Vous êtes sur la page 1sur 10

Geografía Dominicana II

(Asignatura)

Katherin Marlenis Encarnación Germán


(Participante)

(Matrícula)
15-0219

Griselda Pérez
Facilitadora

Santo Domingo
12 de Marzo 2019
Tarea III.

Bienvenidos a nuestra tercera semana de trabajo, que tiene como título:


"Recursos Naturales". En la misma realizaremos las soguientes actividades:

Consultar la bibliografía señalada y otras fuentes de interés científico para la


temática objeto de estudio.

Elaborar un resumen sobre los recursos naturales de la República Dominicana,


que tome en cuenta los siguientes sectores:

Agrícola

Los principales cultivos comerciales de la República Dominicana se producen


en grandes plantaciones localizadas principalmente en el noreste y en la
planicie costera del sur, aunque la mayoría de los agricultores se dedican a los
cultivos de subsistencia. La caña de azúcar es uno de sus principales cultivos
comerciales, en 1998 se produjeron 5,07 millones de toneladas.

Otros cultivos importantes son: arroz (472.602 t), mandioca (114.432 t), cacao
(58.015 t), café (56.943 t), tabaco (42.683 t), tomate, plátano, banana y mango.
Se cría ganado vacuno (2,48 millones de cabezas), porcino (960.000 cabezas)
y aves de corral (47,4 millones), básicamente para el consumo local.

Los productos que conforman el sub-sector agrícola se agrupan por cultivos,


cuyo conjunto lo componen, los cereales, tubérculos, oleaginosas, leguminosas
y vegetales musáceos.

· CEREALES: constituyen una de las principales fuentes alimenticias en el


mundo. Tienen importancia indiscutible. En RD los principales son; arroz, maíz,
sorgo, entre otros.

· TUBéRCULOS: después de los cereales, es el de mayor importancia en la


producción agrícola nacional y altamente significativo en la formación de la
dieta diaria en el país. El grupo de tubérculos y raíces está constituido por:
yuca, batata, yautía, ñame y Papa.

· OLEAGINOSAS Y LEGUMINOSAS: El grupo de las oleaginosas comprende


fundamentalmente los cultivos de maní y coco. Las leguminosas ocupan un
lugar privilegiado entre los sembrados, como son: las habichuelas y los
gandules, estos cultivos fijan en el suelo nitrógeno atmosférico.

· VEGETALES: éstos constituyen uno de los grupos más importantes de la


producción agrícola dominicana. Dentro de ellos se destacan: la cebolla, ajo,
berenjena, auyama, tomate, entre otros.

Pecuario

El sector agropecuario en República Dominicana tiene una considerable


importancia social y económica, el área dedicada a la producción agropecuaria
es de 2,6 millones de hectáreas y 242.956 dominicanos/as se dedican a este
sector.

La agricultura y la ganadería representan un 8% del PIB, un 14% de la fuerza


laboral y aporta alrededor de un cuarto de las exportaciones. Adicionalmente se
suma su contribución a los servicios ambientales, fundamentalmente los
vinculados a la protección de recursos hídricos: agua para regadío, potable y
energía eléctrica.

Sin embargo, en los últimos años ha habido una tendencia desfavorable que ha
debilitado la capacidad productiva del sector agropecuario en el país. Lo que ha
repercutido en una baja rentabilidad de los cultivos, menores precios de venta y
continúan aumentando los costes de producción. Un factor limitante para
enfrentar los problemas de la baja productividad es la falta de financiamiento,
como consecuencia de las dificultades de muchos productores de cumplir con
los requisitos del sector financiero. El acceso a financiación es clave para
promover la expansión y competitividad de los agricultores y ganaderos. Según
fuentes oficiales, el sector agropecuario solo capta el tres por ciento de la
cartera de crédito vigente en el país.
Otro factor que ha tenido efectos negativos en el sector ha sido el incremento
de los precios de los fertilizantes e insumos necesarios para la producción. A
esto se suma que el 64% de los agricultores cultivan no más de cinco
hectáreas. Estos pequeños empresarios no llegan a generar economías de
escala que faciliten ahorros de transporte y almacenamiento, dificultando
además el acopio de los volúmenes necesarios para mantener satisfecho un
mercado más amplio al de las comunidades aledañas.

Hídricos

Con unos recursos hídricos superficiales de 20.000 millones de m3 (BCM) al


año, de los cuales 12 BCM son recarga de agua subterránea, los recursos
hídricos de la República Dominicana (RD) se podrían considerar abundantes.
Sin embargo, la irregular distribución espacial y estacional, unida a un alto
consumo en el riego y el abastecimiento urbano de agua, se traducen en la
escasez de agua. El rápido crecimiento económico y el aumento de la
urbanización también han afectado a la calidad medioambiental y han originado
tensiones sobre la base de recursos hídricos de la RD. Además, la RD está
expuesta a una serie de riesgos naturales, como huracanes, tormentas,
inundaciones, sequías, terremotos e incendios. Se espera que el cambio
climático mundial ocasionará choques climáticos permanentes en la región del
Caribe que probablemente afectarán a la RD en forma de elevación del nivel
del mar, incremento de temperaturas superficiales atmosféricas y del mar,
eventos meteorológicos extremos (como los huracanes y las tormentas
tropicales), aumento de la intensidad de las precipitaciones (lo cual conducirá a
inundaciones más frecuentes y graves) y la incidencia de sucesos como el de
"El Niño" con mayor frecuencia y gravedad.5

El manejo de los recursos hídricos del país, en especial la calidad y la cantidad


de agua, así como el manejo de cuencas hidrográficas, se enfrenta en la
actualidad a importantes retos. A pesar de la falta de datos sistemáticos que
limitan la realización de una evaluación precisa y detallada del alcance de los
problemas, existe un consenso sobre los siguientes aspectos: 1) la baja calidad
general de los recursos hídricos superficiales, subterráneos y costeros es el
resultado de una falta de manejo de aguas residuales y escorrentía agrícola, la
cual causa problemas de salud que afectan a los pobres de manera
desproporcionada; 2) la escasez de agua es un problema regional que provoca
la falta de manejo de la demanda en el riego, el abastecimiento urbano de agua
y la infraestructura turística de las regiones más secas; 3) el manejo
insuficiente de las cuencas conduce a la erosión del suelo y amplifica los daños
y la frecuencia de inundaciones; y 4) la falta generalizada de manejo de
residuos sólidos hace que se contaminen las fuentes de agua, se propaguen
enfermedades y se causen molestias a los habitantes y los visitantes.6 El
Gobierno de la RD está en proceso de reducir su papel como inversor principal
de la infraestructura de los recursos hídricos y como proveedor de servicios
mediante la delegación de algunas responsabilidades a los gobiernos locales y
regionales, las organizaciones de usuarios de agua y las empresas privadas.

Forestales

En cuanto a su producción y consumo forestal, en el año 2004 la República


Dominicana exportó un volumen total de 556,000 m3 como leña, mientras se
importaba 267,000 m3 en madera aserrada, 31,000 m3 en tableros a base de
madera, y 182,000 toneladas en papel y cartón. Simultáneamente produjo
130,000 toneladas en papel y cartón, lo que resultó en un consumo total de
312,000 toneladas de papel y cartón a nivel nacional.

Afortunadamente, el ritmo de la pérdida neta de bosque maduro dominicano,


originalmente causado por la demanda de productos forestales, se está
disminuyendo de manera considerable, gracias a la siembra de plantaciones
forestales y a la restauración de los bosques a través de la regeneración
natural. El uso actual y la gestión moderna de los bosques demuestra que hay
lugares que experimentan progreso y mantienen o recuperan su cobertura
boscosa. De la misma manera ayudan en la reducción de la pobreza y a
garantizar la sostenibilidad del medio ambiente en la República Dominicana.

En los últimos cien años, la República Dominicana ha logrado grandes avances


en cuanto a su legislación forestal. La primera Ley Forestal (ley # 4794)
apareció en 1907 y consagró la creación de los Guardacampestres. Desde
entonces ha habido muchas normas ejecutivas, leyes y regulaciones, cada vez
más enfocadas en el manejo forestal sostenible y la conservación de los
recursos forestales. Hace diez años, en 1999, se estableció la Ley # 118
mediante la cual la Dirección General Forestal del país pasó a formar parte de
la estructura de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos
Naturales (SEMARENA). A partir del siglo XXI, la legislación forestal que sirve
de marco legal e institucional para el moderno manejo integrado de los
bosques dominicanos se fundamenta en cuatro normas jurídicas: a) la Ley #
5856 sobre la Conservación Forestal y Árboles Frutales; b) la Ley # 705 sobre
el Control de Corte de Árboles y Operaciones Industriales; c) la Ley # 290
sobre el Incentivo Forestal; y, d) la Resolución # 258 que aprueba el Plan
Forestal Nacional.

Mineros
República Dominicana posee una importante riqueza mineral. Cuenta con
yacimientos de oro, plata, níquel, cobre y bauxita, así como también de
mármol, piedra caliza, yeso, granito y materiales agregados de construcción.
Asimismo, se extraen ámbar y larimar, piedras semipreciosas utilizadas en el
diseño de joyería.

El gran interés reciente en la actividad minera se refleja en la cantidad de


solicitudes de concesión de exploración y explotación de minerales. De
acuerdo a informaciones de la Dirección General de Minería (DGM) a la fecha
se han otorgado 17 concesiones de exploración minera y 126 de explotación, la
mayoría de minerales no metálicos. Estas se ubican en casi todo el país,
incluyendo Bonao, San José de Ocoa, Jánico, Monte Plata, Sabana Grande de
Boyá, Baní, Juan de Herrera, Cotuí, Constanza, Yamasá, Montecristi,
Bayaguana, Jarabacoa, Miches, Pedro Santana, Restauración y Loma de
Cabrera.

Energético

La mayor parte de la generación de electricidad en la República Dominicana


proviene de fuentes térmicas. Sólo el 14% de la capacidad instalada es
hidroeléctrica y, si se toma en cuenta toda la autogeneración térmica, este
porcentaje desciende al 9%. La explotación de otros recursos renovables (es
decir, solar y Energía eólica|eólico)]) es muy limitada. Sin embargo, se espera
que esta situación se modifique tras la promulgación en mayo de 2007 de la
Law of Incentives to Renewable Energy and Special Regimes (enlace roto
disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). (ley nº 57-
07). Entre otros incentivos, esta ley establece la financiación, a tasas de interés
ventajosas, del 75% del costo del equipamiento en hogares que instalen
tecnologías renovables para autogeneración y en comunidades que desarrollen
proyectos a pequeña escala (menos de 500 kW).

Hidroelectricidad

El plan de expansión de EGEHID contempla el incremento de 762 MW de


capacidad hidroeléctrica durante el período 2006-2012. Según la CDEEE, la
primera de la nueva serie de represas y plantas hidroeléctricas (Pinalito) es un
"modelo de administración del medio ambiente", ya que sólo 12 familias fueron
reubicadas y se ha realizado una amplia reforestación.13

Eólico
Un estudio realizado en 2001 estimó que la República Dominicana tiene un
potencial de generación eólica de 68.300 GWh por año, lo que equivale a más
de seis veces la producción de energía actual.

Investigar acerca de la producción agrícola del país para el presente año.


Elaborar un resumen comparativo con años anteriores.

La agricultura tiene vital importancia en el desarrollo de un país sin excluir al


nuestro, ya que este formó parte de su economía desde los inicios de la
Republica aunque actualmente no sea tan empleado. La mayor fuente creadora
de ingresos es la producción de bienes que puede ser agrícola, ganadera, etc.

El producto interno bruto agrícola en las últimas décadas muestra una reducida
participación en el producto interno bruto global; este comportamiento de la
producción agropecuaria ha influido negativamente en la economía; sin
embargo se estima que el sector agropecuario proporciona alrededor del 60%
de la materia prima utilizada en la producción manufacturera nacional.

En cuanto a la globalización, este nuevo proceso experimentado por la


economía nacional, cuando nos referimos a este termino, que vive América y el
mundo, queremos decir que los países, tanto desarrollados como
subdesarrollados consideramos en su totalidad vale decir globalmente, están
iniciando un progreso de integración, no solo a que este proceso también
integrara al mundo en lo relativo a la política, la cultura y al sistema de
democracia representativa, de ahí que viene su importancia y no solo para la
República Dominicana si no para el mundo.

La Reforma Agraria.

La reforma agraria es un proyecto político a gran escala cuyo objetivo es un


cambio rápido y radical del régimen de propiedad y explotación de la tierra.
Bajo esta denominación se encuentran múltiples procesos que deben ser
contextualizados en relación a tres cuestiones clave: el alcance, las
indemnizaciones y la organización.
La reforma puede afectar a todo un país o a parte del mismo, orientarse a
grandes parcelas y latifundios o incluir también medianas propiedades, o estar
limitada a criterios de rendimiento. Deberá producir, en todo caso, una
transformación profunda de la estructura de propiedad y explotación.

Las tierras pueden ser confiscadas (en las economías socialistas) o


expropiadas con indemnización. Si se indemniza, puede emplearse el valor
fiscalmente declarado de la propiedad (Italia, 1951) o condicionar el pago a la
reinversión en la industria (Perú, 1969). La organización de los beneficiarios, en
cuanto al tamaño de las nuevas explotaciones y su capitalización, es la clave
final del éxito en términos de incremento de la renta familiar disponible.

Estos programas tenían por finalidad alcanzar los objetivos siguientes:

· Racionalizar el sistema de tenencia y uso de la tierra, mediante la


distribución entre campesinos desposeídos en áreas propiedad del estado y
otras tierras que pueda captar el IAD con apego a las leyes.

· Promover el incremento de la producción agropecuaria y crear nuevas


fuentes de empleo en el medio rural.

· Mejorar las condiciones de vida del campesino dominicano, mediante el


aumento de los niveles de ingresos de la población beneficiada con la
distribución de las tierras.

· Evitar la destrucción de los recursos naturales en áreas montañosas.

· Ofrecer créditos, asistencia técnica, educación, instalación de servicios de


riego, electrificación, construcción de carreteras y caminos, establecimiento y
desarrollo de cooperativas, etc.

Desde su inicio, la Reforma Agraria Dominicana ha venido desenvolviéndose


con ritmos acelerados, algunas veces y en otras con marcada lentitud. En
función de esos ritmos, de la profundidad de las acciones desarrolladas en
términos de captación, modalidades de adjudicación y uso de la tierra, y de
otros componentes vitales para su consolidación, los 43 años de este proceso
se pueden dividir en tres periodos:

· 1ro. Comprende desde 1962 a 1965, en el mismo el Instituto Agrario


Dominicano (IAD) sólo se limitó a distribuir los terrenos que habían sido
propiedad de Trujillo. Se distribuyeron 307,932 tareas.

· 2do. Abarca desde 1966 a 1971, en ésta se entregaron 920,980 tareas.

· 3ero. Comprende de 1972 a 1977, en 1972 Balaguer promulgó el código


agrario, constituido por varias leyes sobre el proceso agrario.

Las tierras del IAD tienen posibilidades productivas heterogéneas; de 7


millones de tareas que posee la reforma agraria dominicana, 3.2 millones son
aptas para la agricultura; 1.7 millones tienen vocación para el pasto y el
restante 2.1 millones representan áreas que deberían ser dedicadas a la
producción forestal y agroforestal.

En los últimos años el país ha tenido que importar productos en los cuales
antes fuimos autosuficientes e importar los que antes exportábamos; debido a
lo planteado anteriormente, agregándole la falta de mano de obra.

Para finalizar, exhortaría que todos como dominicanos debemos trabajar


arduamente para permitir que el país se supere, ya que a fin de cuentas es
nuestro y somos los más indicados para mejorarlo, una buena forma de
comenzar es trazar pautas a cumplir en la economía dominicana.
Diseñar un mapa donde se destaquen los recursos naturales más importantes
de cada región geográfica.
REGION NORTE O CIBAO

Dos de los mayores ríos del país se encuentran dentro de


esta región: el Yaque del Norte, el río más grande de la
República Dominicana, y el Yuna. Ambos de estos ríos
contienen varias cadenas de embalses utilizados para
dotar a la región con agua para el riego —ya que la
agricultura es la actividad principal de la zona— y la
energía hidroeléctrica. El arroz, café y cacao son los
cultivos más importantes en la zona. La Cordillera Central
también tiene una importante actividad minera. Sus
recursos minerales principales son el oro, hierro y níquel,
entre otros. La internacionalmente conocida Falconbridge
es la empresa encargada de la extracción de estos
minerales.

La costa atlántica del país es bien conocida por tener


hermosas playas. Varios centros turísticos se han
desarrollado a lo largo de la costa de la región, entre ellos
Sosúa, originalmente una comunidad pequeña judía
establecida en la década de 1940; Cabarete, uno de los
centros más importantes en el Caribe para competiciones
internacionales de surfing; y más recientemente en
Samaná, ideal para el ecoturismo y observación de
ballenas.

REGION SUROESTE REGION SURESTE

El Sur de la República Dominicana es la region mas Prácticamente toda esta región se ubica en la región
menos privilegiada en terminos económicos, pero geomorfológica conocida como Llanos Costeros del
increiblemente la que tiene mayor extension territorial Caribe y una de las características principales de ella es la
virgen, de lugares turisticos como son los paises de fana, presencia de extensas sabanas. También las regiones
flora y playa sin explotar. La primera provincia que geomorfológicas de las Llanuras Costeras de Miches y
encontramos es la histórica San Cristobal cuna de la Sabana de la Mar, Cordillera Oriental y Pie de Monte de la
constitución de la República Dominicana uno de los Cordillera Oriental se encuentran en su totalidad en la
actractivos de la provincia es el balneario La Toma, que Región Este. La región geomorfológica de Los Haitises se
es una especie de picina natural, tambien en San encuentran principalmente en el Este, especialmente su
Cristobal podemos encontrar las cuevas del pomier donde mitad oriental y la vertiente sur. En la Región Este hay
quedan pinturas y artefactos usados por los indigenas que varias cadenas montañosas, todas ellas de relativa baja
habitaban la isla a la hora del descubrimiento. Siguiendo altitud. Estas cadenas son la Cordillera Oriental y la Sierra
en la misma linea del sur podemos encontrar la provincia de Yamasá, esta última con varias estribaciones como la
de Bani, en esta provincia podemos encontrar lo que es Sierra Prieta al norte de la ciudad de Santo Domingo.
las dunas de bani que es un area desertica de la republica
dominicana, tambien la playa las maria de Bani.

Todos los ríos de importancia de la Región Este tienen un Todos los ríos de importancia de la Región Este tienen un
curso de norte a sur, desembocando en el Mar Caribe. curso de norte a sur, desembocando en el Mar Caribe.
Algunos de ellos son Yuma, Chavón, Soco, Higuamo, Algunos de ellos son Yuma, Chavón, Soco, Higuamo,
Brujuelas (cuyo parte inferior es subterránea), Ozama y Brujuelas (cuyo parte inferior es subterránea), Ozama y
Haina. Haina.

La costa atlántica del país es bien conocida por tener La costa atlántica del país es bien conocida por tener
hermosas playas. Varios centros turísticos se han hermosas playas. Varios centros turísticos se han
desarrollado a lo largo de la costa de la región, entre ellos desarrollado a lo largo de la costa de la región, entre ellos
Sosúa, originalmente una comunidad pequeña judía Sosúa, originalmente una comunidad pequeña judía
establecida en la década de 1940; Cabarete, uno de los establecida en la década de 1940; Cabarete, uno de los