Vous êtes sur la page 1sur 2

Hablar de Fernando Botero es llegar a medir la abundancia visual, la gula de las formas

más innatas de las emociones que se contradicen en la naturaleza. Atreverse a determinar


un punto de vista sobre la estética de la obra de Botero, nos obliga a aceptar que el espacio
y la forma están en un equilibrio, y con lo que realmente el ser humano puede hacer
físicamente con su cuerpo y lograr formas caprichosas por determinadas causas.
Quedando bien en claro su forma libre de recrear su mundo interno de la manera como la
ve, Botero en su pintura trabaja el cuerpo humano y todo lo que lo rodea, rompiendo las
leyes de la dimensión y la gravedad del espacio en su mundo absurdo y onírico, el cual
vemos muchas veces en la realidad.
Actualmente lo que consideran las personas la belleza anatómica es la falta de peso y las
formas contorneadas del cuerpo, llegando a extremos como la bulimia, la anorexia, y en
algunos casos recurriendo al cirujano por obsesiones descabelladas en su intento por
determinar y emitir un mensaje con su cuerpo, por lo que consideran estética, en la vida
actual se manejan conceptos que no necesariamente son saludables.

Lo que se observa es que son conceptos tras culturizados que determinan que son figuras
light y dan muestras que se está trabajando en otras aréas de expresión que el cuerpo
físicamente quiere transmitir mediante la práctica de ejercicios; Pilates, taichí, danza y
gimnasia, para poseer un cuerpo ideal, en muchas culturas se observan lo que para algunos
continentes se considera belleza y en otros lo que no lo es, por falta de estética y muchas
razones más.
En el siglo XIII las féminas en Europa preferían ser voluptuosas por que era el atractivo
ante los ojos del género opuesto. Quedando documentadas en muchas de las pinturas del
Renacimiento que daban cuenta que una mujer que asegura la descendencia es por su
estado físicamente rollizo y de masa muscular en abundancia, que aseguraban la fertilidad
y maternidad en aquella época.

Muchas culturas consideran que el volumen corporal tiene sentido, de los cuales significan
la abundancia, bienestar, sobre todo económico, de buena salud, y ponemos como ejemplo
a las mujeres de Nouakchott, Mauritania las cuales son obligadas a ganar peso, ser lo más
corpulentas y atractivas que les pueda garantizar a los padres que serán elegidas como
esposas del varón más cotizado.
Vemos que a través de la historia y de acuerdo a las culturas modas e influencias el BODY
ART se ha convertido en transmisor de nuestras emociones de que tan libres y dueños de
su expresividad nos sentimos con nuestro cuerpo. En muchos países los tatuajes son un
acontecimiento artístico, y ni hablar de las modelos de pasarelas que son esculturas
vivientes, versátiles trabajadas con mucho pop art, punk, naif…manejando muchos
conceptos étnicos, urbanos como elitistas.

BOTERO el pintor, escultor para lograr su concepto artístico llego al extremo de la línea
de la que muy pocos se atreven a tocar.
Figurativo por convicción con características de temática Naif se puede asegurar que es
único en el mundo cuyos valores de proporciones son inusuales, transcendentes para la
humanidad en el Arte Moderno.