Vous êtes sur la page 1sur 4

VULGARISMO

Los vulgarismos son palabras o expresiones que se utilizan popularmente de forma


incorrecta, que representan un error en el uso adecuado del lenguaje y que aunque va
desapareciendo, cada día surgen más términos de éste al hablar.
Las personas que utilizan este tipo de expresiones al hablar cotidianamente son
consideradas como personas de poca educación y cultura, ya que hacen un uso
incorrecto de las palabras de su idioma.
Aunque los vulgarismos se dan en muchos idiomas y lugares del mundo, se les toma
como un lenguaje soez y las personas que lo hablan fuera de contexto son mal vistas, por
su uso en público.

Ejemplos de vulgarismos:
1. A la mejor (a lo mejor)
2. Abuja (aguja)
3. Aburrición (aburrimiento)
4. Alante (adelante)
5. Agarré y me fui (entonces me fui)
6. Aí ta (ahí está)
7. Aiga (haya)
8. Amá (mamá)
9. Ansina (así es)
10. Apá (papá)
11. Arriba de (encima de)
12. Asté (usted)
13. Aúja (aguja)
14. Cábida (cabida)
15. Calcamonía (calcomanía)

BARBARISMO
Los barbarismos son las palabras mal empleadas, distorsionadas o frases sin sentido,
que se encuentran en el uso común; también pueden encontrarse palabras de origen
extranjero empleadas en lugar de la palabra precisa en español.

Ejemplos de barbarismos en palabras de origen español:


1. Comprastes’ por compraste.
2. Guevo’ por huevo
3. Inaguración’ por inauguración
4. Nadies’ por nadie
5. Picsa’ por pizza
6. Custión’ por cuestión
7. Interperie’ por intemperie
8. Fuistes’ por fuiste
9. Ambos dos’ por ambos
10. Jrito’ por frito
11. Lo hechó’ por lo echó (le dijo que se fuera)
12. Hebreo’ por israelí (nacido en Israel)
13. Vertir’ por verter
14. Hindú’ por indio (nacido en la India)
15. Trompezar’ por tropezar

SOLECISMO
El solecismo o anacoluto, es un fenómeno que se presenta, tanto en el idioma español
como en otros idiomas, cuando se producen anomalías o vicios en las frases. El
solecismo se produce al construir una frase con sintaxis incorrecta o al producir errores de
construcción.

Un solecismo es un error en la estructura de una oración.

 Puede ser un error de concordancia, por ejemplo si el verbo no está conjugado


correctamente con el sujeto.
 Puede ser un error de régimen, por ejemplo si el verbo no tiene
la preposición correcta que lo une a su objeto.

La primera frase es un solecismo, la segunda es la forma correcta.


1. A buen fin = Con buen fin
2. A cuenta de = Por cuenta de
3. A objeto de = Con el objeto de
4. A pretexto de = Bajo pretexto de
5. Al punto de = Hasta el punto de
6. Bajo el pretexto = Con el pretexto
7. Bajo el punto de vista = Desde el punto de vista
8. Con motivo a = Con motivo de
9. De arriba abajo = De arriba abajo
10. De conformidad a = De conformidad con
11. De sitio a sitio = De sitio en sitio
12. En base a = Con base a
13. En base a = Con base en
14. En dirección de = Con dirección a
15. En relación a = Con relación con
16. En relación a = Con relación a

DEQUEÍSMO
El dequeísmo es un fenómeno lingüístico que consiste en el uso innecesario de la
preposición “DE” dentro de una oración. Generalmente, el dequeísmo se presenta cuando
se utiliza la preposición “DE” antes de la conjunción “QUE” cuando la primera no es
necesaria para entender la oración. Para poder saber si se debe o no utilizar “DE” como
nexo dentro de la oración, un buen consejo es realizar la pregunta a la que contesta la
oración que nos causa la duda, si dentro de la pregunta es necesaria la colocación de la
preposición “DE” es porque la oración debe llevarla, en caso de que la pregunta no la
necesite es porque la oración tampoco.

Ejemplos:
1. Recuerde de que eres de puebla (dequeismo).
Recuerdo que eres de puebla (correcto).
2. Me alegra de que estés casado (dequeismo).
Me alegra que estés casado (correcto).
3. Es seguro de que la fiesta estará buena (dequeismo).
Es seguro que la fiesta estará buena (correcta).
4. Esteban escuchó de que la reunión será el viernes (dequeismo).
Esteban escuchó que la reunión será el viernes (correcto).
5. Gerardo dice de que ya compró un coche (dequeismo).
Gerardo dice que ya compró un coche (correcto).
6. Me dijo de que va a comprar un auto nuevo. (dequeismo).
Me dijo que va a comprar un auto nuevo. (Correcto).
7. Yo creo de que lo que tú dices no es verdad. (dequeismo).
Yo creo que lo que tú dices no es verdad. (Correcto).
8. Rosalía dice de que la fruta en esta temporada del año es muy dulce y jugosa.
(dequeismo).
Rosalía dice que la fruta en esta temporada del año es muy dulce y jugosa. (Correcto).
9. Me pone feliz de que estemos todos juntos. (dequeismo).
Me pone feliz que estemos todos juntos. (Correcto).
10. Creo de que la película comienza a las 6:00 de la tarde. (dequeismo).
Creo que la película comienza a las 6:00 de la tarde. (Correcto).
11. La letra de la música dice de que la pareja está muy enamorada. (dequeismo).
La letra de la música dice que la pareja está muy enamorada. (Correcto).
12. Los hijos de Sofía piensan de que pronto vendrá un circo a la ciudad. (dequeismo).
Los hijos de Sofía piensan que pronto vendrá un circo a la ciudad. (Correcto).
13. La maestra Rosy dice de que mañana hay examen. (dequeismo).
La maestra Rosy dice que mañana hay examen. (Correcto).
14. No pienso de que llegue temprano el doctor. (dequeismo).
No pienso que llegue temprano el doctor. (Correcto).
15. Carmen dice de que nos invita a comer. (dequeismo).
Carmen dice que nos invita a comer. (Correcto).

CACOFONÍA
La cacofonía es una disonancia entre algunos elementos de las palabras, el concepto de
cacofonía y la palabra misma “cacofonía” proviene del griego “κακοφωνία” que se
traduce en mal sonido.
Este fenómeno se produce cuando dos o más palabras se pronuncian y cuentan con la
pronunciación igual o similar.

Ejemplos de cacofonías
1. Parece que aparece
2. Se comportó atentamente, sigilosamente y tranquilamente
3. ‘Sale’, le dije
4. Tomando té te mejorarás
5. Yo puedo ir a la pileta, pero mi amigo no nada nada
6. Como poco coco
7. Trabaja de traer trípodes
8. Yo lo coloco mientras tu esperas aquí
9. Firme la forma solicitada
10. Hizo caso omiso.
11. Mientras tras de cámara pasaban cosas
12. Me pregunto qué difundo, qué defiendo.
13. Cada caja encaja perfectamente
14. Cuando cayó yo ya había llegado
15. Quieres que te quiera como tú quieres

EXPRESIÓN CORPORAL
La expresión corporal corresponde a la forma de comunicación en la cual no empleamos
palabras, si no que se emplean movimientos y gestos. Ejemplos de ellos tenemos:

1) Los mimos emplean expresión corporal para hacer reír a la gente.

2) Los bailarines contemporáneos transmiten emociones en sus bailes.

3) Expresar disgusto solo con nuestro rostro (expresiones faciales).

4) El bostezar es señal de cansancio.

5) Mostrar sorpresa al recibir un obsequio.

6) Asentir con la cabeza significa un "sí" o una afirmación.

7) Bajar la mirada puede significar miedo o poco interés por algo.

8) Mirar hacia los lados puede demostrar aburrimiento.

9) Mover mucho los pies cuando estamos sentados demuestra impaciencia.

10) Una sonrisa transmite alegría.


GESTOS FACIALES
Los gestos faciales son todos aquellos gestos provenientes de la cara. Dichos gestos
pueden decirnos mucho sobre el estado de una persona o cómo piensa. Hay un “pero” en
los gestos faciales y es que estos nos desvelan más sobre una persona cuando no habla,
que cuando habla.
Cuando una persona habla y está atenta es muy consciente de que la miran
constantemente a la cara y por lo tanto una persona, para omitir la verdad, engañar o
simplemente, si no quiere que sepas como se encuentra, fingirá tanto con sus palabras
como con sus gestos faciales.

Las palabras pueden mentir siempre y los gestos faciales de una persona lo hacen
cuando está hablando o sabe que la estás mirando. Los gestos faciales es una de las
cosas del lenguaje corporal que más hay que vigilar al analizar porque pueden engañarte
fácilmente.