Vous êtes sur la page 1sur 1

“El rol de los docentes en matemáticas en formar futuros

ingenieros”.
Por: María Angélica Oliveros Caicedo
El maestro actualmente es un formador de ciudadanos, es un facilitador que domina su
disciplina y que, a través de metodologías activas, ofrece herramientas necesarias para que
el estudiante reciban la idea y a partir de allí éste la cuestiona y se concluye, el sentido de
educar y el oficio de un docente en matemáticas sobre un ingeniero es esencial ya que la
ingeniería es el arte y técnica de aplicar los conocimientos científicos a la invención, diseño,
perfeccionamiento y manejo de nuevos procedimientos en la industria y otros campos de aplicación
científicos, es decir un conocimiento matemático mal fundamentado y trasmitido a un estudiante de
Ingeniería se vería representado en la vida real, un ejemplo de ello: “El puente Hisgaura Sacyr” el
cual una aplicación errónea de un conocimiento científico sobre el puente permite notar
deformaciones en la estructura.
El maestro deberá entender que su responsabilidad es enseñar para la vida, preocuparse por generar
una actitud frente al aprender propiciando competencias esenciales para que un ingeniero se
desenvuelva de manera eficaz en el mundo de la vida práctica, el maestro ayudará a que las
intenciones de las políticas trazadas sean un hecho efectivo, un ejemplo de ello es la enseñanza de la
implantación de la norma AS 9100:2016 de un maestro con fundamentos matemáticos a un ingeniero
civil ya que esto permitiría una obra limpia, una obra efectiva y con procedimientos legales. El
estudiante después de cuestionarse el porque de tal conocimiento y haberlo comprendido generará un
dominio del saber científico, empezando por saber como piensa la ciencia y como él puede crear a
partir de ella ya que comenzará a verse enfrentado a tener que responder a las nuevas exigencias de
producción, después de todo estos propósitos obligarán al maestro a una gestión eficiente y eficaz
haciéndole entender que éste cumple un papel fundamental.
Un maestro en matemáticas es un mediador entre la comunidad y el conocimiento ya que se enfrenta
a retos que le impone su disciplina, y a otros que le demanda la sociedad; deberá ser correcto ante
sus alumnos y ante la sociedad, es decir un cumplidor de la ley tanto las que su campo científico y la
sociedad tienen. El docente además de trasmitir lo que sabe, deberá crear herramientas que permitan
orientar al ingeniero hacia nuevos modelos de desarrollo eficaces, como saber comunicarse, saber oír
las diferentes posturas, ya que éste despertará la curiosidad por el conocimiento.
En conclusión el maestro está en la obligación de actualizar sus conocimientos matemáticos ya que
la matemática se encuentra en constante producción de fundamentos para poder resolver problemas
que como ciencia tiene, poder desarrollar habilidades y actitudes que le permitan responder a los
retos propios y a los retos formulados por los estudiantes de ingeniería a través del cuestionamiento
ya que el estudiante de ingeniería tiene tres deberes que serán recíprocos al trabajo del maestro en
matemáticas, el estudiante deberá: saber, saber hacer y ser ya que así desenvolverá sus competencias
básicas, ciudadanas y laborales respectivamente, ya que este es quien llevará a aplicar sus
competencias en la sociedad.
“La EDUCACIÓN es la única posibilidad de una revolución sin sangre,
no violenta y en profundidad de nuestra cultura y nuestros valores.”
-Fernando Savater.