Vous êtes sur la page 1sur 5

A U T O R E S

Marín Garrido C
De Miguel García F
Naya Gálvez MJ

Paragangliomas Cármen Sámperiz L


Hernández Montero E
Damborenea Tajada J
Ortiz García A

yugulotimpánicos. *Servicio de Otorrinolaringología


Hospital Universitario

Nuestra experiencia “Miguel Servet”. Zaragoza

RESUMEN SUMMARY
Los paragangliomas (Fuma glómico) de cabeza y cuello son Paragangliomas (glomus tumors) of the head and neck
tumores infrecuentes, que surgen del tejido de los para- are rare tumors, arising from the paragangliomatous tis-
ganglios, con origen neuroectodérmico. Aunque son sue, with neuroectodermal origin. Paragangliomas are
tumores de crecimiento lento, tienen un comportamiento recognized as benign tumors, but some show a biological
biológico similar a los tumores malignos. behavior similar to that of malignant lesions.
Presentamos seis casos de paragangliomas: dos timpánicos We report six patients with paragangliomas: two tympa-
y cuatro yugulotimpánicos. La clínica de presentación más nics and four jugulotympanics. Hearing loss is ussually the
precoz ha sido la de hipoacusia, siendo la más característi-
first symptom, however pulsatile tinnitus is typical. Three
ca el acúfeno pulsátil. Se han intervenido quirúrgicamente
cases have been treated surgically with good success rates
tres de ellos con aceptables resultados en cuanto a secue-
las y control local de la enfermedad. De los dos casos que and absence of local recidiva. Two patients refused sur-
rechazaron la cirugía, uno es un paraganglioma gigante y gery treatment, one is a giant paraganglioma and is being
está en tratamiento con radioterapia y el otro, es de loca- treated with radioterapy, and the other one, is localiced in
lización timpánica y se ha optado por una conducta expec- tympanic region, and we prefer an expectant attitude.
tante. El caso restante, se trata de otro paraganglioma The last case, is another giant paraganglioma that will be
gigante y va ser intervenido próximamente. operated soon.

PALABRAS CLAVE: KEY WORDS:


Paraganglioma timpánico / yugular / yugulotimpánico. Paraganglioma timpanic / jugulare / jugulotimpanic.
Glomus. Quemodectoma. Glomus. Chemodectoma.

Introducción nica de hipoacusia derecha de varios años de evolución, sin


otra sintomatología. En la otoscopia se aprecia un abom-
En 1941, Guild describió la estructura anatómica de los bamiento de la membrana timpánica, hipervascularizada y
paraganglios, pero fue sin embargo Rosenwasser, en 1945, angiomatosa en su mitad superior. En la audiometría se
quién relata el primer caso de tumor reconocido como un constata una hipoacusia de transmisión leve derecha. Ante
paraganglioma yugulotimpánico. la sospecha de paraganglioma, se recurre a la realización
Se han utilizado distintos términos en la literatura para de una Tomografía Computerizada (TC) (Fig. 1) en la que
denominarlo: glomus, tumor glómico, quemodectomas, se observa masa en oído medio, ático y antro mastoideo.
paraganglioma, siendo la más recomendable esta última
porque hace referencia a su origen histológico.
Los paragangliomas son tumores benignos originados a
partir de un tejido especializado (paraganglios), formado por
un conglomerado de células no cromoafines dispersas por el
organismo, con un origen embriológico en la cresta neural y
con probable función quimiorreceptora. La localización más
frecuente en la cabeza y cuello, por orden de frecuencia, es a
nivel del cuerpo carotídeo, yugulotimpánicos y vagales.
Presentamos seis casos de paragangliomas yugulotim-
pánicos, analizando la utilidad de las pruebas diagnósticas
disponibles y los tratamientos aplicados.

Casos Clínicos
Caso 1
Varón de 78 años de edad, con antecedentes EPOC e Figura 1: Caso 1. TAC: masa en oído medio, ático y antro mastoideo,
intervenido de cataratas. Acude a nuestro servicio con clí- que respeta el espolón del muro del ático y el tegmen tímpani.

O.R.L. ARAGON’2000; 3 (1) 27-31


27
Trabajo de Investigación y Clínica Aplicada - Paragangliomas Yugulotimpánicos - nuestra experiencia

Respeta el espolón del muro del ático y el tegmen tímpani.


Tras la inyección de contraste se produce una intensa cap-
tación, que es sugestiva de tumoración de origen vascular.
Si bien con la TC parece existir proximidad con la vena
yugular interna, con la RM se confirma que se trata de un
paraganglioma timpánico, ya que no existe continuidad
entre la vena y el tumor. Comentado el caso en sesión clí-
nica, dado el tamaño del tumor, la edad y la decisión del
paciente a no intervenirse, decidimos adoptar una conduc-
ta expectante y un seguimiento ambulatorio. Tras dos años
no han existido cambios valorables.

Caso 2
Figura 2: Caso 3. TAC: masa en oído medio que afecta a epitímpano,
Se trata de un varón de 60 años de edad, con antece-
antro mastoideo, sin erosión de la cadena de huesecillos y abomba-
dentes de HTA y obesidad, que fue remitido desde hospital miento de la membrana timpánica, que ocupa también el agujero
comarcal con imagen en TC de masa en región hipotimpá- yugular.
nica, junto al promontorio coclear, que no produce altera-
ciones osteolíticas ni se acompaña de prolongación hacia
fosa yugular. Refiere antecedentes de otorrea en la infan-
cia y una clínica de acúfeno pulsátil de oído izquierdo de Caso 4
un año de evolución que no ha progresado, con posterior
aparición de hipoacusia. En la exploración se observa una Mujer de 41 años de edad, remitida desde otro centro,
masa vascularizada en hipotímpano, pulsátil, en la mitad que presenta en oído derecho un acúfeno pulsátil de
anterior de la membrana timpánica, de color azul sonrosa- catorce meses de evolución, pérdida de audición leve, cefa-
do. En la audiometría aparece una hipoacusia de transmi- leas frecuentes y episodios de vértigo. En la otoscopia se
sión leve de oído izquierdo y en impedanciometría se observa una protusión en hipotímpano, sonrosada y pulsá-
observa un timpanograma plano, conservando el reflejo til. Tiene hipoacusia de transmisión leve-moderada y un
estapedial. Ante la sospecha de paragangliona timpánico, timpanograma plano. En las pruebas de imagen (TC,RM) se
se procede a realizar una exéresis de la lesión por vía endo- aprecia una masa en agujero rasgado posterior, que desde
aural, y se constata la presencia de una tumoración sonro- vena yugular interna, ocupa oído medio y se prolonga cau-
sada, bien delimitada, asentada sobre promontorio e hipo- dalmente hacia región cervical. La arteriografía (Fig. 3) es
tímpano. La anatomía patológica confirma el diagnóstico típica de glomus, con vascularización dependiente de la
de paraganglioma. La evolución postquirúrgica ha sido arteria faríngea ascendente y de ramas colaterales de la
buena, con ausencia de acúfeno y pequeña ganancia audi- arteria occipital. Con la embolización, mediante cateteriza-
tiva. A los cinco años de la intervención se encuentra libre ción selectiva, se consigue el cierre del 95% de la vasculari-
de enfermedad. zación macroscópica tumoral. A los cinco días se procede a
una petrosectomía subtotal por vía infratemporal extir-
pando la lesión en su totalidad. Como secuelas postquirúr-
Caso 3 gicas, la paciente presenta parálisis facial periférica dere-
cha e hipoacusia severa, habiéndose conseguido la desapa-
Varón de 37 años, sin antecedentes de interés, que refiere rición del acúfeno.
hipoacusia izquierda de un año de evolución. En la otosco-
pia se aprecia formación granulomatosa en tercio poste-
rior de membrana timpánica. Presenta una hipoacusia de
transmisión de 75 dB en oído izquierdo y un timpanogra-
ma plano. En TC (Fig. 2) se observa una masa en oído
medio que afecta epitímpano, antro mastoideo, sin ero-
sión de la cadena de huesecillos y abombamiento de la
membrana timpánica, que ocupa también el agujero yugu-
lar y se evidencia netamente tras inyección de contrate. En
RM podemos ver una masa que desde base de cráneo y
foramen yugular se extiende ocupando la caja timpánica y
se realza tras la inyección de gadolinio. Los hallazgos son
sugestivos de Paraganglioma yugulotimpánico. En la arte-
riografía aparece una lesión vascular sugestiva de para-
ganglioma, dependiente de la arteria faríngea ascendente.
Tras la cateterización selectiva de dicha arteria, se emboli-
za consiguiendo una completa desvascularización del
tumor. A los seis días se realiza una petrosectomía subtotal
por vía infratemporal y exéresis de la tumoración. Durante Figura 3: Caso 4. A) Arteriografía típica de glomus, vascularización
el postoperatorio presenta una paresia facial que remite dependiente de la arteria faríngea ascendente y de ramas colaterales
completamente y una hipoacusia similar a la previa. En los de la arteria occipital. B) Tras embolización, mediante cateterización
selectiva, se consigue el cierre del 95% de la vascularización macroscó-
controles posteriores no se ha constatado recidiva.
pica tumoral.

O.R.L. ARAGON’2000; 3 (1) 27-31


28
Trabajo de Investigación y Clínica Aplicada - Paragangliomas Yugulotimpánicos - nuestra experiencia

Caso 5 Caso 6
Mujer de 36 años, remitida desde otro centro, dónde Mujer 67 años de edad, con antecedentes de mastoi-
fue diagnosticada de glomus yugulotimpánico izquierdo dectomía radical de oído derecho hacía veinte años. Hace
hacía 5 años y tratada con embolización y radioterapia. En trece años acudió a urgencias por otorragia derecha. En la
nuestra exploración presenta una parálisis facial periférica otoscopia se observó una masa vegetante que ocupaba la
izquierda y afectación de III par craneal ipsilateral, con cavidad de radical. Se le realizó una biopsia y se le solicitó
imposibilidad para cerrar el párpado y estrabismo. En TC TC y RM. La anatomía patológica informó de material que-
(Fig.4) se aprecia extensa tumoración en peñasco izquier- ratósico y tejido de granulación ulcerado. En TC se observó
do, que parte del agujero rasgado posterior, destruye y la excavación consecutiva a la intervención quirúrgica pre-
ocupa el oído medio y se extiende por delante hacia el cli- via, con ocupación de la cavidad y del CAE. La RM mostra-
vus, pared posterior del seno esfenoidal y fosa temporal. ba una ocupación del CAE, caja del tímpano y cavidad mas-
Por detrás, hacia el seno sigmoide, lateralmente ocupa el toidea. La arteriografía revelaba una lesión vascular típica
CAE y erosiona su pared anterior. En la RM se aprecia la de glomus. Ante la sospecha de paraganglioma timpánico,
misma destrucción, además se observa una extensión a se propuso intervención, pero la paciente la rechazó, no
endocráneo, que contacta y desplaza el tronco cerebral. La acudiendo a los controles posteriores. A los seis años acude
vascularización de la tumoración (Fig. 5), según la arterio- de nuevo a nuestro servicio de urgencia por otorragia y
grafía, depende de varias arterias aferentes: faríngea parálisis facial derecha. En el CAE se observa una tumora-
ascendente, occipital, una arteria anómala que sale de la ción de aspecto granulomatoso-vascular que protuye en su
bifurcación carotídea y una rama de la arteria meníngea orificio externo. En TAC (Fig.6) existe voluminosa masa en
media. En una primera embolización se consigue desvascu- el peñasco derecho, que se realza intensamente con con-
larizar el 60% de la tumoración, y en una segunda, reali- traste. Afecta al agujero yugular, caja del tímpano, dónde
zada a los 7 días, se llegó al 100%. La paciente está pen- destruye el vestíbulo y erosiona la porción más medial de
diente de intervención quirúrgica mediante abordaje com- los canales semicirculares lateral y posterior. Se extiende al
binado de ORL y Neurocirugía. CAI, cuyas paredes destruye, y por delante invade el canal
carotídeo y el ápex petroso. Ocupa el CAE, con erosión de
la pared anterior del mismo y mastoides ipsilateral.
Comentado el caso en la Unidad de Cirugía de Base de
Cráneo se decide proponer una solución quirúrgica. Dado
que la paciente rechaza la intervención y la embolización,
se remite al Servicio de Radioterapia para tratamiento
paliativo.

Figura 4: Caso 5. TAC: extensa tumoración en peñasco izquierdo, que


parte del agujero rasgado posterior, destruye y ocupa el oído medio. Se
extiende por delante hacia el clivus, pared posterior del seno esfenoidal
y hacia fosa temporal. Por detrás hacia el seno sigmoide, y lateralmen-
te ocupa el CAE y erosiona su pared anterior.

Figura 6: Caso 6. TAC: voluminosa masa en el peñasco derecho, que se


realza intensamente con contraste. Afecta al agujero yugular, caja del
tímpano, dónde destruye el vestíbulo y erosiona la porción más medial
de los canales semicirculares lateral y posterior. Se extiende al CAI, cuyas
paredes destruye, y por delante invade el canal carotídeo y el ápex
petroso. Ocupa el CAE, con erosión de la pared anterior del mismo y
mastoides ipsilateral.

Discusión
Se considera a los tumores del glomus yugular o para-
Figura 5: Caso 5. A) Arteriografía que depende de varias arterias aferen- gangliomas yugulo-timpánicos como tumores derivados
tes: faríngea ascendente, occipital, una arteria anómala que sale de la del neuroectodermo que reproducen el patrón histológico
bifurcación carotídea y de una rama de la arteria meníngea media. B) Con
la embolización se consigue desvascularizar el 100% de la tumoración. del paraganglio normal.

O.R.L. ARAGON’2000; 3 (1) 27-31


29
Trabajo de Investigación y Clínica Aplicada - Paragangliomas Yugulotimpánicos - nuestra experiencia

Son tumores benignos, de crecimiento lento, pero pue- cos sobre la pieza de resección. Estas determinaciones son
den llegar a tener un comportamiento biológico similar a importantes con vistas a la preparación anestésica.
los malignos, con recurrencias, patrón de crecimiento inva-
sivo, e incluso metástasis, aunque éstas son muy raras. En La Tomografía Computerizada nos permite valorar la
nuestros casos hemos comprobado los distintos grados de destrucción ósea, siendo la Resonancia Magnética más útil
agresividad que puede tener este tumor. en la delimitación de la extensión tumoral y en las recidi-
vas. Sin embargo, la Arteriografía, además de confirmar el
La localización por orden de frecuencia en cabeza y diagnóstico de tumoración vascular, es de gran ayuda en el
cuello son: cuerpo carotídeo, yugulotimpánicos, vagales, y preoperatorio ya que identifica el pedículo vascular nutri-
más raros laríngeos, orbitarios, nasosinusales. Dentro de cio; así, es posible embolizarlo o ligarlo al inicio de la inter-
los yugulotimpánicos destaca la localización a nivel del vención quirúrgica, y permitir una exéresis más sencilla y
golfo de la yugular interna y en el plexo timpánico. exangüe; debe ser bilateral para descartar la existencia de
Destaca en el sexo femenino (4/1) y se presenta en edades tumores multicéntricos. La vascularización nutriente
medias de la vida, siendo nuestra media de 53´16 y el rango depende más frecuentemente de la arteria faríngea ascen-
36-78. dente, como ocurría en nuestros casos, y a medida que son
tumoraciones más extensas, se suma la aferencia de otras
Los fomas múltiples se ven en aproximadamente el
ramas.
10% de los casos (1), siendo los yugulotimpánicos y vagales
los que tienen más tendencia a la multicentalidad. Las for- Muros (4) comprobó que la Escintigrafía con 111 In-
mas familiares (herencia autosómica dominante) aparecen Pentatreotido permite llegar con mayor precisión al diag-
en un 10%, siendo los que presentan un mayor riesgo en nóstico y localización de los quemodectomas, que la reali-
cuanto a multifocalidad y malignización (2). zada con 1231- Metaiodobencilguanidina (1231-MIBG).
Ambas nos sugieren el origen neuroendocrino aportando
Según la Clasificación de Glasscock y Jackson, los para-
información funcional importante, sin embargo, la escinti-
gangliomas se dividen, según la localización inicial, en tim-
grafía con 111 In-Pentatreotido permite una buena clasifi-
pánicos y en yugulares. En los timpánicos predomina la sin-
cación de los pacientes con y sin receptores de somatosta-
tomatología otológica, siendo la clínica más frecuente la
tina, de cara a la aplicación farmacológica con análogos de
hipoacusia junto a sensación de taponamiento, pero lo más
somatostatina, que reducen el volumen tumoral e inhiben
característico de esta patología es el acúfeno pulsátil y sin-
el crecimiento, en los tumores inoperables.
crónico con el pulso. También puede dar lugar, en depen-
dencia de la extensión, a otorragia, hipoacusia de percep- Debemos realizar el diagnóstico diferencial con otras
ción, otorrea crónica y afectación del VII par. patologías que dan imagen otoscópica pulsátil similar
como son el bulbo de la yugular dehiscente o prominente
Si se trata de un paraganglioma localizado en el golfo
en hipotímpano (5), carótida aberrante, angioma, aneuris-
de la yugular, puede dar lugar al Síndrome Condíleorrasgado
ma de la carótida interna, o bien, con lesiones ocupantes
Posterior o de Sicard-Collet si existe afectación de los cua-
de oído medio como pólipo, carcinoma u otitis supurativa
tro últimos pares craneales, o bien, al Síndrome Rasgado
crónica.
Posterior o de Vernet, cuando se respeta el hipogloso
mayor a su salida por el condíleo anterior. El tratamiento de elección es el quirúrgico. Se debe rea-
lizar una extirpación completa, y utilizar la vía más ade-
Es característico hallar en la otoscopia un abomba-
cuada según el grado de extensión de la tumoración, que
miento y enrojecimiento de la membrana, o bien una masa
puede ir desde un abordaje endomeático a una vía infra-
poliposa en CAE, pulsátil, redondeada, de color rojizo y
temporal ampliada. En los tumores extensos existe mayor
fácilmente sangrante. Es típico el Signo de la Pulsación o
dificultad en la resección completa y se incrementa el ries-
de Brown que consiste en anular las pulsaciones y provocar
go de lesionar los nervios craneales (6), por tanto, se debe
la palidez de la lesión al comprimir el aire del CAE con el
realizar una adaptación individualizada y combinar incisio-
espéculo de Siegle, o bien, con la presión sobre la carótida
nes multidireccionales que permitan resecar toda la tumo-
homolateral, fenómeno que no ocurre en los pólipos vul-
ración con la menor morbilidad posible (7). Se puede reali-
gares.
zar reconstrucción del bulbo de la yugular con injerto de
La audiometría puede oscilar desde la normalidad vena safena, sobretodo en aquellos pacientes en que la
hasta la cofosis y en la impedanciometría, el timpanogra- resección del seno sigmoide puede llegar a ocasionar serias
ma suele ser plano, por la ocupación del oído medio, pero consecuencias (8), o bien, realizar un puente con el falopio
lo característico es la forma mellada, al reflejar el pulso. Es para preservar el nervio facial en la extirpación de tumores
importante realizar un estudio neurológico completo, a fin del agujero yugular (9).
de descatar la afectación de los pares craneales, sobretodo
el VII, IX, X, XI y XII. La embolización es beneficiosa previa a la cirugía (10),
pero como tratamiento único, su efectividad es escasa, sólo
En ocasiones, estos tumores tienen un carácter secreto- excepcionalmente reduce más del 75% de la masa tumoral,
rio que puede ser detectado con pruebas de laboratorio, y en un tiempo variable existe repermeabilización vascular.
recomendando algunos autores el realizar de forma siste- Algunos autores la rechazan ya que disminuye las posibili-
mática un screening urinario (3) para la detección de nive- dades de disección subadventicial (11) y no está exenta de
les elevados de catecolaminas y de ácido 5-hidroxi-indol- complicaciones, como es la parálisis facial después de la
acético (5-HIAA), o exclusivamente por medios histoquími- embolización previa a la intervención quirúrgica (12).

O.R.L. ARAGON’2000; 3 (1) 27-31


30
Trabajo de Investigación y Clínica Aplicada - Paragangliomas Yugulotimpánicos - nuestra experiencia

Aunque clásicamente se considera una tumoración 3- Mandigers CM, van Gils AP, Derksen J, van der Mey AG,
radioresistente, para algunos autores la radioterapia redu- Hogendoorn PC. Carcinoid tumor of the jugulo-tympa-
ce la vascularización y temporalmente detiene el creci- nic region. J Nucl Med 1996;37(2):270-2.
miento de la lesión. Por tanto, no es curativo, pero está 4- Muros MA, Lamas Elvira JM, Rodríguez A. Ramírez A.
indicada como tratamiento paliativo en pacientes con Gómez M. Arráez MA. Valéncia E. Vílchez R. 111In-pen-
edad avanzada, con contraindicación anestésica o tumor tetreotide scintigraphy is superior to 1231-MIBG scinti-
residual tras cirugía. La quimioterapia no es útil y la radio- graphy in the diagnosis and location of chemodecto-
cirugía esterotáxica está siendo probada por algunos auto- ma. Nucl Med Commun 1998;19(8):735-42.
res como Liscák y Foote, comprobando que es una técnica
5- Tisch M. Maier H: Exposed superior bulb of the internal
segura y sin morbilidad aguda, y aunque no reduce total-
jugular vein. Differencial hearing loss diagnosis with
mente el volumen en la mayoría de los pacientes tratados
pulse synchronous tinnitus. HNO 1998;46(11):944-6.
(13), sí desciende la intensidad de la sintomatología y el
tamaño permanece estable, lo que sugiere que puede ser 6- Schick B. Draf W. Kahle G. Jugulotympanic paragan-
una terapeútica muy prometedora en los paragangliomas glioma: therapy concepts under development.
yugulares (14). Laryngorhinootologie 1998;77(8):434-43.
7- Gjuric M. Wigand ME. Weidenbecher M. Wolf SR.
Estudios realizados por Gosepath y más recientemente
Seidinger L. Function preserving surgery of glomus
por Held, han encontrado ciertos marcadores biológicos jugulare tumors. An achievable goal?. HNO
que pueden evaluar el comportamiento biológico de estos 1997;45(12):983-9.
tumores y determinar, por tanto, su pronostico. Tras un
estudio cuantitativo del DNA, se han detectado tres patro- 8- Sekhar LN, Tzortzidis FN. Bejjani GK. Schessel DA.
nes según la ploidía celular, siendo el DNA tipo III el de Saphenous vein graft bypass of the sigmoid sinus and
peor pronóstico, compuesto por células aneuploides (15). jugular bulb during the removal of glomus jugulare
tumors. Report of two cases. J Neurosurg
Dependiendo de la localización de estos tumores, existen
1997;86(6):1036-41.
diferencias en la biología tumoral con una alta prolifera-
ción y un alto número de tumores aneuploides en los loca- 9- Pensak ML, Jackler RK. Removal of jugular foramen
lizados en la región carotídea, sugiriendo un comporta- tumors: the fallopian bridge technique. Otolryngol
miento más agresivo, en comparación con los de localiza- Head Neck Surg 1997;117(6):586-91.
ción yugulotimpánica (16). 10- Lasjaunias P. Paragangliomas branchiaux. Mise au point
et revue de 37 cas angiographiés et embolisés entre
1997 et 1983. J Fr Rhino laryngol 1985;34:7-26.
11- Valanavis A. Preoperative embolizacion of the head
and neck. Indications, patient selection, goals and pre-
Conclusiones cautions.AJNR 1986;7:943-52.
1- Las técnicas de imagen son necesarias para establecer la 12- Marangos N. Schumacher M. Facial palsy after glomus
extensión, características, destrucción de estructuras jugulare tumour embolization. J Laryngol Otol
adyacentes, no siendo imprescindible la biopsia para 1999;113(3):268-70.
llegar al diagnóstico. 13- Liscák R. Vladyka V. Simonová G. Vymazal J. Janousková
L. Leksell gamma knife radiosurgery of the tumor glo-
2- La cirugía es el único tratamiento curativo y por tanto,
mus jugulare and tynpanicum. Stereotact Funct
el de elección.
Neurosurg 1998;70(suppl 1):152-60.
3- La embolización previa a la intervención quirúrgica es 14- Foote RL. Coffey RJ. Gorman DA. Earle DJ. Schomberg
muy útil para facilitar la resección completa de la PJ. Kline RW. Schild SE. Stereotactic radiosurgery for
tumoración. glomus jugulare tumors: a preliminary report. Int J
Radiat Oncol Biol Phys 1997;38(3):491-5.
4- A pesar de ser una tumoración benigna y de crecimien-
15- Held EL. Gal AA. DeRose PB. Cohen C. Image cytometric
to lento, dejado a su evolución, sin tratamiento, puede
nuclear DNA quantitation of paragangliomas in tissue
llegar a producir destrucciones muy severas, como así
sections, Prognotic significance. Anal Quant Cytol
ha ocurrido en nuestros dos últimos casos.
Histol 1997; 19(6): 501-6.
16- Gosepath J. Welkoborsky HJ. Mann W. Biology and
growth of tumors of the glomus jugulotympanicum
and glomus caroticum. Laryngorhinootologie
1988;77(8):429-33.
Bibliografía
1- Spector GJ, Ciralsky R, Maisel RH, Oruga JH. Multiple
glomus tumors in the head and neck. Laryngoscope
1975;85:1066-75.
Correspondencia
2- Gruffermas S, Gillman HW, Pasternak LR, Perterson CL, - Dra. Cristina Marín Garrido
Young WG Jr. Familial carotid body tumors: case report Gran Vía, 24 - 5.º dcha.
and epidemiologic review. Cancer 1980;46:2116-22. 50005 ZARAGOZA

O.R.L. ARAGON’2000; 3 (1) 27-31


31