Vous êtes sur la page 1sur 4

ÈTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS

EMPRESAS

Básicamente el capítulo 2 nos habla de cómo nosotros debemos


manejar éticamente a nuestra organización sin perder de vista el
tema social al que nos vamos a enfrentar día a día; con esto
podemos decir que nosotros tenemos una gran responsabilidad
empresarial de cara al futuro, dándonos cuenta de cómo puede
afectar nuestra organización a la sociedad.

Entiéndase ética empresarial “como los principios y normas que


determinan la conducta aceptable en las organizaciones”.
Teniendo el concepto claro podemos profundizar en el tema,
llegando a casos muy tristes en la vida empresarial de algunas
personas que “éticamente” hicieron cosas que defraudaron a la
sociedad llevándolos, incluso a la cárcel. Pero nosotros como
podemos llegar a medir lo ético de una empresa o de nuestra
propia empresa. Empezamos por identificar el problema ético
mirándolo desde varios puntos de vista, ya teniendo ese punto
de vista claro podemos empezar a juzgar y tomar decisiones con
el respectivo problema. Pero debemos tener cuidado al tomar la
decisión, ya que podemos llegar a impulsar comportamientos
erróneos dentro de nuestra empresa. Según el libro hay varios
temas que abordar frente a la ética empresarial, donde es más
común encontrar conflictos éticos que son:
- Conflicto de intereses.
- Sobornos.
- Comunicación. (Ya sea verbal o en temas publicitarios)
- Plagio.
Teniendo en cuenta los temas mencionados anteriormente
nosotros podemos crear un código ético, como lo menciona en el
libro. Ya que al crear dicho código podemos contribuir con una
mejor manera de comportarse a nuestros empleado, surgiendo
una conciencia de lo que es “bueno” y “malo” definido
principalmente en lo ético. Pero debemos llegar al punto de que
el empleado nos denuncie lo que es “malo” éticamente a
nosotros como jefes y no lo divulgue a agentes externos, ya que
sería “delación”, según el libro.

Ahora hablaremos de la responsabilidad social de una empresa,


empezaremos diciendo que hay 4 tipos de responsabilidad: La
primera es la responsabilidad económica, la segunda es legal, la
tercera es ética y por último la voluntaria. Todas las empresas,
por pequeñas o grandes que sean deben de tener una
responsabilidad con la ciudadanía y el medio ambiente,
independientemente de su producción. Todo el mundo sabe y ha
visto que el cambio climático viene en constante rapidez, con
respecto a los siglos anteriores, debido a la tercera y cuarta
revolución industrial. Afortunadamente algunas de las empresas
que más dañan el medio ambiente, son las que más se
preocupan por cómo ayudar a no destruirlo, utilizando cosas
reciclables, de fácil degradación o simplemente cambiando su
materia prima. A esto se le conoce en el libro como “ciudadanía
corporativa”.

Al crear todo este ambiente ecológico con responsabilidad


ciudadana, vamos a empezar a tener mejor relación con nuestros
clientes, con las personas que quieren invertir en nuestro
negocio, con nuestro personal, con las personas que quieren y
pueden consumir nuestro producto.
Nosotros sabemos que todas las empresas deben tener un
enfoque ético y responsable. Pero yo creo que las empresas
deportivas son las que más deben contribuir en el ámbito, ya que
son las encargadas de satisfacer una necesidad ya sea en el
campo deportivo, cultural, social, marketing, de moda. Porque
nosotros debemos como empresas deportivas debemos dar
ejemplos a nuestros clientes, inversionistas, consumidores,
competencias; debido a que tiene que saber cómo manejar su
modelo de negocio, su producto, con los conflictos de la
comunidad, con las necesidades, con el tipo de población, con la
necesidad del medio ambiente. Si una empresa deportiva no
sabe cómo manejar y unir todo eso con su ética, se estaría
contradiciendo del todo, no estaría siendo lo suficientemente
responsable con la comunidad y sería una empresa que no va a
durar mucho en el ámbito empresarial.

El texto es muy necesario para aprender a como poder sobrevivir


en el ámbito empresarial. Nos da muchos tips y ejemplos de
cómo poder manejar correctamente nuestra empresa, y de cómo
no hacerlo.

David Salamanca.