en adicciones y drogodependencias? Descubre nuestra
doble titulación Máster en Intervención Psicológica en Drogodependencia +
Máster en Educación Social. Con esta formación podrás ayudar a personas que
sufren dependencias a combatirlas, ya sea con tratamientos o con sesiones
terapéuticas.
Drogadicción.
Ocurre cuando el consumo de alcohol u otra sustancia (droga) de una persona lleva a
que se presenten problemas de salud o en el trabajo, escuela o casa.

Este trastorno también se denomina abuso de sustancias.

Causas
La causa exacta del consumo de drogas se desconoce. Los genes de una persona, la
acción de las drogas, la presión de compañeros, el sufrimiento emocional, la ansiedad,
la depresión y el estrés ambiental pueden ser todos factores intervinientes.

Entre las sustancias más comúnmente consumidas se encuentran:

 Los opiáceos y otros narcóticos son calmantes muy potentes que pueden causar
somnolencia y algunas veces sentimientos intensos de bienestar, regocijo,
euforia, entusiasmo y júbilo. Entre ellos se encuentran la heroína, el opio, la
codeína y los analgésicos narcóticos que pueden ser recetados por el médico o
se pueden comprar de manera ilícita.
 Los estimulantes son medicamentos que estimulan el cerebro y el sistema
nervioso. Ellos incluyen cocaína y anfetaminas, como las drogas utilizadas para
tratar el trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) (el
metilfenidato o la Ritalina). Una persona puede empezar a necesitar cantidades
mayores de ellas con el tiempo para sentir el mismo efecto.
 Los depresivos causan somnolencia y reducen la ansiedad. Ellos incluyen alcohol,
barbitúricos, benzodiazepinas (Valium, Ativan, Xanax), hidrato de cloral y
paraldehído. El uso de estas sustancias puede llevar a que se desarrolle adicción.
 El LSD, la mescalina, la psilocibina ("setas u hongos") y la fenciclidina (PCP o
"polvo de ángel") pueden hacer que las personas vean cosas que no existen
(alucinaciones) y pueden llevar a dependencia psicológica.
 La marihuana (cannabis o hashish).

Hay varias etapas del consumo de drogas que pueden llevar a la adicción.

 Consumo experimental -- típicamente involucra a los compañeros, se hace para


uso recreativo; el consumidor puede disfrutar del hecho de desafiar a los padres
u otras figuras de autoridad.
 Consumo regular -- el consumidor falta cada vez más a la escuela o al trabajo; le
preocupa perder la fuente de droga; utiliza las drogas para "remediar"
sentimientos negativos; empieza a apartarse de los amigos y la familia; puede
cambiar los amigos por aquellos que son consumidores regulares; muestra
aumento de la tolerancia y capacidad para "manejar" la droga.
 Consumo problemático o riesgoso -- el consumidor pierde cualquier motivación;
no le importa la escuela ni el trabajo; tiene cambios de comportamiento obvios;
pensar acerca del consumo de drogas es más importante que todos los otros
intereses, incluso las relaciones interpersonales; el consumidor se torna
reservado; puede comenzar a vender drogas para ayudarse a sostener el hábito;
el consumo de otras drogas más fuertes puede aumentar; se pueden
incrementar los problemas legales.
 Adicción -- no puede enfrentar la vida diaria sin las drogas; niega el problema; el
estado físico empeora; pierde el "control" sobre el consumo; puede volverse
suicida; los problemas financieros y legales empeoran; puede haber roto los
lazos con los miembros de la familia o los amigos.